Al comparecer ante las comisiones unidas de Gobernación y Población y de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados, la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reconoció que las muertes violentas de mujeres «no cesaron ni disminuyeron» durante los siete meses que ha durado la pandemia de Covid-19 en el país.

«Las muertes violentas de mujeres, feminicidios y homicidios dolosos, no cesaron ni disminuyeron durante los meses que llevamos de pandemia. Esto nos duele y duele mucho», dijo Sánchez Cordero a los diputados.

La funcionaria aseguró que por las condiciones especiales que impone la pandemia, las acciones de promoción y defensa de los derechos humanos se han enfocado de manera especial a la atención de las mujeres, que en este período han visto aumentar los riesgos a su integridad física, emocional, y hasta a su vida.

Sánchez Cordero recordó que en semanas recientes han ocurrido «crímenes atroces que tienen como víctimas a mujeres, algunas de ellas muy jóvenes, incluso niñas».

Se dijo a favor de que dichos crímenes sean investigados como feminicidios, y agregó que estos hechos «revelan, de trágica manera, la persistencia de patrones de conducta machista y las peores prácticas de vejación y daño físico y psicológico contra las mujeres».

Y es que según un informe del colectivo Las Brujas del Mar, siete mujeres fueron asesinadas tan solo entre el 24 y el 26 de septiembre en siete estados. El 24 de septiembre fueron asesinadas Lucero y Carmen, en Baja California y Zacatecas, mientras que Jessica, Noemí, Nayeli y Alexandra fueron asesinadas el 25 de septiembre en Michoacán, Querétaro, Chiapas y Estado México, respectivamente, y Alondra fue asesinada el día 26 en Coahuila.

El gobierno registró el año pasado 34,608 homicidios dolosos y 1,012 feminicidios, mientras que de enero a agosto, la cifra es de 645, por lo que se podría superar la cifra del año pasado.

Sin embargo, según datos del Mapa de Feminicidio en México han sido asesinadas 2,551 mujeres de enero a julio de 2020 y se estima que cada día son asesinadas 10 mujeres en el país.

La funcionaria recordó que el gobierno impulsa políticas para contener otros efectos de la pandemia en las mujeres, los niños y los adolescentes, como el aumento del trabajo doméstico y de cuidado no remunerados. Aseguró que en la Secretaría de Gobernación se atiende a todas las organizaciones de mujeres que expresan y representan los feminismos, sin partidismos.

«No desconfiamos de ninguna mujer, mucho menos de las que son víctimas. Todas merecen nuestro respeto y solidaridad; nuestro compromiso y aprecio», sostuvo la colaboradora del presidente López Obrador.

Ante las críticas sobre su actuación al frente de la Segob, Sánchez Cordero dijo que lejos de buscar el reconocimiento, ella ha puesto sus capacidades al servicio del país.

“No busco el reconocimiento ni nunca lo he buscado, estoy poniendo mis capacidades al servicio de mi patria, no de ningún patriarca, al servicio del pueblo, en eso me reconozco, no ahora, siempre, en los ideales de la justicia social que el Presidente promueve”, respondió la secretaria de Gobernación.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario