AstraZeneca debería saber antes de fin de año si su vacuna experimental protege a las personas del coronavirus, siempre y cuando reciba la aprobación para reanudar sus ensayos pronto, dijo este jueves su presidente ejecutivo.

Y es que la farmacéutica británica suspendió sus ensayos de etapa final sobre su potencial vacuna esta semana, luego de que un participante que enfermó habría sufrido de síntomas asociados a la mielitis transversa, un raro trastorno inflamatorio espinal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado a la vacuna de AstraZeneca, que está siendo desarrollada en conjunto con la Universidad de Oxford, como la más promisoria contra el coronavirus.

El presidente ejecutivo, Pascal Soriot, dijo que AstraZeneca aún no conoce el diagnóstico del participante enfermo, agregando que no está claro si el voluntario tenía mielitis transversa, por lo que precisó que se necesitarán más exámenes.

El diagnóstico sería presentado a una comisión independiente de seguridad y ésta decidirá si pueden reanudarse los ensayos, sostuvo Soriot, agregando que tales pausas son algo común.

«Es muy común, en realidad, y muchos expertos les dirán esto», afirmó Soriot, añadiendo que «la diferencia con otros ensayos de vacunas es que no todo el mundo los está mirando, desde luego. Ellos paran, estudian y reanudan».

Las acciones de AstraZeneca cayeron ayer miércoles después de que la detención de los ensayos generó dudas sobre la fecha de lanzamiento de la vacuna.

AstraZeneca proveerá vacunas a los países de manera simultánea para garantizar una distribución justa y equitativa, refirió Soriot, reiterando que la compañía está cerca de alcanzar la capacidad de producir 3,000 millones de dosis desde diferentes lugares del mundo para evitar que los gobiernos limiten su distribución.

El presidente ejecutivo de AstraZeneca dijo que el volumen del estudio, en el que participarán hasta 60,000 personas, es típico de ensayos de vacuna y lo suficientemente grande para detectar efectos secundarios inusuales.

«Con esto vas a hallar eventos muy inusuales», sostuvo, agregando que el lanzamiento gradual previsto, que priorizará los grupos de riesgo, daría más garantías para las personas que estarán cubiertas por los planes de los gobiernos en una etapa posterior.

Hay casos documentados con anterioridad de mielitis transversa después de una vacunación, pero no se ha establecido una relación concreta entre la condición y las inyecciones, dijeron los expertos.

Una revisión de casi 40 años de publicaciones en inglés, publicada en 2009 en la revista Lupus, halló 37 casos de mielitis transversa asociados con vacunas para la hepatitis B, para el sarampión, las paperas y la rubéola, y para el tétanos, la difteria y la tos ferina, entre otras.

Foto: Twitter @AstraZeneca

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario