Tag

astrazeneca

Browsing

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó esta tarde que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorizó una vacuna más contra el Covid-19, para su uso de emergencia en México.

El funcionario, quien se ausentó  la primera parte de la conferencia vespertina en Palacio Nacional, informó que la vacuna que se autorizó fue la de AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

En un inicio, López-Gatell indicó que la Cofepris también había autorizado la vacuna de CanSino Biologics, aunque más tarde corrigió y borró el mensaje de sus redes sociales, pues la autorización solo fue para la de AstraZeneca.

Por su parte el canciller Marcelo Ebrard, indicó que con la autorización que recibió la vacuna de AstraZeneca, se iniciará en breve la producción de la vacuna en México.

La vacuna de AstraZeneca se convierte en la segunda autorizada en nuestro país, luego de que el pasado 11 de diciembre, la Cofepris diera luz verde a la de la producida por Pfizer.

La vacuna rusa contra el Covid-19, La Sputnik V, mostró una eficacia del 91.4% en la tercera y última fase de ensayos clínicos, tras lo cual Rusia procederá a registrarla en otros países, informó hoy en un comunicado el Centro Gamaleya y el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR).

Este es el resultado de los análisis realizados entre 22,714 voluntarios después de 21 días desde el momento de la inoculación de la primera dosis de la vacuna o de placebo.

En total, se detectaron 78 infectados, entre los que figuran aquellos que recibieron placebo (62) y los que fueron vacunados (16), precisa la nota oficial publicada en Twitter.

Según el director del Centro Gamaleya, Alexandr Gintsburg, estos datos «permiten afirmar con seguridad que (Sputnik V) es altamente eficaz y totalmente segura para la salud».

A su vez, los especialistas rusos registraron 20 casos graves entre aquellos que fueron tratados con placebo y ninguno en el grupo de vacuna. «La eficacia de la vacuna contra los casos graves de la infección con coronavirus fue del 100%», señala la nota oficial.

Los únicos efectos adversos detectados durante un breve período de tiempo en algunos de los voluntarios fueron fiebre, fatiga, debilidad y dolor de cabeza.

Con estos datos, que serán publicados en publicaciones científicas internacionales, el FIDR elaborará un informe que será utilizado para solicitar el «registro acelerado» de Sputnik-V en diversos países.

El presidente del FIDR, Kiril Dmítriev, adelantó que el primer país donde se solicitará el registro será este mismo mes de diciembre en Argentina, ya que América Latina es una de las prioridades de la vacuna rusa. «En enero solicitaremos el registro acelerado en todos los países clave», explicó a la prensa y mencionó India, Emiratos Árabes y otros países de Asia, América Latina, Oriente Medio y África.

Además de los voluntarios rusos vacunados en 29 centros médicos rusos, la tercera fase de ensayos clínicos está en marcha también en Venezuela, Bielorrusia y los Emiratos Árabes Unidos.

A final de noviembre el FIDR informó de que la eficacia de la vacuna 42 días después de la primera dosis era de más del 95% y que costaría menos de 10 dólares la dosis.

Recordemos que las autoridades de Moscú comenzaron el pasado 5 de diciembre la vacunación masiva en la capital, mientras el Ministerio de Sanidad de Rusia informó hoy de que todas las regiones del país han recibido ya suministros de Sputnik V.

La farmacéutica británica AstraZeneca confirmó el pasado viernes que comenzará «pronto» a investigar la combinación de su vacuna contra el Covid-19 con la Sputnik V a fin de potenciar su eficacia.

Sobre la vacuna rusa, esta mañana el canciller Marcelo Ebrard informó a través de sus redes sociales que a invitación de México, los fabricantes de la Sputnik V han presentado la solicitud y documentación necesaria a la COFEPRIS para realizar estudios clínicos en nuestro país y así obtener la autorización correspondiente.

Después de que los resultados preliminares de los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V hayan mostrado una eficacia superior al 90%, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y el Instituto Gamaleya ofrecieron, el pasado 23 de noviembre, el uso de uno de los dos componentes (vectores adenovirales humanos) de la vacuna Sputnik V a AstraZeneca para que ésta los use en sus propios ensayos clínicos.

AstraZeneca aceptó la propuesta de RDIF y, antes de que finalice el año, empezará ensayos clínicos de su vacuna en combinación con el vector adenovirus humano del tipo Ad26 de la vacuna Sputnik V.

El laboratorio informó que dicha investigación permitirá a los científicos de AstraZeneca estudiar la posibilidad de aumentar la eficacia de su vacuna gracias a la aplicación de este enfoque combinado.

«Sputnik V es una de las vacunas más eficaces y seguras del mundo gracias a su tecnología única que combina dos vectores adenovirales humanos diferentes para lograr una respuesta inmune más potente y duradera, en comparación con otras vacunas que usan el mismo componente para dos inoculaciones», dijo la farmacéutica. 

Indicó que la metodología con dos vectores adenovirales diferentes, para una inmunización primaria y una de refuerzo, es un descubrimiento único y revolucionario de los científicos del Centro Gamaleya.

Detalló que permite evitar la reacción inmune al primer vector, que se forma tras la primera inmunización, y por lo tanto aumentar la eficacia y generar inmunidad a largo plazo. Recordó que entre las vacunas líderes contra el Covid-19, la vacuna Sputnik V es la única en usar tecnología de doble vector.

Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), comentó que «este ejemplo único de cooperación entre científicos de países diferentes en la lucha conjunta contra el coronavirus jugará un papel clave en la victoria final sobre la pandemia a nivel global».

Añadió que la vacuna rusa Sputnik V ya está, hoy en día, salvando vidas en Rusia a través del programa de vacunación a gran escala.

Reconoció que la decisión de AstraZeneca de llevar a cabo ensayos clínicos usando uno de los dos vectores de la vacuna Sputnik V, con el fin de incrementar la eficacia de su propia vacuna, es un importante paso adelante en la unificación de esfuerzos para combatir la pandemia

Presuntos hackers norcoreanos intentaron acceder en las últimas semanas a los sistemas informáticos de la farmacéutica AstraZeneca, justo cuando la empresa ultima el desarrollo de su vacuna candidata contra el Covid-19.

Los hackers se hicieron pasar por reclutadores en LinkedIn y WhatsApp para proponer a los trabajadores de AstraZeneca falsas ofertas de trabajo, indicaron fuentes con conocimiento del tema a la agencia Reuters.

Más tarde enviaron documentos que simulaban ser descripciones de puestos de trabajo y que incluían un código malicioso diseñado para acceder al ordenador de las víctimas.

Los intentos de piratería informática se realizaron a un «amplio grupo de personas», incluido el personal que trabajaba en la investigación de la vacuna contra el nuevo coronavirus, dijo una de las fuentes, agregando que la firma cree que los hackers no lograron su objetivo.

Las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato, indicaron que las herramientas y técnicas utilizadas en los ataques eran parte de una campaña de piratería informática en curso que funcionarios estadounidenses e investigadores de seguridad cibernética atribuyen a Corea del Norte.

Anteriormente, esa campaña se había centrado en empresas de defensa y medios de comunicación, pero en las últimas semanas ha girado en torno a objetivos relacionados con el coronavirus, según tres personas que han investigado los ataques.

Los ciberataques contra organismos de salud, desarrolladores de vacunas y fabricantes de medicamentos se han disparado durante la pandemia. Los grupos de hackers con apoyo estatal y del crimen organizado se esfuerzan por obtener las últimas investigaciones e información sobre la enfermedad.

Microsoft apuntó este mes que había observado a dos grupos de hackers norcoreanos dirigirse a desarrolladores de vacunas en múltiples países, incluso «enviando mensajes con descripciones de trabajo falsas». La empresa no dio el nombre de ninguna de las organizaciones afectadas.

Corea del Sur explicó que la agencia de inteligencia del país había frustrado varios de esos intentos.

La agencia Reuters ha venido informado que hackers de Irán, China y Rusia han intentado acceder a los sistemas de los principales fabricantes de medicamentos, e incluso al de la Organización Mundial de la Salud. Teherán, Pekín y Moscú niegan las acusaciones.

Algunas de las cuentas utilizadas en los ataques a AstraZeneca se registraron en direcciones de correo electrónico rusas, según una de las fuentes, en un posible intento de confundir a los investigadores.

El director ejecutivo de AstraZeneca aseguró este jueves que es necesario llevar a cabo una mayor investigación sobre su vacuna contra el Covid-19, a raíz de los cuestionamientos acerca de la protección que puede ofrecer contra el coronavirus.

«Ahora que hemos encontrado lo que parece ser una mayor eficacia tenemos que validarlo, por lo que necesitamos un estudio adicional», dijo Pascal Soriot en una entrevista con la agencia Bloomberg.

El laboratorio británico y la Universidad de Oxford, con quien desarrolla este proyecto, anunciaron el lunes pasado que según los resultados de los ensayos clínicos realizados en el Reino Unido y Brasil su vacuna mostraba una eficacia media del 70%.

Este dato procede sin embargo de dos grupos distintos. Uno más pequeño, al que se administró primero media dosis y una dosis completa un mes después, resultó en una eficacia del 90%. Un segundo grupo mucho mayor, que recibió dos dosis de la vacuna con un mes de diferencia, mostró una eficacia del 62%.

Andrew Pollard, científico de la Universidad de Oxford, explicó que la diferencia podía explicarse porque «al dar una primera dosis más pequeña estamos preparando el sistema inmunológico de manera diferente, lo estamos preparando mejor para responder».

Sin embargo, los científicos reconocieron que la cantidad menor administrada inicialmente al primer grupo partió de un error en la dosis que los investigadores decidieron después mantener. Y que dicho grupo, además de ser mucho menor, tenía un límite máximo de edad de 55 años.

Así que para confirmar estos resultados, probablemente se realizará otro «estudio internacional», afirmó Soriot.

«Pero este podría ser más rápido porque sabemos que la eficacia es alta y necesitamos un número menor de pacientes», agregó, precisando que la investigación adicional no debería retrasar la aprobación de la vacuna por las autoridades sanitarias que el laboratorio se dispone a solicitar.

AstraZeneca y la Universidad de Oxford reconocieron un error de fabricación que está generando dudas sobre los resultados preliminares de su vacuna experimental contra el COVID-19.

Un comunicado difundido por los desarrolladores, en el que se describe el error, se dio a conocer días después de que la compañía y la universidad dijeron que las dosis eran «altamente efectivas», aunque no habían mencionado el motivo por el que algunos de los participantes del ensayo clínico no recibieron la cantidad esperada de vacuna en la primera de las dos inyecciones.

En un resultado sorpresivo, el grupo de voluntarios que recibió la dosis menor aparentemente obtuvo una protección mucho mejor que los que recibieron las dos dosis completas.

En el grupo de menor dosis, dijo AstraZeneca, la vacuna aparentemente tuvo una efectividad del 90%. En el grupo de dosis completas, aparentemente fue de 62%. En combinación, dijo la farmacéutica, la vacuna tenía una efectividad aparente del 70%, pero la manera en que las compañías alcanzaron los resultados y los reportaron ha generado cuestionamientos de algunos expertos.

Antes de comenzar su investigación, los científicos especifican todos los pasos a seguir y la manera en que analizarán los resultados. Cualquier cambio en ese protocolo puede poner los resultados en duda.

En ese sentido, la Universidad de Oxford dijo que algunas de las ampolletas utilizadas durante el ensayo no tenían la concentración adecuada de la vacuna, por lo que algunos voluntarios recibieron media dosis. La universidad dijo que habló con reguladores sobre el problema y accedió a completar el ensayo avanzado con dos grupos. El problema de fabricación ha sido corregido, según el texto.

Los expertos dicen que el número relativamente bajo de personas en el grupo de bajas dosis dificulta saber si la efectividad que se registró en el grupo es real o es una peculiaridad estadística. Unas 2,741 personas recibieron media dosis de la vacuna, seguida de una dosis completa en la segunda inyección, dijo AstraZeneca. Un total de 8,895 personas recibieron las dos dosis completas.

Sin embargo existe otro factor: ninguna de las personas en el grupo de dosis baja tenía más de 55 años. Las personas más jóvenes suelen tener una respuesta inmunológica más fuerte que las personas de edad avanzada, por lo que podría ser que la juventud de los participantes en el grupo de dosis baja sea el motivo por el que hubo resultados favorables y no tanto el volumen de la dosis.

Otro punto de confusión se deriva de la decisión de reunir los resultados de dos grupos de participantes que recibieron distintos niveles de dosis para alcanzar un promedio de efectividad del 70%.

Investigadores de Oxford señalan que no están seguros y están trabajando para descubrir el motivo. Sarah Gilbert, una de las científicas de Oxford que encabeza la investigación, dijo que la respuesta posiblemente esté relacionada con brindar exactamente la dosis correcta de la vacuna para desencadenar la mejor respuesta inmunológica.

Los detalles de los resultados de los ensayos se publicarán en revistas médicas y se les entregarán a los reguladores británicos para que puedan decidir sobre la autorización para la distribución de la vacuna. Dichos reportes incluirán un análisis detallado que cuenta con información demográfica y de otro tipo sobre quiénes enfermaron en cada grupo y darán un panorama más completo sobre la efectividad de la vacuna.

La vacuna contra el Covid-19 que desarrolla AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford tiene una eficacia media del 70%, que llega a 90% con una dosis menor, según ensayos clínicos realizados en el Reino Unido y Brasil, informó este lunes el equipo responsable del proyecto.

«AstraZeneca preparará ahora inmediatamente la presentación reglamentaria de los datos a las autoridades de todo el mundo» en busca de una rápida aprobación, afirmó el director ejecutivo de la farmacéutica, Pascal Soriot, quien aseguró que la eficacia y seguridad de la vacuna confirman que será muy efectiva contra el nuevo coronavirus, y auguró que tendrá un impacto «inmediato».

Concretamente, la efectividad se elevó al 90% en el caso de una muestra de personas que recibieron primero media dosis y una dosis completa un mes después. La eficacia bajó al 62% en otro grupo que recibió dos dosis con un mes de diferencia.

Más de 3,000 voluntarios participaron en el subgrupo que mostró mayor efectividad, precisó en rueda de prensa el profesor de la Universidad de Oxford Andrew Pollard. «Creemos que al dar una primera dosis más pequeña estamos preparando el sistema inmunológico de manera diferente, lo estamos preparando mejor para responder», explicó.

Peter Openshaw, profesor de medicina experimental del Imperial College de Londres, consideró que una combinación de media dosis y dosis completa «es una gran noticia, ya que potencialmente aumenta el número de personas que pueden ser vacunadas y reduce los costos».

Sin embargo, con una efectividad media del 70%, esta vacuna sería menos efectiva que la de las firmas estadounidenses Pfizer/BioNTech o Moderna, que anunciaron recientemente superar el 90%.

Pero tiene la gran ventaja de utilizar una tecnología más tradicional, lo que la hace menos costosa y más fácil de almacenar y transportar, ya que no necesita ser conservada a muy baja temperatura: se puede guardar al menos seis meses refrigerada entre 2ºC y 8ºC, precisó el equipo británico.

AstraZeneca estimó en el comunicado que su vacuna es «altamente eficaz» para prevenir la enfermedad y remarcó que durante las pruebas ningún participante desarrolló formas graves de coronavirus ni tuvo que ser hospitalizado.

Gracias a su «simple cadena de suministro», la vacuna de Oxford/AstraZeneca «será accesible y estará disponible en todo el mundo», afirmó Soriot. «Estos resultados muestran que tenemos una vacuna eficaz que salvará muchas vidas», afirmó Pollard.

El laboratorio británico asegura estar haciendo rápidos progresos en la fabricación prevista de 3,000 millones de dosis, que estarán disponibles en 2021.

AstraZeneca dijo que solicitará de inmediato la aprobación temprana de la vacuna cuando sea posible, y que buscará que la Organización Mundial de la Salud apruebe su uso de emergencia para que esté disponible en países de bajos ingresos.

Aunque los resultados reportados provienen de ensayos en el Reino Unido y Brasil, también se están llevando a cabo ensayos de última etapa de la vacuna en Estados Unidos, Japón, Rusia, Sudáfrica, Kenia y América Latina, y se planean ensayos adicionales para otros países europeos y asiáticos.

Científicos de la Universidad de Oxford esperan informar los resultados de las pruebas avanzadas de su vacuna contra el Covid-19 antes de Navidad, dijo uno de sus investigadores este jueves.

El doctor Andrew Pollard, experto en infecciones pediátricas e inmunidad de Oxford, dijo que las bajas tasas de infección durante el verano demoraron las investigaciones, pero que las pruebas de Fase III están acumulando los datos necesarios para informar de los resultados a medida que una nueva ola de la pandemia afecta a países alrededor del mundo.

Recordemos que la Universidad de Oxford desarrolla su vacuna junto con el laboratorio AstraZeneca.

«Creo que estamos cerca, decididamente será antes de Navidad a juzgar por los progresos», dijo Pollard en entrevista con la cadena BBC.

Pollard habló de los progresos de las pruebas de fase avanzada al tiempo que Oxford dio a conocer una investigación anterior según la cual la vacuna tenía buena tolerancia y provocaba una fuerte reacción inmune en personas mayores de 70 años. Esto es importante porque las vacunas no suelen ser tan eficaces en personas mayores, dijo Pollard.

«La razón por la que estamos tan contentos es que por lo que vemos, las reacciones inmunitarias son idénticas, incluso en personas mayores de 70 años», acotó.

Las conclusiones se basan en una prueba de Fase II con 560 personas, de las cuales 240 eran mayores de 70 años. Los resultados del estudio aparecieron este jueves en la revista médica internacional The Lancet.

Las pruebas de Fase II brindan datos preliminares importantes, pero no demuestran en última instancia si la vacuna previene la enfermedad. Oxford y AstraZeneca aguardan los resultados de las pruebas de Fase III con miles de personas alrededor del mundo para determinar si su vacuna es segura y eficaz.

Otras dos farmacéuticas, Pfizer y Moderna, difundieron en los últimos días los resultados preliminares de sus pruebas de fase avanzada, según los cuales sus vacunas son efectivas en casi 95%.

Pollard dijo que no hay competencia entre los distintos grupos de investigación porque se necesitarán varias vacunas para controlar la pandemia y permitir que la vida regrese a la normalidad.

A pesar de los avances recientes, Pollard dijo que el mundo está apenas en las etapas iniciales de los esfuerzos para proteger a la gente del Covid-19. Una vez aprobadas las vacunas, los laboratorios y las autoridades de salud pública aún enfrentan la tarea de fabricar miles de millones de dosis y suministrarlas a la gente alrededor del mundo.

Según datos publicados en The Lancet, la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford provoca una respuesta inmunitaria entre las personas mayores, especialmente vulnerables al virus. Señalan que la vacuna provoca entre las personas mayores de 56 años una respuesta inmunitaria idéntica a la que suscita entre los más jóvenes (18-55 años).

Como recuerda The Lancet, «los más mayores tienen un riesgo más elevado de desarrollar una forma grave de Covid-19 y es por tanto esencial que una vacuna destinada a luchar contra esta enfermedad sea eficaz para este grupo de población».

La distribución de la vacuna contra el Covid-19 podría estar «en fase avanzada» a finales de marzo de 2021, según estimaciones de la empresa farmacéutica AstraZeneca.

Así lo indicó este lunes el director del área de Investigación y Desarrollo de Oncología AstraZeneca, Josep Baselga, quien calcula que a principios de año que viene la farmacéutica tendrá unos tres mil millones de vacunas que confía en que se verifiquen efectivas.

Lo «complicado» será diseñar cómo repartirlas dada la demanda que existirá, por lo que Balsega estima que hasta finales del primer trimestre de 2021 las vacunas, en caso de funcionar, no estarían en «fase avanzada de distribución».

AstraZeneca espera que antes de finales de año «una, dos o tres» de las cuatro vacunas con las que está experimentando comiencen a dar «resultados».

En el caso de las vacunas de esta empresa la previsión es que se apliquen dos dosis: la segunda 28 días después de la primera.

Ahora mismo en todo el mundo hay 175 vacunas distintas sobre las que se está trabajando, 35 de ellas en ensayos clínicos con enfermos y 10 en su fase final de verificación, explicó Balsega.

«La vacuna ayudará, pero no es la única solución», dijo el vocero, y recordó que AstraZeneca está desarrollando también un tratamiento por «anticuerpos monoclonales», con el que se aplicarían anticuerpos de personas que han pasado el virus a potenciales enfermos.

Hay 16 de estos tratamientos en desarrollo y uno en especial que «es buenísimo».

Se mostró confiado en que tras un invierno que será «horroroso» el próximo verano sea «relativamente normal», y sostuvo que no se debe obligar a vacunarse a quien no lo quiera, porque a su juicio debe prevalecer «un principio de libertad individual que es innegable».

Recordemos que los gobiernos de Argentina y México, así como Fundación Slim, llegaron a un acuerdo con la AstraZeneca y la Universidad de Oxford para fabricar la vacuna destinada a sus países y distribuirla después al resto de América Latina, excepto Brasil.

El laboratorio farmacéutico británico AstraZeneca anunció este lunes que los ensayos de su vacuna contra el Covid-19 daban resultados prometedores sobre una respuesta inmunitaria entre los jóvenes adultos y las personas mayores.

«Es alentador ver respuestas inmunitarias parecidas entre las personas mayores y los jóvenes adultos», señaló un portavoz de AstraZeneca, que colabora con la Universidad de Oxford en el desarrollo de la vacuna.

«Los resultados sustentan las pruebas sobre la seguridad y la respuesta inmunitaria» de la vacuna, según la firma.

La Universidad de Oxford precisó por su parte que estos datos provienen de los primeros ensayos clínicos, los llamados de fase 2.

La vacuna se encuentra actualmente en el nivel de ensayos clínicos más amplios (fase 3), a etapa previa a su autorización por parte de las autoridades.

