Tag

consulta

Browsing

Luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) rechazara el plan de austeridad que el gobierno federal presentó para generar ahorros al interior del Instituto, alegando que quien lo generó desconocía el funcionamiento del  órgano electoral, su funcionamiento, e incluso lo considera «poco serio», este viernes el secretario de Gobernación insistió en que no hay margan para cumplir con la solicitud del INE.

«Desde luego que nosotros ayer mismo indicamos que era un trabajo a profundidad que se había realizado, se revisó todos los rubros del Presupuesto de Egresos 2022 y elevamos esa propuesta, ese análisis para que ellos pudiesen revisarlo y en todo caso aplicar las medidas de austeridad o los ajustes presupuestales, que son los que permitirían casi tres mil millones de pesos, digamos, conformarían esa bolsa, dinero suficiente para llevar a cabo la revocación del mandato, que es una obligación constitucional que reconoció incluso el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación», respondió durante la mañanera Adán Augusto López.

El funcionario reiteró que tal como las autoridades hacendarias, la oficial mayor y el equipo de trabajo y el secretario de la Función Pública, lo informaron ayer en la mañanera, no hay margen en el presupuesto público para cumplir con la petición que presentó el INE, por más de mil 700 millones de pesos.

«Está muy acotado» el presupuesto, enfatizó el titular de SEGOB. Añadió que presupuestalmente ya se tomaron todas las previsiones para cumplir sobre todo con los programas sociales, y dijo que no es posible pensar que se vaya a reducir o a detener, por ejemplo, la entrega de las pensiones a los adultos mayores para responder a las demandas del INE.

Además, volvió a señalar que no hay ningún precedente de que a un órgano autónomo se le haya concedido un aumento o un adicional presupuestal.

El Gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda, presentó este jueves un plan de austeridad con el que según sus cálculos, el Instituto Nacional Electoral (INE) podría ahorrar 2,972 millones de pesos, y destinarlos a la consulta de la Revocación de Mandato.

“El resultado de este ejercicio conjunto que se ha presentado le daría al Instituto Nacional Electoral una disponibilidad de 2,972 millones y yo menciono que en el transcurso de hoy vamos a enviar toda esta información», dijo Adán Augusto López, secretario de Gobernación.

El llamado ejercicio de austeridad incluye recortes por 718.8 millones de pesos en salarios y prestaciones y de 554.5 millones de pesos en gastos de operación, según lo expuesto por Juan Pablo de Botton, subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda. En este rubro se incluye la cancelación de gastos médicos, arrendamientos, viajes, congresos, telefonía, entre otros aspectos.

Las medidas propuestas no afectarían al personal operativo ni sindicalizado, “ni implica reducir plazas de ningún tipo”, enfatizó el subsecretario de Hacienda.

A ello se suman 830 millones de pesos que el INE tiene este año adicionales a su presupuesto usual y 868.7 millones de pesos de remanentes de dos fideicomisos públicos que tiene a su disposición el Instituto.

El plan de austeridad se presenta un día después de que el INE anunció que solicitará formalmente a la Secretaría de Hacienda una ampliación presupuestal por 1,738 millones de pesos para garantizar la realización de la consulta que impulsó el Andrés Manuel López Obrador y que está contemplada se pueda realizar el 10 de abril.

El secretario de Gobernación, quien sustituye a López Obrador quien se encuentra en aislamiento por su infección de COVID-19, afirmó que aunque todavía no hay una respuesta formal a la petición del INE, pues no ha llegado de forma oficial, «el presupuesto público de la federación está muy comprometido» porque «hay que garantizar los programas sociales».

“Se concluye que no hay posibilidades, no hay margen en el presupuesto de egresos de la federación que permita destinar cantidades adicionales a una ampliación presupuestal de un órgano autónomo”, sostuvo Adán Augusto López.

Sin embargo, esta mañana, alrededor de las 11:00 horas, el INE entregó formalmente la petición a la Secretaría de Hacienda. No es la primera vez que el gobierno federal y el INE se enfrenta por el presupuesto y las políticas de austeridad de López Obrador.

“No hay precedente en la historia de los presupuestos públicos de que se le haya otorgado una ampliación presupuestal a los órganos autónomos, de tal manera que esto es una respetuosa sugerencia, una invitación al Instituto Nacional Electoral», comentó el secretario de Gobernación.

Será este viernes cuando el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aborde y en su caso apruebe, el proyecto que presentó el Consejero Presidente, Lorenzo Córdova, el cual propone «posponer de manera temporal» la consulta de Revocación de Mandato, por falta de recursos.

«(A petición del Consejero Presidente, Dr. Lorenzo Córdova Vianello) Proyecto de Acuerdo del Consejo General del Instituto Nacional Electoral por el que, ante la insuficiencia presupuestal (…) se determina posponer temporalmente la realización del proceso de Revocación de Mandato 2021-2022», se lee en el documento que fue circulado.

El aplazamiento se daría hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resuelva la controversia que el INE promovió, “o cuando la autoridad competente le genere a este instituto las suficiencias presupuestarias solicitadas» para la Revocación de Mandato.

La sesión del Consejo General está programada para hoy viernes a las 10:00 horas, y se discutirán diversos asuntos.

Recordemos que la Cámara de Diputados aplicó al INE un recorte de poco más de 4 mil millones de pesos, por lo que el Instituto ha señalado que no cuenta con las capacidades económicas necesarias para realizar este ejercicio.

El INE solicitaba un presupuesto para 2022 de 24 mil millones de pesos solicitados, de los cuales 5 mil millones son para prerrogativas de partidos; se consideraban 3 mil 830 millones 448 mil 91 pesos para realizar la Revocación, y se dijo que en caso de que el ejercicio no se llevara a cabo, el dinero se devolvería a la Tesorería de la Federación.

El proyecto señala que en caso de ser aprobado, se suspenderían todas las actividades relacionadas con la organización del proceso, excepto con la verificación de las firmas de apoyo y la entrega del informe del resultado de la verificación.

Rápidamente, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, calificó la propuesta del consejero presidente del INE como un «golpe a la democracia».

Delgado dijo que el INE pretende suspender el proceso de Revocación de Mandato, justo cuando se había rebasado el número de firmas necesarias para convocar el ejercicio.

Al respecto, esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió esperar el resultado de la votación que se de la sesión del INE,  aunque dijo, lo que se resuelva es «secundario» pues todavía quedan instancias como el Tribunal Electoral o la Suprema Corte, quien dijo, ya se pronunció de manera provisional a favor de que se lleve a cabo la consulta.

«Si tienen dinero no tienen dinero, si van a poner suficientes casillas o pocas casillas; aquí el tema de fondo es que se va a establecer el precedente histórico, lo quieran o no lo quieran, de que el pueblo va a ejercer su derecho a la Revocación de Mandato. El pueblo que es soberano pone y quita», sostuvo el mandatario.

López Obrador reiteró con la Revocación de Mandato, nadie se podrá sentir absoluto, y sea el pueblo el que tenga las riendas del poder.

Sin embargo, criticó que el INE debería de estar promoviendo el ejercicio de Revocación de Mandato y no estar buscando aplazarlo. «Son muy conservadores los que están en el INE»; incluso dijo que está muy difícil que sorprendan con la votación de hoy.

«Son chicanadas, son tácticas dilatorias, parecen abogados huizacheros. Pero el fondo ya está resuelto», remató el mandatario.

La agrupación «Que siga la democracia», grupo de apoyo al residente Andrés Manuel López Obrador (AMLO),  alcanzó este jueves las 3.5 millones de firmas entregadas al INE para que se pueda convocar en abril de 2022 la consulta de Revocación de Mandato.

La agrupación entregó este jueves decenas de cajas con papeletas de firmas para la consulta. Recordemos que se deben reunir 2.75 millones de firmas, equivalentes al 3% de la lista nominal nacional, distribuidas en al menos 17 de los 32 estados del país.

La fecha límite para que se junten las firmas es el próximo sábado 25 de diciembre.

Según «Que siga la democracia», los más de 3.5 millones de firmas aportadas por ellos sumados con las que ya tiene el INE de otras organizaciones, tanto en físico como en digital las cuales fueron captadas a través de la aplicación que el propio Instituto puso a disposición, estarían sumando 5 millones necesarios para hacer la consulta.

Esta será la primera consulta en la historia del país en que se preguntará a la ciudadanía, ejercicio impulsado por el propio presidente, si se está de acuerdo en que A López Obrador se le revoque el mandato por pérdida de confianza o siga en la Presidencia de la República.

El proceso de la consulta ha estado lleno de críticas y señalamientos. La oposición acusa al presidente de usar el ejercicio para «estar en campaña permanente», pues pese a lo que ha señalado la autoridad electoral, el presidente ha estado promoviendo la realización de la consulta.

El INE ha pedido a los seguidores del presidente no usar la palabra «ratificación» para atraer apoyos, como lo ha venido haciendo la agrupación «Que siga la democracia».

La validación de las firmas tendrá que hacerse en los próximos días por parte del INE. Recientemente, el coordinador de procesos tecnológicos del organismo electoral, Alejandro Andrade, dijo que había hallado que algunas de las firmas pertenecían a personas fallecidas y otras inconsistencias.

La captación de firmas se hace tanto en digital como en formato físico, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolviera que ante la falta de cobertura de internet, debían aceptarse los apoyos en papel. Además, esta semana la Corte ordenó al INE realizar ajustes en su presupuesto para garantizar la consulta después de que el Instituto solicitase judicialmente un aumento en la cantidad asignada dentro del presupuesto.

De manera preliminar, el Instituto Nacional Electoral (INE) informó que recibió 23 mil 906 avisos de intención por parte de ciudadanas y ciudadanos, así como de organizaciones que buscan constituirse como promoventes de la Revocación de Mandato que, en caso de obtener el apoyo ciudadano, se celebrará el 27 de marzo del próximo año.

De acuerdo con lo establecido en los Lineamientos, entre el 1 y el 15 de octubre, el INE recibió en sus 32 Juntas Locales y las 300 Distritales las solicitudes para dar inicio a la consulta.

En el informe preliminar que publicó el INE destaca que Veracruz, Sinaloa, Estado de México y Ciudad de México, son en ese orden, los estados de los que mayores avisos se recibieron. Mientras que Baja California Sur, San Luis Potosí, Nayarit y Tlaxcala son los que menos.

El INE adelantó que durante los próximos días la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos revisará la documentación a fin de verificar el cumplimiento de los requisitos y con ello dar a conocer la lista final de quienes estarán en posibilidades de recabar firmas.

Según lo establecido en los Lineamientos para organizar la Revocación de Mandato, cada uno de los avisos de intención debió ser presentado en original y con firma autógrafa y estar acompañado de una cuenta de correo electrónico para el acceso a la aplicación informática que se utilizará para recabar las firmas de apoyo de la ciudadanía.

Para las ciudadanos y ciudadanos que presentaron su solicitud en lo individual, únicamente se requirió copia simple de su credencial para votar; en tanto que las asociaciones civiles debieron anexar copia certificada de su Acta Constitutiva.

En el caso de las organizaciones fue necesaria la presentación en original o copia certificada del acta o minuta de asamblea que acredita su constitución y el acta o minuta de la asamblea en la que se acredita la personalidad de quien o quienes suscriben el aviso de intención para constituirse como promoventes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró este viernes que renunciará a su cargo si la ciudadanía votan en su mayoría el próximo año en la consulta de Revocación de Mandato, independientemente de que se alcance el 40% mínimo de participación para que la consulta sea vinculante.

«Si la gente dice que ‘no queremos que continúe el presidente’, me voy, sin ningún problema. Es más, aunque no se llegue al 40% (de participación)», sostuvo López Obrador.

Y es que el presidente opinó que no se puede gobernar un país como México sin autoridad moral, por lo que si la mayoría vota que se vaya, dejará la Presidencia con independencia de la participación.

Recordemos que ya se aprobó una ley propuesta por el mismo López Obrador para permitir que se convoque una consulta ciudadana para consultar a la ciudadanía sobre su permanencia en el cargo.

Ayer, la coalición opositora «Va por México» presentó una acción de inconstitucionalidad contra la dicha ley al considerar que el mandatario, que tiene una aprobación ciudadana del 60%, busca promocionarse con este ejercicio, y más que una consulta para revocar su mandato, lo que se busca es un ejercicio de ratificación.

Sin embargo, AMLO se lanzó contra quienes ahora se oponen a dicho ejercicio, pues dijo que «e manera increíble, hasta surrealista, los conservadores no quieren la consulta», al recordar que la oposición ha pedido en reiteradas ocasiones su renuncia.

Consideró una incongruencia que quienes dicen ser demócratas rechacen mecanismos de democracia participativa, y defendió que el mecanismo de la consulta sirve para «alejar los derrocamientos, los golpes de Estado y el autoritarismo».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lamentó que la oposición le tenga «miedo al pueblo», esto luego de que ayer los partidos de oposición bloquearan en el Congreso la discusión de la Ley de Revocación de Mandato, que busca se realice el próximo año.

«Ya no quieren. Le tienen miedo al pueblo, entonces están poniendo obstáculos en el Congreso, ahí están unidos todos», criticó AMLO en su conferencia matutina.

Recordemos que López Obrador promulgó una reforma constitucional que creó la figura de Revocación de Mandato en 2019, con la intención de «legitimar» su presidencia, la cual prometió sería a mitad de su sexenio, y que definiría si terminaba su periodo, que concluye en 2024.

Pero la ley reglamentaria necesaria está frenada en el Congreso, donde ayer Morena fracasó en su intento de sacar adelante, al no conseguir los votos necesarios para convocar a un periodo extraordinario, donde se discutiría dicho dictamen.

«Ahora resulta que no quieren que el pueblo participe y decida si quieren que el presidente continúe o que se vaya. Porque el pueblo pone y el pueblo quita, y esa es la verdadera democracia», recriminó el presidente López Obrador.

Indicó que lo que querían era arrebatarle la mayoría en la Cámara de Diputados a Morena y aliados, para entonces sí consultar a la población sobre su permanencia en el cargo; pero como no lograron hacerse de la mayoría, ahora prefieren bloquear el proyecto.

Por su parte los opositores han acusado al presidente de «echar el dinero a la basura» con la consulta de Revocación de Mandato, pues el Instituto Nacional Electoral (INE) ha solicitado 4 mil millones de pesos para organizar la votación.

También han denunciado que López Obrador pretende estar en campaña permanente, luego de que el pasado 1 de agosto se realizara la consulta popular para definir acciones legales contra exfuncionarios de administraciones anteriores, un ejercicio que costó 522 millones de pesos, y que tuvo una participación de apenas el 7% de la lista electoral.

«Todo este bloque conservador, reaccionario, corrupto, se agrupa», lanzó López Obrador.

Al respecto, el presidente reiteró una vez más que presentará una reforma para renovar al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), organismos autónomos a los que ha cuestionado en repetidas ocasiones.

«Sí necesitamos una reforma electoral, a fondo, entonces voy a invitar a un grupo de ciudadanos, a quienes saben de esta materia, a quienes han padecido de fraudes electorales, porque se han burlado de los mexicanos, el fraude se ha impuesto en México por siglos», anunció López Obrador.

Indicó que previo a enviar la propuesta al Congreso, la hará del conocimiento público para que la ciudadanía sepa qué es lo que propone.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) anunció este jueves que ayudará a la Secretaría de Educación Pública y a los gobiernos locales a implementar protocolos de sanidad y monitorear posibles focos de infección en las aulas para prevenir contagios del virus SARS-CoV-2 entre niñas, niños y adolescentes, en el próximo regreso a clases presenciales.

Fernando Carrera, nuevo representante de la Unicef en México, celebró este jueves el «gesto de valor» del gobierno federal por la decisión de regresar a clases presenciales, que aún genera dudas ya que ocurrirá en plena tercera ola de COVID-19.

«Este gesto que está haciendo el Gobierno de México de promover el retorno a clases es un gesto de valor mundial, en el mundo entero se está celebrando esta decisión», declaró.

Recordemos que en nuestro país no hay clases presenciales desde marzo de 2020, luego de que se decretara la suspensión ante el estallido de la pandemia en México.

Carrera Castro precisó que mil millones de menores en el mundo ya han retornado a clases presenciales, mientras que 750 millones están por volver; sin embargo aún hay 150 millones que en 18 meses no han regresado a las aulas, 37 millones son estudiantes mexicanos.

«La decisión del Gobierno de México y de ustedes como sociedad de comprometerse a un retorno seguro a las escuelas es, sin duda alguna, un acontecimiento importantísimo para los niños, las niñas de México, pero muy importante para el mundo y quiero destacarlo», sostuvo Carrera.

Además de que el regreso a clases ocurrirá en la tercera ola de la pandemia, el gobierno federal  también ha levantado críticas por minimizar los contagios en los niños, pues en diversos materiales oficiales ha asegurado que «en el mundo no existe evidencia de epidemia por COVID-19 en menores edad».

Sin referirse a las polémicas, el representante de Unicef reconoció que «por supuesto que puede haber focos infecciosos», por lo que eso debe «darse por descontado».

«La pregunta no es si va a haber, porque ha habido focos infecciosos por todo el territorio nacional, ¿por qué no habría de haberlos en las escuelas y en los colegios? Es algo normal que suceda. La pregunta es ¿cómo los manejamos?», indicó.

Y es que la pandemia ha provocado la deserción de 5.2 millones de estudiantes, de los que 3 millones son niñas y niños, apuntó Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Para justificar el retorno a las aulas, el funcionario presentó un estudio de la Segob que alerta del incremento de 24% en la violencia familiar y de 12% en suicidios, además de problemas como embarazos adolescentes.

Además, durante la pandemia se registraron 273 mil 661 nacimientos de bebés de madres adolescentes; 4 mil 401 homicidios de menores entre 2018 y 2020.

El representante de Unicef ofreció cooperación con el Gobierno para establecer protocolos sanitarios, monitoreo de los centros educativos, comunicación para información correcta, y recuperar aprendizajes y la salud mental. «Tendremos un desafío dos o tres años más para sacar adelante todo, pero creo que vamos por el camino seguro», aseveró Carrera.

Los trabajadores sindicalizados de la planta de General Motors ubicada en Silao, Guanajuato, rechazaron el Contrato Colectivo de Trabajo vigente, en lo que ha sido considerado el primer gran desafío del nuevo tratado comercial de América del Norte, el T-MEC.

La votación, que inició este martes y concluyó ayer a las 22 horas, fue vista por los empleados como una forma de acabar con el control que ejercía el sindicato, que según ellos protegía los intereses de la empresa sobre los suyos propios, que hasta ahora recaía en la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la central sindical obrera más grande del país.

De los 5,876 trabajadores que acudieron a las urnas, 3,214 votaron para rechazar el actual contrato laboral mientras que 2,623 personas votaron por mantenerlo, informó este jueves la Secretaría de Trabajo.

Se enfatizó que aún con el resultado, los trabajadores no perderán ningún derecho adquirido y conservarán las mismas prestaciones y condiciones laborales.

La consulta «contribuirá al desarrollo de futuros procesos de democracia sindical en el país», afirmó la dependencia, que accedió a interceder después de una votación inicial en abril en la planta, que fue suspendida por irregularidades detectadas, lo que ocasionó la queja del gobierno de los Estados Unidos.

La Secretaría del Trabajo enfatizó que la jornada de votación se llevó a cabo sin incidentes, y de manera continua por 34 horas.

Apuntó que se instalaron cinco casillas lejos de las oficinas administrativas y sindicales, y supervisadas en todo momento por personal de la STPS y observadores del Instituto Nacional Electoral (INE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

«La vigilancia de observadores invitados por la dependencia, demuestran el compromiso del gobierno por hacer valer la democracia sindical y el respeto a la voluntad de los trabajadores», dijo la STPS.

La votación abre la puerta para que los trabajadores busquen una nueva representación sindical y ha puesto a prueba las reglas laborales del T-MEC, que entró en vigor el 1 de julio del año pasado, y que reemplazó al TLCAN, que estaba vigente desde 1994.

Recordemos que entre otras cosas, el T-MEC busca fortalecer a los sindicatos y aumentar los salarios en el país, en parte para desincentivar el traslado de puestos de trabajo desde Estados Unidos o Canadá.

Las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos, Segunda, en el Senado aprobaron, en lo general, el dictamen que expide la Ley Federal de Revocación de Mandato, esto luego de que se convocara a su análisis y discusión tras el reclamo que hiciera el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), por haberlo dejado fuera de la agenda del segundo periodo extraordinario de sesiones.

Según indicó el Senado, el objetivo de esta Ley es regular y garantizar el derecho de los ciudadanos a solicitar, participar y votar en el ejercicio de revocación del Presidente de la República.

El proyecto de decreto fue aprobado con ocho votos en favor y dos en contra, por la Comisión de Gobernación; mientras que  la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, lo avaló con siete votos en favor, tres en contra y una abstención.

El documento plantea que el Instituto Nacional Electoral (INE) sea el responsable de la organización y desarrollo de la consulta; además de promover el voto y garantizar los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad, objetividad, paridad y perspectiva de género.  

El inicio de este proceso, procedería únicamente a petición de los ciudadanos en un número equivalente, al menos, al 3% de los inscritos en la lista nominal de electores, distribuidas en, al menos, 17 estados, y que representen, como mínimo, el 3% de la lista nominal de electores de cada uno de ellos.

Dicho ejercicio, sugiere el proyecto aprobado por las comisiones del Senado, se podrá solicitar, por una sola ocasión, durante los tres meses posteriores a la conclusión del tercer año del periodo constitucional de quien ostente la titularidad del Ejecutivo Federal.

También prohíbe la utilización de recursos públicos para la recolección de firmas de apoyo ciudadano para el proceso de revocación de mandato. En tanto, ordena a las autoridades de los tres órdenes de gobierno, partidos políticos o cualquier otro tipo de organización del sector público, social o privado a abstenerse de impedir u obstruir las actividades de recopilación de las firmas de apoyo.

El documento menciona que la convocatoria emitida para este proceso deberá contener los fundamentos constitucionales y legales aplicables: las etapas, el nombre de la persona que ocupa la titularidad de la Presidencia de la República, fecha de la jornada de votación, así como la pregunta objeto del proceso.

Tal como lo había adelantado el coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, la propuesta de pregunta que se incluyó es: ¿Estás de acuerdo en que (nombre), Presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, continúe ejerciendo el cargo hasta que concluya su mandato?.

Asimismo, indica que ninguna persona física o moral, sea a título propio o por cuenta de terceros, podrá contratar propaganda en radio y televisión dirigida a influir en la opinión de las y los ciudadanos sobre la revocación de mandato.

Especifica que el tiempo que comprenda el proceso de revocación de mandato, desde la emisión de la convocatoria y hasta la conclusión de la jornada de votación, deberá suspenderse la difusión en medios de comunicación, de toda propaganda gubernamental de cualquier orden de gobierno.

También se plantea que la jornada de votación se celebre el domingo siguiente a los 90 días posteriores a la emisión de la convocatoria, y en fecha no coincidente con las jornadas electorales, federal o locales.

Si al término del cómputo distrital se establece que la diferencia entre el “Sí” y el “No” es igual o menor a un punto porcentual, el Consejo Distrital deberá realizar el recuento de votos en la totalidad de las casillas.

Será el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) a quien le corresponderá el cómputo final y emitir la declaratoria de validez, con base en los resultados consignados en las actas de los cómputos distritales y una vez resueltas las impugnaciones que se hubieren interpuesto.

Se aclara que la revocación de mandato sólo procederá por mayoría absoluta. Asentaron que cuando la declaratoria de validez, que emita el Tribunal Electoral, indique que la participación total de la ciudadanía fue, al menos, del 40% de las personas inscritas en la lista nominal de electores, el resultado será vinculatorio para el titular de la Presidencia de la República. Corresponderá al Tribunal Electoral notificar los resultados del proceso al Presidente de la República, al Congreso de la Unión, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al INE, para los efectos constitucionales correspondientes.

Si los resultados de la jornada de votación de la ciudadanía indican que procede la revocación de mandato, puntualizaron, el Presidente de la República se entenderá separado definitivamente del cargo, cuando el Tribunal emita la declaratoria de revocación.

En voz de Monreal Ávila, será este miércoles cuando se podría convocar a un nuevo periodo extraordinario de sesiones para analizar y en su caso aprobar en el Pleno el dictamen aprobado en Comisiones. En caso de aceptarse el periodo extraordinario, éste se celebraría el próximo viernes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) retó esta mañana a la oposición, para que «se una» y logren que deje la presidencia, en la revocación de mandato que se celebrará en marzo del próximo año.

«Ahora de nuevo viene otro desafío, que se vuelvan a agrupar para que llamen al pueblo para que voten para que yo me vaya. Es la revocación del mandato, esto es la democracia», expresó el mandatario en la conferencia de  prensa matutina en Palacio Nacional.

«El pueblo va a decidir si me quedo o me voy en marzo. Ahora tienen otra oportunidad, a ver qué dice el pueblo de México porque en democracia es el pueblo el que manda», añadió el presidente.

López Obrador recordó que en junio se unieron todos en contra del movimiento que encabeza; dijo que hubo desde políticos, corruptos, la mayoría de medios de información, así como los sectores más retrógrados.

«Ahora viene la revocación del mandato va a ser interesantísimo, no vamos a estar bostezando porque el bloque conservador tiene la oportunidad de reagruparse», dijo.

Las declaraciones de AMLO llegan luego de la Consulta Popular convocada por López Obrador para iniciar juicios contra políticos del pasado, por corrupción y otros delitos, aunque dicha consulta no alcanzó la participación mínima requerida.

El ‘Sí’ se impuso con el 98% de los votos, pero solo fue a votar el 7.1% de la lista nominal, cuando se requería el 40% de participación para que el resultado fuera vinculante.

El presidente defendió que la consulta fue «histórica» pero arremetió contra el Instituto Nacional Electoral (INE), la oposición y los medios de comunicación por la baja participación.

«Parece que les incomodaba, no les gustó. En vez de promoverla e invitar a la gente a que participara simulaban que iban a recoger la opinión de la gente», opinó.

El presidente reiteró una vez más que la autoridad electoral no ha estado a la altura de las circunstancias y reiteró que «en su momento» presentará una reforma del INE.

El INE ha sido acusado de boicotear la consulta porque hubo solo un tercio de mesas electorales que las que hubo en los últimos comicios. Sin embargo, el Instituto ha denunciado que son «mentiras del oficialismo» y justificó que el Congreso rechazó ampliar el presupuesto para la organización de la Consulta.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) defendió la Consulta Popular celebrada este domingo, pese a baja participación que se registró. Dijo que no fue un «fracaso» tal como lo ha querido hacer ver la oposición, y aprovechó para culpar al Instituto Nacional Electoral (INE) de no tener suficiente «entusiasmo» para organizarla.

«Los que no procesan con autenticidad la democracia como forma de vida y de Gobierno, y los medios de información van a decir ‘fracaso’. ¿Cuándo va a fracasar la democracia? Nunca», dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Y aunque el ‘Sí’ arrasó con el 97.7% de los votos frente al 1.5% del ‘No’ y el 0.7% de sufragios nulos, la participación fue solo del 7.1%, muy lejos del 40% necesario para que el resultado fuera vinculante.

Según cifras dadas a conocer por el INE, participaron 6.6 de los 93.6 millones de mexicanos convocados, cuando se requería el voto de 37 millones de personas.

«Fue realmente muy importante y ejemplar lo que se vivió en esta jornada», expresó el mandatario. «Es algo realmente trascendente. (…) No se llevaba a la práctica este método, esta forma de gobernar, preguntándole al pueblo, consultando al pueblo y ayer fue realmente muy importante, ejemplar, lo que se vivió en esta jornada. Por eso mi felicitación a todos los que participaron», añadió.

Si bien fue la primera consulta popular a nivel federal de la historia de México, López Obrador dijo que nunca antes había votado tanta gente en un ejercicio así, puesto que la consulta informal que convocó en 2018 sobre cancelar las obras del aeropuerto capitalino tuvo una participación de un millón de personas.

«Por eso ahora es un triunfo el que 6.6 millones de ciudadanos hayan participado ayer, independientemente de lo que decidieron votar, aún con todo lo confuso de la pregunta», expresó.

Recordó que en marzo próximo habrá una consulta sobre la revocación de mandato, sobre la que se dijo convencido de que votará mucha más gente.

El presidente aprovechó para arremeter una vez más contra la autoridad electoral, a la que acusa de no haber puesto suficiente empeño en la organización de la consulta.

«Ellos no tenían entusiasmo por esta consulta. No han tenido entusiasmo por la democracia, fingen ser demócratas», reprochó AMLO.

El mandatario dijo que la baja participación no impide «la posibilidad de que haya juicios» contra los políticos del pasado, ya que las autoridades tienen «el derecho de actuar cuando se trata de asuntos judiciales siempre y cuando haya pruebas».

El próximo domingo 1 de agosto se llevará a cabo la Consulta Popular que impulsó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en la que se pedirá a la ciudadanía exprese su sentir sobre si están a favor o en contra de esclarecer las decisiones políticas tomadas en los sexenios anteriores.

De acuerdo con la más reciente encuesta de El Universal, 59% de los mexicanos considera que no es necesario llevarla a cabo, mientras que 38.5% que opina que sí.

Según lo establecido en la Constitución, se requiere la participación de al menos 40% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal para que los resultaos puedan tener efectos vinculatorios.

Sobre el interés que despierta el ejercicio, 43.4% de las personas encuestadas considera que es muy importante participar en la Consulta. 21.6% considera que es ‘algo importante’; el 13.5% mencionó que es poco importante, mientras que 20.9% dijo que es nada importante.

La encuesta revela que los ciudadanos quieren que se investigue y se lleve a juicio a funcionarios; los tres más mencionados son los gobernadores, con 89.9%; los presidentes municipales, con 89.7%, y los expresidentes de México, con 89.2%.

9 de cada 10 consultados mencionó a Carlos Salinas de Gortari, exgobernadores, senadores, diputados, Enrique Peña Nieto y a jueces; 89.2% refirió al expresidente Felipe Calderón. Los presidentes municipales, Vicente Fox y Ernesto Zedillo también fueron mencionados. Sorprendió que un 72.4% hizo mención del presidente López Obrador.

Sobre la pregunta que avaló la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que quedó de la siguiente manera: ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?; el 70.9% de los encuestados dijo entender el cuestionamiento. 28.6% indicó que no entiende la pregunta.

La revista británica The Economist volvió a lanzar una dura crítica contra el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a quien comparó con Cantinflas por lo ambiguo de la pregunta que se realizará en la consulta popular contra expresidentes el próximo 1 de agosto, ejercicio que él impulsó.

Luego de que en mayo la publicación calificara al mandatario como un peligro para México, en su más reciente editorial aseguró que el cuestionamiento que se formulará el 1 de agosto «pudo haber sido ideada por Cantinflas, un cómico que convirtió el gusto mexicano por el circunloquio en una forma de arte absurda».

Y es que la particular manera de expresarse de Cantinflas fue reconocida por la Real Academia de la Lengua Española con el verbo «cantinflear» que significa hablar sin decir nada.

Inicialmente, lo previsto era que en la consulta, convocada por el propio López Obrador, se preguntase si se debía enjuiciar por corrupción y otros delitos a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Pero la Suprema Corte modificó el cuestionamiento de manera que se preguntará si se está de acuerdo en llevar a cabo «acciones con apego al marco legal para esclarecer las decisiones políticas tomadas en el pasado por los actores políticos».

«¿Estás de acuerdo en que se lleven a cabo acciones con apego al marco legal para esclarecer las decisiones políticas tomadas en el pasado por los actores políticos y garantizar la justicia y derechos de las posibles víctimas?», es la pregunta que avaló la Corte.

La publicación británica destacó este fin de semana que la intención del presidente, de recurrir al voto popular para decidir si se procesa o no a alguien «es una parodia del Estado de Derecho», y subrayó la relación «afectuosa» entre el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y López Obrador.

The Economist subrayó que López Obrador ya no es invencible, luego de los resultados de las elecciones intermedias del pasado 6 de junio, donde Morena perdió la mayoría calificada de la Cámara de Diputados y su partido perdió la hegemonía en Ciudad de México.

La revista afirmó que el mandatario sufre por el mal manejo de la pandemia, la recesión económica relacionada a la misma, así como «un crimen violento sin cesar».

Es por ello que, dijo, para distraer la atención de las fallas políticas «el presidente necesita todos los espectáculos de teatro político de Cantinflas que pueda reunir».

Esta es la segunda vez que The Economist critica al mandatario de manera directa; el pasado 27 de mayo dedicó la portada de su edición latinoamericana a López Obrador bajo el título «El falso mesías de México», junto a una imagen del presidente rodeado de soldados y una planta petrolera de Pemex.

Tras la publicación, el canciller Marcelo Ebrard, envió una carta a la revista en la que calificó de «absurdo» su contenido y aseguró que la portada «es la síntesis de la exasperación» de las élites.

Mientras que López Obrador calificó la portada de la revista de «majadera, muy grosera y desde luego mentirosa» y afirmó que la publicación tiene detrás a sus adversarios.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se refirió esta mañana a la consulta popular que se realizará el próximo 01 de agosto, en donde se preguntará a la ciudadanía si se debe juzgar a los exmandatarios del llamada «periodo neoliberal».

López Obrador dijo que si bien él no va a participar en la consulta, dijo que no pasará a la historia como tapadera, por lo que llamó a los ciudadanos a participar. «Ahí está que todos den a conocer su punto de vista, libremente».

Sus declaraciones se producen tras publicarse la semana pasada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la ley para realizar la consulta el 01 de agosto, con un periodo de difusión a partir del 15 de julio.

Aunque la pregunta original mencionaba por nombre y pedía indagar la «presunta comisión de delitos» de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, la Suprema Corte cambió el texto.

Al final, la pregunta que aparecerá en las boletas será: «¿Estás de acuerdo en que se lleven a cabo acciones con apego al marco legal para esclarecer las decisiones políticas tomadas en el pasado por los actores políticos y garantizar la justicia y derechos de las posibles víctimas?».

López Obrador aseveró que la pregunta «se puede traducir de manera muy sencilla» a: «¿quieres que se investigue y de conformidad con la ley se juzgue a los expresidentes?». «Es otro texto, pero en esencia es eso, ‘sí’ es si quieres que se inicie el proceso, de conformidad con la ley, ‘no’ es que no estás de acuerdo», comentó.

El presidente enunció las razones por las que juzgar a sus predecesores; en el caso de Salinas argumentó que entregó todos los bienes de la nación del pueblo de México a sus allegados. Sobre Zedillo recordó el rescate a la banca conocido como el Fobaproa, por el que el nuestro país lleva cerca de 40 años pagando.

Sobre Fox, el primer presidente de alternancia, lo acusó de «fraude a la democracia» por incumplir con el cambio y operar a favor de su sucesor, Calderón, a quien acusó que está activo en la política y es una voz opositora; le atribuyó la «guerra contra el narcotráfico», que desató violencia y masacres. De Peña Nieto, su predecesor inmediato, resaltó la corrupción generalizada.

«Hay materia. ¿Qué ocasionó todo esto? La ruina del país, el que México perdiera su posibilidad de desarrollo en los últimos 30 años, fue todo un periodo decadente, por eso estamos aquí, porque el pueblo dijo «vamos a buscar una transformación'», sostuvo López Obrador.

El mandatario también criticó al Instituto Nacional Electoral (INE), que había rechazado organizar la consulta, con un esto estimado de 890 millones de pesos con el argumento que no había presupuesto. «Ya es deporte nacional echarle la culpa a la austeridad», ironizó el presidente.

López Obrador dijo que el INE tiene los recursos necesarios, solo que debe priorizar y destinar el presupuesto a ejercicios como este, y no en pagar «altos sueldos, vinos, viáticos o buenos restaurantes». Insistió en que el INE es el organismo electoral más costoso del mundo.

“Entonces, ¿cómo no van ahorrar?  Claro, si los consejeros del INE ganan más que el Presidente, pues no hay dinero para lo fundamental. Si gastan muchísimo en viáticos, buenos restaurantes, vinos, pues entonces no alcanza para que tengan la posibilidad de tener casillas, o mesas electorales y recoger la opinión de la gente”, indicó.

AMLO señaló que el INE podrá utilizar los tiempos oficiales en los medios para promover la consulta popular, incluso dijo que se utilizará la conferencia de prensa matutina para promover el ejercicio.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación de la Nación (SCJN) admitió la consulta extraordinaria presentada por el ministro presidente, Arturo Zaldívar, para analizar y definir si se extiende dos años su periodo en la presidencia.

Zaldívar anunció ayer por la mañana que había presentado por escrito la solicitud de consulta al pleno, y por la tarde ya había sido admitido el trámite que, en condiciones normales, tarda varios días en realizarse.

«Radíquese este asunto en el Pleno de la Suprema Corte y túrnese al Ministro José Fernando Franco González Salas, a quien le corresponde por decanato, según el turno que para tal efecto se lleva en la Secretaría General de Acuerdos de este Alto Tribunal, a fin de que formule el proyecto de resolución correspondiente y dé cuenta con éste al propio Pleno», se apuntó en el acuerdo.

Recordemos que Zaldívar anunció que se activó el proceso para que el pleno del organismo analice la ampliación de su mandato; en un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, Zaldívar recordó que el 7 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las reformas al Poder Judicial «más importantes en los últimos 25 años».

Dijo que esta reforma fue posible gracias a un «esfuerzo inédito» de los distintos poderes y recordó que durante el debate en el Congreso se adicionó un artículo que permite prorrogar su periodo actual como titular del Supremo, así como del Consejo de la Judicatura Federal.

«Dicho precepto ha sido altamente cuestionado, pues se ha señalado que puede ser violatorio de los artículos 97 y 100 de la Constitución General, así como de los principios de independencia y autonomía» del Poder Judicial, admitió. Por todo ello consideró que el pleno debe fijar «una postura a la brevedad posible».

Al ser cuestionado este lunes sobre la publicación de Zaldívar, el presidente Andrés Manuel López Obrador, le reiteró su apoyo y confianza y lo calificó como un hombre «íntegro y honesto».

Afirmó que su permanencia al frente de la SCJN y del Consejo de la Judicatura «es la única posibilidad de reformar el Poder Judicial» y de defender los intereses del pueblo y no solo de una minoría. Aclaró que lo de Zaldívar no se trata de una reelección sino de que termine su mandato en el 2024.

Recordemos que originalmente, el periodo de Zaldívar al frente de la Suprema Corte debía terminar en 2022, ya que la presidencia del Poder Judicial tiene un plazo de cuatro años.