Tag

Banxico

Browsing

México recibió un récord de 58,497 millones de dólares en remesas en 2022, lo que implica un aumento del 13.4% respecto a lo recibido en 2021, además de que es el noveno incremento anual consecutivo, según datos del Banco de México (Banxico).

El monto de remesas entre enero y diciembre pasado fue superior al también récord de 51,586 millones de dólares del mismo lapso de un año atrás, según precisó el banco en un reporte difundido este miércoles.

La remesa promedio de 2022 fue de 390 dólares, un 3.28% mayor que en el mismo periodo de 2021, cuando fue de 378 dólares.

Adicional, el número total de operaciones se incrementó en 9.8% al pasar de 136.58 millones de transferencias a 149.97 millones de movimientos, con el 98.9% de los envíos hechos de forma electrónica.

Banxico informó sobre 1,131 millones de dólares en egresos por remesas de México al exterior, una expansión anual de 7%.

«Con estos resultados, el saldo superavitario de la cuenta de remesas para 2022 fue de 57,366 millones de dólares, cifra mayor a la de 50,529 millones de dólares reportada en 2021 y que representó un alza anual de 13.5%», indicó el Banco de México.

Tan solo en diciembre, el país reportó una recepción de remesas por 5,359 millones de dólares, un aumento interanual de 12.8%.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha destacado en diversas ocasiones que las remesas, casi en su totalidad enviadas desde Estados Unidos, son la principal fuente de ingresos externos para México, el segundo mayor receptor de estos recursos en el mundo, solo detrás de India.

Las remesas representan cerca del 4 % del producto interno bruto (PIB) de México, según un cálculo de BBVA.

Los datos se divulgan tras revelarse que la economía creció un 3% en 2022, mientras que la semana pasada se reportó el crecimiento de 2.1% del PIB para Estados Unidos correspondiente al año pasado.

El aumento de las remesas en 2022 sigue con la tendencia al alza marcada desde marzo del 2020, al inicio de la pandemia. En plena pandemia, 2020 fue un año récord de remesas para México con 40,605 millones de dólares, un aumento del 11.4% respecto a los 36,438 millones de dólares de 2019.

Omar Mejía Castelazo asumió este miércoles como nuevo subgobernador del Banco de México (Banxico), en sustitución de Gerardo Esquivel, tras el aval que el Congreso dio al propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El pleno de la Comisión Permanente ratificó el nombramiento de Mejía Castelazo, por un periodo de ocho años en la Junta de Gobierno del banco central, con 24 votos a favor, 1 en contra y 10 abstenciones.

«(El Congreso) aprueba la propuesta de designación realizada por el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, del C. Omar Mejía Castelazo, como miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México, a partir de la fecha de su aprobación y hasta el 31 de diciembre de 2030», se lee en el dictamen aprobado.

En la discusión de su designación, el senador Emilio Álvarez Icaza se pronunció en contra, ya que consideró que era mejor mantener a Esquivel, tras su fallido intento de presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por ser más neutral frente al gobierno de López Obrador.

Sin embargo, durante su comparecencia ante el Congreso el martes, Mejía se comprometió a preservar la autonomía, transparencia e independencia del Banxico.

Asimismo, en un contexto de alta inflación, consideró que el aumento de las tasas de referencia para controlar el aumento de los precios ha sido “responsable y prudente”, mientras que afirmó que los riesgos de alta inflación se mantienen en el horizonte.

En este sentido, también se comprometió a perseguir el mismo objetivo del Banxico y sus miembros de reducir la inflación hasta alcanzar la meta del 3 % para el tercer trimestre de 2024.

El nuevo subgobernador del Banxico estudió economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con especialización en economía monetaria y financiera.

Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), “cuenta con una sólida base académica y amplia experiencia para cumplir con esta responsabilidad”.

Con este nombramiento, López Obrador ha nominado a cuatro de los cinco miembros actuales de la Junta de Gobierno del Banxico.

Mejía es el único que no cuenta con estudios de maestría o doctorado. En su proceso de ratificación la oposición había cuestionado este aspecto. El ahora integrante de Banxico tampoco cuenta con estudios fuera de México, lo que ha sido fuertemente criticado por López Obrador, quien ha dicho que en escuelas como Harvard o Yale se “aprende a robar”.

Ha desempeñado cargos de alta responsabilidad, entre los que se encuentran subtesorero del gobierno federal, director general de Administración Financiera del Gobierno de la Ciudad de México y desde 2019 fungía como asesor de la Junta de Gobierno de Banxico.

Asimismo, ha realizado proyectos de investigación y publicado diversos artículos sobre política monetaria, finanzas públicas e inclusión financiera y cuenta con más de 20 años como analista de estos sectores.

Con esto, la Junta de Gobierno vuelve a estar completo, luego de que el pasado 31 de diciembre Esquivel dejara la posición. Ahora Mejía Castelazo se suma a la gobernadora Victoria Rodríguez, y a los subgobernadores Jonathan Heath, Galia Borja, Irene Espinosa, única miembro propuesta por el gobierno de Peña Nieto.

Mejía Castelazo participará en su primera reunión de la Junta de Gobierno de Banxico, como subgobernador, el próximo 9 de febrero.

La tarde de ayer, la Tercera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso aprobó con 10 votos a favor, ninguno en contra y seis abstenciones, el dictamen de idoneidad sobre la designación de Omar Mejía Castelazo como integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico).

Recordemos que esta propuesta fue presentada por la Secretaría de Hacienda, por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), luego de que decidiera no ratificar a Gerardo Esquivel en dicha posición.

Mejía Castelazo compareció ante diputadas, diputados, senadoras y senadores que integran la Tercera Comisión para exponer su plan de trabajo, en donde destacó el «honor» de haber sido propuesto como subgobernador del Banco de México.

El funcionario señaló estar consciente de la «alta responsabilidad que conlleva ser parte de la Junta de Gobierno del Banco Central del Estado mexicano» y que de ser ratificado «pondré todo mi empeño, conocimiento y experiencia para lograr el cumplimiento del mandato constitucional». 

En su exposición, Mejía Castelazo reconoció que la política monetaria del país enfrenta desafíos importantes. Señaló que en el corto plazo, se necesita atender y resolver las presiones inflacionarias que se observan, así como garantizar que la inflación regrese hacia su meta dentro del horizonte de pronóstico.

«Mis esfuerzos estarán enfocados en que el país recupere su estabilidad de precios y conduciré la política monetaria de manera responsable, eficiente, oportuna e independiente», sostuvo.

Los diputados integrantes de la Tercera Comisión intervinieron en la sesión. La senadora Nuvia Mayorga Delgado del PRI consideró que el papel de Omar Mejía Castelazo debe ser autónomo para el bien de México. Afirmó que es necesario utilizar una política monetaria más eficiente para bajar la inflación. 

Previamente, el coordinador de la bancada del PRD en la Cámara de Diputados, Luis Cházaro, comentó que uno de los cuestionamientos hacia Mejía Castelazo es que no cuenta estudios de posgrado.

Se dice es una persona joven, «pero 43 años no parece que sea tan joven como se ha expresado; tiene experiencia dentro del Banco de México, pero ciertamente sería el primer funcionario en no tener el título de un posgrado en esa posición», dijo el perredista.

El postulante a la posición de subgobernador de Banxico respondió que en efecto no cuenta con título de posgrado, pero aclaró que ya terminó sus estudios, por lo que solo se encuentra a la espera del titulo que lo avale.

El presidente de la Tercera Comisión, integrada por Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas de la Permanente, informó que el dictamen se remitió a la Mesa Directiva de la Comisión Permanente para que el nombramiento sea avalado en el Pleno.

El peso sorprendió este miércoles al cotizar en su mejor nivel desde el 2020, al cerrar por debajo de las 19 unidades por dólar, esto en medio de una debilitamiento de la moneda estadounidense ante la expectativa de su dato de inflación.

El peso mexicano cerró la jornada en 18.94 unidades por billete estadounidense, según el dato oficial del Banco de México (Banxico), lo que implica su mejor cierre desde el 21 de febrero de 2020, cuando terminó el peso cerró la jornada en 18.91, la última vez que cerró por debajo de las 19 unidades hasta ahora.

Fuente: BANXICO

El tipo de cambio también alcanzó los 18.9082 en cotizaciones interbancarias, nivel no visto desde el 24 de febrero del 2020.

El comportamiento de la moneda hizo que funcionarios del gobierno federal destacaran en redes sociales la cotización.

«El peso mexicano rompe récord y se sitúa por debajo de los 19 pesos por dólar, al situarse en 18.97 a las 11:30 a.m. del 11 de enero. Así la moneda mexicana se consolida como de las mejores monedas a nivel internacional al iniciar 2023», presumió Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia.

Quien también habló del tema fue la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien utilizó el dato para enviar un mensaje político: «Hay algunos que sufren con las buenas noticias para México, pero con @lopezobrador no solo la economía está mejor, también el peso es de las mejores monedas en el mundo».

Quienes también compartieron el dato del tipo de cambio fue el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado; el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla; el titular de la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social de la CDMX (SIBISO), Rigoberto Salgado; el diputado federal Miguel Torruco; el presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), Jenaro Villamil, entre otros.

El buen desempeño de la moneda se da después de que el peso concluyera 2022 como la segunda de las únicas cuatro monedas apreciadas frente al dólar estadounidense, junto al rublo ruso, el real brasileño y el sol peruano.

El peso terminó la última jornada del año en 19.50 unidades por billete estadounidense, según datos del Banco de México, una apreciación del 5% frente a los 20.53 de la primera jornada del año.

En contraste, la libra esterlina, el euro y los pesos de Colombia y Chile tocaron mínimos históricos durante 2022.

La moneda de Estados Unidos está bajo presión ante el dato, que se conocerá mañana, de inflación 2022, según han señalado diversos analistas.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Grupo Financiero Base, expuso que «desde un enfoque técnico, los indicadores de oscilación muestran que la tendencia a la baja para el tipo de cambio sigue siendo fuerte».

Sin embargo, Siller advirtió que si el mercado considera el dato de inflación como algo negativo, «el tipo de cambio puede rebotar, alejando la posibilidad de niveles del tipo de cambio debajo de 19 pesos por dólar».

México registró en diciembre una inflación anual de 7.82% al cierre de 2022, una cifra muy por encima del objetivo del Banco de México (Banxico) que es del 3% más menos un punto porcentual, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«En diciembre de 2022, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 0.38% respecto al mes anterior. Con este resultado, la inflación general anual se ubicó en 7.82% por ciento», apuntó el INEGI.

En el mismo mes de 2021, la inflación mensual fue de 0.36% y la anual de 7.36%.

Aunque ha tenido una ligera tendencia a la baja en los últimos meses, la inflación se ubica en sus mayores niveles en dos décadas.

Para contrarrestar el alza de precios, Banxico ha aplicado varios aumentos a la tasa de interés, que el 15 de diciembre se ubicó en un nivel récord de 10.5%.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó un 0.65% mensual y un 8.35% anual, según datos del INEGI.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.74% en el mes y un 11.09% en el año. Los servicios avanzaron un 0.53% mensual y un 5.19% anual.

En tanto, el índice de precios no subyacentes retrocedió un 0.40% a tasa mensual, aunque se incrementó en un 6.27% interanual.

En su interior, los precios de los agropecuarios subieron un 0.50% respecto al periodo inmediato anterior y un 9.52% frente al mismo lapso del año pasado.

Los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno decrecieron un 1.15% en el mes, pero avanzaron un 3.66% en el año.

Por último, el Índice de Precios de la Canasta de Consumo Mínimo, conformada por 176 productos y servicios, presentó un aumento del 0.37% mensual y del 8.54% interanual.

El INEGI también anunció que en diciembre pasado el Índice Nacional de Precios al Productor (INPP), incluyendo el petróleo, se elevó en 4.88% a tasa anual, por debajo del 10.32% de diciembre de 2021.

La Secretaría de Hacienda, que dirige Rogelio Ramírez de la O, presentó al Senado la candidatura de Omar Mejía Castelazo para integrarse a la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) en sustitución de Gerardo Esquivel.

Recordemos que fue el pasado 31 de diciembre que Gerardo Esquivel concluyó su mandato como subgobernador de la Junta de Gobierno del Banco de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) optó por no proponerlo para un segundo periodo.

Por ello, Hacienda presentó su propuesta al Senado, destacando que Mejía Castelazo, egresado de la carrera de Economía por la UNAM, con especialización en economía monetaria y financiera, cuenta con una sólida base académica y amplia experiencia para cumplir con esta responsabilidad.

La dependencia destacó que el funcionario tiene 20 años de experiencia en el análisis de temas de política monetaria, administración financiera, finanzas públicas y bancarias, tesorería gubernamental y proyectos de infraestructura.

Omar Mejía Castelazo se ha desempeñado como subtesorero del Gobierno Federal y director general de Administración Financiera del Gobierno de la Ciudad de México, lo cual lo identifica como una de las piezas más cercanas al gobierno de López Obrador.

Su relación con Banxico no sería nueva. Desde 2019 funge como asesor de la Junta de Gobierno del banco central, donde ha analizado información económico-financiera a nivel nacional e internacional, escenarios de riesgo de la situación económica y temas de coyuntura para la toma de decisiones de política monetaria, así como asuntos relativos a la banca comercial, crédito, sistema de pagos y emisión de billetes y monedas.

Hacienda señaló que lo anterior le da al candidato una importante posición para apreciar y entender los cambios en los ciclos monetarios, tanto en el exterior como en nuestro país, así como la necesidad de aplicar un juicio analítico para la propuesta de alternativas de política monetaria.

Omar Mejía Castelazo es el responsable de los cambios hechos por el gobierno de AMLO en el esquema de transferencias gubernamentales a los programas sociales, así como en la modernización de los procesos de recaudación mediante el uso de medios digitales y la implementación de esquemas más eficientes de recaudación.

Se espera que su nombramiento sea analizado por el Senado, quien lo podría ratificar en las siguientes semanas.

En tanto, Gerardo Esquivel habría rechazó las ofertas que se le hicieron para ocupar diversos cargos en la Secretaría de Hacienda, optando por regresar a la vida académica, luego de su fallida postulación a la dirección del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) al año pasado.

Recordemos que Esquivel fue asesor económico del ahora presidente López Obrador durante su campaña electoral de 2018, aunque en los últimos años la relación entre ambos se vio afectada por críticas que el exsubgobernador de Banxico hiciera al plan de AMLO para pagar la deuda utilizando los derechos especiales de giro del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) prevé una disminución en las perspectivas de la inflación en el país a corto plazo, en especial durante los dos primeros trimestres de 2023, que presentan una revisión a la baja.

«La mayoría (de los miembros de Banxico) destacó la disminución en las expectativas de inflación de corto plazo», expuso la minuta difundida este jueves de la última reunión de política monetaria, que tuvo lugar el pasado 15 de diciembre.

No obstante, reflejó que a medio y largo término las tasas inflacionarias seguirán estables y aunque por encima de la meta, que es del 3% anual.

Respecto a las previsiones para los primeros meses del año, Banxico afirmó que, tras la revisión a la baja, la inflación presentará «una revisión marginal al alza hasta el cuarto trimestre de 2023 ante cierto ajuste en la trayectoria prevista a la inflación subyacente».

Durante ese periodo alcista, algunos de los miembros de Banxico adelantaron que la inflación estará cerca de alcanzar su nivel máximo.

Entre las razones para este repunte, destacaron las mayores presiones de costos, las presiones externas derivadas de la pandemia, el conflicto bélico o factores climatológicos.

Recordemos que en agosto pasado se registró la tasa de inflación más alta en un siglo, al situarse en 8.7%, aunque cerró el año a la baja en un nivel de 7.7% en la primera quincena de diciembre.

Adicional, la minuta revela que la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno de Banxico apuntaron que, de acuerdo con los datos del tercer trimestre de 2022, la actividad económica del país alcanzó los niveles previos a la pandemia, una tendencia impulsada principalmente por el sector servicios y el comercio.

«Por el lado de la demanda, la mayoría enfatizó que el consumo mantuvo una trayectoria al alza impulsado por el desempeño favorable del rubro de servicios», detalló el banco central.

A nivel global, Banxico previó que la perspectivas de crecimiento económico para 2023 seguirán deteriorándose debido a las condiciones financieras constringentes, los efectos de la pandemia y las tensiones geopolíticas. Así, Banxico predijo que la posibilidad de una recesión global sigue siendo elevada.

Especialistas del sector privado elevaron a 2.90% el pronóstico de crecimiento de México ara 2022, desde su estimación previa que era del 2.79%, según reveló este viernes la encuesta mensual correspondiente a diciembre del Banco de México (Banxico).

Pese al ajuste al alza para 2022, la previsión para 2023 fue revisada a la baja por novena vez consecutiva a 0.92%, desde la estimación anterior de 0.95%.

En el documento de diciembre ya se incluye la previsión para 2024, que se ubica en 1.74%, la cual subió ligeramente desde el 1.73% proyectado el mes pasado.

La encuesta realizada por Banxico incluye a 37 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero, que se recibieron entre los días 7 y 13 de diciembre.

Los expertos del sector privado redujeron a 8.09% su perspectiva para la inflación general al cierre de 2022, luego de que el mes anterior proyectaron que cerraría en 8.36% . Para 2023, la previsión es que la inflación se ubique en 4.99%, desde el 5.01% que preveían en noviembre.

Para 2024, la proyecciones que la inflación general se ubique en 3.97%, cifra mayor al 3.87% que anticipaban el mes pasado.

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que el peso cierre 2022 en 19.88 unidades por dólar, mientras que en la encuesta anterior la cotización proyectada era de 20 pesos. Para el cierre de 2023, calculan que se intercambiará en 20.63 unidades por dólar, un dato mayor al estimado anteriormente que era de 20.71.

Para 2024, se espera que el dólar se cambie en 20.93 pesos, también por debajo de la proyección previa que era de 21.10.

Como factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica en los próximos meses, los especialistas destacaron que, a nivel general, los tres principales se asocian con la gobernanza (44%), la inflación (15%) y las condiciones externas (14%).

A nivel particular, los principales factores son: los problemas de inseguridad pública (18% de las respuestas); las presiones inflacionarias en el país (12% de las respuestas); otros problemas de falta de estado de derecho (11% de las respuestas); la incertidumbre política interna (9% de las respuestas); y la política monetaria que se está aplicando (9% de las respuestas).

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) anunció esta tarde un nuevo incremento en a la Tasa de Interés Interbancaria a un día, de 0 puntos base, con lo que alcanza un nivel de 10.50%, el nivel más alto desde 2008.

A través de un comunicado, el Banco central indicó que votaron a favor del aumento la gobernadora Victoria Rodríguez Ceja, y los subgobernadores Galia Borja Gómez, Irene Espinosa Cantellano y Jonathan Heath.

En tanto, Gerardo Esquivel votó a favor de incrementar en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, para que quedara en un nivel de 10.25%.

La Junta de Gobierno de Banxico señaló que si bien la actividad económica mundial se recuperó moderadamente en el tercer trimestre, las perspectivas para 2023 siguieron deteriorándose.

Apunto que la inflación global se mantiene elevada, lo que ha llevado a que un amplio número de bancos centrales continúen incrementando sus tasas de referencia.

Recordó que de su decisión de ayer, la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó el rango objetivo para la tasa de fondos federales en 50 puntos base, después de cuatro incrementos consecutivos de 75 puntos base.

El aumento de 50 puntos anunciado rompió la tendencia de cuatro incrementos consecutivos anteriores de 75 puntos,

Entre los riesgos globales que señalaron están los asociados a la pandemia, la prolongación de las presiones inflacionarias, el agravamiento de las tensiones geopolíticas y condiciones monetarias y financieras más apretadas.

En el caso de México, indicó que la inflación general mantuvo su tendencia a la baja, al disminuir en noviembre al 7.80%. Sin embargo, aclaró que la inflación subyacente mantuvo una tendencia contraria, al ubicarse en 8.51%.

En cuanto a los pronósticos para la inflación general, Banxico dijo que se sigue anticipando que la inflación converja a la meta de 3% en el tercer trimestre de 2024.

Adicional, revisó su proyección de inflación general para el cuarto trimestre del 2022, pasando de un 8.3% que preveía anteriormente, a un 8.1%. Para la inflación subyacente, dijo prevé escale a 8.5%, desde el 8.3% que proyectaba.

«La Junta de Gobierno evaluó la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación y sus determinantes, así como la evolución de las expectativas de mediano y largo plazos y el proceso de formación de precios. Consideró los retos para la conducción de la política monetaria ante el apretamiento de las condiciones financieras globales, el entorno de incertidumbre, las presiones inflacionarias acumuladas de la pandemia y del conflicto geopolítico, y la posibilidad de mayores afectaciones a la inflación, así como la postura monetaria que ya se ha alcanzado en este ciclo alcista», justificó el Banco de México su decisión.

Adelantó que se mantendrá vigilante de las presiones inflacionarias, así como todos los factores que inciden en la trayectoria prevista para la inflación y en sus expectativas, apuntando que considera «necesario» incrementar la tasa de referencia en la próxima reunión de política monetaria.

Especialistas del sector privado elevaron a 2.79% el pronóstico de crecimiento de México ara 2022, desde su estimación previa que era del 2.12%, según reveló este jueves la encuesta mensual correspondiente a noviembre del Banco de México (Banxico).

Pese al ajuste al alza para 2022, la previsión para 2023 fue revisada a la baja por octava vez consecutiva a 0.95%, desde la estimación anterior de 0.97%.

La encuesta realizada por Banxico incluye a 36 grupos de análisis y consultoría nacionales y extranjeros que participaron entre el 18 y 29 de octubre.

Las proyecciones de los especialistas se ajustan luego de conocerse que el PIB avanzó un 0.9% trimestral y un 4.3% interanual en el periodo de julio a septiembre, con lo que acumuló un crecimiento de 2.9% en los primeros tres trimestres 2022.

Adicional, los expertos del sector privado redujeron a 8.36% su perspectiva para la inflación general al cierre de 2022, luego de que el mes anterior proyectaron que cerraría en 8.54%. Para 2023, la previsión es que la inflación se ubique en 5.01%.

Recordemos que la tasa de inflación bajó a 8.14% anual en la primera quincena de noviembre, luego de alcanzar un 8.7% en septiembre pasado, su índice más alto desde el año 2000.

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que el peso cierre 2022 en 20 unidades por dólar, mientras que en la encuesta anterior la cotización proyectada era de 20.46 pesos. Para el cierre de 2023, calculan que se intercambiará en 20.71 unidades por dólar, un dato mayor al estimado de 21.02 del mes anterior.

Como factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica en los próximos seis meses, los especialistas destacaron a nivel general la gobernanza (44%) y las condiciones externas (17%).

Mientras que a nivel particular resaltaron los problemas de inseguridad pública (17%), la incertidumbre política interna (12%) y las presiones inflacionarias en el país (11%).

México recibió 48,337 millones de dólares en remesas entre enero y octubre de 2022, un aumento de 14.62% respecto a los casi 42,172 millones de dólares del mismo periodo de 2021, reveló este jueves el Banco de México (Banxico).

Con este resultado, las remesas suman 30 meses con incrementos sostenidos. Además, en los primeros 10 meses del año, la remesa promedio individual fue de 390 dólares, superior en 3.82% a la media de 375 dólares en el mismo periodo de 2021.

El número de operaciones totales subió de 112.3 millones a 124 millones en ese lapso, y la mayoría fueron transferencias electrónicas.

Tan solo en octubre, el monto de las remesas fue de 5,359.8 millones de dólares, 11.25% más que el monto de 4,818 millones de dólares de ese mismo mes de 2021.

Mientras que la cantidad recibida en octubre pasado aumentó un 6.41 % frente a los 5.036 millones de dólares del mes anterior.

El aumento en la recepción de remesas mantiene la tendencia al alza marcada desde mayo de 2020, luego de que en marzo de ese mismo año, al comienzo de la pandemia, se superó por primera vez la cifra de 4,000 millones de dólares recibidos desde el extranjero.

Recordemos que México sumó un total de 51,585 millones de dólares en remesas al cierre de 2021, una cifra récord que representó un aumento de 27% respecto del monto recibido en 2020, cuando se alcanzaron los 40,605 millones de dólares por este concepto.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en reiteradas ocasiones a los más de 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, principalmente, e incluso los ha calificado de «héroes».

Y es que según según un reporte del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), datos retomados por el mandatario, cerca de 5 millones de hogares y unos 11 millones de mexicanos se ven beneficiados por las remesas.

Banco de México (Banxico) elevó este miércoles a 3% su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2022, así como a 1.8% el de 2023.

En su “Informe trimestral julio-septiembre 2022” se estimó un escenario central de crecimiento para 2022 de 3%, con un límite inferior del 2.8% y uno superior del 3.2%.

Para 2023, el banco central proyectó un crecimiento del 1.8%, con un escenario mínimo de 1% y uno máximo de 2.6%.

Esto representó un incremento con respecto a los escenarios centrales de 2.2% para 2022 y de 1.6% para 2023 que estimó en su última proyección de la economía mexicana en el trimestre anterior.

«La revisión para 2022 responde, principalmente, al dinamismo que ha venido mostrando la economía nacional a lo largo del año y que se manifestó en un crecimiento en el tercer trimestre mayor al anticipado”, expuso Banxico en su Informe.

Por primera vez, emitió una estimación de crecimiento del PIB para 2024, cuando prevé que suba en un rango de entre 1.1% y 3.1%, con una estimación central de 2.1%.

De igual manera, Banxico anticipó que este mayor nivel de actividad económica también deriva “en una mayor base para el crecimiento de 2023”.

Sin embargo, señaló que para 2023 ahora se anticipa que México enfrente una menor demanda externa, lo que contrarresta parcialmente el efecto aritmético al alza derivado de la mayor base de crecimiento.

El nuevo pronóstico se publica después de revelarse la semana pasada que el PIB en el tercer trimestre avanzó un 0.9% trimestral y un 4.3% interanual, con lo que acumula un crecimiento de 2.9% en los primeros tres trimestres 2022.

Por otro lado, la Junta de Gobierno de Banxico elevó su pronóstico de la inflación general, que ahora promediaría un 8.3% anual en el último trimestre de 2022, frente a la previsión pasada del 8.1%.

Prevé que la inflación general anual descienda desde el cuarto trimestre del año y que presente “disminuciones más notorias” a lo largo de 2023.

Recordemos que de acuerdo con el último reporte del Banxico, la inflación continúa enfrentando “un entorno complejo”, en el que los efectos de los choques por la pandemia y la guerra entre Ucrania y Rusia se han profundizado y alargado por un mayor tiempo la esperado.

Por su parte, se anticipa que la inflación subyacente, que elimina en el cálculo el precio de productos, bienes y servicios más volátiles, como los energéticos, comience a descender desde el primer trimestre de 2023 para situarse en el objetivo del 3% en el tercer trimestre de 2024.

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) percibe «señalas de mitigación» en la inflación, aunque reconoce que los riesgos siguen «sesgados al alza», según la minuta de la última reunión del banco central difundida este jueves.

«Todos (los integrantes de Banxico) coincidieron en que algunos de los choques que han afectado a la inflación han dado señales de mitigación y señalaron las menores presiones sobre las cadenas de suministro», indica el informe.

El banco central publicó el reporte sobre su encuentro del pasado 10 de noviembre, cuando elevó la tasa de interés al 10%, el mayor nivel en su historia, el decimosegundo incremento consecutivo y el cuarto de 75 puntos base.

En la junta, Banxico previó que la inflación general promedie un 8.3% anual en el último trimestre de 2022, por debajo de la expectativa anterior de 8.6%.

«La mayoría destacó que para el corto plazo los pronósticos para la inflación general presentan revisiones marginales a la baja», señaló el reporte.

La minuta se divulga horas después de revelarse que la tasa de inflación cayó en la primera quincena de noviembre al 8.14% anual, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato contrasta con el 8.41% alcanzado en todo octubre pasado y con el 8.76% de la primera quincena de septiembre pasado, cuando se alcanzó el índice más alto para un periodo igual desde el año 2000.

Pese a la caída en la inflación general, «todos» los miembros de Banxico «señalaron que la inflación subyacente continuó con su tendencia ascendente, situándose en 8.42% en octubre», y «la mayoría destacó que registra 23 meses incrementándose».

Además, «todos resaltaron que la inflación de las mercancías alimenticias es la que presenta las mayores presiones».

También advirtieron mayores presiones por los incrementos de costos asociados a las contrataciones o revisiones salariales rumbo a fin de año, cuando las empresas hacen ajustes de personal y se revisa el salario mínimo.

«La mayoría señaló que el balance de riesgos para la trayectoria prevista de la inflación sigue sesgado al alza», apuntó el informe.

Por otro lado, la Junta de Gobierno destacó el comportamiento «ordenado» y la «resiliencia» del peso, que se ha apreciado ante el dólar estadounidense mientras otras monedas han caído.

Sobre la actividad económica, «la mayoría subrayó que, según la información oportuna, en el tercer trimestre la economía siguió recuperándose» tras un crecimiento de 1% trimestral y un 4.2% interanual del PIB de julio a septiembre, con lo que acumula una subida anual de 2.7% en 2022.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió este viernes al Banco de México (Banxico) no solo enfocarse en contener la inflación con alzas a la tasa de interés, sino que fomente el crecimiento económico.

“Nos gustaría que no solo se ocupara, aunque es importante, del control de inflación, por eso aumenta la tasa, sino que también equilibren cuidando el crecimiento”, dijo el mandatario.

Recordó que ayer Banxico elevó nuevamente la tasa en 75 puntos base la tasa de interés, con lo que llegó a un nuevo máximo histórico de 10%.

El presidente López Obrador, quien ha cuestionado los aumentos de las tasas en el mundo, aseguró que respeta la autonomía y decisiones del Banxico, pero insistió en su propuesta de también enfocarse en el crecimiento.

«Se van más, siempre, por el combate a la inflación y no al fomento del crecimiento. Es lo que siempre se ha hecho, es muy tradicional, pero hay que respetar la decisión», sostuvo.

Además, el mandatario señaló que también se debe de cuidar que la escalada en las tasas de interés no afecte la economía. Apuntó que cuando se aumenta la tasa de interés en las decisiones de política monetaria, se corre el riesgo de paralizar la economía.

“¿Por qué aumenta la tasa? Porque de esa manera baja la inflación, nada más que se corre el riesgo de que se paralice la economía, de que no haya crecimiento económico porque suben las tasas”, expresó.

Banco de México (Banxico) elevó este jueves la tasa de interés al 10%, el mayor nivel en su historia, tras anunciar el el decimosegundo incremento consecutivo, y el cuarto de 75 puntos base, ante los niveles de inflación que se registran.

«La Junta de Gobierno evaluó la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación y sus determinantes, así como la evolución de las expectativas de mediano y largo plazo y el proceso de formación de precios», indicó Banxico en su anuncio de política monetaria.

La subida se aprobó por mayoría de cuatro votos, pues el subgobernador del banco central, Gerardo Esquivel, pidió aumentar la tasa en solo 50 puntos.

El incremento estaba dentro de las expectativas del mercado tras conocer que la inflación general registró una tasa anual de 8.41% en octubre, una ligera caída frente a la de 8.7% de agosto y septiembre, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Con el aumento, Banxico argumentó que la «política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3% dentro del horizonte de pronóstico».

Advirtió que, «si bien algunos choques han dado señales de mitigación, el balance de riesgos que podrían incidir en la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico sigue sesgado al alza».

Banxico prevé ahora que la inflación general promedie un 8.3% anual en el último trimestre de 2022 tras la expectativa anterior de 8.6%. Además, apuntó que la tasa de inflación no estaría cercana a la meta del 3% hasta el cuarto trimestre de 2024, cuando Banxico prevé que promedie un 3.1%.

Como riesgos al alza, la Junta de Gobierno enunció la persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados, presiones inflacionarias externas derivadas de la pandemia, mayores presiones en los precios agropecuarios y energéticos por el conflicto en Ucrania, depreciación cambiaria y presiones de costos.

El siguiente anuncio de política monetaria de Banxico tendrá lugar el próximo 15 de diciembre.

México recibió 42,964 millones de dólares de sus connacionales en el extranjero entre enero y septiembre de 2022, un aumento del 15% respecto a los 37,349 millones de dólares del mismo periodo de 2021, dio a conocer el Banco de México (Banxico).

Con este resultado, las remesas de mexicanos hacia su país de origen suman 29 meses con incrementos sostenidos. Además, en los primeros nueve meses del año, la remesa promedio individual fue de 390 dólares, superior en 4.25% a la media de 374 dólares en el mismo periodo de 2021.

El número de operaciones totales se incrementó de 99.8 millones de dólares a 110.12 millones en ese lapso y la mayoría fueron transferencias electrónicas.

Tan solo en septiembre, el monto de las remesas fue de 5,030 millones de dólares, 14% más que los 4,408 millones de dólares de ese mismo mes de 2021. Se trata de la cifra más alta para un mismo mes desde que se tiene registro por el Banxico.

El aumento sustancial de las remesas sigue con la tendencia al alza marcada desde mayo de 2020, mientras que, en marzo de ese mismo año, al comienzo de la pandemia, se superó por primera vez la cifra de 4,000 millones de dólares recibidos desde el extranjero.

Recordemos que nuestro país sumó un total de 51,585 millones de dólares en remesas al cierre de 2021, una cifra récord que representó un aumento de 27% respecto del monto recibido en 2020.

En plena pandemia, el volumen de remesas de 2020 supuso un aumento del 11.4% respecto a los 36,438 millones de dólares de 2019, lo que ayudó a paliar los efectos negativos en la economía.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en varias ocasiones a los cerca de 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos e incluso los ha calificado de «héroes».

Cerca de 4.9 millones de hogares y unos 11,1 millones de adultos reciben remesas de sus familiares en el exterior, según un reporte del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla).