Tag

fitch ratings

Browsing

Fitch Ratings confirmó la calificación crediticia de México en “BBB-“, con una perspectiva estable, aunque advirtió del riesgo que representa para el perfil del país la polémica reforma judicial promovida por el presidente y Morena, así como la elección presidencial en Estados Unidos.

La nota de riesgo crediticio está respaldada por un marco de política macroeconómica prudente y finanzas públicas estables, dijo Fitch en su comunicado.

La decisión de Fitch llega cuando otras dos grandes calificadoras internacionales, S&P y Moody’s, mantienen en BBB y Baa2, respectivamente, la calificación de México, todas dentro del llamado grado de inversión.

“La calificación está limitada por débiles indicadores de gobernabilidad, un historial de desempeño moderado de crecimiento a largo plazo y riesgos fiscales relacionados con pasivos contingentes de Pemex y crecientes rigideces presupuestarias”, agregó Fitch.

Además, apuntó que si bien el Gobierno de la próxima presidenta, Claudia Sheinbaum, que asumirá el poder en octubre, “apunta a reducir el déficit a niveles consistentes con una trayectoria estable de deuda/PIB, persiste la incertidumbre sobre cómo y con qué rapidez se logrará esto”.

Otra de las preocupaciones para Fitch son los cambios constitucionales al sistema judicial. “Creemos que estas reformas en general afectarían negativamente el perfil institucional de México, pero es demasiado pronto para evaluar la gravedad potencial antes de su aprobación e implementación”.

Además, Fitch destacó el “riesgo potencial” y la incertidumbre que implican las elecciones estadounidenses, por las expectativas de que el expresidente Donald Trump gane en las urnas, teniendo en cuenta su intención de imponer un arancel universal del 10% a todas las importaciones, dijo.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, celebró la decisión de la agencia calificadora. Dijo que con Fitch, siete agencias calificadoras han ratificado la calificación crediticia de México en lo que va del 2024, manteniendo una perspectiva estable para el país.

“Fitch destaca la prudencia de las políticas macroeconómicas, la estabilidad en las cuentas externas y la sustentabilidad de la deuda pública con respecto al PIB, que se mantiene por debajo de la de economías comparables”, indicó el funcionario.

Fitch Ratings estimó que el Gobierno federal apoyará con 15,000 millones de dólares anuales a Pemex, aunque indicó que la necesidad de más recursos es un riesgo que podría convertir a la petrolera en un pasivo para la Administración.

“Pemex podría convertirse en un pasivo neto para el Gobierno, si el apoyo del Gobierno a Pemex supera los ingresos relacionados con el petróleo, en ausencia de una mejora de la posición financiera de Pemex, con una disciplina financiera más estricta en medio de precios más bajos del petróleo”, indicó en un reporte.

En su documento “Cómo impacta Pemex la calificación soberana de México”, Fitch Ratings sostuvo un escenario base de apoyo gubernamental por 15,000 millones de dólares al año, lo que ayudaría a la petrolera, considerada la más endeudada del mundo, a cubrir como mínimo amortizaciones de duda de bonos internacionales.

Pemex tiene amortizaciones de deuda por vencimiento de bonos por 4,100 millones de dólares en 2023, mientras que para 2024 esta cantidad asciende a los 11,200 millones de dólares, en tanto que el Gobierno ha paliado su deuda con más de 17,200 millones de dólares entre 2018 y 2022.

Sin embargo, la calificadora describió un contexto de condiciones financieras globales más estrictas, acceso restringido a financiamiento y precios más bajos del petróleo, que podrían generar mayores desafíos de financiamiento para Pemex en el futuro y con ello, aumentar la necesidad de apoyo gubernamental.

Fitch describió que los ingresos relacionados con el petróleo han caído en las últimas dos décadas, al pasar de una representación de 44% de los ingresos totales de México en 2008 a un promedio de solo el 10% en los últimos cinco años.

“Esto ha resultado en un beneficio neto aún menor para el Gobierno federal a partir de los ingresos del petróleo, aunque las entradas siguen siendo netamente positivas”, agregó.

En contraste, Fitch consideró que más apoyo no sería “necesariamente negativo” para la calificación crediticia del soberano mexicano, pues indicó que el impacto dependería de cómo el Gobierno acomoda fiscalmente el recurso adicional.

No obstante, tampoco previó que se avecine una reforma fiscal con la que el Gobierno mexicano pueda hacerse de más recursos públicos porque en las próximas elecciones de 2024 “hay una visibilidad limitada en la agenda política de los candidatos presidenciales en el sector energético y Pemex”.

Fitch resaltó que esta posible reforma fiscal mejoraría la capacidad del Gobierno mexicano para mantener un déficit fiscal consistente con una deuda con relación al PIB estable, mientras continúa apoyando financieramente a Pemex.

“Suponemos una alta disposición del Gobierno para apoyar a Pemex independientemente del resultado de las elecciones. Sin embargo, un menor apoyo popular y político puede limitar la capacidad de la próxima administración para impulsar políticas para expandir la recaudación de impuestos”, concluyó.

La economía mexicana podría recuperar los niveles previos a la pandemia en algún momento del próximo año, dijo este viernes la agencia calificadora Fitch Ratings.

A principios de 2020, luego de que la pandemia del COVID-19 detuviera la economía mundial, incluida la de México, el país sufrió su mayor contracción anual desde la Gran Depresión de la década de 1930, pero su recuperación desde entonces ha sido esporádica.

“La recuperación económica de México se ha rezagado tanto en la región como en las calificaciones respecto a sus pares luego de la profunda contracción económica causada por la pandemia en 2020”, afirmó Carlos Morales, director de calificaciones soberanas de Fitch Ratings.

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rechazó pedir prestado para apoyar la economía nacional, y prefirió asignar un gasto fiscal mucho menor que el de otros países de la región para enfrentar la crisis sanitaria.

Sin embargo, el gobierno federal ha tenido roces con algunas empresas, especialmente en el sector energético, lo que desconcierta a los inversionistas.

“No se espera que el PIB real alcance los niveles previos a la pandemia hasta 2023, es decir, México tendrá una tasa de crecimiento acumulada promedio cercana a cero entre 2020 y 2023, según las proyecciones de Fitch Ratings”, detalló Morales a la agencia Reuters.

Los últimos datos del PIB mostraron que la economía del país creció 0.9% en el segundo trimestre con respecto al inmediatamente anterior, ligeramente por debajo de los datos preliminares pero suficiente para llevar al país a su segundo trimestre positivo consecutivo.

El dato también refleja que la economía se expandió 2.0% en comparación con el mismo período del año anterior.

Los analistas han advertido que una recesión en Estados Unidos, el socio comercial más importante de México, también podría dañar la frágil recuperación económica de nuestro país.

Ayer durante su Cuarto Informe de Gobierno, el presidente enfatizó que a pesar de las adversidades que se presentaron, como la pandemia y la crisis económica a raíz del conflicto en Ucrania, el país ha salido adelante.

“Se nos cayó la economía, pero ya logramos recuperar los niveles previos al COVID”, dijo AMLO al asegurar que son las circunstancias difíciles las que ponen a prueba y permiten dejar de manifiesto si funciona o no el proyecto de  transformación que impulsa.

Petróleos Mexicanos (Pemex) informó este martes que a partir del 4 de marzo de 2021, la empresa calificadora Fitch Ratings dejará de prestarle sus servicios de calificación de valores tanto a nivel local como global.

Así, Pemex da por terminado el Contrato de Calificación de Valores vigente entre PEMEX y Fitch México S.A. de C.V.

La compañía indicó que dicha decisión se toma debido a la optimización en la contratación de servicios de calificación de valores adoptada anteriormente, para hacer frente al complejo contexto económico actual.

“Esta decisión no representa ningún obstáculo o riesgo para futuras emisiones de valores de PEMEX, ya sea en el mercado nacional o internacional, toda vez que la empresa seguirá contando con los servicios de calificaciones crediticias necesarios que exige el marco regulatorio nacional e internacional para la emisión de valores, proporcionando con ello certidumbre a los inversionistas”, esgrimió Petróleos Mexicanos.

El especialista Luis Gonzali indicó que era Fitch Ratings la calificadora que peor tenía calificado a Pemex, por lo que con su decisión, “de un plumazo, mejoran su perfil crediticio”.

No descartó que en el futuro PEMEX finalice también su contrato con otra de las calificadoras más importantes, Moody’s, para así evitar supervisiones externas.

Por su parte el periodista especializado en energía y negocios, Édgar Sígler, coincidió con Gonzali al señalar que si bien todas las calificadoras tienen diferentes escalas, Fitch Ratings  es la que más baja calificación le ponía a  PEMEX según su propia escala.

Este viernes la agencia calificadora, Fitch Ratings rebajó la calificación crediticia de Argentina a “CCC” desde “B”.

En un comunicado, FItch indicó que entre las causas de esta decisión se encuentran a alta incertidumbre política que se vive debido a los resultados de las elecciones primarias, las cuales dieron ventaja al candidato opositor, Alberto Fernández, y al grave endurecimiento de las condiciones de crédito. Y consideró que los resultados de los comicios apuntan a una alta probabilidad de un cambio de gobierno, mismo que actualmente es encabezado por Mauricio Macri.

Además, la calificadora mencionó que la modificación de la nota es por el reflejo de la expectativa de deterioro macroeconómico y mayor posibilidad de ‘default’.

Otro aspecto que Fitch resaltó en su documento fue la turbulencia en el mercado, ya que destacó que el riesgo de la discontinuidad en las políticas de la administración argentina fueron las que ‘golpearon’ la Bolsa y causaron uan fuerte depreciación del peso.

La agencia mencionó que las presiones financieras sobre el país podrían intensificarse en 2020, cuando se terminen los apoyos recibidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su análisis, estimó que la economía del país sudamericano se contraerá 2.5 por ciento en este año, cifra menor a lo pronosticado anteriormente, que era de 1.7 por ciento.

Asimismo, proyectó que la deuda federal de Argentina tendrá un incremento cercano al 95 por ciento de su PIB para este año.

La calificadora Fitch Ratings dio a conocer su decisión de reducir su perspectiva de crecimiento económico para nuestro país en 2019.

Ahora, la perspectiva quedó ajustada en 1.6%, lo que representó medio punto porcentual menos, desde el 2.1% que pronosticó en diciembre pasado.

En su reporte “Global Economic Outlook – March 2019”, la calificadora dijo que la economía de México se desaceleró drásticamente en el cuarto trimestre del 2018, situación que persiste en lo que va de 2019.

Indicó que en su decisión recaen factores como la escasez de combustible y las huelgas en algunas empresas. “Creemos que esto continuará durante los próximos dos o tres años”, precisó.

Añadió que la confianza empresarial se verá afectada por las decisiones políticas que prevalecen en el país, ya que dijo, hubo “incertidumbre” generada por la llegada de la nueva administración.

Destacó que el ritmo en la creación de empleos en el sector formal también se ha visto desacelerada.

La nueva previsión de Fitch está en línea con lo proyectado por los economistas consultados por Citibanamex, así como por el Banco de México (Banxico), que prevé que el PIB crezca entre 1.1% y 2.1% durante 2019.

El anuncio de la calificadora llega luego de que esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmara que la economía va muy bien, y que incluso el peso mexicano fue la moneda de los países emergentes que más se apreció en relación al dólar.

 

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, afirmó que calificadoras como Fitch Ratings deben tener una evaluación “más integral” sobre Pemex y contemplar las acciones como el combate al robo de combustible y a la corrupción que se están llevando a cabo.

“Pemex va a estar mejor en el mediano plazo porque se va a erradicar la corrupción, se tendrán finanzas más sanas, se recuperará su capacidad de producción. Y porque también el gobierno está aceptando empezar a modificar el esquema fiscal, lo cual haría ver una perspectiva completamente diferente a la que elaboró Fitch Ratings, el día de ayer”, dijo en conferencia de prensa.

Las declaraciones del morenista llegan luego de que la Fitch redujo la calificación crediticia de Pemex a ‘BBB-‘ desde ‘BBB+’. Además, mantuvo la perspectiva en negativa, lo que implica una nueva baja de la nota.

Delgado Carrillo aseguró que se recibió a la empresa petrolera más endeudada del mundo, con 106 mil millones de dólares, de los cuales más de 50 mil millones de dólares se adquirieron en la administración pasada, y con niveles de corrupción insospechados.

Señaló que las acciones que el gobierno federal ha anunciado para impulsar a Pemex, van encaminadas a mejorar su posición financiera.

Recordó que en días recientes la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) envió “una señal muy buena” al anunciar la revisión de la situación de la empresa, ya que la carga fiscal que tiene que darle Pemex al gobierno, no la deja avanzar en materia de inversión en nuevos proyectos de exploración y producción.

“Creo que las calificadoras sí tienen que hacer un esfuerzo en cambiar la metodología de evaluación, porque hay muchas cosas que están cambiando. Me pregunto ¿qué hubiera tenido qué hacer el gobierno para mantener la calificación de Fitch?, seguir endeudándose, no combatir el huachicol, no hacer una inversión en capital, no mejorar su régimen fiscal y no combatir la corrupción”, remató Delgado Carrillo.

 

El acuerdo de entendimiento que anunció México y Estados Unidos en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) “es positivo para las empresas mexicanas”, indicó la calificadora Fitch Ratings.

En un comunicado, la calificadora consideró además que “el anuncio reduce la incertidumbre sobre el resultado final de las negociaciones y establece un marco para futuras decisiones de inversión a largo plazo”.

Añadió que ahora que Canadá se ha unido también a las negociaciones, la expectativa es que el TLCAN modernizado sea implementado de manera gradual, una vez que sea aprobado por los Congresos de cada uno de los tres países socios.

“A largo plazo, el principal desafío para las empresas en México seguirá siendo mantener o mejorar la competitividad frente a los rivales en otros países”, apuntó la calificadora.

Fitch asentó que históricamente se ha considerado que las autopartes, la manufactura diversificada y los sectores que carecen de diversificación geográfica, incluidos el comercio minorista, el sector inmobiliario, el transporte y la energía, son los que corren mayor riesgo si se derogara el pacto trilateral.

La calificadora señaló que de acuerdo con autoridades de México, cerca del 70 por ciento de las exportaciones de automóviles de México ya cumplen con los nuevos criterios, y el resto tendrá un período de transición para cumplir con los nuevos requisitos.

Con información de Notimex / Foto: Archivo APO

La Secretaría de Hacienda informó que la agencia Fitch Ratings ratificó la calificación soberana y mantuvo la “perspectiva estable” para la economía mexicana, argumentando que su decisión está sustentada en la base económica diversificada del país, así como en su historial de políticas económicas disciplinadas que han mantenido anclada la estabilidad macroeconómica y limitado los desbalances.

 

Se señaló que en su revisión a la calificación Soberana de México publicada el día de hoy, la agencia revela que las calificaciones de largo plazo en moneda local y extranjera fueron ratificadas en ‘BBB+’ en ambos casos, mientras que las de corto plazo en moneda local y extranjera fueron ratificadas en ‘F2’, respectivamente.

 

La agencia detalló que los flujos de inversión extranjera directa han permanecido relativamente resilientes en 2017, a pesar de la incertidumbre relacionada con el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) y el proceso electoral del país.

 

Adicionalmente, Fitch Ratings reconoció entre otros puntos, que la gestión fiscal conservadora que mantiene el gobierno ha permitido el cumplimiento de sus objetivos a pesar de los choques negativos en los ingresos petroleros.

 

Este viernes la agencia calificadora Fitch Ratings indicó que el riesgo de un resultado perjudicial de las renegociaciones del TLCAN para la economía mexicana ha caído recientemente, e indicó que “asumimos que un acuerdo eventual probablemente no socave seriamente el acceso de México al mercado estadounidense”.

 

Subrayó que la incertidumbre relacionada con el TLCAN puede todavía pesar sobre el crecimiento, pero algunos aspectos de la renegociación podrían presentar oportunidades a mediano plazo para la economía mexicana.

 

El resultado final de las renegociaciones es desconocido, pero la agencia indica que los riesgos para la economía mexicana parecen haber disminuido recientemente, luego de que en no se cumpliera (o al menos por el momento ) lo que el presidente Trump dijo en abril pasado sobre que estaba considerando la posibilidad de retirarse del TLCAN.

 

La calificadora toma en cuanta los objetivos publicados por el Representante de Comercio de Estados Unidos el mes pasado, en donde reiteraba el deseo de reducir el déficit comercial de Estados Unidos con los países del TLCAN, incluían el mantenimiento de un acceso libre de aranceles para bienes industriales como objetivo prioritario. También sugieren que es menos probable que Estados Unidos trate de usar reglas de origen para restringir el acceso de México al mercado estadounidense.

Fitch indicó que si las conversaciones se rompían y los Estados Unidos actuaban sobre sus anteriores amenazas de retirada, esto “perturbaría el comercio y los mercados financieros, aunque una reversión a las normas de la OMC suavizaría un poco el impacto”.

 

“La reducción de los riesgos para el crecimiento junto con la estabilización esperada de la carga de la deuda pública fueron los principales impulsores de nuestra revisión de la Perspectiva de la calificación soberana BBB + de México a Estable de Negativa el 3 de agosto. El sólido desempeño económico de México en el 1T17 hizo que Fitch aumentara sus pronósticos de crecimiento del PIB a 2.0% para 2017 y 2.2% para 2018 en nuestras más recientes Perspectivas de la Economía Global en junio, frente al 1.5% y 2.1%, respectivamente”, reafirmó la calificadora.

 

Foto: Archivo APO