Tag

jimenez espriú

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó esta tarde la salida de Javier Jiménez Espriú de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), debido a su rechazo de que sea la Secretaría de Marina (Semar) quien se haga cargo de los puertos del país.

«Tuvimos un diferendo que sólo se da entre hombres libres y con criterio acerca de la operación de los puertos; el  ingeniero Jiménez Espriú sostiene que deben de ser manejados los puertos, operados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y yo creo que por la circunstancia actual, por la corrupción que prevalece en los puertos de las aduanas y últimamente también por la entrada de contrabando y droga por los puertos, necesitamos además de buena administración, requerimos de seguridad y de protección en los puertos y que por ese motivo se requiere el apoyo de la Secretaría de Marina», dijo AMLO en un video publicado en sus redes sociales.

AMLO informó que será Jorge Arganis Díaz Leal quien asuma la titularidad de la SCT. Afirmó que cuidó que sea un ingeniero quien asuma la tarea, pues en los gobiernos anteriores no se cuidaba el perfil que se elegía.

El mandatario agradeció el apoyo, profesionalismo y servicio de Jiménez Espriú durante los 19 meses que estuvo al frente de la (SCT). “Es una gente honorable. Un profesional destacadísimo», añadió.

López Obrador indicó que quiere poner orden en los puertos, pues le preocupa mucho la entrada de droga, principalmente del fentanilo, y explicó que ahora la principal amenaza está en la llegada de drogas sintéticas al país, que son «peligrosísimas para los jóvenes».

El mandatario agregó que se harán las modificaciones necesarias a la ley para que el control y administración de los puertos por parte de la Semar se lleve a cabo bajo un marco legal.

Por su parte Jiménez Espriú reiteró su agradecimiento al presidente por la oportunidad de haber participado en la Cuarta Transformación y aseguró que continuará apoyándola aun cuando no forme parte del Gabinete Legal.

«Desde 2019 que me incorporé la Cuarta Transformación, que me ha permitido desde entonces luchar con usted para buscar el bienestar de los mexicanos y la defensa del patrimonio nacional (…) Le agradezco la comprensión, su respeto, y su aceptación a mi decisión de separarme por este diferendo», dijo el ahora exsecretario.

Aseguró que entrega una SCT diferente a la que recibió, pues ahora está libre de la corrupción que encontraron cuando tomó posesión.

Finalmente, Jorge Arganis Díaz Leal dio las gracias a López Obrador por la confianza para encabezar la dependencia, y aseguró que llega a una secretaría técnica que generará importantes aportaciones al desarrollo nacional en infraestructura, en las industrias, en la economía y la generación de empleos.

Arganis Díaz Leal es egresado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, institución en la que fue profesor durante 21 años. Se ha desempeñado como gerente general de obras y asesor técnico de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Fungió como Coordinador del Comité Mexicano para la Práctica Internacional de la Ingeniería (COMPII) en el Tratado de la Alianza del Pacífico. En 2008 ingresó como miembro titular a la Academia de Ingeniería de México y en 2012 la Asociación Mexicana de Urbanistas lo nombró Socio Honorario.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana no tener información certera sobre la supuesta renuncia del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú.

«No tengo todavía una información certera sobre esta posible renuncia», contestó AMLO al ser cuestionado sobre el rumor de la salida de Jiménez Espriú de su gabinete.

Así, el presidente dijo no saber sobre el rumor que comenzó a circular en redes sociales desde el pasado sábado, es decir, tres días después de que algunos periodistas dieran por confirmada la salida de Jiménez Espriú, AMLO aseguró no tener clara la situación.

Adelantó que se reunirá «hoy o mañana» con su hasta ahora colaborador para aclarar la información; reiteró que a Jiménez Espriú lo respeta mucho. 

Periodistas, entre los que destacan Darío Celis, Joaquín López-Dóriga y Ricardo Alemán, dieron por confirmada la salida de Jiménez Espriú de la SCT. Algunos de ellos apuntaron que la decisión del ingeniero se debió a la decisión del presidente de darle el control de las aduanas y puertos a las fuerzas armadas.

Según el propio Darío Celis,  los nombres que suenan para reemplazar a Jiménez Espriú al frente de la SCT son: Lázaro Cárdenas Batel, actual coordinador de asesores del presidente López Obrador; Octavio Romero director de Pemex, y Gerardo Ferrando director del Grupo Aeroportuario.

Tras lo expuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respecto a que se analiza poder «rifar» el avión presidencial, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, aseguró que no es una alternativa factible.

«No creo (que sea factible la rifa). Yo creo que hay otras (opciones) más próximas, pero vamos a ver», comentó Jiménez Espriú a medios de comunicación quienes le cuestionaron sobre la idea del presidente.

Incluso se mostró sorprendido, y aguantó la risa, al saber que el presidente planteó la idea de vender 6 millones de boletos en 500 pesos cada uno para la rifa.

Jiménez Espriú dijo que que sería más factible subastar el avión, pues el hecho de rifarlo, es tener un boleto y ganarse el avión. «Eso no».

Y es que recordemos que esta mañana, durante su conferencia de prensa matutina, el presidente expuso las cinco opciones que se analizan para vender el TP01 que volverá a nuestro país tras no venderse en Estados Unidos.

La primera, indicó, es que haya un solo comprador. Al respecto informó que un comprador anónimo ofreció 125 millones de dólares, sin embargo, no se puede vender en menos del precio fijado por Naciones Unidas.

La segunda alternativa es un intercambio, que se propuso al gobierno estadounidense para que dé el equivalente al valor (130 mdd) en equipos médicos que servirán a hospitales públicos de México. La tercera opción, es la venta por partes a 12 empresas nacionales; para esta solución ya hay dos ofrecimientos, aseguró el jefe del Ejecutivo. La cuarta opción es la renta por hora bajo la administración de la Fuerza Aérea Mexicana; mencionó que la tarifa sería de 70 mil dólares por hora.

En su comparecencia ante las comisiones de Infraestructura y de Comunicaciones y Transportes de la Cámara de Diputados, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, afirmó que su actuación en relación a la cancelación del aeropuerto de Texcoco es una absoluta convicción.

“Soy un colaborador del Presidente, pero no soy un colaborador incondicional, no hago lo que me dicen, sino que hago con lo que estoy convencido por el futuro de México. Podemos decir con la frente en alto y con absoluta seguridad y convicción que hemos hecho un bien a la nación con la cancelación de ese proyecto que no iba a terminar nunca y era un pozo sin fondo”.

Aclaró que la decisión de cancelar el aeropuerto de Texcoco no fue por la corrupción, “si ese fuera el motivo hubiéramos cancelado todas las obras, con todo respeto a esta soberanía. La corrupción no se tomó en cuenta para la cancelación de la obra”.

Recordó que el motivo de su cancelación fue porque el financiamiento era muy caro; además de que los trabajos que se hicieron fueron improvisados.

En cuanto al tema de seguridad del aérea, detalló que México dejó de ser un referente, “tuvimos incluso descalificaciones de los organismos internaciones por el abandono, encontramos un sector desprotegido, por lo que hemos creado una Agencia Federal de Aviación Civil, para atender este asunto”.

Sobre la capacidad de las terminales aeroportuarias que se tendrán con el plan que anunció el gobierno federal, mencionó que en su primera etapa Santa Lucía tendrá la capacidad de recibir a 20 millones de pasajeros, 50 millones el de la Ciudad de México y 12 millones el de Toluca.

“Estamos hablando de 70 millones de pasajeros, los mismos que se estimaban para la primera etapa del aeropuerto de Texcoco, pero el cual costaría 280 mil millones de pesos, según el último presupuesto”, dijo Jiménez Espriú.

Rechazó que haya quedado una deuda de 178 mil millones de pesos después de la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

Respecto al problema entre taxistas y conductores de aplicaciones digitales, Jiménez Espriú señaló que no algo es fácil de resolver, “porque hay intereses enormes, inversiones importantes y con el advenimiento de las nuevas tecnologías, se ha vuelto complicadísimo”. Acusó que dicho conflicto es una de esas herencias que recibieron.

El funcionario subrayó que la SCT no tendrá subejercicios, porque todo está comprometido. “En el ejercicio actual hay un presupuesto de 638 millones de pesos, y lo hemos ejercido ampliamente. Se han invertido 97 millones para atender 97 kilómetros en mal estado, y en todos los programas de la región de los Altos de Jalisco se concentraron 138.5 millones de pesos.

Adicional, enfatizó que la SCT privilegia la licitación pública sobre la adjudicación directa para el desarrollo de obras, por lo que aclaró, no tendrá “contratistas sexenales ni recomendados”.

Ante la polémica de los últimos días respecto a los amparos para frenar las obras de construcción en Santa Lucía y la preservación de las obras ya realizadas en el Aeropuerto Internacional de México en Texcoco (NAIM), el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), negó que esté contemplando presentar su renuncia.

«No había oído eso, lo leí en algún periódico de chismes de estos que hay, pero me da mucha risa, mientras el presidente así lo considere y el cuerpo lo permita, sí, aquí seguiré», dijo el funcionario federal.

Al respecto, el titular de SCT fue cuestionado sobre las declaraciones que hiciera esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respecto a que detrás de los amparos que se han presentado en relación a Santa Lucía y al NAIM están los “corruptos” a los que se les “cebó” el negocio que tenían planeado.

“¿Eso dijo el Presidente? yo no estoy de acuerdo con el Presidente” los amparos son “un procedimiento legal que existe”, dijo Espriú, aunque insistió en lo que ha venido diciendo, que no pueden frenar algo que no ha comenzado.

Las declaraciones del funcionario se produjeron a su llegada a Palacio Nacional a donde fue convocado por el presidente para una reunión de evaluación del gobierno federal, a 15 días del informe que AMLO dará con motivo del año que se cumple desde su triunfo en las urnas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado esta mañana sobre las declaraciones que hiciera el secretario de Comunicaciones y Transportes, quien afirmó que no se encontraron indicios de corrupción en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco.

Como ha sucedido en los últimos días, el presidente desmintió a una vez más a uno de sus colaboradores.

El mandatario insistió en que sí hubo corrupción en el proyecto aeroportuario, empezando por el engañó que las anteriores autoridades perpetraron al presentar un dictamen haciendo creer que no se podía operar al mismo tiempo el aeropuerto de la Ciudad de México y el aeropuerto de Santa Lucía.

Indicó que algo que no se sabía y no dijeron, era que se iban a cerrar dos aeropuertos para construir el aeropuerto de Texcoco, y el aeropuerto actual se iba a urbanizar, “se iba a convertir en una especie de Santa Fe. Era un negocio para unos cuantos”.

También denunció que, aunque el costo anunciado para la construcción de las dos pistas era de 300 mil millones de pesos, su gobierno proyectó que al final el costo terminaría siendo de 600 mil millones de pesos.

Finalmente dijo que se trató de un tema de corrupción, debido a que “por intereses» se decidió construir el aeropuerto de Texcoco en el peor sitio del Valle de México, pues recordó que dicha zona es donde se producen más hundimientos, lo que no garantizaba la calidad de la obra.

La Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República aprobó citar a comparecer al secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, para que informe los pormenores de la cancelación del aeropuerto en Texcoco y la construcción del nuevo en Santa Lucía, Estado de México.

Se precisó que el encuentro con el funcionario será el próximo martes 9 de abril, a las 17:00 horas.

Los integrantes de la comisión adelantaron que otros temas de controversia que analizarán con Jiménez Espriú, son el caso de la construcción del Tren Maya y el de Toluca-Ciudad de México.

Además, se discutirá con el funcionario federal sobre el tema de Mexicana de Aviación, con respecto a la situación laboral que aún enfrentan sus ex trabajadores.

Adicional aprobaron un exhorto dirigido también al titular de la SCT y a las autoridades competentes, a que remitan al Senado un informe sobre el costo total y estado en el que se recibió el avión presidencial “José María Morelos y Pavón”.

 

Al encabezar la Exporail 2019, el titutlar de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, dio a conocer que será la empresa Aeropuertos de París la responsable de elaborar el plan maestro de la nueva terminal aérea de Santa Lucía.

El funcionario federal señaló que a la par, Navblue es quien se encuentra realizando el estudio aeronáutico, y adelantó que ya contemplan aumentar los estudios relacionados con el proyecto, tales como como el de beneficio-costo, inversión e impacto ambiental.

Aprovechó para insistir en que la cancelación del Aeropuerto en Texcoco no fue un error, sino que se canceló porque «creemos que (Santa Lucía) es la mejor solución», aunque el gobierno justificara en su momento la cancelación del proyecto en atención a la opinión de los mexicanos en la consulta que se realizó al respecto.

Jiménez Esrpiú no precisó fechas de entregas o detalles del plan, sin embargo dijo que ya se ha avanzado en el proyecto.

 

El secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) Javier Jiménez Espriú, informó que se abrirán y darán a conocer los audios sobre la conversación que sostuvo la torre de control y el piloto del helicóptero que se accidentó y donde viajaba la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, su esposo el senador Rafael Moreno Valle.

El funcionario federal defendió la reserva que se anunció en días pasados, argumentando que se trata de una reserva normal. Y es que recordemos que en días pasados, la SCT indicó que los audios se reservarían por un periodo de cinco años.

Dijo que en el momento en que se tengan los datos que vienen de Canadá y Estados Unidos, los audios se darán a conocer, y él personalmente dará instrucciones para difundir la información.

Indicó que la conversación es entre «la nave con la torre de control de Puebla y se le dijo a la aeronave: cuando llegues a tal posición, esto era alrededor de 10 minutos de vuelo, te conectas con nosotros para saber que vas ahí, pasaron nueve o 10 minutos y no hubo comunicación», luego de esto, explicó, se dio la alarma e inició la búsqueda.

Adelantó que es probable que el mes próximo se tenga información sobre las turbinas del helicóptero accidentado.

La confirmación de Jiménez Espriú llega luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) señaló esta mañana que su gobierno será transparente en este caso.

 

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, aclaró que el propietario legal de un departamento en Houston, Texas, con valor de 6.6 millones de pesos es su hijo y no él.

En un comunicado, el funcionario señaló que el inmueble fue adquirido en 1992 por su esposa, Elisa Margarita Gutiérrez, y que en 2016 fue donado a la sociedad estadounidense Houston  Relais Real Estate Inc, de la que fungió como fundador y único administrador.

Previo a su regreso al gobierno federal como integrante del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, Jiménez Espriu decidió transferir sus acciones en Houston Relais Real Estate a su hijo, Javier Jiménez Gutiérrez, por lo que la propiedad del departamento corresponde al vástago del funcionario.

«Si bien Javier Jiménez Gutiérrez se desempeña como administrador de tal sociedad, su servidor no tiene relación alguna con ella. Por lo anterior, el inmueble en mención no fue reportado en la declaración patrimonial de su servidor», se lee en un fragmento del posicionamiento.

La diputada de Morena, Tatiana Clouthier, criticó al expresidente Felipe Calderón por quejarse del supuesto condominio que posee en Houston, Texas, el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, y que no fue registrado en su declaración patrimonial.

“Da pena ver al expresidente jugando de vocero, reportero o analista”, comentó en Twitter la ex coordinadora de campaña del ahora presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Esto, luego de que en la misma red social, Calderón se lanzó contra el actual gabinete y dijo que están “como el nopal: Cada vez les encuentran más propiedades”. Los señalamientos de Calderón se dieron después de que el diario Reforma publicó que Jiménez Espriú tiene un inmueble valuado en 6.6 millones de pesos en Texas, el cual no incluyó en su declaración patrimonial.

Esto también lo escribió recordando el caso de la secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, y la omisión en su declaración patrimonial de un penthouse en Houston.

“No lo vi tan activo ante corrida de (Carmen) Aristegui, cuestionamientos (sobre) muertos, y menos (la) Estela de Luz”, escribió Clouthier.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, responderá inmediatamente por los señalamientos de supuestas omisiones en su declaración patrimonial.

De acuerdo con medios nacionales, existe un inmueble en Houston que no declaró Javier Jiménez Espriú.

Al ser cuestionado al respecto, el presidente respondió: «Hoy tiene que explicar sobre esta situación. Hoy va a responder el secretario».

Hace unos días se reclamó lo mismo a otros funcionarios federales, como Olga Sánchez Cordero, Titular de Gobernación; y Jesús Ramírez, vocero de la Presidencia. Ambos aclararon que no hubo omisiones, pues declararon en tiempo y forma todos sus bienes, pero atribuyeron el asunto a una falla en el sistema Declaranet .

Ante esto, López Obrador pidió a la Secretaría de la Función Pública (SFP) que transparentara las declaraciones patrimoniales de todo su gabinete.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes precisó que para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México transportistas se surtían de un depósito de huachicol, pero este estaba fuera de los terrenos en Texcoco.

Durante la presentación de los avances en la investigación del desplome del helicóptero XA-BON en el que murieron 5 personas, entre ellas la gobernadora poblana Martha Érika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle, el secretario Javier Jiménez Espriú señaló que de los 6 mil transportistas “una buena parte de ellos” se abastecían en los depósitos clandestinos. “En las visitas que yo hice a la zona yo vi las instalaciones”, señaló.

Además, recordó que cuando realizó el recorrido con medios de comunicación para corroborar el daño ambiental y los avances de la construcción -en octubre de 2018-, se les advirtió que era “zona de huachicoleros” y escucharon “ráfagas” de armas de fuego.

“Transportistas de tezontle y asbesto se surtían ahí, una buena parte de ellos usaban gasolina robada”, señaló ante los cuestionamientos de la prensa y advirtió que la información se deformó.

Cabe recordar que el pasado 15 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó: «Cuando estaban construyendo el nuevo aeropuerto, había depósitos de combustible robado, en la obra».

Qué mala respuesta la del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, al ex candidato presidencial del PRI José Antonio Meade.

Un aeropuerto importa porque activa la economía. Cada pasajero gasta 415 dólares en promedio de los cuales 184 dólares se van para la industria de la aviación y 231 en turismo y otros bienes y servicios locales. Esto, escribió Meade, se repite 120 mil veces al día en el actual aeropuerto de la CDMX y aporta 1.6% del PIB.

La escala y conectividad del NAIM atraería a más pasajeros y elevaría el gasto promedio a 555 dólares de los cuales 245 serían para la industria de la aviación y 310 en turismo y otros bienes y servicios locales. Esto se repetiría 342 mil veces al día en el NAIM aportando 6% del PIB.

Cancelar el NAIM no podría ser compensado ni por Santa Lucía ni por la red aeroportuaria mexicana. Expertos señalan que la pérdida de valor para México beneciará a otros aeropuertos en Estados Unidos y América del Sur. Dejar de hacer el NAIM nos costará 145 mil millones de dólares.

Esta fue la primera serie de tuits de J. A. Meade que decidió publicar en su red social y lo acompañó con un post de Facebook en el que citó las fuentes para dichos datos: AICM, IATA, Encuesta de Turismo del Iinegi, Dirección General de Aeronáutica Civil y FMI, además de la metodología para proyecciones y traer todo a números actuales.

A ello uno esperaría que el titular de la SCT opte por una de dos opciones: responder con números que dejen en claro por qué se tomó la decisión de cancelar el NAIM o ignorar el mensaje por completo ya que hoy Meade no es más que un ciudadano como tantos otros lo somos. Pero lo que hizo Jimémez Espriú fue de una bajeza monumental porque recurrió al insulto en lugar del argumento y mostró un ánimo preocupante en su concepción del triunfo y la derrota.

La “enorme pérdida” –145 mMde USD– que el ex Candidato presidencial y Ex Secretario de HyCP, José Antonio Meade le asigna a la cancelación del NAIM, son “las cuentas alegres de un hombre triste”.

Esa fue textual su respuesta, con todo y las incomprensibles comillas. Dicen los jóvenes que los adultos no saben utilizar comillas en las redes sociales y vaya qué Jiménez Espriú brilla por esta carencia con este tuit. Evidentemente la gramática es lo de menos.

El destino del NAIM marcó el arranque del sexenio de Andrés Manuel López Obrador. Su decisión de cancelar el aeropuerto cueste lo que cueste con tal de mandar el mensaje claro y fuerte de quién manda ha sido calificado como el gran error de su gobierno que apenas tiene un mes y un día de haber arrancado.

 

Columna completa en El Universal

No sólo el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, ahora también el secretario de Turismo, Miguel Torruco, se unió a los reclamos en Twitter contra el ex candidato presidencial, José Antonio Meade, a causa del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

A través de la red social, el funcionario calificó de “curioso” “el activismo” del priista y le cuestionó por qué no detectó la corrupción de millones de pesos cuando era titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El excandidato, que quedó en tercer lugar en los comicios de julio pasado, con 9 millones 289 mil 853 votos, fue titular de la SHCP en dos ocasiones: de septiembre de 2011 a noviembre de 2012 durante el sexenio de Felipe Calderón, y de septiembre de 2016 a noviembre de 2017 con Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción de la organización Transparencia Internacional, en 2017 México ocupó el lugar 135 de 180.

La discusión sobre el aeropuerto comenzó cuando Meade, según sus cuentas, explicó que la cancelación de la obra en el Lago de Texcoco costará 145 mil millones de pesos.

A lo que Jimenez Espriú respondió que «la enorme pérdida» que Meade asignaba a la cancelación del NAIM en Texcoco eran «las cuentas alegres de un hombre triste».

Este viernes, el Gobierno federal anunció el inicio de las investigaciones por parte del Consejo de Seguridad en el Transporte de Canadá, sobre el accidente aéreo en el que murieron el lunes, la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y el Senador, Rafael Moreno Valle.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, señaló que los trabajos iniciaron hoy en la mañana.

«Los canadienses señalaron su disposición de participar y desplegaron un grupo que iniciara los trabajos en el sitio. Llegaron ayer y harán la recopilación de las pruebas del caso en una absoluta secrecía, en una posición de absoluto respeto para darnos un dictamen», dijo en conferencia de prensa.

El funcionario señaló que el grupo canadiense trabajará en un dictamen técnico para averiguar las causas del desplome de la aeronave en la que viajaban los dos políticos, además de dos tripulantes y el asesor de Moreno Valle.

«Van a hacer un dictamen técnico, o sea por que cayó el helicóptero, un análisis del sitio y después se llevarán las partes para investigar por qué se rompieron», señaló.

Jiménez Espriú dijo que las investigaciones incluyen el análisis de algunas computadores que contienen la información sobre la historia del vuelo.

Asimismo, el secretario de Comunicaciones anunció que el Consejo Nacional de Seguridad y Transporte de Estados Unidos sí participará en los trabajos de investigación del accidente aéreo, después de que este organismo informara al Gobierno federal que hará una excepción.

En un principio, dicha agencia había declinado ayudar a la administración federal en las investigaciones debido al cierre parcial que mantiene el gobierno de Estados Unidos.