Una gran explosión se produjo en la puerta principal del aeropuerto de Kabul este jueves causando un número indeterminado de víctimas, confirmó el Pentágono, esto en el marco de las tareas de evacuación de ciudadanos extranjeros y a afganos tras la toma del poder por los talibanes.

«Podemos confirmar que la explosión cerca de la puerta Abbey Gate de aeropuerto de Kabul ha provocado un número indeterminado de víctimas», tuiteó el portavoz del Pentágono, John Kirby.

Abbey Gate es uno de los tres puntos de acceso al aeropuerto donde miles de afganos se han aglomerado en los últimos 13 días buscando huir de los talibanes. Esa puerta también está próxima al Hotel Baron, utilizado para organizar algunas evacuaciones.

En Moscú, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que hubo una segunda explosión y que el par de bombas en conjunto dejaron por lo menos 13 muertos y 15 heridos. Fuentes estadounidenses informaron que ciudadanos de su país resultaron lastimados por los atentados, pero no dieron detalles. Hablaron a condición de anonimato.

Funcionarios estadounidenses y aliados habían informado en los últimos días sobre amenazas creíbles de ataques suicidas cerca del aeropuerto de Kabul, donde se ha organizado un gigantesco operativo de salida de personas desde el 14 de agosto.

La madrugada de hoy, hora de Kabul, algunos países advirtieron a sus ciudadanos que abandonaran inmediatamente los alrededores del aeropuerto por una amenaza terrorista, mientras miles de personas intentaban subirse a un número cada vez menor de vuelos de evacuación.

«Quienes estén en Abbey Gate, East Gate o North Gate ahora deberían irse de inmediato», dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos.

El secretario de Estado británico de las Fuerzas Armadas, James Heappey, aseguró por la mañana que la amenaza terrorista en el aeropuerto de Kabul era «muy seria, inminente».

Según la información de inteligencia, atacantes suicidas vinculados al brazo afgano del grupo yihadista Estado Islámico (EI), amenazaban con atacar el aeropuerto antes del 31 de agosto, fecha límite fijada por Washington para la retirada de Afganistán tras dos décadas de intervención.

Minutos antes de informar sobre la explosión, Kirby negó reportes de que las evacuaciones de civiles podrían terminar antes de lo esperado debido a las amenazas.

«Continuaremos evacuando a la mayor cantidad posible de personas hasta el final de la misión», tuiteó Kirby. «Las operaciones de evacuación de Kabul no terminarán en 36 horas», aseguró.

Las tropas estadounidenses, que controlan el aeropuerto en la capital afgana, deben salir de Afganistán el martes. La retirada deberá comenzar antes, haciendo más complejas las evacuaciones de extranjeros y afganos considerados en peligro desde la toma del poder por los talibanes.

Foto: Twitter

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario