El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, se plantó esta mañana a las afueras de Palacio Nacional, con la intención de ser recibido por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a quien pretendía mostrar «las pruebas» que tiene sobre los vínculos en su región entre el crimen organizado y Morena, tal como ha venido denunciándolo días atrás.

«El presidente López Obrador me pidió pruebas sobre la vinculación de Morena con el crimen organizado y su intervención en la elección. Hoy le solicito audiencia para mostrarle toda la información que tengo personalmente ya que es un tema muy delicado y peligroso para la nación», apuntó en Twitter el gobernador del PRD.

En sus mensajes publicados en redes sociales, reiteró sus acusaciones sobre que Morena se convirtió en el instrumento del narco. Advirtió que los documentos que llevaba «abiertamente pondría en riesgo la vida de las personas y eso es algo que usted no permitiría en ninguna circunstancia».

En declaraciones a Radio Fórmula, el gobernador indicó que su intención era entregar la información, que incluía testimonios, fotografías, vídeos y publicaciones de prensa

Sin embargo, cuestionado durante su conferencia de prensa al interior de Palacio Nacional, López Obrador dijo que no recibiría a Aureoles, pues era un asunto que no le correspondía. «Es un asunto que tiene que ver con las elecciones y para esto esta el INE (Instituto Nacional Electoral), el Tribunal Electoral», agregó.

López Obrador indicó que Aureoles acudía a Palacio Nacional para ganar atención mediática aprovechando la conferencia matutina.

En respuesta a sus declaraciones, Aureoles tuiteó que no era un tema electoral el que le quería exponer, sino un tema de seguridad nacional. Le advirtió que «si la información que traigo conmigo cae en las manos incorrectas, pondría en riesgo la vida de las personas».

Recordemos que el pasado 24 de junio, el gobernador de Michoacán anunció que denunciaría ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el gobierno de Estados Unidos, la presunta participación del crimen organizado en las elecciones del pasado 6 de junio.

Aureoles acusó al presidente López Obrador de permitir la supuesta operación del crimen organizado para la coacción del voto en favor de candidatos del partido que fundó: Morena.

Ese mismo día, el presidente López Obrador dijo no tener información sobre lo que refería Aureoles, y señaló que «lo más importante es que se presenten pruebas porque, si no, son noticias sensacionalistas, amarillismo».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario