Tag

acuerdo

Browsing

Universal Music Group (UMG), una de las principales compañías del mundo del entretenimiento musical, y TikTok, han llegado a un acuerdo sobre el pago de derechos que permitiría que canciones de artistas como Lady Gaga o Taylor Switf puedan volverse a escuchar en esa red social.

En un comunicado, UMG anunció este nuevo acuerdo de “licencia multidimensional que brindará importantes beneficios” a ambas compañías y “devolverá su música a la comunidad global de más de mil millones que integra TikTok”.

Las dos empresas habían estado en desacuerdo sobre las regalías pagadas por TikTok a la multinacional estadounidense y UMG retiró en enero pasado la licencia para que la música de sus artistas pudieran aparecer en es plataforma.

UMG incluso llegó a publicar una carta abierta en la que acusaba a TikTok, con sede en Shanghai, China, de “intentar construir un negocio basado en la música, sin pagar un valor justo por ella”.

En un comunicado, el gigante de la industria musical anunció entonces que estaba listo para retirar el acceso de la plataforma a las canciones de sus artistas, entre ellos súper estrellas como Taylor Swift, Bad Bunny o Rosalía, a partir del 31 de enero, que era cuando vencía el contrato con TikTok.

El acuerdo anunciado ahora marca “una nueva era de colaboración estratégica entre las dos organizaciones, basada en un compromiso compartido de ayudar a los artistas y compositores de UMG a alcanzar su potencial creativo y comercial”, señaló la nota.

De esta forma “los fans de TikTok pueden esperar el regreso de la música grabada y los catálogos editoriales de UMG y una vez más disfrutar de la creación de videos utilizando música de algunos de los artistas y compositores más importantes del mundo, así como de emocionantes talentos emergentes”, indicó el sello discográfico.

UMG posee los derechos sobre temas musicales de artistas legendarios y actuales desde The Beatles, Bob Dylan, Elton John o Justin Bieber, Adele, Coldplay, Bad Bunny o Rosalía.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, aseguró este martes que el Ejército entrará en Rafah para eliminar a los cuatro batallones de Hamás que presuntamente quedan en el sur de la Franja de Gaza, “con o sin acuerdo” de tregua.

“Entraremos en Rafah y eliminaremos a los batallones de Hamás allí, con o sin acuerdo”, indicó Netanyahu durante una reunión con familiares de secuestrados y víctimas del ataque del 7 de octubre.

Sus palabras llegan cuando Hamás estudia la última propuesta de tregua de los mediadores en El Cairo, con la mediación de Estados Unidos, Egipto y Qatar.

El acuerdo contemplaría la liberación de docenas de rehenes a cambio de un alto el fuego de seis semanas en una fase inicial, según un funcionario egipcio y la prensa israelí. Cientos de palestinos presos en cárceles israelíes también quedarían libres.

El punto de fricción está en lo que ocurriría después. Hamás ha exigido garantías de que la eventual liberación de todos los rehenes pondrá fin a la campaña israelí en Gaza y supondrá la retirada de sus tropas del arrasado territorio.

Israel solo ha ofrecido una pausa prolongada y se comprometió a reanudar su ofensiva una vez finalice la tregua. Esta cuestión ha obstaculizado repetidamente los esfuerzos de los mediadores durante los meses de conversaciones.

“La idea de que pararemos la guerra antes de alcanzar todos sus objetivos está fuera de toda discusión”, dijo Netanyahu en la reunión, en alusión a las tres finalidades repetidas en estos casi siete meses de guerra: devolver a los rehenes, acabar con la fuerza militar de Hamás y lograr que Gaza deje de ser una “amenaza” para Israel.

Ante este último mensaje del primer ministro, el ministro de Seguridad Nacional y colono Itamar Ben Gvir, amenazó este martes de nuevo con romper el Ejecutivo de coalición si Netanyahu decide no invadir Rafah y accede a negociar con Hamás.

“Advertí al primer ministro (de las consecuencias]), Dios no lo quiera, de que Israel no entre en Rafah, Dios no lo quiera, de que ponga fin a la guerra, Dios no lo quiera, de que haya un acuerdo temerario”, dijo Ben Gvir en discurso grabado en vídeo en X.

Por su parte, el líder de la oposición, Yair Lapid, condenó las palabras de Ben Gvir, pidió su dimisión y lamentó en X que Israel fuera un “rehén de locos irresponsables”, en referencia a los dos partidos ultranacionalistas que se oponen a un acuerdo para la liberación de los rehenes.

“No puedes seguir así. Un ministro con antecedentes penales (Ben Gvir) está en la Oficina del primer ministro y le amenaza con consecuencias si no hace lo que le dice. Ben Gvir le dice (así) al mundo entero y a toda la región que Netanyahu es débil y que trabaja para él. Es increíble que no lo despidan en el acto”, dijo en X.

Organizaciones internacionales y gran parte de la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, advierten que una ofensiva contra Rafah supondría una catástrofe humanitaria aún mayor que la que ya están sufriendo los palestinos en el enclave, con escaso alimento, agua potable y un sistema sanitario devastado.

En Rafah malviven 1.4 millones de gazatíes, la mayoría desplazadas de norte durante una guerra en la que ya han muerto más de 34,500 personas en 207 días de ofensiva, donde cerca del 80% de la población sigue desplazada

Israel esperará “hasta el miércoles por la noche” una respuesta de Hamás a la oferta de tregua que se está negociando en El Cairo antes de decidir si envía una delegación a Egipto, dijo a la agencia AFP un funcionario israelí.

“Israel ha decidido no enviar una delegación a El Cairo de inmediato” y “tomará una decisión cuando Hamás haya dado su respuesta”, según este funcionario que solicitó el anonimato. “Esperaremos hasta el miércoles por la noche y luego decidiremos”, añadió.

El actor británico Hugh Grant informó este miércoles que aceptó “una enorme suma” de dinero por retirar la demanda que presentó contra el periódico ‘The Sun’, aunque dijo que al ser “un dinero que apesta”, lo destinará a seguir luchando contra los abusos de la prensa.

Grant lo explicó que, en una audiencia preliminar hoy ante el Tribunal Superior de Londres, se reveló que había llegado a un acuerdo con News Group Newspapers (NGN), editora de ‘The Sun’, para solucionar su disputa por el presunto uso por parte del diario de métodos ilícitos para obtener información sobre él.

Esto significa que su demanda no será examinada como estaba previsto en un juicio en enero de 2025, cuando sí se considerará la presentada por el príncipe Enrique, entre otros muchos demandantes.

Grant, que ya resolvió extrajudicialmente con NGN en 2012 un caso parecido contra el ya extinto ‘News Of The World’, detalló que decidió aceptar el acuerdo porque, aunque hubiera ganado la demanda, afrontaría una factura legal demasiado elevada, que estimó en 10 millones de libras.

El magnate Rupert Murdoch, dueño de NGN, “ha gastado más de 1,000 millones de libras en indemnizaciones a los demandantes y en honorarios de abogados para resolver más de 1,500 demandas de esta manera”, dijo el actor, en lo que interpreta como un gran esfuerzo por no ir a juicio.

Recordemos que Grant acusaba al ‘Sun’ de intervenciones telefónicas ilegales en sus teléfonos móvil y fijo, recopilación ilícita de información, robo en su domicilio y despacho, obtención de sus registros médicos y mentiras y perjurio, entre otras cosas.

“Como es común entre personas completamente inocentes, me ofrecieron una enorme suma de dinero para mantener este asunto fuera de los tribunales”, relató. “El dinero del acuerdo de Murdoch apesta y me niego a permitir que sea un dinero para guardar silencio”.

Por ese motivo, el actor, que lleva años luchando contra las malas prácticas de la prensa sensacionalista británica, dice que lo reutilizará para mantener campañas como las de su grupo de presión Hacked Off a fin de “exponer los excesos de esta prensa propiedad de oligarcas”.

Elon Musk presentó una demanda contra OpenAI, creador de ChatGPT-,y sus cofundadores Sam Altman y Greg Brockman, al acusarlos de haber abandonado la misión original de la sociedad.

Según documentos presentados en un tribunal de San Francisco, Musk acusa a OpenAI, que se alió con Microsoft, de haber incumplido el acuerdo inicial para el desarrollo de OpenAI, que debía seguir siendo una organización sin fines de lucro que trabajara por el bien de la humanidad.

Musk cofundó OpenAI en 2015 con Sam Altman, entre otros, con estatus de organización sin fines de lucro que trabaja en programas de inteligencia artificial de “código abierto” (accesible, editable, utilizable y redistribuible para todos), para evitar que Google dominara esta importante tecnología.

El multimillorio, dueño de X (antes Twitter) dejó OpenAI en 2018 y ahora es uno de los que más critican la empresa. Musk fundó en 2023 su propia compañía de inteligencia artificial, Xai.

OpenAI no hizo público el código de su último modelo de lenguaje GPT 4, “rompiendo el contrato original”, alegan los abogados de Musk en la denuncia presentada.

“A diferencia del acuerdo inicial, los demandados optaron por utilizar GPT 4 no por el bien de la humanidad, sino como tecnología exclusiva para maximizar los beneficios de la empresa más grande del mundo”, es decir, Microsoft.

Recordemos que Microsoft prometió 13,000 millones de dólares en inversiones a OpenAI. Desde entonces, Altman reorientó OpenAI hacia una trayectoria lucrativa, por lo que fue despedido por una parte de la junta en noviembre.

Sin embargo, con el apoyo de Microsoft, el jefe de OpenAI fue reincorporado cinco días después.

Así, Elon Musk reclama que GPT 4 sea excluido de la licencia concedida por OpenAI a Microsoft.

Israel y Hamás avanzan hacia un acuerdo para lograr un alto el fuego y liberar a los rehenes que permanecen en la Franja de Gaza, según funcionarios con conocimiento directo de las conversaciones.

El diálogo seguía avanzando a pesar de que Israel intensificó su ofensiva sobre Rafah, la ciudad del sur del enclave a dónde han huido 1.4 millones de palestinos desplazados para refugiarse de los combates en otras zonas.

Israel rescató a dos cautivos en la ciudad próxima a la frontera egipcia en una operación que mató a al menos 74 palestinos, según funcionarios de salud locales, y dejó un rastro de destrucción.

Un acuerdo daría a la población en Gaza el respiro que necesitan desesperadamente luego de cinco meses de guerra y dejaría libres a las alrededor de 100 personas que siguen cautivas en el enclave palestino.

Mientras la guerra se recrudece, los esfuerzos mediados por Qatar, Estados Unidos y Egipto para forjar una tregua se han visto obstaculizados por las posiciones totalmente enfrentadas de Hamás e Israel. Israel ha hecho de la destrucción de las capacidades de gobierno y militar de Hamás y de la liberación de los rehenes sus principales objetivos en esta guerra.

Un alto funcionario egipcio apuntó que los mediadores lograron lo que describió como avances “relativamente significativos” en las negociaciones entre Israel y Hamás antes de una reunión que mantendrán hoy en El Cairo representantes de Qatar, Estados Unidos e Israel.

La reunión se centrará en “redactar un borrador final” para un acuerdo de alto el fuego de seis semanas, con garantías de que las partes continuarán negociando para lograr un cese de los combates permanente, añadió el funcionario.

La guerra ha dejado más de 28,000 muertos en Gaza, de los cuales más del 70% son mujeres y menores, según las autoridades de salud locales. Alrededor del 80% de la población está desplazada y más de una cuarta parte de la población no tiene qué comer debido a la grave crisis humanitaria. Autoridades locales reportan al menos 68,000 heridos.

Pese a que las reuniones entre los dos bandos continúan este martes en El Cairo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, prometió que la ofensiva continuará hasta la “victoria total” e insistió en que una fuerte presencia militar en el enclave garantizará la libertad de los rehenes.

Recordemos que a finales del noviembre, se pactó una breve tregua a cambio de la liberación de unas 100 personas. Unos 240 palestinos presos en Israel también quedaron libres como parte del acuerdo. Según Israel, unos 30 rehenes habrían muerto o sido asesinados durante el cautiverio y sus cuerpos continúan en Gaza. Tres de los cautivos fueron abatidos por error por las fuerzas israelíes en diciembre y una soldado fue liberada en una misión de rescate en las primeras semanas de la guerra.

En su intento por salvar un acuerdo fronterizo en el Congreso que también desbloquearía dinero para Ucrania, el presidente estadounidense Joe Biden reiteró este fin de semana que estaría dispuesto a cerrar la frontera entre Estados Unidos y México si los legisladores sólo le enviaran un proyecto de ley para firmar.

Biden dijo en un acto político en Carolina del Sur que cerraría la frontera “ahora mismo” si el Congreso aprobaba el acuerdo propuesto.

El marco no ha sido acordado formalmente por demócratas y republicanos en el Senado y enfrentaría un futuro incierto en la Cámara de Representantes, controlada por el Partido Republicano.

“Un proyecto de ley bipartidista sería bueno para Estados Unidos, ayudaría a arreglar nuestro deteriorado sistema de inmigración y permitiría un acceso rápido a quienes merecen estar aquí, y el Congreso tiene que conseguirlo”, indicó Biden.

“También me daría a mí, como presidente, la autoridad de emergencia para cerrar la frontera hasta que pudiera volver a estar bajo control. Si ese proyecto fuera ley hoy, cerraría la frontera ahora mismo y la arreglaría rápidamente”.

El acuerdo que se está negociando en el Congreso requeriría que Estados Unidos cierre la frontera si aproximadamente 5,000 inmigrantes cruzan sin autorización legal en un día determinado. Esto no parece nada improbable. El año pasado, algunos totales de un día superaron los 10.000.

Esto llega cuando el expresidente y actual aspirante a la nominación republicana, Donald Trump, lleva semanas presionando a los republicanos para que pongan fin a las negociaciones. Se resiste a dar una victoria a Biden en un asunto que fue el motor de la exitosa campaña del republicano en 2016 y que quiere utilizar en su intento de volver a la Casa Blanca.

Los negociadores parecían estar acercándose a un acuerdo, pero empezó a complicarse después de que las presiones de Trump a los legisladores conservadores se hicieran cada vez más fuertes.

En una carta difundida el sábado en respuesta a los comentarios de Biden, el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, republicano por Luisiana, insistió en que Biden no necesita la acción del Congreso para cerrar la frontera y le pidió que “tome medidas ejecutivas de inmediato para revertir la catástrofe que él ha creado”.

La inmigración sigue siendo una de las principales preocupaciones para los votantes en las elecciones de 2024. Una encuesta de AP-NORC a principios de este mes reveló que quienes expresaban preocupaciones sobre la inmigración aumentaron al 35% desde el 27% del año pasado. La mayoría de los republicanos, el 55%, considera que el gobierno debe centrarse en la inmigración en 2024, al tiempo que el 22% de los demócratas catalogaron la inmigración como una prioridad. Eso representa un aumento del 45% y el 14%, respectivamente, respecto a diciembre de 2022.

Los arrestos por cruces no autorizados en la frontera con nuestro país alcanzaron un máximo histórico en diciembre desde que se publicaron las cifras mensuales. La Patrulla Fronteriza contabilizó 249,785 arrestos en la frontera con México en diciembre, un 31% más que los 191,112 de noviembre y un 13% más que los 222,018 de diciembre de 2022, el máximo histórico anterior.

El grupo islamista Hamás afirmó hoy que por cada mil cajas de medicamentos que entren en la Franja de Gaza, una será destinada a los rehenes, esto en relación al acuerdo alcanzado con Israel, con la mediación de Qatar y Francia.

“Por cada caja de medicinas para los prisioneros, mil para nuestro pueblo”, indicó en una publicación en X (antes Twitter) Musa Abu Marzouk, un alto cargo del buró político de Hamás, que vive en Líbano, sobre las condiciones del acuerdo anunciado anoche por Qatar, que incluye también la entrega de alimentos y ayuda humanitaria.

El líder de Hamás agregó que en el envío se incluyen 140 tipos de medicamentos diferentes.

Los medicamentos serán entregados por el Comité Internacional de la Cruz Roja, tanto los destinados a los rehenes como los que van para la población gazatí, que se distribuirán en cuatro hospitales repartidos por toda la Franja, indicó el líder de Hamás.

Este es el primer acuerdo alcanzado entre las partes en conflicto desde una tregua de una semana en noviembre, que permitió la liberación de 105 rehenes por 240 presos palestinos, proceso asistido por la Cruz Roja.

Se estima que quedan dentro de la Franja 136 rehenes, 27 de ellos muertos, y que el 75% de ellos necesita tratamiento médico, por enfermedades crónicas o por estar heridos.

Qatar anunció anoche “el éxito de una mediación qatarí en cooperación con Francia” para un acuerdo entre Israel y Hamás por el que se entregarán medicamentos y otra ayuda humanitaria a los civiles de la Franja de Gaza, “en las zonas más afectadas y vulnerables”, a cambio de que parte de las medicinas lleguen a los rehenes.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, confirmó el acuerdo, agradeció a “todos los que han ayudado en la tarea” e indicó que los fármacos fueron comprados por Francia, “según una lista elaborada en Israel de acuerdo con las necesidades médicas de los rehenes”.

Los más de 100 días de guerra en la Franja han dejado más de 24,400 muertos y 61,000 heridos.

A pesar del acuerdo, Israel intensificó este miércoles sus bombardeos en el sur de la Franja de Gaza, zona en que se espera la entrega de las medicinas para los rehenes israelíes a cambio de ayuda humanitaria para los gazatíes.

Hamás indicó que al menos 81 personas murieron durante la noche en la Franja de Gaza, donde la situación es “catastrófica” según la ONU, en pleno invierno.

Recordemos que la guerra se desencadenó por un ataque sin precedentes de Hamás el 7 de octubre en el sur de Israel, que dejó unos 1,140 muertos del lado israelí, la mayoría de ellos civiles, según un recuento de la agencia AFP basado en datos oficiales israelíes.

Argentina recibirá el próximo jueves a una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el acuerdo por una deuda total que asciende a unos 46,000 millones de dólares, según informaron este martes fuentes oficiales.

El portavoz presidencial, Manuel Adorni, afirmó en una conferencia de prensa que los representantes del FMI serán recibidos por Nicolás Posse, jefe de gabinete del presidente Javier Milei, y el ministro de Economía, Luis Caputo.

“El jueves recibiremos a una comitiva del FMI. La recibirá el jefe de gabinete y el ministro de Economía, para renegociar el acuerdo caído por no haber cumplido (las metas que propuso el Fondo), y que se encuentra virtualmente caído”, indicó Adorni.

Se espera que la intención de Argentina sea postergar los primeros vencimientos de este año, que se cumplen el próximo 9 de enero y que ascienden a 1,300 millones de dólares, y el del 16 de este mes, por 650 millones de dólares adicionales.

Una de las medidas, ya previstas por el organismo internacional, es que Argentina unifique los pagos, esto solo es posible si hay más de un vencimiento en el mismo período, algo que se hizo en junio, julio y octubre del año pasado, durante el Gobierno de Alberto Fernández.

En medio de la transición de diciembre, el presidente Milei recurrió a un préstamo de corto plazo del CAF Banco de Desarrollo de América Latina por 960 millones de dólares para pagar los vencimientos del 21 de diciembre.

El vocero presidencial llamó la atención sobre “la situación de extrema delicadeza” que atraviesa el país y reiteró la necesidad de que el Congreso apruebe el proyecto de ley enviado la semana pasada al Parlamento y que prevé dotar de amplios poderes al Gobierno.

Se trata de un proyecto de ley que prevé profundas reformas en diversas áreas y otorga facultades extraordinarias al Ejecutivo en materia económica, financiera, social y de seguridad hasta finales de 2025, con una eventual prórroga por otros dos años.

“El objetivo de la ley tiene tres pilares: ampliar libertades, eliminar privilegios y desregular la economía”, resumió Adorni.

Recordemos que el FMI ha respaldado las medidas que apuntan al ajuste fiscal, recortar el gasto público y frenar la emisión monetaria que busca implementar el nuevo Gobierno argentino desde la asunción de Milei.

Uber y el sindicato de taxistas de Cancún firmaron este viernes un acuerdo de colaboración que permitirá integrar inmediatamente las unidades de taxi local a la plataforma digital, con lo que ponen fin a más de seis años de enfrentamientos en el principal destino turístico del país.

Heriberto Núñez, Secretario General del Sindicato de Taxistas de Cancún Andrés Quintana Roo, y Nicolás Sánchez, director de política pública de Uber México, dieron a conocer que desde hace varios meses iniciaron una serie de reuniones para resolver de fondo los problemas que han enfrentado desde que Uber inició operaciones en Cancún.

Sánchez explicó que el acuerdo alcanzado en Cancún es similar al que lograron en ciudades como Nueva York, París, Londres, Roma y Punta Cana, donde también ofrecen unidades de taxi local bajo la modalidad Uber X.

“Hoy día lo que estamos celebrando es una nueva etapa de Uber en el estado. Hace seis años esto hubiera sido impensable, pero lo que estamos logrando hoy es abrir paso a la modernidad, a la tecnología y a muchos beneficios para las personas en el estado, tanto para los turistas, como para las personas que viven acá”, expuso.

El director de política pública de Uber México explicó que los taxistas interesados en integrarse a la plataforma Uber Driver deberán cumplir con los requisitos establecidos para socios conductores.

“Hoy los taxistas van a poder utilizar la tecnología de Uber, ofrecer sus servicios de la misma manera en cómo toda la gente ha conocido a Uber y con esto también estamos logrando igualar el estándar de ciudades”, indicó.

Heriberto Núñez sostuvo que la firma del acuerdo con Uber es el inicio de una nueva etapa en la relación entre las empresas que brindan el servicio de transporte para la población local y los turistas.

Según explicó, el Sindicato cuenta con un parque vehicular de 8,600 unidades, lo que representa más de 12,000 conductores.

Se estima que en los próximos meses se integren a la plataforma un poco más de 2,000 unidades de taxis “Es una alternativa de trabajo y hay que aprovecharlo, tenemos que ir cambiando a la tecnología, es muy necesario y tenemos que ir avanzando”, sentenció.

La Cumbre del Clima de Dubái (COP28) cerró con un acuerdo “histórico” en el que, por primera vez, se reconoce la necesidad de dejar atrás los combustibles fósiles tal y como los conocemos hoy para garantizar la seguridad climática, aunque dejando la puerta abierta a carbón, petróleo y gas de bajas o cero emisiones.

En dicho acuerdo también se reconoce que esa transición debe hacerse teniendo en cuenta los distintos puntos de partida y las distintas circunstancias de cada país, uno de los principales reclamos de los países en vías de desarrollo.

Tras dos semanas de intensas negociaciones, con los combustibles fósiles en la mesa de debate, la COP28 finalizó con un texto de Balance Global que señala que limitar el calentamiento global a 1.5°C (límite señalado por la ciencia para garantizar la seguridad climática del planeta) requiere de una rápida reducción de las emisiones.

Esa reducción debe ser de un 43% en 2030 y un 60% en 2035 respecto a 2019 antes de lograr un mundo neutro en emisiones en 2050, según el texto, en el que se insta a las partes a contribuir a ese objetivo global teniendo en cuenta el Acuerdo de París, así como sus diferentes circunstancias, vías y enfoques nacionales.

Entre esas vías, el artículo 28 insta a triplicar la capacidad instalada renovable y duplicar la tasa anual de mejora de la eficiencia energética para 2030, así como acelerar los esfuerzos para reducir progresivamente el uso de energía basada en carbón sin sistemas de mitigación (CCS).

También llama a acelerar los esfuerzos hacia sistemas energéticos cero emisiones netas mediante el uso de combustibles cero o bajas emisiones de CO2 “mucho antes o alrededor de mediados de siglo”.

Pide “transicionar” para dejar atrás los combustibles fósiles en los sistemas energéticos de manera “justa, ordenada y equitativa”, acelerando la acción en “esta década crítica” a fin de lograr ser neutros en carbono para 2050, de acuerdo con la ciencia.

Para impulsar la transición, el documento insta a las partes (198 países) a eliminar gradualmente y lo antes posible los subsidios a los combustibles fósiles “ineficientes” que no abordan la pobreza energética ni las transiciones justas.

El texto reconoce el papel de los combustibles de transición para contribuir a facilitar la transición energética garantizando al mismo tiempo la seguridad energética.

Por un lado, en el texto se hace eco de una de las principales peticiones del bloque liderado por la Unión Europea de enviar señales de mercado para que el mundo deje de invertir en combustibles fósiles para hacerlo en el desarrollo de tecnologías “limpias” que permitan su sustitución.

Por otro, da entrada al “principio de neutralidad tecnológica” reclamado por petroleras y países productores de crudo y gas, que llevan años pidiendo que se les deje competir con la electrificación mediante el desarrollo de combustibles fósiles de bajas o cero emisiones.

El organismo de la ONU encargado del clima publicó este lunes su último borrador del acuerdo que espera alcanzar al cierre de la cumbre COP28 que se celebra en Dubái, y que incluye una serie de medidas que los países podrían adoptar para reducir las emisiones.

Sin embargo, la lista de medidas no hace referencia directa a la eliminación progresiva de los combustibles fósiles, algo que despertó las críticas de ambientalistas. La expresión inglesa “phase out”, es decir la eliminación gradual del petróleo, carbón y gas, no aparece en el texto, como deseaban numerosos bloques de países.

Lo que sí menciona es “reducir la producción y el consumo de combustibles fósiles”.

La sección pertinente del texto indicó que las partes reconocen “la necesidad de reducciones profundas, rápidas y sostenidas de las emisiones de GEI” (gases de efecto invernadero) y pide a las partes que adopten medidas tales como:

  • Triplicar la capacidad de energía renovable a nivel mundial y duplicar la tasa media anual mundial de mejora de la eficiencia energética para 2030
  • Reducir rápidamente la persistencia del carbón y limitar la autorización incesante de nuevas centrales de carbón
  • Acelerar los esfuerzos a nivel mundial hacia sistemas energéticos de emisiones netas cero, utilizando combustibles de baja o nula emisión de carbono mucho antes o alrededor de mediados de siglo
  • Acelerar las tecnologías de emisiones nulas y bajas, incluidas, entre otras, las energías renovables, la energía nuclear, las tecnologías de reducción y eliminación, como la captura y utilización y almacenamiento de carbono, y la producción de hidrógeno con bajas emisiones de carbono, a fin de intensificar los esfuerzos para sustituir los combustibles fósiles no reducidos en los sistemas energéticos.
  • Reducir tanto el consumo como la producción de combustibles fósiles, de manera justa, ordenada y equitativa, a fin de alcanzar el objetivo de cero emisiones netas antes de 2050 o en torno a esa fecha, de conformidad con los conocimientos científicos
  • Acelerar y reducir de forma sustancial las emisiones distintas del CO2, incluidas, en particular, las emisiones de metano a nivel mundial para 2030
  • Acelerar la reducción de las emisiones del transporte por carretera a través de una serie de vías, incluido el desarrollo de la infraestructura y el rápido despliegue de vehículos de cero y bajas emisiones
  • Suprimir lo antes posible las subvenciones ineficientes a los combustibles fósiles que fomentan un consumo derrochador y no abordan la pobreza energética ni las transiciones justas”.

El texto, divulgado debe ser sometido aún a la plenaria de negociadores de la conferencia del clima de Dubái.

Globalmente el texto indica una rebaja de las ambiciones climáticas. El borrador no pide a las partes que las apliquen todas sin excepción.

Las naciones que firmaron el Acuerdo de París de 2015 “reconocen la necesidad de profundas, rápidas y sostenibles reducciones de emisiones” de gases de efecto invernadero y piden en consecuencia “acciones que podrían incluir” toda esta batería de medidas, dice el texto.

La tregua entre Israel y Hamás llega hoy a su último día con negociaciones en marcha para prolongar el acuerdo que permitió la liberación de rehenes y prisioneros, y la entrada de ayuda de emergencia a la Franja de Gaza.

Después de que el presidente estadounidense Joe Biden pidiera que la pausa continúe, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, se pronunció a favor de la extensión de la tregua “para hacerla sostenible y duradera mientras se trabaja por una solución política”.

El final de la tregua está previsto para mañana martes a las 07:00 hora local. Recordemos que entró en vigor la mañana del pasado viernes, preveía cuatro días de tregua, el acceso ayuda humanitaria a Gaza, la liberación de 50 rehenes de los más de 200 retenidos en Gaza y la excarcelación de 150 presos palestinos en prisiones israelíes.

“Pido una extensión de la pausa que permitiría brindar el alivio que tanto necesita el pueblo de Gaza, y la liberación de más rehenes”, dijo Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

La noche de ayer, el movimiento islamista Hamás afirmó que busca “prolongar la tregua más allá de estos cuatro días” con el objetivo de “aumentar el número de prisioneros liberados”. Una fuente cercana a Hamás dijo a la agencia AFP que han “informado a los mediadores” que son partidarios de una extensión de “dos a cuatro días”.

El acuerdo, negociado por Qatar con el apoyo de Estados Unidos y Egipto, incluye una cláusula para ampliarlo y liberar a diario una decena de rehenes a manos de Hamás a cambio de una treintena de presos palestinos en Israel.

Irán, que apoya a Hamás, también pidió que la tregua “entre en un proceso duradero” y que “los crímenes del régimen sionista cesen por completo”, indicó Nasser Kanani, portavoz de la cancillería.

Desde el viernes, 39 rehenes y 117 presos palestinos fueron liberados en virtud de este acuerdo. Otros 19 rehenes, mayoritariamente tailandeses que trabajaban en Israel, fueron liberados al margen del acuerdo. Hoy se liberará al ultimo grupo de rehenes.

El director del Servicio Estatal de Información, Diaa Rashwan, que actúa como portavoz del Gobierno egipcio, indicó que el grupo islamista Hamás liberará a 11 rehenes más, mientras que Israel excarcelará a 33 palestinos de sus cárceles en el marco de la tregua vigente.

“Hoy se espera el intercambio de 11 rehenes israelíes en la Franja de Gaza y se están llevando a cabo negociaciones para liberar a 33 palestinos del lado israelí”, dijo Rashwan en un comunicado en el que no ofreció más detalles sobre el estado de este proceso.

Hasta el momento, el intercambio de secuestrados por prisioneros se ha producido puntualmente, con la excepción de un tenso retraso ocurrido el sábado, después de que Hamás denunciara un supuesto incumplimiento de lo pactado por parte de Israel.

Entre los rehenes liberados ayer figura una niña de cuatro años de nacionalidad estadounidense, Abigail. Según un funcionario estadounidense, su madre murió ante sus ojos y su padre fue asesinado mientras intentaba protegerla durante el ataque de los milicianos de Hamás contra Israel del 7 de octubre.

Israel lanzó su ofensiva contra este territorio después del sangriento ataque de Hamás del 7 de octubre, en el que unas 1,200 personas murieron a manos de los combatientes islamistas y otras 240 fueron secuestradas y llevadas a la Franja de Gaza, según las autoridades israelíes.

En el territorio palestino, sometido a incesantes bombardeos y a una ofensiva terrestre desde el 27 de octubre, la ofensiva israelí dejó 14,854 muertos, entre ellos 6,150 menores de 18 años, según el Ministerio de Salud controlado por Hamás.

La tregua ofreció un respiro a los gazatíes, pero la situación humanitaria sigue siendo “peligrosa” y las necesidades “sin precedentes”, estimó la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Desde el viernes, varios centenares de camiones con ayuda entraron en la Franja de Gaza, donde Israel aplica desde el 9 de octubre un “asedio total” sin suministro de agua, comida, electricidad o medicinas.

Los acuerdos de Pedro Sánchez con los independentistas catalanes para facilitar su nueva investidura siguen levantando polémica en España, no sólo por la futura ley de amnistía, sino también por aspectos como la financiación regional y el reparto de impuestos con el Estado.

Y es que a cambio de los votos de los partidos separatistas, indispensables para acceder a un nuevo mandato como presidente del gobierno, el líder socialista hizo algunas grandes concesiones, además de comprometerse a impulsar una ley de amnistía para los independentistas procesados por la justicia española, principalmente por su implicación en la tentativa secesionista de 2017.

A pedido de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), partido independentista que gobierna ahora la región, Sánchez aceptó anular 15,000 millones de euros de la deuda contraída por Cataluña con el Estado tras la crisis financiera de 2008.

Pese a que los socialistas prometen que este acuerdo se extenderá también a todas las regiones que recurrieron a este fondo, el acuerdo levantó muchas suspicacias en muchas comunidades, tanto de izquierda como de derecha.

El pacto firmado con Juntos por Cataluña, la segunda gran formación independentista, prevé de su lado favorecer el regreso de las empresas que sacaron sus sedes de esta dinámica región del noreste español, a raíz del intento fallido de secesión de hace seis años, como Caixabank o Naturgy.

Los socialistas aseguran además en el texto que pretenden apostar por “medidas que permitan la autonomía financiera” de Cataluña y que faciliten su acceso a los mercados financieros, en respuesta a Junts, que reclama de su lado “la cesión del 100% de todos los tributos que se pagan” en la región.

En tanto, la ley de amnistía en España anulará la “responsabilidad penal, administrativa y contable” de todos aquellas personas vinculadas con la preparación, ejecución y consecuencias del proceso soberanista en Cataluña durante una década, entre el 1 de enero de 2012 y el 13 de noviembre de 2023.

La ley, que se registrará previsiblemente hoy en el Congreso, era una de las exigencias de los partidos independentistas catalanes para votar a favor en la investidura del líder socialista Pedro Sánchez, que tendrá lugar este miércoles y jueves, y en la que el presidente en funciones precisará de estos apoyos así como de otras formaciones regionalistas y nacionalistas.

El perdón se aplicará no solo a los líderes de los partidos independentistas catalanes ERC y Junts, Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, junto a los principales dirigentes independentistas, sino también a directores de colegios del referéndum de independencia del 1 de octubre de 2017, alcaldes, manifestantes así como los agentes policiales que actuaron durante esa consulta considerada ilegal por la justicia española.

La proposición de ley establece un máximo de dos meses a los tribunales y los órganos administrativos o contables implicados en casos vinculados al proceso soberanista para aplicar la amnistía y especifica que su aplicación será “preferente y urgente” en dicho plazo y que los posibles recursos contra las decisiones que se adopten “no tendrán efectos suspensivos”.

La ley justifica su necesidad en que la aplicación de la legalidad es “necesaria”, pero “en ocasiones no es suficiente para resolver un conflicto político sostenido en el tiempo”, por lo que aboga porque el Derecho se adapte al contexto político.

Por tanto, añade, “esta amnistía constituye una decisión política adoptada bajo el principio de justicia en el entendimiento de que los instrumentos con los que cuenta un estado de derecho no son, ni deben, ser inamovibles; toda vez que es el Derecho el que está al servicio de la sociedad y no al contrario”.

El perdón incluye una referencia directa al ex presidente catalán Carles Puigdemont, que se encuentra en Bélgica desde hace seis años, al señalar que “quedarán sin efecto las órdenes de busca y captura e ingreso en prisión” así como “las órdenes nacionales, europeas e internacionales de detención”, que afectan también a otros tres dirigentes fugados.

Por primera vez en más de seis meses, ni los actores ni los guionistas de Hollywood estarán en huelga.

Esto sucede después de que ayer por la noche se llegó a un acuerdo para terminar el paro de casi cuatro meses, la huelga más larga de la historia de los actores de cine y televisión.

El nuevo contrato de tres años debe ser aprobado por la junta directiva del Sindicato de Actores de la Pantalla-Federación Estadounidense de Artistas de Televisión y Radio (SAG-AFTRA) y sus miembros en los próximos días.

Pero la dirección sindical declaró que la huelga terminó a las 00:01 horas de este jueves, poniendo en funcionamiento todas las partes de la producción.

Duncan Crabtree-Ireland, director ejecutivo y principal negociador del SAG-AFTRA, dijo que los avances logrados en el acuerdo justificaban la lucha.

“Es un acuerdo del que nuestros miembros pueden estar orgullosos. Ciertamente estoy muy orgulloso”, dijo Crabtree-Ireland en una entrevista con la agencia The Associated Press. “Dijimos que sólo aceptaríamos un acuerdo justo, equitativo y respetuoso, y eso es precisamente lo que es este acuerdo. Así que creo que nuestros miembros, a medida que podamos publicar más detalles, los mirarán y dirán, esto es algo por lo que valió la pena estar en huelga”.

Recordemos que más de 60,000 miembros de SAG-AFTRA se declararon en huelga el pasado 14 de julio, uniéndose a los guionistas que habían dejado sus trabajos más de dos meses antes. Era la primera vez que los dos sindicatos estaban en huelga juntos desde 1960.

Los estudios y guionistas llegaron a un acuerdo que puso fin a su huelga el 26 de septiembre.

Crabtree-Ireland dijo que el acuerdo, que lo valoraron en más de mil millones de dólares, incluye aumentos en los salarios mínimos para los actores, una mayor proporción de los ingresos por streaming para los artistas, mayores beneficios y protecciones contra el uso indiscriminado de la inteligencia artificial (IA) para la recreación de actuaciones.

Los detalles de los términos no se darán a conocer hasta después de una reunión en la que los miembros de la junta revisarán el contrato; se tiene planeado que esto ocurra mañana viernes por la tarde.

Las protecciones sobre la IA fueron un punto de fricción en las negociaciones que se habían desarrollado metódicamente, con largas pausas para que ambas partes se reunieran, desde que se reiniciaron el 24 de octubre.

“Es algo que ha evolucionado incluso mientras estábamos en este proceso de negociación”, dijo Crabtree-Ireland. “Las capacidades de las herramientas de la IA generativa se han ampliado drásticamente. Así que realmente nos hemos centrado en asegurarnos de que las protecciones que negociamos estuvieran preparadas para el futuro o al menos resistieran al futuro”.

La otra parte negociadora, la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP), dijo en un comunicado que el “acuerdo representa un nuevo paradigma. Le da a SAG-AFTRA las mayores ganancias contrato por contrato en la historia del sindicato”. La AMPTP dijo que “espera que la industria reanude el trabajo de contar grandes historias”.

Ejecutivos de las principales empresas de entretenimiento, incluidas Disney, Netflix, Warner Bros. Discovery y Universal, participaron directamente en las negociaciones.

Los actores deberían regresar rápidamente a los sets de películas donde se suspendieron las producciones. Otras películas y programas se reiniciarán una vez que los escritores terminen los guiones.

Y más allá de las producciones con guion, el fin de la huelga permite a los actores regresar a las alfombras rojas, los programas de entrevistas y los podcasts, a medida que se acerca la temporada de premios de Hollywood.

El acuerdo también significa el regreso a los sets para miles de miembros de los equipos de filmación que se quedaron sin trabajo durante las huelgas.

El fabricante estadounidense de vehículos General Motors cerró un acuerdo inicial con el sindicato automotor United Auto Workers (UAW), pocos días después de sus competidores Ford y Stellantis, también afectados por una huelga desde mediados de septiembre, informaron medios estadounidenses.

La cadena CNBC reportó que las negociaciones se extendieron hasta la madrugada de este lunes para alcanzar el acuerdo.

Los diarios The Wall Street Journal y The Washington Post afirman, asimismo, que se alcanzó un entendimiento, citando a fuentes cercanas a las negociaciones.

Recordemos que Ford alcanzó un acuerdo preliminar el miércoles pasado luego de 41 días de huelga y Stellantis tres días después, el sábado 28 de octubre.

El acuerdo provisional con Stellantis, tras 44 días de huelga que afectó simultáneamente a los “Tres grandes” fabricantes de automóviles de Detroit, incluye un aumento del 25% de los salarios hasta 2028, según informó el sindicato en un comunicado.

Estos acuerdos deben ser ratificados por votación de los miembros de la UAW.

Las cifras conocidas son inferiores al 40% que pretendía el presidente de la UAW, Shawn Fain, cuando el sindicato inició la huelga el 15 de septiembre, en el primer paro simultáneo de la historia en Ford, General Motors y Stellantis.

Pero son muy superiores a lo propuesto, por ejemplo, por Ford, que en agosto ofreció 9%.

Más de 45,000 trabajadores llegaron a estar en huelga, como parte de una estrategia en la que la UAW aumentó gradualmente el número de fábricas objeto de paros en busca de mejores condiciones salariales.

La abogada Sidney Powell, que pertenecía al equipo jurídico de la campaña del expresidente Donald Trump, se declaró culpable este jueves en el caso de Georgia por el intento de manipular el resultado de las elecciones presidenciales de 2020 en ese estado.

Según se informó, Powell se ha declarado culpable este jueves, un día antes del comienzo del juicio contra ella. Los fiscales han pedido seis años de libertad provisional, así como que testifique en futuros juicios sobre el caso y escriba una carta pidiendo disculpas a los ciudadanos de Georgia.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Powell admite su papel en la incursión de los sistemas electorales del condado de Coffee, en Georgia.

Con la ayuda de dirigentes locales del Partido Republicano, un grupo de partidarios de Trump accedió de forma ilegal a dichos sistemas para tratar de probar que las elecciones estaban siendo amañadas en detrimento del entonces presidente.

La defensa de Powell ha rechazado siempre la tesis de la Fiscalía de que la abogada “orquestó” la incursión en los sistemas del citado condado.

Powell es la segunda acusada en el caso de Georgia que se declara culpable. El primero fue Scott Hall, quien a finales de septiembre se declaró culpable de cinco cargos menores como parte un acuerdo que sus abogados habían negociado con la Fiscalía.

Como parte de ese acuerdo, se redujo la gravedad de los delitos de los que Hall estaba acusado y se estableció que deberá cumplir cinco años en libertad condicional, además de tener que pagar 5,000 dólares de multa y cumplir con 200 horas de servicios comunitarios.

Powell y Hall forman parte del grupo de 18 personas que han sido imputadas junto al expresidente Donald Trump por el intento de revertir el resultado electoral en Georgia en 2020.