Tag

liderazgos

Browsing

Durante años se pugnó en México para que los ciudadanos tuviéramos la posibilidad de premiar o castigar a nuestros políticos a través de la reelección. La idea era que así se rompería el monopolio de los liderazgos partidistas sobre los legisladores, quienes se tendrían que preocupar por su desempeño como funcionarios públicos para que los ciudadanos los quisieran reelegir.

Por ello, en septiembre del 2014 se reformó el artículo 59 constitucional para que los senadores pudieran ser reelectos hasta por dos periodos consecutivos y los diputados hasta por cuatro periodos consecutivos.

En las elecciones del 6 de junio, los ciudadanos pudimos por primera vez desde 1933 reelegir o no a los diputados federales. Sin embargo, los liderazgos partidistas siguieron manteniendo el control sobre sus legisladores y los ciudadanos no pudimos realmente ser quienes decidiéramos si queríamos premiar o castigarlos.

Primero porque los liderazgos dentro del partido fueron los que decidieron quién de sus legisladores podían buscar reelegirse. A principios del proceso electoral más de 440 diputadas y diputados manifestaron que querían buscar la reelección, pero al final solo 207 se pudieron postular. La decisión de quién sí y quién no podía hacerlo fue de los liderazgos que pudieron premiar a sus cuadros leales con ese ‘permiso’. Por ello, por ejemplo, alguien como Porfirio Muñoz Ledo no pudo buscar reelegirse ya que Mario Delgado, quien compitió por la presidencia del partido y le ganó después de pleitos públicamente ventilados entre ambos, pudo castigarlo sin permitirle buscar la reelección. La decisión de dejar fuera a Muñoz Ledo fue del líder del partido y no de los ciudadanos.

Según un estudio estimado de la reelección que hizo Fernando Dworak, quien conoce como pocos en México el tema, de los 500 diputados de la nueva legislatura, la LXV, 140 van a repetir porque ganaron la reelección. Esto es el 28 por ciento de los legisladores. No es mucho, pero lo importante más allá del número, fue ver que los liderazgos de los partidos fueron quienes permitieron o no a sus legisladores buscar la reelección. Así, los ciudadanos no logramos ser quienes premiamos o castigamos a nuestros legisladores. El control lo mantuvieron los lideres de los partidos.

Otro de los propósitos de la reforma al artículo 59 para permitir la reelección era que se mantuviera la continuidad y con ello la experiencia de los diputados. Tres años era muy poco tiempo para aprender como funciona el legislativo y, cuando apenas se estaba logrando agarrarle la onda al proceso, ya tenían que abandonar el cargo. La reelección buscaba premiar la experiencia.

Pero, dado como legislaron los diputados en los tres años de la actual legislatura en donde vimos con claridad que el presidente López Obrador mandó órdenes de no modificar ni una coma a iniciativas como la Ley de Energía Eléctrica y que los diputados de su partido le obedecieron, es difícil pensar que la experiencia legislativa que obtuvieron los 80 diputados de Morena que se reeligieron sirvan mucho a la ciudadanía. Más bien, todo indica que seguirán sirviendo al presidente.

Así, dos de los principales propósitos de reformar el artículo 59 para permitir la reelección legislativa no se lograron cumplir en esta primera ronda. La clase política está claramente abocada en darle la vuelta a la rendición de cuentas a la ciudadanía. Por más reglas electorales que se hagan, seguiremos viendo que los políticos responden antes a sus liderazgos que a sus votantes.

 

Columna completa en EL UNIVERSAL

La ausencia de liderazgo global y unidad para combatir el coronavirus es una amenaza más grande que la propia enfermedad, dijo este lunes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y añadió que la politización de la pandemia ha empeorado la crisis.

Tedros Adhanom Ghebreyesus no ofreció más detalles sobre el tema pero las declaraciones llegan luego de que la OMS ha sido criticada por algunos estados miembro, especialmente Estados Unidos, que dijo que la agencia fue demasiado lenta y se concentró en exceso en la situación de China al abordar la expansión de la enfermedad.

Otros países han llamado a investigar la respuesta a la pandemia, como Australia, que pidió a la OMS buscar una mayor autoridad que le permita actuar más rápido ante una crisis sanitaria.

«El mundo necesita desesperadamente de unidad nacional y solidaridad global. La politización de la pandemia la ha exacerbado», dijo Tedros en un foro sobre salud organizado por la Cumbre Mundial Gubernamental, en Dubái. «La mayor amenaza que enfrentamos ahora no es el propio virus, sino la falta de solidaridad y liderazgo globales», declaró.

Tedros afirmó que algunas partes de las regulaciones de salud internacionales debían ser fortalecidas para adecuarlas a la acción. No explicó de qué normas hablaba en particular, pero dijo que éstas debían ser «coordinadas, predecibles, transparentes, generalizadas y con financiamiento flexible».

También dijo que todos los países deben hacer de la atención médica universal una prioridad, advirtiendo que el mundo había aprendido de la manera más difícil que los sistemas sanitarios fuertes son «la base de la seguridad sanitaria global y del desarrollo social y económico».

El mundo sufrió el mayor aumento diario hasta la fecha de casos de coronavirus, con contagios disparados en zonas rurales de India tras el regreso de trabajadores migrantes desde las ciudades. Casi 9 millones de personas se han visto infectadas por el coronavirus y más de 468,000 personas han muerto, según cifras recopiladas por la Universidad Johns Hopkins.

La OMS reportó ayer el mayor aumento diario de casos según sus estimaciones, con más de 183,000 casos nuevos en las 24 horas previas.  «La pandemia de COVID-19 ha demostrado que, de hecho, el mundo no estaba preparado», dijo Tedros. «A nivel mundial, la pandemia sigue acelerándose».

Los expertos creen que la dimensión real de la pandemia es mucho mayor, dada la capacidad limitada de hacer pruebas y que se presume que hay un gran número de casos asintomáticos.

La Secretaria de Comunicación del PRD, Estephany Santiago, señaló que el partido requiere un relevo generacional real y no “liderazgos cosméticos”, sino liderazgos que tengan las ganas y la convicción de hacer política de manera distinta a la que actualmente se hace.

“Por mucho tiempo, en el PRD la forma de hacer política recayó sólo en un modelo, llevando a nuestro instituto político al desgaste natural de no evolucionar basado en los intereses personales, en los intereses de las expresiones y no en las necesidades de la población a la que nos debemos a lo largo de estos 29 años de existencia del partido”, indicó la perredista.

Santiago indicó que el relevo generacional, debe darse en un corto plazo y debe ir acompañado del reconocimiento de las bases, del reconocimiento de las y los liderazgos territoriales y de las y los militantes, no sólo los históricos, sino los reales.

Aseguró que el partido es hoy en día de aquellos que trabajan tocando puertas, recorriendo calles, convenciendo a la ciudadanía de que el PRD seguirá siendo una opción viable para alzar la voz en favor de sus demandas.

En este sentido la dirigente añadió que es urgente y necesario trabajar en un redireccionamiento democrático, “cambiar de mentalidad, tener compromiso, convicción, formar cuadros nuevos y estar pendientes y cercanos a la militancia y a la ciudadanía”.

 

La presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, afirmó que a diferencia de otros partidos, en el sol azteca los líderes no se aferran al cargo, y aunque no mencionó nombres, el mensaje fue claro para Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Nosotros tenemos que ir renovando nuestra dirigencia, somos un partido que transita en la legalidad, en la normalidad, aquí no hay liderazgos eternos como en otros partidos políticos”, sentenció Barrales Magdaleno.

Sobre las voces que la han tachado por desempeñarse como presidenta del partido, ademas de Senadora, la perredista señaló que su doble cargo está respaldado por los estatutos del PRD, por lo que descalificó dichos señalamientos, los cuales responden a los intereses de Morena.

 

Con información de Político.mx / Foto:m Twitter