Tag

EXFUNCIONARIO

Browsing

Un exfuncionario del ministerio de justicia de Haití, Joseph Felix Badio, habría dado la orden de asesinar al presidente del país Jovenel Moïse, reveló este miércoles el director de la Policía de Colombia.

El general colombiano Jorge Luis Vargas señaló que, según una investigación del gobierno de Haití y la comisión integrada por la Dirección Nacional de Inteligencia y la policía colombiana junto a Interpol, Badio habría dado la orden tres días antes del asesinato.

También afirmó que las autoridades tienen datos sobre cómo se cometió el homicidio.

«Sabemos quiénes fueron las personas que entraron en el primer vehículo, cómo lo hicieron», dijo en un vídeo Vargas, quien sostuvo que Badio les dio la orden de asesinato a los exsoldados colombianos Duberney Capador y Germán Rivera, quienes inicialmente habían sido contactados para servicios de seguridad.

«Varios días antes, al parecer tres, Joseph Felix Badio, quien fue exfuncionario del Ministerio de Justicia, que laboró en la unidad de lucha contra la corrupción con el servicio general de inteligencia, le indica a Capador y a Rivera que lo que tienen que hacer es asesinar al presidente de Haití», agregó Vargas.

Recordemos que Moïse fue asesinado a tiros en su casa el pasado 7 de julio, que las autoridades haitianas arribuyen a un grupo armados de hombres que incluía a 26 colombianos y dos haitianos-estadounidenses.

Dieciocho colombianos fueron detenidos, entre ellos Rivera y otros tres murieron tras enfrentamientos con la policía local, incluido Capador.

Una fuente del gobierno de Estados Unidos había dicho que un comité del Senado investiga el entrenamiento por parte del Ejército de ese país de algunos de los colombianos detenidos.

En tanto, la vicepresidenta y canciller colombiana, Marta Lucía Ramírez, dijo que el gobierno enviará una misión consular a Haití tan pronto como lo apruebe el país, para reunirse con los colombianos detenidos, asegurar que se respeten sus derechos y seguir adelante con la repatriación de los restos de los fallecidos.

El ministerio de Relaciones Exteriores sostuvo que muy pocos de los exsoldados sabían sobre el plan de asesinato, pero dijo que los responsables deberán pagar el precio. «Sea quienes sean, vengan de donde vengan todas las consecuencias drásticas que este crimen debe tener», enfatizó.

Por su parte, familiares y colegas de algunos de los detenidos han afirmado que los sospechosos fueron contratados para trabajar como guardaespaldas y señalan que son inocentes del complot.

Edgar Tungüí, exfuncionario del gobierno de la Ciudad de México en la administración de Miguel Ángel Mancera, acusado de malversación de fondos para la reconstrucción tras el terremoto de 2017, fue detenido en Madrid y enviado a prisión.

Fuentes de la Audiencia Nacional española confirmaron que Tungüí fue detenido el jueves en el aeropuerto internacional Madrid-Barajas Adolfo Suárez cuando pretendía regresar a México.

Tungüí compareció este viernes en el Juzgado numero 3 de la Audiencia Nacional, ante la juez María Tardón, que le envió a prisión, ya que aunque es reclamado por nuestro país, los proceso de extradición no son inmediatas.

Las fuentes indicaron que el exfuncionario aseguró que pretendía volver a México para resolver sus problemas con la Justicia, aunque la Policía española le detuvo al tener una orden de detención de Interpol. El funcionario aceptó que sea entregado a las autoridades mexicanas.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) había obtenido información gracias la Oficina Central Nacional de la Interpol en Madrid referente a la localización del excomisionado para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación.

Tungüí cuenta con tres órdenes de aprehensión, por su probable participación en el delito de uso ilegal de atribuciones y facultades, por lo que la Fiscalía solicitó su búsqueda internacional y una vez detenido iniciará el procedimiento de extradición «a través de los conductos diplomáticos correspondientes».

Tungüí fue funcionario durante el mandato de Miguel Ángel Mancera y está acusado de malversar fondos por más de 40 millones de pesos destinados a la reconstrucción de viviendas tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, por lo que también fue imputado el extitular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, Jesús Gutiérrez.

Foto: Twitter

Esta tarde se confirmó el fallecimiento de Gerardo Ruiz Esparza, extitular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) durante la administración pasada.

Así lo dio a conocer el exmandatario Enrique Peña Nieto, quien a través de sus redes sociales confirmó el deceso de su excolaborador.

Peña Nieto describió a Ruiz Esparza como un «gran ser humano y servidor público de excelencia; responsable de importantes proyectos de infraestructura en todo México».

Quien se unió a las condolencias fue el extitular de la Secretaría del Trabajo, Javier Lozano.

Ruiz Esparza se encontraba hospitalizado desde el pasado 30 de marzo en el Hospital ABC de Observatorio en la Ciudad de México, luego de sufrir un infarto cerebral.

El polémico ex funcionario capitalino, Arne aus den Ruthen, volvió a colocarse en el centro de la crítica, pues decidió «bromear» con el caso de Marco Antonio Sánchez, estudiante de la prepa 8 de la UNAM que estuvo cinco días desparecido.

 

 

Fue a través de sus redes sociales donde Arne publicó un mensaje en el que se lee «En Tinder / Cuando lo recoges en la terminal de autobuses de Melchor Ocampo», acompañado del retrato hablado del menor y una foto de cómo se le encontró la noche de ayer.

 

El mensaje ha recibido miles de críticas, pues tachan al ex funcionario de Miguel Hidalgo, de falto de sensibilidad en un caso como el Sánchez Flores, además de que lo acusan de aprovechar la situación mediática para llamar la atención.

 

Adicional, Arne publicó en otro mensaje con una encuesta en la que se refirió al caso del «chamaco» como una «novela», y sobre la que dio como posibles desenlaces: «1) Adolescente desmadroso, 2) Red de Chotas corruptos , 3) Intervención OVNI, 4) Otra», mensaje que también recibió duras criticas.