Tag

Marte

Browsing

La agencia espacial estadounidense, la NASA, divulgó este lunes el primer audio de Marte, un leve sonido de viento captado por el róver Perseverance.

La NASA también divulgó el primer video de la llegada del róver al planeta rojo.

Un micrófono dejó de funcionar durante el descenso, pero el róver fue capaz de captar audio una vez que ya estaba detenido sobre la superficie.

Ingenieros de la NASA reprodujeron un pequeño clip de audio que, según dijeron, responde a una racha de viento en Marte.

Por otra parte el video, que dura 3 minutos y 25 segundos, muestra el despliegue del paracaídas y el contacto del vehículo con la superficie del planeta.

«Son videos realmente asombrosos», dijo Michael Watkins, director de laboratorio de propulsión a chorro de la NASA en un conferencia con periodistas. «Es la primera vez que hemos podido capturar un acontecimiento como la llegada a Marte».

Jessica Samuels, gerente de la misión del Perseverance en la superficie marciana dijo que el róver operaba tal como se esperaba. «Me alegra reportar que Perseverance goza de buena salud», agregó.

El vehículo Perseverance aterrizó en Marte este jueves tras superar con éxito los «siete minutos de terror» que implicaron atravesar la delgada atmósfera del planeta rojo y descender en la superficie rocosa del cráter Jezero, confirmó la NASA.

El Perseverance es el laboratorio de astrobiología más avanzado jamás enviado a otro mundo, y es su primera parada en la búsqueda de rastros de antigua vida microbiana en el Planeta Rojo.

Los responsables de la misión, quienes se encontraban en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, cerca de Los Ángeles, rompieron en aplausos y porras cuando las señales de radio confirmaron que el rover de seis ruedas había superado el peligroso descenso y había llegado a su objetivo.

El descenso autoguiado y el amartizaje de la nave durante una compleja serie de maniobras que la NASA bautizó como «los siete minutos de terror», se convierte en la hazaña más elaborada y desafiante en los anales de los vuelos espaciales robóticos.

El amartizaje representó la parte más arriesgada de un esfuerzo de dos años y 2,700 millones de dólares cuyo objetivo principal es buscar posibles rastros fósiles de microbios que pudieran haber florecido en Marte hace unos 3,000 millones de años, cuando el cuarto planeta en distancia del sol era más cálido, húmedo y potencialmente hospitalario para la vida.

Los científicos esperan encontrar biofirmas incrustadas en las muestras de sedimentos antiguos que Perseverance podría extraer de las rocas marcianas para su futuro análisis en la Tierra, las primeras muestras de este tipo recogidas por la humanidad en otro planeta.

Está previsto que dos misiones posteriores a Marte recuperen las muestras y las devuelvan a la NASA en la próxima década. Lo sucedido el jueves supuso un triunfo para Estados Unidos.

El vehículo robótico navegó por el espacio durante casi siete meses, recorriendo 472 millones de kilómetros antes de atravesar la atmósfera marciana a 19,000 kilómetros por hora para iniciar su aproximación a la superficie del planeta.

Cinco minutos después de aterrizar en Marte, Perseverance se encontraba ya listo para iniciar su exploración luego de enviar la primera imagen de la superficie marciana que registra, después publicada en la cuenta oficial en Twitter del robot acompañado del mensaje: «Hola Mundo. Mi primer vistazo al que será mi hogar para siempre».

 

El más grande y sofisticado explorador de Marte jamás construido, un vehículo del tamaño de un coche lleno de cámaras, micrófonos, taladros y láseres, despegó este jueves hacia el planeta rojo como parte de un ambicioso proyecto de largo alcance de la NASA para traer las primeras muestras de roca marciana a la Tierra a fin de ser analizadas en busca de evidencia de vida antigua.

La sonda Perseverance de la NASA despegó a bordo del cohete Atlas V en el cielo matutino en el tercer y último lanzamiento del verano a Marte.

China y Emiratos Árabes Unidos se adelantaron la semana pasada con sus propias misiones, pero las tres deberían llegar al planeta rojo en febrero después de un viaje de siete meses y 482 millones de kilómetros. China envía tanto un explorador como un orbitador, mientras que Emiratos Árabes Unidos, un país que inicia sus exploraciones espaciales, tiene un orbitador en camino.

El explorador de seis ruedas impulsado por plutonio perforará el suelo marciano y recolectará pequeñas muestras que llegarán a la Tierra aproximadamente en 2031, en una especie de carrera de relevos interplanetarios que involucra a muchos países.

El proyecto sin precedentes incluye múltiples lanzamientos y varias naves espaciales, y costará más de 8,000 millones de dólares.

El jefe de la misión científica de la NASA, Thomas Zurbuchen, catalogó el lanzamiento como el inicio del «primer vuelo redondo de la humanidad a otro planeta».

Además de abordar la cuestión de la vida en Marte, la misión dará lecciones que podrían allanar el camino para la llegada de astronautas a partir de principios de la década de 2030.

«Hay una razón por la que llamamos Perseverance (Perseverancia) a la sonda. Porque ir a Marte es difícil», dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine justo antes del despegue. «Siempre es difícil. Nunca ha sido fácil. En este caso, es más difícil que nunca porque lo estamos haciendo en medio de una pandemia».

Una vez en la superficie, Perseverance buscará evidencia de vida microscópica pasada en el antiguo lecho de un lago, y reunirá las muestras más prometedoras de rocas para que sean recogidas en un futuro. La NASA se ha asociado con la Agencia Espacial Europea para traerlas a la Tierra aproximadamente en 2031.

Estados Unidos, el único país que ha logrado colocar una nave sobre la superficie de Marte sin contratiempos, pretende lograr su novena misión en el planeta rojo, que se ha convertido en el Triángulo de las Bermudas de la exploración espacial con más de la mitad de las misiones estallando, chocando o terminando en fracasos.

Se trata de la estampida más grande a Marte en la historia de los viajes espaciales. La oportunidad de volar entre la Tierra y Marte se da sólo una vez cada 26 meses, cuando los dos planetas se encuentran en el mismo lado del Sol y prácticamente lo más cerca posible entre sí.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se comprometió a plantar la bandera de Estados Unidos en Marte “muy pronto”, en un discurso efectuado en Washington D.C.

El mandatario aseguró que el país regresará a la Luna y viajará a Marte en los próximos años, para poner su bandera en ambos.

«Vamos a ir otra vez a la Luna pronto y plantaremos la bandera de Estados Unidos en Marte pronto. Para Estados Unidos no hay nada imposible», refirió ante miles de simpatizantes en el Monumento a Abraham Lincoln.

En marzo de 2019, Mike Pence, Vicepresidente del país, aseguró que Estados Unidos reanudaría misiones tripuladas al espacio en 2024, concretamente a la Luna.

El anuncio fue dado en el Centro Espacial y de Cohetes de Huntsville, Alabama.

«La Primera mujer y el próximo hombre que vuelvan a pisar el suelo de la Luna serán ciudadanos estadounidenses lanzados por cohetes estadounidenses y desde suelo estadounidense».

El investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM y único mexicano integrante del proyecto internacional Experimento de Análisis Químico (SAM, por sus siglas en inglés), Rafael Navarro González, destacó que se ha detectado la presencia de metano en la atmósfera  de Marte, así como compuestos orgánicos refractarios en rocas muy antiguas presentes en el cráter Gale.

Este material se preservó por más de 3,000 millones de años y es un hallazgo importante, pues nos da información del pasado de Marte. Dicho material pudo ser importante para el surgimiento de la vida, e incluso pudo ser alimento de los primeros organismos marcianos.

Con este escenario, se encuentran las condiciones para la posible existencia de vida heterótrofa, es decir, presencia de organismos que se alimentan de compuestos orgánicos en el pasado de Marte. “Aunque no hay evidencia concreta”.

Por su parte, el metano es un gas muy importante, porque pudo ser emitido por actividad biológica, aunque también pudo ser por actividad química. En la Tierra, casi el 99 por ciento del metano es producido por bacterias, pero el resto se debe a fenómenos químicos. “Sospechamos que en Marte podría ser de origen biológico, pero no descartamos la posibilidad del origen químico”.

A lo largo de dos años marcianos (prácticamente 4 años terrestres), se ha monitoreado cómo oscilan los niveles de metano en su atmósfera y se descubrió que cambian según la temperatura del planeta.

Además, se estudió la presencia de compuestos orgánicos en el suelo marciano, específicamente, en unas rocas sedimentarias producidas en el fondo de un lago que existió en el cráter Gale hace más de 3 mil millones de años.

Así, se detectó la presencia de compuestos orgánicos refractarios que resisten temperaturas muy altas, los cuales indican que estuvieron presentes cuando se formaron estas rocas. “De ser así, estos compuestos orgánicos pudieron servir como alimento para los seres vivos marcianos”.

La presencia de estos compuestos azufrados indica que hubo una vulcanización de dicho material, lo cual los volvió resistentes a las condiciones geológicas a lo largo del tiempo y se preservaron.

“Podría ser que las condiciones de habitabilidad desaparecieron, y no sabemos si la vida en Marte se extinguió o tuvo que emigrar al subsuelo para seguir subsistiendo”, señaló Navarro González.

Es posible que tanto en la Tierra como en Marte existiera la vida de forma simultánea, pero sólo en nuestro hogar logró continuar debido a procesos geológicos que pudieron amortiguar el clima de nuestro planeta. No obstante, en el planeta rojo su atmósfera cambió de densa a tenue, como la que tiene actualmente.

De hecho, se ha planteado que la atmósfera de Marte era densa y rica en dióxido de carbono, y aunque el Sol era menos luminoso podía mantener las condiciones climáticas adecuadas, además, el agua era líquida debido a la presencia del dióxido de carbono.

El dióxido de carbono desapareció gradualmente escapándose al espacio exterior y formando rocas sedimentarias. La disminución de éste de la atmósfera, provocó que Marte se enfriara hasta que el agua se congeló.

No obstante, “se ha planteado que el planeta rojo tuvo condiciones de habitabilidad en el pasado pero no sabemos si la vida se extinguió o se adaptó a vivir en el subsuelo”, concluyó.

 

Redacción APO / Foto: Especial

La NASA enviará un pequeño helicóptero a Marte como parte de una misión de la agencia espacial estadounidense para colocar un vehículo de exploración en la superficie del planeta rojo, en la primera ocasión que este tipo de aeronave será utilizada en otro mundo.

El helicóptero Mars,  está diseñado para volar con aspas rotatorias en la tenue atmósfera marciana, pesa alrededor de 1,8 kilos y su fuselaje tiene el tamaño de una pelota de softball. Sus aspas giran a alrededor de 3 mil revoluciones por minuto del motor, casi 10 veces el ritmo ocupado por helicópteros en la Tierra.

Se prevé que  la aeronave llegue a la superficie del planeta rojo junto a un vehículo de exploración espacial, que tendrá el tamaño de un auto. Tras colocar al helicóptero en terreno, al rover se le ordenará conducir hasta una distancia que lo ponga a salvo para retransmitir los comandos.

El helicóptero busca demostrar la viabilidad y utilidad de una aeronave de este tipo en Marte, dijo la NASA, ya que podrían ser usados para expediciones a baja altura o para llegar a lugares inaccesibles por tierra.

Se espera que la misión Marte 2020 sea lanzada en julio de ese año desde la estación de la Fuerza Aérea estadounidense en Cabo Cañaveral, Florida, y que llegue a Marte en febrero del 2021. El rover está diseñado para realizar estudios de geología y evaluar las posibilidades de habitar la superficie marciana.

 

Con información de Agencias / Foto: NASA

 

 

El presidente de Estados Unidos, Donald trump, confirmó este lunes su deseo de que Estados Unidos envíe astronautas a la Luna por primera vez desde 1972 con el objetivo de preparar una misión tripulada a Marte.

 

 

 

«Esta vez, no se trata solo de plantar nuestra bandera y dejar nuestra huella. Estableceremos una base para una misión a Marte y tal vez un día más allá», declaró en un acto en la Casa Blanca.

 

De acuerdo a la agencia Reuters, la Directiva 1 de Política Espacial que fue firmada por Trump, da instrucciones a la NASA de “impulsar un programa innovador de exploración espacial para enviar a astronautas estadounidenses de vuelta a la Luna y eventualmente a Marte”. El documento señala que el objetivo es que Estados Unidos sea la “fuerza motriz de la industria espacial, obtener nuevo conocimiento del cosmos y alentar una tecnología increíble”.

 

Con información de Agencias / Foto: Twitter

 

La primera misión latinoamericana en la Mars Desert Research Station, donde participa Yair Piña, estudiante de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) resultó exitosa.

 

Situado en el  desierto de Utah, Estados Unidos como una simulación a Marte, Yair Piña señala que es posible  que se conozca lo  desconocido, “romper barreras, alcanzar las estrellas y eso para nosotros es el viaje a Marte. No es un sueño, estamos aquí aportando nuestra parte, solucionar los retos qué habrá allá”, indicó.

