Tag

CIA

Browsing

El subdirector de la CIA, David Cohen, se encuentra en México para preparar la visita a nuestro país de la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, prevista para el próximo 8 de junio, informó este jueves la cancillería.

Harris visitará Guatemala y México entre el 7 y el 8 de junio para abordar principalmente asuntos migratorios y de la pandemia de COVID-19.

Como parte de los preparativos de esa gira, este jueves se celebraron «reuniones de coordinación entre David Cohen, subdirector de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), y funcionarios de las secretarías de Defensa Nacional y Marina Armada, así como del Centro Nacional de Inteligencia de México», detalló un comunicado de la SRE.

También hay pláticas entre personal de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de la embajada estadounidense en México para analizar otros detalles de la visita.

El viaje de Harris a México «tiene por objeto continuar con las conversaciones en materia de migración y desarrollo regional, cooperación frente a la pandemia y reactivación económica que, entre otros más, han estado en el centro de la agenda bilateral», indicaron las autoridades.

Recordemos que Harris ha sostenido dos reuniones virtuales con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la última de ellas el pasado 7 de mayo.

En esa oportunidad, ambos líderes se comprometieron a cooperar para resolver los problemas de fondo, como la violencia y la pobreza, que empujan a centroamericanos a tratar de emigrar sin papeles a Estados Unidos.

Y aunque ayer transcendió en diversos medios que William J. Burns, director de la CIA era quien había arribado a nuestro país, esta mañana el presidente López Obrador aseguró que será en los próximos días cuando el funcionario estadounidense llegue al país, donde será «bien recibido».

«Va a llegar, está por visitar México, hoy me informaron en la mañana, pero creo que va a llegar en unos días más y es bien recibido», dijo AMLO en su rueda de prensa matutina.

La visita del director de la CIA ocurrirá en medio de las nuevas reglas del gobierno de México para limitar el trabajo de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) y otros agentes de seguridad extranjeros tras una reforma a la Ley de Seguridad Nacional.

AMLO defendió que tiene que haber comunicación con las agencias del gobierno de Estados Unidos, tales como la CIA, la DEA, el FBI, quienes tendrán que presentar sus solicitudes a través de la vía diplomática.

Burns es un veterano diplomático que acumula tres décadas de experiencia en el servicio exterior y que, entre otros cargos, ha sido embajador en Rusia (2005-08) y adjunto al Secretario de Estado (2011-14).

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este lunes la nominación como jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de William Burns, un diplomático retirado que ayudó a mantener conversaciones secretas con Irán.

Burns estuvo más de tres décadas en el cuerpo diplomático estadounidense. Durante ese periodo fue embajador en Rusia entre 2005 y 2008, y ocupó altos cargos en el Departamento de Estado.

«Bill Burns es un diplomático ejemplar con décadas de experiencia en el escenario mundial manteniendo a nuestro pueblo y nuestro país sano y salvo», dijo Biden en un comunicado.

El nominado de Biden para encabezar la CIA se retiró de la diplomacia en 2014 y preside el Fondo Carnegie para la Paz Internacional, un centro de reflexión dedicado a las relaciones internacionales con sede en Estados Unidos.

Burns, de quien se mencionaba su nombre como posible secretario de Estado de Biden, dada su gran experiencia con Irán, estuvo implicado en las negociaciones ocultas que prepararon el camino para el acuerdo sobre el programa nuclear iraní firmado en 2015 por Teherán y grandes potencias occidentales.

Cuando Donald Trump asumió la presidencia en 2017, Burns eludió hacer declaraciones públicas al respecto hasta el año pasado, cuando empezó a escribir influyentes textos críticos sobre la política de Trump en Foreign Affairs y otras publicaciones.

«Comparte mi profunda creencia de que la inteligencia debe ser apolítica y que los profesionales dedicados a la inteligencia que sirven a nuestro país merecen nuestra gratitud y respeto. El embajador Burns traerá el conocimiento, el juicio y la perspectiva que necesitamos para prevenir y afrontar amenazas antes de que lleguen a nuestras costas. El pueblo estadounidense dormirá tranquilo con él como nuestro próximo director de la CIA», añadió Biden.

De ser confirmado por el Senado, Burns sucederá a Gina Haspel, la primera mujer que dirige la agencia espionaje y que lo hizo mientras el presidente Trump arremetía contra las entidades de inteligencia y especialmente el consenso entre ellas de que Rusia interfirió en las elecciones del 2016.

El Kremlin confirmó este martes haber dado trabajo en su administración a un hombre identificado por la prensa como un agente de la CIA, que se fue de Rusia hace dos años.

Y aunque confirmó que empleó al estadounidense, negó que hubiera estado en contacto con el presidente Vladimir Putin.

Varios medios estadounidenses afirmaron la tarde/noche de ayer que la CIA hizo salir de Rusia en 2017 a uno de sus agentes, un alto responsable de la administración rusa con acceso directo a Putin y que habría podido confirmar que fue el presidente ruso el que organizó la injerencia en la elección presidencial estadounidense de 2016.

Según el periódico ruso Kommersant, que cita fuentes sin identificar, se trata de un empleado de la administración rusa que en 2017 desapareció en Montenegro junto a su familia. Rusia creyó durante un tiempo que había muerto hasta que supo que seguía en vida en el extranjero.

El hombre «trabajó en la administración presidencial pero fue despedido hace algunos años», dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, sin explicar las razones de su despido que tuvo lugar en 2016 o 2017.

«Su puesto no formaba parte de los de más alto nivel (…) y no preveía ningún contacto con el presidente», añadió el funcionario, calificando la información publicada por medios estadounidenses como una «novela».

Según la cadena CNN, el agente trabajaba para los estadounidenses desde hacía varias décadas, tenía acceso directo a Putin y tomó fotografías a escondidas en la oficina del presidente ruso. Por su parte el New York Times asegura que este informador permitió a Washington llegar a la conclusión de que el propio Putin coordinó la injerencia rusa a favor de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016, algo que Rusia siempre negó.

Kim Jong Nam, el hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-n, que fue asesinado en Malasia en 2017, había sido informante de la CIA, reveló este lunes el diario estadounidense The Wall Street Journal.

El diario citó a una persona anónima «con conocimiento del asunto» y dijo que muchos detalles de la relación de Kim Jong Nam con la agencia estadounidense no estaban claros. El diario citó a la persona diciendo que «hubo un nexo» entre la CIA y Kim Jong Nam.

«Varios ex funcionarios estadounidenses dijeron que era poco probable que el hermanastro, que había vivido fuera de Corea del Norte durante muchos años y que no tenía una base de poder conocida en Pyongyang, pudiera proporcionar detalles sobre el funcionamiento interno del país», relató el Journal.

Sin embargo, los ex funcionarios también dijeron que Kim Jong Nam había estado casi seguramente en contacto con los servicios de seguridad de otros países, particularmente de China, agregó.

Funcionarios de Corea del Sur y Estados Unidos dijeron que autoridades norcoreanas habían ordenado el asesinato de Kim Jong Nam, que había sido crítico con el gobierno dinástico de su familia. Pyongyang ha negado dicha acusación.

En febrero de 2017, dos mujeres fueron acusadas de envenenar a Kim Jong Nam al pasarle por la cara VX líquido, un arma química prohibida, en el aeropuerto de Kuala Lumpur. Malasia liberó a la vietnamita Doan Thi Huong en mayo y a la indonesia Siti Aisyah en marzo.

Según el WSJ, la fuente dijo que Kim Jong Nam había viajado a Malasia en febrero de 2017 para reunirse con su contacto de la CIA, aunque tal vez no haya sido el único propósito del viaje.

El presidente Donald Trump confirmó esta tarde que está en completa disposición para reunirse con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, durante la cumbre de líderes del G20 que se realizará en Buenos Aires, Argentina.

La reunión se daría en un momento decisivo en la relación bilateral debido al reciente asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

«No sé si él estará allí, pero si está, lo haré (me reuniré con él)», aseguró Trump en respuesta a la pregunta de si planea mantener un encuentro bilateral con Bin Salman durante la cumbre, prevista para el 30 de noviembre y 1 de diciembre.

Sin embargo, aunque Trump no tenía la información confirmada, el Gobierno saudí informó este lunes que Bin Salman, el hombre fuerte del reino, asistirá en efecto a la cumbre del G20 en Argentina.

El republicano también indicó que la CIA no tiene ninguna conclusión «definitiva» sobre quién ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, a pesar de los informes de prensa que afirman que esa agencia acusa de ello a bin Salmán.

«No tienen nada definitivo (en la CIA), y el hecho es que (Bin Salmán) quizá lo hizo, y quizá no», dijo Trump en declaraciones a los periodistas en La Casa Blanca.

Trump insistió en que no planea tomar medidas punitivas contra Arabia Saudita en relación con este caso, e insistió en que si Estados Unidos «rompiera» con Riad, «los precios del petróleo se dispararían» y eso «destruiría la economía mundial».

 

La CIA concluyó que el príncipe heredero de la corona de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Estambul.

Según un reporte del diario The Washington Post, la nueva información contradice las afirmaciones del gobierno saudí, quien desde que ocurrieron los hechos ha sostenido que no estaba involucrado.

El diario agregó que funcionarios estadounidenses han expresado una gran confianza en la evaluación de la CIA, la más definitiva hasta la fecha que vincula al gobernante de facto de Arabia Saudita con el asesinato.

Esta conclusión complica los esfuerzos del presidente Donald Trump por preservar los lazos de Estados Unidos con uno de los aliados estadounidenses más cercanos en la región, destacó el periódico.

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó este martes que «nunca» consideró retirar el acceso a información de inteligencia a su predecesor, Barack Obama, en el marco de su anunciada revisión de las credenciales de altos cargos del gobierno anterior.

«Las Noticias Falsas, de las que hay muchas (esta vez el muy cansado New Yorker) falsamente informó que yo iba a tomar el extraordinario paso de negar informes de inteligencia al presidente Obama», dijo Trump a través de su cuenta de Twitter.

¡Nunca lo discutí y nunca pensé en ello!», remarcó.

El mandatario salía al paso así de una noticia del semanario The New Yorker que apuntó que había ordenado analizar la posibilidad de retirar las credenciales a Obama, algo de lo que fue finalmente persuadido por su asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, según reportó la revista.

Trump anunció apenas la semana pasada la revocación de las credenciales de John Brennan, el exdirector de la CIA bajo el segundo mandato de Obama, al tiempo que lo acusaba de tener un comportamiento errático.

Brennan había calificado recientemente a Trump como un «peligro» para la seguridad nacional, y criticado abiertamente las políticas del mandatario.

Asimismo, la Casa Blanca informó que el presidente había instado a revisar el acceso a la información de inteligencia de otros exaltos cargos como el exdirector del FBI James Comey.

Ex directores de la CIA y otra media docena de ex jefes de los espías más importantes de Estados Unidos emitieron una condena sin precedentes contra el presidente Donald Trump, luego de su decisión de poner en la lista negra a su colega John Brennan.

En una declaración, los ex jefes de la agencia de inteligencia CIA nombrados por presidentes republicanos y demócratas, incluidos Robert Gates, George Tenet, Porter Goss, Leon Panetta y David Petraeus, denunciaron la decisión de Trump de despojar a Brennan de su autorización de acceso a información confidencial.

«La acción del presidente con respecto a John Brennan y las amenazas de acciones similares contra otros ex funcionarios no tienen nada que ver con quién debe y no debe tener autorizaciones de seguridad, y todo tiene que ver con un intento de reprimir la libertad de expresión», señala el comunicado.

Al describir la decisión de Trump como «inapropiada y profundamente lamentable», señalaron: «Nunca antes habíamos visto la aprobación o la eliminación de autorizaciones de seguridad utilizadas como herramienta política, como se hizo en este caso».

Dos de los firmantes del comunicado, el ex director de inteligencia nacional James Clapper y el ex director de la CIA Michael Hayden, están, según Trump, en una lista de personas que podrían perder su autorización.

Esta semana, Trump resolvió que se le retire al ex director de la CIA Brennan la autorización de acceso a información clasificada. Ese beneficio ahora revocado es históricamente otorgado a altos funcionarios para acceder a información delicada y confidencial, incluso después de que dejan el cargo.

El jueves, en una columna publicada en el diario The New York Times, Brennan dijo que Trump «está desesperado por protegerse a sí mismo y a otros allegados a él» en el marco de la investigación oficial sobre los vínculos de su equipo de campaña y Rusia.

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

Este lunes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, participó en la toma de posesión de Gina Haspel como nueva directora de la CIA y no escatimó en elogios hacia ella.

De acuerdo con Trump, Haspel quien tras 33 años en la agencia se convierte en la primera mujer en dirigirla, “es una persona fuerte y dura, que nunca da un paso atrás a la hora de defender al país”.

Asimismo, Trump afirmó: ”No hay nadie en este país mejor calificado para el puesto”.

Con esta ceremonia, Trump concluye el polémico tema de la nominación de Haspel como directora de la agencia de espionaje luego de haber sido señalada por realizar prácticas de tortura.

Haspel, de 61 años, dijo que era un “tremendo orgullo” haber recibido la asignación y afirmó que entre sus prioridades como responsable de la agencia se encuentran la necesidad de reforzar los servicios lingüísticos de la CIA y aumentar la presencia de agentes en territorio extranjero con el objetivo de hacer frente al terrorismo global.

La asesora de La Casa Blanca, Kelly Sadler, se burló del estado de salud de senador de Arizona, John McCain, enfermo de cáncer cerebral, luego de que se opusiera a la confirmación de la candidata de Donald Trump para dirigir la CIA, Gina Haspel.

«No importa, se está muriendo de todas formas», dijo Sadler  durante una reunión en La Casa Blanca la asistente especial para el presidente Donald Trump, según informa el sitio norteamericanos The Hill.

En la reunión participaban unos 25 funcionarios, dedicados a las comunicaciones de La Casa Blanca, y estaba dirigida por Raj Shah, número dos de la vocera, Sarah Huckabee Sanders.

Según las fuentes, el comentario de Sadler generó incomodidad entre los presentes y la Casa Blanca no negó los comentarios, pero pidió «respetar» a McCain, un excandidato presidencial derrotado por Barack Obama.

El senador republicano, de 81 años, fue diagnosticado con un agresivo tipo de cáncer cerebral el año pasado y su situación es terminal.

 

Con información de Agencias / Foto: Especial

El presidente Donald Trump concedió un indulto pleno a I. Lewis «Scooter» Libby, un exjefe de despacho del vicepresidente Dick Cheney.

 

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders precisó en una declaración esta mañana que el mandatario estadounidense emitió el perdón.

 

Libby fue declarado culpable en 2007 de perjurio, obstrucción de la justicia y mentirle al FBI. La causa se derivó de la pesquisa sobre la filtración de la identidad en 2003 de la agente encubierta de la CIA Valerie Plame, aunque nadie fue acusado de la filtración.

 

El caso de Libby fue criticado por conservadores, que dicen que fue víctima de un proceso políticamente motivado de parte de un fiscal especial. Algunas de esas críticas son similares a los ataques de Trump ahora contra el fiscal Robert Mueller y su investigación de la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016. Trump ha calificado la pesquisa de «cacería de brujas».

 

Trump dijo en la declaración que aunque no conoce a Libby, «durante años he oído que ha sido tratado injustamente. Con suerte, este perdón ayudará a rectificar una parte muy triste de su vida». Fue el tercero indulto concedido por Trump. El año pasado indultó a Joe Arpaio, el exsheriff de Arizona condenado por desacato a la corte. Trump indultó además a un marinero de la Armada que fue declarado culpable de tomar fotos de partes secretas de un submarino.

 

Con información de AP / Foto: Archivo APO

El director de la CIA, Mike Pompeo, dijo que le preocupan las persistentes acciones de Rusia y otras partes para socavar los comicios en Estados Unidos, incluidos los de este año, aunque descartó que esa intromisión sea nueva.

 

«Muchos enemigos pretenden debilitar la democracia occidental», declaró Pompeo al programa «Face the Nation» de la cadena CBS. «En Washington, la atención se ha centrado en la intromisión rusa», afirmó el funcionario, quien consideró necesario «garantizar que ampliemos la conversación».

 

Pompeo dijo que la CIA y otras agencias trabajan para impedir posibles acciones dirigidas a afectar las elecciones legislativas de medio periodo en 2018. Aunque no facilitó detalles específicos señaló que la intromisión rusa data de décadas.

 

Afirmó que el equipo de seguridad nacional está dedicado a preservar «la seguridad, fiabilidad y democracia de las elecciones estadounidenses» y «trabajaremos contra los rusos o cualquier otro que amenace precisamente el resultado».

 

Esta mañana el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, respondió a las acusaciones de Pompeo, y dijo «Ni hablar de cualquier injerencia en el proceso electoral en Estados Unidos en vísperas de los comicios de 2018. Estados Unidos está inmersa en la oscuridad. Las autoridades estadounidenses se han zambullido en las profundidades de prejuicios antirrusos y tratan de imponer a la comunidad internacional su tergiversada visión de la esencia de la política rusa», subrayó Riabkov.

 

Con información de Agencias / Foto: Archivo APO

El Presidente ruso, Vladimir Putin, realizó una llmada telefónica a su homólogo estadounidense, Donald Trump, para agradecerle la información de inteligencia que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) le brindó a su gobierno y que ayudó a arrestar a terroristas.

 

De acuerdo a la informado, los terroristas estaban preparando explosiones en la Catedral de San Petersburgo de Kazán y en otros lugares públicos de la ciudad, por lo que «la información recibida de la CIA fue suficiente para la búsqueda y detención de los delincuentes».

 

De acuerdo a un comunicado del Kremlin, el jefe del Estado ruso le pidió al presidente de los Estados Unidos que transmitiera su gratitud al director de la CIA y a los agentes de la inteligencia que recibieron esta información.

 

Putin comprometió con Donald Trump a los servicios de seguridad rusos en la obtención de información relativa a las amenazas terroristas contra Estados Unidos y sus ciudadanos, para dar aviso inmediato ante cualquier amenaza detectada.

 

Todo se desprende luego de que tres personas fueran detenidas este viernes en San Petersburgo por supuesto tráfico ilegal de armas, municiones, artefactos y substancias explosivas, contra quienes han sido dictadas ordenes de encarcelamiento este domingo.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, permitió hoy la publicación de unos 2.800 documentos hasta ahora clasificados sobre el asesinato de John F. Kennedy, pero retuvo algunos tras recibir presiones del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

 

 

 

Trump ha ordenado a su equipo revisar los documentos retenidos o censurados a lo largo de los próximos seis meses, con la idea de volver a pronunciarse sobre el asunto, y quizá publicar alguno más, en abril de 2018, según adelantaron altos funcionarios estadounidenses.

 

 

ACCEDER A LOS ARCHIVOS AQUÍ

 

 

 

Con información de AP / Foto: Archivo APO 

Luego de que esta mañana el canciller venezolano, Samuel Moncada, asegurara a través de sus redes sociales que Estados Unidos, y en especifico la CIA se encontraba trabajando junto a México y Colombia para perpetrar un golpe en contra del gobierno de Nicolás Maduro, la cancillería mexicana desmintió tales afirmaciones.

 

 

El gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), rechazó «de manera categórica» la información difundida por Moncada y algunos medios locales y reiteró que «México es un país respetuoso del derecho internacional».

México «no trabaja con ningún país en detrimento de otro, y su posición sobre la situación en Venezuela ha sido presentada de manera clara en los comunicados que ha emitido y en los  foros internacionales en los que participa», indicó el gobierno mexicano.

 

La SRE indicó que México «reitera su absoluta disposición para contribuir, por la vía diplomática y en estricto respeto a la soberanía del pueblo venezolano, a una solución pacífica y democrática a la grave crisis que atraviesa Venezuela».

 

Foto: Archivo APO

La Casa Blanca ha decidido cancelar el programa de capacitación y armamento que desarrollaba la CIA en beneficio de la oposición ‘moderada’ en Siria.

 

La decisión ha sido tomada luego de que el presidente Donald Trump consultara con el director de la agencia de inteligencia Mike Pompeo, y el asesor en Seguridad Nacional, Herbert McMaster.

 

De acuerdo al diario The Washington Post existen dos versiones sobre dicho anuncio: la primera surge de fuentes anónimas e indica que la la decisión se tomó de forma unilateral y que no estuvo en la agenda de las negociaciones sobre el alto al fuego en Siria que se discutió en la cumbre del G20. La versión oficial sostiene que la decisión se tomó previo a la cumbre y es el claro ejemplo de que Washington está dispuesto a colaborar con Moscú en Oriente Medio.

 

Con información de RT / Foto: Archivo APO