La dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN) respondió este viernes a las presuntas declaraciones que hiciera Emilio Lozoya, sobre los pagos en sobornos que se habrían hecho a senadores del blanquiazul para apoyar y aprobar la reforma energética.

El PAN reiteró su compromiso con el combate a la corrupción, por lo que dijo que no consentirá ninguna ilegalidad cometida por ninguna persona; sin embargo señaló, que tampoco permitirá que se use la justicia como instrumento de propaganda para dañar al partido, ni el buen prestigio de sus liderazgos.

«Quien acusa está obligado a probar. Hasta el momento solo son dichos de un presunto criminal que podría acusar a los adversarios del gobierno federal, con tal de salvar su situación jurídica como indiciado», dijo el partido.

Exigió a las autoridades que se conduzcan con legalidad, que aporten las pruebas, que hagan justicia de manera pronta y expedita, para deslindar responsabilidades, y les recordó  que como en todos los casos, se debe respetar la presunción de inocencia y cuidar el debido proceso.

El partido acusó que los dichos del exdirector de Pemex, pretenden ser un distractor y la cortina de humo ante el fracaso del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Afirmó que en su momento los legisladores de Acción Nacional no tenían que ser convencidos de la Reforma Energética, ni de su legislación secundaria, ya que en el partido siempre han estado a favor de abrir la inversión, modernizar y hacer más competitivo el sector energético, impulsando las energías limpias y renovables.

Quien también se manifestó al respecto, fue el grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, quien pidió a AMLO dejar de utilizar el caso Lozoya con fines políticos y permita que la FGR haga su trabajo.

La coordinadora de la bancada perredista, Verónica Juárez Piña, afirmó que desde que se dio a conocer que el exdirector de Pemex aceptó su extradición, el Ejecutivo Federal no ha dejado de filtrar información del caso para lanzar acusaciones sin pruebas, violando con ello la secrecía de la investigación consignada constitucionalmente.

“El presidente de la República está utilizando la investigación contra Lozoya con fines electorales, para dirimir diferencias políticas y no en la búsqueda de la justicia y el combate a la corrupción, en un momento en que la evaluación ciudadana no lo ha favorecido debido a la mala gestión de la crisis sanitaria”, acusó Juárez Piña.

Lamentó que el gobierno federal haya cedido ante Lozoya aceptando que fuera testigo colaborador, cuando es una pieza clave en la red de corrupción, conflicto de intereses y complicidad que permeó toda la administración de Peña Nieto.

«El gobierno de Andrés Manuel lo está tratando con pinzas y privilegios, para fines al parecer completamente ajenos a la justicia y al combate a la corrupción”, resaltó la dirigente perredista.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario