Tag

coalición

Browsing

Vicecanciller y ministro de Finanzas del gobierno, el socialdemócrata Olaf Scholz se dispone a tomar en Alemania el relevo de Angela Merkel, para dirigir una inédita coalición de tres partidos.

A los 63 años, Scholz reveló este miércoles el acuerdo final de coalición negociado desde hace dos meses con los Verdes y el Partido Liberal (FDP), centrado en la lucha contra la pandemia y la crisis climática, dos puntos álgidos de la era post-Angela Merkel.

La hoja de ruta marcada prevé que Scholz se someta a la investidura del Parlamento en torno al 6 de diciembre para liderar el que será el primer tripartido a escala federal de Alemania, que pondrá fin a los 16 años de Merkel en el poder.

Esto significaría una inesperada remontada de un partido, el SPD, dado por muerto hasta hace poco, y que ganó por escaso margen las legislativas de septiembre pasado.

Descrito por el diario Spiegel como «la encarnación del aburrimiento» en política, Scholz ha pasado por todos los niveles de la acción pública desde los años 70. Se unió al SPD a los 17 años. Se hizo abogado especialista en derecho laboral y en 1998 fue elegido diputado, y luego secretario general del SPD.

Objeto de burlas por su estilo austero y sus discursos en tono de autómata que le valieron el sobrenombre de «Scholzomat», el hoy futuro canciller admitió que «no era una descripción totalmente falsa». Pero agregó: «Siempre se me hacían las mismas preguntas, y yo daba las mismas respuestas».

En 2007 es nombrado ministro de Trabajo en una gran coalición gubernamental, y en 2011 se convertiría en alcalde de Hamburgo. Ahí, Scholz llevo a cabo una ambiciosa política en materia de vivienda y de protección a la primera infancia. Más adelante, en otro gobierno de coalición de Merkel, sucede en 2018 en el prestigioso ministerio de finanzas al cristianodemócrata Wolfgang Schäuble.

Este socialdemócrata de tendencia centrista, de 63 años, parece haber convencido a buena parte del electorado ofreciendo una imagen de competencia. En 2019, Scholz se había propuesto para liderar el SPD, pero los militantes escogieron a dos casi desconocidos claramente más a la izquierda.

Sin embargo, Scholz logró recuperar terreno con la pandemia, cuando no dudó en romper con la ortodoxia presupuestaria. El SPD lo designó entonces como candidato a las legislativas de septiembre de 2021.

En las elecciones de septiembre, el SPD liderado por Scholz logró una estrecha victoria, relegando a segundo lugar a los conservadores de Angela Merkel.

Según el acuerdo alcanzando, los verdes asumirán los ministerios de Exteriores y Medio Ambiente y los liberales ocuparán el de Finanzas. Aunque los nombres de los futuros ministros no se han comunicado, parece claro que la copresidenta del Partido Verde, Annalena Baerbock, se convertirá en la primera ministra de Exteriores de Alemania y el otro dirigente de la formación, Robert Habeck, estará a cargo de un gran ministerio para todas las cuestiones climáticas y será además vicecanciller.

La nueva coalición, según el acuerdo de gobierno, quiere legalizar el cannabis cuya venta en «tiendas autorizadas» se reservará al consumo de los «adultos». Además, se busca volver en 2023 a las reglas de rigor presupuestario, entre ellas el freno al endeudamiento inscrito en la Constitución.

La coalición también desea acelerar el fin del carbón y avanzarlo «idealmente» a 2030, en lugar de 2038, como está previsto hasta ahora. Para ello hay que «desarrollar masivamente las energías renovables» y «construir centrales de gas modernas para responder a las demandas de electricidad y energía de los próximos años a precios competitivos».

El dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, confirmó esta tarde que luego de los buenos resultados en la jornada electoral del pasado domingo, el bloque legislativo que había anunciado junto al PRI y el PRD se mantiene unido.

“Acción Nacional viene hoy a confirmar que se mantiene unido en este bloque legislativo de la coalición ‘Va por México’. La ciudadanía quiere un país de leyes e instituciones, el mandato en las urnas es muy claro, ponerle un alto a Morena y a la destrucción del país. La coalición legislativa ‘Va por México’ se compromete a no fallarles”, sostuvo el panista.

En rueda de prensa conjunta con Alejandro Moreno y Jesús Zambrano, dijo que la coalición estará en condiciones de impedir los caprichos de AMLO, tales como expropiar los ahorros de los trabajadores, acabar con la autonomía del Banco de México, desparecer el INAI y pasar el INE al Poder Judicial.

Aunque reconoció el trabajo del INE, Cortés Mendoza adelantó que defenderán todos los triunfos que se obtuvieron, y se de ser necesario recurrirán a los Tribunales.

«Vamos a seguir luchando en los estados donde los resultados están muy justos, como son San Luis Potosí, Michoacán y Campeche, entre otros, donde, en algunos casos, los votos nulos son más que la diferencia entre el primero y el segundo lugar», enfatizó.

El dirigente nacional del PAN afirmó que el gran perdedor de las elecciones fue Morena, mientras que ellos resultaron triunfadores pues gobernarán a más de 45 millones de mexicanos, 50% que antes de la elección.

Por su parte el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, expresó que la coalición fue un éxito, y ahora garantiza un país democrático y da paso a un equilibrio de poderes.

Advirtió que se defenderá, en el marco de la Constitución, el voto en Michoacán, donde el partido ha señalado que son ellos quienes tienen ventaja.

Calificó de peligroso el discurso de López Obrador al mencionar que el crimen organizado “se portó bien” pues consideró que es desvergonzado y riesgoso, “pareciera que estamos avanzando a un narcoestado. El crimen organizado se portó bien, pero para el gobierno de Morena”, aseveró.

Destacó que su partido actuó responsablemente al unirse a la coalición a pesar de los cuestionamientos; “podemos decir que bien pudimos ir solos, pero sin el PRD difícilmente se hubiera logrado este vuelco en este escenario político, el PRD es la única izquierda democrática que seguirá en lucha por el país”.

Finalmente, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, dijo que su partido aceptará el diálogo con el gobierno federal y con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), luego de este indicara en su conferencia matutina que para lograr acuerdos en la Cámara de Diputados se buscaría a una parte de los legisladores del PRI o de otros partidos, esto en caso de requerir apoyo para sacar adelante una reforma constitucional.

«Habrá diálogo público con todos, en lo oscuro con nadie (…) se construye el bloque opositor para tener una agenda conjunta, eso no deja de lado que el PRI tenga una agenda propia y que nosotros nos sentemos a dialogar con el presidente de la República y el gobierno federal. Nos convocan al diálogo, ahí estaremos con ellos para dialogar, para construir y para ver por el bien de México», dijo ‘Alito’, a quien pese a ser el líder de un partido de oposición, se le señaló de ser cercano al presidente López Obrador.

Más tarde, ante lo polémico de sus declaraciones, Moreno salió a aclarar vía redes sociales que «en todo lo que dañe y afecte a las familias mexicanas y atente contra el orden democrático e institucional, el PRI estará en contra y de frente», aunque no negó el posible acercamiento que pudiera tener con el gobierno federal.

En una entrevista con Grupo Fórmula, se limitó a decir que quien pretenda dividir a la oposición, «es porque ni quiere al país y porque quiere hacerle juego al gobierno».

Mario Delgado proclamó este domingo vencedor de las elecciones intermedias a su partido, Morena, asegurando que mantienen la mayoría en la Cámara de Diputados, además de que se llevan casi todos los estados en que se renovarán las gubernaturas.

«Confirmamos que Morena es nuevamente la primera fuerza política del país. Queda absolutamente claro que en México hay una mayoría del pueblo», aseguró en rueda de prensa el líder de Morena, Mario Delgado.

El político dijo que el partido fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) venció en 12 de los 15 gobiernos estatales que estaban en juego, dato que sorprendió, pues las proyecciones previas le daban por mucho ocho de las gubernaturas.

Además, Delgado Carrillo aseguró que la coalición de la 4T aumentó su mayoría en la Cámara de Diputados.

Recordó que el Computo del 2018 del INE le dio a la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ (Morena-PT-PES) el triunfo por un 43.5% de preferencia electoral, mientras que hoy la encuesta de salida de El Financiero le da un 47% en coalición con PVEM y PT.

Mario Delgado presumió que este domingo la gente defendió la esperanza del país, e hizo realidad que la transformación continúe en el país. Sostuvo que «la gente quiere que siga la Cuarta Transformación, la gente quiere mucho a nuestro movimiento».

Por su parte el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, uno de los partidos que integran la coalición «Va por México», aseguró que obtuvieron un excelente resultado en esta jornada electoral.

Comenzó afirmando que le «arrancaban» la Ciudad de México a Morena, pues aseguró que se perfilan para quedarse con las alcaldías de Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Coyoacán y Cuauhtémoc, lo que sería 6 de las 16 alcaldías, aunque más tarde, la coalición en la capital elevó dicho número a ocho.

En cuanto al Estado de México indicó que se encuentran a la cabeza de toda la zona metropolitana y en municipios como Huixquilucan, Naucalpan, Atizapán, Izcalli, Metepec, entre otros. Cortés Mendoza informó que se ganaron muchas capitales y las ciudades más importantes del país, entre las que están: León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Morelia, Aguascalientes, Mérida, Veracruz, Oaxaca, Manzanillo, Bahía de Banderas, Guadalupe NL, Cd. Victoria, Cuernavaca, Taxco y Playa del Carmen.

Respecto a las elecciones para gobernador, dijo que Acción Nacional está ganando con un amplío margen en Querétaro, mientras que la coalición va arriba en los estados de San Luis Potosí, Michoacán, Tlaxcala, Zacatecas, Campeche y Colima. Sobre los estados de Chihuahua, Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit, dijo que la información precisa se dará cuando cierren las casillas, pero adelantó que “estamos muy contentos”.

“Morena y sus aliados perderán la mayoría calificada con la que abusaron del poder durante los últimos tres años. Ya no podrán modificar la Constitución a capricho y les guste o no, tendrán que contar con el consenso de las demás fuerzas políticas. Amigas y amigos: Hoy ganó México. Respecto de hace tres años, hoy Acción Nacional solo o en coalición avanzó y Morena retrocedió”, sostuvo.

Finalizó indicando que frente a un México retrógrado, se impuso un cambio hacia el futuro; sostuvo que en lo sucesivo, el presidente López Obrador y Morena tendrán que atenerse a la ley y respetar la división de poderes.

A casi una semana de que se celebren las elecciones del próximo 6 de junio, la dirigencia estatal del PRI en Baja California abandonó la coalición «Va por Baja California» que estaba integrada por el PAN-PRI-PRD.

El dirigente estatal del tricolor, encabezó ayer una conferencia de prensa en la que expresó ayer su apoyo a Jorge Hank Rhon, candidato a la gubernatura, pero por el Partido Encuentro Solidario (PES), dejando a la deriva a la abanderada de la coalición, Lupita Jones.

Con la aprobación del dirigente estatal, los comités municipales del PRI también anunciaron su respaldo a la campaña del empresario.

Carlos Jiménez Ruiz, líder del PRI en la entidad, indicó que el anuncio se trataba de un acuerdo de las bases del tricolor con la dirigencia estatal, y que se debía principalmente a los nulos resultados de la campaña de la exreina de belleza, y el poco interés que ha despertado en la ciudadanía.

«No hubo y no se consolidó una empatía. No hubo y no se consolidó una agenda que satisficiera las necesidades que los militantes y los ciudadanos de Baja California reclaman, es por eso que el día de hoy hacemos y armamos este escrito, y hacemos un llamado respetuoso a las tres dirigencias nacionales, tanto del PRD, del PAN, como del PRI, para que reorienten la estrategia”, dijo Jiménez Ruiz en conferencia.

Jiménez Ruiz aclaró que mantendrán la alianza con el PAN y el PRD en el resto de las candidaturas.

Hank Rhon, presente en la conferencia junto al dirigente del PRI, agradeció el apoyo y dijo que los resultados se verán en las urnas el próximo 6 de junio.

«Es resultado de que somos los únicos que hemos planteado propuestas viables, que sabemos cómo hacer las cosas y daremos un giro a la entidad que, hoy en día, se ubica entre los últimos lugares a nivel nacional en materia de seguridad, desarrollo y educación».

Al respecto, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, acusó de traición a la dirigencia estatal, pues dijo, no se consultó dicha decisión con ellos. «Lamentamos que, en una de las elecciones más importantes de la historia de nuestro país, prevalezcan acciones como la llevada a cabo por militantes de nuestro partido, que el día de hoy han decidido apoyar a otro candidato. Eso se llama traición», dijo Alito a través de sus redes sociales.

En sus mensajes, enfatizó que el PRI «jamás se sumará» a un candidato de otro partido, que no esté del lado de la democracia. «Lupita Jones es y seguirá siendo la candidata de nuestro partido y de la coalición #VaPorBajaCalifornia. Le pedimos a nuestra militancia que la respalde como lo han hecho hasta ahora».

En tanto Lupita Jones se limitó a publicar un video en el que se observa el tuit de Alejandro Moreno, en el que expresa que es ella la candidata del PRI en Baja California, y a la que el partido a nivel nacional respalda.

«Ya salió el mero jefe a decir quién es su candidata. La candidata del PRI es Lupita Jones. Hank te gané una vez, la candidata del PRI soy yo, no tú», dice entre risas Jones.

Las dirigencias nacionales del PAN, PRI y PRD anunciaron que tras las elecciones del próximo 6 de junio, México contará con un bloque de contención constitucional en la Cámara de Diputados al firmar un compromiso de coalición legislativa, que integrarán los partidos que hasta ahora van en coalición electoral.

Los líderes partidistas aseguraron que de acuerdo a las últimas encuestas, la coalición ‘Va por México’ está arriba de la coalición morenista, la «desesperanza de México».

«Vemos que el Presidente, ante su fracaso gubernamental, está desesperado, está metiendo el cuerpo completo en la elección, usando de forma facciosa e ilegal los programas e instituciones para influir en el resultado electoral y buscando amedrentar a los opositores. Pasamos, según él, de estar supuestamente moralmente derrotados a poderle ganar la mayoría en la Cámara de Diputados», dijo Marko Cortés, dirigente nacional del PAN.

Durante la presentación y firma de la coalición legislativa para la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados que contiene 10 compromisos concretos, se destacó que el 6 de junio la coalición va a darle nuevamente pluralidad a México, para que todos sean escuchados y tomados en cuenta.

Cortés Mendoza aseguró regresará el equilibrio y el contrapeso, porque devolverán a la Cámara de Diputados las atribuciones que le quitó el presidente, es decir, dejará atrás la obediencia ciega que no le mueve una coma a los caprichos presidenciales, y dejará de ser una oficina de trámite para aprobar todas las leyes, aún en contra de la Constitución.

Los dirigentes nacionales de los tres partidos acordado que no se va a eliminar ningún programa social que hoy recibe la gente, y por el contrario, se mejorarán , que lleguen completos, a tiempo y que lleguen parejo para toda la gente.

El líder priista dijo que la coalición ‘Va por México’ tiene un plan para rescatar al país, y destacó que se promoverá el análisis colegiado sobre el presupuesto, para la reactivación económica, la creación de empleos con salarios dignos, entre otros aspectos.

Señaló que el «tiempo y la historia nos están dando la razón». Lamentó que desde la máxima autoridad de manera sistemática se ataque a la oposición, ante la ausencia de resultados a tres años de gobierno, en los que la gente sufre más que nunca la violencia e inseguridad.

En tanto, Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, aseguró que  por encima de las diferencias que tienen como partidos, las tres fuerzas políticas pusieron por encima el bienestar de México. Dijo que el PRD es la única izquierda verdadera, pues aseguró, Morena es una falsa izquierda.

Ente la situación que se vive en el país, Zambrano aseguró que en México no se quiere una dictadura sino una democracia. “Queremos restablecer los poderes, que se reoriente el presupuesto nacional para regresarle a las y los mexicanos los programas que se han eliminado como el Seguro Popular, las estancias infantiles y el apoyo al campo; generar empleos, ayudar a las Pymes, que todas y todos tengan acceso a la educación. Se necesita reorganizar al combate al crimen organizado y, evidentemente, avanzar en la desmilitarización”.

La Agenda de la coalición legislativa “Va por México”, asume 10 compromisos:

  1. Establecer la función de control constitucional y de Gobernabilidad Democrática que tiene la Cámara de Diputados.
  2. Configurar una Cámara de Diputados responsable, que restablezca el equilibrio entre los Poderes de la Unión, como lo marca la Constitución y que no avale reformas constitucionales a capricho del Ejecutivo.
  3. Análisis colegiado e incluyente del Proyecto de Ley de Ingresos, por una política fiscal equitativa e ingresos públicos transparentes, así como la revisión y aprobación incluyente del Presupuesto de Egresos de la Federación, conforme a propósitos nacionales, incluyendo programas sociales como el apoyo a la tercera edad, y otros que permitan salir de la pobreza a sus beneficiarios y no mantenerlos dependientes de ellos, sin tintes clientelares.
  4. Respeto a la independencia de los órganos autónomos constitucionales, que construimos entre todos y que hoy están amenazados.
  5. Respeto a la sociedad civil, medios de comunicación y promoción de la unidad nacional.
  6. Dignificar y enfocar la labor de las fuerzas armadas, cuyas labores marcadas en la Constitución han sido desvirtuadas.
  7. Respeto a la legislación electoral. Una mayoría hoy no debe significar totalitarismo.
  8. Estrategia de atracción de inversión, crecimiento económico y desarrollo nacional, con la participación de los sectores empresariales y obreros. Decimos Sí a una reactivación económica nacional, defensa del empleo, salario digno y respeto a las micro, pequeñas y medianas empresas, así como también a los emprendedores.
  9. Cuidado del medio ambiente, recuperando la transición hacia energías limpias y renovables en cumplimiento al Acuerdo de París y la Agenda 2030.
  10. Consolidación de una agenda de género inclusiva, que evite y sancione la violencia y que logre la igualdad sustantiva. Situación que este presidente no ha hecho.

El líder del partido socialista español y jefe de gobierno saliente Pedro Sánchez fue investido este martes como presidente de un inédito gobierno de coalición de izquierda, tras una ajusta votación en el Congreso de los Diputados que pone fin a meses de parálisis política en el país.

Sánchez, de 47 años, recibió 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones, una mínima diferencia que fue suficiente para tener éxito en la segunda vuelta donde le bastaba una mayoría simple, es decir más ‘síes’ que ‘noes’.

En un primer voto, el domingo, no alcanzó la necesaria mayoría absoluta de 176 de los 350 diputados.

«Va a haber una coalición progresista, porque así lo han decidido los españoles y la mayoría parlamentaria del Congreso», dijo Sánchez antes del voto, donde llamó a acabar con el bloqueo político que mantuvo al país por meses «desprovisto de herramientas para abordar sus problemas y para encarar los desafíos de futuro».

El ínfimo margen con el que se impuso Sánchez hace presagiar una legislatura muy complicada para el socialista, que presidirá el primer gobierno de coalición desde el fin de la dictadura de Francisco Franco en 1975, al que la derecha y la extrema derecha han prometido hacer una oposición sin tregua.

La expectación se mantuvo hasta el último momento, con los parlamentarios socialistas denunciando «amenazas y coacciones» de partidos de la oposición para que descarrilara la votación.

Llegado al poder a mediados de 2018 mediante una moción de censura que desbancó al conservador Mariano Rajoy, Sánchez ocupará de nuevo la presidencia gracias a los socialistas, la izquierda radical de Podemos, su futuro socio de gobierno, los nacionalistas vascos del PNV y otros pequeños partidos regionales.

Clave en esta segunda votación en un Parlamento muy fragmentado fue la abstención de la formación independentista Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), que significa un voto de confianza aunque con «escepticismo» al PSOE, según dijo en la tribuna la diputada Montse Bassa.

El mandatario socialista saliente Pedro Sánchez fracasó este martes en su intento de ser investido presidente del ejecutivo español, y lo intentará de nuevo el jueves, aunque antes deberá cerrar una difícil coalición de gobierno con la izquierda radical de Podemos.

El candidato a su propia sucesión como presidente perdió la votación en la cámara baja, al obtener 124 votos a favor, 170 en contra y 52 abstenciones. Para salir investido necesitaba una mayoría absoluta de 176 de los 350 diputados de la cámara.

Los socialistas dispondrán ahora de 48 horas, hasta la segunda votación prevista para el jueves, para desbloquear la investidura.

Y aunque en la nueva votación, las abstenciones contarán a su favor, para Sánchez todo dependerá de si sus legisladores consiguen cerrar un acuerdo con Podemos, en lo que sería la primera coalición de gobierno de izquierdas en España desde 1936, el año que estalló la Guerra Civil.

El acuerdo se está resistiendo ante la cuestión de qué peso tendrá Podemos en ese hipotético gobierno. Pese al fracaso de este martes hubo señales de buena voluntad, empezando por la abstención, en lugar del no, decidida por la formación de izquierda radical.

«Unidas Podemos ha sido nuestro socio preferente en el último año, y tenemos la voluntad de que lo siga siendo», dijo desde la tribuna la número dos del PSOE, Adriana Lastra, poco antes de la votación.

Con Podemos «tenemos discrepancias profundas en algunas cuestiones importantes», pero «sería un error histórico no conformar un gobierno progresista», añadió. Recordó que ambos partidos pactaron este año unos presupuestos del Estado, que finalmente fueron desechados por la oposición.

«Hasta el último segundo de nuestras fuerzas vamos a seguir trabajando para que haya un gobierno de coalición progresista», dijo poco antes una dirigente de Podemos, la diputada Ione Belarra.

Por su lado, Sánchez concluyó su intervención ante el hemiciclo afirmando que se necesita «gobierno, estabilidad y legislatura».

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó la procedencia del registro del convenio de coalición “Juntos Haremos Historia en Puebla”, presentado por los partidos del Trabajo (PT), Verde Ecologista de México (PVEM) y MORENA para postular la candidatura a la gubernatura.

El Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova, recordó que el próximo 2 de junio se realizarán en Puebla, dos tipos de elecciones: una que se tiene que repetir, a pesar de que fue validada, por el fallecimiento de la Gobernadora, y otra en cinco elecciones municipales que se tienen que repetir porque fueron anuladas.

Aclaró que tal como lo señalan las reglas electorales, en los comicios extraordinarios los partidos que hubieran perdido el registro, como ocurrió con Encuentro Social, tienen la posibilidad legal de volver a competir, por lo que solo será en dichas elecciones donde el PES pueda participar.

Precisó que en la elección de gubernatura solamente pueden participar los partidos políticos que tienen el registro vigente.

La presidenta de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE, Adriana Favela, agregó que el convenio de coalición que se aprobó prevé que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordene la conservación del registro de Encuentro Social como partido político nacional.

En dicho caso, dijo, “los partidos acuerdan que podrán solicitar a la autoridad electoral la incorporación del partido a la coalición de gobernador, para que la autoridad electoral administrativa determine lo que en derecho proceda”.

 

De acuerdo a un reporte especial de la agencia Associated Press (AP), la coalición de gobiernos latinoamericanos que se unió a Estados Unidos para reconocer rápidamente a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela se consolidó durante semanas por el propio líder opositor, quien mantuvo reuniones de diplomacia en el extranjero.

El trabajo de AP indica que a mediados de diciembre, Guaidó viajó discretamente a Washington, Colombia y Brasil para conversar con funcionarios sobre la estrategia opositora de convocar manifestaciones masivas en torno a la juramentación de Nicolás Maduro para su segundo sexenio, así lo reveló ex alcalde caraqueño Antonio Ledezma, un aliado opositor actualmente exiliado en España.

Guaidó salió de Venezuela por tierra hacia Colombia con la finalidad de no atraer la atención de funcionarios migratorios que en ocasiones acosan a dirigentes opositores en los aeropuertos y les impiden tomar el vuelo, dijo otro dirigente opositor que solicitó el anonimato por razones de seguridad.

La construcción de consenso en una fragmentada coalición antigubernamental fue cuesta arriba, ya que la oposición lleva años dividida no solo por protagonismo y estrategia, sino también por una represión gubernamental que ha enviado a varios líderes al exilio, por lo que las reuniones en persona eran imposibles.

Para dar forma a la coalición Anti-Maduro, se emplearon sesiones a través de mensajes de texto. Un funcionario estadounidense dijo que se emplearon intermediarios para enviar mensajes a Leopoldo López, dirigente opositor y mentor político de Guaidó que permanece bajo arresto domiciliario desde su intento fallido de encabezar un movimiento contra Maduro en 2014.

Pese a que durante una reunión celebrada en diciembre en Bogotá, Guaidó les contó su plan de proclamarse presidente interino durante una manifestación a convocar el 23 de enero, el suspenso duró hasta horas antes de que se proclamara, dijo un diplomático latinoamericano del Grupo de Lima que también solicitó el anonimato.

«Esta es la primera vez en al menos cinco años que la oposición ha mostrado la capacidad de aglutinarse de una manera importante», dijo un alto funcionario canadiense.

La decisión de confrontar directamente a Maduro solo fue posible gracias al sólido apoyo del gobierno de Donald Trump, que encabezó a un grupo de gobiernos latinoamericanos conservadores al reconocer a Guaidó.

El momento clave fue cuando Trump dijo en agosto de 2017 desde su campo de golf en Nueva Jersey que la «opción militar» estaba sobre la mesa para responder a la crisis venezolana. Los países de la región reconocieron que tenían en Estados Unidos un presidente dispuesto a encarar una crisis a la que gobiernos anteriores habían restado importancia debido a sus limitadas implicaciones para la seguridad nacional estadounidense, dijo Fernando Cutz, ex asesor senior de seguridad nacional para los presidentes Barack Obama y Trump.

El 4 de enero, un día antes de que Guaidó asumiera la presidencia de la Asamblea Nacional, los cancilleres de 13 países del Grupo de Lima dijeron que no reconocerían el segundo sexenio de Maduro. El anuncio movilizó a La Casa Blanca para no quedarse rezagada. Por su parte Canadá jugó un rol protagónico toda vez que su canciller Chrystia Freeland habló con Guaidó la noche antes de que Maduro asumiera y le ofreció el apoyo de su gobierno para confrontar al líder socialista.

 

Con información de AP / Foto: Archivo APO

Andrés Manuel López Obrador y el Partido Movimiento de Regeneración Nacional se perfilan para lograr la mayoría absoluta en el Congreso de la Unión, a lado de sus aliados de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’.

De acuerdo con una proyección realizada con base en el Programa de Resultados Electorales Preliminares del INE, Morena, el Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social habrían obtenido 70 de los 128 escaños de la Cámara de Senadores, es decir más del 50%.

En tanto que en la Cámara de Diputados, la alianza habría alcanzado 310 curules de los 500 disponibles.

Según la proyección, tan solo Morena podría tener un 37.9% de los lugares del Senado, lo que equivale a 48 curules, mientras que en la Cámara de Diputados tendría el 37.6%, es decir, 189 asientos.

Desde el estado de Guanajuato, el candidato presidencial de la coalición «Por México al Frente», Ricardo Anaya, cerró su campaña afirmando que la elección del próximo domingo no es una elección más, sino que será una jornada en la que estará en juego el futuro de nuestro país.
«Este domingo estará en juego el futuro de toda una generación”, afirmó el aspirante presidencial y dejó en claro que en el proyecto que encabeza caben todos los que quieren lo mejor para México.
“Quiero hoy hacer un llamado a todas y a todos los mexicanos de buena voluntad. Les quiero pedir que no se dejen engañar por las encuestas falsas que están patrocinadas desde el gobierno. Nuestra coalición, y esto debe quedar claro, es la única que le puede ganar a López Obrador”, sostuvo el panista.
Anaya agradeció el apoyo y confianza de los dirigentes y liderazgos de los tres partidos que conforman la coalición, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano; explicó que a lo largo de esta campaña se vivieron momentos de enorme alegría, pero también de adversidad, “porque nunca en la historia moderna de nuestro país, el gobierno había intervenido de manera tan descarada, ilegal y vulgar en contra de un candidato presidencial”.
Afirmó que lo atacaron porque se atrevió a decir que cuando sea Presidente de México habrá una fiscalía autónoma que investigará todos los actos de corrupción de este sexenio, incluyendo la participación del actual mandatario Enrique peña Nieto.  Condenó el uso de las instituciones de manera ilegal y de manera facciosa para armar toda una campaña sucia en su contra.
Indicó que frente a los ataques, mentiras y calumnias, Anaya advirtió, “aquí estamos de pie, no nos pudieron doblar y no nos podrán doblar nunca. Y no nos pudieron derrotar, porque nosotros luchamos por causas, y cuando se lucha por causas, cuando se lucha por lo correcto, cuando se lucha con el corazón, somos invencibles, vamos a ganar”.
Pidió a todos los que asistieron a su eventos, a los miles más que lo acompañaron a través de las redes sociales, que entreguen alma, corazón y vida para que no quede ni una sola puerta por tocar y ni un solo corazón por conquistar, «por el bien de México».

Este próximo domingo, nueve gubernaturas se renovarán en el país, y una de ellas es la de Yucatán, donde se prevé una reñida jornada electoral entre dos opciones: las coaliciones PRI-PVEM-PANAL y PAN-MC.

Según la encuesta de Arcop difundida por El Heraldo de México, Mauricio Sahuí Rivero, abanderado del PRI-PVEM-PANAL registra 32% de la preferencia, seguido de Mauricio Vila Dosal del PAN-MC quien registró 29% de los apoyos.

Sin embargo el candidato de Morena-PT, Joaquín Díaz Mena Huacho, registró 26% de la preferencia, con lo que estaría dando batalla el próximo 1 de julio. En un tercer lugar se encuentra el candidato de la alianza PRD-PES, Jorge Zavala Castro, quien se queda con el 1% de la intención del voto.

Al preguntar a los encuestados quién creen que ganará la elección, Vila Dosal se impone con el 32% de las respuestas, seguido de Sahuí Rivero con el 30%; Mena Huacho se queda con el 17%.

59% de los consultados considera que es mejor que en la entidad haya un cambio del partido en el poder, mientras que 29% piensa que el PRI debería seguir gobernando.

Los problemas que más aquejan a la ciudadanía en la entidad son: economía (30%), inseguridad (21%) y corrupción (18%).

 

Con información del El Heraldo de México / Foto: Archivo APO

El Frente Nacional por la Familia (FNF) se reunió esta tarde con el candidato presidencial de la coalición «Por México al Frente», Ricardo Anaya, con quien dijeron tener coincidencias en la necesidad de luchar por la vida, esto en referencia al aborto.

En FNF indicó que presentó su plataforma política al panista, quien dijo estar a favor de la vida y en contra  de cualquier política pública a favor del aborto. Sin embargo Anaya también indicó que estaba en contra de la criminalización de la mujer.

La asociación señaló que Anaya dejó en claro que no comparte desnaturalizaciones ideológicas y que es un hombre de familia.

Al respecto, la candidata al Senado por Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado, indicó que la coalición no adoptará la propuesta del Frente Nacional por la Familia, y aclaró que en la plataforma firmada por los partidos integrantes de la coalición política no se incluyó algo en particular sobre el aborto y el matrimonio igualitario.

«Cada quien es libre de expresar sus posiciones o escuchar a quien quiera», indicó Mercado en relación a la reunión de Anaya con la asociación conservadora.

 

Según la más reciente encuesta telefónica de la firma Massive Caller, en donde mide la preferencia electoral para el Senado, la coalición que encabeza Morena se estaría llevando el triunfo en 21 estados del país.

Detrás de la coalición Morena-PT-PES estaría la coalición PAN-PRD-MC que se estaría imponiendo en ocho estados. El PRI-PVEM-PANAL obtendría el triunfo en una entidad, al igual que la opción independiente que también se llevaría un estado.

La coalición Morena-PT-PES triunfaría en estado como Baja California , Campeche, Chiapas, Coahuila, CDMX, Guerrero, Hidalgo, Edomex, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

La coalición PAN-PRD-MC ganaría en Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Tamaulipas y Yucatán. El PRI-VERDE-PANAL ganaría en Colima, mientras que Movimiento Ciudadanía ganaría en Nuevo León. La única opción independiente que podría obtener un triunfo sería en Jalisco.

Si los resultados se ajustan a lo proyectado por Massive Caller, la conformación del Senado sería de la siguiente forma:

El coordinador nacional del proyecto de Gobierno de Coalición del Frente integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Miguel Ángel Mancera, se reunió esta tarde con el líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

 

Los políticos se dieron cita en el Hotel Marriot de la Ciudad de México, en donde el ex Jefe de Gobierno y el ex líder nacional del tricolor se encontraron con el fin de dialogar sobre los Gobiernos de Coalición, proyecto que cada uno ha impulsado desde su trinchera.

 

Recordemos que Mancera dejó su cargo al frente del Gobierno capitalino, con el fin de promover la figura del Gobierno de Coalición en el proyecto que a nivel nacional encabeza Ricardo Anaya, «Por México al Frente». Adicional el ex mandatario local está postulado por el PAN por la vía plurinominal para ocupar un escaño en el Senado.

 

 

Beltrones por su parte propuso el año pasado a la dirigencia del PRI que reglamentar los gobiernos de coalición, de cara al actual proceso electoral; incluso presentó una iniciativa ante la Comisión de Asuntos Legislativos para regular dicha figura.

 

“El gobierno de coalición abre la posibilidad de que varios partidos políticos y sus respectivos grupos parlamentarios sean corresponsables en la operación y decisiones cotidianas del gobierno, no solo a través de su respaldo legislativo, sino también con la participación de sus militantes como titulares de secretarías de despacho que forman parte del gabinete presidencial”, indicó el priísta en conferencia de prensa cuando presentó el proyecto.

 

Con información de Medios / Foto: Twitter @reformanacional

El presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Damián Zepeda, señaló que el próximo gobierno cambiará la forma de gobernar y sentará nuevas bases, pues dijo que en las elecciones del primero de julio el país se estará jugando el futuro de los próximos 25 años.

 

Entre las opciones, precisó, se encuentra un presidencialismo que ha llevado al autoritarismo a México, o bien, un gobierno de coalición, de plenas libertades e ideas nuevas, para generar desarrollo económico, abatir la desigualdad y erradicar la pobreza extrema. Aseguró que el PRI, con 84% de rechazo de la población, está fuera de la contienda.

 

“El dilema de esta elección es qué tipo de cambio queremos para nuestro país. Con el paso de los días habrá más gente convencida de que la coalición Por México al Frente representa el cambio que conviene al país”, dijo Zepeda.

 

Explicó que los ciudadanos tienen dos opciones. La de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con su perdón al crimen organizado, su pacto de impunidad, su promesa de devolver al corporativismo magisterial el control de le educación en México, y la que representa Ricardo Anaya, que implica otro régimen, que contará con Fiscalías autónomas e independientes, y con ideas nuevas para enfrentar la pobreza y dar soluciones a quienes no ganan lo suficiente para comer.

 

Zepeda añadió que con una mayoría en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores, la coalición podrá establecer el primer Gobierno de Coalición en la historia de México, y permitirá sacar adelante las reformas que se requieran para alcanzar más rápido los objetivos sociales contra la pobreza, la inseguridad y el desempleo.