Tag

fuero

Browsing

Luego de que la Cámara de Diputados aprobara quitarle el fuero al gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca y el Congreso estatal, donde el PAN, partido del mandatario estatal tiene mayoría, determinó que no procedía la homologación de la declaración de procedencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que los legisladores del estado ‘protegieron’ al gobernador.

El Congreso de Tamaulipas indicó el viernes pasado que García Cabeza de Vaca, en su calidad de gobernador constitucional, debía seguir fungiendo en el cargo público para el que fue electo en 2016, por la voluntad de la mayoría de la ciudadanía de la entidad.

«Según estas disposiciones, cuando se trate de servidores públicos del ámbito local, corresponde en última instancia al Congreso del estado determinar si procede la homologación de la declaración de procedencia realizada por la Cámara y, en su caso, el retiro del fuero, ya que la declaratoria federal tiene un efecto puramente declarativo», justificaron los legisladores locales.

Sobre el tema, esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que será la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) quien deberá resolver el desafuero del gobernador.

«No tiene fuero, pero el Congreso de Tamaulipas lo protegió, es un proceso legal, yo creo que va a ser resuelto por la Corte, van a decidir cuál es el procedimiento adecuado, correcto y no nos adelantemos, ni en favor de una opción o de otra», dijo AMLO al ser cuestionado sobre el tema..

Tras lo expresado por el mandatario, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, consideró de igual forma que el gobernador ya no tiene protección legal. «La Cámara de Diputados ya votó la declaración de procedencia, por lo tanto en mi opinión efectivamente ya no tiene fuero», afirmó este lunes Sánchez Cordero.

Desde el año pasado trascendió que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la FGR indagaba al gobernador tras obtener audios telefónicos conseguidos por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA). Pero el caso ha tomado notoriedad debido a que falta poco más de un mes para las elecciones del próximo 6 de junio.

El PAN, principal opositor del gobierno federal, y el propio García Cabeza de Vaca, han insistido en calificar los hechos como una persecución política.

Ayer, el panista publicó en sus redes sociales un video en el que muestra el certificado fiscal que expidió un notario público con su declaración patrimonial y el pago de los impuestos correspondientes, esto ante las acusaciones de la UIF en relación a la compra-venta de un inmueble en la Ciudad de México.

“Ante las falsas acusaciones por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en relación a la compra-venta de un departamento en la CDMX”, dijo García Cabeza de Vaca en su mensaje, quien aseguró que declaró y pagó los impuestos correspondientes a dicha transacción.

En el video se observa un documento, mientras una voz explica que, “aquí se muestra el certificado fiscal emitido por el notario público, de la compra-venta del departamento, donde se reporta el pago de los impuestos correspondiente.

Benjamín Saúl Huerta Corona, diputado federal de Morena por el Distrito 11 en Puebla y quien busca su reelección al cargo, fue detenido este miércoles por policías de la Ciudad de México, debido a una acusación de delitos sexuales.

De acuerdo con información dada a conocer por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la CDMX, un menor de 15 años lo acusó de realizarle tocamientos corporales; el denunciante dijo a los agentes de la policía que mientras se encontraba con el sujeto por cuestiones de trabajo, este comenzó a tocarlo de manera inapropiada, por lo que se dirigió con el gerente del inmueble en busca de apoyo.

Los policías explicaron que, tras recibir la alerta, se aproximaron a la calle Roma, en la colonia Juárez, donde empleados de un hotel tenían detenido a un hombre, quien, de acuerdo con el adolescente, intentó abusar sexualmente de él.

Tras resguardar al menor de edad y orientarlo para presentar su denuncia y recibir apoyo legal y psicológico, los agentes detuvieron al diputado de 63 años, y después de informarle sus derechos de ley, fue trasladado ante el agente del Ministerio Público en la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales.

Al momento de su detención, el sujeto advirtió a los policías que que no podían llevar a cabo su detención porque tenía fuero por ser diputado federal. Recordemos que Huerta Corona inició su periodo como diputado el 29 de agosto de 2018, finalizando su gestión el 31 de agosto de 2021.

La Fiscalía señaló que la defensa del acusado presentó diversas documentales para acreditar que su representado cuenta con fuero constitucional «por lo que la investigación continuará sin detenido»; horas más tarde, el diputado de Morena fue liberado.

«Es necesario señalar que en caso de que el representante social reúna los datos de prueba necesarios para judicializar la carpeta de investigación, solicitaría un juicio de procedencia para buscar su desafuero», señaló la Fiscalía.

Por la tarde, y en conferencia de prensa de la Cámara de Diputados, el legislador indicó que todo se trató de un «intento de extorsión y chantaje».

Dijo que tras mi detención, se procedió a hacer los respectivos exámenes periciales a la presunta víctima en donde se evidenció que no fue objeto de ninguna agresión, y l no existir evidencia pericial alguna, se determinó dejarlo en libertad; negó haber recurrido a su fuero para obtener su libertad.

«Quiero mencionar que además de diputado soy abogado y que desde un inicio tuve la disposición para aclarar el tema ante las autoridades judiciales, en ningún momento recurrí a mi fuero que está contenido en la Constitución y la Ley Orgánica del Congreso en su artículo 11, párrafo 3, el cual señala que “no podrán ser detenidos ni ejercitarse en su contra la acción penal”. Continuaré pendiente del proceso que se siga por las investigaciones que de este asunto deriven. Soy inocente y estoy seguro que la verdad saldrá a la luz», precisó el morenista.

Pidió a las autoridades que se deslinden las responsabilidades, y advirtió que si alguien está detrás de la acusación en su contra, irá hasta las últimas consecuencias.

El presidente de México podrán ser imputado y juzgado por cualquier delito cometido a partir de mañana, después de que este viernes se publicara en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las reformas a los artículo 108 y 111 de la Constitución mexicana, que implican cambio al fuero especial presidencial.

Con las nuevas disposiciones, los presidentes podrán ser juzgados mientras ocupen el cargo por delitos como traición a la patria, corrupción y delitos electorales, entre otros, como cualquier otro ciudadano.

Y aunque la noticia se difundió como que se acaba el fuero presidencial, especialistas refieren que es falso que desaparezca, pues el trámite de desafuero para que pueda ser imputado, se conserva.

Para proceder penalmente contra el presidente sólo se necesitará acusarlo ante el Senado, el cual atenderá el caso conforme a la legislación vigente. Para esto, serán derogadas todas las disposiciones que se opongan a lo dispuesto en el acuerdo.

Recordemos que el pasado 26 de noviembre, el Senado aprobó con 89 votos a favor y 23 en contra de los cambios al fuero presidencial, casi dos años después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presentara la iniciativa.

La publicación en el DOF de da luego de que fuera aprobador por las legislaturas estatales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) calificó como un «hecho histórico» la aprobación que se dio la tarde de ayer en el Senado a la reforma que elimina el fuero presidencial y abre la puerta a que los mandatarios puedan ser juzgados mientras están en funciones.

La reforma, que tras haber quedado aprobada en la Cámara de Diputados y en el Senado debe ser ratificada por la al menos la mitad más uno de la mayoría de los congresos estatales, modifica el artículo 108 de la Constitución, que establece que el presidente solo puede ser acusado de traición a la patria y delitos graves mientras esté en el cargo.

La modificación añade que podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano común.

«Ahora con esta iniciativa, con esta reforma a la Constitución, se va a poder juzgar al presidente por cualquier delito, como cualquier ciudadano», celebró el presidente en su conferencia matutina.

El mandatario consideró la reforma como «un gran avance» luego de más de 150 años de mantener el «privilegio» en la Constitución; confió en que la modificación entrará en vigor antes de terminar el año, esperando tener el apoyo de 17 de los 32 congresos estatales.

Recordemos que la iniciativa que envió estuvo casi dos años estancada por falta de consensos en el Congreso. La reforma fue finalmente aprobada en septiembre por la Cámara de Diputados y ayer por el Senado, donde obtuvo 89 votos a favor y 23 en contra.

El Senado aprobó esta tarde la reforma constitucional que elimina el fuero presidencial para que así los mandatarios del país puedan ser juzgados mientras estén en el cargo, una iniciativa impulsada por el actual titular del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Con 89 votos a favor y 23 en contra, la Cámara Alta ratificó la reforma constitucional, que había sido aprobada en septiembre pasado por la Cámara de Diputados y que ahora tiene que ser validada por la mayoría de los 32 Congresos estatales del país.

Recordemos que López Obrador, envió la iniciativa en febrero pasado por segunda vez, ya que su primer propuesta no prosperó en el Congreso. En ella AMLO solicitaba a los legisladores la supresión del fuero al considerarlo un privilegio.

La reforma modifica el artículo 108 de la Constitución, que hasta ahora establece que el presidente solo puede ser acusado de traición a la patria y delitos graves mientras esté en el cargo.

La nueva propuesta añade: «Podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano común».

Cuando la Cámara de Diputados aprobó a principios de septiembre la iniciativa, López Obrador lo consideró «un hecho histórico» y deseó que en un futuro se suprima el fuero para otros servidores públicos, «para que estemos en igualdad de circunstancia».

La supresión del fuero forma parte de las promesas que AMLO hizo en campaña, y se enmarca en el combate a la corrupción y la supresión de privilegios que ha impulsado. Sobre ello, recordemos que López Obrador solicitó una consulta ciudadana para 2021 en la que la ciudadanía decida si el gobierno debe investigar y en su caso denunciar por corrupción a los expresidentes del país.

El líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, logró un acuerdo con los otros coordinadores parlamentarios para que la reforma pudiera avanzar. Para lograr el apoyo, el morenista estableció un compromiso de iniciar por separado la modificación constitucional para que también puedan ser imputados y llevados a juicio penal los diputados federales y senadores.

En ese sentido, las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda, aprobaron el dictamen que busca que las y los legisladores federales puedan ser imputados y juzgados por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos ilícitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadana o ciudadano.

El proyecto de decreto se deriva de una iniciativa que presentaron los coordinadores de todos los Grupos Parlamentarios en la plenaria del 19 de noviembre pasado, y que adiciona un párrafo tercero al artículo 108 de la Constitución Política. El dictamen se aprobó con 18 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), celebró este jueves «el hecho histórico» de que la Cámara de Diputados aprobara retirar el fuero a los presidentes y se les pueda juzgar por delitos cometidos durante su mandato.

«Es un hecho histórico que se apruebe quitar este fuero al presidente. Ojalá y se siga el mismo ejemplo y se pueda aplicar esto a otros servidores públicos, representantes populares, para que estemos en igualdad de circunstancia», expresó en su conferencia matutina.

Con una mayoría calificada de 420 votos a favor, 15 abstenciones y cero en contra, la Cámara de Diputados aprobó este miércoles el dictamen de reforma a los artículos 108 y 111 de la Constitución.

El texto establece que los mandatarios podrán ser imputados o juzgados por delitos cometidos «durante el tiempo de su encargo» como corrupción «y todos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano o ciudadana».

El dictamen fue remitido al Senado para su estudio y ratificación, un proceso para el que López Obrador no cree que «haya ningún problema».

Posteriormente, más de la mitad de los congresos estatales tendrán que aprobar el nuevo texto para que sea incluido en la Constitución.

«Esta fue una iniciativa que enviamos al Congreso. Fue uno de los compromisos que hicimos a lo largo de mucho tiempo de lucha desde la oposición, y nos comprometimos que al llegar al Gobierno se iba a terminar con el fuero presidencial», recordó el dirigente.

El presidente también aplaudió la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que echó para atrás la prohibición del INE para transmitir las conferencias mañaneras en Hidalgo y Coahuila, debido a las elecciones que tendrán.

“Solo apuntar que de acuerdo al Tribunal Electoral estas conferencias, estos diálogos circulares sin censura y con absoluta libertad, no interfieren con los procesos electorales».

AMLO indicó que el Tribunal coincidió con lo que él ha venido sosteniendo, acerca de que las mañaneras no se consideran propaganda, sino garantizar el derecho de los mexicanos la información.

López Obrador acusó que sus adversarios lo querían limitar y censurar, por lo que tuvieron que recurrir a la instancia correspondiente para impugnar la decisión del INE.

Los Diputados  aprobaron esta tarde reformas a los artículos 108 y 111 Constitucional, lo que permitirá que el presidente de la República pueda ser juzgado por delitos electorales y de corrupción, así como otros considerados graves.

Con 420 votos a favor, cero en contra y 15 abstenciones, el Pleno aprobó, en lo general y particular, la eliminación del fuero presidencial.

El dictamen pasará ahora al Senado de la República para su análisis y eventual aprobación.

Fue el presidente quien en las últimas semanas insistió en sus conferencia de prensa matutina, que «pedía con todo respeto» a los legisladores que la reforma fuera la primera en ser discutida al inicio del periodo ordinario de sesiones.

El dictamen avalado señala que “durante el tiempo de su encargo, el Presidente de la República podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano».

El coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado, aseguró que con la reforma aprobada se terminaba con la figura del presidente impune e intocable.

«Ahora podrá ser juzgado por corrupción, fraudes electorales y delitos por los que podría ser enjuiciado cualquier ciudadano», indicó Delgado Carrillo.

Sin embargo, la bancada panista rechazó las afirmaciones de Morena y sus aliados, pues aseguraron que no se trata de una eliminación del fuero a la figura presidencial.

Señalaron que debe ser en un proceso ante el Senado donde se decida si la denuncia en contra del Jefe del Ejecutivo procede. Indicaron que lo único que se hizo fue ampliar el catálogo de delitos por el que se le podría procesar.

“No se elimina el fuero, se mantiene el texto del párrafo 4 del artículo 111 que establece que dicha acusación deberá realizarse ante Cámara de Senadores. Si se quisiera eliminar, el párrafo debía quitarse”, expresó el panista Marcos Aguilar Vega.

El Pleno de la Cámara de Senadores rechazó la reforma constitucional en materia de fuero, con 97 votos en contra, cuatro en favor y cuatro abstenciones, con lo que no alcanzó la mayoría calificada para ser avalada; por ello, regresó a la Cámara de Diputados.

Esta minuta con proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 108 y 111 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos había sido devuelta por los diputados al Senado debido a que le realizaron cambios, al eliminar que también a los senadores y diputados se les quitará el fuero para que pudieran ser juzgados por diversos delitos y sólo que quedó la ampliación de los delitos para el Presidente de la República.

La presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Mónica Fernández Balboa, expuso que el Pleno de este Senado, en su condición de cámara de origen, no aprueba las reformas realizadas por la Cámara de Diputados, en función de revisora al Artículo 108 de la Constitución.

Debido a ello, dijo, se actualiza el supuesto normativo previsto en la fracción E del Artículo 72 constitucional, que establece que si las adiciones o reformas hechas por la cámara revisora fueren reprobadas por la mayoría de votos de la cámara de su origen volverán a aquella para que tome en consideración las razones de la de origen.

Al ponerse a debate el dictamen de la minuta se provocaron señalamientos encontrados entre los senadores Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, y Martí Batres Guadarrama, que defendía el dictamen en sus términos como lo envió la colegisladora, ambos de Morena.

Ramírez Aguilar explicó que en el dictamen original se decidió incluir también a los diputados federales y senadores, y la colegisladora lo volvió a enviar y solamente dejan al Presidente de la República y no quisieron someterse a esa figura jurídica.

En ese sentido, lanzó un llamado a la Cámara de Diputados, y en particular a los diputados de Morena, a que “no traicionen los principios del movimiento, toda vez que acordaron quitar privilegios al Poder Legislativo, y terminaron excluyendo al Senado y a ellos mismos de la propuesta relacionada con el asunto del fuero.

El senador Martí Batres señaló que los senadores no deben equivocarse, pues lo que hicieron los diputados está bien, pues en realidad se reducen los delitos con los que legisladores federales pueden ser sometidos a proceso penal, ya que sólo sería estos que se aplican al presidente.

Y es que los diputados suprimieron de la minuta que los integrantes de las Cámaras del Congreso de la Unión también puedan ser juzgados por las causales que señala la reforma constitucional, como lo había aprobado el Senado.

Establece que el Presidente de la República, durante el tiempo de su encargo, sólo podrá ser acusado por traición a la patria, actos de corrupción, delitos electorales y aquellos ilícitos contenidos en el segundo párrafo del Artículo 19 de la carta magna.

Dicho párrafo señala que el juez ordenará la prisión preventiva oficiosa en los casos de delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas, delitos cometidos con medios violentos como armas y explosivos, así como ilícitos graves que determine la ley en contra de la seguridad de la nación, el libre desarrollo de la personalidad y de la salud.

La minuta que se devolvió a los diputados señala que para proceder penalmente contra del titular del Ejecutivo Federal sólo habrá lugar a acusarlo ante la Cámara de Senadores en los términos del Artículo 110 constitucional y este órgano legislativo resolverá con base en la legislación penal aplicable.

La Cámara de Diputados avaló la minuta que recibió del Senado que reforma la Constitución para establecer que el Presidente de la República pueda ser acusado por diversos delitos graves, entre ellos actos de corrupción y delitos electorales.

El Pleno la aprobó por mayoría calificada, en lo general y en lo particular, con 420 votos a favor, 29 en contra y cinco abstenciones. El documento fue devuelto al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

Se establece que el jefe del Ejecutivo federal podrá ser acusado y procesado penalmente por actos de corrupción, delitos electorales y los señalados en el artículo 19 constitucional: delincuencia organizada, homicidio doloso, violación, secuestro, trata de personas y delitos cometidos con medios violentos como armas y explosivos, delitos graves que determine la ley en contra de la seguridad de la nación (genocidio, financiamiento a organizaciones terroristas, bloqueo de actividades de inteligencia, entre otros), del libre desarrollo de la personalidad (por ejemplo, corrupción de menores de edad, turismo sexual en contra de menores de edad) y de la salud (narcotráfico).

Recordemos que el Senado de la República aprobó la minuta el pasado 26 de marzo, y la turnó a la Cámara de Diputados, donde fue dictaminada por la Comisión de Puntos Constitucionales, la cual modificó la minuta para dejarla en los términos de la iniciativa del Ejecutivo federal.

El Senado, en el artículo 108, había establecido que los integrantes del Congreso de la Unión también podían ser acusados por estos mismos delitos, lo cual se eliminó.

Mario Delgado, coordinador parlamentario de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, anunció que esta semana se votará la minuta que llegó del Senado para terminar con el fuero constitucional del presidente de la República y los legisladores.

Agregó que con la aprobación de las reformas a los artículos 108 y 111 de la Constitución, se dará un paso fundamental en la lucha contra la corrupción y la impunidad, ya que se ampliarán las causales y se agilizará el procedimiento del retiro de la inmunidad política al Ejecutivo federal, diputados y senadores.

Delgado Carrillo explicó que ahora el Presidente y los legisladores podrán ser juzgados por traición a la patria, violación, delitos electorales, corrupción, desaparición de personas, delitos en materia de armas de fuego y explosivos y delitos en materia de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos o cualquiera de los señalados en el artículo 109.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política indicó que la Cuarta Transformación “nos demanda urgentemente dar pasos contundentes para desterrar la corrupción y la impunidad, por ello esta semana se dará un paso fundamental para que nadie esté por encima de la ley, empezando por el Presidente y los legisladores”.

Detalló que, para el retiro del fuero en el caso de diputados y senadores, ocurrirá cuando amerite el caso previa declaración de procedencia realizada por la Cámara de Diputados. En el caso del Presidente, tendrá que ser acusado ante el Senado de la República, el cual resolverá mediante el voto de dos terceras partes de sus miembros presentes la acusación respectiva.

La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela retiró inmunidad al líder opositor Juan Guaidó para abrir el camino a su enjuiciamiento.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente, dijo que el decreto aprobado en la sesión autoriza seguir con «el curso legal de todas las investigaciones necesarias y los juicios (…) para que haya justicia en nuestro país».

La decisión crucial ocurre en medio de las protestas que se han registrado en los últimos días en la capital y otras ciudades por la severa escasez del suministro de agua y los recurrentes apagones, que han dejado 47 detenidos y han escalado las presiones sobre el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Que hoy la justicia esté funcionando nos debe llenar de esperanza”, afirmó Cabello durante la sesión al defender la decisión contra Guaidó.

El dirigente oficialista sostuvo que la Constituyente debió decidir el retiro del fuero porque la Asamblea Nacional “no existe” ya que está “en desacato” de las decisiones del Poder Judicial.

La resolución fue por una solicitud del Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el Gobierno, quien ordenó levantar la inmunidad parlamentaria a Guaidó para enjuiciarlo por violar una orden del máximo tribunal que le prohibió desde finales de enero salir del país, mientras enfrenta un proceso que le abrió la Fiscalía General.

Desafiando la medida del máximo tribunal, el jefe del Congreso salió del país a finales de febrero y realizó una gira de 10 días por Sudamérica en la que se reunió con algunos mandatarios que han mantenido un abierto respaldo al movimiento opositor venezolano y que desconocieron la reelección de Maduro para su segundo sexenio.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ratificó una orden de arraigo para el líder opositor Juan Guaidó y remitió a la Asamblea Nacional Constituyente, dominada por el oficialismo, un pedido para quitarle el fuero parlamentario.

El TSJ había impuesto en enero una prohibición de salir del país a Guaidó, quien «quebrantó esta medida», dijo el presidente de la corte, Maikel Moreno, en una declaración en la televisión oficial.

«Se ordena remitir copia certificada de la presente decisión al presidente de la Asamblea Constituyente a los fines del allanamiento a la inmunidad parlamentaria del referido ciudadano Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez (…) en su condición de diputado a la Asamblea Nacional», agregó el magistrado.

Guaidó, un ingeniero de 35 años, invocó artículos de la Constitución para proclamarse en enero presidente encargado de Venezuela, siendo reconocido de inmediato por docenas de países, entre ellos Estados Unidos y naciones vecinas al país.

Pese a la prohibición de salir del país, Guaidó visitó en febrero Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador.

«No hay ningún tipo de allanamiento», dijo Guaidó a reporteros al cerrar un acto en Caracas al final de la tarde. «No tengan duda de que me quieren ver preso, claro que lo quieren hacer, no tengan dudas. Pero no hay preocupación», agregó.

Guaidó ha dicho en varias oportunidades que en caso de que lo detengan el camino sigue siendo el mismo, buscar la salida del presidente Nicolás Maduro del poder, ir a un gobierno de transición y convocar elecciones libres.

La semana pasada el también presidente del Parlamento opositor desestimó una decisión de la Contraloría General de la República de inhabilitarlo por 15 años para ejercer cargos públicos.

El coordinador de los Diputados de Morena, Mario Delgado, dijo que atendiendo lo declarado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), su bancada buscará que se incluya en la reforma constitucional a los artículos 108 y 111 la eliminación del fuero para los gobernadores.
Y es que el presidente afirmó en días recientes que el mayor cáncer que puede haber en la administración pública es la corrupción, por lo que hizo un llamado a que la eliminación del fuero alcanzara también a los mandatarios estatales.
Y es que la Cámara de Diputados recibirá por parte del Senado el dictamen de reforma constitucional que establece que mientras el Presidente, diputados y senadores permanezcan en sus cargos, podrá eliminárseles la inmunidad procesal a fin de que puedan ser imputados y juzgados por traición a la patria, hechos de corrupción, delitos electorales, enriquecimiento ilícito, ejercicio abusivo de funciones o cualquiera de los señalados en el segundo párrafo del artículo 19.
“La Cuarta Transformación nos demanda urgentemente dar pasos contundentes para desterrar la corrupción y la impunidad; en la minuta, el Senado agregó a los legisladores, y ahora el Presidente propuso que también a los gobernadores, vamos a caminar en ese sentido y en Morena atenderemos esta añeja petición del pueblo de México para que no exista nadie por encima de la Ley, que no haya  privilegios”, dijo Delgado Carrillo.
El también presidente de la Junta de Coordinación Política dijo estar listo para que, desde la Cámara de Diputados, no haya ningún representante popular o servidor público que goce del fuero.
Finalmente, Mario Delgado dijo que dialogará con los coordinadores parlamentarios para que se pueda agilizar el trámite al dictamen que llegue del Senado de la República, se turne a comisiones y sea procesado de forma oportuna, para ser avalado por las demás bancadas.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la aprobación de la reforma a los artículos 108 y 111 de la Constitución, con lo que se elimina el fuero para el titular del Ejecutivo, diputados y senadores, y podrán ser juzgados por hechos de corrupción y delitos electorales.

«Ayer se aprobó en el Senado de la República una reforma al artículo 108 de la Constitución para que el presidente de la República en funciones pueda ser juzgado por hechos de corrupción. Esto no aparecía desde la Constitución de 1824. A partir de esta reforma, de aprobarse en la Cámara de Diputados, en los Congresos locales, se podrá juzgar al presidente», aseguró.

Y agregó: “Se acaba la impunidad constitucional (…) es un gran avance para desterrar la corrupción en el país; se podrá juzgar al presidente sin posibilidad de alcanzar fianza».

La iniciativa, enviada por el presidente desde diciembre pasado, fue aprobada en el Senado de la República con 111 votos a favor y uno en contra.

Resaltó que la Cámara alta agregó a la iniciativa que los legisladores del Congreso de la Unión también puedan ser juzgados mientras están en funciones por delitos de corrupción, por lo que esperó que la lista de los funcionarios públicos a quienes se pueda aplicar este cambio pueda ser ampliada.

«Como esta reforma va a la Cámara de Diputados, ojalá se agregue que podrán ser juzgados de esta manera los gobernadores de los estados para que se acabe la corrupción y la impunidad», dijo AMLO.

Con 111 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, el pleno del Senado aprobó hoy en su sesión ordinaria las reformas a los artículos 108 y 111 de la Constitución, en materia de fuero tanto para el Presidente de la República como para los diputados federales y senadores.

Enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de diciembre, la iniciativa fue modificada la semana pasada en las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, Gobernación y de Estudios Legislativos Segunda, porque originalmente solo se planteaba juzgar al titular del Poder Ejecutivo y ahora, a propuesta del perredista Miguel Ángel Mancera, se amplió para diputados y senadores.

El dictamen señala que durante el tiempo de su encargo, el presidente, senadores y diputados podrán ser juzgados por traición a la Patria, hechos de corrupción, delitos electorales o los señalados en el segundo párrafo del artículo 19, referidos a la delincuencia organizada, trata de personas y delitos cometidos con armas o medios violentos, entre otros.

También, establece que para proceder penalmente contra el presidente, solo podrá ser acusado ante la Cámara de Senadores, con el voto de la mayoría absoluta de los legisladores.

El dictamen con proyecto de decreto que reforma los artículos 108 y 111 se remitió a la Cámara de Diputados.

El Diputado del PAN,  Jorge Luis Preciado, informó que presentó ante la Mesa Directiva su renuncia voluntaria al fuero constitucional a partir de este jueves, e hizo un exhorto a todos sus compañeros a hacer lo mismo. Incluso lanzó la invitación a los gobernadores del país.

“Hoy he presentado al presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, un documento para hacer de su conocimiento que por mi propia voluntad y sin existir dolo o presión de ningún tipo, a partir de este jueves renuncio al fuero constitucional que con motivo de mi investidura me otorga la Constitución, establecido en los artículos 62 y 111 de la misma”, indicó el legislador en conferencia de prensa.

Explicó que su decisión se basa en que considera que debe existir igualdad entre ciudadanos, sin que medie distinción entre unos y otros, derivada del ejercicio del cargo público. “No tiene por qué haber mexicanos de primera y mexicanos de segunda, mexicanos que se pueden ir a la cárcel y mexicanos que no pisarían la cárcel hasta ser sentenciados”, expresó.

Preciado Rodríguez explicó que el fuero constitucional es una protección establecida en la Constitución para algunos funcionarios del Estado, para que no puedan ser juzgados inmediatamente por delitos de orden penal, “pero no cuenta para lo administrativo”.

Enfatizó que su grupo parlamentario ha planteado que desaparezca el fuero constitucional, aunque aclaró que votaron en contra de la iniciativa que elimina el “fuero constitucional” y establece la “inmunidad constitucional”, porque  consideraron que era una farsa de Morena quien dijo, realmente no quieren cambiar el fuero.

Comentó que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) acaba de presentar otra iniciativa en el Senado que va en el mismo sentido, quitar el supuesto fuero y dejar la inmunidad constitucional. Acusó que solo se trata de un cambio de nombre.