Tag

establecimientos

Browsing

A partir del próximo lunes 23 de noviembre, el gobierno de la Ciudad de México implementará el “Sistema para la identificación de contagios en espacios cerrados”, que implica que las personas que ingresen a distintos establecimientos puedan registrar su asistencia mediante un código QR con el fin de rastrear cadenas de contagios de Covid-19.

El gobierno indicó que dicho registro será a fin de identificar casos positivos de Covid-19 y notificar a las personas con las que coincidieron en un lugar y hora, con el objetivo de cortar cadenas de contagio, luego de que en los últimos días se ha presentado un incremento de casos y por ende en las hospitalizaciones en la capital.

Los comercios que tendrán que adoptar la medida son: restaurantes o establecimientos que tienen como giro principal la venta de alimentos preparados; gimnasios; clubes deportivos; boliches; exposiciones; museos; acuarios; casinos; casas de apuesta; cines; teatros; plazas y centros comerciales; tiendas departamentales; bancos; servicios religiosos; oficinas públicas y privadas que se encuentren realizando actividades de manera presencial.

Los establecimientos deberán generar su Código QR comprometiéndose al cumplimiento de las medidas sanitarias, y una vez que haya sido generado, se deberá imprimir y colocar en un lugar visible a la entrada del lugar. Así las personas que ingresen podrán registrar su asistencia escaneando el código con la cámara de su equipo móvil.

El gobierno capitalino aclaró que la obligatoriedad es para los establecimientos e implica registrarse, descargar y colocar el QR en la entrada de su negocio. En lo que concierne a las personas, enfatizaron, es una medida de responsabilidad individual y solidaridad con los demás, que permitirá alertarlos si estuvieron en riesgo y disminuir contagios y hospitalizaciones.

«La información recabada en el sistema de información centralizada permitirá dar seguimiento a los casos de posible contagio o confirmados de COVID-19, a las personas que estuvieron en el mismo lugar y horario de una persona con resultado positivo de COVID-19, localizar e informar a su red de contactos con los que tuvo cercanía, aplicar pruebas y demás acciones necesarias para la atención de la Emergencia Sanitaria declarada en la Ciudad de México».

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó esta tarde que la capital de país permanecerá una semana más en semáforo epidemiológico naranja con alerta, ya que los indicadores de la evolución de la pandemia de Covid-19 han tenido en la última semana un incremento importante.

La mandataria detalló que del 5 al 12 de noviembre, se incrementó el número de hospitalizaciones, aunque dijo, pese al incremento se tiene un 49% de ocupación de camas generales y de camas con intubación casi el 40%.

«Aún estamos lejos de la situación que vivimos en mayo, pero sí llama mucho la atención el crecimiento que hemos tenido en la última semana. Y decir, que, si seguimos con esta tendencia, pues tendremos que seguir con restricciones hacia las siguientes semanas. Entonces, si sigue la tendencia, pues estaremos de nuevo en una situación como la de mayo para principios o finales de diciembre», sostuvo la Sheinbaum Pardo.

Al indicar que está demostrado que en los lugares cerrados y más concurridos, es donde hay mayor número de contagios, que no se utiliza cubrebocas y que las personas están por más de 15 minutos manteniendo mucha interacción entre sí, es que dijo se tomó la decisión de aplicar nuevas medidas.

En ese sentido, dijo que el programa “Reabre”, por el que se dio la oportunidad a los antros, cantinas, bares de que abrieran como restaurantes, se suspenderá, ya que los establecimientos no han cumplido con las medidas sanitarias. Se indicó que la suspensión será por un periodo de 15 días sujeto a su evaluación al terminar dicho periodo.

Adicional, el gobierno capitalino hizo un llamada a la población a no realizar celebraciones o fiestas, reuniones de más de diez personas.

«Como Gobierno no podemos estar detrás de cada uno de los ciudadanos, lo que hemos hecho hasta ahora y ha funcionado, y pedimos la compresión para que así siga siendo, es la orientación general por parte del gobierno y el cumplimiento por parte de la ciudadanía», sostuvo la mandataria local.

Sobre las reglas para restaurantes, se indicó que seguirán operando hasta las 10 de la noche respetando el aforo del 30%; después de las 10 de la noche se puede seguir brindando únicamente servicio para llevar.

Otro de las nuevas medidas es que gimnasios, boliches, cines y teatros, exposiciones, museos, acuarelas y casinos, cerrarán a las 7 de la noche, recortándoles así tres horas pues ya venían funcionando hasta las 10.

También pidieron el fortalecimiento de los filtros y medidas sanitarias, que dijo se han relajado en todos los establecimientos. Entre ellos mencionó el uso de cubrebocas y careta por parte de quien atiende; la toma de temperatura, la aplicación del gel antibacterial, la Sana Distancia, la desinfección de superficies; priorizar la ventilación natural, entre otras.

La Jefa de Gobierno indicó que continúan sin autorización de operación los conciertos y eventos masivos; bares y antros y cantinas, billares, baños públicos, eventos deportivos con público y eventos sociales, convenciones y congresos. También oficinas y corporativos, escuelas, guarderías y estancias infantiles.

«Esta es una emergencia, estamos en Semáforo Naranja con Alerta pero han crecido las hospitalizaciones, nadie quiere pasar al Semáforo Rojo (…) No queremos entrar a un proceso de Semáforo Rojo que pueda tener mayores problemas económicos, pero sí es importante la cooperación de todas y todos, y entender que lo que queremos es que siempre haya una cama de hospital para poder atender a las personas que enferman gravemente y eso pues depende del comportamiento de todas y todos los habitantes», remató Claudia Sheinbaum.

La necesidad de mantener el distanciamiento social para evitar el contagio por coronavirus llevó al desarrollo de una pulsera inteligente que garantiza mantener la distancia de seguridad en lugares públicos.

«A mitad de la pandemia una de las principales soluciones era mantener la distancia social», dijo en conferencia virtual Carmelo García, cofundador de la empresa que creó la pulsera llamada Wardoo.

En medio de la pandemia, García, junto con otros cuatro jóvenes ingenieros expertos en comunicación y desarrollo informático, decidieron aportar su grano de arena a la lucha contra la pandemia y crearon un dispositivo que ayudara a las personas a mantener la distancia social.

«Al final, no es solo una pulsera de distancia social, es una pulsera de conciencia social. Tenemos que aprender a vivir
manteniendo la distancia y esta pulsera es como un recordatorio «, dijo García.

La pulsera ayuda a que la persona que la porta pueda ser alertada sobre la cercanía que mantiene con otros individuos y, en caso de ser menor a 1.5 metros, envía un sonido que ayuda a que la persona se percate de que esa distancia es peligrosa.

El dispositivo, explicó García, es útil ya que si alguna de las personas que portaron la pulsera llega a dar positivo por COVID-19, el sistema permitirá alertar a quienes estuvieron en riesgo de contagio.

Andrés de Hoz, director comercial de Aspíliga, empresa mexicana con capital español que comercializará en nuestro país el dispositivo explicó que esta pulsera cuenta con una aplicación de control con la que se podrá saber cuántos dispositivos hay en 3 niveles de distancia dentro de un mismo espacio.

De Hoz aseguró que su venta está dirigida a empresas de diversos giros, establecimientos deportivos y escuelas, ya que para los ciudadanos comunes sería poco útil ya que necesitaría que todas las personas porten una para que funcione.

Además, dijo, se corre el riesgo de que la gente pudiera tener la falsa idea de protección y relajar las medidas de distanciamiento social, las cuales hasta ahora, son la manera más efectiva de evitar contagios por coronavirus.

Finalmente, De Hoz destacó que el dispositivo maneja los datos de manera anónima y encriptada, cumpliendo con la Ley Federal de Protección de Datos Personales. Detalló que su costo no rebasa los 30 dólares por unidad.

El gobierno de la Ciudad de México publicó este miércoles en la Gaceta Oficial un aviso por el que se  a conocer la obligación que tienen las personas físicas o morales titulares de los establecimientos y responsables de las actividades que se encuentren operando, de practicar pruebas de laboratorio a sus trabajadores para detectar casos de Covid-19.
El aviso, que surte efectos a partir de hoy, señala que las personas titulares de los establecimientos de las actividades, que conforme al color del Semáforo Epidemiológico se encuentren operando y cuya plantilla laboral sea de 100 o más personas, deberán realizar pruebas semanales de detección del virus SARS-CoV2 en RT-PCR de reacción en cadena de la polimerasa, autorizadas por las autoridades sanitarias para diagnosticar el nuevo conavirus.
Las pruebas deberán practicarse a por lo menos el 3% de la totalidad de la plantilla que se encuentre laborando de manera física en cada centro de trabajo, ya sea de forma individual o grupal.
«Se entenderá por prueba grupal a aquella que sea practicada a un grupo de máximo 15 personas, preferentemente que compartan espacios o tengan mayor contacto entre ellos», se lee en el aviso publicado.
Se detalla que la prueba grupal consistirá en la toma de muestra a cada una de las personas, las cuales se combinarán y procesarán como una sola prueba de reacción en cadena de la polimerasa de diagnóstico del virus SARS-CoV-2.
Las personas titulares de los establecimientos de las actividades que se encuentren operando, por sí mismas o a través de las personas que designen como responsables del centro laboral, tendrán la obligación de reportar al LOCATEL, la fecha en que se les practicó la prueba y su resultado.
Deberán asegurarse de que cada uno de los trabajadores del grupo al que se le practicó la prueba se realicen un autodiagnóstico Covid-19. Si la prueba grupal dio positivo de Covid-19, se ordenará resguardo domiciliario al grupo completo y deberá realizarse una prueba individual a cada integrante.

Como parte de las medidas para evitar el contagio del coronavirus Covid-19, el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) inició los operativos para vigilar el cumplimiento de la suspensión temporal de actividades de los establecimientos y centros educativos, a fin de constatar que se encontraran cerrados y sin operación.

El gobierno capitalino informó que se han visitado un total de 865 establecimientos mercantiles considerados en el acuerdo referido, de los cuales 844 se encontraban cerrados,  20 suspendieron voluntariamente actividades.

Del total, se implementó una medida cautelar a un establecimiento con giro de bar, ubicado en la alcaldía Cuauhtémoc.

Entre los establecimientos revisados se encuentran 216 salones de fiestas, 86 salas de cine, 90 teatros, 28 casinos, 80 baños públicos y de vapor, 169 gimnasios, 2 centros deportivos, 8 centros de diversión de juegos, 14 boliches, 65 billares, 4 CENDIS, 46 CACDIs, 12 Centros educativos y 45 bares.

En las labores de inspección participaron 116 elementos del personal especializado en funciones de verificación, integrados en 58 binomios.

Se indicó que el INVEA continuará llevando a cabo las revisiones para revisar que se respete lo establecido en el acuerdo y coadyuvar en las medidas de seguridad que el gobierno capitalismo ha implementado para evitar el contagio del coronavirus.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que en coordinación con los 16 alcaldes y alcaldesas, se tomó la decisión de que distintas actividades y establecimientos cierren temporalmente a partir de hoy y hasta el 19 de abril próximo con la finalidad de evitar contagios por el nuevo coronavirus, Covid-19.

«Es importante que sepan los habitantes de la Ciudad de México, la ciudadanía, hombres y mujeres, que estamos coordinados en la Ciudad de México y estamos unidos en este momento al que nos estamos enfrentando, de una crisis sanitaria en la ciudad, y que todos estamos trabajando conjuntamente para proteger a los habitantes de la Ciudad de México”, dijo la mandataria local en conferencia de prensa.

Tras sostener una reunión con las alcaldesas y los alcaldes, la mandataria local informó que se está buscando una reducción de hasta un 50% de los trabajadores que no tengan labores sustantivas, tanto en el Gobierno Central como en las Alcaldías, cuyos salarios no se verán afectados por esta medida.

Las actividades y negocios que a partir de hoy suspendieron labores se encuentran: museos, baños de vapor, gimnasios, misas en iglesias y reuniones en centros de culto, cines, teatros, deportivos, zoológicos, PILARES, CENDIS, bares, centros nocturnos, discotecas y antros, salones de fiestas, eventos públicos o privados de más de 50 personas, así como tidos los centros educativos en todos los niveles tal y como se había anunciado.

Sheinbaum aclaró que todos los establecimientos tendrán tiempo de hacer sus adecuaciones, lo cual se podría prolongar hasta el miércoles; dio el ejemplo de los cines, quienes pidieron tiempo para «sacar algunas cosas de los lugares», por lo que dijo, «estamos dando este margen de algunos días».

También indicó que el Gobierno capitalino, a través de las Secretarías, y las Alcaldías crearán cuatro comités: de Agua y Servicios, Salud, Presupuesto y Económico.

En ese sentido, recordó que se está diseñando un sistema de apoyos económicos tanto para trabajadores y trabajadoras de sectores que van a ser más afectados; de otros habitantes vulnerables en la ciudad, y también para la microempresa.

Finalizó su mensaje haciendo un llamado a todas las empresas a que sean solidarias con sus trabajadores, y que en estos momentos difíciles que se viven mantengan el ingreso de sus trabajadores.