Al menos 23 personas murieron y 79 están hospitalizadas por el accidente que se registró en la línea 12 del Metro de la Ciudad de México, ocurrido la noche de ayer al desplomarse una viga que sostenía un puente entre la estaciones de Olivos y Tezonco.

La estructura sobre la que circulaba el metro de la línea 12 se derrumbó y dos de los vagones se desplomaron sobre una avenida en la que se encontraban estacionados vehículos. Los hechos ocurrieron cerca de las 22:20 hora local.

Rápidamente las redes sociales se inundaron de críticas, principalmente de vecinos de la zona, que aseguran que durante mucho tiempo habían denunciado el mal estado en que se encontraba la estructura, la cual indican se agravó a partir del sismo de septiembre de 2017.

«Lamentablemente lo que ocurrió fue el vencimiento de una trabe (viga) al paso de un convoy, se van a hacer todas las investigaciones para conocer la causas que provocaron este accidente», informó la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, en una conferencia de prensa en el lugar del accidente.

Las primeras imágenes mostraban cómo dos vagones del Metro cayeron, lugar al que llegaron de inmediato los servicios de emergencia para atender a las víctimas y para remover el tren desplomado.

En un vídeo de las cámaras del sistema de vigilancia del Gobierno de la Ciudad de México se observa cómo la estructura elevada se rompe al paso del tren que se desploma, desde una altura de unos 20 metros, y dos vagones del convoy quedan en «V» e impactados contra el suelo.

La estructura desplomada forma parte de la línea 12 del Metro que fue construido cuando el hoy canciller Marcelo Ebrard fue jefe de Gobierno. En un mensaje difundido en sus redes sociales lamentó lo ocurrido, y calificó los hechos como una «terrible tragedia».

«Mi solidaridad a las víctimas y sus familias. Por supuesto deben investigarse causas y deslindarse responsabilidades. Me reitero a la entera disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea necesario».

La línea 12 se inauguró el 30 de octubre de 2012, pero se clausuró en marzo de 2014 por fallas y finalmente reabrió de manera escalonada, a partir de octubre de 2015.

Y aunque el tramo se rehabilitó bajo el gobierno de Miguel Ángel Mancera, los vecinos de la zona sostienen que la estructura quedó resentida por los sismos de 2017.

Diversas organizaciones de ciudadanos han criticado la precariedad de las instalaciones del Metro de la ciudad y la falta de mantenimiento que causa frecuentes interrupciones en el servicio. Recordemos que el pasado 9 de enero se produjo un incendio en el centro de control del Metro de la Ciudad de México, en el Centro Histórico, que causó un muerto y al menos 30 trabajadores intoxicados, además de que dejó de momento seis líneas sin servicio.

El Metro capitalino transporta a cerca de 6 millones de personas todos los días, lo que lo convierte en uno de los más transitados del mundo, aunque su demanda baja durante el fin de semana.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario