El Senado aprobó esta tarde la reforma constitucional que elimina el fuero presidencial para que así los mandatarios del país puedan ser juzgados mientras estén en el cargo, una iniciativa impulsada por el actual titular del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Con 89 votos a favor y 23 en contra, la Cámara Alta ratificó la reforma constitucional, que había sido aprobada en septiembre pasado por la Cámara de Diputados y que ahora tiene que ser validada por la mayoría de los 32 Congresos estatales del país.

Recordemos que López Obrador, envió la iniciativa en febrero pasado por segunda vez, ya que su primer propuesta no prosperó en el Congreso. En ella AMLO solicitaba a los legisladores la supresión del fuero al considerarlo un privilegio.

La reforma modifica el artículo 108 de la Constitución, que hasta ahora establece que el presidente solo puede ser acusado de traición a la patria y delitos graves mientras esté en el cargo.

La nueva propuesta añade: «Podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano común».

Cuando la Cámara de Diputados aprobó a principios de septiembre la iniciativa, López Obrador lo consideró «un hecho histórico» y deseó que en un futuro se suprima el fuero para otros servidores públicos, «para que estemos en igualdad de circunstancia».

La supresión del fuero forma parte de las promesas que AMLO hizo en campaña, y se enmarca en el combate a la corrupción y la supresión de privilegios que ha impulsado. Sobre ello, recordemos que López Obrador solicitó una consulta ciudadana para 2021 en la que la ciudadanía decida si el gobierno debe investigar y en su caso denunciar por corrupción a los expresidentes del país.

El líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, logró un acuerdo con los otros coordinadores parlamentarios para que la reforma pudiera avanzar. Para lograr el apoyo, el morenista estableció un compromiso de iniciar por separado la modificación constitucional para que también puedan ser imputados y llevados a juicio penal los diputados federales y senadores.

En ese sentido, las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda, aprobaron el dictamen que busca que las y los legisladores federales puedan ser imputados y juzgados por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos ilícitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadana o ciudadano.

El proyecto de decreto se deriva de una iniciativa que presentaron los coordinadores de todos los Grupos Parlamentarios en la plenaria del 19 de noviembre pasado, y que adiciona un párrafo tercero al artículo 108 de la Constitución Política. El dictamen se aprobó con 18 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario