Tag

calificación

Browsing

La agencia Moody’s bajó la calificación de riesgo de las obligaciones senior no garantizadas de Deer Park Refining Limited Partnership, a Baa3 desde Baa2, y colocó las notas en revisión para rebajarlas, luego de que se anunciara que Pemex compraría la totalidad de sus acciones.

Una subsidiaria de Royal Dutch Shell acordó vender su 50% en la refinería ubicada en Texas a Pemex en 596 millones de dólares, para convertirse la estatal en la dueña absoluta de la instalación. Se espera que la transacción se cierre en el cuarto trimestre de este año.

«La rebaja de las calificaciones senior no garantizadas de Deer Park a Baa3 refleja la expectativa de Moody’s de que la recuperación total en las ganancias de la compañía y el perfil de apalancamiento se extenderá más allá de 2021», dijo Moody’s en un comunicado la noche de ayer.

La calificadora espera que Deer Park administre proactivamente sus requisitos de liquidez y refinanciamiento en 2021, incluido el de una línea de crédito renovable a corto plazo de 130 millones de dólares con vencimiento en julio de 2021 con los ingresos de los préstamos de los socios.

La agencia también explicó que la revisión a la baja de las calificaciones de Baa3 «refleja aún más la expectativa de Moody’s de que luego de la venta, las calificaciones de Deer Park serán impulsadas principalmente por su dinámica crediticia independiente y el perfil de deuda mucho más débil de Pemex».

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que se recuperaría en dos o tres años la inversión realizada para hacerse del control de la refinería Deer Park.

La evaluación crediticia independiente de Deer Park está limitada por su configuración de refinería única que, según el comunicado, Moody’s no considera acorde con la calificación de grado de inversión, a pesar de la alta complejidad, la escala significativa y alto nivel de flexibilidad en las materias primas.

La agencia calificadora Moody’s ratificó este jueves la calificación crediticia para la deuda mexicana en Baa1, con perspectiva negativa.

La Secretaría de Hacienda aseguró que la decisión está en línea con las ratificaciones de Fitch y S&P emitidas a finales del año pasado. Puntualizó que así las tres agencias calificadoras han reconocido el robusto historial de efectividad de las políticas macroeconómicas.

En su comunicado, Moody’s subraya que espera que la fortaleza fiscal de nuestro país continúe siendo una característica positiva de su perfil crediticio, y que la carga de deuda permanezca por debajo de la mediana de sus pares.

La agencia resalta la solidez de los ingresos públicos derivados de la optimización del marco tributario existente, la reducción en el gasto de operación y el uso de medidas financieras para apoyar a Pemex, como elementos que permitieron contener el déficit y la deuda en 2020.

La calificadora remarca, como un factor relevante de su decisión, su expectativa de que la economía recupere, una vez superada la pandemia de COVID-19, su tendencia de crecimiento de largo plazo. Asimismo, enfatiza el efecto positivo que tendrá el T-MEC en el desarrollo de cadenas de producción integradas al interior de la región de Norteamérica, lo cual beneficiará a México.

Sin embargo, Moody’s menciona como riesgo la posibilidad de que Pemex requiera mayores apoyos que los que la agencia ya descuenta. También señala riesgos a la baja para el crecimiento en los próximos años, particularmente por posible debilidad en la inversión privada. En ese sentido la SHCP recordó las diversas iniciativas estratégicas que se han trabajado en conjunto con el sector privado desde el inicio de la administración, como la aprobación del T-MEC, la reforma laboral en 2019, la reforma de pensiones en 2020 y, recientemente, la reforma a la regulación del outsourcing.

En más, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, dijo que no pareciera haber indicios de que las recientes alzas en la inflación sean permanentes, esto durante la presentación virtual de un informe trimestral de finanzas públicas.

Añadió que las finanzas públicas de México podrían manejar tasas de interés más altas, mientras el país enfrenta mayor presión sobre los precios que han llevado a la inflación significativamente por encima de la tasa objetivo del banco central.

En la primera mitad de abril, el índice de precios al consumidor se aceleró a su mayor nivel en más de tres años a un 6.05% a tasa anual, impulsada por incrementos en los precios de los combustibles.

«Hay espacio para soportar, si los hubiese, aumentos en las tasas de interés sin presionar las finanzas públicas», dijo por su parte Iván Villarreal, jefe de planificación económica de Hacienda.

Petróleos Mexicanos (Pemex) informó este martes que a partir del 4 de marzo de 2021, la empresa calificadora Fitch Ratings dejará de prestarle sus servicios de calificación de valores tanto a nivel local como global.

Así, Pemex da por terminado el Contrato de Calificación de Valores vigente entre PEMEX y Fitch México S.A. de C.V.

La compañía indicó que dicha decisión se toma debido a la optimización en la contratación de servicios de calificación de valores adoptada anteriormente, para hacer frente al complejo contexto económico actual.

«Esta decisión no representa ningún obstáculo o riesgo para futuras emisiones de valores de PEMEX, ya sea en el mercado nacional o internacional, toda vez que la empresa seguirá contando con los servicios de calificaciones crediticias necesarios que exige el marco regulatorio nacional e internacional para la emisión de valores, proporcionando con ello certidumbre a los inversionistas», esgrimió Petróleos Mexicanos.

El especialista Luis Gonzali indicó que era Fitch Ratings la calificadora que peor tenía calificado a Pemex, por lo que con su decisión, «de un plumazo, mejoran su perfil crediticio».

No descartó que en el futuro PEMEX finalice también su contrato con otra de las calificadoras más importantes, Moody’s, para así evitar supervisiones externas.

Por su parte el periodista especializado en energía y negocios, Édgar Sígler, coincidió con Gonzali al señalar que si bien todas las calificadoras tienen diferentes escalas, Fitch Ratings  es la que más baja calificación le ponía a  PEMEX según su propia escala.

La calificadora Standard & Poor’s (S&P) ratificó este jueves la calificación crediticia para la deuda mexicana en moneda extranjera en BBB y en moneda local en BBB+.

La acción de la agencia sirvió a la Secretaría de Hacienda para recordar que dicha calificación posiciona a nuestro país en categoría de grado de inversión.

La dependencia indicó que S&P destacó en su comunicado que México cuenta con una sólida posición externa y un manejo cauteloso de la política fiscal y monetaria, por lo cual esperan que la deuda se mantenga estable a partir del próximo año.

S&P también mencionó que a la par de contener el déficit fiscal, el gobierno federal continúa llevando a cabo una ambiciosa agenda social, económica y política, a pesar de la pandemia. Todo esto sin dejar de priorizar la estabilidad macroeconómica y financiera.

La agencia enfatizó que anticipa que el compromiso del gobierno federal con la responsabilidad fiscal permita estabilizar la deuda a partir del próximo año, y destacó que un historial de políticas macroeconómicas prudentes ha contribuido a preservar la confianza de inversionistas y a tener un amplio acceso a mercados globales de capital, incluso en la compleja coyuntura económica actual.

La decisión de S&P Global se suma a la ratificación de la calificación crediticia del país anunciada por la calificadora Fitch Ratings en noviembre pasado. «Ambas agencias han reconocido las políticas macroeconómicas prudentes y la solidez institucional del país», destacó Hacienda.

Sobre lo expresado por S&P, que mencionó que un factor clave para fortalecer el crecimiento es tener una inversión privada más robusta, Hacienda indicó que el gobierno federal está trabajando con el sector privado de manera proactiva para reactivar la inversión. Recordó que en las últimas semanas se han presentado dos paquetes de proyectos de infraestructura equivalentes al 2.3% del PIB.

La agencia Fitch Ratings informó este miércoles que mantuvo la calificación de México en BBB- con una perspectiva estable, pese a las especulaciones que había sobre la economía mexicana, aunado a la crisis financiera que trajo la pandemia de Covid-19.

Fitch indicó que su decisión es respaldada por un marco de política macroeconómica consistente, y finanzas externas relativamente estables y robustas.

La agencia calificadora agregó que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) mantendrá una postura fiscal estricta y probablemente implementará una reforma tributaria en 2022.

Así, la calificación crediticia de México se mantiene estable en la categoría de grado de inversión.

Ficht destacó que «el marco de políticas de México sigue siendo una fortaleza» y que en su evaluación abonó a la calificación “el historial de políticas macroeconómicas prudentes, creíbles y consistentes”, lo que refleja una sólida capacidad y flexibilidad institucionales.

Al respecto, la Secretaría de Hacienda indicó que «en este sentido, el sector público y privado de México continúan teniendo acceso a condiciones favorables en los mercados internacionales, especialmente en la coyuntura económica actual».

La dependencia resaltó que de acuerdo a la agencia, en 2020 México registrará uno de los menores déficits entre los países con calificación crediticia “BBB”, lo que respalda la perspectiva estable.

«El gobierno de México mantiene su compromiso con políticas y marcos institucionales de políticas sólidos, respaldados por una gobernanza y transparencia efectivas y guiados bajo el principio de no corrupción. Esto permitirá que el país siga manteniéndose resiliente ante el desafiante contexto económico mundial», indicó la secretaría que dirige Arturo Herrera.

La agencia S&P rebajó este jueves la calificación crediticia de México en moneda extranjera a largo plazo a “BBB” desde “BBB+”, y mantuvo su perspectiva negativa, lo que refleja la posibilidad de que haya nuevas bajas a la nota soberana durante los siguientes meses.

La modificación de hoy, así como las que se posiblemente se produzcan en los próximos meses, se dan en el marco de la crisis sanitaria que golpea al mundo por el nuevo coronavirus, Covid-19.

Con esta modificación, la deuda de México queda a dos escalones de la categoría considerada como “basura” por los mercados, en tanto la calificación de crédito soberano en moneda local a largo plazo también fue rebajada a ‘BBB+’ desde ‘A-‘”, según un comunicado.

“Esperamos un golpe pronunciado en la economía mexicana luego de los shocks combinados de COVID-19, en México y Estados Unidos, su principal socio comercial, y de los precios mundiales más bajos del petróleo”, dijo la calificadora en un comunicado emitido este jueves.

S&P prevé que estos choques, aunque temporales, empeorarán la ya débil tendencia en la dinámica de crecimiento del PIBlocal para 2020-2023 que reflejan, en parte, la baja confianza del sector privado y la escasa dinámica de inversión.

Recordemos que la economía mexicana decreció un 0.1% durante 2019, su primer declive en una década, golpeada por la menor inversión de las empresas en el primer año de gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Esta debilidad, aunada a los riesgos por la propagación del virus y la dramática caída de los precios de crudo, llevó al Banco de México (Banxico) a recortar su pronóstico para el crecimiento de la economía a un rango de entre 0.5% y 1.5%, aunque varias firmas de análisis ya están anticipando caídas de hasta 4.5%.

Este jueves la agencia de calificadora, Moody’s recortó el pronóstico de crecimiento económico de México a 0.5 por ciento para este año, cifra por debajo de su estimación preliminar de 1.2 por ciento, argumentando la contracción de las inversiones como principal motivo de esta revisión.

“Esta menor expectativa de crecimiento se debe principalmente a una fuerte contracción en las inversiones brutas de capital fijo que comenzó en agosto de 2018, que es poco probable que se recupere. Creemos que la disminución de las inversiones refleja una menor confianza de los inversores en la dirección de la política gubernamental y las condiciones comerciales generales”, indicó.

El ajuste de la calificadora se da luego de que el miércoles el Banco de México recortó su pronóstico de crecimiento para la economía de México a un rango de 0.2- 0.7 ciento desde 0.8 – 1.8 por ciento.

Esta revisión se trató de la quinta actualización a la baja que el Banco Central hace de su estimado para el PIB de este año, desde que lo diera a conocer en noviembre de 2017. En su informe trimestral de esa ocasión, el Banxico pronosticó una tasa de expansión de entre 2.2 y 3.2 por ciento.

Los primeros recortes a la previsión de crecimiento en el presente Gobierno se dieron este año: el 28 de febrero, el Banco Central redujo el pronóstico a un rango de 1.1-2.1 por ciento desde el 1.7-2.7 por ciento y el 29 de mayo Banxico decidió bajar la cifra a un rango de 0.8-1.8 por ciento.

Este lunes, fue difundida la nueva encuesta de México Elige, la cual muestra un derrumbe en la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

De acuerdo a la medición, el mandatario tiene una aprobación del 46.9%, lo que representaría una caída de 26 puntos respecto al 73% que obtuvo en febrero pasado, que ha sido el punto más alto que ha registrado.

Misma situación se observa en la calificación que le asignanlos entrevistados al presidente, pues de 68.8 que obtuvo en febrero, a julio 2019 se adjudica un 44.6.

Sobre la renovación de mandato, que ha estado impulsado el presidente, sorprende que, 50.2% de los encuestados indican que López Obrador debería de renunciar como presidente; 46.2% afirma que debería de permanecer en el cargo.

Al preguntar si votarían por AMLO para otro periodo al frente del gobierno federal, de 2024-2030, 55.6% de los entrevistados indicó que no o probablemente no. 37.8% indicaron que sí o probablemente sí.

Sobre quién podría ser el candidato de Morena en 2024, Tatiana Clouthier se mantiene a la cabeza con 34.7% de las opiniones. El canciller Marcelo Ebrard le sigue con un 22.6%. En tercer sitio se ubica el secretario de educación pública, Esteban Moctezuma con 10.1%.

El resto de las figuras que se mencionan son Ricardo Monreal, Olga Sáchez Cordero, Alfonso Romo, Claudia Sheinbaum, Martí Batres, Alfonso Durazo, Mario Delgado y Yeidckol Polevnsky.

Otra de las preguntas que se le hicieron a los participantes de la encuesta, es qué tan de acuerdo están con las consultas a mano alzada a las que el presidente ha venido recurriendo en las últimas semanas para definir diversos temas o proyectos.

56.4% de los consultados indicaron que están en contra de dicha medida, mientras que el 33.1% apoyan las consultas.

La agencia calificadora Moody’s recortó la estimación de crecimiento para la economía mexicana desde 1.7 a 1.2 por ciento para 2019, con lo que estima mayores recortes al gasto público.

En 2018, la agencia pronosticaba un crecimiento económico por arriba de 2 por ciento para 2019. En febrero, esta estimación bajó a 1.7 por ciento y ahora disminuyó a 1.2 por ciento.

“Continuamos anticipando un año desafiante para la economía de México y prevemos que el crecimiento se desacelerará a 1.2 por ciento en 2019, desde 2 por ciento en 2018. Como resultado, los ingresos públicos pueden ser menores a los que el gobierno estima tener, lo que requerirá nuevos recortes en el gasto para mantener la rectitud fiscal como lo prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador”, dijo Alejandro Olivo, director gerente asociado de Moody’s, en un comunicado.

Asimismo, la agencia crediticia prevé que Pemex necesite mayor apoyo económico del gobierno en función de poder lograr financiar las inversiones de capital que tiene planeadas.

“Pemex necesitará aún más apoyo del gobierno para poder sostener los ambiciosos objetivos de crecimiento en la producción que tiene y también podría necesitar ayuda para sus grandes vencimientos de deuda. Esta incertidumbre se suma a la preocupación del mercado en cuanto a la falta de predictibilidad de políticas y a la débil confianza de los inversionistas en Pemex”, dijo Moody´s en el comunicado.

Y agregó que, a pesar de que aún perciben interés de inversión en los proyectos de infraestructura nacionales, la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco debilitó la confianza del mercado y de los inversionistas ante lo que calificaron como un “entorno político impredecible”.

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Universal, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) registró una disminución, ubicándose en 72%.

La encuesta revela que el mandatario obtiene una aprobación del 72%, lo que significa siete puntos menos que lo registrado en marzo pasado, cuando obtuvo 79.4%.

Pese a la disminución, el diario resalta que el presidente mantiene el apoyo de la mayoría de los mexicanos, situándolo como uno de los mandatarios más respaldado por la ciudadanía.

Respecto a la calificación que le dan a su gestión, los mexicanos le asignaron una evaluación de 7.33, cuatro puntos menos que lo obtenido en marzo, cuando registró una calificación de 7.7. La evaluación se realiza en una escala del 1 al 10.

Sobre los logros de su administración, uno de cada cinco entrevistados manifiesta que la instrumentación de los programas sociales y el combate al robo de combustibles han sido los mayores logro de AMLO.

Las expectativas que los mexicanos tienen sobre el gobierno de López Obrador se mantienen altas; el 65% considera que el país mejorará bajo su mandato; 12% cree que empeorará. 55% cree que el presidente cumplirá con sus promesas de campaña, mientras que 18% opina que no.

En uno de los temas que más ha tomado relevancia en las últimas semanas, los encuestados fueron cuestionados sobre la relación México-Estados Unidos. 91% cree que AMLO debe solicitar a Trump dejar de atacar verbalmente a los mexicanos.

37% cree que México debe permitir que los migrantes indocumentados entren al país y se les dé refugio, mientas que 56% no apoya dicha medida.

Luego de que Fitch y Moody’s  hicieran cambios a la calificación soberana de México y a la perspectiva, respectivamente, la Secretaría de Hacienda expresó su desacuerdo con dichas decisiones.

«Es desafortunado que la agencia Fitch Ratings penalice doblemente el balance financiero del país», recalcó la dependencia, pues explicó que por el lado soberano, argumentan que los riesgos a las finanzas públicas se han incrementado por que la deuda de Pemex representa pasivos contingentes para el Gobierno Federal.

Al mismo tiempo, señaló, la agencia penaliza la calificación de Pemex por considerar que el respaldo del Gobierno Federal es moderado e insuficiente.

«El Gobierno expresa su fuerte desacuerdo con el enfoque aplicado por esta calificadora», expuso Hacienda.

Indicó que la acción sobre la calificación soberana de México y de Pemex se da aun cuando se ha demostrado el apoyo total del Gobierno Federal a la empresa y se está trabajando en dar una solución a los problemas estructurales y financieros de esta.

Sobre la decisión de Moody’s, quien ratificó la calificación soberana de México (A3), pero modificó la perspectiva de la calificación de estable a negativa, y para Pemex revisó la perspectiva de calificación de estable a negativa, Hacienda expuso que al igual que Fitch, reconoce como fortalezas una economía amplia y diversificada, la sólida postura fiscal que ha consolidado la estabilidad macroeconómica, prudencia en la formulación de políticas macroeconómicas, así como un sistema bancario saludable, entre otras.

«La Secretaría de Hacienda y Crédito Público ratifica su compromiso con la disciplina fiscal y la estabilidad macroeconómica y considera que través de mantener unas finanzas públicas fuertes es posible obtener una mayor resiliencia y márgenes de maniobra para hacer frente a los efectos de situaciones económicas adversas provenientes del exterior», remató.

Durante la conferencia matutina de este jueves 6 de junio, ofrecida por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde Palacio Nacional se abordaron estos temas:

  • El presidente reiteró que hoy se mantendrán las pláticas entre autoridades mexicanas y estadounidenses, en Washington, para llegar a un acuerdo y que no se apliquen aranceles a productos de nuestro país.
  • AMLO convocó a la población mexicana a un «acto de unidad» que se realizará el sábado a las 17:00 horas en Tijuana, al que invitará a gobernadores, legisladores, autoridades del Poder Judicial, empresarios y líderes religiosos, «para defender la dignidad de México y a favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos».
  • El Presidente recalcó que será hasta ese día cuando fije una postura «tomando en cuenta que deseamos tener una buena vecindad, pero al mismo tiempo defendiendo la dignidad de México» e insistió en no hablar todavía de una posible respuesta en el caso de que se impongan aranceles a México.
  • Sobre el grupo de migrantes que ayer fue detenido en Chiapas, López Obrador negó que haya sido un acto por consigna o «para quedar bien con un gobierno extranjero» y dijo que las personas retenidas se encuentran en la Fiscalía General de la República (FGR).
  • AMLO consideró que una de las cosas que debe saberse respecto al fenómeno migratorio es que muchos menores viajan solos y aunque expresó que es una crisis profunda que no se puede atender cerrando fronteras, dejó claro que «no se puede permitir que transiten por nuestro territorio de manera de ilegal».
  • López Obrador reiteró que la comunicación con su homólogo, Donald Trump, es «muy buena», pero reconoció que «en una ocasión sí andaba en un viaje donde no había señal, quisimos comunicarnos pero ya no fue posible».
  • AMLO dijo que las relaciones con Canadá «son muy buenas» y que hay confianza en que el T-MEC se ratificará en los congresos de los tres países; no obstante, aclaró que «se está separando lo del tratado de este tema (aranceles a productos mexicanos)».
  • El mandatario explicó que de todas las opciones que se están analizando  ante la posible imposición de aranceles a México, se contempla llevar a cabo relaciones bilaterales con Canadá.
  • Luego de que las calificadoras Fitch Ratings y Moody’s Investors Services modificaran ayer la calificación y la perspectiva de México, el Presidente insistió en que la economía del país «va muy bien» y habrá crecimiento. El mandatario consideró que «a pesar de que está lloviendo fuerte» el peso ha resistido

La calificadora Fitch rebajó este miércoles la nota crediticia de México, de BBB+ a BBB. Explicó que la decisión se da por un mayor riesgo para las finanzas públicas de nuestro país, que es producido por el deterioro del perfil crediticio de Pemex, además de una perspectiva débil para la economía.

Sobre la economía nacional, dijo que se ve afectada por las amenazas externas de las tensiones comerciales, incertidumbre de la política interna y continuas restricciones fiscales.

De acuerdo a los lineamientos de Fitch, la calificación ‘BBB’, indica que existe un riesgo moderado de incumplimiento en relación a otros emisores u obligaciones en el mismo país.

Por su parte la calificadora Moody’s también revisó la perspectiva de la nota crediticia de México de estable a negativa, aunque mantuvo la calificación en A3.

Según lo que indicó en un comunicado, la decisión de mantener la calificación A3 es una medida para equilibrar la economía diversificada, su alta fortaleza fiscal y baja susceptibilidad a riesgo de evento, frente a los desafíos que representan las tasas de crecimiento débiles.

“Primero, políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo. Segundo, menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Pemex, introducen riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso del gobierno con mantener una política fiscal prudente en el corto plazo”, indicó la agencia.

Los anuncios de las calificadoras se dan en el marco de la primera reunión que sostuvieron esta tarde funcionarios de México y Estados Unidos, quienes buscan llegar a un acuerdo para que los aranceles que anunció el presidente Donald Trump no entren en vigor.

 

AQUÍ LOS REPORTES DE LAS CALIFICADORAS

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

 

 

La firma ‘México Elige’ presentó este lunes los resultados de su más reciente encuesta, correspondientes al mes de mayo. En ella se reporta una caída de más de 18 puntos en la probación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en lo que va del 2019.

Según el histórico de la encuesta, en enero pasado, AMLO registró una aprobación de 72%, comparado con el 54.9% que registra en mayo, lo que representaría una caída de 17.1 puntos porcentuales.

Sin embargo, AMLO alcanzó un 73% de aprobación en febrero, por lo que la caída sería en total de 18.1%.

Sobre la calificación que se le da al mandatario, también estaría a la baja, pues en febrero pasado alcanzó su punto más alto con 68.8%. Para este mes, la calificación otorgada es de 51.1%. Una caída de 17.7 puntos.

Mientras en febrero pasado, 70.7% apoyaría que AMLO permanezca en el poder en el posible ejercicio de revocación de mandato que él mismo ha planteado, en mayo solo un 53.1% apoyaría al presidente.

Sobre algunas de las decisiones del presidente, 63.5% de los encuestados indicaron estar a favor de que el gobierno federal use la fuerza y las armas para garantizar la seguridad de los mexicanos. 25% se opusieron.

51.1% apoya al mandatario sobre la cancelación de la reforma educativa. 48.9% indicó que no, y que se debía mantener la evaluación a los maestros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre cómo calificaría la labor de su gabinete, a cinco meses se haber asumido.

“Vamos muy bien, me están ayudando mucho, es muy buen equipo, y se está llevando a cabo una evaluación que hacemos conjuntamente. Se han establecido las prioridades, más de 60. Y como en la escuela, NA, no acreditado; S, suficiente; B, buena; y MB, muy buena”, dijo el mandatario.

Sobre qué calificación daría a sus colaboradores, AMLO dijo que en general tendrían MB, pues dijo que han apoyado y respaldado todas las acciones que su gobierno ha emprendido. Sin embargo, dijo que se tenía que mejorar, pues no tienen derecho a fallar.

“Como me lo dijo un joven cuando se aparejó el día que iba yo trasladándome a la toma de posesión, que me alcanzó en la bicicleta. ‘Tú no tienes derecho a fallar’. Y así es, no tenemos derecho a fallar. No podemos actuar con ineficiencia. Tenemos que entregarnos por completo a la causa pública”, relató.

Indicó que no dejará de repetirle a sus colaboradores que hay que mejorar y seguir trabajando, pues recordó que hay la mala costumbre, de decir: ya llegamos, tenemos cargo.

“No, ya llegamos y ahora a ver, me voy a rodear de achichincles, con todo respeto, de lambiscones, de alcahuetes, me van a abrir la puerta, me van a estar ahí acompañando en todo, van a estar de zalameros. Pues ya no”, enfatizó AMLO.

Recalcó que también el recordatorio a seguir trabajando es por la transformación que se vive, pues no es solo un cambio de gobierno, sino un cambio de régimen.

Remató diciendo que todos trabajan en torno a un objetivo superior: la transformación; indicó que no es lo que haga una u otra secretaría, sino lo que se va a hacer en conjunto. “Ver el bosque, no solo el árbol”.

La firma México Elige presentó este lunes su más reciente encuesta sobre la aprobación y calificación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Según las cifras, la aprobación del mandatario se habría desplomado en 11 puntos en los últimos dos meses, pues en la más reciente medición AMLO obtiene 62% de apoyo, mientras que en febrero pasado, registrada un 73%. En marzo registraba 67.4%.

Respecto a la calificación dada a la labor que ha realizado al frente del gobierno federal, AMLO también presenta una caída de 11.3 puntos, al pasar de 68.8% en febrero, a 57.5% en abril.

Al preguntar cuál es el principal problema de las familias mexicanas, 49.2% de los encuestados mencionaron la economía. En segunda posición se encuentra la seguridad con el 35.8% de las respuestas.

Sobre la consulta que se realizaría en 2021 para decidir si AMLO continúa en el poder, 60.1% de los encuestados indicaron que apoyarían su permanencia. Dicha cifra representaría también una disminución de 4.7 puntos respecto a lo obtenido en marzo, y de 10.6 puntos a febrero.

33.6% indicaron que votarían para que AMLO deje la presidencia.