Los ensayos clínicos fueron reanudados en Estados Unidos, el único país donde estaban suspendidos después de que un participante se enfermara hace más de seis semanas, anunció el viernes pasado AstraZeneca.

Los resultados del ensayo de este proyecto de vacuna, uno de los más avanzados del mundo, están previstos para este año.

Es uno de los diez que están siendo probados en decenas de miles de voluntarios en ensayos de fase 3, junto a proyectos estadounidenses, chinos y uno ruso.

Esta vacuna es una de las más esperadas. El grupo farmacéutico ha vendido previamente cientos de millones de dosis en varios continentes y ha firmado acuerdos con otros laboratorios para que las dosis sean fabricadas a nivel local.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa), informó este miércoles que un voluntario que participaba en una prueba clínica de la vacuna contar el COVID-19 desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, perdió la vida.

La autoridad dijo que las pruebas en Brasil seguirán pese a la muerte del voluntario, de la cual no entregó mayores detalles, argumentando confidencialidad médica de los involucrados en los ensayos.

A la par, la Universidad Federal de Sao Paulo, que ayuda a coordinar los ensayos de fase 3 en Brasil, afirmó que el voluntario era brasileño. Oxford, en tanto, también confirmó que los ensayos continuarán y afirmó que después de una evaluación cuidadosa «no ha habido preocupaciones sobre la seguridad del ensayo clínico».

El periódico brasileño O Globo informó que el voluntario había recibido un placebo y no la vacuna de prueba, citando fuentes no identificadas.

Recordemos que el gobierno de Brasil ya tiene planes de comprar para la vacuna del Reino Unido y producirla en su centro de investigación biomédica FioCruz en Río de Janeiro, mientras que el Instituto Butantan, un centro de investigación del estado de Sao Paulo, está probando una vacuna de la china Sinovac.

Brasil tiene la segunda mayor cifra de muertes por COVID-19, con más de 154,000 decesos, sólo por detrás de Estados Unidos. Los casos suman más de 5.2 millones, el tercer peor brote después de Estados Unidos e India.

El presidente de los Consejos de Administración de Grupo Carso y de América Móvil, Carlos Slim Domit, aseguró este viernes que México y América Latina tendrá la vacuna contra el coronavirus un año antes de lo previsto.

Durante su participación en el evento digital «México Siglo XXI» organizado por Fundación Telmex Telcel, el directivo dijo que, en caso de ser aprobada, «el apoyo de la Fundación Carlos Slim, permitirá que México y América Latina accedan a la vacuna un año antes de lo previsto».

Sin embargo, reiteró que previo a la vacuna, ya existe un tratamiento efectivo contra el COVID-19 y este es el uso del cubrebocas.

«Ya hay un tratamiento preventivo y efectivo, con evidencia científica que está siendo posible controlar los rebrotes en muchos países, reduciendo el riesgo de contagio hasta más del 90%, con posible protección, superior incluso al de las vacunas, tratamiento accesible y sin receta, es el cubrebocas, y de todos depende su efectividad», afirmó.

El directivo resaltó que la solución definitiva para enfrentar la pandemia es contar con vacunas efectivas, por lo que han seguido el avance de proyectos que buscan su desarrollo urgente.

Aseguró que la farmacéutica AstraZeneca está tratando de hacer realidad la vacuna, y por ello resaltó la importancia del acuerdo entre México, la empresa y la Universidad de Oxford, para que se pueda tener acceso a la vacuna lo más pronto posible.

«Aunque la vacuna aún está en proceso de pruebas que lleva plazos y riesgos, ha mostrado resultados alentadores en sus fases anteriores», señaló.

Dijo que en México, la empresa Liomont completará el proceso de estabilización, fabricación y envasado.

Detalló que la Fundación Carlos Slim trabajará con AstraZeneca para distribuir desde México a toda Latinoamérica la vacuna, y participará con la disponibilidad de recursos en complemento con los gobiernos de los países para iniciar el proceso de producción de 150 millones de dosis con posibilidad de incrementarse a 250 millones, resaltó.

Expuso que esto será sin fines de lucro y sin beneficio económico para nadie.

Los efectos adversos que llevaron a frenar los ensayos de la vacuna para el COVID-19 de la farmacéutica AstraZeneca, no estuvieron asociados a la vacuna en sí, según un documento publicado este miércoles por la Universidad de Oxford.

Los ensayos globales de la vacuna de la farmacéutica, que desarrolla con investigadores de Oxford, fueron suspendidos el 6 de septiembre, después de que un participante británico de los estudios presentara un efecto secundario grave que se pensó podría ser un desorden inflamatorio espinal llamado mielitis transversa.

Las revisiones de seguridad comenzaron cuando voluntarios de la candidata a vacuna, llamada AZD1222 o ChAdOx1 nCoV-19, desarrollaron síntomas neurológicos inexplicables que incluyeron debilidad de las extremidades o cambios en la sensibilidad.

«Después de una revisión independiente, se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna o no hay pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas con la vacuna», según el documento.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Recordemos que los ensayos de la vacuna se reanudaron en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica, pero aún no en Estados Unidos. Hasta ahora AstraZeneca ni la Universidad de Oxford han comentado al respecto.

También se informó esta tarde que Italia podría tener sus primeras dosis de la vacuna que desarrollan AstraZeneca para fines de noviembre, dijo el director gerente de la firma de biotecnología IRBM.

IRBM, cuyo laboratorio tiene oficinas centrales al sur de Roma, está cooperando con AstraZeneca en el desarrollo de la vacuna para la enfermedad que ha causado más de 35,600 muertes en Italia.

«Es posible tener las primeras dosis en Italia para fines de noviembre, siempre que los ensayos clínicos continúen tal como está previsto y la vacuna sea autorizada», dijo Matteo Liguori, director gerente de IRBM.

El Ministerio de Salud de Italia ya ha dicho que una vacuna podría estar disponible para fines de este año

la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, Martha Delgado, anunció que México fue invitado a formar parte del Consejo Directivo de la Aceleradora para el Acceso a Herramientas contra el COVID-19 (ACT-A).

La funcionaria indicó que la invitación surge en reconocimiento al liderazgo de nuestro país para promover y difundir los principios de equidad y de accesibilidad en todos los ámbitos: tratamientos, vacunas y pruebas.

Detalló que este Consejo es promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con otras organizaciones globales encargadas de responder a la pandemia en términos de tratamientos, tecnologías de diagnóstico y vacunas.

En ese sentido informó que México estará firmando en los próximos días un acuerdo de compromiso de compra anticipada, en la modalidad de compra opcional, con el Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la COVID-19 (COVAX Facility).

Dicho acuerdo permitirá a México analizar el portafolio de vacunas y, si hay alguna candidata que logre eficiencia, validación y registro global, el gobierno podrá escoger si la toma o no a los precios ofrecidos, previa evaluación y autorización de la Secretaría de Salud.

Al respecto, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reiteró que México participa en varios procesos nacionales e internacionales para lograr la vacuna lo antes posible.

El canciller aseguró que a México no le va a faltar la vacuna pues nuestro país está en muchos proyectos. “No estamos apostando, como decimos, todos los huevos a una canasta, sino que estamos jugando, o estando a tiempo, en muy diferentes proyectos”.

Con respecto al anuncio realizado por AstraZeneca sobre la interrupción de sus ensayos clínicos por la detección de un efecto secundario en uno de los voluntarios, el secretario explicó que este desarrollo se encuentra en la fase III, por lo que implica el monitoreo de 40 mil personas inoculadas.

Aclaró que en este tipo de estudios, con un solo caso de algún efecto o reacción, los protocolos dictan que hay que hacer una pausa, no una suspensión.

Reiteró la participación de nuestro país en todos los proyectos que son relevantes y exhortó a esperar los resultados del comité independiente que determinará si la vacuna tiene o no que ver con dicha reacción secundaria.

AstraZeneca debería saber antes de fin de año si su vacuna experimental protege a las personas del coronavirus, siempre y cuando reciba la aprobación para reanudar sus ensayos pronto, dijo este jueves su presidente ejecutivo.

Y es que la farmacéutica británica suspendió sus ensayos de etapa final sobre su potencial vacuna esta semana, luego de que un participante que enfermó habría sufrido de síntomas asociados a la mielitis transversa, un raro trastorno inflamatorio espinal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado a la vacuna de AstraZeneca, que está siendo desarrollada en conjunto con la Universidad de Oxford, como la más promisoria contra el coronavirus.

El presidente ejecutivo, Pascal Soriot, dijo que AstraZeneca aún no conoce el diagnóstico del participante enfermo, agregando que no está claro si el voluntario tenía mielitis transversa, por lo que precisó que se necesitarán más exámenes.

El diagnóstico sería presentado a una comisión independiente de seguridad y ésta decidirá si pueden reanudarse los ensayos, sostuvo Soriot, agregando que tales pausas son algo común.

«Es muy común, en realidad, y muchos expertos les dirán esto», afirmó Soriot, añadiendo que «la diferencia con otros ensayos de vacunas es que no todo el mundo los está mirando, desde luego. Ellos paran, estudian y reanudan».

Las acciones de AstraZeneca cayeron ayer miércoles después de que la detención de los ensayos generó dudas sobre la fecha de lanzamiento de la vacuna.

AstraZeneca proveerá vacunas a los países de manera simultánea para garantizar una distribución justa y equitativa, refirió Soriot, reiterando que la compañía está cerca de alcanzar la capacidad de producir 3,000 millones de dosis desde diferentes lugares del mundo para evitar que los gobiernos limiten su distribución.

El presidente ejecutivo de AstraZeneca dijo que el volumen del estudio, en el que participarán hasta 60,000 personas, es típico de ensayos de vacuna y lo suficientemente grande para detectar efectos secundarios inusuales.

«Con esto vas a hallar eventos muy inusuales», sostuvo, agregando que el lanzamiento gradual previsto, que priorizará los grupos de riesgo, daría más garantías para las personas que estarán cubiertas por los planes de los gobiernos en una etapa posterior.

Hay casos documentados con anterioridad de mielitis transversa después de una vacunación, pero no se ha establecido una relación concreta entre la condición y las inyecciones, dijeron los expertos.

Una revisión de casi 40 años de publicaciones en inglés, publicada en 2009 en la revista Lupus, halló 37 casos de mielitis transversa asociados con vacunas para la hepatitis B, para el sarampión, las paperas y la rubéola, y para el tétanos, la difteria y la tos ferina, entre otras.

Foto: Twitter @AstraZeneca

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que la seguridad es el pilar de la búsqueda de cualquier vacuna y es el requisito indispensable que debe guiar los ensayos clínicos, esto en relación con el anuncio de que se ha interrumpido el ensayo de una de las candidatas a vacuna más prometedoras contra el Covid-19.

La farmacéutica sueco-británica AstraZeneca anunció que ha detuvo sus ensayos clínicos, debido a que uno de los participantes sufre «una enfermedad potencialmente inexplicable».  La vacuna es desarrollada en colaboración con la Universidad de Oxford.

«Cuando surge una enfermedad potencialmente inexplicable en el participante de un ensayo, que puede o no tener relación con la vacuna que se está evaluando, investigar es una práctica de rigor», según una declaración de la OMS.

La organización afirma que estas situaciones no son tan inusuales como podría pensarse y que la interrupción dura lo que toma evaular la situación.

«Estamos complacidos de ver creadores de vacunas que garantizan la integridad científica de los ensayos y están sujetos a los estándares y reglas de desarrollo de vacunas», indicó la entidad que coordina los esfuerzos mundiales contra la pandemia.

Se considera que una o más vacunas serán las armas principales para poner fin a la pandemia y permitir la recuperación de los servicios de sanidad nacionales, así como de las golpeadas economías.

Las vacunas son probadas en voluntarios, organizados en dos grupos en la fase tres de los ensayos clínicos.

Al primer grupo se le inocula la candidata a vacuna y al segundo un placebo, pero los participantes no saben a qué grupo pertenecen.

Todos están bajo supervisión en las semanas que siguen para detectar si en el grupo que recibió el placebo hay más casos de infecciones que en el otro, lo que demostraría que la vacuna funciona.

Para ello, estos ensayos deben realizarse en lugares donde el coronavirus está circulando con intensidad, como era el caso del ensayo de Astrazeneca, que estaba probando su vacuna en el Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica.

Estos tres últimos están entre los diez países del mundo con más casos confirmados de COVID-19.

Sin embargo, este miércoles se informó que el Instituto Serum de la India, el mayor fabricante mundial de vacunas, continuará con las pruebas de la vacuna de AstraZeneca, a pesar de que la farmacéutica anunció la interrupción de sus los ensayos.

«Los ensayos en la India continúan y no hemos encontrado ningún tipo de problema», declaró Serum en un breve comunicado. «No podemos comentar los informes de que AstraZeneca ha interrumpido los ensayos en el Reino Unido, a parte de que han sido pausados para ser revisados y comenzarán pronto», añadió el fabricante de vacunas.

El Instituto Serum de la India comenzó a realizar pruebas en humanos de la vacuna a principios de agosto.

En tanto, el diario británico Financial Times, aseguró que la farmacéutica británica podría reanudar los ensayos clínicos de su vacuna experimental contra el COVID-19 la próxima semana.