El Partido Republicano se quedó con el control de la Cámara de Representantes en Estados Unidos, al haber alcanzado el umbral de 218 escaños necesarios, más de una semana después de la jornada electoral del pasado 8 de noviembre.

Ocho días después de las ‘midterm’, los republicanos han obtenido el asiento que necesitaban para arrebatarle a los demócratas el control de la Cámara Baja, lo que les permitirá tener la iniciativa legislativa en el país.

Además, el Partido Republicano podrá obstaculizar la agenda legislativa de los demócratas, lo que presumiblemente se convertirá en un bloqueo a cada una de las medidas promulgadas por el presidente Joe Biden.

No obstante, pese a que los republicanos controlen la Cámara de Representantes y puedan presentar sus propias iniciativas, deben pasar por la firma del mandatario estadounidense, quien tiene el poder de promulgar o vetar las leyes que emanan del Congreso.

En este sentido, la victoria en la Cámara Baja de la bancada republicana, que liderará el congresista Kevin McCarthy, pondrá fin al segundo mandato de la demócrata Nancy Pelosi como presidenta de la Cámara de Representantes.

A pesar de que los sondeos pronosticaban una mayoría holgada de los republicanos en ambas cámaras ante la caída de la popularidad de Biden y el hecho de que la noche electoral arrancara con una victoria aplastante del gobernador Ron DeSantis en Florida, los demócratas han logrado unos resultados mejores de lo esperado, manteniendo el control del Senado y no perdiendo tantos asientos en la Cámara de Representantes como se preveía.

Tras conocer la victoria de los republicanos en la Cámara de Representantes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha mostrado su disposición a trabajar con todos los legisladores en la Cámara Baja.

«Las elecciones de la semana pasada demostraron la fuerza y la resistencia de la democracia estadounidense. Hubo un fuerte rechazo a los negadores de las elecciones, a la violencia política y a la intimidación. Hubo una declaración enfática de que, en Estados Unidos, la voluntad del pueblo prevalece», sostuvo el mandatario estadounidense en un comunicado difundido por La Casa Blanca.

En tanto, Biden ha subrayado la importancia de llevar a cabo una agenda legislativa con la que se reduzcan con los costos a la clase trabajadora y se proteja el derecho a elegir y preservar la democracia estadounidense.

«Como dije la semana pasada, el futuro es demasiado prometedor para quedar atrapado en la guerra política. El pueblo estadounidense quiere que hagamos cosas por él. Quieren que nos centremos en las cuestiones que les importan y en mejorar sus vidas», agregó el presidente afirmando que trabajará con «cualquiera que esté dispuesto» a colaborar con él para conseguir dichos resultados.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario