Tag

espia

Browsing

Apple pidió este martes a sus usuarios a actualizar los dispositivos tras anunciar una solución para una importante falla de software que permitía que el programa espía Pegasus se instalara en los teléfonos sin siquiera hacer clic.

Expertos en ciberseguridad del Citizen Lab, un centro de investigación de la Universidad de Toronto, descubrieron la falla mientras analizaban el teléfono de un activista saudita.

El saudita se halla entre las decenas de miles de personas que se sospecha que fueron atacadas con el software Pegasus, de fabricación israelí, que según informes de medios se ha utilizado en todo el mundo para interceptar las comunicaciones de defensores de derechos humanos, periodistas e incluso jefes de estado.

Apple dijo que había desarrollado «rápidamente» una actualización de software después de que Citizen Lab lo alertó sobre la vulnerabilidad en su software iMessage el 7 de septiembre.

«Ataques como los descritos son altamente sofisticados, cuestan millones de dólares desarrollarlos, a menudo tienen una vida útil corta y se utilizan para atacar a individuos específicos», dijo la compañía.

Citizen Lab dijo que estaba instando a la gente a «actualizar inmediatamente todos los dispositivos de Apple».

Recordemos que desde julio han circulado escandalosas revelaciones de que los gobiernos han espiado a las personas utilizando ese software altamente invasivo, que fue desarrollado por NSO Group, una firma de inteligencia israelí.

Una vez que Pegasus se instala en un teléfono, puede usarse para leer los mensajes del dispositivo, mirar sus fotos, rastrear sus movimientos e incluso encender su cámara.

La falla corregida por Apple el lunes se conoce como «zero-click exploit», lo que significa que se puede instalar en un dispositivo sin que su dueño haga nada, ni siquiera apretar un botón. Citizen Lab dijo que creía que la falla, que bautizó FORCEDENTRY, se había utilizado para instalar Pegasus en dispositivos desde febrero de 2021 o tal vez incluso antes.

La India, México y Azerbaiyán están entre los que encabezaron la lista de países donde una gran cantidad de números de teléfono fueron presuntamente identificados como posibles objetivos de clientes de NSO.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto, informó esta mañana que el gobierno federal firmó contratos desde 2012, con los entonces presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, con la empresa vinculada al escándalo de espionaje del programa ‘Pegasus’.

En la conferencia de prensa matutina del presidente López Obrador, Nieto Castillo dio detalles sobre el caso Pegasus en México, uno de los países con más periodistas, políticos y activistas espiados.

«Se entregará a la Fiscalía General de la República (FGR) la información relacionada con las contrataciones vinculadas con el caso Pegasus», explicó el funcionario.

Nieto detalló que Grupo Tech Bull, una empresa fachada constituida por la firma Balam Seguridad Privada y relacionada con la israelí NSO Group, tuvo un contrato en 2014 con la entonces PGR y particularmente con Tomás Zerón, el entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, hoy prófugo en Israel, para ‘Pegasus’.

«Este contrato es de 32 millones de dólares desarrollado por la empresa israelí NSO Group a la que terminó transfiriéndose los recursos», dijo.

El colaborador de AMLO, considerado el responsable de la mano dura al interior del gobierno, detalló que de 2012 a 2018, se destinaron 5 mil 914 millones de pesos en servicios de espionaje. «Los montos contratados en total de depósitos a estas empresas son 5 mil 914 millones de pesos y en retiros 2 mil 889  millones de pesos».

Señaló que este no es el primer caso que se tiene reportado en México de adquisición de ‘malware’, pues dijo que en el gobierno de Felipe Calderón se contrató un servicio parecido, bajo el mando de Genaro García Luna en la Secretaría de Seguridad, quien hoy se encuentra preso en Estados en espera de su juicio por narcotráfico.

Además, agregó que las contrataciones con las empresas vinculadas a Tech Bull «se remontan» a 2012, con la administración de Calderón, aunque detalló si se contrató en ese entonces el servicio Pegasus.

Esta empresa recibió fuertes montos a lo largo de los años, de cuentas concentradas del gobierno federal. A través de una red de empresas, continuó Nieto, se enviaban recursos a Israel e Italia.

«No solamente se trata de montos incongruentes. Sino también que estas cuentas operan con cuentas concentradoras del Gobierno federal con montos muy superiores, lo cual implica o por lo menos se presume la existencia de actos de corrupción al venderlas a sobreprecio al Gobierno de la República del año 2012 al 2018», apuntó.

Sobre los periodos de contratación, indicó que van del 2012 al 2018 y pertenecen tanto a la PGR pero también con órgano desconcentrado de prevención y gobiernos estatales como el de Veracruz o el Estado de México.

Santiago Nieto afirmó que durante la presente administración «estos grupos no han sido contratados», apuntando que las contrataciones concluyeron el 31 de diciembre de 2018, días después del arribo al poder de López Obrador.

Indicó que Balam transaccionaba a través de empresas fachadas como Tech Bull para enviar recursos a personas físicas y empresas en varios países.

En este contexto, continuó, «se presentará la información ante la FGR y se dará aviso al Servicio de Administración Tributaria (SAT) por los posibles temas vinculados con evasión fiscal, cabe señalar que no se localizaron transacciones de dichas empresas en al presente administración».

Adelantó que se ejecutará el «acuerdo de bloqueo» contra los sujetos involucrados si se ha advertido lavado de dinero.

Por su parte el presidente dijo que además de que espiar es un delito, dichas prácticas cuestan mucho, por lo que señaló que se usaba «mucho dinero del presupuesto con esos propósitos”.

Recordemos que en los últimos días se ha dado a conocer, por investigaciones periodísticas aunadas a las ya existentes de años atrás, que el gobierno de Peña Nieto espió a través del programa ‘Pegasus’ a periodistas, activistas e incluso al entonces líder opositor y actual presidente, así como a su círculo cercano, entre los que se encuentra su propia familia.

El consorcio coordinado por la francesa Forbidden Stories destapó que gobiernos de varios países espiaron mediante el programa ‘Pegasus’ de la firma israelí NSO Group a 50.000 números telefónicos de activistas, periodistas y políticos. México encabeza la lista con unos 15,000 números.

El Gobierno de Estados Unidos impondrá nuevas sanciones a Rusia en respuesta al presunto ataque de Moscú contra el exespía Sergei Skripal en Gran Bretaña, argumentando que el Kremlin usó armas químicas para tal efecto, informaron este miércoles fuentes oficiales a medios estadounidenses.

Según los reportes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, rubricó la evaluación sobre la violación por parte de Rusia del derecho internacional al envenenar a Skripal y a la hija del mismo en marzo pasado.

Aunque Estados Unidos se unió a varios países europeos para culpar públicamente a Moscú pocos días después del ataque, la Administración del presiente Donald Trump nunca emitió la determinación formal que desencadena sanciones automáticas en virtud de una ley estadounidense contra el uso de armas químicas.

Esta medida llega con cinco meses de retraso desde que ocurrió el suceso y en medio de las acusaciones de Trump al fiscal especial Robert Mueller, quien lidera la investigación federal sobre la llamada trama rusa, por la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016.

Mueller también investiga la posible coordinación de la campaña de Trump con el Kremlin para perjudicar a la entonces aspirante presidencial demócrata, Hillary Clinton, algo que el multimillonario ha calificado de «cacería de brujas».

La imposición de sanciones, cuyos detalles aún se desconocen, ayudará al relato del Gobierno estadounidense sobre su relación con Moscú, en el que alega que una buena relación con el presidente ruso, Vladimir Putin, beneficia al país, pero a la vez defienden que a Estados Unidos no le tiembla la mano contra el Kremlin si es necesario.

En conferencia de prensa convocada en las instalaciones del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, el presidente Ricardo Anaya informó sobre los ataques que varios panistas recibieron en sus equipos móviles y que se vinculan con el espionaje que dio a conocer The New York Times.

 

 

Se indicó que luego de que se diera a conocer la forma en como operaba el programa que se utilizaba, «nuestro equipo de comunicaciones (PAN) revisó nuestro telefónos y detectó mensajes con los mismos patrones que se dieron a conocer, que vienen acompañados de una liga que llevan a los mismos dominios que se han revelado están vinculados al malware Pegasus», aseguró Anaya.

 

Anaya indicó que «no estamos ante el supuesto de una intervención de comunicación privada convencional, esta es una herramienta de espionaje total».

 

Sostuvieron que en el caso de mensajes identificados al interior del PAN, ninguna de las comunicaciones fueron abiertas, por lo Anaya indicó que todo parece indicar no fueron víctimas de espionaje.

 

En el PAN iremos hasta las últimos consecuencias, que renuncien los funcionarios y sean juzgados (…) lo digo con toda claridad nos referimos a los funcionarios del mas alto nivel que ordenaron incluso la compra del programa», finalizó el presidente nacional del partido.

 

Foto: Twitter

Luego de que el diario estadounidense The New York Times diera a conocer su investigación especial sobre el espionaje que el gobierno mexicano realiza en contra de diversos líderes de opinión, el director general de medios internacionales, Daniel Millán, aseguró que no existen pruebas del supuesto espionaje.

 

 

La respuesta llega luego de la relevancia que ha tomado el texto publicado este lunes, y de las declaraciones que han vertido gran parte de los implicados (según la nota), como Salvador Camarena y Carmen Aristegui, quienes en compañía de varios periodistas más, convocaron a una conferencia de prensa para solicitar respuesta de parte del gobierno a lo que llamaron «la confirmación de algo que veníamos sospechando».

 

El gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, sostuvo en su comunicado que «para el Gobierno de la República, el respeto a la privacidad y la protección de datos personales de todos los individuos son valores inherentes a nuestra libertad, democracia y Estado de Derecho».

 

El gobierno federal hizo un llamado a las «víctimas de las acciones descritas» a que presenten sus denuncias ante l PGR y con ello dar paso a las investigaciones correspondientes. 

 

Foto: Twitter

La vida de un espía colocado por Israel dentro de ISIS está en riesgo, según funcionarios de Estados Unidos, luego de que el presidente Donald Trump divulgara información clasificada en una reunión con funcionarios rusos la semana pasada.

 

El espía proporcionó información de inteligencia de una trama activa de ISIS, que pretendía derribar un avión de pasajeros en una ruta hacia Estados Unidos, con una bomba escondida en una computadora portátil, lo que de acuerdo a funcionarios estadounidenses, creen que pudo haber pasado a través de las máquinas de detección de metales en el aeropuerto sin ser detectado. La información era lo suficientemente confiable como para que los Estados Unidos estuvieran considerando la posibilidad de prohibir las computadoras portátiles en todos los vuelos provenientes de Europa.

 

La inteligencia sensible fue compartida con los Estados Unidos, dicen las autoridades, con la condición de que la fuente se mantuviera confidencial.  «El verdadero riesgo no es sólo esta fuente», dijo Matt Olsen, ex director del Centro Nacional Contra el Terrorismo y colaborador de ABC News, «pero futuras fuentes de información podrían ponerse contra nosotros».

 

ISIS ya se había adjudicado el haber explotado un avión de pasajeros ruso hace dos años, matando a más de 200 personas, afirmando que la bomba estaba escondida en una lata de refrescos. Por su parte el Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca dice que justifica las revelaciones del Presidente Trump a los rusos.

 

«Y así fue este el contexto de la conversación en el que fue totalmente apropiado compartir cuál era la amenaza como base para una acción y coordinación común», dijo el General H. McMasters el martes.

 

Trump dijo en un par de tweets el martes que tenía el «derecho absoluto» de compartir «hechos» con los rusos. Pero muchos en la comunidad antiterrorista dicen que lo que hizo el presidente fue un error. «Rusia no es parte de la coalición ISIS», dijo Olsen. «Ellos no son nuestro socio.»

 

Dan Shapiro, ex embajador de Estados Unidos en Israel, ahora un compañero visitante en el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional en Tel Aviv, llamó al presidente y su equipo «descuidados», diciendo que las revelaciones revelaron una «pobre comprensión de cómo guardar información confidencial».

 

Shapiro sostuvo que la decisión del presidente podría hacer que Israel piense dos veces compartir información con Estados Unidos, advirtiendo que «inevitablemente hará que elementos del servicio de inteligencia de Israel demuestren más cautela».

Con información de ABC News / Foto: Archivo APO

De acuerdo a información difundida por Devin Nunes, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, miembros del equipo de transición de Donald Trump, incluido, probablemente, él mismo, se encontraron bajo vigilancia por parte del gobierno del ex presidente Barack Obama después de haber ganado los comicios en noviembre.

 

Aunque el republicano señaló que la vigilancia se llevó a cabo legalmente, se mostró preocupado por el hecho de que el ‘espionaje’ no se encontrara dentro de los trabajos que se llevaban a cabo respecto a la investigación del FBI sobre la supuesta intromisión del gobierno ruso en las elecciones de Estados Unidos.»He visto informes de Inteligencia que demuestran claramente que el presidente electo y su equipo fueron, al menos, monitoreados», afirmó Nunes. 

 

Asimismo, el legislador  dijo no estar seguro de que la vigilancia se produjera en la Trump Tower, tal como lo sostiene el presidente. Nunes subrayó que la información sobre la vigilancia durante la Administración de Obama llegó «de fuentes que pensaron que deberíamos saberlo».

 

Por su parte, Donald Trump se dijo agradecido con Devin Nunes, al asegurar que «Aprecié mucho el hecho de que encontraron lo que encontraron». 

 

 

 

 

 

Con información de RT / Foto: Archivo APO