Rusia considera «inaceptable» incluso la idea de que pueda haber una guerra con Ucrania, pese a las actuales tensiones entre ambos países y con Occidente, declaró hoy el Ministerio de Exteriores.

«Hemos dicho repetidamente que nuestro país no va a atacar a nadie», señaló en una rueda de prensa el vicedirector del Departamento de Información y de Prensa del Ministerio de Exteriores de Rusia, Alexéi Záitsev. «Consideramos inaceptable incluso la idea de una guerra entre nuestros pueblos».

Záitsev señaló que las relaciones entre Rusia y Ucrania siguen deteriorándose, debido al camino de Kiev hacia una mayor confrontación con Rusia. «Prácticamente no hay contactos políticos y la cooperación interparlamentaria e interregional está congelada», dijo.

A su juicio, está claro que las tensiones militares en Europa se reducirían si la OTAN retira sus fuerzas de los países de Europa del este.

En tanto, el gobierno ucraniano afirmó hoy que «no tiene objeciones» a la respuesta por escrito que Estados Unidos entregó el miércoles a Rusia sobre las garantías de seguridad que el Kremlin exige a Washington y a la OTAN para crear un nuevo modelo de seguridad en Europa, que no amenace sus fronteras.

«Habíamos visto la respuesta por escrito de EEUU antes de que fuera entregada a Rusia. No hay objeciones de parte de Ucrania», tuiteó el ministro ucraniano de Exteriores, Dmitro Kuleba, actualmente de visita en Dinamarca.

«Es importante que Estados Unidos permanezca en contacto estrecho con Ucrania antes y después de todos los contactos con Rusia. No hay decisiones sin Ucrania. Esa es la regla de oro», añadió.

Las garantías de seguridad exigidas por Rusia incluyen poner freno a una mayor expansión de la OTAN, en particular a Ucrania y Georgia, el cese de toda cooperación militar con las antiguas repúblicas soviéticas y la retirada de las tropas y armamentos de la Alianza Atlántica a las posiciones que ocupaban antes de 1997.

El secretario de Estado de EUA, Antony Blinken, dijo que ambas partes no renunciarán a la política de «puertas abiertas» de la OTAN, pero ha reiterado que Washington está dispuesto a hablar con Rusia sobre el control de armas o la transparencia en los ejercicios militares, como ha reiterado en las últimas semanas públicamente en varias ocasiones.

En Dinamarca Kuleba dijo horas antes que la prioridad es que Rusia fracase en su plan de «desestabilizar» a Ucrania, en cuya frontera Rusia acumula más de 100,000 soldados, lo que hace temer a Kiev y a Occidente un ataque ante el rechazo de una respuesta positiva a todas sus exigencias.

El ministro cree que la idea inicial de Rusia es apostar por la fuerza como amenaza para desestabilizar a Ucrania, usando además ciberataques y campañas de desinformación, para forzarla a hacer concesiones.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario