Tag

autorización

Browsing

Reino Unido, el primer país en aprobar una vacuna contra el COVID-19 a finales de 2020, se convirtió ahora en el primero en dar luz verde a una fórmula adaptada tanto a la variante original como a la variante Ómicron del virus.

El organismo regulador de los medicamentos en Reino Unido (MHRA) dio este lunes la aprobación condicional a la llamada vacuna bivalente fabricada por la empresa farmacéutica estadounidense Moderna como refuerzo para adultos.

Ahora se espera que el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización de Reino Unido emita pronto una recomendación sobre cómo debe desplegarse la vacuna en el país.

La decisión de la MHRA se basó en los datos de los ensayos clínicos que demostraron que el refuerzo desencadenó «una fuerte respuesta inmunitaria» tanto contra Ómicron (BA.1) como contra el virus original de 2020.

En junio, Moderna dijo que los datos del ensayo mostraban que, cuando se administraba como cuarta dosis, la inyección adaptada a la variante aumentaba los anticuerpos neutralizantes del virus en ocho veces contra Ómicron.

La MHRA también citó un análisis exploratorio en el que se comprobó que la inyección también generaba una buena respuesta inmunitaria contra las subvariantes de Ómicron BA.4 y BA.5, actualmente dominantes en todo el mundo, incluido México.

Según Moderna, los datos del ensayo mostraron que su refuerzo adaptado a la variante generó niveles de anticuerpos contra las subvariantes que fueron 1.69 veces mayores que los que recibieron el refuerzo original.

Sin embargo, la correlación entre los niveles de anticuerpos neutralizantes y la eficacia de la vacuna contra la enfermedad, en particular la enfermedad grave, sigue sin estar clara. La MHRA añadió que no se identificaron problemas graves de seguridad con la nueva formulación de Moderna.

Recordemos que el gobierno de Reino Unido dijo el mes pasado que un programa de refuerzo de la vacuna comenzaría a «principios de otoño» y que las vacunas se ofrecerían a los mayores de 50 años, a los individuos en grupos de riesgo clínico, a los trabajadores de primera línea y al personal de residencias para adultos mayores.

Aunque las vacunas existentes contra el COVID-19 siguen proporcionando una buena protección contra la hospitalización y la muerte, la eficacia de la vacuna se ha visto afectada por la evolución del virus.

«La primera generación de vacunas contra el COVID-19 que se está utilizando en Reino Unido sigue proporcionando una importante protección contra la enfermedad y salvando vidas», declaró la directora ejecutiva de la MHRA, June Raine, en un comunicado. «Lo que esta vacuna bivalente nos da es una herramienta afinada en nuestro arsenal para ayudar a protegernos contra esta enfermedad a medida que el virus sigue evolucionando», añadió.

Volaris busca apuntarse como la primera aerolínea mexicana en operar vuelos internacionales desde el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), hacia los Estados Unidos, con la ruta México-Los Ángeles.

«Esta ruta es una decisión de negocio sustentada en el mercado potencial aledaño al AIFA y será adicional a la actual oferta que tiene Volaris en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México», señaló Volaris en un comunicado.

Recordemos que el nuevo aeropuerto de México, una de las obras emblemáticas del presidente Andrés Manuel López Obrador, fue inaugurado en marzo pasado.

La aerolínea explicó que ingresó la solicitud de autorización a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) desde el pasado 7 de abril pasado, con la intención de iniciar operaciones en diciembre de 2022 y ser el primer operador nacional en inaugurar una ruta internacional en el nuevo aeropuerto.

La aerolínea de bajo costo precisó que la propuesta de operar la ruta internacional Los Ángeles, California (LAX)-Santa Lucía, Estado de México (NLU), está sujeta a que México recupere la categoría 1 ante la Administración Federal de Aviación (FAA), así como a recibir la autorización correspondiente por parte de la autoridad estadounidense para realizar vuelos ida y vuelta desde el AIFA a California.

Además, dijo que la apuesta por esta nueva ruta «se fundamenta en la confianza que la aerolínea tiene en las autoridades mexicanas y el progreso logrado en los últimos meses acerca de los hallazgos de la FAA».

Y es que a finales de mayo de 2021, la FAA degradó de categoría 1 a categoría 2 la calificación de seguridad de la aviación en México debido a su rediseño del espacio aéreo en el Valle de México.

Hasta ahora, el AIFA tiene vuelos nacionales por parte de aerolíneas como Aeroméxico, Viva Aerobus y la propia Volaris.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó hoy el uso de emergencia de la vacuna contra la COVID-19 CovovaxTM, elaborada por el Instituto Serológico de la India con licencia del laboratorio estadounidense Novavax.

Se trata de la primera vacuna de subunidades (diseñada a partir de componentes del virus) autorizada por la OMS, y se une a una lista que ya incluía las fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac, Sinopharm y Bharat Biotech.

La OMS recordó que la vacuna de Novavax requiere dos dosis, y que puede almacenarse a temperaturas de refrigeración normales (2-8 grados).

Recordemos que está actualmente siendo analizada para su aprobación por la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA).

La aprobación de uso de emergencia da a estas vacunas la posibilidad de entrar en el programa COVAX, creado por la OMS en cooperación con otras agencias para distribuir a bajo precio y de forma equitativa dosis de vacunas anticovid en todo el mundo.

Como en los casos anteriores, un grupo de asesores técnicos de la OMS examinó los estándares de calidad, eficacia y seguridad de la vacuna.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), informó este miércoles que se determinó procedente la autorización para uso de emergencia de la vacuna contra el COVID-19 de Moderna, con la denominación distintiva SPIKEVAX.

Recordó que el Comité de Moléculas Nuevas (CMN) sesionó el pasado lunes para analizar el uso de esta vacuna, la cual recibió una opinión favorable de manera unánime por parte de las y los expertos.

Así, después de integrar la opinión del CMN, la solicitud de autorización para uso de emergencia fue presentada a la Comisión de Autorización Sanitaria, donde dictaminadores especializados realizaron una revisión de los expedientes, certificando que el biológico cumple los requisitos de calidad, seguridad y eficacia necesarios para ser aplicado.

Por ello se dictaminó procedente la autorización para uso de emergencia de esta vacuna, a la que corresponden millones de dosis que Estados Unidos compartirá con México.

La Cofepris recordó que la vacuna de Moderna ha sido autorizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y más de 65 agencias de regulación sanitaria en el mundo.

Recordemos que la Cofepris ha emitido autorizaciones para uso de emergencia a ocho vacunas contra el COVID-19: Pfizer-BioNTech; AstraZeneca; CanSino Biologics; Sputnik V; Sinovac; Covaxin; Janssen (J&J), y ahora Moderna.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, celebró la autorización, destacando que con ello México cuenta con ocho vacunas aprobadas, «todas seguras, de calidad y eficaces». Señaló que pronto se integrará esta vacuna al Plan Nacional de Vacunación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este miércoles el inicio de ensayos en pacientes hospitalizados por COVID-19, con tres nuevos posibles tratamientos en los que se usarán los fármacos artesunate (producido por la farmacéutica Ipca), imatinib (de Novartis) e infliximab (de Johnson & Johnson).

El artesunate hasta ahora era utilizado en el tratamiento de casos graves de malaria, el imatinib en algunos tipos de cáncer, y el infliximab para la artritis reumatoide y enfermedades que atacan el sistema inmunológico, señaló la OMS en un comunicado.

Los tres productos han sido donados por sus fabricantes y fueron seleccionados por un panel independiente de expertos, «dado su potencial a la hora de reducir el riesgo de fallecimiento en pacientes de COVID-19», señaló la OMS.

Con ellos se inicia la segunda fase de ensayos Solidarity, que en su primera etapa no logró resultados positivos tras probar en pacientes cuatro tratamientos: la hidroxicloroquina (creada inicialmente contra la malaria), el antiviral remdesivir, el interferón o los antirretrovirales lopinavir y ritonavir.

La OMS concluyó a finales del pasado año que ninguno de esos cuatro tratamientos lograba reducciones importantes en la duración de las hospitalizaciones, los fallecimientos por COVID-19 o el número de personas que requerían ventilación.

En contraste con el rápido desarrollo de las vacunas anticovid, con más de una decena ya en uso globalmente, la OMS reconoce por ahora sólo dos tratamientos como efectivos para los casos graves de COVID-19: la dexametasona, un corticoesteroide, y la utilización de antagonistas de interleucina-6.

Mientras el primero es de fácil acceso en todo el mundo, por el bajo precio de la dexametasona, la interleucina-6 es un tratamiento de alto coste que la propia OMS advirtió que no estaría al alcance de la mayoría de los pacientes en países en desarrollo.

Los ensayos Solidarity (Solidarity PLUS en esta nueva fase) involucrarán a miles de investigadores en 600 hospitales de 52 países, 16 más que en la primera fase de pruebas.

Adicional, se informó que la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por el laboratorio indio Bharat Biotech está siendo analizada por expertos de la OMS, para aprobar eventualmente el uso de emergencia de la misma este mismo septiembre.

Bharat presentó los datos de sus ensayos en julio y actualmente es una de las más avanzadas en el proceso de aprobación, indicó en conferencia de prensa la asistente de la OMS para Acceso a Medicinas y Vacunas, María Ángela Simao.

Recordemos que hasta ahora la OMS aprobó el uso de emergencia de seis vacunas: las de Pfizer-BioNtech (primera en hacerlo), Moderna, AstraZeneca, Johnson & Johnson, Sinovac y la desarrollada por Sinopharm en sus laboratorios en Pekín.

Simao indicó que otras cinco vacunas están en proceso de revisión por parte de los expertos de la OMS: otra elaborada por Sinopharm (en este caso en sus laboratorios de Wuhan), la también china CanSino, la desarrollada por Sanofi Pasteur y dos de Novavax, una de ellas en colaboración con el Serum Institute of India.

La variante Delta del coronavirus puede escapar a algunos anticuerpos monoclonales de laboratorio, pero las dos dosis de Pfizer o AstraZeneca generan una repuesta neutralizante en el 95% de las personas.

Un estudio que publica la revista Nature, encabezado por científicos franceses, indica que Delta es menos inhibida por los anticuerpos presentes en las personas que han pasado la COVID-19 o que han recibido una sola dosis de las citadas vacunas.

La variante Delta es ya predominante en países como India , donde surgió, Reino Unidos o Portugal, y se estima que, «en algunas semanas o meses», será la mayoritaria en toda Europa, señala el Instituto Pasteur, cuyo investigador Olivier Schwartz encabezó el equipo.

Los investigadores estudiaron la reactividad de los anticuerpos monoclonales y de los anticuerpos del suero sanguíneo de 103 personas con una infección previa por SARS-CoV-2 y de 59 vacunadas con una o dos dosis.

La variante Delta del coronavirus es «menos sensible a los anticuerpos neutralizantes que la Alfa», según los resultados del estudio, y sugiere que consigue escapar de los anticuerpos que se dirigen a ciertas partes de la proteína Spike, que es la que usa el virus para entrar en las células.

El estudio también señala que una sola dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o AstraZeneca fue poco o nada eficaz contra las variantes Beta y Delta; solo alrededor del 10% de los individuos fueron capaces de neutralizar la variante Delta después de una dosis.

Sin embargo, la administración de las dos dosis de esa vacunas generó una respuesta neutralizante en el 95% de los individuos, aunque es «de tres a cinco veces menos potente contra la variante Delta en comparación con la Alfa».

Sobre la vacuna de Pfizer y BioNTech, los laboratorios anunciaron este jueves que buscarían la autorización regulatoria para una tercera dosis del fármaco.

«Las empresas esperan publicar datos más definitivos pronto, así como en una revista revisada por pares, y planean enviar los datos a la FDA (agencia estadounidense de Alimentos y Drogas), a la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) y otras autoridades reguladoras en las próximas semanas», indicaron en un comunicado.

Pfizer y BioNTech enfatizaron que están desarrollando una dosis de refuerzo contra la variante Delta; expresaron su creencia de que una tercera inyección de su actual vacuna, que requiere dos dosis, tiene el potencial de mantener los «niveles más elevados» de protección contra todas la variantes actuales.

Sin embargo, apuntaron que se mantienen vigilantes y que desarrollan una versión actualizada de la vacuna.

«Como se ve en las evidencias del mundo real publicadas por el Ministerio de Salud de Israel, la eficacia de la vacuna ha disminuido seis meses después de la vacunación, al mismo tiempo que la variante delta se está convirtiendo en la dominante en ese país», dijeron las compañías en un comunicado recogido por varios medios locales.

En más de vacunas, este jueves se informó que la vacuna china CoronaVac es segura y proporciona un 83.5% de protección contra la COVID-19 sintomática tras dos dosis y un 100% de protección contra la hospitalización, según un análisis intermedio.

Estos resultados se han publicado en la revista The Lancet y se han presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID).

Se trata de un ensayo en fase III realizado en Turquía que pone de manifiesto, además, que los efectos adversos de CoronaVac (de Sinovac) fueron principalmente leves y se resolvieron en un día.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) dictaminó como procedente la autorización para uso de emergencia de la vacuna contra el COVID-19, solicitada por Janssen-Cilag, S.A. de C.V., filial de la estadounidense Johnson & Johnson (J&J), en nuestro país.

Recordemos que la farmacéutica Janssen-Cilag, S.A. de C.V, presentó a la Cofepris, a través de la Comisión de Autorización Sanitaria, la información de la vacuna con el propósito de que fuera evaluada y dictaminada para obtener autorización para uso de emergencia.

Posteriormente, el Comité de Moléculas Nuevas sesionó el pasado 7 de mayo para analizar el uso de esta vacuna en México, la cual recibió una opinión favorable de manera unánime por parte de las y los expertos que integran dicho Comité.

«Esta autorización de uso de emergencia certifica que la vacuna cumple los requisitos de calidad, seguridad y eficacia necesarios para ser aplicada», dijo la Cofepris a través de un comunicado.

Al respecto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que «siempre es una buena noticia contar con más autorizaciones de vacunas seguras, de calidad y eficaces».

En la Habana del Este, uno de los municipios más populares y densamente poblado de la capital en Cuba, personas mayores de 60 años han comenzado a recibir la vacuna contra el COVID-19 desarrollada en la Isla, aunque ésta no cuenta con una autorización de uso de emergencia por parte de organismos de control de medicamentos.

Se utiliza antígenos desarrollado en el país: Abdala y Soberana 02, únicas vacunas desarrollados por un país latinoamericano y cuyos resultados tienen a la Isla en el foco internacional.

Aunque algunas vacunas han comenzado a aplicarse desde el pasado miércoles, será mañana sábado cuando arranque la aplicación masiva a personas menores de 60 años, en lo que las autoridades informaron sería un estudio de «intervención sanitaria».

Esa «intervención sanitaria» está prevista por los epidemiólogos como campañas de vacunación masivas temporales mientras los organismos de control de medicamentos otorgan la autorización de emergencia. Y es que se a presentado un aumento de contagios de COVID-19 en la Isla en las últimas semanas.

En el caso de La Habana del Este, las personas serán vacunadas con Abdala; Naicy Guzmán, directora del Policlínico que supervisa el consultorio donde se aplican vacunas, dijo que «hemos tenido muy pocos eventos adversos, alguna paciente con un poquito de decaimiento».

«Todo esto es una emoción, mi gente, mis hermanos, mi población va a estar vacunada contra esta enfermedad que realmente nos ha estremecido. Ha sido una lucha larga e intensa», añadió la especialista.

Guzmán indicó que se aplicarán tres dosis cada 14 días a cada persona y en poco más de un mes tendrá vacunado a 20,490 de los 32m000 pacientes y vecinos que atiende su policlínico. Quedarán excluidos los menores de 18 y quienes tengan COVID-19.

El ministro de Salud de la isla, José Ángel Portal Miranda, anunció el viernes pasado la decisión de realizar la intervención sanitaria y reconoció que todavía falta procesar la información de la culminación de la Fase III, que arrancó en marzo pasado, de los ensayos clínicos realizado a más de 400,000 personas con Abdala y Soberana 02.

Se presentó un cronograma por el cual se comenzaría a inmunizar esta semana en siete municipios de La Habana, los más golpeados por COVID-19, en los cuales se aplicará la vacuna a unos 700,000 ciudadanos mayores de 19 años. De junio hasta agosto se completará la aplicación a la población capitalina, un millón de personas más.

Del esquema presentado por el ministro, se espera que la autorización de emergencia sea entregada para junio o julio por las autoridades reguladoras de medicamentos, cuando ya estaría vacunado el 22% de la población, mientras que para agosto se alcanzaría el 70% en todo el país.

Recordemos que autoridades de países como Argentina, Irán y México, han indicado que están dispuestos a comprar las vacunas cubanas.

Los directivos de la industria farmacéutica aseguraron que el país –de 11 millones de habitantes– podría producir unos 100 millones de dosis de sus dos productos este año, al tiempo que desarrolla otras tres candidatas: Soberana 01, Soberana Plus y Mambisa, esta última intranasal.

El Comité de Moléculas Nuevas (CMN) y Subcomité de Evaluación de Productos Biotecnológicos (SEPB), sesionó este viernes para, entre otros temas, emitir una opinión sobre el uso de la vacuna contra el COVID-19 del laboratorio Janssen-Cilag, S.A. de C.V., filial de Johnson & Johnson (J&j).

La opinión del CMN y del SEPB es el paso previo para que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitario (Cofepris) autorice o no la solicitud de registro sanitario a la vacuna que el laboratorio presentó.

«Cofepris informa que la Vacuna COVID-19 (Ad26.COV2-S [recombinante]) recibió una opinión favorable por unanimidad por parte de las y los expertos para su uso en la inmunización activa para prevenir la COVID-19 causada por SARS-CoV-2 en personas mayores de 18 años», indicó la Comisión.

Señaló que esta decisión es parte del proceso de aprobación requerido para el cumplimiento de los requisitos de calidad, seguridad y eficacia necesarios al considerar un producto.

Recordemos que el CMN es un órgano auxiliar de consulta y opinión a solicitudes relacionadas con medicamentos y demás insumos para la salud, mientras que el SEPB, que es parte del CMN, es un grupo multidisciplinario de especialistas, responsables de la evaluación previa de la información técnica y científica presentada de medicamentos biotecnológicos innovadores y biocomparables.

La Cofepris aclaró que ambos órganos están integrados por expertas y expertos en su campo y no autorizan o rechazan moléculas; emiten una opinión técnica favorable o no favorable basada en la evidencia presentada, misma que es integrada a su expediente para presentar ante la Comisión de Autorización Sanitaria.

Al 13 de abril de 2021, más de 7.2 millones de personas habían recibido la vacuna de Janssen en los Estados Unidos, país donde ya se aplicaba a gran escala, antes de que la FDA y los CDC ordenaran su suspensión debido a casos reportados que sugerían un vínculo con coágulos sanguíneos inusuales relacionados con plaquetas bajas.

Tras un análisis, el 23 de abril el comité asesor de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos recomendó retomar su uso en la campaña de vacunación, al asegurar que su beneficio es mayor a sus riesgo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el viernes que ha aprobado una vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica estatal china Sinopharm para uso de emergencia.

La vacuna, una de las dos principales inyecciones chinas que ya se han administrado a cientos de millones de personas en China y en el extranjero, se convierte así en la primera contra el COVID-19 desarrollada por un país no occidental en lograr el respaldo de la OMS.

También es la primera vez que la OMS aprueba el uso de emergencia de una vacuna china para una enfermedad infecciosa.

La aprobación de emergencia de la OMS es un referente para los reguladores nacionales sobre la seguridad y eficacia de un producto, y permitiría que la inyección se incluyera en COVAX, el programa global para proporcionar vacunas principalmente para países pobres, el cual ha tenido problemas de suministro.

«Esto amplía la lista de vacunas COVID-19 que COVAX puede comprar y entregar a los países confianza para acelerar su propia aprobación regulatoria y para importar y administrar una vacuna», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una sesión informativa.

Recordemos que la OMS ya ha dado una aprobación de emergencia a las vacunas contra el COVID-19 desarrolladas por Pfizer-BioNTech, AstraZeneca, Johnson & Johnson y la semana pasada a Moderna.

La decisión de aprobar la vacuna de Sinopharm fue tomada por el grupo asesor técnico de la OMS, que comenzó a reunirse el 26 de abril para revisar los datos clínicos más recientes y las prácticas de fabricación de Sinopharm.

Un grupo separado de expertos de la OMS, el Grupo de Expertos Asesores Estratégicos (SAGE), expresó su preocupación esta semana por los datos proporcionados por Sinopharm sobre el riesgo de efectos secundarios graves en algunos pacientes, pero dijo que confiaba en la capacidad de la vacuna para prevenir enfermedades.

Tedros dijo que, luego de la aprobación, SAGE recomendó que los adultos mayores de 18 años recibieran dos dosis de la vacuna Sinopharm.

SAGE encontró una eficacia del 78.1% después de dos dosis en ensayos clínicos de fase III en varios países, según el documento. El desarrollador de la vacuna, el Instituto de Productos Biológicos de Pekín, una unidad de China National Biotec Group, subsidiaria de Sinopharm, había anunciado una eficacia del 79.34%

La OMS ha dicho que podría tomar una decisión sobre la otra vacuna importante para el COVID-19 de China, fabricada por Sinovac Biotech, la próxima semana. Los expertos técnicos la revisaron el miércoles.

El regulador de salud de Canadá autorizó este miércoles aplicar la vacuna contra COVID-19 desarrollada por Pfizer-BioNTech a personas a partir de los 12 años de edad.

La doctora Supriya Sharma, asesora médica en jefe de Health Canada, confirmó la decisión para la población e entre 12 y 15 años; dijo que les ayudará a regresar a una vida normal.

Recordemos que la vacuna ya estaba autorizada para cualquier persona mayor de 16 años.

Se espera que la semana entrante la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) autorice la vacuna de Pfizer para los adolescentes, de cara al próximo ciclo escolar, tal como lo anunció ayer el presidente Joe Biden.

Y será para septiembre que Pfizer solicite a la FDA una autorización de emergencia para administrar su vacuna contra el coronavirus a niños entre  2 y 11 años.

El mes pasado, la compañía llegó a la conclusión que su vacuna, que ya está autorizada a partir de los 16 años en Estados Unidos y diversos países, también brinda protección al grupo más joven de la población.

A fines de marzo, Pfizer publicó los resultados preliminares de un estudio entre 2,260 voluntarios estadounidenses de entre 12 y 15 años que mostraron que no hubo casos de COVID-19 entre quienes estuvieron completamente vacunados en comparación con 18 que recibieron placebos.

Los adolescentes tuvieron efectos secundarios similares a los de los adultos jóvenes, dijo la compañía. Los principales efectos secundarios fueron dolor, fiebre, escalofríos y fatiga, especialmente después de la segunda dosis.

El estudio continuará dando seguimiento a los participantes durante dos años para obtener más información sobre los efectos de la inyección a largo plazo.

El gobierno federal anunció esta mañana el inicio de los estudios clínicos de la vacuna mexicana contra la COVID-19, que recibirá el nombre de Patria, la cual esperan concluir y aprobar entre noviembre y diciembre de este año.

«Si todo sale como esperamos, tendríamos a final de este año una vacuna mexicana que sería puesta a disposición de la Cofepris para su aprobación para uso de emergencia», explicó María Elena Álvarez-Buylla, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la directora del Conacyt anunció «el inicio de reclutamiento de voluntarios», entre 90 y 100 en la Ciudad de México, para los estudios clínicos de Patria, vacuna desarrollada por el laboratorio Avimex y el gobierno.

El fármaco, que ya ha sido probado en roedores y cerdos, utiliza un vector viral de la enfermedad de Newcastle, que «no es dañina en humanos», explicó Álvarez-Buylla.

Según el plan de las autoridades, la fase 1 de los ensayos clínicos tendría lugar entre abril y mayo, la fase 2 entre junio y julio, y la fase 3 entre agosto y octubre, mientras que su aprobación para uso de emergencia sería entre noviembre y diciembre.

«Todavía queda el desarrollo de las tres fases de estudios clínicos donde también hay incertidumbre pero tenemos confianza muy sólida para que llegue a ser un desarrollo vacunal mexicano que nos permita defendernos de la COVID-19», dijo al directora del Conacyt.

Álvarez-Buylla aseguró que «es muy difícil» llegar hasta el punto que ha llegado la vacuna Patria, puesto que solo entre el 10% y el 20% de las vacunas inician sus ensayos clínicos, por lo que lo consideró «una gran noticia» el avance que se ha tenido hasta ahora.

En el desarrollo de Patria participan reconocidos científicos como los doctores Constantino López Macías, Peter Palese, Adolfo García-Sastre, Florian Krammer, Felipa Castro y Martha Torres Rojas.

Aunque hay varias universidades intentando desarrollar un fármaco contra la COVID-19, el gobierno federal ha apostado por la vacuna Patria.

Hasta ahora, México ha autorizado el uso de vacunas contra el COVID-19 de la estadounidense Pfizer, la británica AstraZeneca, la china Sinovac, la rusa Sputnik V y la china CanSino.

Llamó la atención que durante su exposición en la conferencia de prensa matutina, la titular del Conacyt indicó que el costo aproximado de Patria, «va a ser en promedio hasta 855 por ciento menor que la vacuna más cara en el mercado ahorita, esto les da una idea. El costo preciso se fijará ya en el momento que se pueda ya tener una planeación y obviamente va a depender del nivel de escalamiento».

Las declaraciones de la funcionaria llamaron la atención, pues considerando que la vacuna más cara disponible actualmente en el mercado costara 40 dólares, cualquier otra vacuna que fuera 100% mas barata, costaría 0 dólares. «Ahora, si fuera 885% más barata, entonces tendría un precio de -314 dólares. Como el precio sería negativo te tendrían que pagar (una lana) al dártela», explicó la economista Valeria Moy.

Más tarde, el gobierno federal aclaró y dijo que contar con la vacuna mexicana permitirá ahorros económicos de hasta 855% respecto a la adquisición de vacunas en el exterior.

De los ocho módulos para la toma de prueba COVID-19 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), cuatro subcontratan a laboratorios autorizados por el InDRE para procesar las muestras, mientras que uno más las analiza por sí mismo sin tener esa autorización sanitaria.

De acuerdo a una investigación de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), cinco de los establecimiento, ni el AICM, pudieron detallar cómo fue que lograron la autorización para hacer pruebas COVID-19 en las instalaciones aeroportuarias. El módulo que no cuenta con autorización del InDRE es de extrabajadores de Mexicana de Aviación.

Sin embargo, destaca que uno de los módulos de la Terminal 1 es de la Clínica del Viajero de la UNAM, que lleva más de diez años operando ahí. Los otros espacios son de las empresas: KWB Medical, Laboratorio Médico Tadeo, MDT Laboratorio Clínico, DRM Health SA de CV y AS Team (Mexicana de Aviación).

En la Terminal 2 se instalaron dos módulos más: LAPI S.A. de C.V. y MDS Medical Devices Supplier. Este último factura a nombre de Distribuidora de Dispositivos Médicos de México S.A. de C.V., una empresa que vende insumos médicos y que ha ganado unos 795 millones de pesos en contratos públicos del 2010 a la fecha.

De esos ocho establecimientos, solo La Clínica del Viajero y LAPI S.A. de C.V. aparecen en la lista de laboratorios autorizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) para realizar el diagnóstico de COVID-19.

De los otros seis, hay uno que se anuncia con el nombre de MDT Laboratorio Clínico, que no solo no está autorizado por el InDRE sino que procesa por sí mismo sus pruebas. En el AICM, hay seis sin autorización del InDRE, pero al menos cuatro de ellos subcontratan a laboratorios que sí cuentan con ella.  

El 3 de abril, el periódico Reforma publicó que los laboratorios del aeropuerto operan sin las medidas de bioseguridad necesarias; al respecto, el director de Epidemiología, José Luis Alomía dijo que las prácticas representan un riesgo de transmisión y que es competencia de Cofepris regularlo. 

Más tarde se confirmó que la Agencia de Protección Sanitaria de Ciudad de México suspendió el módulo para toma de pruebas de “Laboratorio Médico Tadeo”, que se ubicaba en la puerta F3 de la Terminal 1 del AICM.

Alrededor de las 3 de la tarde personal de la agencia colocó sellos para clausurar el establecimiento, luego de una verificación sanitaria realizada por el gobierno capitalino. La Secretaría de Salud de la ciudad no ha dado más detalles sobre la clausura. 

Investigación completa en MCCI

Foto: MCCI

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) informó esta tarde que autorizó el uso de emergencia del Remdesivir.

Indicó que después de una evaluación por parte de la Comisión de Autorización Sanitaria, enfocada en garantizar el cumplimiento de los requisitos necesarios en materia de calidad, seguridad y eficacia, el medicamento fue autorizado para el uso de emergencia.

La COFEPRIS acotó la indicación terapéutica para evitar un mal uso del medicamento, incluyendo especificaciones para su prescripción médica.

Señaló su uso exclusivo hospitalario y de alta especialidad en casos tempranos de la COVID19. Además, aconsejó una vigilancia continua de la salud integral del paciente. Enfatizó que la población no debe automedicarse ni autoprescribirse.

«COFEPRIS recomienda acudir a consulta médica cuando existan síntomas como fiebre, dolor de cabeza y de garganta, escurrimiento nasal y tos, entre otros, y aplicar medidas higiénicas como el lavado frecuente de manos, el correcto uso de cubrebocas y guardar la sana distancia».

El Remdesivir es un antiviral que se administra por vía intravenosa a los pacientes graves a causa del virus que produce el COVID-19, y que necesitan ser hospitalizados.

El medicamento, que la firma Gilead Sciences Inc., con sede en California, redujo el tiempo de recuperación de 15 a 10 días en promedio en un estudio a gran escala dirigido por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos aprobó el pasado 22 de octubre el Remdesivir, siendo así el primer fármaco para tratar el COVID-19. Había sido autorizado para su uso en casos de emergencia desde principios de año.

Especialistas como Roselyn Lemus-Martin han indicado que no se debe considerar al Remdesivir como la cura o panacea contra COVID-19; advirtieron que se tiene que tener una visión equilibrada al respecto de su uso.

Incluso señaló que la OMS tiene una moderada tendencia hacia la recomendación en contra de este medicamento, pues asegura que no se ha visto una contundente mejoría o disminución del número de muertes tras su uso.

También recuerda que el precio establecido de Remdesivir hasta el momento es es de 2,340 dólares por un tratamiento de 5 días.

La empresa china CanSino Biologics Inc informó este miércoles que su vacuna contra el COVID-19 fue aprobada en nuestro país para uso de emergencia en personas de 18 años o más.

Según lo informado en un comunicado, la autorización se dio ayer martes 9 de febrero. «La empresa mantendrá un estrecho seguimiento con otras agencias de supervisión y gestión relevantes», se lee en el comunicado del laboratorio.

La autorización por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), quien hasta ahora no se pronunciado al respecto, se da dos días después de que Pakistán anunciara que la vacuna de CanSinoBio mostró una eficacia del 65.7% en la prevención de casos sintomáticos y del 90.98% en la detención de la enfermedad grave.

Recordemos que México es uno de los países en que se está probando la vacuna, al grado que funcionarios de la administración federal participaron en su ensayo clínico de acuerdo con informes de la propia Secretaría de Relaciones Exteriores. Además, nuestro país tiene un acuerdo de compra con la empresa de 35 millones de dosis.

La vacuna de CanSino requiere una sola dosis, a diferencia de las fabricadas por Moderna, AstraZeneca y Pfizer.

La fórmula, que fue aprobada para su uso en el Ejército chino el año pasado, se ha administrado a por lo menos 40,000-50,000 personas y utiliza un virus del resfriado común modificado, conocido como adenovirus tipo-5 (Ad5), para transportar el material genético de la proteína del coronavirus al organismo.

Ayer, el canciller Marcelo Ebrard compartió en sus redes sociales un video de la visita que realizó a la planta de Drugmex en Querétaro, donde se envasará la vacuna china en nuestro país.

«De recibir la autorización, se espera recibir alrededor de ocho millones de dosis entre febrero y marzo para envasarse en Querétaro», explicó Ebrard en el video. Añadió que una vez que arribe a México la sustancia, se mantendrá en una cámara de refrigeración, de entre 2 y 8 grados, para que no se afecte el producto.

Al recordar que el pasado 29 de enero se adoptaron medidas para exigir que las exportaciones de vacunas estén sujetas a una autorización por parte de los Estados miembros, la Comisión Europea indicó este martes que dicho mecanismo de transparencia y autorización no busca bloquear exportaciones, sino garantizar una distribución justa y equitativa de las vacunas contra la COVID-19.

Detalló que la información solicitada para las exportaciones se utilizará para determinar si la solicitud respeta el principio de que los retrasos en la producción se comparten de forma equitativa entre la Unión Europea y los destinos de exportación.

«Estas obligaciones se dirigen estrictamente a los fabricantes de vacunas y son aplicables hasta finales de marzo de 2021. Además, serán proporcionales y no frenarán el comercio de vacunas entre la Unión Europea y terceros países», señaló la Comisión en un comunicado.

Enfatizó que por regla general, las autorizaciones de exportación deben concederse siempre que se respeten los principios establecidos, teniendo en cuenta las especificidades de cada Acuerdo de Adquisición Anticipada (AAA), incluidos los celebrados con terceros países, que son debidamente tenidos en cuenta.

La Comisión aseguró que hasta la fecha se han autorizado todas las solicitudes de exportación realizadas a terceros países, y subrayó que ayer 8 de febrero, autoridades de la Unión Europea autorizaron un envío de vacunas contra la COVID-19 a México; de acuerdo a lo informado por el gobierno de México y por la farmacéutica Pfizer, se trata del cargamento de 491,400 dosis que llegarán la próxima semana.

Y pese a que el gobierno y el laboratorio indicaron que con este envío se retomarían las recepciones semanales de vacunas, la Comisión precisó que «esta es la única solicitud de envío hacia México recibida hasta el momento». Adelantó que en el futuro se seguirá trabajando para procesar de forma rápida las solicitudes de autorización.

La Unión Europea dijo que ha excluido del mecanismo de autorizaciones a los suministros de vacunas para ayuda humanitaria o aquellos realizados a través del Mecanismos COVAX, UNICEF o PAHO con destino a cualquier país que participe en dicho Mecanismo; recordó que la Unión Europea y sus Estados miembros son el principal contribuyente del Mecanismo COVAX. 

La precisión que hiciera la Comisión Europa, llega luego de que esta mañana el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, mencionara que las vacunas se atrasaron debido, en gran parte, a las  regulaciones establecidas por la Unión Europea, lo cual dijo, que restó el margen de maniobra de Pfizer por lo que no se pudo adelantar la recepción del cargamento a esta semana.

Sin embargo, en la misma conferencia, el canciller Marcelo Ebrard dijo que dichas regulaciones no estaban afectando los envíos a México.

«Hace un momento el doctor López-Gatell a lo de la Unión Europea. Bueno, quiero agradecer lo siguiente: la Unión Europea sí tomó medidas que tienen que ver con transparencia en la exportación, pero no está afectando a México. Hablamos, por indicaciones del señor presidente, a Josep Borrell, el ministro de Exteriores, y nos dijo que no se va a afectar a México en esa disposición», explicó Ebrard Casaubón.