Tag

gertz manero

Browsing

Esta mañana, durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLL) fue cuestionado sobre la salud del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, quien confirmó, se encuentra en recuperación de una intervención quirúrgica a la que se sometió.

«Habido mucha especulación y una actitud (…) miserable en torno a la salud del fiscal Alejandro Gertz Manero. He visto en redes sociales mensajes en el que incluso se le desea la muerte eso no se le puede desear a nadie», reclamó el presidente.

López Obrador destacó un mensaje que dijo, se le atribuía a Diego Fernández de Cevallos, que más tarde se comprobó no era así, en el que se decía «lo que no pudo la justicia, lo logró el cáncer», en referencia a la supuesta enfermedad que habría llevado al titular de la FGR a ausentarse de sus labores y a estar en monitoreo médico.

«Esa es una actitud inhumana, es una enajenación, es la pérdida de los sentimientos; eso es ser malo de malolandia», añadió el mandatario.

Sin embargo, el presidente confirmó que Alejandro Gertz Manero se sometió a una intervención quirúrgica «en la espalda, en la columna», a la que se refirió como una «infiltración».

Afirmó que el fiscal se encuentra en su domicilio, recuperándose, e incluso atendiendo asuntos del trabajo.

«Le deseamos que se mejore, que se recupere pronto. Eso es lo que puedo comentar», dijo el presidente.

A pregunta expresa sobre si la operación que tuvo Gertz Manero era relacionada al cáncer que se ha manejado, López Obrador dijo negó rotundamente la enfermedad. «No es cáncer, según mi información; afortunadamente», dijo AMLO.

Sobre la ausencia del fiscal en las reuniones bilaterales que el gobierno federal sostuvo con sus pares estadounidenses en el marco de la X Cumbre de Líderes de América del Norte, el presidente aseguró que él mismo le informó al presidente Biden y al procurador estadounidense, el motivo de la ausencia de Alejandro Gertz Manero.

Ocupó el tema para desmentir una carta que este fin de semana comenzó a circular, en el que se hacía referencia a un supuesto proceso para ir analizando perfiles de quienes podrían sustituir a Gertz Manero en la FGR, en donde se señalaban motivos de salud.

Entre risas, AMLO destacó que en la carta se leía ‘no omito manifestar que el contenido del presente escrito es de suma confidencialidad. Sin más por el momento me le reitero mi más altas y distinguidas consideraciones’.

«Yo ni uso eso. Es fácil falsificar la firma pero esta si está… yo cada vez que uso la mano, por mi dedito chueco, ya no me sale igual; pero esta si está completamente fuera…», dijo el mandatario.

AMLO remató el tema deseando que el fiscal se termine de recuperar pues dijo, «lo necesitamos».

Lamentó que en este caso,  aún cuando se trate de la salud de una persona, sus opositores estén mostrando la falta de humanismo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó este viernes obstáculos o resistencias de parte del fiscal general, Alejandro Gertz Manero, en relación al caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, pese a las denuncias del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

«Se habló de obstáculos en la fiscalía y se señaló al fiscal, pues yo sostengo que, en lo que a mí corresponde, que he estado pendiente, la actitud del fiscal ha sido de colaboración», aseguró el mandatario en su rueda de prensa diaria.

López Obrador respondió así a las acusaciones que el GIEI de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hiciera ayer, en donde alertó de la intromisión y obstrucción de parte de la Fiscalía General de la República (FGR) y el Ejército para investigar el «crimen de Estado» de los estudiantes.

Los expertos del GIEI afirmaron que las intromisiones en la FGR derivaron en la renuncia esta semana del fiscal especial del caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, además de que señalaron que en la fiscalía «se ha tratado de frenar las investigaciones» y «se han dado órdenes de no judicializar».

El presidente afirmó que el fiscal siempre ha colaborado desde que él asumió el gobierno en diciembre de 2018 con la promesa de resolver la desaparición de los 43 estudiantes ocurrida el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

“En ningún caso tuve resistencia del fiscal Gertz Manero ni del presidente de la Corte (Arturo Zaldívar) porque hablé con ellos y les pedí apoyo y colaboración, y los dos siempre dispuestos a ayudar. Ninguno de ellos me dijo: ‘es que no podemos llegar tan alto'», sostuvo.

La polémica sobre la desaparición de los 43 normalistas se ha reavivado en este octavo aniversario, derivado del reporte de la Comisión de la Verdad del Gobierno que reconoció el pasado 18 de agosto que fue un «crimen de Estado» con autoridades involucradas de todos los niveles, incluyendo el Ejército.

Sin embargo, el reporte también generó indignación. Los padres de los jóvenes han denunciado la impunidad de las Fuerzas Armadas, después de que la FGR cancelara la semana pasada 21 órdenes de aprehensión, de las que 16 correspondían a militares.

“Cuando hablo con el fiscal le aportamos el informe, y lo que hace el fiscal es ajustarse a ese informe y actúa con información de ese informe, y no dudo de que en la fiscalía haya habido gentes que no quisieran que se llevara a cabo el proceso de solicitar las órdenes de aprehensión”, argumentó López Obrador.

El mandatario también sostuvo que a la Comisión de la Verdad se le entregó «toda la información que solicitaron», aunque el GIEI denunció que las Fuerzas Armadas no han querido abrir todos los archivos, que incluyen pruebas de que espiaron a criminales, estudiantes y autoridades la noche de la desaparición.

«Yo personalmente hablé con el secretario (de la Defensa Nacional), con el almirante (de la Marina), con todos, para que se entregaran todos los documentos, todo lo que aparecía en los archivos, y por eso también se avanzó», defendió.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió en defender la actuación del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, quien dijo, no ha cometido delitos «graves» como para solicitar su remoción.

López Obrador fue cuestionado sobre cuáles son las razones para seguir respaldando a un funcionario que ha sido señalado de diversos delitos y omisiones. Se le preguntó si el Fiscal está por encima de la ley, e incluso por encima del jefe del Ejecutivo.

«No, no, no, todo mundo, todos los servidores públicos tenemos que actuar con apego a la Constitución y a las leyes. Y si se cometen delitos graves, los servidores públicos podemos ser enjuiciados (…) cualquier persona puede ser juzgada, cualquier servidor público, y tiene que probarse nada más que se trata de delitos que se han cometido. En el caso de la fiscalía, para la remoción del fiscal, lo puede solicitar el presidente si considera que el fiscal ha cometido delitos graves», respondió AMLO.

Y aunque reconoció que es el Presidente quien puede solicitar la remoción del titular de la FGR, dijo que él considera, «y ese es mi criterio, que el fiscal no ha cometido delitos graves.

«Hasta lo que yo tengo conocimiento y no soy cómplice de nadie, no establezco relaciones de complicidad con nadie, el fiscal no ha cometido delitos graves y por eso yo no he solicitado la remoción del fiscal, así de claro», justificó.

Explicó que él como presidente y responsable de la gobernabilidad del país, busca que se mantenga la paz y la tranquilidad en México.

Dijo que aunque no le guste a sus adversarios, a los conservadores, México tiene paz y tranquilidad, que reconoció no es plena, pero que trabaja todos los días con ese propósito.

«Pero no es que vivamos en la anarquía, en el desorden. ¿Cuántas manifestaciones en contra del gobierno ha habido? ¿Cuántas veces han llenado el Zócalo para protestar en contra del gobierno? (…) ¿qué pasó con Frenaa? ¿Por qué no convoca Claudio X González al Zócalo?», dijo el mandatario.

El tema le sirvió a AMLO para asegurar que, a diferencia del ambiente que pretenden hacer creer sus adversarios, la gente tiene confianza en el gobierno. «Hay esperanza».

Afirmó que su administración seguirá adelante, siendo muy respetuosos de todas las instancias y tomando decisiones cuando sean necesarias.

Remató asegurando que la Fiscalía sí trabaja, aunque cuestionó el diseño de autonomía con que se dotó a la FGR, pues dijo, es el equivalente a todos los órganos autónomos que fueron creando para dejar sin poder, o rodear por completo al presidente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió en defender al titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, quien la semana pasada tuvo una derrota en tribunales, en el caso que había presentado en contra de un grupo de abogados ligados al ex consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer.

Bueno, en cuanto a lo del litigio, la verdad es que nosotros no intervenimos en estos asuntos, tiene que ver con ministerios públicos, con jueces y hasta ahí nos quedamos.

«No, para nada, no (no hay desgaste). Hay desgaste cuando no se actúa bien, cuando hay corrupción, desde luego impunidad. Nosotros tenemos que buscar eso, desterrar la corrupción y acabar con la impunidad», respondió al mandatario al ser consultado sobre el tema.

Y es que la semana pasada, el juez federal, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, decidió no vincular a proceso a los abogados Juan Antonio Araujo Riva Palacio, César Omar González Hernández, Isaac Pérez Rodríguez y al asesor financiero, David Gómez Arnau, cercanos a Julio Scherer.

A los 4 la FGR los imputaba por lavado de dinero, tráfico de influencias, extorsión y asociación delictuosa, a partir de denuncias del abogado Juan Collado, quien se encuentra en prisión preventiva desde el 2019 por delincuencia organizada. 

La Fiscalía presentó la acusación formal porque supuestamente, Scherer utilizó las instituciones para tener una red delictiva dedicada a la extorsión y tráfico de influencias.  Argumentó que las extorsiones causaron daño a Collado por más de 37 millones de pesos. 

Sin embargo, después de una audiencia de más de 20 horas, el juez Delgadillo concluyó que los argumentos presentados no tenían fundamentos y por el contrario, advirtió sobre irregularidades en el actuar del Ministerio Público, y dijo que junto a la FGR actuaron de mala fe. 

En respuesta, la Fiscalía General de la República reiteró su apoyar al Ministerio Público de la Federación y rechazó la resolución de Delgadillo Padierna, el mismo juez que actuó en el caso de Rosario Robles, al considerar ilegal descalificar los más de 75 datos de prueba que se presentaron. 

La FGR informó que apelaría el fallo, además de que presentaría una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal, así como abrir una carpeta de investigación penal sobre el caso. 

Refiriéndose al tema, López Obrador insistió esta mañana en que ni el gobierno ni él se meten en disputas que se llevan a cabo entre quienes pelean por dinero. Dijo que el gobierno solo intervendría cuando se trate de asuntos graves.

Indicó que hay muchísimos «pleitos, querellas, denuncias de todo tipo, aquí me pasaría todo un día hablándoles de los pleitos judiciales, por ejemplo, de las herencias; pero son como para escribir libros, de cómo se pelean los que tienen dinero o reciben herencias y cómo hay confrontación en las familias, y toda la descomposición que se produce, pero de lo más inhumano, hasta en familiares, por el dinero, que es la mamá y, para hacerlo en términos de equidad, la mamá y el papá del diablo, el dinero», señaló AMLO.

Ya en ocasiones anteriores, López Obrador ha preferido no apoyar a alguno de los bandos; ha hablado de su afecto a Julio Scherer, a quien ha calificado como su hermano, mientras que también ha defendido el desempeño de Gertz Manero y rechazado su remoción.

Un juez ha decidido no vincular a proceso a tres abogados y un asesor financiero, todos cercanos a Julio Scherer, exconsejero jurídico de la Presidencia, por supuesta extorsión, tráfico de influencias, asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Fue el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna quien desestimó los argumentos de la Fiscalía General de la República (FGR), que buscaba vincular a proceso a Juan Araujo, César Omar González, Isaac Pérez y David Gómez Arnau.

El proceso judicial que se seguía tenía sus origen en una denuncia hecha por Juan Collado, quien se encuentra en prisión desde julio de 2019, y acusaba a los abogados y asesor de tener un vínculo cercano al entonces funcionario, quienes le habrían pedido hasta 2,000 millones de pesos para tramitar su salida de prisión.

La acusación señalaba que Collado había dado 10 millones de pesos para frenar la investigación en su contra que llevaba la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Además, aseguraba haber pagado 1.3 millones de dólares para dejar la prisión.

El fallo del juez, el mismo que actuó en el caso de Rosario Robles, significa un fuerte revés para el Fiscal, Alejandro Gertz, quien se sabe mantiene una rivalidad con Scherer Ibarra desde hace tiempo atrás, lo cual se especula fue una de las razones para dejar el gabinete.

Delgadillo Padierna precisó que la Fiscalía señaló a Scherer Ibarra como parte fundamental de la asociación delictuosa de la que imputó a los cuadro investigados, pero él no fue citado a comparecer, lo que el juzgador consideró como un intento de “imputación ficticia” contra el exconsejero jurídico, con lo que violó su presunción de inocencia.

Precisó que la FGR inició un procedimiento «ilegal» contra los investigados porque sabía que el criterio de oportunidad solicitado por Collado era improcedente. Dijo que la FGR no presentó dato alguno que ayudara a establecer la existencia de un delito por parte de alguno de los investigados.

Ante esto, ordenó dar vista a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que investigue y determine si Juan Collado o los fiscales violaron los derechos humanos de los acusados. «La Fiscalía General de la República se ha conducido con mala fe y mala intención”, dijo el juez.

Este es uno de los casos por los que el Fiscal ha sido acusado por utilizar el poder de la justicia a su favor. Hace algunas semanas, Scherer respondió con una carta publicada en el semanario Proceso, donde acusó a Gertz Manero de tráfico de influencias.

Alejandro Gertz Manero ha abusado del despacho que ocupa de forma más que clara. La Fiscalía General de la República le ha servido para atender con los recursos de la oficina (poder y dinero) sus rencillas personales. El caso de Alejandra Cuevas y Laura Morán es la evidencia más clara, aunque no la única.

A Alejandra Cuevas la tuvo en prisión 528 días por un delito que ni siquiera está catalogado, la de “garante accesoria”. A su madre, Laura Moran, de 98 años, la tuvo en arresto domiciliario porque consideró que no cuidó como debía de su hermano, Federico. Laura y Federico fueron pareja 53 años. Una relación que al hoy fiscal Gertz nunca le pareció porque, entre otras cosas, ella era mayor que él y divorciada, pero eso es harina de otro costal.

Lo que es incomprensible es que ante la evidencia clara y contundente que dieron las llamadas filtradas entre Gertz y su segundo en la Fiscalía, Juan Ramos, en donde ambos discutían el proyecto del Ministro Alberto Pérez Dayán, que no era público, para ver cómo lograr mantener a Alejandra en prisión, y ante el posterior fallo unánime de la Suprema Corte (11 a favor y 0 en contra) de su liberación lisa y llana, el fiscal siga en el cargo.

Ayer en su conferencia mañanera el presidente López Obrador refrendó su confianza en Gertz.

¿Por qué sigue el presidente sosteniendo a Gertz Manero al frente de la FGR?

Si López Obrador decide solicitar la remoción de Gertz, fortalece a Ricardo Monreal por partida doble. Primero porque la solicitud la tiene que enviar al Senado y ahí, es con el voto de las dos terceras partes de los senadores que se aprueba esta solicitud del Ejecutivo. Una vez que procede la remoción, Monreal vuelve a ser determinante porque es el mismo Senado el que ratifica al nuevo titular de la FGR.

Es claro que en su ejercicio adelantado de la sucesión presidencial lo que menos quiere López Obrador es fortalecer a Monreal. Además, en el esquema actual el presidente garantiza un Fiscal que está de rodillas, a su merced. Si el presidente decidiera solicitar su remoción, Gertz pierde todo el poder. Bien dice el dicho que el poder da amigos de mentiras y enemigos de ‘a de veras’, a los que se conoce una vez perdido este poder.

Lo que resulta inexplicable es la falta de escándalo que este episodio debiera ser para la abogacía. El caso de Alejandra Cuevas demostró que en México es irrelevante tener o no razón; tener o no buenos abogados. Quienes sacaron a su madre de Santa Martha fueron Ana Paula, Alonso y Gonzalo Castillo, sus hijos. Ellos se presentaron ante el Fiscal; se le arrodillaron al ministro Zaldívar; hablaron con los medios y vivieron en un infierno para enfrentar a Goliat. Sus abogados no pintaron para lograr que su madre esté hoy libre. El sistema legal no sirve y esto es una muy mala noticia para los abogados de México.

Si quieren ser relevantes tendrían que unirse en contra del fiscal. Gertz Manero es miembro de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados y del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México. ¿En dónde están sus manifestaciones en Palacio Nacional en contra de que un abogado como Gertz sea el titular de la FGR? ¿En dónde sus cartas pidiendo que se remueva del cargo a quién ha abusado de su poder? ¿En dónde su comunicado anunciando que expulsan a Gertz de sus órganos para poner cuando menos un mínimo de presión al presidente? O ¿Acaso es sostenible un Fiscal que ha sido expulsado de la BMA y del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México?

Columna completa en El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró esta mañana el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que amparó a Laura Morán y Alejandra Cuevas, acusadas de la muerte del hermano del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero.

López Obrador presumió la «independencia» de la Corte, luego de que ayer eliminara por unanimidad la orden de arresto de la cuñada del fiscal, Laura Morán, acusada de «homicidio doloso de concubino», y liberó a la hija de ella, Alejandra Cuevas, presa por «comisión por omisión accesoria» por la muerte de Federico Gertz en 2015.

“Celebro que se haya tomado esa decisión por la Corte y creo que es la mejor manera de enfrentar las controversias, los conflictos, los problemas, el que nos ajustemos al marco legal y que prevalezca un auténtico, un verdadero Estado de derecho, antes esto no sucedía”, manifestó el mandatario.

El caso había despertado controversia por un audio filtrado a inicios de marzo en el que el fiscal Gertz Manero presumía del apoyo de «tres o cuatro ministros» de la SCJN.

Tras esa filtración, López Obrador insistió en respaldar al fiscal al argumentar que entendía «la situación personal, moral, humana del fiscal» al tratarse de «un asunto vinculado con su hermano».

Pero ahora declaró que «qué bueno que se resuelven todos estos casos por la vía legal y que se demuestra que al margen de la ley nada y por encima de la ley, nadie”.

El mandatario recordó que el actual presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, denunció en febrero pasado que el entonces presidente Felipe Calderón o presionó durante la votación del caso del incendio de la Guardería ABC, donde murieron 49 niños en 2009.

“Eso ya no sucede, ahora hay independencia, hay autonomía, no se simula. El Ejecutivo no es el poder de los poderes y esto es el cambio», aseguró.

Después del fallo de la Suprema Corte, Cuevas salió ayer mismo del penal de Santa Martha Acatitla, donde estuvo presa desde octubre de 2020.

López Obrador aseguró que ha instruido a la Secretaría de Gobernación (Segob) brindarle «toda la protección y todo el apoyo» a Cuevas, quien ha denunciado que corre peligro por la presunta persecución del fiscal Gertz Manero.

Cuestionado sobre si pese a lo resuelto por la Corte, que apuntó que hubo irregularidades en los procesos judiciales contra las acusadas, aún respalda al titular de la FGR, López Obrador dijo que sí, y llamó a que si los acusados tiene pruebas de que se actuó de mala manera en la Fiscalía capitalina o por parte de la propia FGR, deben presentar una denuncia.

«El presidente no da línea para beneficiar o perjudicar a alguien (…) no se fabrican delitos, no se protege a influyentes, ya no es lo mismo de antes», remató.

Foto: Twitter @JTrianaT

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio a conocer esta tarde el proyecto a cargo del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, por el que propone conceder amparo liso y llano a Laura Morán y Alejandra Cuevas, cancelando así los procesos iniciados en su contra por la muerte del hermano del fiscal Alejandro Gertz Manero.

La Corte indicó que los proyectos se discutirán en breve, por lo que se estaría ordenando la inmediata liberación de la sobrina política del titular de la FGR. Sin embargo, no se dio fecha exacta de esta discusión.

Detalló que en los amparos en revisión 540 y 541, se propone abandonar un criterio vigente desde hace diez años, que imponía limitaciones a lo que las personas inculpadas podían hacer cuando se les había concedido un amparo por defectos formales y no lo impugnaban, pero la autoridad o la víctima sí lo hacían.

Explicó que tradicionalmente y dada cierta aproximación a lo que se conoce como “recurso adhesivo”, las personas inculpadas sólo podían defender “lo que ya habían logrado” pero no podían discutir lo que no habían logrado: es decir, tratar de obtener una solución a su problema jurídico real en un recurso interpuesto por el ministerio público o la víctima.

Este es el momento, dice el proyecto, de acogerse a una nueva concepción de los recursos para que de acuerdo con las disposiciones de derechos humanos constitucionales e internacionales, sean sencillos, accesibles y efectivos.

«No debe darse oportunidad a las personas inculpadas de perseguir una solución completa a un problema que atraviesa su libertad personal cuando han recibido un amparo basado en vicios formales y el ministerio público o la víctima han combatido esa resolución», indicó la Corte.

El proyecto deja claro que ahora sólo se resuelve lo relativo al alcance de un recurso adhesivo en materia penal. Por tanto, queda pendiente su estudio en otras materias. Así, el proyecto propone la concesión del amparo liso y llano a las inculpadas en ambas causas y sugiere ordenar su inmediata libertad.

Las inculpadas son consideradas presuntas responsables del homicidio de Fernando Gertz, ya que se asegura que las mujeres fueron negligentes en su cuidado cuando les correspondía desempeñarlo con toda diligencia para evitar su muerte.  En el caso de Laura Morán, por tratarse de su concubina, y en el caso de la señora Alejandra Cuevas, por tratarse de la hija de la pareja de Federico Gertz.

El proyecto destaca que en el caso de Alejandra Cuevas se utilizó una figura inexistente en la legislación penal: la de garante accesoria.

De acuerdo con la Constitución, no hay delito sin ley. Por tanto, el proyecto afirma que la inexistencia de la figura basta para eliminar cualquier responsabilidad a Cuevas, en la muerte de Federico Gertz, una persona de avanzada edad y con distintos padecimientos de salud.

En el caso de Laura Morán, el proyecto identifica que el deber de cuidado que se le impuso excede el límite de lo razonable.

«No es posible esperar que una mujer sin conocimientos especializados y en franca situación de vulnerabilidad, pues tenía 88 años, se condujera como si tuviese habilidades excepcionales para evitar la muerte de una persona gravemente enferma. Es lógico, por tanto, que no puede ser responsabilizada por un resultado, la muerte de su pareja sentimental de 50 años, que razonablemente no podía evitar», adelantó la Corte.

En días pasados, la Suprema Corte envió los expedientes de Alejandra Cuevas y Laura Morán, a la ponencia del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Al respecto, el ministro presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, afirmó que Gutiérrez Ortiz Mena se comprometió a presentar “a la mayor brevedad” las propuestas en las que la Corte analizará si fue legal emitir la orden de aprehensión contra Laura Morán, y el auto de formal prisión contra su hija Alejandra Cuevas, quien permanece en el penal de Santa Martha Acatitla desde octubre de 2020.

La tarde de ayer, a puerta cerrada, compareció el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, ante la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva de la Comisión de Justicia del Senado de la República.

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), destacó que se trató de un ejercicio serio, respetuoso y de alto nivel, donde se expresaron las posiciones de los diverso Grupos Parlamentarios, en el que el Fiscal dio respuestas puntuales.

Al término del encuentro, el morenista aseguró que Gertz Manero cuenta con el respaldo de todos los grupos parlamentarios representados en el Senado, sin excepción, pues “hay confianza en el Fiscal y en la justicia”.

Afirmó que el titular de la FGR no evadió ninguno de los cuestionamientos que se le hicieron. “Los senadores y las senadoras fueron enérgicos, con preguntas directas, respetuosos, pero firmes”.

Indicó que se trataron todos los temas de interés en la opinión pública: el espionaje telefónico, los factores que inciden en la violencia, rezago en investigaciones, el caso Ayotzinapa, el hecho registrado recientemente en Michoacán o la actuación del crimen organizado en distintos estados del país.

“Sobre el espionaje telefónico comentó que ya había una investigación, que tenía ya prácticamente una semana y media que se había iniciado una carpeta de investigación, y que estaba muy avanzada”, para definir si correspondía a espionaje público o privado.

El legislador reveló que el Fiscal se comprometió, ante los senadores de todos las bancadas, a respetar la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en relación al caso de su familia política, lo que dijo, «lo dibuja como un hombre de Estado”.

Adelantó que se comprometieron a reunirse con mayor frecuencia, por lo que establecerán un calendario para llevar este ejercicio.

Monreal Ávila reiteró que todos los grupos parlamentarios, sin excepción, le refrendaron su confianza al titular de la Fiscalía. “Hay confianza en el Fiscal y en la justicia”.

«¿Después de la comparecencia no ve posibilidades de que sea relevado del cargo, de que él renuncie?», se le preguntó al líder morenista. «No veo ninguna posibilidad en este momento”, respondió».

La Suprema Corte postergó este lunes un fallo definitivo sobre el caso de la muerte del hermano del Fiscal General, Alejandro Gertz Manero, quien acusa a su familia política por su muerte, y luego de que se filtraran audios en los que presume del apoyo de algunos ministros de la SCJN.

La Corte pidió más tiempo para analizar el fondo del caso, en el que Gertz Manero acusa a su cuñada, Laura Morán, de «homicidio doloso de concubino» y a la hija de ella, Alejandra Cuevas, que está presa, de «comisión por omisión accesoria» por la muerte de su hermano Federico en 2015.

El pleno votó 10 a 1 contra el proyecto del ministro Alberto Pérez Dayán, quien otorgaba un amparo a Cuevas, pero no le concedía la libertad inmediata, sino que ordenaba al Tribunal Superior de Justicia de Ciudad de México retomar el caso para un nuevo fallo.

Todos los ministros menos Pérez Dayán respaldaron la postura del presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, de presentar un nuevo proyecto para «resolver el fondo del asunto, en definitiva», por lo que ahora evaluarán las pruebas y se pronunciarán sobre la libertad de Cuevas, presa desde octubre de 2020.

«Debemos resolver el fondo del asunto con un estudio donde analicemos todas las pruebas y podamos llegar a la conclusión en la que cada uno de nosotros podamos estar”, comentó Zaldívar, quien hace cuatro meses propuso al pleno atraer el caso por su relevancia.
Sin embargo, algunos especialistas como Leticia Bonifaz, han señalado que lo resuelto por la Corte es una buena señal sobre el caso, ya que pese a no admitir el proyecto, todos los ministros ya se pronunciaron y van por otorgar un amparo liso y llano que la deje en libertad a Cuevas.

Explicó que si ganaba el proyecto de hoy, el caso regresaba al colegiado y Alejandro Gertz podía volver a impugnar; sin embargo, se espera que el nuevo proyecto sea solo un paso más para que la acusaba quede en libertad.

Gertz Manero, quien ha recibido el apoyo público en reiteradas ocasiones del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), reconoció la autenticidad de los audio filtrados hace unos días, y en lugar de intentar explicar lo que en ellos se le escuchaba decir, denunció «una extorsión mediática» que busca «tumbarlo» de la Fiscalía General de la República (FGR).

La familia de Morán y Cuevas acusa a Gertz Manero de utilizar la FGR, desde que asumió el cargo en 2019, para perseguir a las mujeres, a las que acusa de matar a su hermano por «negligencia» porque, según él, no hicieron lo posible para mantenerlo vivo en 2015 cuando estaba enfermo.

Los ministros de la Suprema Corte no abordaron en el pleno este señalamiento, pero cinco de ellos adelantaron que votarán «por un amparo liso y llano» para Cuevas para «su liberación inmediata». Quienes se pronunciaron por la liberación coincidieron en vicios de forma, falta de exhaustividad y falta de fundamentación sobre la responsabilidad de Cuevas.

“No encuentro prueba alguna que resulte idónea para acreditar la existencia de una omisión de cuidado por parte de la quejosa (Cuevas)», argumentó el ministro Juan Luis González Alcántara.

El titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, denunció este miércoles una extorsión mediática criminal en su contra luego de que se filtraran audios en los que se le escucha hablar sobre el juicio que se lleva a cabo en la Suprema Corte relacionado con la muerte de su hermano y su familia política.

“Yo siento que estamos frente a una verdadera extorsión mediática criminal. Déjame repetirlo, extorsión mediática criminal”, aseveró el funcionario durante una entrevista con Radio Fórmula.

Gertz afirmó que esta extorsión tiene como objetivo lincharlo pues, según él, las investigaciones de la dependencia que encabeza están “atentando contra intereses espurios de grupos”.

El fiscal respondió así a la filtración que se dio en YouTube a finales de la semana pasada donde en varios audios, conversa con el fiscal Juan Ramos, hombre de su confianza.

En estas conversaciones hablan del juicio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y revelan una supuesta intervención de Gertz para lograr que el Alto Tribunal apruebe una resolución en su favor en el caso que impulsa contra la expareja y la exhijastra de su hermano Federico, a quienes acusa de haberlo asesinado.

De esta manera, hablan del apoyo que varios jueces de la Suprema Corte podrían dar a su favor, mientras que hay uno de los magistrados, Alberto Pérez Dayán, que pretendería dejar en libertad a Alejandra Cuevas, hija de la expareja de su hermano.

Según Gertz Manero, ambas mujeres propiciaron en 2015 la muerte de su hermano por negligencia.

En la entrevista, el fiscal aceptó que en las conversaciones filtradas sí estaba tocando el tema de su excuñada, pero aseguró que no habló en la forma en la que se presenta en los audios ya que el caso de la muerte de su hermano Federico nunca ha sido tramitado por la FGR, pues es del fuero común.

“Dicen: ‘el fiscal la metió en la cárcel, usando a la Fiscalía de la República para meterla a la cárcel’. Nada más falso. La institución no tiene ninguna injerencia en ese asunto”, justificó.

Cuestionado sobre si tiene la intensión de renunciar debido a las acusaciones de abuso de poder y tráfico de influencias, el fiscal dijo que eso “no pasa por mi cabeza”.

Aseveró que los grupos supuestamente afectados por sus investigaciones se han dedicado a propiciar un linchamiento en su contra y buscan una «guerra de lodo» para descalificarlo.

Sobre el tema, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó esta mañana que Gertz Manero debe mantenerse en el cargo pese al escándalo de la difusión de las llamadas. “Pienso que sí (debe permanecer en su cargo)», respondió a pregunta expresa de una periodista.

El mandatario dijo que magistrados de la Suprema Corte como José Ramón Cossío buscan la salida del fiscal del cargo por una «postura de tipo política».

“Eso lo va a resolver la Suprema Corte. Y no caer en el maniqueísmo de buenos y malos, porque no son unas blancas palomas estos que están buscando la salida del fiscal», remató.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investiga las transferencias millonarias de una empresa inmobiliaria cuyo socio es el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, según publicó este martes El Universal.

Los documentos filtrados al diario muestran que la UIF indaga transferencias de entre 2015 y 2021 de la Inmobiliaria Algerman, de la que son socios Gertz Manero y su yerno José Antonio Martí, además de tener como representante legal a Juan Ramos López, actual subprocurador de delitos federales.

La empresa, presuntamente, realizó entre esos años transferencias electrónicas en las que mandó 119 millones de pesos y recibió 35 millones de pesos a nivel internacional y de supuesta manera irregular.

Las transferencias abarcan el periodo en el que Gertz Manero ha sido titular de la Fiscalía General de la República (FGR), a la que llegó en 2019 luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lo propusiera para el cargo.

Además de estos montos, la investigación de El Universal destaca que en 2020 la inmobiliaria recibió una transferencia por 1 millón de dólares de una cuenta del Banco Credit Suisse y otra transferencia de 1.5 millones de dólares a través de Scotiabank México.

Pese a que el diario reportó los números de folio de los documentos, la UIF envió una breve carta después de su publicación para afirmar que «el supuesto informe no existe».

Esta filtración es adicional al reporte hecho ayer por El Universal, que reportó que la UIF investigaba a Gertz Manero por su amplio historial en transacciones millonarias y autos de lujo. Lo más llamativo fue que entre 2013 y 2021 el fiscal gastó, en poco más de un año, 109 millones de pesos en autos de lujo.

También sobre esta primera filtración, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que depende de la Secretaría de Hacienda, respondió que «es completamente falsa. El supuesto ‘informe’ no existe».

Pero la información sacudió a la política nacional porque coincidió con otra filtración hecha al diario Reforma de una denuncia anónima ante la FGR por el presunto enriquecimiento ilícito de Santiago Nieto, extitular de la UIF. Ambas revelaciones encendieron la alerta sobre la rivalidad que ya se comentaba desde el pasado entre Nieto y Gertz Manero.

Cuando Nieto dirigió la UIF tuvo roces públicos con el fiscal por el rumbo de las investigaciones, pero ahora el titular es Pablo Gómez, cercano a López Obrador. El presidente no se ha pronunciado sobre estos actos, pero en pasadas acusaciones hechas contra el fiscal ha reiterado que «es un hombre de su confianza».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó este miércoles que la Fiscalía General busca arrestar por corrupción a científicos y académicos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), un caso que ha despertado polémica y el rechazo generalizado en redes sociales.

«Tengo entendido que sí, porque se presume que hubo malos manejos de recursos en el Conacyt; sin embargo, esto lo va a resolver el juez y el que nada debe, nada teme», respondió el mandatario al ser cuestionado sobre el tema.

Y es que según se ha reportado, el Fiscal Alejandro Gertz Manero solicitó arrestar por operación de recursos con procedencia ilícita y delincuencia organizada a 31 científicos, académicos y personal administrativo del organismo público.

La solicitud obedecería a una denuncia presentada presuntamente por la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, por el desvío de 50 millones de pesos por parte de dichos trabajadores.

Sin embargo, los detractores del gobierno acusan al fiscal de querer vengarse ya que buena parte de la comunidad científica criticó duramente que la dirección del Conacyt distinguiera en junio a Gertz Manero con el nivel 3 del Sistema Nacional de Investigadores, el más alto reconocimiento.

Incluso el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, arremetió contra la actuación de la Fiscalía, que consideró «un despropósito e inconcebible». En un acto para conmemorar los 100 años del escudo de la UNAM, el rector hizo un alegado a favor de la «división de poderes» y el «respeto irrestricto a la defensa de los posibles involucrados».

Pese a la polémica generado, esta tarde se reportó que el juez encargado de evaluar el caso rechazó las órdenes de detención solicitadas por la Fiscalía General de la República (FGR).

López Obrador defendió que «el que es inocente no debe de preocuparse para nada» puesto que en su gobierno no se fabrican delitos, como ocurría en gobiernos anteriores.

Reiteró la confianza que le tiene a la Fiscalía y a su titular, que dijo, «no creo que cometan ninguna injusticia». Calificó al fiscal como un hombre recto, íntegro, y de confianza. «No hay persecución política para nadie, no es venganza».

No es primer escándalo que enfrenta Gertz Manero, quien fue ratificado en 2019 Fiscal General por el Senado a propuesta de López Obrador. Ha sido señalado de aprovechar su cargo e influencia para perseguir judicialmente a su familia política, a la que acusa de haber asesinado a su hermano Federico Gertz en 2015.

Gertz Manero también levantó críticas de activistas por proponer en 2020 modificar la tipificación del delito de feminicidio y por impulsar una reforma de la Fiscalía para despojarla de sus labores de búsqueda de desaparecidos.

Organizaciones de la Sociedad Civil y colectivos aseguraron que el caso de Salvador Cienfuegos es la última prueba de que México necesita un nuevo Fiscal, y no una nueva ley como se ha planteado, esto al acusar que el actual titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, faltó a su obligación de llevar a cabo una investigación seria y exhaustiva sobre los cargos en contra del extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional.

A través de un pronunciamiento público, las más de 300 organizaciones indicaron que la actuación de la Fiscalía frente a las acusaciones documentadas en Estados Unidos en torno al exsecretario de la Defensa, deja en claro que en México los militares son intocables.

«Se pone de manifiesto, además, que el Fiscal no está defendiendo su autonomía, faltando a su mandato constitucional, en tanto que, ha sido el Presidente de la República quien ha sentado las pautas de actuación que rigen a la Fiscalía».

Como muestra, recordó que la negociación con las autoridades estadounidenses para que el General Cienfuegos fuera trasladado a nuestro país fue conducida por el canciller Marcelo Ebrard, y no por el Fiscal como debiera ser ante cualquier acuerdo de colaboración en materia penal.

Indicaron que la ausencia de acciones del Fiscal para defender su autonomía es una violación directa al artículo 102, apartado A de la Constitución, que establece que la institución federal encargada de la procuración de justicia será un órgano público autónomo, lo que significa que no debe estar sujeto a ningún poder político, sea formal o fáctico. «Este mandato ha sido incumplido por el Fiscal, que ha puesto a la institución que encabeza al servicio de los intereses del Gobierno».

Aseguraron que independientemente de la información que haya recibido por parte de las autoridades estadounidenses, el Fiscal tenía la obligación de llevar a cabo una investigación seria y exhaustiva sobre los cargos en contra del General Cienfuegos, buscando incluso testimonios de posibles víctimas de graves violaciones a derechos humanos, crímenes de lesa humanidad y actos de corrupción, que se hubieran cometido por el Ejército cuando el General Cienfuegos era titular de la Defensa Nacional.

Adicional, señalaron que hubo otros desacatos por parte del Fiscal, tales como el incumplimiento de diversos aspectos de la Ley Orgánica de la Fiscalía, el nombramiento de fiscales especiales sin respetar lo dispuesto en la Constitución y en la ley, la ausencia de acciones para llevar a cabo la transformación y la transición de la Procuraduría General de la República a la Fiscalía, como órgano autónomo, y la perpetuación de esquemas que históricamente han demostrado ser ineficaces y que, por tanto, han conservado los altos niveles de impunidad en el país.

Los firmantes, en los que también se encuentran colectivos y personas a título personal, sostiene que el cierre de las investigaciones del caso del General Cienfuegos es también el cierre absoluto a la posibilidad de que en México se investigue de manera efectiva y eficiente a las altas esferas del poder, cuando cometen delitos o violaciones a derechos humanos.

Se indica que a casi dos años de haber asumido la titularidad de la Fiscalía, Alejando Gertz Manero ha demostrado que no ha pasado la prueba y que no se encuentra a la altura de los retos que demanda este país, por lo que solicitaron al presidente López Obrador remueva al funcionario como titular de la Fiscalía General de la República.

Adicional, solicitaron al Senado cite a Gertz Manero para que rinda cuentas sobre su actuación en este y otros casos, así como sobre su incumplimiento reiterado a la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República; lleve a cabo una convocatoria abierta para elegir una nueva persona titular de la Fiscalía, así como que se inicien investigaciones contra el actual titular de la FGR y su equipo por haber actuado fuera del marco de la Ley Orgánica.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reveló este lunes que se está buscando que los detenidos por el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa sean testigos protegidos.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario señaló que con esto se busca que se rompa «el pacto de silencio» que imperó en el caso.

«Se está buscando también que los detenidos puedan ser considerados como testigos protegidos porque hubo como un pacto de silencio para que no se hablara y hay que romper ese pacto de silencio», indicó AMLO.

Resaltó que ha habido avances en la investigación, así como órdenes de aprehensión y que algunos detenidos ya están hablando sobre lo que sucedió.

«Como hay nuevas detenciones, yo hago el llamado a los detenidos, a sus familiares de que ayuden dando a conocer información veraz sobre los hechos y, si ellos colaboran, van a tener consideraciones de carácter legal», añadió el presidente de México.

Confirmó que se ejecutarán órdenes de aprehensión contra miembros del Ejército; sobre el tema dijo que no habrá protegidos y no se tolerará la impunidad.

El sábado pasado, en el maro del sexto aniversario de la desaparición de los estudiantes,  el titular de la Fiscalía General de la RepúblicA (FGR) Alejandro Gertz Manero, informó que el exdirector de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón, «cobró y robó» más de mil millones de pesos por su trabajo en el caso Ayotzinapa.

“No lo hizo gratuitamente, él tuvo un pago, él cobró y se robó más de mil millones de pesos del presupuesto de la entonces PGR, que sustrajo de manera fraudulenta», dijo el Fiscal durante su participación en la presentación del informe del caso Ayotzinapa, a seis años de la desaparición de los 43 normalistas.

El funcionario aseguró que Zerón colaboró para encubrir la participación de policías y autoridades federales en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Señaló que Zerón se convirtió en el vocero oficial del Gobierno federal y en el orquestador de «falsedades» incluidas en la llamada «herdad histórica».

Gertz Manero señaló que Tomás Zerón sustrajo más de mil millones de pesos del presupuesto de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), con la ayuda de otros funcionarios «cómplices» al interior de la dependencia.

El Fiscal indicó que la PGR puso a disposición del exfuncionario federal a 50 agentes policiales, demás de todo el aparato administrativo para «cuidarlo y facilitarle ese saqueo».

Gertz Manero señaló que tras descubrirse el desvío, Zerón huyó de México a Canadá, donde fue ubicado por las autoridades mexicanas, por lo que se trasladó a Israel donde se encuentra ahora.

Adicional, el fiscal especial para el caso Igual, Omar Gómez, informó sobre la detención de Blanca Alicia «N», ministerio público acusada de falsear la actuación del ex director de la AIC, y quien además es acusada de tortura y desaparición forzada, entre otros delitos.

Finalmente, López Obrador aseguró que se está llevando una investigación a fondo en el terreno donde se presume se quemaron a los normalistas y en otras zonas cercanas y se han estado localizando cuerpos, restos de restos humamos, en toda el área, «se han hecho muchas visitas, con equipos especializados».

Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, aclaró esta mañana su postura sobre el delito de feminicidio. Lamentó la forma como los medios de comunicación han tratado el tema y negó que piense renunciar a la FGR.

«No quiero desaparecer el feminicidio, sino facilitar su investigación», señaló en la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al afirmar que la protección de las mujeres y los grupos vulnerables es prioridad de su gestión, en coordinación con el Gobierno Federal.

«Ese delito deberíamos hacerlo mucho más sencillo para proteger a las víctimas, para darles mayor empoderamiento en la defensa de su vulnerabilidad; lo ideal sería homologarlo», expuso el fiscal.

“Lo que estamos haciendo es visibilizar un problema grave, estableciendo que hay un grupo muy delicado de seres humanos a los que hay que proteger», abundó.

Gertz Manero recordó que fue invitado por la bancada de Morena a una reunión antes del inicio del actual periodo ordinario de sesiones legislativas, y en dicho foro planteó una mejor judicialización para la protección de las mujeres.

Consideró que el delito de feminicidio «no está suficientemente claro» para hacer la defensa porque en los homicidios no hay un aumento en los homicidios en general, pero sí en los feminicidios.

Explicó que en los últimos años el feminicidio ha crecido 137%, pero la tipicidad de este ilícito ha obstaculizado a la justicia. Por ello, su propuesta es agilizar los procedimientos legales para salvaguardar a las mujeres.

El fiscal denunció que en los últimos días la prensa ha malinterpretado sus palabras e incluso inventó la versión de su renuncia.

“Me han enfermado, me han renunciado, me han parece que hay grupos a los que estoy molestando, pero es mi trabajo, expresó Gertz Manero.

Alejandro Gertz Manero entregó esta mañana un cheque de dos mil millones de pesos que fueron recuperados de una investigación de combate a la corrupción.

“El patrimonio de México, los bienes de la nación han sido saqueados, por eso se debe combatir, por eso, hemos iniciado una serie de acciones penales para recuperar los bienes de la nación. Y hoy podemos anunciar que estamos entregando un cheque de 2 mil millones de pesos al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado», dijo el Fiscal.

Previamente, el presidente Andrés Manuel López Obrador había dicho, al presentar el tema durante la conferencia matutina, que “nunca en la historia nunca se había recuperado dinero de la corrupción, estamos en el terreno de lo inédito. Se ha tomado la decisión para que ese dinero regrese al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado».