Tag

FBI

Browsing

Una operación global en la que se vendió a bandas del crimen organizado teléfonos encriptados que los agentes de la ley podían monitorear llevó a más de 800 arrestos y la confiscación de drogas, armas, dinero en efectivo y autos de lujo.

El golpe efectuado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, la policía australiana y europea atrapó a sospechosos en Australia, Asia, Europa, Sudamérica y Oriente Medio involucrados en el narcotráfico, dijeron funcionarios.

En redadas realizadas en todo el mundo fueron incautados millones de dólares en efectivo, junto con 30 toneladas de drogas, incluidas más de ocho toneladas de cocaína.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, declaró que la operación «supuso un duro golpe contra la delincuencia organizada, no sólo en este país, sino que tendrá eco en todo el mundo».

La Operación Luz Verde/Escudo Troyano, diseñada por la policía australiana y el FBI en 2018, es una de las mayores infiltraciones y toma de control de una red encriptada especializada.

Comenzó cuando funcionarios estadounidenses pagaron a un narcotraficante convicto para que les diera acceso a un teléfono inteligente que había personalizado, en el que estaba instalando ANOM, también llamado An0m, una aplicación segura de mensajería encriptada. Los teléfonos fueron vendidos luego a redes del crimen organizado a través de distribuidores del hampa.

El FBI ayudó a infiltrar 12,000 dispositivos en 300 grupos criminales en más de 100 países, dijo Calvin Shivers, de la División de Investigación Criminal del FBI, a medios en La Haya.

Así, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció la acusación contra 17 presuntos distribuidores por su participación en la comercialización y venta de miles de dispositivos ANOM a organizaciones criminales transnacionales.

Todos los acusados ​​son ciudadanos extranjeros fuera de Estados Unidos y ocho de ellos fueron arrestados ayer, dijo Randy Grossman, fiscal federal interino para el Distrito Sur de California en una conferencia de prensa en San Diego. Los demás permanecen prófugos.

«Hoy es la culminación de más de cinco años de trabajo de investigación estratégico, innovador y complejo para interrumpir y desmantelar los servicios de comunicación encriptados que abordan el elemento criminal en todo el mundo», dijo Suzanne Turner, agente especial del FBI en San Diego.

Los teléfonos fueron tan exitosos que mafiosos italianos, tríadas asiáticas, bandas de motoqueros y sindicatos transnacionales de la droga comenzaron a usarlos, lo que proporcionó al FBI y sus fuerzas asociadas en todo el mundo más de 27 millones de mensajes.

El impacto de este golpe al crimen organizado es también psicológico. Infunde mucha inseguridad en las altas esferas de los grupos, que desconfiarán unos de otros. La operación también tendrá repercusiones los próximos meses, incluso dentro de las organizaciones que se libraron de la operación y que pueden intentar aprovecharse de ella.

«Esto abre la posibilidad de que se produzcan cambios significativos en el panorama criminal mundial», afirma Jake Harrington, especialista en inteligencia del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS).

El Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) señaló este lunes al grupo de hackers informáticos «Darkside» como responsable del cibertataque que mantiene fuera de servicio desde el viernes pasado a Colonial, la mayor red de oleoductos del país.

El FBI señaló además en un comunicado que continúa trabajando con la empresa y sus socios del gobierno en la investigación del ataque de un «ransomware», por medio del cual el grupo de hackers bloqueó el acceso a los ordenadores de la compañía y pide dinero para liberarlos.

La información confirmó las previsiones iniciales de expertos de seguridad que apuntaban como posible sospechoso a «DarkSide», un grupo supuestamente localizado en Europa del este.

La red Colonial, situada en Georgia, ha tenido que interrumpir sus operaciones en los 8,850 kilómetros de oleoductos que gestiona y que son fundamentales para abastecer los grandes núcleos de población en el este y sur de Estados Unidos.

La empresa transporta al día hasta 2.5 millones de barriles de gasolina, diésel y combustible de aviación desde las refinerías del Golfo de México al sur y este de Estados Unidos.

Su importancia es vital para la costa este de EUA, ya que es responsable del 45% del transporte de combustibles en esa área, según su web.

En un comunicado el domingo por la noche, Colonial explicó que sus líneas principales para el transporte de combustible permanecían fuera de servicio, pero algunas tuberías más pequeñas, entre terminales y puntos de entrega, ya estaban perativas.

El presidente de EUA, Joe Biden, levantó el domingo las restricciones al transporte de combustible por carretera con el objetivo de evitar cualquier desabastecimiento ante el cierre de Colonial.

La decisión de Biden permitirá circular sin restricciones horarias a los camiones que transporten gasolina, diésel, combustible de aviación y otros productos refinados a 17 estados del sur y este, así como el Distrito de Columbia, informó el Departamento de Transporte en un comunicado.

Para levantar esas restricciones, el mandatario tuvo que recurrir a la declaración de un estado de emergencia regional. Entre otras cosas, la medida permite a los conductores transportar combustible sin tener que hacer descansos de varias horas, tal y como establece la ley federal.

Imagen: Twitter 

El FBI ha advertido que hay planes de protestas de personas armadas en las capitales de los 50 estados y en Washington en los días previos a la investidura del presidente electo Joe Biden, lo que hace que revivan los temores de más enfrentamientos y asaltos, después de la irrupción al Capitolio la semana pasada.

A través de un boletín interno, el FBI advirtió que podrían registrarse marchas en todo el país a partir del fin de semana y extenderse hasta la toma de protesta de Biden el 20 de enero, de acuerdo con dos funcionarios del orden público que leyeron detalles del memo a la agencia The Associated Press (AP).

Los investigadores creen que algunos de los manifestantes son integrantes de grupos extremistas, de acuerdo con los funcionarios. La cadena ABC también reportó sobre el boletín de la agencia estadounidense.

«Protestas armadas están siendo planeadas en los 50 capitolios estatales del 16 de enero hasta al menos el 20 de enero, y en el Capitolio federal del 17 de enero hasta el 20 de enero», se lee en el boletín, de acuerdo con uno de los funcionarios

El FBI emitió al menos un boletín, que van dirigidos a las agencias policiales de todo el país, antes de los disturbios de la semana pasada. El 29 de diciembre advirtió sobre la posibilidad de que manifestantes armados irrumpieran en legislaturas, dijo el funcionario bajo condición de anonimato.

El general del Ejército Daniel Hokanson, jefe de la Agencia de la Guardia Nacional, dijo el lunes a los reporteros que la Guardia también está vigilando en todo el país. «Nos mantenemos atentos en todo el país a fin de garantizar que estamos monitoreando, y que nuestra Guardia en todos los estados mantiene una estrecha coordinación con sus agencias locales de policía para brindar cualquier apoyo solicitado».

Los disturbios sucedieron luego de llamados por internet a cometer actos de violencia en Washington para los últimos días de la presidencia de Donald Trump. Un tuit en el que Trump prometió que el evento del pasado miércoles «será una locura» avivó un «frenesí de todo un mes de provocaciones, formulación de estrategias y adopción de la violencia contra los legisladores», de acuerdo con un grupo de investigación que rastrea la actividad de extremismo en línea.

La información del FBI surge a la par de que el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, se convirtiera este lunes en el tercer miembro del gabinete de Donald Trump en renunciar tras los hechos en el Capitolio. El funcionario no aclaró si su decisión de dimitir está relacionada con ese incidente.

La renuncia de Wolf, que anunció su decisión en una carta, llega además un día antes de que Trump visite la frontera con México para inspeccionar los avances en el muro antes de abandonar la semana que viene el poder.

La oficina de prensa del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo que Wolf dejaría su puesto a las 23:59 horas de este lunes. Pete Gaynor, administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), asumirá el cargo de secretario interino, dijo la oficina.

En el marco de la jornada electoral que se vive hoy en Estados Unidos, un juez ordenó al Servicio Postal del país revisar las instalaciones de procesamiento de correo para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.

Los datos del Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS) presentados en el caso mostraron que cerca de 300,000 papeletas que se recibieron para el procesamiento del correo no tenían escaneos que confirmaran su entrega a las autoridades electorales.

Si bien las papeletas pueden ser entregadas sin escaneos de entrega, grupos de derechos de los votantes temen que los retrasos en el correo puedan causar que al menos algunas sean descalificadas.

Las afectaciones se dieron principalmente en Pensilvania, Carolina del Sur, Florida, Colorado, Arizona, Alabama y Wyoming.

La decisión se tomó en respuesta a las demandas presentadas por grupos como Vote Forward, una organización de derechos de voto, la NAACP y grupos comunitarios latinos. Muchos estados sólo contarán en sus resultados electorales las boletas enviadas por correo que se reciban antes del final del martes.

Por su parte la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) anunció esta tarde que investiga una serie de llamadas robotizadas («robocalls») en las que supuestamente se intentó desinformar a los votantes estadounidenses en plena jornada electoral, alentándoles a quedarse en casa y «obstaculizando» así su derecho al sufragio.

Según explicó a reporteros un funcionario de la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de Infraestructuras del país, se trata de una acción que supone «intimidación del votante» y «supresión del voto», aunque recordó que «las llamadas robotizadas de esta naturaleza suceden en todas las elecciones».

Se han informado de este tipo de llamadas robotizadas en los estados de Michigan, Kansas y Nebraska, donde los funcionarios urgieron a los ciudadanos a ignorarlas.

Según cifras del Washington Post, se han hecho unas 10 millones de llamadas de este tipo por todo Estados Unidos en los últimos días, aunque comenzaron semanas atrás.

El presidente y candidato republicano a La Casa Blanca, Donald Trump declaró sentirse «bien» a su llegada a la sede del Comité Nacional Republicano en Virginia, donde se ha reunido con su equipo de campaña, ha expresado que cree que «va muy bien en Florida y Arizona», dos de los considerados ‘estados bisagra’.

«También he oído que nos va muy bien en Texas. Creo que nos va bien en todas partes», ha destacado Trump antes de aventurar que cree que «tendrán una buena noche». Hizo un llamado a todo el país a «permanecer unido».

Sobre la posibilidad de tener preparado un discurso en caso de ganar o perder, el presidente ha aclarado que aún no cuenta con un discurso postelectoral. «No pienso todavía en un discurso de aceptación o de concesión (…) Con suerte hacemos uno de esos dos discursos y, ya saben, ganar es fácil. Perder nunca lo es. Para mí no», añadió el presidente.

Por otra parte, ha vuelto a criticar la decisión del Tribunal Supremo de permitir que Pensilvania siga recibiendo votos tres días después del día de las elecciones y ha alertado de que esta es una «decisión muy peligrosa para el país».

En tanto, Joe Biden regresó esta tarde a su cuartel general de Wilmington, en Delaware, donde esperará al cierre de los colegios electorales y los primeros resultados, después de pasar la mañana en diversos pequeños actos de campaña.

Biden llegó a Wilmington después de buscar el voto en el estado de Pensilvania, al que el demócrata trata como la piedra angular de su victoria electoral, que podría, si obtiene el margen suficiente, declarar esta misma noche.

En su primera parada en Scranton, ciudad de la que es oriundo, pero en la que no pasó su infancia, Biden visitó a varios líderes sindicales y se detuvo brevemente en la casa donde nació e inscribió en las paredes: «Desde esta casa a La Casa Blanca por la gracia de Dios. Joe Biden, 3 de noviembre de 2020».

Megáfono en mano, Biden se dirigió a un numeroso grupo al norte de Filadelfia y aseguró: «este año vamos a tener más gente votando que en toda la historia de Estados Unidos», y auguró más de 150 millones de votos, un número que sería un récord.

El expresidente Barack Obama ha alabado este martes la profesionalidad del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, cuando era su ‘número dos’ y ha asegurado que hacía de él un «mejor presidente».

En un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter, Obama ha recordado que «durante ocho años», Biden era «el último en abandonar la sala cuando tenía que enfrentarse a una decisión difícil. Así ha transmitido su apoyo al exvicepresidente y ha pedido el voto para los demócratas en el marco de la jornada electoral de hoy.

«Me hizo un mejor presidente. Y hoy tenemos la oportunidad de elegir a Joe y Kamala (Harris) para hacer que nuestro país vuelva a ser mejor», señalado el exmandatario.

No obstante, ha admitido que no será una tarea sencilla, por lo que ha subrayado que es necesario el apoyo de cada estadounidense.

El canciller Marcelo Ebrard Casaubon detalló que el trabajo de los agentes del FBI en Chihuahua para indagar el asesinato de la familia LeBarón en Chihuahua será únicamente de acompañamiento con la Fiscalía General de la República (FGR).

El funcionario federal consideró que es de importancia la colaboración entre la FGR y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) en la indagación, ya que se esperan estudios sobre el uso de armas que provienen de Estados Unidos.

«Para la Fiscalía es muy importante por todas las armas que ahí están, que aparecen ahí, y supongo que por eso también le interesó a la Fiscalía, lo vio positivo, invitarlos a que nos acompañen», dijo el canciller.

En conferencia de prensa, detalló que desde 1994 se estableció un convenio con el gobierno de Estados Unidos para el intercambio y asistencia jurídica.

«México está invitando al FBI a acompañar las investigaciones. Es una iniciativa que México tomó. ¿Por qué tomamos esa iniciativa? Porque se trata de ciudadanos norteamericanos y no habría motivo para que no permitiéramos que en este caso el FBI tuviese acceso a las investigaciones como nosotros lo hemos venido exigiendo en otros casos, el más reciente, el caso de El Paso», comentó.

Sin embargo, el secretario de Relaciones Exteriores detalló que será la FGR la que coordine las tareas que los agentes del FBI realice en Chihuahua.

Las limitaciones que tendrá el FBI en México serán que sus agentes no podrán estar armados, y deberán informar a la FGR sobre diligencias que requieran hacer en el territorio.

El líder de un grupo armado que ha detenido a inmigrantes indocumentados que ingresan a Estados Unidos desde México presumió haber estado entrenando para asesinar al expresidente Barack Obama y a la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, según dijo un agente del FBI en documentos judiciales el lunes.

Larry Hopkins, líder del grupo Patriotas Constitucionales Unidos (UCP), cuyos miembros armados y vestidos de camuflaje aseguran haber ayudado a funcionarios estadounidenses a detener a unos 5 mil 600 inmigrantes en el desierto de Nuevo México en los últimos 60 días, fue arrestado el viernes acusado de portar armas.

En documentos judiciales presentados el lunes, el FBI dijo que mientras investigaba al grupo de Hopkins en 2017, varios testigos le acusaron de decir que el UCP estaba planeando el asesinato de Obama, de la excandidata presidencial demócrata Clinton y del inversionista George Soros.

El UCP asegura contar con el apoyo de la Patrulla Fronteriza, en un momento en que la agencia está lidiando con el número récord de familias centroamericanas que están solicitando asilo.

Sus miembros aparecen vestidos con ropa similar a la militar y portando armas en videos publicados en internet en los que ordenan a grupos de inmigrantes, entre los que hay mujeres y niños y, a veces, superan los cientos, que se detengan y esperen a los agentes migratorios.

Críticos como la Unión de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) acusan al UCP de hacer detenciones de manera ilegal y de secuestrar a inmigrantes haciéndose pasar por agentes de la ley.

El FBI desarrolló un plan para proteger la evidencia de la investigación sobre la interferencia electoral rusa poco después del despido del director James Comey en caso de que otros altos funcionarios fuesen despedidos también, de acuerdo con una persona familiarizada con las discusiones.

El plan fue preparado tras el despido de Comey, cuando el FBI comenzó a investigar si el presidente Donald Trump obstruyó la justicia y si pudiera, conscientemente o no, haber concertado con los rusos.

El objetivo fue asegurarse de que la información colectada en las investigaciones, que incluían pesquisas de asociados del mandatario y posible coordinación entre Rusia y la campaña de Trump, sobreviviese los despidos o reasignaciones de altos funcionarios del orden. Entre esos funcionarios estaba el fiscal especial Robert Mueller, que fue nombrado ocho días después de que Trump despidió a Comey en mayo del 2017.

Andrew McCabe, que se volvió director interino tras la salida de Comey, les pidió a los investigadores que desarrollaran un plan para garantizar que la evidencia quedara protegida, dijo la persona, que no estaba autorizada a hablar públicamente sobre esas discusiones y habló con The Associated Press a condición de preservar el anonimato.

Una segunda persona familiarizada con el proceso, que también habló a condición de anonimato, dijo también que el FBI discutió preservar evidencia para que sobreviviera a cualquier despido o intento de obstaculizar la pesquisa.

A las autoridades policiales de Estados Unidos se les hizo preocupante el comportamiento del presidente Donald Trump después de que despidió al director del FBI, James Comey, que comenzaron a investigar si había estado trabajando para Rusia en contra de los intereses de su país, según un reporte del diario The New York Times.

El reporte menciona a exfuncionarios policiales anónimos y a otras personas al tanto de la investigación.

La pesquisa obligó a los investigadores de contrainteligencia a evaluar si Trump era una amenaza potencial para la seguridad del país, y también procuraron determinar si el mandatario estaba trabajando deliberadamente para Rusia o había sido influido involuntariamente por Moscú.

El periódico señaló que agentes del FBI y algunos altos funcionarios comenzaron a sospechar de los vínculos de Trump con el Kremlin durante la campaña presidencial de 2016, pero no iniciaron una investigación en esa época porque no estaban seguros de cómo enfocar una pesquisa tan delicada e importante, según las fuentes.

Pero el comportamiento de Trump en los días en que Comey fue despedido en mayo de 2017, en especial en dos momentos en los que pareció vincular el despido del director con la investigación sobre Rusia, ayudaron a que se iniciara la parte de contrainteligencia de la pesquisa, según las fuentes del Times.

Robert Mueller se hizo cargo de la investigación cuando fue nombrado fiscal especial poco después del despido de Comey.

La pesquisa en general examina la interferencia rusa en los comicios de 2016 y si la campaña de Trump se coordinó con Moscú. El diario dice que se desconoce si Mueller aún investiga el ángulo de contrainteligencia.

Rudy Giuliani, abogado de Trump, le dijo al periódico que no estaba al tanto de la investigación al mandatario, pero indicó que, como fue abierta hace año y medio y no se había escuchado nada al respecto, aparentemente “no encontraron nada”.

La Policía holandesa interceptó las comunicaciones telefónicas del narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán a petición del FBI porque las leyes de privacidad de Holanda son menos estrictas que las de Estados Unidos o Canadá, confirmó una fuente oficial.

Las escuchas telefónicas se llevaron a cabo durante 18 meses, entre 2011 y 2012, aunque el equipo especializado de la Policía solo fue informado de que se trataba de “comunicaciones entre miembros del Cártel de Sinaloa” y no de que se trataba del entonces líder de la organización, según recoge el diario holandés Volkskrant.

En 2013, dos agentes del FBI viajaron a Holanda para informar al equipo holandés de la importancia de la operación que habían realizado y que el objetivo principal de las escuchas era “El Chapo”.

Gracias a esta operación de espionaje, el FBI pudo escuchar por primera vez en años la voz de “El Chapo” y obtener una imagen completa de su extensa organización criminal y de su estilo de vida.

Las operaciones de escuchas telefónicas fueron habilitadas por un informante del FBI, quien había establecido una red Blackberry para las comunicaciones de la organización de “El Chapo”.

El servidor utilizado para almacenar las conversaciones telefónicas se había colocado primero en Canadá pero las estrictas leyes de privacidad obligaron a buscar alternativas colocando el sistema en un centro de datos operado por Leaseweb en las afueras de la ciudad holandesa de Haarlem, dijo la fuente.

“El Chapo”, que logró escapar de prisión dos veces, está siendo juzgado en Estados Unidos por once cargos relacionados con narcotráfico y lavado de dinero.

Este martes, autoridades federales ofrecieron una conferencia de prensa en la que se habló sobre las investigaciones que se siguen en torno al accidente aéreo en el que perdieron la vida la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y su esposo el senador Rafael Moreno Valle.

El Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, indicó que el gobierno mexicano presentó las solicitudes de ayuda a expertos internacionales para la investigación que permita esclarecer las cusas del accidente.

Como parte de la ayuda que se solicitó, se contactó con las agencias de investigación estadounidenses entre las que se encuentra el FBI; además señaló que se contactó con el Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos, para que coadyuve con las investigaciones.

Por su parte el subprocurador de Control Regional, Procedimientos y Amparo de la Procuraduría General de la República (PGR), Roberto Ochoa, indicó que tienen «la indicación, pero sobre todo la obligación constitucional y legal de agotar, a través de todos los medios nacionales e internacionales, todas y cada una de aquellas pruebas que permitan llegar a las causas de este penoso acontecimiento».

Se informó que paralelamente a la investigación que se sigue por parte de la Procuraduría en el estado de Puebla, la Fiscalía local conduce una investigación para la cual habrá estrecha colaboración.

Durazo invitó a la población  a no creer todo lo que se comparte en redes sociales, pues dijo que hasta ahora no hay evidencia alguna que permita conocer lo que sucedió; para conocerlo es que se siguen las investigaciones correspondientes.

A través de su cuenta de Twitter, pidió que “hagamos un esfuerzo de madurez y un compromiso con la verdad, un llamado o una convocatoria a no difundir noticias falsas que lastiman a las familias de las personas que lamentablemente perdieron la vida, no habrá necesidad de especulación puesto que toda la información que se vaya generando a lo largo de la investigación será difundida oportunamente”.

 

El magnate ruso Oleg Deripaska fue abordado entre 2014 y 2016 por el FBI y el Departamento de Justicia de Estados Unidos, que querían hacer de este multimillonario cercano al Kremlin un informante de Washington, informó The New York Times (NYT).

Según el diario estadounidense, Deripaska fue uno de media docena de oligarcas rusos cercanos al presidente Vladimir Putin, a quienes los estadounidenses se acercaron en forma secreta.

El objetivo, de acuerdo con la publicación, era obtener información sobre el crimen organizado ruso, y acerca de la supuesta interferencia de ese país en las elecciones presidenciales de 2016 y la posible colusión entre el equipo de campaña de Donald Trump y Moscú.

Sin embargo, aparentemente ninguno de ellos cooperó, indica el diario neoyorquino.

Los agentes del FBI se habrían presentado sin aviso en la residencia de Oleg Deripaska en Nueva York, para preguntarle si Paul Manafort, el exdirector de campaña de Donald Trump, ya condenado por fraude fiscal y bancario por la justicia estadounidense, había servido de intermediario entre el Kremlin y el entorno del magnate republicano.

A cambio de esta información, las autoridades estadounidenses estaban dispuestas a ayudar a Deripaska con sus problemas judiciales y administrativos en Estados Unidos. Pero el multimillonario negó toda colusión, e incluso informó a Moscú sobre sus intercambios con las autoridades estadounidenses.

Con  información de AFP / Foto: Twitter

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó este martes que «nunca» consideró retirar el acceso a información de inteligencia a su predecesor, Barack Obama, en el marco de su anunciada revisión de las credenciales de altos cargos del gobierno anterior.

«Las Noticias Falsas, de las que hay muchas (esta vez el muy cansado New Yorker) falsamente informó que yo iba a tomar el extraordinario paso de negar informes de inteligencia al presidente Obama», dijo Trump a través de su cuenta de Twitter.

¡Nunca lo discutí y nunca pensé en ello!», remarcó.

El mandatario salía al paso así de una noticia del semanario The New Yorker que apuntó que había ordenado analizar la posibilidad de retirar las credenciales a Obama, algo de lo que fue finalmente persuadido por su asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, según reportó la revista.

Trump anunció apenas la semana pasada la revocación de las credenciales de John Brennan, el exdirector de la CIA bajo el segundo mandato de Obama, al tiempo que lo acusaba de tener un comportamiento errático.

Brennan había calificado recientemente a Trump como un «peligro» para la seguridad nacional, y criticado abiertamente las políticas del mandatario.

Asimismo, la Casa Blanca informó que el presidente había instado a revisar el acceso a la información de inteligencia de otros exaltos cargos como el exdirector del FBI James Comey.

Donald Trump arremetió nuevamente el domingo contra James Comey, a pocas horas de que se haga pública una extensa entrevista televisiva con el exdirector del FBI sobre su interacción con el presidente estadounidense.

 

 

En uno de los extractos de la entrevista adelantados por la cadena ABC, Comey reconoció que su convicción de que Hillary Clinton ganaría las elecciones presidenciales de 2016 influyó en su forma de manejar la investigación sobre ella mientras él ocupaba el cargo.

 

Los extractos difundidos provocaron este día otra furiosa ronda de tuits por parte de Trump. «Él tomó decisiones pensando que ella iba a ganar, y quería un trabajo. ¡Canalla!», escribió en uno.

 

 

«Nunca le pedí lealtad personal a Comey. Ni siquiera conocía a este tipo. Es solo otra de sus muchas mentiras. ¡Sus ‘memorandos’ son autocomplacientes y FALSOS!», lanzó en otro tuit.

 

Comey fue despedido abruptamente en mayo de 2017 por Trump, desconforme con la investigación de una posible confabulación de su campaña en 2016 con Moscú para perjudicar a su rival demócrata.

 

En la entrevista, el exjefe del FBI dice que su decisión de anunciar que se reabriría la pesquisa sobre la utilización por parte de Clinton de un servidor privado de correo electrónico cuando era secretaria de Estado once días antes de las elecciones apuntó a garantizar la legitimidad de la elección.

 

«No recuerdo haberlo pensado conscientemente, pero debió ser así, porque yo funcionaba en un mundo en el que Hillary Clinton iba a ganarle a Donald Trump, así que estoy seguro de que eso fue un factor», dijo el exjefe del FBI.

 

«Ella iba a ser elegida presidenta de Estados Unidos, y si yo ocultaba (la reapertura de la investigación) al pueblo estadounidense, sería vista como ilegítima, porque eso saldría a la luz después de su elección», afirmó Comey, al contar como se sentía en aquel momento. Las declaraciones a la ABC se suman a lo que Comey relata en las memorias que acaba de publicar.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a insistir en la necesidad de la construcción del muro en la frontera con México. Indicó que la construcción ya comenzó y que pronto los estadounidenses estarían seguros.

 

«Hay una presión tremenda, como nunca antes, por la construcción del Muro Fronterizo y porque se ponga fin a la política de las Ciudades Santuario, cuna de la delincuencia. Ya empezamos con el Muro en San Diego, donde la gente lo pidió con mucha fuerza. ¡Muy pronto quedarán protegidos!», dijo a través de su red social.

 

Adicional, acusó al exdirector del FBI James Comey de filtrar información clasificada; y afirmó que debía ser procesado por mentir al Congreso bajo juramento.

 

«James Comey es un probado FILTRADOR & MENTIROSO. Virtualmente todos en Washington pensaron que debía ser despedido por su horrible trabajo hasta que, de hecho, fue despedido», tuiteó el mandatario esta mañana. «Filtró información CLASIFICADA, por lo que debería ser procesado. Mintió al Congreso bajo JURAMENTO», añadió el mandarario.

 

También afirmó que el manejo que hizo del caso de corrupción de Hillary Clinton, y los diversos casos que rodearon su administración, lo harán pasar a la historia por haber realizado uno de los peores trabajos al frente del FBI. «¡Fue un gran honor despedir a James Comey!», remató.

 

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés) registrpi las oficinas de Michael Cohen, abogado personal del presidente de Estados Unidos Donald Trump, informó el lunes el diario New York Times.

Cohen ha estado en el centro de una controversia relativa a un pago a una actriz pornográfica que presuntamente tuvo sexo con Trump y que recibió el dinero poco antes de la elección de 2016 para guardar silencio sobre la relación.

El abogado de Cohen, Stephen Ryan, confirmó al New York Times que se realizó el registro y que ciertas «comunicaciones» fueron incautadas. «Fiscales federales me han informado que la acciones en Nueva York se deben, en parte, a un recurso de la Oficina del Fiscal Especial, Robert Mueller», sostuvo Ryan.

Luego de que se conocieran los hechos, el presidente  Donald Trump consideró hoy  como»vergonzosa» la decisión del FBI de registrar la oficina de su abogado, y lo calificó como una cacería de brujas en su contra por la investigación sobre Rusia, que consideró «un ataque al país».

En declaraciones a periodistas, Trump también describió al equipo de Robert Mueller, el fiscal especial que investiga la trama rusa, como «el grupo de gente más problemático que nunca» ha visto.

 

Con información de Agencias / Foto: Archivo APO

Rick Gates, ex colaborador de la campaña presidencial de Donald Trump, se declaró culpable este viernes en la investigación de la injerencia rusa en las elecciones. Los cargos que se le imputaban era conspiración y mentir a las autoridades.

 

Según lo que han indicado fuentes cercanas a Gates, la decisión de declararse culpable responde a que estaría planeando colaborar con la investigación que realiza el fiscal especial Robert Mueller.

 

Gates es un socio de muchos años de Paul Manafort, ex director de la campaña de Trump.

 

Gates es la quinta persona que se declara culpable en la investigación sobre presunta colusión entre la campaña de Trump y el Kremlin durante la campaña de 2016

 

Con información de AP / Foto: Archivo APO