La actividad de Yair consiste en salvaguardar el principio de seguridad de todos los miembros de la tripulación una vez fuera del hábitat, junto con la comandante Yendri Corrales y los demás miembros de la tripulación.

 

La primera misión latinoamericana análoga en Marte es un equipo consolidado, de todo lo trabajado planean realizar una investigación conjunta. Piña indica que traían “ya una cooperación con la Universidad de los Libertadores para el tema de la cápsula Aztratos. Su colega colombiano Camilo Andrés Reyes va a poner un sistema para recolectar muestras de la atmósfera;  con la comandante Yendri Corrales se le han ocurrido muchas ideas sobre los distintos materiales que se pueden encontrar en el desierto y los va a estudiar a través de la termoluminiscencia con su tutor Epifanio Cruz Zaragoza, del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM.

 

Yair Piña indicó que han podido mezclar los proyectos de todos y complementarlos: Gabriel Caballero de Argentina tiene un Rover que se va a complementar con la cápsula Aztratos.

Cuando se ingrese a Marte la fuerza de fricción de la nave con su atmósfera generará plasma. Piña acota que “las mediciones que obtuviéramos de ese momento ingresando a Marte no nos iban a servir de mucha ayuda para la investigación”.

Ante este reto nació la idea de la cápsula Aztratos. El plan es que una vez que los astronautas estén en el hábitat se tome dicha cápsula y se lance a la atmósfera marciana y así poder analizar todos los temas de presión, radiación, temperatura, muestras de la atmósfera.

 

“Para Aztratos lo que se nos ha ocurrido es un sistema de autonomía, convertirla como en un dron para que podamos tenerla siempre a nuestro alcance, siempre a disponibilidad de los astronautas. El objetivo de esta cápsula es lanzarla kilómetros hacia arriba, de 35 a 50 kilómetros”, detalló.

 

Piña concluye que los seres humanos tenemos el sueño de la exploración, el deseo de conocer algo más allá: “la primera misión Latinoamericana es porque creemos en algo más grande que nosotros.

 

 

Redacción APO/ Foto: 

El presidente estadounidense, Donald Trump solicitó  a la NASA “acelerar un poco” sus planes de exploración espacial para enviar humanos a Marte en la década de 2030, para que un estadounidense pise el planeta rojo durante su eventual segundo mandato.

 

Ayer, el mandatario estadounidense expresó su deseo durante una videoconferencia con la comandante de la Estación Espacial Internacional (EEI), la estadounidense Peggy Whitson, quien acaba de batir el récord de permanencia en el espacio para un astronauta de Estados Unidos, con un total de 535 días fuera de la Tierra.

 

Whitson tiene ya los récords de la mujer astronauta de mayor edad que ha volado jamás en el espacio, la primera mujer comandante de la EEI y la que más caminatas espaciales ha hecho, con ocho.

 

Trump conversó con Whitson y con el ingeniero Jack Fischer, ambos tripulantes de la EEI desde el Despacho Oval, sentado junto a su hija Ivanka y la astronauta Kate Rubins. Durante la conversación, el presidente preguntó a Whitson sobre el estado de los planes de la NASA para enviar humanos cerca o a la superficie de Marte y cuándo esa hazaña será posible.

 

Por lo que la astronauta respondió que, como está recogido en esa ley firmada en marzo por Trump, poner un pie en Marte será posible “aproximadamente” en la década de 2030, al subrayar que un vuelo espacial de ese tipo “requiere mucho tiempo y dinero”, y que hace falta “cierta cooperación internacional” y un enfoque global para que el proyecto tenga éxito.

 

Trump será presidente hasta enero de 2021 y, en caso de que se presente a la reelección y gane, su segundo mandato se prolongaría hasta comienzos de 2025.

 

 

Con información de Agencias / Foto: 

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó este martes un proyecto de ley que aprueba 19.5 millones de dólares para la NASA para el año presupuestario de 2018, donde la exploración de humanos hacia Marte se vuelve prioridad, informó la agencia de noticias AP.

 

Con el apoyo de los Senadores Ted Cruz de Texas, y Marco Rubio de Florida, esta nueva ley permite a la NASA redoblar esfuerzos para explorar el espacio profundo y desarrollar una misión tripulada a Marte.

 

En días pasados, la administración de Trump emitió un presupuesto preliminar que propuso un presupuesto de 19,100 millones de dólares para la agencia espacial el próximo año, un presupuesto inferior a los 200 millones de dólares del año en curso.

 

 

 

 

 

Con información del Huffington Post/Foto: Casa Blanca