Sin sorpresas y con una alta abstención, los partidarios del presidente Nicolás Maduro se perfilan a una aplastante victoria al adjudicarse la mayoría de las gobernaciones en disputa y la estratégica alcaldía de Caracas en los comicios estatales y municipales celebrados ayer en Venezuela.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Pedro Calzadilla, en un primer boletín preliminar, con el 90.21% de los votos contabilizados, indicó que la participación rondó el 41.80%, equivalente a poco más de 8 millones de personas, de los más de 21 millones de venezolanos inscritos en el padrón electoral.

La alianza oficialista, de acuerdo con datos preliminares, encabeza los escrutinios en la alcaldía de Caracas con la candidata oficialista Carmen Meléndez, exministra de Defensa. El oficialismo además lidera en 20 de las 23 gobernaciones en disputa en los estados Amazonas, Anzoátegui, Apure, Aragua, Barinas, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Falcón, Guárico, Lara, Miranda, Monagas, Portuguesa, Sucre, Táchira, Trujillo, Vargas y Yaracuy.

Los partidos opositores, en tanto, van a la a cabeza en los comicios para elegir gobernadores en el estado de Cojedes, Nueva Esparta y Zulia.

El oficialismo, que controla casi todas las instituciones (alcaldías, gobernaciones y la Asamblea Nacional), era el favorito para adueñarse de la mayoría de los cargos. Entre más de 70,200 candidatos se elegirán 3,082 cargos, de ellos 23 gobernadores, 335 alcaldes, 253 legisladores de consejos estatales y 2,471 concejales municipales. En su mejor momento, la oposición conquistó seis gobernaciones y 76 alcaldías en 2008 y 2013, respectivamente.

Las presiones internacionales no fueron capaces de desestabilizar la administración de Maduro y mucho menos minar el apoyo de las fuerzas armadas, que han sido tradicionalmente los árbitros de las disputas políticas en Venezuela.

Maduro celebró el resultado y llamó a todos, ganadores o no, «al diálogo político». «Vamos a trabajar con diálogo, con entendimiento… con buena fe», agregó..

Los comicios marcaron el retorno a la senda electoral de los principales partidos opositores, que desde 2017 habían boicoteado los procesos electorales argumentando que no existían condiciones suficientes para garantizar que las elecciones fuesen justas y transparentes.

En el horizonte electoral venezolano esta la posibilidad de convocar el año próximo un «referendo revocatorio» para recortar a la mitad el mandato de Maduro, tal y como lo contemplan las leyes venezolanas. El gobernante fue reelecto en 2018 en unos comicios calificados como fraudulentos por sus críticos. Su segundo mandato concluye en 2025.

Recordemos que los representantes de Maduro durante meses mantuvieron conversaciones con distintos sectores opositores, incluyendo conversaciones con aliados del líder opositor Juan Guaidó, que desembocaron en diálogo formal en nuestro país. Sin embargo, a mediados de octubre, las conversaciones fueron suspendidas unilateralmente por el oficialismo en protesta por la extradición de uno de sus aliados, desde Cabo Verde a Estados Unidos.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario