Un senador brasileño intentó esconder dinero en efectivo dentro de su ropa interior durante un operativo a cargo de la Policía, que tenía como fin investigar el desvío de recursos públicos destinados a combatir la pandemia de Covid-19.

Chico Rodrigues, del partido de derecha DEM, fue objeto ayer de un allanamiento en su casa de Boa Vista, capital del estado de Roraima, al que representa.

La Policía Federal (PF) halló unos 30,000 reales en efectivo, y una parte de los billetes habría sido encontrada dentro de su ropa interior, incluso «entre sus nalgas», reportó la revista Crusoé, y posteriormente por los principales periódicos brasileños, entre ellos O Globo, Folha de S. Paulo y Estadao, citando fuentes involucradas en la investigación.

Según declaraciones de la Policía Federal a la agencia AFP, se limitó a decir que la operación buscaba desarticular un «posible esquema criminal de desvío de recursos públicos» destinados a combatir la pandemia en el estado de Roraima.

Rodrigues emitió un comunicado en el que indicó que la Policía «cumplió su parte» al efectuar el cateo de su domicilio en una investigación en la que reconoció, aparecía como citado. Sin embargo, no hizo mención al lugar en que fueron hallados los billetes.

«Pero mi hogar fue invadido solamente por haber hecho mi trabajo como legislador, trayendo recursos federales al sistema de salud del estado para combatir el Covid-19», indicó el senador, que afirma tener un «pasado limpio» y que dijo confiar en la justicia para aclarar lo ocurrido.

«Parte de la prensa me está acusando de ser amigo de Rodrigues, dicen que lo coloqué como uno de los vicelíderes del gobierno en el Senado y que por eso no combato la corrupción», se quejó Bolsonaro ante seguidores frente al Palacio da Alvorada, residencia oficial en Brasilia.

«Esa operación policial es un ejemplo típico de que en mi gobierno no hay corrupción, de que combatimos la corrupción no importa de quién se trate», añadió.

Bolsonaro, que resultó electo en 2018 con un fuerte discurso anticorrupción, ha enfrentado varios escándalos desde el inicio de su mandato, entre ellos una investigación contra uno de sus hijos, el senador Flávio Bolsonaro, por supuesto desvío de recursos cuando era legislador en Rio de Janeiro.

El propio presidente es investigado tras acusaciones de su exministro de Justicia, el exjuez Sergio Moro, de que intentó interferir en pesquisas de la Policía Federal para blindar a sus aliados y familiares, algo que Bolsonaro niega.

En tanto, el gobierno brasileño ha pedido este jueves al senador que presente su dimisión y abandone su escaño tras el altercado.

El gobierno ha pedido al senador Fernando Bezerra que medie para que Rodrigues abandone el cargo por iniciativa propia. De lo contrario será cesado.

El resto de senadores está estudiando la posibilidad de que la Cámara Alta tome medidas contra Rodrigues, que también podría sufrir la represalia de su propio partido.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario