Tag

consulta

Browsing

El Pleno del Senado aprobó en lo general, con 64 votos a favor, el dictamen por el que se determina que la materia de Consulta Popular para enjuiciar expresidentes, presentada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es procedente y cumple con el requisito de trascendencia nacional.

El aval de los senadores llega luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinara la constitucionalidad de la petición de consulta, con una propuesta de pregunta en relación con las acciones para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos.

Como se informó, la pregunta fue modificada por la Corte, quedando de la siguiente manera: ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?

El documento aprobado por el Senado también emite la convocatoria para que los ciudadanos y ciudadanas emitan su opinión en el proceso de consulta popular.

Se reiteró que la consulta ciudadana se llevará a cabo el próximo domingo 1 de agosto de 2021, en un horario de 8:00 a 18:00 horas.

Se detalla que la organización, desarrollo, coordinación, cómputo y declaración de resultados de la Consulta Popular estarán a cargo del Instituto Nacional Electoral (INE), conforme a la metodología que apruebe, el cual será la única instancia calificadora. El Instituto también definirá los tiempos y forma en que se hará la difusión de la consulta.

Se indica que el propio INE determinará la ubicación de las casillas, considerando lugares de fácil acceso, así como su conformación e integración, los cuales deberán procurar la accesibilidad de adultos mayores y/o personas con alguna discapacidad.

Al término de la jornada, el Instituto declarará el cierre de ésta y procederá a realizar el escrutinio y cómputo de la participación.

El dictamen fue remitido por la Mesa Directiva del Senado a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.

Al respecto, esta mañana el presidente López Obrador comentó sobre el tema, y dijo que lo que se consiguió en la Corte y ahora en el Senado, fue algo muy importante para el país, al grado de que los «conservadores» siguen enojados por haber logrado la consulta ciudadana.

«Sí fue algo, creo yo, importante. Para empezar, nunca se ha hecho una consulta así, estamos en el terreno de lo inédito y a los presidentes no se les tocaba ni con el pétalo de una rosa, eran intocables, no se podía tocar al intocable. Entonces, sí es algo bueno».

Rechazó que la consulta vaya a representar un gasto de 8 mil millones de pesos como lo ha denunciado la oposición, e incluso sugirió que se modifique el Artículo 35 constitucional para que la consulta se lleve a cabo el mismo día de la elección intermedia de 2021.

Además dijo que el propio INE, quien estará a cargo de la consulta, podría convocar a voluntarios para reducir los costos, pues aseguró, hay muchos ciudadanos interesados en participar.

«Habría nada más que llegar a un acuerdo para que la consulta se haga, además es lo más lógico, si ya la gente va a ir a votar por diputados, senadores, gobernadores, de una vez ahí se decide sobre la consulta, porque otro día, y volver a montar toda la estructura organizativa… esa es una forma de resolver. La otra es que también no cuesta 8 mil millones de pesos hacer la consulta», refirió el mandatario.

En la jornada de ayer, el Pleno del Senado determinó improcedente la petición de consulta popular en materia de otorgamiento de apoyos económicos a las personas que perdieron sus trabajos, formales o informales, o disminuyeron sus ingresos con motivo de crisis económicas, como la ocasionada por la actual pandemia de Covid-19.

Con 61 votos en pro, 28 en contra y una abstención, los senadores señalaron que dicho tema involucra el ejercicio del gasto público, el cual no puede someterse a un ejercicio de participación ciudadana.

Precisaron que en el artículo 35 de la Constitución, fracción VIII, apartado 3, se establece que no podrán ser objeto de consulta popular, entre otros temas, los ingresos, gastos y el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aplaudió que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) haya avalado la legalidad de la consulta que abre la puerta a enjuiciar a los expresidentes de México, considerando que es un avance «importantísimo» para lograr una verdadera democracia.

«Lo importante es que se resolvió que se consulte al pueblo, que se le pregunte a los mexicanos. Esa es la esencia de la democracia y se apegaron los ministros al espíritu del artículo 39, que el poder emana del pueblo y que el pueblo tiene en todo momento el derecho de cambiar la forma de su gobierno. Esa es la democracia, no solo representativa sino la democracia participativa», dijo el mandatario.

López Obrador añadió que «nadie se preocupe más de la cuenta», alegando que el pueblo es «sabio» y «va a votar por lo que considere más importante».

El presidente consideró «genérica» y poco clara la pregunta elaborada por los Ministros; dijo que se irá aclarando.

Y es que los Ministros resolvieron modificar la pregunta que se realizará, quedando de la siguiente manera: ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?».

AMLO dijo que de acuerdo a lo que entendía, los ciudadanos que estén a favor de que se haga la investigación sobre el comportamiento de los expresidentes tendrían que votar por el ‘Sí’ y los no están de acuerdo tendrían que votar por el ‘No’.

Recordemos que ayer, Corte rechazó el proyecto que solicitaba declarar inconstitucional la consulta, que fue solicitada al Senado por López Obrador, al considerar que la Constitución establece que se puede «votar en las consultas populares sobre temas de trascendencia» para el  país, como sería el caso.

El respaldo a la consulta fue por seis de los once Ministros, cinco votaron en contra.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló este jueves la realización de la consulta ciudadana solicitada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para investigar y en su caso enjuiciar a los últimos cinco exmandatarios de México.

La propuesta fue aprobada por seis ministros de la Corte. Los ministros que respaldaron la consulta fueron: Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena; Luis González Alcántara; Yasmín Esquivel; Margarita Ríos Farjat; Alberto Pérez Dayán y Arturo Zaldívar.

Los otros cinco ministros, votaron en contra al coincidir en que la propuesta resultaba inconstitucional.

Quienes votaron en contra argumentaron, mayoritariamente, que la persecución de delitos no puede someterse a la voluntad popular. Sin embargo, el resto de los ministros defendieron que es un derecho que los mexicanos puedan expresar una opinión.

Uno de los jueces que apoyó la consulta, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, reconoció que la pregunta era «ociosa e innecesaria desde el punto de vista constitucional», por lo que se propuso que la pregunta fuera modificada.

La propuesta de pregunta que obtuvo el respaldo de los ministros fue: ¿Estás de acuerdo o no en que se llevan a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminados a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?

López Obrador quiere consultar a los mexicanos si apoyan que se investigue, «y en su caso sancionen», la presunta comisión de delitos por parte de todos los expresidentes mexicanos desde 1988, fecha desde la que, a su juicio, ha habido una «corrupción sistemática» en el país.

El mandatario propuso la consulta para el 6 de junio de 2021, fecha de las elecciones intermedias.

Analistas y expertos han criticado que se someta a consulta popular si alguien debe ser llevado o no ante la justicia, pues en un Estado de derecho, argumentan, debería ser la fiscalía la que decida si alguien ha violado la ley y hay indicios para llevarlos ante un Tribunal.

Aunque ha reiterado que en su administración nadie estaría por encima de la ley, AMLO ha defendido hacer «borrón y cuenta nueva» con los expresidentes para no abonar la venganza. Pese a su insistencia en la consulta, adelantó que él votaría que no.

Los expresidentes sobre los que se consultará serán Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que miércoles que mañana será un día importante, pues la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidirá si acepta la solicitud que presentó para someter a consulta ciudadana, el investigar y en su caso enjuiciar a los expresidentes de México.

AMLO dijo que no se trata solo de la consulta a los expresidentes, sino que la decisión de la Corte es si acepta o no, en los hechos, la democracia participativa.

«Eso es lo que está en cuestión, si realmente queremos que haya democracia participativa, si nos vamos a quedar limitados a la democracia representativa o damos un paso adelante para que el pueblo en todo momento decida la forma de su gobierno, que es la esencia de la democracia».

Sobre el sentido en el que va el proyecto presentado por el Ministro Luis María Aguilar, AMLO dijo que argumentar que si se lleva a cabo la consulta ciudadana se estarían violando los derechos humanos de los exmandatarios, no debería considerarse como «argumento fundamental», pues aseguró que no habría tal violación,

Explicó que en la solicitud de presentó se señala que en el caso de que el pueblo decidiera que sean investigados los expresidentes, se actuaría de conformidad con los procedimientos legales, respetando el debido proceso, por lo que los acusados tendrían derecho a la defensa y por ende, no se les estarían violando sus garantías.

AMLO dijo que en caso de que la Corte rechace la solicitud de consulta, se estaría considerando como una simulación, «letra muerta», lo expresado en la Constitución sobre la democracia participativa. Incluso dijo que al ser uno de sus compromisos, estaría enviando una iniciativa de reforma al artículo 35 para que no se cancele esa posibilidad.

Fue en ese punto donde señaló que en caso de que la respuesta sea negativa para su solicitud, ´´el se estaría deslindando, y dejaría que cada poder asuma sus responsabilidades.

«No significa que si mañana se aprueba la consulta, con juicios sumarios se va a castigar a los presidentes si se les encuentra culpables. Son procesos, va a intervenir la fiscalía, intervienen los jueces», justificó el mandatario.

López Obrador insistió en que si bien se debe aplicar un auténtico Estado de derecho en el país, eso no justifica que haya impunidad y que no se castigue por igual a todos los mexicanos, que no haya privilegios para algunos.

El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados celebró que en el proyecto sobre la consulta solicitada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) contra los expresidentes, se encamine a ser declarado como inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Y es que este jueves se conoció el proyecto del Ministro Luis María Aguilar Morales, quien sostiene que el objeto de la consulta popular que se solicita, se considera inconstitucional ya que desvirtúa la finalidad de la consulta popular cuyo objeto es maximizar la participación ciudadana.

Verónica Juárez Piña, coordinadora de la bancada perredista, aseguró que se debe respetar el Estado de Derecho, los derechos de las víctimas y el debido proceso.

“La consulta no cumple con los requisitos establecidos en la Constitución, en la Ley Federal de Consulta Popular, viola los derechos humanos y el debido proceso”, señaló la líder perredista.

Arremetió y dijo que lo que pretende el presidente López Obrador es evadir su responsabilidad y utilizar la consulta con fines ajenos a la justicia.

Insistió en que si el Jefe del Ejecutivo tiene pruebas de que algún expresidente ha cometido algún delito, debe presentar las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que se inicien las investigaciones correspondientes.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) difundió este jueves el proyecto del ministro Luis María Aguilar sobre la consulta popular solicitada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para decidir si se investiga, y en su caso se enjuicia, a los expresidentes de México.

El proyecto propone declarar inconstitucional la consulta, ya que atenta contra los derechos humanos y sus garantías.

«Esta Suprema Corte considera que el objeto de la consulta popular propuesta es inconstitucional porque su sustancia e implementación, por sí mismas, de celebrarse, tendrían un efecto de restricción de los derechos humanos y sus garantías, pues sujeta a la decisión de las mayorías los derechos de las víctimas u ofendidas por los delitos señalados en la petición y rompe con el sistema de protección de los derechos humanos de todas las personas en México».

La SCJN indicó que tras haber recibido la solicitud de la consulta por parte del presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, se admitió a trámite, la cual se turnó al Ministro Luis María Aguilar Morales para la elaboración del proyecto de resolución respectivo.

La Corte indicó que era competente para conocer y resolver la revisión de constitucionalidad de la materia de la consulta popular.

En un principio, se señaló que dada la relevancia que tienen este tipo de ejercicios, se prevé que, en términos generales, la consulta popular es válida para cualquier tema que sea coherente con el sistema constitucional y democrático

Sin embargo, al analizar la petición del presidente López Obrador, se resolvió que la petición consiste en consultar al pueblo de México si está de acuerdo o no en que las autoridades competentes (Fiscalía General de la República y fiscalías de los estados, Poder Judicial de la Federación y poderes judiciales de los estados, las policías y cualquiera otra que tenga atribuciones), investiguen y, de resultar fundada alguna causa, sancionen penalmente a los expresidentes de México referidos en el escrito de solicitud.

Ante ello, se resolvió que el objeto de la consulta popular debe considerarse inconstitucional, pues la materia que se solicita consultar, de acuerdo a su diseño y contenido, conlleva en sí una restricción de los derechos humanos, y una afectación a las garantías para su protección, al condicionar su efectividad y ejecución al resultado de ese mecanismo participativo; desnaturalizando con ello su propósito y finalidad.

En su explicación, la SCJN señala que la consulta se enmarca en una de las materias o supuestos que están prohibidos constitucionalmente para este tipo de ejercicios, consistente en que la consulta popular no puede someter a la voluntad popular decisiones que en cualquier sentido impliquen una restricción de los derechos humanos ni de sus garantías de protección.

Añade que la consulta es inconstitucional desde su origen pues las obligaciones de las autoridades de investigar, perseguir y sancionar los hechos delictivos no pueden disociarse de los derechos de los que las personas gozan de acceder a la justicia pronta, completa e imparcial, al debido proceso.

En ese sentido, el proyecto afirma que las autoridades se encuentran obligadas a denunciar cualquier hecho y a llevar a cabo todas las investigaciones necesarias para llegar a la verdad y sancionar cualquier delito cometido por cualquier persona, sea un expresidente, exfuncionario o cualquier persona que atente contra el Estado de Derecho y contra los derechos humanos particulares de cualquier persona.

Indica además que la consulta es inconstitucional, porque en el hipotético caso en el que se realizara y se obtuviera una respuesta en contra de realizar las investigaciones e imponer las sanciones correspondientes, el efecto sería una especie de perdón o amnistía por todos los presuntos delitos que pudieran haberse cometido, antes, durante y después de las gestiones de los expresidentes.

Advierten que se estaría validando, a través de una consulta popular, que la ciudadanía pudiera conceder un perdón y una absolución a estos delitos.

El Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados señaló que si bien el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no tiene ningún impedimento para proceder legalmente contra los expresidentes de la República, en caso de tener evidencias de que cometieron un delito debe proceder por la vía legal, y no mediante una consulta ciudadana.

Los perredistas señalaron que lo que AMLO busca con la consulta sobre los exmandatarios es un linchamiento público con fines políticos.

“La consulta no es requisito previo para que se inicien los procedimientos legales. El derecho de acceso a la justicia debe ser para todas y todos. Si los delitos existen, las y los mexicanos tenemos derecho a que se procese a los expresidentes, independientemente de la consulta”, indicó la diputada Verónica Juárez Piña.

La coordinadora de la bancada del PRD afirmó que es claro que la consulta que solicitó López Obrador no tiene fines legales, sino políticos.

En ese sentido dijo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se tendrá que pronunciar sobre la constitucionalidad de la materia de la consulta, aunque adelantó que no cumple con los requisitos establecidos en el artículo 35 de la Constitución de la República.

Pidieron a AMLO presentar las denuncias si cuenta con los elementos para ello, y que se la Fiscalía General de la República (FGR) quien desahogue el proceso. Llamaron al mandatario a ponerse «realmente a gobernar», pues le recordaron que son muchos los graves problemas por los que atraviesa el país.

Y es que ayer, el presidente presentó ante el Senado de la República una petición de consulta popular a fin de preguntar a las y los ciudadanos si están de acuerdo o no con que las autoridades competentes investiguen, y en su caso sancionen, la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto antes, durante y después de sus respectivas gestiones.

La solicitud fue remitida por el Senado a la Suprema Corte, quien tendrá que validarla, y en caso de que así sea, instruirá al INE a llevarla a cabo durante la próxima elección federal.

La petición para que se celebre una consulta popular que pregunte a la ciudadanía de México si quiere que se investigue y, en su caso, se presenten cargos contra los expresidentes, llegó esta tarde a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que  es quien decidirá si procede o no la convocatoria.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió por la mañana al Senado la petición formal y la cámara alta la turnó de forma de inmediata al máximo tribunal, que decidirá sobre su constitucionalidad.

López Obrador propuso el referéndum para el 6 de junio de 2021, fecha de las elecciones de mitad del sexenio y que son clave para que el presidente mantenga la mayoría en el Congreso.

La consulta podría ser una forma de atraer votantes a las urnas porque los comicios de medio período a menudo tienen una participación baja, pero además podría desviar la atención de los problemas del gobierno actual con la economía y la pandemia de coronavirus al centrar la atención en abusos del pasado.

López Obrador ve la consulta nacional como un mecanismo para concretar sus acusaciones de una «corrupción sistemática» desde 1988, cuando inició la puesta en marcha de programas económicos conservadores y privatizaciones, un periodo que el mandatario califica de «neoliberal o neoporfirista».

En paralelo a la petición de López Obrador, miembros de Morena, llevan un par de semanas recogiendo firmas ya que el trámite para iniciar la petición de la consulta también podía iniciarse si se recaban casi dos millones de rúbricas. El presidente esta mañana que sí las habían logrado recabar.

El expresidente Felipe Calderón denunció este martes una «persecución política» por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) luego de que este pidiera al Senado realizar una consulta para juzgar a sus cinco predecesores.

«Constituye un acto corruptor de la Justicia, pues ejerce una presión abrumadora e indebida sobre fiscales y juzgadores, a través de la manipulación de la opinión pública, con la utilización de recursos públicos. Una clara muestra de persecución política y de abuso de poder», dijo Calderón.

Hasta ahora, solo se ha pronunciado el expresidente Calderón, y que en los últimos meses se ha colocado como uno de los principales opositores al gobierno de la Cuarta Transformación.

«Si tiene pruebas fundadas contra mí, que vaya hoy y las presente ante el fiscal, sin necesidad de consulta. Pero si no tiene pruebas y ni acusaciones específicas, no hay consulta ni votación que valga, debe dejar de hostigarme», escribió Calderón en sus redes sociales.

Afirmó que la consulta es violatoria de garantías elementales, tales como la presunción de inocencia, el debido proceso legal, justicia por Tribunal independiente, investigación exclusiva del Ministerio Público, protección de vida, honra y dignidad.

Y es que esta mañana, el consejero jurídico de la Presidencia entregó a la Cámara de Senadores, una solicitud para realizar una consulta en las elecciones intermedias del 6 de junio de 2021, cuando los ciudadanos opinarían si debe haber un juicio contra los expresidentes. En el texto que leyó en su conferencia matutina, AMLO acusó que «el neoliberalismo dejó millones de víctimas» en los sexenios de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El expanista aseguró que AMLO está confundiendo la República con un Circo Romano, donde en lugar de acudir con pruebas a la Fiscalía, prefiere pregunta a la multitud si se condena o perdona a inocentes, «mostrando un dedo pulgar hacia arriba o hacia abajo».

Resumió todo como un retroceso de miles de años en materia de justicia.

Quien también reaccionó fue el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el que militaron Salinas de Gortari, Zedillo y Peña Nieto, acusando a López Obrador de armar un espectáculo rumbo a 2021, cuando se renovará la Cámara de Diputados.

«En esta noche mexicana quedarán en evidencia los dos fracasos políticos de López Obrador: el juicio a expresidentes y la rifa simulada del avión. Ni se juntaron las firmas ni se vendieron los boletos», afirmó Héctor Yunes, vocero del grupo parlamentario del PRI.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó esta mañana que tomó la decisión de entregar al Senado de la República una solicitud para llevar a cabo la consulta ciudadana para decidir si se investiga y en su momento se enjuicia a los expresidentes de México.

Señaló que su decisión es para «tener más seguridad sobre la solicitud», pues dijo que tiene información de que los ciudadanos (apoyados por Morena), sí lograron reunir las firmas necesarias. Precisó que le informaron que se reunieron alrededor de 2 millones de firmas.

«De todas formas, porque hoy vence el plazo, considere importante presentar también este escrito para tener más seguridad sobre la solicitud de la realización de una consulta a todos los ciudadanos».

AMLO precisó que la consulta incluirá a exmandatarios que dirigieron el país entre el 1 de diciembre de 1988 y el 30 de noviembre de 2018, periodo que dijo, estuvo caracterizado por la concentración desmesurada de la riqueza, quebrantos monumentales al erario, la privatización de los bienes públicos, corrupción generalizada, procesos electorales viciados y prácticas gubernamentales que desembocaron en un crecimiento descontrolado de la violencia la inseguridad pública, la violación masiva de derechos humanos, la impunidad como norma y el quebrantamiento del Estado.

Acusó que durante los cinco sexenios anteriores, se aplicó equivocadamente un modelo político y económico elitista, antidemocrático, antinacional y antipopular.

Dijo que durante el gobierno de Carlos Salinas fue cuando más crecieron las diferencias económicas y sociales en México, pues fue en ese periodo cuando se entregó a particulares un gran número de bienes públicos. Con Ernesto Zedillo, dijo AMLO, continuaron las políticas privatizadoras.

Relató que Vicente Fox llegó al poder como resultado del anhelo social de alcanzar la democracia y la alternancia; sin embargo, lo acusó de que intervino indebida e ilegalmente en el proceso electoral de 2006, acto que el mismo expresidente ha reconocido en diversas ocasiones; de esa forma, enfatizó, Fox traicionó el mandato democrático al que se debía y los principios mismos de la democracia.

Sobre Felipe Calderón, dijo que sus decisiones llevaron a que la violencia aumentara en todo el país, y se multiplicaran las zonas del territorio bajo control de las bandas delictivas. Recordó que tanto colaboradores como periodistas alertaron a Calderón sobre los indicios que habían de que su entonces secretario de seguridad pública, Genaro García Luna, era cómplice de una de las principales bandas del narcotráfico. «El gobernante no hizo absolutamente nada; a la luz de la detención y el enjuiciamiento de García Luna en Estados Unidos, la actitud de Calderón sólo puede explicarse como fruto de una extremada irresponsabilidad de complicidad activa o pasiva con la delincuencia organizada».

Recordó las denuncias que en su momento se hicieron sobre las grandes cantidades de dinero de procedencia desconocida en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto. Recientes; retomó las declaraciones de Emilio Lozoya, las cuales «han permitido documentar» qué parte de ese dinero provino de sobornos de la empresa Odebrecht, dinero que también sirvió para sobornar a legisladores de la oposición (PAN) para obtener los votos y la aprobación de la llamada reforma energética y el apoyo a otros proyectos.

López Obrador aseguró que no es esta la primera ocasión en que promueve un ejercicio de participación ciudadana, pues se utilizó dicho instrumento (consulta ciudadana) para decidir el futuro de proyectos como la construcción del aeropuerto en Texcoco; la planta eléctrica de Huexca, Morelos; la cervecera de Mexicali, y el Tren Maya.

Aseguró que la consulta para iniciar procesos legales en contra de los expresidentes es un precedente necesario para prevenir la repetición de conductas indebidas en el ejercicio del poder y un deslinde con respecto a la impunidad y encubrimiento qué caracterizó a los gobiernos neoliberales.

Respecto a las críticas que se le han hecho, AMLO afirmó que el ejercicio no contraviene la limitación de que «no podrán ser objeto de consulta popular la restricción de los derechos humanos reconocidos por esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte y las garantías para su protección». Sostuvo que por el contrario, la consulta tiene el propósito de llevar a un cauce legal un asunto de interés general y trascendencia nacional.

«¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y en su caso sanción en la presunta comisión de delitos por parte de los ex presidentes: Carlos Salinas de Gortari; Ernesto Zedillo Ponce de León; Vicente Fox Quesada; Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto antes, durante y después de sus respectivas gestiones?», es la pregunta que el gobierno federal propone realizar en la consulta.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) solicitará al Congreso realizar la consulta popular para juzgar a los exmandatarios, si los ciudadanos no logran juntar las firmas que requieren para hacer dicha solicitud.

López Obrador reveló este lunes que la campaña ciudadana ha conseguido recabar cerca de 800,000 firmas del 1.6 millones que exige la ley para que el Instituto Nacional Electoral (INE) realice la consulta popular, por lo que él está dispuesto a intervenir.

«Si no se llega al número de firmas porque falta muy poco, yo tengo ya preparado un escrito, el borrador de un escrito que hoy voy a revisar para solicitar la consulta, tengo esa facultad que me da la ley y mañana tomo la decisión de hacerlo», anunció esta mañana el mandatario..

Al respecto, el presidente felicitó a la ciudadanía, pues dijo que su labor en reunir las firmas indica que son «buenos ciudadanos» porque es el derecho que tienen todos los mexicanos a poner en práctica la democracia participativa.

Sin embargo, el presidente admitió que a los ciudadanos «les está ganando el tiempo», por lo que es necesario flexibilizar las reglas para que haya más consultas.

Recordemos que Morena ha estado apoyando en la recolección de firmas en las calles de todo el país, además de que 15 de sus senadores ya han presentado una iniciativa de consulta en la Cámara Baja, que debe recibir el apoyo de 43 legisladores para que avance.

Ante los señalamientos y descalificaciones que ha hecho la oposición a la realización de la consulta, AMLO afirmó que «no quieren los de la llamada sociedad política o clase política que sea el pueblo el principal protagonista».

Citlalli Hernández, senadora de Morena, quien participa en las labores de coordinación de la campaña de recolección de firmas, afirmó a El Universal, que gracias a las firmas que han llegado en los últimos días, ya se tenían alrededor de un millón de firmas, por lo que confió en que se reunirían los 2 millones que se pusieron como meta.

“Hay altas posibilidades de lograr los 2 millones de firmas necesarias», dijo la senadora.

Foto: Twitter @CitlaHM

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró esta mañana su apoyo a una consulta ciudadana para enjuiciar a exmandatarios por corrupción, que dijo es importante más allá del costo que pueda tener.

Como ha expresado con anterioridad, el presidente explicó que la legislación establece que los ciudadanos pueden solicitar una consulta mediante la obtención de firmas. Si dicha vía no avanza debido a la dificultad para recabar las cerca de un millón 600 mil que se necesitan, explicó que los legisladores pueden pedir que se haga dicha consulta y, en última instancia, la podría solicitar el propio presidente.

«Sí se va a hacer», dijo López Obrador en la conferencia matutina, siendo esta la vez que se ha expresado de manera más contundente al respecto. Aunque luego matizó: «Es muy probable y no sabemos así a ciencia cierta, pero es muy probable».

Por ello, pidió al Instituto Nacional Electoral (INE) que se «vaya preparando porque sí va a haber esta consulta».

Lamentó las declaraciones de un representante del  INE, que advertía del elevado costo que tendría hacer esta consulta.

Ante ello, López Obrador dijo que no puede desecharse la consulta por un tema económico.

«Y si no les gusta a ellos (el INE) porque no están de acuerdo por alguna razón no son indicados para opinar. Son los jueces, el árbitro», puntualizó el mandatario.

Recordemos que Morena recolecta desde el pasado fin de semana firmas en las calles de varios estados del país, para alcanzar las 1.6 millones, mientras que 15 legisladores del partido ya han presentado una iniciativa de consulta en la Cámara Baja, la cual debe ser apoyada por 43 votos para prosperar.

En otros temas, AMLO habló sobre la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE), que ordenó el pasado lunes retirar un vídeo en el que se cita al Papa Francisco porque el organismo considera que vulnera el laicismo del Estado mexicano.

López Obrador adelantó que presentará una queja ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pues no está de acuerdo con que se les quiera censuar.

«El colmo es que, me llaman la atención porque hablo de conservadores. No les gusta que yo llame a nuestros adversarios, con todo respecto, conservador. Entonces, ¿cómo les voy a llamar?», subrayó el mandatario. Además dijo que se les olvida que el Papa, además de ser un líder religioso, es también un Jefe de Estado.

El diputado Mario Delgado, en su carácter de ciudadano, presentó a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el aviso de intención de consulta popular para poner a consideración de la población si los expresidentes deben ser sujetos de investigación y enjuiciamiento por actos de corrupción.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena dio a conocer su intención de comenzar a recabar las firmas necesarias para fundamentar la propuesta de consulta popular ante la Cámara de Diputados a fin de que éste órgano del Poder Legislativo convoque a dicho ejercicio.

El propósito de la consulta, manifestó Delgado Carrillo, es dar a las ciudadanas y ciudadanos la posibilidad de decidir si las personas que han ocupado el cargo de Presidente de la República, deben ser sujetos de investigación y enjuiciamiento por actos de corrupción y otros ilícitos en el ejercicio de sus funciones.

El legislador plantea que la consulta popular debe contener una sola pregunta: ¿Debe garantizarse el derecho a la verdad y la justicia del pueblo de México por los hechos de corrupción en que pudieron haber incurrido los expresidentes de la República mediante las investigaciones correspondientes, salvaguardando el debido proceso y la presunción de inocencia?

En ese sentido, el diputado Mario Delgado se dará a la tarea de recaudar un millón 800 mil firmas que deberá entregar a la Mesa Directiva antes del 15 de septiembre con el fin de que la consulta pueda realizarse en el marco del proceso electoral del 2021.

A diferencia de la propuesta presentada por Morena en la Cámara de Senadores, donde la petición la realizaron los legisladores, Mario Delgado espera reunir el apoyo ciudadano, que es la forma que el presidente López Obrador ha priorizado por encima de las otras dos (legisladores o presidente).

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Senadores informó la noche de ayer que hicieron formal, ante la Mesa Directiva, la petición de consulta popular, para investigar y en su caso llevar a juicio a los expresidentes de la República.

En el documento presentado, los legisladores señalaron que a partir de que se conoció la denuncia que presentó Emilio Lozoya en la Fiscalía General de la República (FGR) hay elementos para presumir que algunos expresidentes participaron en presuntos actos de corrupción.

«Consideramos de la mayor relevancia que slos mecanismos de participación ciudadana directa puedan fortalecer la actuación de los órganos de gobiernno para que vivamos en un país donde la justicia se ejerza de manera adecuada», precisaron los senadores de Morena.

En línea con lo que ha dicho el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), los legisladores de la 4T indicaron que la solciitud tiene como propósito que las ciudadanas y ciudadanos ejerzan su derecho de votar en un ejercicio democrático y expresen su opinión sobre un tema de trascendencia nacional.

En la solicitud, se detalla la prregunta que propone Morena para que se aplique en la consulta: ‘Estás de acuerdo con que las autoridades correspondientes realicen una investigación sobre presuntos actos ilícitos que hayan causado afectaciones o daños graves al país, realizados por los ex presidentes de México y, en su caso, se inicie un procedimiento judicial garantizando el debido proceso?

Al igual que AMLO, quien ha dicho que no quieres ser el verdugo o a quien señalen de vengativo, los legisladores prefirieron deslindarse del resultado de dicha encuesta, y dijeron que «las y los mexicanos determinarán si están de acuerdo en que se juzgue a los expresidentes de México que sean presuntamente responsables de la comisión de algún delito durante el ejercicio de sus funciones.

Los Senadores remataron indicando que desde el inicio del actual gobierno, se ha dicho que no se trata de un acto de venganza el llevar a los expresidentes a juicio, sino un acto de justicia.

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados se dijo dispuesto y listo para acompañar una eventual propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de convocar a una consulta para enjuiciar a los expresidentes.

El coordinador de la bancada de morenista señaló que tras reunirse con el mandatario, éste le comentó que está evaluando la posibilidad de enviar la iniciativa al Congreso; sin embargo, Mario Delgado puntualizó que ellos, como legisladores, están dispuesto a solicitarla.

“Están las disposiciones establecidas en la ley y bueno estamos evaluando. Por su puesto que yo le manifesté que nosotros estamos en toda la disposición de hacer la petición conforme a la ley antes del 15 de septiembre para que pueda realizarse esta consulta”, dijo el morenista.

Delgado aclaró que la fecha para la consulta popular tendría que ser en el marco de la elección federal del 2021 tal y como lo estipula la ley, siempre y cuando se solicite antes del 15 de septiembre y reciba la aprobación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“En las próximas dos semanas se tendrá que tomar esta definición que es yo creo de la mayor relevancia y de la cual nosotros estamos dispuestos a impulsar”, agregó.

Tal y como se ha expresado el presidente, Mario Delgado reiteró que se está acabando con la vieja figura del presidente intocable e impune, por lo que anunció que apenas comience el nuevo periodo ordinario de sesiones se buscará la aprobación de la reformar para quitarle el fuero al presidente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador(AMLO) reiteró esta mañana que no permitirá que nadie cometa actos de corrupción durante su gobierno, incluso si se trata de integrantes de su familia, esto en relación a los videos que se difundieron sobre su hermano recibiendo dinero en efectivo de David León Romero.

«La gente nos dio su confianza porque quiere que se limpie la corrupción y yo no le voy a fallar al pueblo. Siempre he hecho de mi vida pública una línea recta, por eso no tengo ningún temor para ser investigado», sostuvo el mandatario.

Indicó que si la FGR lo llama a declarar, él está dispuesto a hacerlo y así colaborar y aclarar todo en lo que se le involucre.

Además dijo, no es la primera vez que atendería un caso como este, en el que tenga que defenderse. «Siempre he salido de la calumnia, ileso», aseguró.

Sobre el tema, dijo que él está a favor de que no haya ningún tipo de protección a los presidentes, por lo que está solicitando que la primera iniciativa que se discuta en el Congreso, sea la de quitar el fuero al presidente.

Así, indicó, el presidente en funciones podrá ser juzgado por cualquier delito como cualquier ciudadano.

En el caso de los expresidentes, insistió que para que no lo vayan a acusar de «vengativo o de verdugo», se debe llevar a cabo una consulta ciudadana y así se decida entre todos los mexicanos, si se lleva a juicio a los exmandatarios.

Volvió a detallar que debe ser entre el 1 y el 15 de septiembre, que se debe presentar la solicitud de consulta ciudadana, la cual puede ser interpuesta por: el 2% de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral (un millón 600 mil firmas). La tercera parte de los legisladores de cualquiera de las cámaras (Diputados o Senadores) también podrían solicitar la consulta.

Indicó que el presidente también podría presentar dicha solicitud, que aunque no descarta hacerlo, dijo que a él le gustaría que fueran los ciudadanos quienes den su respaldo a llevar ante la justicia a los expresidentes.

Adelantó que si se realiza la consulta, él votará en contra, aunque precisó, en una democracia es el pueblo el que manda.

«Es un ejercicio único, histórico, porque la corrupción se solapaba, no estaba ni siquiera en el discurso oficial, no se hablaba de corrupción y era el principal problema de México, y ahora qué bien que todos los días se hable de este tema», remató.