Tag

impuestos

Browsing

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este lunes la negativa del expresidente Donald Trump a entregar sus declaraciones de impuestos a un gran jurado de Nueva York que estudia si infringió la ley con los pagos secretos de su campaña electoral a la actriz porno Stormy Daniels.

La Corte Suprema allanó así el camino para que el fiscal del distrito neoyorquino de Manhattan, Cyrus Vance, obtenga las declaraciones de impuestos de Trump, lo que supone un duro revés legal para el republicano, quien se ha opuesto fuertemente a entregar sus cuentas financieras al tribunal.

Sin embargo, los documentos no se darán a conocer públicamente, ya que, según el dictamen de la Corte Suprema, las declaraciones de impuestos estarán sujetas a las reglas de secreto del gran jurado, que impide su divulgación fuera del tribunal.

En una declaración, Trump enmarcó la decisión del Tribunal  a una «persecución política» y una «caza de brujas» que viene denunciando cuando se trata de decisiones legales en su contra o de los dos procesos de destitución («impeachment») que ha tenido que afrontar.

«Por más de dos años, la ciudad de Nueva York ha estado analizando casi todas las transacciones que he realizado, incluidas declaraciones de impuestos que fueron realizadas por las firmas de abogados y contables más grandes y prestigiosas de EE.UU. (…) La Corte Suprema nunca debería haber permitido que ocurriera esta ‘expedición de pesca’, pero lo hicieron», se quejó Trump.

Vance investiga si los pagos secretos de dinero de la campaña electoral de Trump a Daniels, para evitar que hiciera pública una supuesta relación sexual entre ambos, infringieron la legislación del estado de Nueva York.

Trump ha insistido en su negativa a aportar los documentos financieros por considerar que la orden es demasiado amplia, se emitió «de mala fe» y equivale a un «acoso» político por parte de Vance, quien es del Partido Demócrata.

«Estos son ataques de demócratas dispuestos a hacer cualquier cosa para detener a las casi 75 millones de personas (…) que votaron por mí en las elecciones, una elección en la que muchas personas y expertos sienten que gané. ¡Estoy de acuerdo!», agregó el exgobernante, que sigue sin reconocer su derrota electoral.

El fiscal del distrito de Manhattan reclama a Trump sus declaraciones fiscales de ocho años y otros documentos como parte de su investigación sobre los pagos secretos a la actriz porno.

Además, Vance estudia si el exgobernante cometió otros posibles delitos, incluidos el fraude bancario y de seguros, según sugirió hace meses en documentos judiciales.

En julio pasado, la Corte Suprema de Estados Unidos ya había rechazado los intentos de Trump de que se le declarase inmune a estas citaciones dada su condición de presidente en aquel entonces, y estableció que, como gobernante, no tenía derecho a ningún tipo de trato diferente al común de los ciudadanos.

Además de ese proceso, Trump es objeto de otra investigación judicial en Nueva York por posible ocultación del valor de activos para obtener préstamos y exenciones fiscales.

Este otro proceso lo lleva la fiscal general de Nueva York, Letitia James, que investiga si Trump infló el valor de algunas propiedades en el estado para obtener préstamos y también los falseó para reclamar exenciones fiscales.

El presidente Donald Trump dijo el lunes que pagó «muchos millones de dólares en impuestos» y que tiene más activos que pasivos, pero no ofreció evidencia ni se comprometió a entregar algún documento que sustente sus dichos.

En una serie de publicaciones en Twitter, el republicano respondió a un reportaje del diario New York Times (NYT) que reveló que pagó solo 750 dólares en impuestos en 2016 y 2017, luego de años de informar sobre graves pérdidas de sus negocios.

«Pagué muchos millones de dólares en impuestos pero tenía derecho, como todo el mundo, a créditos tributarios y por depreciación», escribió en su cuenta de Twitter. «Estoy muy desapalancado. Tengo muy poca deuda en relación con el valor de los activos».

El presidente republicano, que se enfrentará al demócrata Joe Biden mañana por la noche en un primer debate, dijo que tenía «activos extraordinarios» y se aseguró tener una declaración financiera «muy IMPRESIONANTE».

Trump tiene una deuda de cientos de millones de dólares por pérdidas crónicas en negocios, las que usa para evitar el pago de impuestos, informó el diario. NYT dijo que obtuvo declaraciones de impuestos que cubren más de dos décadas para Trump y sus negocios.

Las deudas de Trump que se reportaron plantean problemas de seguridad nacional, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi,  e indicó que la gente merece saber a quién le debe dinero porque podría ser usado como palanca en su contra.

Trump acabó con una tradición de décadas entre los mandatarios y candidatos presidenciales cuando se negó a entregar sus declaraciones de impuestos federales la primera vez que postuló a La Casa Blanca en 2016.

El presidente dice que es porque está siendo auditado por el Servicio de Impuestos Internos, pero la agencia ha dicho que no hay razón para que no pueda liberar la información mientras está siendo auditado.

Donald Trump pagó sólo 750 dólares de impuestos federales sobre la renta el año que se postuló para presidente y también en su primer año en La Casa Blanca, de acuerdo con un artículo publicado ayer en el diario The New York Times (NYT).

Trump, quien ha guardado celosamente sus declaraciones fiscales y es el único presidente de la era moderna que no las hace públicas, no pagó impuestos federales sobre la renta en 10 de los últimos 15 años.

Los detalles de las declaraciones de impuestos complican la descripción que hace Trump de sí mismo de ser un empresario astuto y patriota, porque revelan una cadena de pérdidas financieras e ingresos procedentes del exterior que podrían entrar en conflicto con sus responsabilidades como presidente.

La información financiera que Trump ha revelado dice que ganó por lo menos 434.9 millones de dólares en 2018, pero en sus declaraciones fiscales reportó pérdidas por 47.4 millones.

Las declaraciones fiscales también muestran cómo un multimillonario podría pagar de poco a nada en impuestos, mientras que alguien de clase media podría pagar sustancialmente más.

Aproximadamente la mitad de los estadounidenses no pagan impuesto sobre la renta, principalmente por lo bajo de sus ingresos.

Pero las cifras oficiales indican que el contribuyente promedio pagó aproximadamente 12,200 dólares en 2017, unas 16 veces más de lo que pagó el presidente.

La divulgación, que según el NYT proviene de datos de declaraciones de impuestos que abarcan un periodo de dos décadas, se da en un momento crucial, ya que el primer debate presidencial entre Trump y su rival demócrata Joe Biden está programado para mañana, a pocas semanas de las elecciones presidenciales.

En una conferencia de prensa en La Casa Blanca, Trump calificó el reporte como «noticias falsas» y dijo que ha pagado impuestos, aunque no dio detalles. También dijo que la información sobre sus impuestos «será revelada», pero no dijo cuándo; volvió a hacer promesas similares durante la campaña de 2016 que nunca cumplió.

De hecho, el presidente ha impugnado en tribunales los intentos de quienes buscan acceder a sus declaraciones fiscales, entre ellos la Cámara de Representantes federal, que presentó una demanda para acceder a esos documentos como parte de la supervisión legislativa.

Durante sus primeros dos años como presidente, Trump obtuvo 73 millones de dólares de sus negocios en el extranjero, que además de sus campos de golf en Escocia e Irlanda incluyeron 3 millones procedentes de Filipinas, 2.3 millones de India y 1 millón de Turquía.

En 2017, el presidente pagó 145,400 dólares de impuestos en India y 156,824 dólares en Filipinas, en comparación con los apenas 750 dólares de impuesto sobre la renta en Estados Unidos.

Según expertos, Trump encontró múltiples maneras de reducir sus pagos de impuestos. Ha conseguido deducciones por gastos personales en vivienda, transporte aéreo y 70,000 dólares por arreglo de cabello mientras filmaba «The Apprentice».

Las pérdidas en sus negocios de bienes raíces de propiedad única y administrados por Trump al parecer contrarrestaron los ingresos de su participación en «The Apprentice» y otras entidades con múltiples propietarios. En los primeros dos años de su presidencia, Trump recurrió a créditos fiscales para negocios a fin de reducir sus obligaciones impositivas.

El NYT dijo que 9.7 millones de dólares de créditos por inversión empresarial que fueron presentados después de que Trump solicitara una extensión para presentar sus impuestos le permitieron reducir sus obligaciones y pagar sólo 750 dólares tanto en 2016 como en 2017.

Trump, a partir de 2010, hizo un reclamo y recibió una devolución de impuestos por 72.9 millones de dólares, que el NYT dijo era el centro de una auditoria en marcha del Servicio Interno de Impuestos. El diario señaló que un fallo contra Trump podría costarle 100 millones de dólares o más. Trump también tiene más de 300 millones de dólares en créditos que deben ser pagados en los próximos cuatro años.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo este jueves que se opone a prohibir la venta de comida chatarra en el país, esto luego de que en Oaxaca se limitara la comercialización de estos alimentos a menores de edad.

«No puedo tener injerencia en lo que digan los estados, pero mi opinión va en el sentido de que se oriente, no caigamos en prohibiciones», sostuvo el mandatario en conferencia de prensa matutina.

Y es que en agosto pasado, el Congreso de Oaxaca y Tabasco, aprobaron la modificación de la Ley de los Derechos de los Niñas, Niños y Adolescentes para prohibir la comercialización de alimentos «chatarra» y bebidas azucaradas en escuelas a menores de edad.

López Obrador afirmó ser «partidario» de que, en lugar de prohibir, «se oriente y se de información», y puso como ejemplo las nuevas normas de etiquetado en el país que obligan a la industria alimentaria a alertar en sus productos sobre el exceso de azúcares, calorías, sodio y otras sustancias.

«He dicho muchas veces que no se deben prohibir las cosas, prohibido prohibir. Lo más importante es crear conciencia, orientar para que haya una buena alimentación y que no se consuman productos chatarra», expresó el presidente.

Asimismo, se opuso a subir los impuestos de la comida chatarra y las bebidas azucaradas porque ello significaría «estar sacando dinero a costa de la salud del pueblo».

López Obrador subrayó que este tipo de alimentación «no ayuda» a afrontar el problema de diabetes e hipertensión que hay en México, segundo país del mundo en índices de obesidad, aunque aseguró que la comida chatarra no es la que produce estas enfermedades si no los «problemas hereditarios».

Por ello, pidió un «equilibrio entre las empresas que producen estos productos industrializados y la salud del pueblo, poniendo siempre por delante la salud».

A diferencia de lo que expuso López Obrador, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, celebró la medida y la calificó como «sumamente positiva» cuando fue aprobada por los Congresos locales.

Al respecto, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) acusó este lunes al gobierno federal de «satanizar» el azúcar con el nuevo etiquetado de alimentos y arremetió también contra las restricciones a la comida chatarra.

«Pueden afectarse seriamente muchas familias del campo mexicano como resultado de las iniciativas que injustificadamente adjudican al azúcar de caña problemas de salud», manifestó.

Foto: Unicef

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que los ingresos tributarios alcanzaron un monto de 2 millones 262 mil 508 millones de pesos de enero a agosto, cifra superior en 59 mil 880 millones de pesos con relación al mismo periodo de 2019.

Además indicó que se recaudaron 154,957 millones de pesos provenientes de grandes compañías en el mismo periodo, frente a los 95,816 millones de pesos recaudados en todo 2019, lo que supone un 61% más.

Así lo informó esta mañana la titular del SAT, Raquel Buenrostro, al participar en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Buenrostro explicó que la estrategia para las grandes empresas del país, que son aquellas que declaran ingresos por encima de los 1,500 millones de pesos al año, ha consistido en una serie conjunta de acciones enfocadas a una mayor recaudación.

En concreto, el SAT ha programado auditorías nuevas para estas empresas, con mayores montos de recaudación y un menor tiempo de revisión; ha revisado auditorías en proceso por parte de las empresas para la corrección en el pago de sus impuestos; ha dado seguimiento a todos los litigios emprendidos por las compañías y ha revisado los saldos a favor de IVA para evitar pagos improcedentes.

«Es impresionante porque se va al doble que cualquier año anterior», afirmó Buenrostro cuando analizó las cifras recaudadas por parte de las 11,980 sociedades durante los dos años de administración de AMLO.

De 2013 a 2018 la recaudación a estas empresas fue de 501,132 millones de pesos, mientras que en el período de la actual administración se han recaudado más de 250,000 millones de pesos.

Por sectores, las empresas que más aportan son las del sector energético, las telecomunicaciones y el sector financiero, que representan más del 52% de la recaudación que se hizo de los grandes contribuyentes.

Aseguró que el actual gobierno ya no condona impuestos, a diferencia de las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, que condonaron 4,123 millones de pesos a 146,724 contribuyentes, lo que provocó la reforma del artículo 28 de la Constitución, prohibiendo el monopolio, las prácticas monopolísticas y las condonaciones de impuestos.

Por otro lado, la representante del SAT indicó que hay 30 personas físicas, entre las que se encuentran futbolistas, músicos o periodistas, que deben alrededor de 2,245 millones de pesos al fisco en el caso de las ‘factureras’, donde el gobierno denunció el fraude fiscal de más de 55,125 millones de pesos.

Al respecto, se informó que el gobierno federal presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) denuncias contra 70 funcionarios, la mitad de ellos del servicio de aduanas, por evasión de impuestos.

Buenrostro detalló que entre enero y agosto de este año se han presentado 39 denuncias que implican a los 70 servidores públicos. Asimismo, explicó que en el mismo período del año se han presentado otras 165 denuncias que implican a 497 funcionarios ante la Secretaría de la Función Pública (SFP).

La jefa del SAT destacó las acciones contra empresas de emisión de facturas que «simulan operaciones para inventar su gasto, disminuir los ingresos y pagar menos impuestos».

«A pesar de la pandemia, hemos logrado mantener los ingresos con una disminución mínima porque se cayó la economía y se paró la actividad productiva. Sin embargo, no tuvimos daños mayores», dijo por su parte el presidente.

López Obrador subrayó que el país cuenta con «finanzas públicas sanas» y celebró no haber recurrido a «deuda adicional» gracias al buen manejo de la recaudación. «Las deudas son ruina, son deudas que se heredan para las futuras generaciones», remató el mandatario.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró este jueves que no habrá aumento en los impuestos, ni la creación de nuevos, pues recordó el compromiso que hizo en campaña de no aumentar los impuestos en términos reales.

«Tengo que cumplir, porque los compromisos se cumplen. Entonces, no van a aumentar los impuestos en lo que corresponde a la federación», respondió AMLO al ser cuestionado sobre el tema.

Al respecto, señaló que la iniciativa de Ley de Ingresos que se enviará y que se presentará la próxima semana, no contempla aumentos de impuestos en términos reales.

Al ser consultado sobre la intención de algunos gobiernos estatales sobre endurecer algunos impuestos como el predial o la tenencia, López Obrador dijo que él no está de acuerdo con que aumenten los impuestos de ningún tipo.

«No estoy de acuerdo con eso porque durante mucho tiempo, durante mucho tiempo se aplicó una política fiscal que afectaba sobre todo a contribuyentes, a consumidores, y no quitaba privilegios en el gobierno; o sea, era como lo he venido repitiendo, ‘ni modo, son medidas muy dolorosas, pero tenemos que apretarnos el cinturón’ y el gobierno nunca se apretaba el cinturón, seguían los lujos en el gobierno, sueldos elevadísimos, los funcionarios colmados de privilegios, de atención. Entonces, eso cambió», explicó el presidente.

Aprovechó ese momento para recordar durante los sexenios anteriores, «los de mero arriba», los que tenían influencias en el gobierno y los que mandaban, no pagaban impuestos.

Ahora, dijo, todos los mexicanos tienen que contribuir por igual, aunque señaló que el primero que tiene que apretarse el cinturón es el gobierno.

Como ejemplo mencionó la actual crisis. Indicó que a pesar de que se cayó la economía, y se está atravesando por una situación difícil, se va a lograr a salir adelante sin aumentar los impuestos.

Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional de Morena, felicitó a la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, por el acuerdo que se alcanzó con la empresa Walmart para  el pago de 8,079 millones de pesos  Jerivados, principalmente, de la revisión a la operación de venta de la cadena de restaurantes Vips.

Aprovechó para reiterar que el SAT debe consolidarse como una dependencia que aplique con «firmeza» las medidas que tienen que ver con la evasión, elusión y facturas falsas, así como fortalecer las acciones contra quienes evaden el pago de  impuestos.

“Los grandes contribuyentes han burlado a la autoridad fiscal evadiendo el pago  de impuestos, dañando al erario y los ingresos que se requieren para atender las  necesidades de las y los mexicanos, esto ya no puede continuar”, indicó el dirigente nacional.

Señaló que las acciones del SAT deben acompañarse de una reforma fiscal  que tenga como eje principal la progresividad de los impuestos para alcanzar un Estado de Bienestar.

“Nuestro sistema tributario es sumamente inequitativo. La gran desigualdad imperante en México debe disminuirse a través de medidas compensatorias efectivas, en las que los contribuyentes realicen aportaciones conforme a su verdadera capacidad  económica. Es un tema de justicia tributaria.”

Recordemos que el pasado lunes se dio a conocer el acuerdo con la trasnacional, que el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha venido aplaudiendo y poniendo de ejemplo para que todas las empresas deudoras se regularicen.

Recordemos que en abril pasado, el presidente señaló que algunas empresas tienen adeudos fiscales por 50 mil millones de pesos.

En ese sentido, Ramírez Cuellar dijo que el SAT tiene la encomienda de hacer efectivo el pago de dichos impuestos, los cuales podrían aplicarse en beneficio de la población a través de apoyos sociales, inversión pública o  programas para la generación de empleos o incluso para atender la actual emergencia  económica y sanitaria derivada del COVID-19.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció este jueves que se entregarán un millón de nuevos créditos a las expresas que han sido «solidarias» con sus trabajadores en esta contingencia. Estos nuevos créditos se sumarían al otro millón de créditos que ya se habían anunciados.

“Hemos decidido aumentar a un millón de créditos más a pequeñas empresas familiares, los nuevos créditos sería a todas las empresas que tienen trabajadores inscritos en el Seguro Social y que actuaron con mucha responsabilidad, sobre todo las pequeñas, no despidiendo a sus trabajadores ni quitándoles o reduciéndoles el salario; a ellas va destinado este crédito”, señaló el mandatario.

Indicó que los recursos para estos nuevos créditos se obtuvieron de lo que han regresado empresas que debían impuestos a la Hacienda pública, y que decidieron hacer un acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para pagar sus adeudos.

«Recordarán que se está haciendo una gestión de conciliación, de convencimiento para algunas empresas que tienen adeudos y que tiene posibilidad de pagar, hablamos de que 15 empresas debían en general 50 mil millones de pesos, de los cuales han llegado a ofrecer arreglos para pagar, 15 mil millones hasta ayer», agregó López Obrador.

El director general del IMSS, Zoé Robledo, reiteró que los créditos son en apoyo a las pequeñas empresas que fueron solidarias con sus trabajadores y no despidieron a sus trabajadores, a diferencia de las grandes compañías donde se han registrado despidos.

“El planteamiento que se está presentando el día de hoy es que a las empresas que hayan conservado a sus trabajadores, el promedio de sus trabajadores durante los últimos tres meses y el salario de estos -porque también hemos visto comportamientos en donde no se da de baja al trabajador, pero sí se baja el nivel salarial- a las empresas que no han dado de baja a la plantilla ni han bajado el salario, se ofrecen estos créditos a la palabra por 25 mil pesos”, explicó Robledo.

De acuerdo con el funcionario del IMSS, los financiamientos se pagarán en un plazo de tres años a partir de que se entreguen, que se prevé sea a partir del 4 de mayo.

Explicó que las tasas de interés serán de acuerdo al número de trabajadores que tengan para las empresas de uno a 10 trabajadores será del 6.5%, de 10 a 20 trabajadores, del 7.5%; de 20 a 50 trabajadores, una tasa del 8.5%; y de más de 50 trabajadores, una tasa del 10%.

“Son créditos que no existen en la banca comercial, nadie hoy presta el 6.5 por ciento, incluso al 10 por ciento es también muy difícil; y creemos que sobre todo para este primer grupo, que es un número importante de empresarios, de patrones, puede ser algo muy favorable justamente para los próximos meses y además algo que va a ser muy fácil de poder aplicar”, añadió Robledo Aburto.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aseguró que la crisis por la que atraviesa México a raíz de la pandemia del Covid-19 es la más grave en la historia reciente del país.
Aseguró que están en riesgo el sustento de millones de mexicanos y sus familias, así como la sobrevivencia de centenares de miles de micro, pequeñas y medianas empresas que generan los ingresos de todas esas familias.
«Estamos convencidos de que, en esos momentos difíciles, sólo el diálogo abierto y el respeto a las posturas distintas permitirán alcanzar acuerdos concretos para que México supere esta crisis», indicó el CCE en un comunicado.
Y es que explicó que en los últimos días, ha circulado y video atribuido a Morena, en el que cuestionan y descalifican las propuestas que la IP hizo para concretar una recuperación económica. En sentido, sostuvo que ni la división, la descalificación infundada o la confrontación ayudarán en este momento tan delicado que atraviesa el país. Aseguró que la única manera de ayudas es uniéndose todos los sectores de la sociedad para encontrar soluciones.
Pidió no caer en falsos dilemas, pues si bien dijo que la prioridad es ayudar a la familias más pobres, eso solo se garantizará si se ayuda a la MiPyMES, que son las generadoras de empleos. «Son las empresas, de todos los tamaños, las que emplean a la gran mayoría de los mexicanos».
Añadió que son los impuestos que pagan las empresas los que generan recursos para la operación del gobierno y los que permiten financia los importantes programas sociales.
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó que de acuerdo a cifras preliminares, la recaudación por ingresos tributarios del primer trimestre de 2020 fue de 1 billón 3 mil millones de pesos (mmdp), lo que representa un aumento del 13.4% respecto al mismo periodo de 2019 cuando se recaudaron 855 mmdp.
Indicó que los rubros en los que hubo mayor recaudación en términos absolutos fueron el ISR, IVA y el IEPS.
Detalló que el ISR tuvo un incremento del 16.3% al pasar de 446 a 537 mmdp; el IVA reció un 12.6% al pasar de 25 a cerca de 301 mmdp, mientras que el IEPS incrementó un 5.9% al pasar de 123 a casi 135 mmdp.
El SAT enfatizó que el rubro de «accesorios», que está conformado por multas, recargos y actualizaciones, aumentó un 76%, al pasar de 7 mmdp a 13 mmdp.
Por acciones de fiscalización, se recaudaron 56 mddp, lo que representa un incremento de 117% respecto al primer trimestre de 2019 cuando se recaudaron únicamente 25 mmdp.
El Servicio indicó que hubo una mayor recaudación en los sectores de telecomunicaciones, financiero, industria automotriz y transporte, principalmente. El mes con mayor recaudación fue marzo.
Finalmente, el SAT informó que también huno un aumento en la presentación de las declaraciones anuales; en el caso delas personas morales, cifras preliminares señalan que se recibieron 566 mil declaraciones, es decir 9% más que en 2019 cuando se recibieron 519 mil. En cuanto a personas físicas, tan solo el 1 de abril de 2020 se recibieron 910 mil declaraciones; en 2019, el 1 de abril se presentaron 132 mil, en 2018, 80 mil y 2017 88 mil.
«Es importante destacar que, pese la pandemia del COVID-19, las y los contribuyentes han demostrado estar comprometidos con el país al aportar su granito de arena para enfrentar las adversidades sanitarias y económicas que vivimos, dijo el Órgano Administrativo Desconcentrado que encabeza Raquel Buenrostro.

Ante la crisis sanitaria que se vive por la pandemia del Covid-19, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) solicitó con urgencia al gobierno federal que, mediante un decreto, difiera o se permita pagar en plazos los impuestos, pues dijo que es necesario para poder preservar los empleos de los mexicanos.

En un comunicado, los empresarios del país dijeron “no pedir ningún tipo de reducción de impuestos», sino tiempo y facilidades para cumplir con sus obligaciones, a pesar de que recordaron que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha recomendado incluso “la condonación de impuestos».

El CCE reconoció el trabajo que el gobierno federal y a las entidades federativas han establecido para controlar los riesgos a la salud de los mexicanos, aunque advirtieron que “la “cuarentena exigida a los ciudadanos tendrá como consecuencia la afectación en la generación de ingresos necesarios para la operación de las empresas».

Ante dicho panorama, reiteró con urgencia la necesidad de un decreto que permita que las empresas puedan contar con tiempo para pagar y, así lograr un mínimo de liquidez necesaria para conversar todos los empleos que se tienen hasta ahora.

La cúpula empresarial ventiló que los contribuyentes han estado enfrentando serias dificultades con los sistemas informáticos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), los cuales han resultado ser insuficientes para propiciar la presentación de las declaraciones anuales en tiempo.

El CCE olicitó diferir de inmediato la presentación de la declaración del ejercicio de 2019, tanto de personas físicas como de personas morales durante 6 meses, o permitir que el impuesto que resulte en la misma se dé en 12 parcialidades actualizadas, sin recargos.

También, pidió la disminución automática de todos los pagos provisionales del ejercicio de 2020. Y permitir el pago de impuestos hasta en 12 parcialidades.

Además, propuso establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor de Impuesto del Valor Agregado (IVA) aplicable durante todo el ejercicio de 2020, y aceptar temporalmente que los contribuyentes puedan compensar de manera universal de saldos a su favor durante todo el ejercicio de 2020.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este jueves que su gobierno tiene un plan estratégico para combatir la pandemia del coronavirus Covid-19, el cual se ha seguido sin ningún contratiempo, además de que cuenta con la confianza de la gente, pese a la desinformación.

En conferencia de prensa, el mandatario federal aseguró que el país está preparado médicamente, con camas suficientes en hospitales y centros de salud, así como presupuesto. Incluso reveló que ya se trabaja en una Plan DN-III.

«Si se requiere ya se está preparando un Plan DN-III con este propósito, vamos a contar, como siempre, con el apoyo del Ejército y la Marina, con todo su personal médico, sus instalaciones, está todo el gobierno preparado», indicó el mandatario.

López Obrador informó que hoy se llevarán a cabo dos reuniones de Gabinete para tratar la forma en que el gobierno está tratando la emergencia por el Covid-19.

La primera reunión del Consejo de Salud, que se llevará a cabo en Palacio Nacional, será en las 17:00 horas y será encabezada por Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud.

A las 20:00 horas, el mandatario federal encabezará una reunión de Salubridad general con el Gabinete legal y ampliado, con el motivo de trazar la ruta que seguirá el gobierno ante la precipitación de la pandemia.

Descartó que por la emergencia del coronavirus vaya a haber una reducción en los impuestos o estímulos fiscales adicionales a empresas.

El mandatario garantizó que durante este periodo no habrá modificación de la política fiscal, ni se promoverán nuevos impuestos. “Reducción de impuestos, no, pero sí garantizar que no va a haber aumentos de nada de impuestos, eso sí, mantener la misma política fiscal”, afirmó.

Refirió que de acuerdo con el plan de contingencia se atenderá a la población más vulnerable de manera inmediata, como los adultos mayores, y por ello se dispersarán 40 mil millones de pesos.

AMLO aprovechó su conferencia para agradecer que el gobierno de Estados Unidos no tome decisiones unilaterales respecto a México por la emergencia del Covid-19, esto en referencia al cierre de fronteras.

El mandatario federal explicó que se mantiene una respetuosa comunicación con el presidente Donald Trump para abordar las acciones para contener la pandemia. “Estamos hablando con el gobierno de Estados Unidos, ellos han tenido un trato respetuoso como siempre con nosotros; no han tomado una medida unilateral».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó esta mañana una nueva reforma fiscal para el país, pese a que la Secretaría de Hacienda había anticipado en semanas recientes que analizaba cambios tributarios.

AMLO reiteró su compromiso de no subir impuestos, en especial a las gasolinas, tal y como lo prometió en campaña.

La posibilidad de realizar una reforma fiscal habría sido una de las diferencias entre el mandatario y su anterior secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, que renunció en 2019 y fue sustituido en el cargo por Arturo Herrera.

«No hay en puerta ningún proyecto de reforma en materia fiscal», dijo el viernes López Obrador en su conferencia matutina.

Además, el mandatario reiteró su compromiso de no aumentar impuestos en términos reales. «No lo hemos hecho durante el tiempo que llevamos en el gobierno y no vamos a crear impuestos nuevos», añadió. «No va a haber gasolinazos, no ha habido y no va a aumentar el precio de los energéticos».

Recordemos que el pasado 20 de febrero, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, dijo en un foro realizado en la Ciudad de México que el gobierno analiza realizar modificaciones al marco tributario.

«Una reforma fiscal como la que estamos pensando no incluye incremento de impuestos, lo que considera es ampliar la base de contribuyentes, ser más eficientes y podríamos revisar la estructura de algunos impuestos para hacerla más progresiva, que tenga un principio de equidad», dijo el funcionario.

El diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, manifestó que los aumentos de precios a algunos productos dados a conocer en días recientes, no pueden ser atribuidos de manera directa a los ajustes realizados a las tasas de impuestos, aprobados por el Congreso en el marco del Paquete Económico 2020, sino que es necesario revisar las implicaciones del poder de mercado de las empresas.

El legislador recordó que el poder de mercado se define como la capacidad que tiene una empresa para aumentar los precios por encima de cierto nivel competitivo de manera  rentable. Por lo anterior, apuntó que algunas empresas pueden subir sus precios y retener a sus clientes debido a que tiene pocos o ningún competidor, pero que dicha práctica representa una afectación a la competitividad en el país.

Asimismo, destacó que el “Estudio del impacto que tiene el poder de mercado en el bienestar de los hogares mexicanos” realizado para la Comisión Federal de Competencia Económica menciona que el poder de mercado de las empresas ha representado el pago de un sobreprecio promedio de 98.2%.

Ramírez Cuéllar señaló que dicho estudio especifica que los sobreprecios se han reflejado en  productos como pan, tortilla, huevo, carnes procesadas y de res, frutas, lácteos, transporte y  medicinas. No obstante, reconoció que la existencia de precios altos puede ser resultado de  múltiples factores, no solamente del ejercicio de poder de mercado.

Cabe mencionar que para el presente año se han manejado aumentos del 30% en precios en  alimentos y productos básicos, en particular de 1 a 3 pesos para el caso de la leche y de 2 pesos para  el caso del pan.

El legislador recordó que para este año el salario mínimo tendrá un aumento del 20%, sin embargo, por la falta de competencia en ciertos mercados y poder de mercado de algunos agentes, los efectos de este incremento se pueden ver minimizados.

Finalmente, el diputado hizo un llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno para fortalecer la regulación a favor de la competencia.

Una corte de apelaciones estadounidense falló este lunes que el presidente Donald Trump debe difundir ocho años de declaraciones de impuestos, un golpe a sus intentos de mantener sus ganancias personales en secreto.

El fallo es el último desarrollo en el esfuerzo por obtener copias de los impuestos de Trump, que durante su campaña electoral prometió publicarlos, aunque nunca lo ha hecho.

Un comité integrado por tres jueces de Manhattan rechazó la apelación de los abogados del presidente, que se oponen a un pedido del fiscal a la empresa contable de Trump, Mazars, para que ésta revele sus impuestos entre 2011 y 2018.

Los jueces federales, no obstante, no adoptaron una posición sobre la afirmación de los abogados de Trump de que como presidente éste cuenta con inmunidad ante cualquier investigación penal.

«Esta apelación no requiere que consideremos si el presidente es inmune a una acusación y proceso mientras ocupa el cargo, ni que consideremos si el presidente puede ser legalmente obligado a entregar documentos para ser utilizados en un procedimiento penal estatal», dijeron los jueces en su fallo.

El fiscal Cyrus Vance pidió estos documentos en el marco de una investigación sobre un pago efectuado a la actriz pornográfica Stormy Daniels para comprar su silencio por una supuesta relación con Trump.

La investigación, que examina cómo Trump y su empresa reembolsaron este pago de 130,000 dólares efectuado durante la campaña presidencial de 2016 por un abogado de Trump, Michael Cohen, no ha llevado aún a ninguna inculpación.

Cohen cumple actualmente una pena de tres años de cárcel tras admitir que hizo un pago para comprar el silencio de Daniels y de otra mujer, en violación de las leyes de financiación electoral, así como por fraude impositivo y mentir al Congreso.

Los jueces decidieron que la inmunidad de Trump no está en cuestión, porque los fiscales pidieron los documentos a la empresa contable de Trump, no al presidente.

Trump es el primer presidente desde Richard Nixon que se niega a difundir sus declaraciones de impuestos.

La jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos-Farjat, acompañó esta mañana al presidente López Obrador en su conferencia matutina, en la que negó que se hayan condonado impuestos durante la presente administración, tal como se informó en diversos medios, basados en una investigación de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Ríos-Farjat explicó que lo que se hizo es una baja contable a créditos inexistentes o impagables.

La funcionaria aclaró que la baja contable se realiza de manera temporal para apartar este tipo de créditos y que no entren dentro de las estimaciones económicas.

“Esto no significa que el crédito sea perdonado o un trato preferencial a algún contribuyente, lo que hacemos es ponerlo aparte de los créditos que podemos cobrar ahorita, en el momento que aparezca un bien, esa persona se vuelve a dar de alta y se inicia el proceso de cobro», explicó.

Comentó que para esto se mantiene una coordinación con la Unidad de Inteligencia Financiera para que mantenga un monitoreo y levante una “banderita en el caso de que las personas ilocalizables, detecten movimientos o bienes, se les quite la baja contable».

Ríos-Farjat declaró que este tipo de cancelaciones siempre son supervisadas por la Auditoría Superior de la Federación y el Órgano Interno de Control.

Por su parte, el administrador general de Recaudación, Héctor Vázquez Luna, señaló que a la fecha, la cartera de créditos fiscales controlados por el SAT representa un monto de 797 mil 924 millones de pesos, equivalentes a un millón 595 mil 301 créditos fiscales.

Detalló que los efectos de la cancelación son similares a una cuenta de banco donde después de efectuar todas las posibilidades de pago, éste no puede hacerse y entonces se concentra en lo que sí se puede cobrar.

Mencionó que de no ejercerse la facultad de cancelar contablemente los créditos fiscales conforme a lo previsto en el Código Fiscal de la Federación, el SAT estaría sujeto a ser observado por el Órgano Interno de Control o por la Auditoría Superior de la Federación.