Tag

desempleo

Browsing

La tasa de desempleo se mantuvo en octubre pasado en 3.3% de la Población Económicamente Activa (PEA), un dato igual al de septiembre, es decir, se mantuvo sin cambio, aunque menor al 3.9% que se registró en octubre de 2021.

«La población desocupada fue de 2 millones de personas y la tasa de desocupación (TD) de 3.3% de la PEA. Respecto al décimo mes de 2021, la población desocupada descendió en 324,000 personas y la TD fue menor en 0.6 puntos porcentuales», indicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La PEA del décimo mes del año fue de 60.4 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 60.7% y una población activa superior en 1.7 millones a la de octubre de 2021.

De la PEA, 58.4 millones de personas estuvieron ocupadas durante octubre, 2 millones más que en el mismo mes de un año antes.

Las personas subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.4 millones, el 7.5% de la población ocupada y una reducción de 1.9 millones de personas con relación a octubre de 2021.

Los trabajadores en el sector informal en octubre totalizaron 32.4 millones, lo que bajó la tasa de informalidad a 55.4%, unos 0.2 puntos porcentuales menos que un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó con 42.9% del total en servicios, en comercio 19.8%, en la industria manufacturera 16.3%, en actividades agropecuarias 12.1% y en construcción 7.4%.

Mientras que en «otras actividades económicas», que incluyen minería, electricidad, agua y suministro de gas, estuvo ocupada el 0.9%, y otro 0.6% no especificó actividad.

Por género, la PEA femenina en octubre fue de casi 24.5 millones y la masculina de 35.9 millones, con una tasa de participación económica de 46.5% en las mujeres en edad de trabajar y de 76.6% en los hombres.

La tasa de desempleo se ubicó en el tercer trimestre del año en 3.4% de la Población Económicamente Activa (PEA), dato inferior al 4.2% del mismo periodo de 2021, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«Un total de 57.4 millones de personas se encontraban ocupadas, 1.6 millones de personas más con relación al mismo trimestre de 2021», indicó el INEGI en su reporte.

Pese al dato anual, la tasa de desempleo de julio a septiembre es mayor a la del 3.2% que se reportó en el segundo trimestre de 2022, con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

En tanto, la PEA del tercer trimestre del año fue de 59.5 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 59.9% y una población superior en 1.2 millones a la de julio-septiembre de 2021.

Las personas subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.6 millones, un 8.1% de la población ocupada, un porcentaje inferior al 12.9% del tercer trimestre de 2021.

Las áreas con más incrementos interanuales de empleo fueron comercio, con un aumento de 414,000 personas, la industria manufacturera con 350,000, y servicios diversos con 293,000.

Los trabajadores del sector informal en el tercer trimestre totalizaron 31.9 millones, lo que bajó la tasa de informalidad al 55.6%, 0.7 puntos porcentuales menos que un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó con 62.2% en el sector terciario o de servicios; 24.9% en el secundario o industrial y 12.3% en actividades primarias.

Por género, la PEA femenina de julio a septiembre fue de 23.65 millones y la masculina de 35.8 millones, con una tasa de participación económica de 45.1% en las mujeres en edad de trabajar y de 75.6% en los hombres.

La tasa de desempleo en México disminuyó en septiembre pasado a 3.3% de la Población Económicamente Activa (PEA), dato inferior al 4.1% del mismo mes de 2021, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«La población desocupada fue de 2 millones de personas y la tasa de desocupación (TD) de 3.3% de la PEA. Respecto al noveno mes de 2021, la población desocupada descendió en 423,000 personas y la TD fue menor en 0.8 puntos porcentuales», indicó el INEGI en su reporte.

La tasa de desempleo de septiembre también es menor al 3.5% que se reportó en agosto pasado, con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

La PEA del noveno mes del año fue de 59.5 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 59.6% y una población superior en 2 millones a la de septiembre de 2021.

De la PEA, 57.5 millones de personas estuvieron ocupadas durante septiembre, 2.4 millones más que en el mismo mes del año pasado.

Las personas subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.5 millones, un 7.9% de la población ocupada, y que equivale a una reducción de 2.2 millones de personas con relación a septiembre de 2021.

En septiembre, los trabajadores en el sector informal totalizaron 32 millones, lo que bajó la tasa de informalidad a 55.6%, unos 0.6 puntos porcentuales menos que un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: 42.9% del total en servicios; en comercio, 19.4%; en la industria manufacturera, 16.2%; en actividades agropecuarias, 12.3%, y en construcción el 7.7%.

Del total de ocupados, 67.4% opera como trabajador subordinado y remunerado, mientras que 23.4% trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados. En tanto, el 5.2% son empleadores y 4% se desempeñan en negocios o parcelas familiares sin remuneración monetaria.

Por género, la PEA femenina en septiembre fue de 23.8 millones y la masculina de 35.5 millones, con una tasa de participación económica de 45.3% en las mujeres en edad de trabajar y de 75.7% en los hombres.

La tasa de desempleo se ubicó en agosto pasado en 3.5% de la Población Económicamente Activa (PEA), un dato inferior al 4.3% del mismo mes de 2021, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«La población desocupada fue de 2.1 millones de personas y la tasa de desocupación (TD) de 3.5% de la PEA. Respecto al octavo mes de 2021, la población desocupada descendió en 407,000 personas y la TD fue menor en 0.8 puntos porcentuales», indicó el INEGI.

Aun así, la tasa de desempleo de agosto contrasta con la de 3.2% que reportó el instituto de estadística para el segundo trimestre de 2022, con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

La PEA del octavo mes del año fue de 59.7 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 60% y una población superior en 1.5 millones a la de agosto de 2021.

De la PEA, 57.6 millones de personas estuvieron ocupadas durante agosto, 2 millones más que en el mismo mes de un año antes.

Las personas subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.5 millones, un 7.9% de la población ocupada, una reducción de 2.7 millones de personas con relación a agosto de 2021.

Los trabajadores en el sector informal en agosto totalizaron 31.9 millones, lo que bajó la tasa de informalidad a 55.5%, 0.9 puntos porcentuales menos que un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó con 42.6% del total en servicios; en el comercio 19.7%; en la industria manufacturera 16.9%; en las actividades agropecuarias 11.8%, y en la construcción 7.6%.

Mientras que en «otras actividades económicas», que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas, estuvo ocupada el 0.8%, y un 0.6% no especificó su actividad.

Del total de ocupados, 67.6% opera como trabajador subordinado y remunerado, mientras que 22.9% trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados.

Por su parte, 4.9% son empleadores y 4.6% se desempeñan en negocios o parcelas familiares sin remuneración monetaria.

Por género, la PEA femenina en agosto fue de 23.7 millones y la masculina de 35.9 millones, con una tasa de participación económica de 45% en las mujeres en edad de trabajar y de 76.8% en los hombres.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer este martes la tasa de desempleo en el país, que se ubicó en julio pasado en un 3.4% de la población económicamente activa (PEA), un dato inferior al 4.4% del mismo mes de 2021.

«La población desocupada fue de 2 millones de personas y la tasa de desocupación (TD) de 3.4% de la PEA. Respecto a julio de 2021, la población desocupada descendió en 542,000 personas y la TD fue menor en prácticamente un punto porcentual», indicó el INEGI en su reporte.

Aún así, la tasa de desempleo de julio contrasta con la de 3.2% que reportó el instituto para el segundo trimestre de 2022, con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

La PEA del séptimo mes del año fue de 59.5 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 60% y una población superior en 491,000 a la de julio de 2021.

De la PEA, 57.4 millones de personas estuvieron ocupadas durante julio, 1 millón más que en julio de un año antes.

Las personas subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.7 millones, un 8.3% de la población ocupada, una reducción de 2.7 millones de personas con relación a julio de 2021.

Los trabajadores en el sector informal en julio totalizaron 31.8 millones, lo que bajó la tasa de informalidad a 55.4%, un punto porcentual inferior a la de un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó: 42.6% en servicios; en el comercio 19.7%; en la industria manufacturera 16.5%; en las actividades agropecuarias 12.3%, y en la construcción 7.5%. Mientras que en «otras actividades económicas», que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas, estuvo ocupada el 0.8%, y un 0.6% no especificó su actividad.

Del total de ocupados, 68.1% opera como trabajador subordinado y remunerado, mientras que 22.3% trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados.

Por género, la PEA femenina en julio fue de 23.5 millones y la masculina de 35.9 millones, con una tasa de participación económica de 45% en las mujeres en edad de trabajar y de 76.8% en los hombres.

La tasa de desempleo cayó al 3.2% en el segundo trimestre de 2022, una reducción de 1 punto porcentual frente a la cifra de 4.2% del mismo lapso de 2021, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«Un total de 57.4 millones de personas se encontraban ocupadas, 2.2 millones de personas más con relación al mismo trimestre de 2021», indicó el organismo.

Además, la Población Económicamente Activa (PEA) totalizó 59.3 millones de personas, un aumento de 1.7 millones frente al mismo periodo de 2021, cuando millones de personas aún estaban fuera del mercado laboral como consecuencia de la pandemia.

«La PEA muestra la siguiente distribución: 57.4 millones de personas ocupadas, 1.9 millones de personas desocupadas, (y) 5.1 millones subocupadas, quienes declararon tener necesidad y disponibilidad de trabajar más horas», detalló Graciela Márquez, presidenta del organismo.

El INEGI también señaló una disminución de 0.3 puntos porcentuales en la tasa de desempleo frente al trimestre pasado.

Sin embargo, reportó un incremento interanual de 985,000 trabajadores en el sector informal, que concentró 32 millones de personas, con lo que la tasa de informalidad quedó en 55.7% de la fuerza laboral total, una disminución anual de 0.4 puntos porcentuales.

El INEGI también reportó 7.5 millones de personas «disponibles», es decir, que tomarían un trabajo si tuvieran la oportunidad, pero no buscan uno de forma de activa, por lo que el instituto los reporta fuera de la PEA.

En el reporte del Instituto también se señala la persistencia de la brecha de género. Mientras el 76.5% de los hombres están en la fuerza laboral, un incremento de 0.6 puntos porcentuales ante el mismo trimestre de 2021, solo el 45.1% de las mujeres están en el mercado, un aumento interanual de 1.2 puntos.

Al considerar a la población ocupada por sector económico, 6.7 millones de personas (11.7% del total) trabajan en el sector primario, 14.4 millones (25.1%) en el secundario o industrial y 35.9 millones (62.5%) están en el terciario o de los servicios.

Por regiones, las entidades que durante el segundo trimestre de 2022 tuvieron las tasas de desocupación más altas fueron Tabasco (5.7%), Ciudad de México (5.4%), Querétaro (4.3%), Estado de México (4.2%) y Coahuila (4%).

El INEGI dio a conocer este martes la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Nueva Edición (ENOE-N), la cual refiere que en mayo de 2022 y con cifras originales, la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 59.1 millones de personas, con una Tasa de Participación de 59.6%.

Dicha población es superior en 1.9 millones a la de mayo de 2021. Al distinguir por sexo, la tasa de participación de los hombres fue 76.4% y la de las mujeres, 44.8%. Con relación a un año antes, esta tasa en hombres creció un punto y en mujeres 0.9 puntos porcentuales.

Por su parte, la Población No Económicamente Activa (PNEA), que se dedica al hogar, estudia, está jubilada o pensionada, tiene impedimentos personales o lleva a cabo otras actividades, fue de 40 millones de personas (40.4% de la población de 15 años y más), 206 mil menos que en mayo de 2021.

De esta categoría, 7.3 millones se declararon disponibles para trabajar, pero no llevaron a cabo acciones para hacerlo, por lo que constituyen el sector que eventualmente podría participar en el mercado. Esto significó una caída de 496 mil personas con relación a mayo de un año antes.

De la PEA, 57.1 millones de personas, es decir, el 96.7% estuvieron ocupadas durante mayo pasado, 2.2 millones más que en mayo de un año antes. A su interior, las personas  subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.8 millones (8.5% de la población ocupada), una reducción de 2.2 millones de personas con relación a mayo de 2021.

Sin embargo, la población ocupada pasó de 57.7 millones en abril 2022 a 57.2 millones de personas en el quinto mes del año, lo que significa una caída de 518 mil 79 empleos.

En tanto, el INEGI informó que la población desocupada, es decir aquellos que no cuentan con empelo, fue de 1.9 millones de personas y la Tasa de Desocupación (TD) de 3.3 % de la PEA.

Respecto a mayo de 2021, la población desocupada descendió en 352 mil personas y la TD fue menor en 0.7 puntos porcentuales. En mayo de 2022, a tasa mensual y con cifras desestacionalizadas, la Tasa de Desocupación creció 0.3 puntos porcentuales, al ubicarse en 3.4 por ciento. La Tasa de Subocupación disminuyó 0.4 puntos, al situarse en 8.4% en el mismo periodo.

La población desocupada fue de 1.8 millones de personas, con lo que la tasa de desempleo se ubicó en abril en un 3% de la población económicamente activa (PEA), una cifra inferior al 4.7% del mismo mes de 2021, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Asimismo, en cifras desestacionalizadas, es decir, sin factores coyunturales por temporada, la tasa de desocupación fue de 3.1%, unos 0.3 puntos porcentuales menos frente al mes inmediato anterior.

La PEA fue de 59.5 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 60.1%. Dicha población fue superior en 1.9 millones respecto a la de abril de 2021.

«La PEA muestra la siguiente distribución: 57.66 millones de personas están ocupadas; 1.80 millones de personas están desocupadas; 5.2 millones son subocupados, es decir declararon tener necesidad y disponibilidad de trabajar más horas», expuso Graciela Márquez, presidenta del INEGI, en sus redes.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en abril, se generaron un millón 37.8 mil empleos formales e informales, la cifra más alta desde octubre del año pasado; 605.3 mil plazas (58%) fueron de carácter formal, mientras que 432.5 mil (42%) fueron ocupaciones informales.

Las personas subocupadas representaron 9% de la población ocupada, con una reducción de 2.3 millones con relación al mes de abril de 2021.

Los trabajadores en el sector informal en abril ascendieron a 32 millones, lo que situó la tasa de informalidad en el 55.5%, inferior en 0.1 puntos porcentuales frente a la de abril de un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: en los servicios se concentró el 43.3% del total; en el comercio el 19.5%; en las manufacturas el 16.5%; en las actividades agropecuarias el 11.7%, y en la construcción el 7.8%.

Mientras que en “otras actividades económicas”, que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas, estuvo ocupada el 0.7%, y un 0.6% no especificó su actividad.

Del total de ocupados, 68.7% opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, mientras que 22.3% trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados.

Por su parte, 5.2% son patrones o empleadores y finalmente el 3.7 % se desempeñan en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos pero sin un acuerdo de remuneración monetaria.

Por género, la PEA femenina en abril fue de 23.8 millones y la masculina de 35.6 millones, con una tasa de participación económica de 45.6% en las mujeres en edad de trabajar y de 76.3% en los hombres.

La tasa de desempleo en nuestro país se situó en 3.5% en el primer trimestre del año, una reducción de 0.9 puntos porcentuales frente al 4.4% del mismo lapso de 2021, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«Un total de 56.1 millones de personas se encontraban ocupadas, 3.1 millones de personas más con relación al mismo trimestre de 2021», indicó el INEI en su reporte.

La Población Económicamente Activa (PEA) totalizó 58.1 millones de personas, lo que implica un aumento de 2.7 millones frente al mismo lapso de 2021, cuando millones de personas se vieron forzadas a salir del mercado laboral por la pandemia.

Aun así, 2 millones de personas permanecen desocupadas, añadió Graciela Márquez, la presidenta del INEGI. «En el mismo periodo, 5 millones de personas tuvieron la necesidad de trabajar más horas (subocupadas), representando un 9% de la población ocupada», agregó la titular del organismo.

El INEGI también señaló una disminución de 0.2 puntos porcentuales en la tasa de desempleo frente al trimestre pasado, con base en cifras desestacionalizadas.

Sin embargo, pese a la caída en el desempleo, el INEGI reportó un incremento interanual de 1.8 millones de trabajadores en el sector informal, que concentró más de 30.97 millones de personas.

De esta manera, la tasa de informalidad quedó en 55.2% de la fuerza laboral total, un aumento interanual de 0.1 puntos porcentuales.

La informalidad ha avanzado a pesar de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), principal indicador de la formalidad, registró un récord de más de 21 millones de empleos formales en abril.

El INEGI reportó 7.6 millones de personas «disponibles», es decir, que tomarían un trabajo si tuvieran la oportunidad, pero no buscan uno de forma de activa, por lo que el instituto los reporta fuera de la PEA.

El organismo también señaló la persistencia de la brecha de género. Mientras el 75.8% de los hombres están en la fuerza laboral, un incremento de 1.6 puntos porcentuales ante el mismo trimestre de 2021, solo el 43.6% de las mujeres están en el mercado, un aumento interanual de 2 puntos.

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que trabajan, 6.5 millones de personas (11.6% del total) trabajan en el sector primario, 14.2 millones (25.3%) en el secundario o industrial y 35.1 millones (62.5%) están en el terciario o de los servicios. El restante 0.6% no especificó su actividad económica.

Por regiones, las entidades que durante el primer trimestre de 2022 tuvieron las tasas de desocupación más altas fueron Ciudad de México (5.8%), Estado de México (5.3%), Coahuila (5%), Tabasco (4.8%) y Tlaxcala (4.4%).

La tasa de desempleo se ubicó en 3% de la población económicamente activa (PEA) en marzo, una cifra inferior al 3.9% del mismo mes en 2021, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«La población desocupada fue de 1.7 millones de personas y la tasa de desocupación de 3% de la PEA. Respecto a marzo de 2021 la población desocupada descendió en 425,000 personas y la tasa de desocupación fue menor en 0.9 puntos porcentuales», indicó el INEGI.

En cifras desestacionalizadas, es decir, sin factores coyunturales por temporada, la tasa de desocupación fue de 3.5%, unos 0.3 puntos porcentuales menos frente al mes inmediato anterior.

La PEA fue de 58.4 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 58.8%. Dicha población fue superior en más de 2.5 millones respecto a la de marzo de 2021.

Dentro de la PEA, la población ocupada se ubicó en un 97% en marzo. Las personas subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.8 millones (el 8.4% de la población ocupada), lo que significó un decremento de 2.2 millones de personas con relación a marzo de 2021.

La ocupación informal en marzo ascendió a 31.6 millones y situó la tasa en el 55.8%, inferior en 0.9 puntos porcentuales a la de marzo de 2021.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: en los servicios el 43.3% del total; en el comercio el 19.1%; en la industria manufacturera el 16.7%; en las actividades agropecuarias el 11.5%; en la construcción el 8%. Además, en «otras actividades económicas» (que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas) se ocupó el 0.8% de la población activa, mientras que el 0.6% no especificó su actividad.

Por género, la PEA femenina en marzo fue de 23.1 millones y la masculina de 35.2 millones, con una tasa de participación económica de 44.2% en las mujeres en edad de trabajar y de 75.2% en los hombres.

La tasa de desempleo en el país se ubicó en 3.7% de la población económicamente activa (PEA) en febrero pasado, una cifra inferior al 4.4% del mismo mes en 2021, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«La población desocupada fue de 2.2 millones de personas, 3.7% de la PEA. Respecto a febrero de 2021 la población desocupada se redujo en 249,000 personas y la tasa de desocupación fue menor en 0.7 puntos porcentuales», de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Nueva Edición (ENOEN) que difunde el INEGI.

En cifras desestacionalizadas, sin factores coyunturales por temporada, la tasa de desocupación fue de 3.7%, un 0.1 punto porcentual más frente al mes inmediato anterior.

La PEA fue de 58.2 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 58.7%. Dicha población fue superior en más de 3 millones respecto a la de febrero de 2021. Dentro de la PEA, la población ocupada se ubicó en un 96.3% en febrero.

Las personas subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 5.2 millones (el 9.2 % de la población ocupada), lo que significó un decremento de 2.1 millones de personas con relación a febrero de 2021.

La ocupación informal en febrero ascendió a 30.6 millones y situó la tasa en el 54.6%, inferior en 0.7 puntos porcentuales a la de febrero de un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: en los servicios el 43.9% del total; en el comercio el 19.4%; en la industria manufacturera el 16.6%; en las actividades agropecuarias el 10.8%; en la construcción el 7.8%.

Además, en «otras actividades económicas», que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas, se ocupó el 0.8% de la población activa, mientras que el 0.7% no especificó su actividad.

Del total de ocupados, 67.7% opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, mientras que 22.8% trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados. Por su parte, 5.4% son patrones o empleadores y finalmente el 4.1% se desempeñan en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos pero sin un acuerdo de remuneración monetaria.

Por género, la PEA femenina en febrero fue de casi 23 millones y la masculina de 35.25 millones, con una tasa de participación económica de 43.5% en las mujeres en edad de trabajar y de 76.1% en los hombres.

La tasa de desempleo se situó en 4.2% en el tercer trimestre de 2021, una reducción de un punto porcentual frente a la de 5.2% del mismo lapso de 2020, indicó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

«Con series desestacionalizadas, en el trimestre julio-septiembre de 2021 la tasa de desocupación se redujo en 0.2 puntos porcentuales frente a la del trimestre inmediato anterior», puntualizó el Inegi.

Para el trimestre julio-septiembre de 2021, la población desocupada se situó en 2.5 millones de personas. Las ciudades con la mayor tasa de subocupación fueron Ciudad del Carmen con 31.5%, Coatzacoalcos 26.5%, Morelia 24.5% y, La Paz y Tlaxcala con 21.7% cada una; por su parte, Tijuana con 3.6%, Durango 4.5% y Cuernavaca con 5% mostraron las tasas más pequeñas en el periodo en cuestión.

Durante el trimestre de referencia, la población económicamente activa (PEA) del país llegó a 58.3 millones de personas, cifra superior en 4.7 millones de personas respecto al mismo trimestre de un año antes. La PEA representó 59.4% de la población de 15 años y más.

En tanto, la población ocupada fue de 55.8 millones de personas, un aumento de 5 millones frente al tercer trimestre de 2020.

La población subempleada, la que declaró tener necesidad y disponibilidad para disponer más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, representó el 12.9% del total de la ocupada, un nivel inferior en cuatro puntos porcentuales al mismo mes de 2020.

La encuesta contabilizó 31.4 millones de trabajadores informales en el tercer trimestre de 2021, un incremento de 3.9 millones de personas comparadas con igual trimestre de 2020.

De esta manera, la tasa de informalidad quedó en 56.3%, un nivel 2.1 puntos porcentuales superior al 54.2% del mismo lapso de 2020.

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que trabajan, 6.9 millones de personas (12.4% del total) trabajan en el sector primario, 13.9 millones (24.8%) en el secundario o industrial y 34.7 millones (62.1%) están en el terciario o de los servicios. El restante 0.7% no especificó su actividad económica.

Adicional: mientras que el 67.9% son trabajadores subordinados y remunerados; 22.8% trabajan por su cuenta, sin emplear personal pagado; un 5% son propietarios de los bienes de producción, con trabajadores a su cargo y un 4.3% son trabajadores que no reciben remuneración.

La tasa de desempleo se ubicó en un 4.2% de la población económicamente activa (PEA) en septiembre de 2021, una cifra inferior al 5.1% del mismo mes en 2020, según informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«En el mes de referencia, la población desocupada se estableció en 2.4 millones de personas e implicó una tasa de 4.2% de la PEA. Respecto al noveno mes de 2020 la población desocupada descendió en 344.000 personas», indicó el INEGI.

En cifras desestacionalizadas, es decir, sin factores coyunturales por temporada, la tasa de desocupación fue de 3.9%, un 0.1 punto porcentual menor al de agosto pasado y 0.9 frente a septiembre de 2020.

«La tasa de desocupación sigue disminuyendo en México: se situó en 3.9% de la PEA en septiembre 2021, una disminución de (-)0,1 puntos versus agosto; todavía está por encima de sus niveles prepandemia», indicó el presidente del INEGI, Julio A. Santaella, en Twitter.

La PEA es de 57.5 millones de personas de 15 años y más, lo que representa una tasa de participación de 58.4%.

Dicha población es superior en 3.9 millones respecto a la de septiembre de 2020, cuando la pandemia forzó la salida de millones de personas del mercado laboral. Dentro de la PEA, la población ocupada se ubicó en un 95.8% en septiembre de 2021.

La población subempleada, la que declaró tener necesidad y disponibilidad para disponer más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, representó el 12.3% del total de la ocupada, un nivel inferior al índice de 15.6% del mismo mes de 2020.

En tanto, la ocupación informal en septiembre de 2021 ascendió a 31 millones y situó la tasa en el 56.2%, cifra superior en 1.3 puntos porcentuales comparada con el noveno mes de 2020.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: en los servicios el 42.9% del total; en el comercio el 19.3%; en la industria manufacturera el 16.4%; en las actividades agropecuarias el 12.2%; en la construcción el 7.8%.

Además, en «otras actividades económicas» se ocupó el 0.7% de la población activa, mientras que el 0.7% no especificó su actividad.

Del total de ocupados, 68.9% opera como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, mientras que 22.5% trabaja de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados.

Por género, la PEA femenina en septiembre fue de 22.4 millones y la masculina de 35.09 millones, con una tasa de participación económica de 43.2% en las mujeres en edad de trabajar y de 75.2% en los hombres.

Recordemos que la semana pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que México ya ha recuperado el empleo formal que el país perdió por la pandemia. «Ya estamos como en 20 millones 700 mil empleos de trabajadores inscritos en el Seguro Social, o sea, ya hay más empleos inscritos ahora en el Seguro Social, más trabajadores inscritos que los que habían antes de la pandemia».

La tasa de desempleo en nuestro país bajó en agosto a 4.3%, es decir, 0.9 puntos porcentuales por debajo del mismo mes del año pasado, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«La población desocupada se estableció en 2.5 millones de personas e implicó una tasa de 4.3%» de la Población Económicamente Activa (PEA), indicó el INEGI en un comunicado.

Comparada con agosto de 2020, la población desempleada disminuyó en 268,000 personas.

Con cifras desestacionalizadas y con relación al mes inmediato anterior, la Tasa de Desocupación no registró variación en agosto del año en curso al ubicarse en 4.1%, y la Tasa de Subocupación creció 0.2 puntos porcentuales, al establecerse en 12.9%.

La PEA, que agrupa a todos los ciudadanos en disposición de trabajar, alcanzó 58.2 millones de personas, lo que representa una tasa de participación de 59.4%, y un aumento de 5.2 millones de personas frente a agosto de 2020.

Por su parte, la Población No Económicamente Activa (PNEA) fue de 39.8 millones de personas, cifra inferior en 3.3 millones a la de agosto del año previo; a su interior, la PNEA disponible se redujo en 3.1 millones.

El organismo informó además que la población ocupada en agosto sumó 55.7 millones de personas de 15 años a más, una cifra superior en 5.5 millones a la del mismo mes del 2020.

Dentro de la PEA, la población subocupada, es decir, que declara tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fue de 7.2 millones de personas, 1.2 millones menos que en agosto del año pasado.

Recordemos que según el Banco de México (Banxico), la economía crecerá 6.2% este año, principalmente por un rebote de la actividad económica tras el desplome del 8.5% que experimentó el año pasado, debido a los efectos de la pandemia del COVID-19.

La tasa de desempleo en el país se ubicó en el segundo trimestre de 2021 en 4.2%, una reducción de seis décimas frente a la de 4.8% del mismo lapso de 2020, indicó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además, el índice de desocupación es dos décimas menor a la medición del primer trimestre de 2021, cuando la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi la situó en 4.4%.

La encuesta registró una reincorporación anual de 10.7 millones de personas en la población económicamente activa (PEA), que totalizó 57.7 millones de personas frente a las 47 millones de abril a junio de 2020, cuando millones de mexicanos abandonaron la fuerza laboral a raíz de la emergencia sanitaria.

La población ocupada fue de 55.2 millones de personas, un aumento de 10.5 millones frente al segundo trimestre de 2020.

Además, la población ocupada «está 194,000 arriba del nivel prepandemia del primer trimestre de 2020, con 2.5 millones de crecimiento de la población de 15 años y más en el lapso», destacó Julio A. Santaella, presidente del Inegi.

Sin embargo, la ENOE también contabilizó 31 millones de trabajadores informales en el segundo trimestre de 2021, un incremento de 8.2 millones de personas comparadas con igual trimestre de 2020. Por ende, la tasa de informalidad quedó en 56.2%.

Por otro lado, el instituto registró una tasa de subocupación, es decir, las personas que trabajan menos horas de las que necesitan,  de 13.3%, casi la mitad de la proporción de 25.1% del mismo periodo de 2020. Esto implica una disminución de 3.8 millones de personas subocupadas, hasta totalizar 7.3 millones.

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que trabajan, 6.8 millones de personas trabajan en el sector primario; 13.8 millones en el secundario o industrial y 34.3 millones están en el terciario o de los servicios. El restante 0.6% no especificó su actividad económica.

Mientras que el 68.5% son trabajadores subordinados y remunerados; 22.6% trabajan por su cuenta, sin emplear personal pagado; un 4.9% son propietarios de los bienes de producción, con trabajadores a su cargo y un 4% son trabajadores que no reciben remuneración.

Por entidad federativa, reportaron las tasas más altas de informalidad laboral Oaxaca con 80.7%, seguida de Chiapas con 76.6% y Guerrero con 75.5%. En cambio, Chihuahua con 36.2%, Coahuila de Zaragoza con 36.5% y Baja California Sur con 36.7% registraron las tasas más bajas durante el segundo trimestre de 2021.

Las ciudades con la mayor tasa de subocupación en el trimestre de referencia fueron Ciudad del Carmen con 32.7%, Coatzacoalcos 25.3%, Tapachula 22.2%, Oaxaca 20.5% y La Paz con 20.1%. Por su parte, Cuernavaca con 3.7%, Tijuana 3.9 y Aguascalientes con 4%, reportaron las tasas más pequeñas en el periodo.

El índice de desempleo en Estados Unidos disminuyó cinco décimas hasta el 5.4% en julio pasado, el nivel más bajo desde marzo de 2020, cuando golpeó de lleno la pandemia de COVID-19 a las economías del mundo.

En el séptimo mes del año, la economía estadounidense sumó 943,000 puestos de trabajo, informó este viernes la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

El presidente estadounidense, Joe Biden, celebró estos datos en un discurso desde La Casa Blanca, donde afirmó que «por primera vez la economía ha añadido empleos cada mes durante seis meses, y eso representa 4 millones de nuevos puestos de trabajo».

No obstante, «nuestra labor está lejos de haberse completado», advirtió. Sostuvo que el plan funciona y sigue impulsando el país adelante.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, lo consideró como «una prueba decisiva» de que las iniciativas del gobierno de Biden y de su partido están funcionando.

La cifra de desempleados en julio se ubicó en 8.7 millones, esto es 782,000 personas menos que en el mes anterior, lo que indica que el mercado laboral estadounidense venía recuperándose con vigor cuando hizo su aparición la variante Delta del coronavirus.

La encuesta que sustenta este informe de BLS se realizó a mediados del mes pasado antes de que algunos estados y municipios restauraran el uso de mascarillas y otras restricciones, y de que muchas empresas postergaran sus planes de retorno de los empleados a las oficinas.

Aunque los números han bajado considerablemente desde el fin de la recesión siguen estando por encima del índice de desempleo del 3.5% y los 5.7 millones de desempleados de febrero de 2020, antes del impacto de la pandemia.

El índice de desempleo entre los hombres adultos bajó del 5.9% en junio al 5.4% en julio, en tanto que la tasa entre las mujeres adultas disminuyó del 5.5% al 5%.

Otro dato de BLS muestra que el índice de trabajadores que han abandonado la búsqueda de empleo o los que ocupan labores temporales por razones económicas, bajó del 9.8% en junio al 9.2% en julio.

El mes pasado el sector privado añadió 703,000 empleos, frente a los 769,000 del mes anterior, mientras que el sector público agregó 240,000, comparados con los 169,000 de junio.

BLS señaló que las remuneraciones promedio de los trabajadores subieron el mes pasado un 0.4%, con lo que han aumentado un 4% desde julio de 2020. «El plan Biden funciona», remarcó el presidente en su discurso de este viernes.