Tag

inflación

Browsing

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó este miércoles que en la primera quincena de junio de 2020 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un aumento de 0.32% respecto a la quincena inmediata anterior, por lo que la inflación anual se ubicó en 3.17%.

Comparado con el mismo periodo de 2019, las variaciones fueron de 0.01% quincenal y de 4.00% anual. La inflación reportada se ubicó por encima de lo esperado por analistas.

Al interior del INPC, el índice de precios subyacente presentó un alza de 0.29% quincenal y de 3.66% anual, mientras que el índice de precios no subyacente creció 0.39% quincenal y 1.63% anual.

En cuanto al índice de precios subyacente, los precios de las mercancías se incrementaron 0.43% y los de los servicios 0.15% quincenal. La inflación subyacente es aquella que elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles.

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios retrocedieron 0.92%, en tanto que los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno subieron 1.48% quincenal.

La alza del INPC se da como resultado de los índices de 106.495 y de 106.158 en la primera quincena de junio de 2020 y en la quincena inmediata anterior.

El índice de precios de la canasta básica presentó un incremento quincenal de 0.53%  y anual de 2.52%. En la misma quincena de 2019 las cifras fueron de -0.18 y de 3.59%, respectivamente.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó este martes, que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un crecimiento de 0.38% en mayo, respecto al mes inmediato anterior, así como una inflación anual de 2.84% .

El Instituto recordó que en el mismo mes de 2019 las cifras fueron de -0.29% mensual y de 4.28% anual.

Al interior del INPC, el índice de precios subyacente aumentó 0.30% mensual y 3.64% anual; por su parte, el índice de precios no subyacente se incrementó 0.66% mensual y 0.35% anual.

En el índice de precios subyacente, los precios de las mercancías se elevaron 0.46% y los de los servicios 0.12% mensual.

En cuanto al índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 1.34% mensual y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno 0.09%.

Si bien la inflación interanual se habría acelerado, se ubicó por debajo de lo que esperaba el mercado y dentro de la meta del Banco de México (Banxico), lo que podría dar margen de maniobra para seguir recortando la tasa referencial.

La estimación de un sondeo realizado por Reuters, entre analistas, apuntaba a una inflación de 2.97%. Banco Base, por su parte, previó que la inflación se colocaría en una tasa interanual de 3%.

Analistas del sector privado esperan que la economía nacional se contraiga un 8.16% al cierre de este año, desde una caída estimada previamente del 7.27%, reveló este lunes la encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del Banco de México (Banxico).

Los especialistas consultados por el Banxico elevaron a un 3.04%, desde un 2.83%, su expectativa para la inflación al cierre del 2020 y para 2021 la ajustaron a 3.46% desde el 3.51% proyectado en abril.

Adicional, redujeron ligeramente a 23.30 la previsión del tipo de cambio, desde las 23.36 unidades estimadas el mes previo. Para 2021 el tipo de cambio sería de 23.00 pesos por dólar.

La media de las proyecciones fueron calculadas con base en las respuestas de 38 grupos de análisis nacionales y extranjeros recibidas entre el 16 y 28 de mayo.

Los especialistas consultados consideraron que, a nivel general, los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México, se asocian con las condiciones económicas internas (36%) y las condiciones externas (32%).

A nivel particular, los principales factores son la debilidad del mercado externo y la economía mundial (30% de las respuestas); la incertidumbre sobre la situación económica interna (17% de las respuestas); la debilidad en el mercado interno (14% de las respuestas); la incertidumbre política interna (11% de las respuestas); y la política de gasto público (10% de las respuestas).

La inflación interanual se desaceleró hasta abril a su nivel más bajo en más de cuatro años, según cifras oficiales publicadas este jueves, lo que da mayor espacio al Banco de México (Banxico) para seguir recortando la tasa de interés referencial.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que en abril de 2020 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó una disminución de 1.01 % respecto al mes inmediato anterior, así como una inflación anual de 2.15%.

Se trata de su medición más baja desde diciembre de 2015, cuando fue de un 2.13%.

Para el mismo mes de 2019 las cifras fueron de 0.05% mensual y de 4.41% anual.

Al interior del INPC, el índice de precios subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, subió 0.36% mensual y 3.50% anual durante el mes que se reporta, y el índice de precios no subyacente retrocedió 5.17% mensual y 1.96% anual.

Dentro del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías se incrementaron 0.63% y los de los servicios 0.06% mensual.

En cuanto al índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios bajaron 0.79% mensual y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno descendieron 8.57% como resultado de la reducción en el precio de las gasolinas y de los ajustes en las tarifas eléctricas por el esquema de temporada cálida en 18 ciudades del país.

El índice nacional de precios al consumidor arrojó una tasa anual de 2.15% en el cuarto mes del año, comparado con un 3.25% de marzo, de acuerdo con datos divulgados por el instituto de estadística INEGI

Recordemos que Banxico recortó el 21 de abril pasado su tasa clave en 50 puntos base a 6% en una decisión fuera de calendario y dictó medidas adicionales de apoyo para proveer liquidez al sistema financiero.

La inflación interanual en México se desaceleró hasta la primera mitad de abril a su nivel más bajo en más de cuatro años, lo que permitiría al Banco de México (Banxico) seguir recortando la tasa referencial.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor descendió a un 2.08% en la quincena a tasa interanual, comparado con un 2.79% de la segunda mitad de marzo, de acuerdo con datos divulgados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Se trata de su medición más baja desde la primera mitad de diciembre de 2015, cuando fue de un 2.0%. Además, el indicador resultó por debajo del 2.19% esperado por analistas en un sondeo de Reuters.

La desaceleración estuvo ligada con una disminución de los precios de energéticos y productos agropecuarios.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, aumentó un 3.40% a tasa anual.

En los primeros 15 días de abril, los precios al consumidor cayeron un 0.72%, mientras que para el índice subyacente arrojó una tasa del 0.20%.

Analistas privados rebajaron el pronóstico de crecimiento de la economía nacional para 2020 a un 0.91% desde el 1.0% previo, informó este lunes el Banco de México (Banxico).

La proyección para la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano del 2021 se redujo a un 1.6% desde el 1.64% proyectado previamente, de acuerdo con la mediana de la consulta recabada entre 38 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero.

En lo que respecta a la inflación, el sondeo de Banxico mostró una ligera aceleración para el indicador entre las expectativas de los analistas, al estimar un 3.52% para el cierre de este año, desde el 3.50% anterior. Para el final del 2021, los expertos consultados proyectaron se ubique en 3.53%.

México terminó el 2019 con una inflación del 2.83%, su menor nivel desde finales de 2016 y el segundo más bajo para el cierre de un año desde que se tiene registro.

En cuanto al peso mexicano, los expertos consultados por Banxico proyectan una paridad cambiaria de 19.57 unidades por dólar al final del año, menor que los 19.68 pesos estimados en la consulta de enero

Los resultados de la encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, correspondientes a febrero, se publican después de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) confirmara que la economía local se contrajo un 0.1% en el 2019, su primera caída en una década.

Según lo indicado por los analistas consultados, los principales factores que podrían obstaculizar al crecimiento de la actividad económica son, a nivel general, factores se asocian con la gobernanza (48%) y las condiciones económicas internas (28%). A nivel particular, los principales factores son los problemas de inseguridad pública (20% de las respuestas); la incertidumbre política interna (18%); la incertidumbre sobre la situación económica interna (13%); la debilidad en el mercado interno (9%); y la debilidad en el mercado externo y la economía mundial (7%).

El Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN), pidió a Caminos y Puentes Federales (Capufe), en su calidad de operador, ajustar las tarifas de los caminos y puentes concesionados a ese fideicomiso.

Las tarifas, que entraron en vigor a partir de las 00:00:01 horas de este miércoles 5 de febrero, consideran la actualización por inflación que corresponde de diciembre de 2018 a diciembre de 2019.

«El FONADIN ajustó en tres por ciento promedio las tarifas de los caminos y puentes, medida que permitirá cumplir con los requerimientos de servicios en la operación de los tramos carreteros», dijo el organismo en un comunicado.

De esta forma, a partir de este miércoles, el recorrido completo en la autopista México – Cuernavaca pasara de 107 pesos a 110 pesos y el tramo Cuernavaca – Acapulco de 466 a 499 pesos.

Con este anuncio, el recorrido entre la Ciudad de México y Acapulco pasará de 573 a 609 pesos; mientras que el recorrido entre México y Querétaro pasará de 166 a 200 pesos; en el caso del recorrido de la Ciudad de México a Puebla aumentará de 165 a 198 pesos.

En estos casos, recordemos que el incremento más reciente en la tarifa ocurrió en febrero y septiembre del año pasado.

Aquí podrás consultar las nuevas tarifas

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

 

El Banco de México (Banxico) recortó este jueves por cuarta vez consecutiva su tasa de interés referencial para ubicarla en 7.25%.

La Junta de Gobierno de Banxico decidió «por mayoría» disminuir en 25 puntos base el objetivo para la tasa de interés interbancaria, aunque hubo una propuesta para aplicar un recorte mayor, de 50 puntos base.

En su decisión, la Junta consideró los menores niveles que registra la inflación general, así como la mayor amplitud de las condiciones de holgura de la economía, que según diversos analistas cayó en recesión durante el primer semestre del año y registró nulo crecimiento durante el tercer trimestre.

«Si bien la información disponible para el cuarto trimestre de 2019 es limitada, se estima que persista la debilidad que ha venido registrando por varios trimestres la actividad económica», señaló Banco de México en su anuncio.

Agregó que el balance de riesgos para el crecimiento «continúa sesgado a la baja», en un entorno de incertidumbre.
El Banco advirtió que es «particularmente importante» impulsar medidas que propicien confianza para la inversión, una mayor productividad y que se consoliden las finanzas públicas.

Y es que para 2020, los analistas privados que suele encuestar mensualmente Banco de México estiman una expansión de apenas 1.1%.

Impulsar el crecimiento económico «sigue siendo clave» para alcanzar los objetivos de desarrollo del gobierno y mantener finanzas sólidas, dijo también este jueves la agencia Standard & Poor’s, que mantuvo sin cambio y con panorama «negativo» la calificación de la deuda soberana mexicana.

En cuanto a la inflación, objetivo principal del banco, la Junta destacó que de corto plazo las expectativas se han moderado, pero existe riesgo de una aceleración tras el aumento de 20% al salario mínimo en 2020 anunciado esta semana por el gobierno.

El Banco de México (Banxico) presentó este viernes los resultados de la encuesta correspondiente a diciembre sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, en la que recortan su expectativa de crecimiento para 2019, pasando de 0.04% a 0.03%

Sin embargo, los analistas consultados aumentaron a un 1.10% su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana para el 2020, dato mayor al 1.08% estimado en la encuesta de noviembre.

Entre los resultados destaca que las expectativas de inflación general para los cierres de 2019 y 2020 se mantuvieron en niveles similares a los de la encuesta de noviembre. Prevén que la inflación se sitúe en 2.92% para 2019, mientras que para 2020 será de 3.44%.

Las expectativas sobre el nivel del tipo de cambio del peso frente al dólar estadounidense permanecieron en niveles cercanos a los del mes previo. Estimaron un tipo de cambio de 19.55 para el cierre de 2019 y de 20.10 pesos por dólar al cierre del año próximo.

Según los los analistas consultados por el Banco de México, los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México en los próximos seis meses son,  a nivel general se asocian con la gobernanza (46%) y las condiciones económicas internas (29%).

A nivel particular, los principales factores son: los problemas de inseguridad pública (21%); la incertidumbre sobre la
situación económica interna (16%); la incertidumbre política interna (13%); la política de gasto público (9%); la plataforma de producción petrolera (6%) ; y la debilidad en el mercado interno (6%).

La inflación en nuestro país se moderó a 2.97% a tasa interanual en noviembre, su menor nivel desde agosto de 2016, ante el descenso en el precio de algunos productos agropecuarios, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato se ubicó por debajo del objetivo del Banco de México (Banxico) del 3%. En noviembre hubo descensos en precios como el aguacate, el limón, la naranja y la manzana, según el reporte.

La cifra de inflación de noviembre reforzó las expectativas de los analistas de que el banco central recortará su tasa de interés de referencia a 7.25% desde el 7.50% actual el próximo 19 de diciembre.

Los recortes a la tasa de interés de referencia son vistos también como una forma de impulsar el crecimiento, ya que la economía mexicana, la segunda más grande de América Latina, entró en recesión durante la primera mitad de 2019 y tuvo nulo crecimiento en el tercer trimestre.

Esos datos complican la meta de crecimiento de 2% que había prometido el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para este año.

En la primera quincena de noviembre, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un crecimiento de 0.68% respecto a la quincena inmediata anterior, así la inflación anual se ubica en 3.10%.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el mismo periodo de 2018 las variaciones correspondientes fueron de 0.61% quincenal y 4.56% anual.

Reportó que los productos con precios al alza en la primera quincena de noviembre fueron: electricidad, nopales, tomate verde, jitomate, servicios profesionales, transporte aéreo, huevo, gas doméstico LP, pollo y vivienda propia.

En contraste, los productos con precios a la baja fueron: aguacate, limón, naranja, brandy, productos para el cabello, televisores, automóviles, cerveza, gasolina de alto octanaje y gasolina de bajo octanaje.

Destacó que el índice de precios subyacente, el cual elimina del índice general los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, aumentó 0.16% quincenal, alcanzando una tasa anual de 3.66%.

Al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías se incrementaron 0.11% y los de los servicios 0.21% quincenal. En tanto, el índice de precios no subyacente aumentó 2.30% quincenal y 1.45% anual.

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios ascendieron 1.48%; los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno fueron superiores en 2.89% quincenal, debido a la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano que se aplicó en 11 ciudades del país.

El índice de precios de la canasta básica tuvo un alza quincenal de 1.31%, así como una tasa anual de 2.31%, mientras que en la misma quincena de 2018 las variaciones fueron de 1.02% quincenal y de 6.24% anual, respectivamente.

Las entidades con variación de precios por arriba de la inflación nacional en la primera mitad de este mes fueron: Sonora, Sinaloa, Baja California Sur, Baja California y Chihuahua. A su vez, las entidades con variaciones por debajo de la nacional en la primera quincena de noviembre de este año fueron: Durango, Tabasco, Aguascalientes, Nuevo León y Nayarit.

De acuerdo a información difundida por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la primera quincena de septiembre de 2019, los precios al consumidor aumentaron 0.17%, por debajo de lo esperado, con lo cual la inflación se ubicó en 2.99%, su menor nivel desde principios de septiembre de 2016.

El INEGI informó que la inflación quincenal es resultado de alzas en el rubro educativo, automóviles y gasolina de bajo octanaje, contrarrestadas parcialmente por la baja en servicios, algunas frutas y verduras y paquetes de internet, telefonía y televisión de paga.

Así, la inflación en la primera mitad de este mes, de 0.17%, resultó 0.24% debajo de lo esperado, y a tasa anual retrocedió de 3.04% en la segunda quincena de agosto a 2.99%, la más baja a tasa anual en tres años.

De esta manera, la inflación en su comparación a tasa anual se mantuvo por séptima quincena consecutiva dentro del objetivo para todo el año, de 3.0%, más/menos un punto porcentual.

El Instituto comparó que en la primera quincena de septiembre de 2018 los resultaron fueron de 0.22% quincenal y de 4.88% anual.

El Instituto reportó que los productos con precios al alza en la primera mitad de este mes fueron: primaria, automóviles, gasolina de bajo octanaje, jitomate, loncherías, fondas, torterías y taquerías, preescolar, vivienda propia, gas doméstico LP, secundaria y universidad.

En contraste, los productos con precios a la baja fueron: Servicios profesionales, cebolla, paquetes de Internet, telefonía y televisión de paga, aguacate, plátano, servicios turísticos en paquete, papa y otros tubérculos, manzana, electricidad y carne de cerdo.

Durante su participación en el Foro Banorte, el Gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, aseguró que los menores precios internacionales de los energéticos, derivado de una mayor desaceleración global, es un factor importante que contribuirá a que la inflación baje en las próximas quincenas.

El titular de Banxico enfatizó que la tendencia de la inflación se ve más marcada y que regresará a la meta derivado de un menor crecimiento económico, lo cual apoya a la baja en el índice de inflación.

“Lo que hemos visto recientemente, y se ha dado por la desaceleración económica global, es que los precios de los energéticos a nivel internacional han tenido una tendencia a la baja. Esto contribuye a que la inflación, que había estado muy incluida por los energéticos, regrese de una manera más clara en las próximas quincenas hacia la meta del 3 por ciento”.

En cuanto a la política monetaria destacó que las altas tasas de inflación merecían tasas de interés más elevadas, sin embargo con esta desaceleración de los precios en las últimas quincenas apoyaron la baja en la tasa de interés de 25 puntos base.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó este jueves que, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 3.78 por ciento a tasa anual en julio, cifra que representó su nivel más bajo desde diciembre de 2016.

El aumento de precios se estableció por segundo mes consecutivo dentro del rango objetivo de Banco de México, fijado en 3 por ciento (+/- 1 punto porcentual).

El INEGI detalló que a balanza subyacente, que es aquella que excluye de su conteo los productos que presentaron una alta volatilidad en sus precios, continuó mostrando cierta resistencia a disminuir, al ubicarse en 3.82 por ciento anual, prácticamente el mismo nivel observado durante el mes previo.

Por otra parte, la balanza no subyacente (que es aquella que monitorea el comportamiento de los productos que tienen más ‘susceptibilidad’ a modificar sus precios), le siguió el paso a la inflación general, al reportar una variación anual de 3.64 por ciento, su nivel más bajo en los últimos dos años y medio.

En la variación mensual, la inflación presentó un incremento de 0.38 por ciento respecto a junio, mientras que la variación acumulada (el incremento de precios en lo que va del año), se ubicó en 0.65 por ciento.

La inflación durante los primeros meses del gobierno de AMLO presenta el mejor resultado para un arranque de administración al menos en cinco sexenios.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía analizados por el portal Nación321 confirman que la inflación acumulada entre enero y junio fue de 0.6 por ciento. Se trata del mejor resultado desde que el Inegi cuenta con registros.

Por su parte, el organismo señaló que la inflación creció 0.27 por ciento en la primera quincena de julio.

Enrique Peña Nieto arrancó el segundo semestre de 2013 con una inflación acumulada de 1.2 por ciento, el doble que la de AMLO.

Felipe Calderón era el presidente con mejores resultados en inflación hasta la llegada de Lopez Obrador, pues tuvo un acumulado de 0.8 por ciento en el primer trimestre de 2007.

Durante enero y junio de 2001, con Vicente Fox Quesada como mandatario, la inflación había acumulado un total de 1.5 por ciento.

El peor resultado en el renglón es para Ernesto Zedillo, quien enfrentó una severa crisis económica al inicio de su administración. En los primeros meses de 1995, la inflación creció un total de 34.7 por ciento.

Finalmente, en el primer semestre de 1989, cuando iniciaba el gobierno de Carlos Salinas, la inflación acumuló 9.8 por ciento.

Al dar paso a la presentación del reporte ‘quién es quién’ en los precios de las gasolinas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recordó que tal como lo prometió en campaña, hasta ahora no se han presentado aumentos en los precios de los combustibles, en términos reales.

“Lo estamos logrando. Es muy satisfactorio poder decirlo. Podríamos frasearlo diciendo que llevamos un poco más de siete meses en el gobierno y no ha habido gasolinazos”, expuso el mandatario.

Al respecto, recordó que gracias a que no han aumentado los precios de los combustibles, la inflación ha ido a la baja, pues indicó que, si aumentaran dichos precios, la inflación se dispararía pues afectaría los precios de otros productos o servicios.

Fue en ese punto donde criticó a un ex secretario de Hacienda, quien negó que los gasolinazos impactaran en la economía del país.

“Hubo un secretario de Hacienda hace poco que decía, de estas eminencias de la economía, que si aumentaban los precios de las gasolinas no afectaba, porque eran muy pocos los que tenían automóvil en función de la población en general”, expuso AMLO.

Y aunque no reveló el nombre de dicho ex funcionario, e indicó que sería tarea de los medios investigar quien hizo tal planteamiento, todo parece indicar que se trata de Luis Videgaray, quien, en agosto de 2016, cuando se encontraba al frente de la Secretaría de Hacienda, afirmó que los aumentos en los precios de las gasolinas no afectaban a toda la población, pues la gasolina no era consumida por todo mundo.

«Otro dato que a veces se escapa, resultado de la implementación de la Reforma Energética, es el gas LP, la gasolina no la consume todo mundo (…) la gasolina es un consumidor directo, solamente aquel que tiene un automóvil o que tiene un vehículo”, sostuvo Videgaray.

Al participar en la Tercera Reunión Plenaria de los diputados federales del PRI, Videgaray explicó que el entonces gobierno federal dejaría de subsidiar las gasolinas pues solamente eran consumidas por las personas con mayores ingresos en el país.

“Las gasolinas las consumen fundamentalmente las personas de mayores ingresos en este país, les comparto un dato: el 40% del consumo de gasolinas lo realiza el 10% de mayores ingresos de la población, el 70% de la población, lo realiza el 30% con mayores ingresos”, detalló el priísta.