Tag

FAA

Browsing

Una falla en los servicio de un proveedor de internet de la Administración Federal de Aviación estadounidense obligó a registrar de forma manual las rutas de vuelo entre Estados Unidos y México lo que generó demoras en los vuelos, informaron las autoridades del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El AICM indicó a través de su cuenta de Twitter que debido a una «falla en el servicio de un proveedor de internet» de la Administración Federal de Aviación (FAA) no se están comunicando los planes de vuelo en un sector que integra Estados Unidos y México.

La AICM dijo que como consecuencia de esa falla los planes de vuelo se comenzaron a registrar de forma manual con demoras consiguientes, aunque no ofreció detalles sobre los sectores afectados por la contingencia.

Al respecto, el Servicio a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano señaló en su cuenta de Twitter que el problema generado con la transmisión en los planes de vuelo afectó a las aerolíneas que tienen contratado el servicio de carga y balance con externos, y agregó que todas las operaciones se están atendiendo sin mayores contratiempos.

En entrevista con el diario 24 Horas, el presidente de la Comisión de Derecho Aéreo del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México (INCAM), Francisco Serrano Orozco, dijo que la falla no representa un peligro a la navegación aérea, sino que simplemente genera demoras debido a que los planes de navegación «se hacen a la antigua, a mano en las oficinas de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) de cada aeropuerto».

Recordemos que hace dos meses la FAA degradó a México a la categoría 2 en aviación civil alegando que no alcanzaba los estándares mínimos de seguridad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), una dependencia de la Organización de las Naciones Unidas que reglamenta y norma la aviación mundial.

Según ha informado el AICM, las fallas se han prolongado por más de 4 horas.

México solicitó una reunión urgente con la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) para revisar la reciente rebaja de la calificación de su seguridad aérea del país.

la FAA colocó esta semana a México en la Categoría 2, el nivel más bajo, tras una evaluación de su seguridad aérea.

Autoridades mexicanas del sector solicitaron la reunión para tratar «de manera inmediata» la auditoría de la FAA que llevó a la rebaja, dijo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

«Hemos enviado al administrador de la FAA un nuevo comunicado (…) solicitándole una reunión urgente con sus auditores, para revisar conjuntamente con nuestros especialistas las evidencias entregadas», dijo el subsecretario de Transporte, Carlos Morán.

La Categoría 2, que México comparte con unos pocos países como Bangladesh, Pakistán, Tailandia y Malasia, significa que los actuales servicios de las compañías aéreas mexicanas en Estados Unidos no se verán afectados, pero no podrán lanzar nuevos vuelos.

Pese al llamado del gobierno a un encuentro a la brevedad par tratar el tema, el presidente Andres Manuel López Obrador (AMLO) volvió a restar importancia al asunto.

«No es tan grave», afirmó en su conferencia de prensa matutina, y descartó problemas para las aerolíneas nacionales porque «hay más demanda» de vuelos tras la reapertura de actividades en ambos países ante el descenso de contagios del coronavirus.

Y es que ayer, autoridades de la SCT se reunieron con directivos de las aerolíneas comerciales del país, para definir la ruta a seguir y recuperar en el corto plazo la Categoría 1 en materia de seguridad aérea.

El titular de la dependencia, Jorge Arganis Díaz-Leal, destacó que la operación aérea en el país está garantizada y cumple con los estándares internacionales y de servicio. Se precisó que se tiene la certeza por parte del gobierno federal de haber dado respuesta plena a los  hallazgos que demanda solucionar la FAA.

Por su parte los directores generales de Aeroméxico, Volaris, VivaAerobus y MasAir, así como de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y CANAERO, manifestaron su respaldo al gobierno federal y ofrecieron apoyo técnico y humano para solventar las observaciones.

El director de Aeroméxico, Andrés Conesa, hizo un reconocimiento al esfuerzo de la SCT y manifestó que a diferencia de la sanción aplicada en el 2010 contra la autoridad regulatoria en materia de aviación en México, “la situación de hoy es muy diferente. Tenemos mejores hilos de comunicación y mayor coordinación entre autoridades y aerolíneas; pero será necesario un mayor compromiso para que se reconozca el verdadero valor que genera la industria aérea en nuestro país”.

Por su parte, el director general de Volaris, Enrique Beltranena, dijo que “el problema no es sólo del gobierno, es de toda la industria aérea; estamos para ayudarlo y apoyarlo, porque este sector es fundamental para el país”. Agregó que es necesaria una mayor comunicación en todos los niveles, autoridades y auditores especializados, para conseguir pronto la nueva categoría.

El gobierno federal, a través de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), se dijo «plenamente comprometido» en cumplir con el sistema de vigilancia en materia de seguridad operacional, de acuerdo con las normas y estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), esto luego de que ayer se confirmara la degradación de la calificación a categoría 2 por parte de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA)

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dijo que desde octubre de 2020, se hicieron acompañar de especialistas internacionales en materia de seguridad aérea, lo que permitió atender cabalmente en tiempo y forma los hallazgos identificados por la auditoría de la FAA, que depende del Departamento de Transporte de Estados Unidos.

Se indicó que la revisión fue aplicada en el mes de octubre, cuando la AFAC operaba apenas con una cuarta parte de su personal y en medio del importante rebrote de la pandemia de COVID-19.  Sin embargo, dijo, se actuó con responsabilidad para atender todas las observaciones presentadas por las autoridades norteamericanas.

«A pesar del fallo emitido por la FAA de reclasificar a nuestro país en la Categoría 2, la AFAC reitera que está garantizada la seguridad y operación de los vuelos de aerolíneas nacionales hacia el vecino país», dijo la SCT a través de un comunciado.

Aclaró que de acuerdo con el formato de revisión dispuesto por la FAA, un número importante de las evidencias documentales fueron entregadas durante las últimas tres semanas, por lo que es posible que los auditores de ese organismo pudieran no haber valorado a profundidad y cabalidad dichos testimonios.

La dependencia destacó que desde el inicio de la presente administración se han tomado acciones para mejorar la seguridad operacional de la aviación. Recordó que en octubre de 2019 se fortaleció la autoridad aeronáutica mexicana con la creación de la AFAC, organismo que cuenta con la autonomía técnica, operativa y administrativa para realizar con eficacia su actividad reguladora. Asimismo, desde agosto pasado, la agencia incorporó una plataforma informática internacional de última generación, la cual permitió mejorar la administración de recursos humanos y reducir costos operativos.

«El fallo de la FAA no supone la cancelación de vuelos de México hacia Estados Unidos ni limitará operaciones. Únicamente de manera temporal no se podrá aperturar nuevas rutas o frecuencias ni buscar acuerdos de códigos compartidos con aerolíneas de ese país», reconoció la SCT.

Puntualizó que las aerolíneas nacionales operan en la actualidad con altos niveles de seguridad y calidad en el servicio, equiparables a los estándares internacionales de cualquier línea que vuela a los Estados Unidos. Señaló que las actividades y operaciones en el espacio aéreo mexicano no sufren afectación alguna, al igual que las rutas nacionales e internacionales, toda vez que desde el año pasado fueron debidamente registrados los respectivos itinerarios.

Adelantaron que la revisión de las evidencias reportadas en la auditoría por parte de la FAA, permitirá un rápido retorno a Categoría 1.

Una rebaja similar de la autoridad estadounidense a México en 2010 por presuntas deficiencias en su autoridad de aviación civil duró unos cuatro meses. En la actualidad, la FAA sólo clasifica a unos pocos países en la Categoría 2, entre ellos Bangladesh, Pakistán, Tailandia y Malasia.

Tras la confirmación de la degradación en la calificación, las acciones de la principal línea aérea mexicana, Aeroméxico, llegaron a caer hasta un 10.12% en la bolsa local. La línea aérea perdió 225 millones. Por su parte Volaris, la otra aerolínea que cotiza en Bolsa Mexicana de Valores (BMV), perdió 604 millones de pesos.

Los grupos aeroportuarios OMA , GAP y ASUR cedieron hasta 3.40%, 4.01%, y 4.51%, respectivamente, para después recortar levemente las pérdidas al cierre.

En total, la degradación en seguridad aérea costó, en un solo día, 10 mil 122 millones de pesos a los grupos aeroportuarios y las aerolíneas que cotizan en la BMV.

Tal como lo había adelantado ayer la agencia Reuters, el gobierno de Estados Unidos anunció este martes que rebajó la calificación de seguridad aérea de México, con lo cual prohíbe a los transportistas mexicanos ofrecer nuevos servicios o rutas.

La Administración Federal de Aviación (FAA) dijo que la medida también prohíbe a las aerolíneas estadounidenses comercializar y vender boletos con aerolíneas asociadas mexicanas, aunque no afecta el servicio existente de las aerolíneas mexicanas a Estados Unidos.

«La FAA aumentará su escrutinio de los vuelos de las aerolíneas mexicanas a Estados Unidos», dijo la agencia reguladora estadounidense en un comunicado, al señalar que encontró «varias áreas» deficitarias en términos de seguridad aérea.

Según su evaluación, el gobierno mexicano no cumple con los estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la entidad de las Naciones Unidas que regula la aeronáutica mundial.

Por consiguiente, la FAA considera ahora la clasificación de seguridad de México como «Categoría 2» en lugar de «Categoría 1».

La rebaja en la calificación significa que las leyes o regulaciones de México no garantizan estándares mínimos nacionales de seguridad internacional o que la autoridad de aviación civil carece de una o más áreas, como experiencia técnica, personal capacitado, mantenimiento de registros, procedimientos de inspección o resolución de problemas de seguridad.

La agencia reguladora estadounidense, que realizó una evaluación entre octubre de 2020 y febrero de 2021, se dijo listo para ayudar a su contraparte mexicana a mejorar su sistema de supervisión para regresar a la «Categoría 1».

La decisión de la FAA de bajar a México de la «Categoría 1» a la «Categoría 2» lo coloca en un grupo de países que incluyen a Bangladesh, Pakistán y Tailandia.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que las autoridades estadounidenses no deberían rebajar la calificación de seguridad aérea de México, argumentando que su país estaba cumpliendo con todas las regulaciones pertinentes.

«Nosotros hemos estado cumpliendo con todos los requerimientos, sentimos que no debe de llevarse a cabo esta decisión porque estamos al día», aseveró el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Incluso indicó que detrás de la decisión de la FAA vía más «un propósito de ayudar a las líneas estadounidenses», aunque aclaró que, si se diera la degradación de la calificación, no afectaría a las compañías mexicanas del sector. «No es un tema delicado», remató.

Al respecto, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) emitió un comunicado en el que manifestó su disposición para compartir su experiencia, conocimientos y expertos en la materia para ayudar a solucionar los hallazgos que refiere la FAA tras la auditoría realizada.

«La degradación es para el país y la autoridad aeronáutica, no para las líneas aéreas ni los participantes de la industria en lo particular (…) aseguramos a nuestros pasajeros que, cuando vuelan con pilotos ASPA, viajan con pilotos que han cumplido los más altos estándares internacionales en materia de seguridad».

El presidente  Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo este lunes que Estados Unidos no debería rebajar la calificación de la seguridad aérea de nuestro país, pues se ha cumplido con todos los requisitos que se señalan.

Consideró que, en caso de que se decidiera rebajar la calificación, no afectaría a las aerolíneas locales.

Y es que la agencia Reuters reveló el viernes pasado que la Administración Federal de Aviación (FAA) podría anunciar en los próximos días la degradación de la calificación de México a Categoría 2 desde la Categoría 1 donde se encuentra actualmente, lo que implicará que no podrá lanzar nuevos vuelos, entre otras consecuencias.

«Se están cumpliendo todas las normas (…) nosotros hemos estado cumpliendo con todos los requerimientos, sentimos que no debe de llevarse a cabo esta decisión porque estamos al día», afirmó el mandatario en su conferencia matutina.

El gobernante indicó que detrás de la eventual decisión de la FAA ve más «un propósito de ayudar a las líneas estadounidenses», aunque aclaró que, si se diera la degradación de la calificación, no afectaría a las compañías mexicanas del sector. «No es un tema delicado», consideró.

López Obrador insistió en que existen «intereses» en Estados Unidos. «Hay intereses porque quienes se benefician cuando hay una medida de estas son las líneas áreas estadounidenses, ellas son las que benefician, y podrían perjudicarse las líneas nacionales, estamos viendo este asunto».

Fuentes informadas sobre el asunto dijeron a Reuters que la FAA ha mantenido largas conversaciones con los reguladores de aviación mexicanos sobre sus preocupaciones y que no todas han sido atendidas.

Como resultado de la rebaja de calificación, Delta Air Lines , que tiene un acuerdo de código compartido con Aeroméxico, tendrá que emitir nuevos boletos para algunos pasajeros con reservaciones en vuelos de Aeroméxico, dijeron las fuentes.

México ha sido el principal destino aéreo internacional de los estadounidenses durante la pandemia de COVID-19, que no han podido viajar a gran parte de Europa por las restricciones, con casi 2.3 millones de pasajeros en vuelos entre ambas naciones.

No sería la primera vez que la FAA baja la calificación de seguridad aérea de México. En julio de 2010, el organismo la rebajó a Categoría 2 y restauró su calificación máxima unos cuatro meses después.