Este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador se abstuvo, otra vez, de opinar sobre la aprobación de leyes que prohíban la interrupción legal del embarazo pues dijo «ser dueño de su silencio».

«En este caso me reservo mi opinión porque no quiero polemizar, no quiero tomar partido. Ya hablé de que represento a todos los mexicanos y a todos les debo respeto entonces por lo pronto no me meto, soy también dueño de mi silencio», mencionó.

López Obrador dijo que su abstención se debe a que prefiere evitar una confrontación.

«Soy respetuoso de las libertades, de que todo mundo se manifieste, pero en este caso, permítanme mantenerme al margen», señaló.

El presidente insinuó que «si el caso lo amerita» el tema de la interrupción legal del embarazo sería atendido.

«Siempre cuando hay discrepancias, lo mejor es la democracia, pero ahora tenemos una encomienda que es la que está demandado todo mi tiempo, mi trabajo: acabar con la corrupción en México», declaró.

López Obrador ya había sido cuestionado sobre el tema el viernes pasado, cuando se le preguntó si vetaría una iniciativa que prohíba o criminalice el aborto a nivel federal.

Al respecto, el mandatario contestó que la prioridad del Gobierno es el combate a la corrupción y que una vez lograda esa meta se podrían ver otros asuntos.

«Primero logremos limpiar de corrupción al régimen, que es lo que más ha dañado (al país), y una vez logrado eso vamos viendo, entre todos, otros asuntos porque hay muchos temas importantes, pero vamos a priorizar y en este caso yo pienso que lo más importante es limpiar de corrupción al Gobierno», declaró en aquella ocasión.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario