Tag

Merkel

Browsing

Vicecanciller y ministro de Finanzas del gobierno, el socialdemócrata Olaf Scholz se dispone a tomar en Alemania el relevo de Angela Merkel, para dirigir una inédita coalición de tres partidos.

A los 63 años, Scholz reveló este miércoles el acuerdo final de coalición negociado desde hace dos meses con los Verdes y el Partido Liberal (FDP), centrado en la lucha contra la pandemia y la crisis climática, dos puntos álgidos de la era post-Angela Merkel.

La hoja de ruta marcada prevé que Scholz se someta a la investidura del Parlamento en torno al 6 de diciembre para liderar el que será el primer tripartido a escala federal de Alemania, que pondrá fin a los 16 años de Merkel en el poder.

Esto significaría una inesperada remontada de un partido, el SPD, dado por muerto hasta hace poco, y que ganó por escaso margen las legislativas de septiembre pasado.

Descrito por el diario Spiegel como «la encarnación del aburrimiento» en política, Scholz ha pasado por todos los niveles de la acción pública desde los años 70. Se unió al SPD a los 17 años. Se hizo abogado especialista en derecho laboral y en 1998 fue elegido diputado, y luego secretario general del SPD.

Objeto de burlas por su estilo austero y sus discursos en tono de autómata que le valieron el sobrenombre de «Scholzomat», el hoy futuro canciller admitió que «no era una descripción totalmente falsa». Pero agregó: «Siempre se me hacían las mismas preguntas, y yo daba las mismas respuestas».

En 2007 es nombrado ministro de Trabajo en una gran coalición gubernamental, y en 2011 se convertiría en alcalde de Hamburgo. Ahí, Scholz llevo a cabo una ambiciosa política en materia de vivienda y de protección a la primera infancia. Más adelante, en otro gobierno de coalición de Merkel, sucede en 2018 en el prestigioso ministerio de finanzas al cristianodemócrata Wolfgang Schäuble.

Este socialdemócrata de tendencia centrista, de 63 años, parece haber convencido a buena parte del electorado ofreciendo una imagen de competencia. En 2019, Scholz se había propuesto para liderar el SPD, pero los militantes escogieron a dos casi desconocidos claramente más a la izquierda.

Sin embargo, Scholz logró recuperar terreno con la pandemia, cuando no dudó en romper con la ortodoxia presupuestaria. El SPD lo designó entonces como candidato a las legislativas de septiembre de 2021.

En las elecciones de septiembre, el SPD liderado por Scholz logró una estrecha victoria, relegando a segundo lugar a los conservadores de Angela Merkel.

Según el acuerdo alcanzando, los verdes asumirán los ministerios de Exteriores y Medio Ambiente y los liberales ocuparán el de Finanzas. Aunque los nombres de los futuros ministros no se han comunicado, parece claro que la copresidenta del Partido Verde, Annalena Baerbock, se convertirá en la primera ministra de Exteriores de Alemania y el otro dirigente de la formación, Robert Habeck, estará a cargo de un gran ministerio para todas las cuestiones climáticas y será además vicecanciller.

La nueva coalición, según el acuerdo de gobierno, quiere legalizar el cannabis cuya venta en «tiendas autorizadas» se reservará al consumo de los «adultos». Además, se busca volver en 2023 a las reglas de rigor presupuestario, entre ellas el freno al endeudamiento inscrito en la Constitución.

La coalición también desea acelerar el fin del carbón y avanzarlo «idealmente» a 2030, en lugar de 2038, como está previsto hasta ahora. Para ello hay que «desarrollar masivamente las energías renovables» y «construir centrales de gas modernas para responder a las demandas de electricidad y energía de los próximos años a precios competitivos».

El jefe de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel, Armin Laschet, dijo este jueves que está dispuesto a renunciar como líder de los conservadores, tras la derrota electoral que sufrida el mes pasada, y que los ha dejado al borde de la oposición.

«Vamos a abordar rápidamente el tema del nuevo equipo de la CDU, desde el presidente hasta la dirección del partido y el comité ejecutivo federal», aseguró en Berlín, cuando lleva menos de un año en el cargo.

Laschet, de 60 años, conocido por su tenacidad, aclaró que pedirá la celebración de un congreso de la CDU para decidir sobre el futuro y la reorganización al frente del partido. No especificó cuándo ni dónde.

«Desde la retirada de Angela Merkel de la presidencia del partido tenemos un debate incesante» en torno a la dirección del partido, dijo. Según el diario Bild, el congreso podría celebrarse en diciembre en la ciudad de Dresde.

Y es que el partido responsabiliza a Laschet del peor resultado electoral (24.1%) de los conservadores en la historia de la Alemania moderna.

En tanto, el Partido Socialdemócrata (SPD) abrió este jueves conversaciones tripartitas con Los Verdes y el Partido Liberal (FDP) para explorar la formación de una coalición de gobierno presidida por Olaf Scholz.

La reunión de hoy es la primera tripartita después de una serie de contactos previos bilaterales de verdes y liberales, verdes y socialdemócratas y socialdemócratas y liberales.

«Se ha creado confianza entre nosotros, eso es algo que se notó hoy», dijo el secretario general del SPD, Lars Klingbeil, quien dijo que la próxima reunión será el lunes y agregó: «Nos tomaremos el tiempo necesario. La semana que viene está estrictamente planificada pero no podemos saber a donde llegaremos», añadió.

Entre verdes y liberales y entre socialdemócratas y liberales existen diferencias programáticas que invitan a creer que las conversaciones no serán fáciles. Los Verdes fijaron hoy, antes de la conversaciones, una política de protección del clima que ponga a Alemania en camino de cumplir los compromisos contraídos en el Acuerdo de París como una condición para entrar al Gobierno.

Los liberales, por su parte, vienen definiendo desde hace varios días como líneas rojas el rechazo al alza de impuestos y el mantenimiento al llamado freno a la deuda que exige presupuestos equilibrados en tiempos de normalidad económica.

Ello implica que socialdemócratas y verdes debería renunciar a sus planes de aumentar las tarifas impositivas para ingresos más altos para poder financiar alivios a los ingresos más bajos y planes de inversiones en protección del clima.

Los socialdemócratas, por su parte, tuvieron durante la campaña un caballo de batalla permanente que es el alza del salario mínimo de los actuales 9.60 euros por hora a 12 euros. Para ello pueden contar con el apoyo de Los Verdes pero tienen que contar con la reticencia de los liberales que por principio no son partidarios de intervenciones del estado en la fijación de salarios.

Alemania entró este lunes en un período de incertidumbre después de las elecciones de este fin de semana, luego de que los dos principales partidos defienden el derecho de encabezar la economía más grande de Europa, dejando sin definir quién será el sustituto de Angela Merkel.

Liderados por el ministro de Finanzas y vicecanciller saliente Olaf Scholz, los socialdemócratas del SPD se proyectan como ganadores con el 25.7% de los votos, según resultados preliminares publicados el lunes por la comisión electoral.

La alianza conservadora de La Unión, que integran La Unión Demócrata Cristiana (CDU), de Merkel, y su aliado bávaro, la CSU, encabezada por Armin Laschet, obtendría 24.1%, el peor resultado en su historia de siete décadas. Para los democristianos, las «pérdidas son amargas», admitió Paul Ziemak, número dos de la CDU. Su partido nunca había caído por debajo del 30% de los votos. En 2017, alcanzó 32.8%.

Los Verdes aparecen de tercer sitio con el 14.8%, seguidos del liberal FDP con 11.5% y el ultraderechista Alternativa para Alemania con 10.3%.

Recordemos que en Alemania no son los votantes los que eligen directamente al jefe de gobierno, sino los diputados, una vez formada la mayoría. Pero esta vez la mayoría es especialmente complicada de formar, ya que debe reunir a tres partidos, la primera vez que esto ocurre desde los años 1950, debido a la fragmentación del voto.

Para un país acostumbrado a la estabilidad política tras 16 años bajo el liderazgo firme de Merkel, los próximos meses se perfilan como un período bastante atropellado.

Tanto Scholz, de 63 años, como Laschet, de 60, dijeron que pretenden tener un gobierno instalado antes de Navidad.

El lunes por la mañana Scholz puso toda la presión sobre los conservadores, y les dijo que su lugar está en la «oposición». «La CDU y la CSU no solamente han perdido votos, también han recibido el mensaje de los ciudadanos de que ya no deberían estar en el gobierno sino en la oposición», afirmó el líder socialdemócrata, que quiso tranquilizar a sus socios internacionales sobre la «estabilidad» de Alemania.

En las últimas elecciones, en 2017, Merkel necesitó más de seis meses para alcanzar un acuerdo y formar la actual gran coalición de conservadores y socialdemócratas.

Los resultados de estas elecciones ensombrecerán el fin del mandato de Merkel, quien pese a seguir siendo muy popular al término de cuatro legislaturas, parece haber sido incapaz de preparar su sucesión.

Durante sus 16 años en el cargo, Merkel fue vista en el extranjero no solo como la líder de Alemania, sino en muchos sentidos como la líder de Europa, dirigiendo a la Unión Europea a través de una serie de crisis financieras y políticas.

El resultado electoral en Alemania llega a alterar el tablero político del país de mayor peso político y demográfico de Europa.

Por su parte el candidato de La Unión, Armin Laschet, sostuvo este lunes que ningún partido ha recibido el apoyo suficiente como para formar por su cuenta un gobierno de coalición.

«Ninguno de los partidos principales ha recibido un claro mandato de gobierno», declaró en una rueda de prensa. «La única persona que puede convertirse en canciller es aquella que logre alinear a las partes opuestas».

Laschet manifestó que la CDU/CSU está de acuerdo en «entablar conversaciones para una llamada coalición Jamaica», conocida así por los colores representativos de los partidos que la integrarían (CDU/CSU, Los Verdes, Partido Liberal).

A su vez, pidió humildad a su principal rival, el socialdémocrata Olaf Scholz, ya que los grandes partidos que antaño obtenían un apoyo en torno al 30 por ciento del electorado ahora deben adoptar una nueva actitud ante la realidad. «Olaf Scholz y yo estamos, creo, llamados a la misma humildad», añadió.

Dos días antes de las elecciones legislativas que tendrán lugar el próximo domingo, la canciller alemana, Angela Merkel, llamó este viernes a votar por el candidato de su partido, la CDU, Armin Laschet, para mantener la «estabilidad» alemana.

«Para que Alemania siga estable, Armin Laschet debe convertirse en el canciller federal», afirmó Merkel durante un mitin de su formación en Múnich previo a las elecciones, que auguran un pelea cerrada entre el favorito socialdemócrata y su rival de derecha.

Merkel  dejará el gobierno tras 16 años al frente de la primera economía europea.

Después de permanecer al margen de la campaña, en el último mes Merkel no ha escatimado esfuerzos en apoyar a Laschet, un político poco popular de 60 años que ha sido altamente cuestionado.

Este viernes, Merkel también se lanzó contra el candidato del SPD, advirtiendo contra el escenario de una victoria del socialdemócrata Olaf Scholz, que lidera las encuestas. «¿Se imaginan un gobierno rojo-rojo-verde?», dijo a los representantes de la CDU y la CSU, reunidos en la mayor ciudad de Baviera para este último encuentro de campaña.

Y es que los sondeos anticipan unos resultados muy cerrados para el próximo domingo entre los socialdemócratas, con un 25% en intención de voto, y los conservadores (CDU/CSU), que subieron al 23% en la última encuesta de Civey; lo que los colocaría en un empate técnico.

Como ningún partido se cerca al 50% de los votos, se tendrá que negociar una coalición, lo cual se prevé sea un proceso largo tomando en cuenta que la coalición que hubo en 2017, entre los conservadores de La Unión Demócrata Cristiana y el Partido Socialdemócrata, con Angela Merkel como canciller, es poco probable que se repita. En aquel entonces, Angela Merkel necesitó cerca de seis meses para lograr el acuerdo.

Pero ¿cómo funcionan las elecciones en Alemania? Los alemanes acuden a las urnas a emitir dos votos. El primero es para el candidato que prefieran de su distrito; hay 299 circunscripciones. Quien obtenga más votos en cada uno se lleva ese escaño. El segundo voto que se emite es a una lista nacional, y los asientos se reparten de manera proporcional a esos votos obtenidos.

Llama la atención que se llega a las elecciones sin saber cuántos diputados serán elegidos, pues la composición del Bundestag varía en cada elección, con el fin de reequilibrar los asientos y mantener la proporcionalidad. La legislatura que finaliza tiene 709 escaños. Además, los partidos deben conseguir al menos un 5% de los votos para poder tener lugares en el Parlamento; lo cual deja fuera a formaciones minoritarias o que solo tengan apoyo en zonas específicas.

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, dijo este jueves que intereses extranjeros y «agitadores extremistas» vinculados a organizaciones radicales como Antifa (antifascistas) están tratando de profundizar las divisiones en la sociedad estadounidense tras la muerte de un hombre negro a manos de un policía blanco.

«Hemos visto evidencia de que (la organización radical) Antifa y otros grupos extremistas similares, así como actores de una variedad de orientaciones políticas, han estado involucrados en instigar y participar en actividades violentas», dijo Barr en una conferencia de prensa.

«También estamos viendo actores extranjeros influyendo en las partes», añadió.

Barr dijo que, hasta el momento, agentes federales han realizado 51 arrestos por cargos relacionados con actividades violentas. Afirmó que 114 efectivos han resultado heridos en las protestas en Washington y que 22 fueron hospitalizados.

Por su parte el secretario de Defensa estadounidense,

Sobre el tema, la jefa de gobierno alemán Angela Merkel se pronunció este jueves. Calificó como «terrible» el «asesinato» de George Floyd

«El asesinato de George Floyd es algo terrible. El racismo es algo terrible. La sociedad estadounidense está muy polarizada», dijo Merkel durante una entrevista el jueves con la cadena televisiva estatal ZDF.

«El racismo siempre ha existido. Y desgraciadamente, también es el caso aquí (en Alemania)», agregó Merkel, quien dijo «esperar» que las manifestaciones sean «pacíficas» en Estados Unidos.

Interrogada sobre Donald Trump, Merkel opinó que el estilo político del presidente estadounidense es muy «controvertido».

Los comentarios de Barr y de Merkel llegan luego de que la fiscalía de Minnesota elevara a asesinato en segundo grado la acusación contra Derek Chauvin, el oficial que puso su rodilla sobre el cuello de George Floyd, y presentó cargos de complicidad e instigación contra los otros tres exagentes que estaban en la escena.

El ahora exoficial había sido acusado inicialmente de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado. El fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, también presentó cargos contra Thomas Lane y J. Alexander Kueng, quienes participaron en la detención de Floyd el 25 de mayo pasado. Finalmente, también se presentaron cargos contra Tou Thao, quien también estuvo presente en la escena.

A los tres agentes se les fijó una fianza de 750,000 dólares luego de su primera comparecencia en la corte de distrito del condado Hennepin.

Aún cuando es poco el tiempo que queda para alcanzar un acuerdo satisfactorio sobre el Brexit, La canciller de Alemania, Angela Merkel, afirmó que todavía es posible una solución negociada para la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Acompañada del primer ministro británico Boris Johnson, la jefa de gobierno de Alemania dijo que aún puede hallarse una solución al controversial tema de la frontera irlandesa antes del 31 de octubre, la fecha programada para que Gran Bretaña abandone el bloque europeo.

Por su parte el premier británico, Boris Johnson dejó en claro que el gobierno de su país “no puede aceptar” el acuerdo actual de “divorcio” con la UE y volvió a reclamar la supresión del denominado “backstop”.

Se trata de un mecanismo previsto para impedir la creación de una frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda tras el Brexit.

Hoy en París, Boris Johnson se reunirá con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para buscar el apoyo que evite un “divorcio” abrupto con Bruselas.

 

 

Este viernes, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que está en condiciones de seguir en su puesto tras varios episodios de temblores, y sostuvo que espera disfrutar la vida una vez que termine su cuarto periodo en el cargo en 2021.

«Puedo desarrollar este rol (…) Como persona tengo un fuerte interés en mi salud y, como dije, 2021 marcará el fin de mi tarea política», sostuvo Merkel en rueda de prensa, antes de agregar con una sonrisa: «Espero tener otra vida (después de la política)».

Al ser consultada respecto a cómo se sentía, dijo: «Bien».

Por otra parte, Merkel criticó las declaraciones del presidente estadounidense Donald Trump sobre cuatro legisladoras demócratas que pertenecen a minorías étnicas.

Se le preguntó a Merkel durante su conferencia si aún considera que existe una base de valores comunes con Trump, quien dijo que las legisladoras deberían «regresar» a sus países si no les gusta Estados Unidos. Las legisladoras son ciudadanas estadounidenses, tres de ellas nacidas en el país.

«Personas de muy diversas nacionalidades han contribuido a la fuerza del pueblo estadounidense, de manera que estas declaraciones son muy contrarias a esta impresión firme que yo tengo», afirmó Merkel. «Esto es algo que contradice la fuerza de Estados Unidos», agregó.

Preguntada luego si se solidarizaba con las legisladoras, respondió: «Sí, tomo firmemente distancia de esto y siento solidaridad con las mujeres que fueron atacadas».

Las legisladoras atacadas por Trump son cuatro: Ilhan Omar, Rashida Tlaib, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley.

Este viernes, el gobierno alemán aseguró que la canciller Angela Merkel se encuentra bien de salud y capacitada para cumplir sus tareas, declaración hecha tras dos eventos en que la lideresa alemana vivió episodios de temblores.

«Ahora, en la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) en la ciudad japonesa de Osaka, Merkel está activa, sana y cumple con su trabajo y los encuentros agendados», afirmó Martina Fietz, vocera adjunta, citada por la Deutsche Welle.

‘Mutti’, como es llamada de manera familiar en Alemania, ha sufrido dos eventos de temblores en público en los días recientes. El más reciente ocurrió la víspera en Berlín, en una ceremonia en la cual estaba junto el presidente Frank-Walter Steinmeier.

Antes, en la ceremonia oficial de bienvenida al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, Merkel tuvo un similar episodio mientras se interpretaban los himnos de ambos países.

Estos acontecimientos recuerdan uno similar que le ocurrió en México cuando visitó el país en 2017. Igual que en esta ocasión se le sometió a exámenes médicos sin encontrarle alguna afectación, recuerda la BBC.

Este viernes, Merkel se encuentra en Osaka, donde en la primera jornada de la cumbre del G-20 se reunió con el presidente estadounidense, Donald Trump, en un encuentro en que este fue efusivo en sus expresiones hacia la política alemana.

Este martes, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, presentó sus argumentos a favor de un mayor aplazamiento del Brexit en Berlín, en tanto que funcionarios de Alemania y Francia insistieron en que cualquier demora de la salida británica de la Unión Europea debe incluir condiciones y garantías por parte de Londres.

Por otra parte, media docena de países del bloque se reunían para coordinar posiciones frente al pedido británico de prórroga.

Un funcionario, que pidió no ser identificado porque la reunión informal no fue anunciada oficialmente por los participantes, dijo que los mandatarios de Francia, Holanda, Irlanda, Bélgica, Suecia y Dinamarca discutirían las opciones horas antes de la cumbre prevista para el miércoles por la noche. Todas estas naciones, que se verían fuertemente afectadas por un Brexit sin acuerdo, buscan coordinar sus puntos de vista, dijo el funcionario.

Los socios de Londres en la Unión Europea de 28 miembros han pedido que May sea clara sobre qué hará para desbloquear las negociaciones del Brexit si se le concede otra prórroga. Los mandatarios europeos ya han indicado que no quieren dar a Londres un cheque en blanco, aunque también quieren evitar un Brexit sin acuerdo esta semana.

“Estamos en una situación muy, muy frustrante”, dijo Michael Roth, viceministro alemán de Exteriores, a su llegada a una reunión de la Unión Europea en Luxemburgo. Sin embargo, señaló que un Brexit desordenado sería “la peor de todas las opciones sobre la mesa”.

Este lunes, la canciller de Alemania, Angela Merkel, dio los primeros pasos para alejarse de la vida política al anunciar que dejará el liderazgo de su partido y que no buscará la reelección al cargo cuando termine su actual mandato, en 2021.

Merkel hizo el anuncio durante una reunión de líderes conservadores alemanes después de que la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y los partidos aliados de su coalición obtuvieran malos resultados en dos elecciones regionales. Algunos analistas, e incluso integrantes del partido, expresaron dudas de que ella pueda seguir realmente en el poder hasta 2021 y sugirieron que quizá habrá elecciones anticipadas.

Merkel, de 64 años, dijo que después de dieciocho años a la cabeza del CDU y de trece a cargo del país, su decisión pretende darle al partido la oportunidad de “prepararse para cuando ya no esté” y que ella ya no buscará ningún otro puesto político.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, reconoció este miércoles que persisten los desacuerdos entre los países aliados, esto al término de la primera jornada de la cumbre de la organización que arrancó esta mañana en Bruselas.

Stoltenberg afirmó que los desacuerdos no han impedido que se tomen decisiones para hacer a la Alianza más fuerte. «Acabamos de concluir una reunión sustancial de los 29 jefes de Estado y de Gobierno. Hemos tenido discusiones, tenemos desacuerdos pero, lo más importante, tenemos decisiones que impulsan a esta alianza adelante y nos hacen más fuertes».

Sin embargo La primera jornada de la cumbre se vio marcada por las críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los aliados que aún no cumplen con el objetivo de invertir el 2% de su PIB en gasto militar y, en especial, a Alemania. Al respecto sorprendió a la comunidad internacional al afirmar que “Alemania está totalmente controlada por Rusia”.

“Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque recibe entre el 60 y el 70 % de su energía de Rusia en el nuevo gasoducto”, dijo Trump y cuestionó “si es adecuado porque a mí me parece que no y creo que es una cosa muy mala para la OTAN, no creo que debiera pasar y creo que deberemos hablar sobre ello con Alemania».

Al respecto la canciller alemana, Angela Merkel, aseguró hoy que su país es libre e independiente y decide sin injerencias externas su política.

«Yo he vivido personalmente que una parte de Alemania fuera controlada por la Unión Soviética. Y estoy muy agradecida de que ahora estemos unidos en libertad en la República Federal. Por eso podemos decir que hacemos nuestra propia política independiente y tomamos independientemente nuestras decisiones.Y eso está bien», afirmó al llegar a la cumbre de líderes de la OTAN en Bruselas.

La canciller dijo además que Alemania es uno de los países que participa de manera más activa en las misiones de la OTAN y destacó especialmente su contribución a las operaciones en Afganistán.

 

Con información de EFE / Foto: Archivo APO

La canciller alemana Angela Merkel felicitó este miércoles a Andrés Manuel López Obrador por el virtual triunfo conseguido en la elección del pasado 1 de julio y le deseó “fuerza, confianza y suerte” en su mandato que, todo indica, comenzará el próximo 1 de diciembre.

La mandataria alemana recalcó en un mensaje a medios que México y Alemania “están unidos por unas relaciones estrechas y amistosas” desde hace varias décadas, por lo que se dijo dispuesta a “seguir trabajando en esta asociación” y en “la promoción del Estado de derecho, el desarrollo de la formación profesional y la superación de los desafíos globales”.

Asimismo, Merkel expresó que le gustaría reunirse personalmente con López Obrador en el corto plazo “para poder profundizar la cooperación en estos temas y la amistad» entre ambas naciones.

 

 

Con información de EFE

El día de hoy, el candidato presidencial de la coalición «Por México al Frente» sostuvo un encuentro con la canciller alemana, Ángela Merkel.

 

 

Según el equipo de campaña del panista indicaron que la reunión se celebró en Berlín, Alemania, a donde se desplazó el candidato presidencial luego de hacer el fin de semana pasado su registro como candidato ante el INE.

 

Destacaron que la reunión se llevó a cabo en el marco de un momento crucial para ambos países, pues por un lado está previsto que mañana la canciller alemana sea ratificada por el Parlamento, para continuar al frente del gobierno alemán por un nuevo periodo de 4 años, mientras que en México está por iniciar el periodo de campaña.

 

Durante el encuentro, Merkel y Anaya conversaron sobre la importancia de la relación entre México y Alemania, y destacaron las enormes posibilidades de cooperación bilateral, además de que coincidieron plenamente en la importancia de impulsar el comercio libre y justo, esto ante un panorama en que el Presidente de los Estados Unidos ha anunciado la imposición de nuevos aranceles a las importaciones.

 

Merkel por su parte reconoció la relevancia del proceso electoral y se pronunció claramente a favor de que se respeten las mejores prácticas democráticas, bajo los principios de justicia, legalidad y transparencia.

 

Este domingo los miembros del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) votaron a favor de una coalición de gobierno con los conservadores de Angela Merkel, que da pie a la formación de gobierno después de las elecciones legislativas y con lo que la canciller alemana podrá continuar en el poder.

 

«Me alegra la continuación de nuestra colaboración por el bien de nuestro país», declaró Merkel después de la difusión del resultado oficial de la consulta de los afiliados socialdemócratas. Sin embargo, este cuarto mandato de la canciller se prevé mucho más difícil que los anteriores.

 

Los conservadores de Merkel y el SPD que ya gobernaban en coalición sólo tienen una corta mayoría del 53.5% en el Parlamento alemán tras las elecciones generales del 24 de septiembre pasado, marcadas por un histórico avance de la extrema derecha (AfD) y la caída de los partidos tradicionales, entre ellos la CDU/CSU de la canciller y el propio SPD.

 

Tras varias semanas de debate interno, la alianza con Merkel obtuvo una mayoría de 66.02% de los votantes del SPD. Un 78.4% de los 463.000 afiliados del SPD participaron en la votación, según los resultados difundidos por el partido.

 

Tras el consenso, el jefe interino del SPD, Olaf Scholz, indicó que su partido participará en el próximo gobierno. La dirigencia del SPD había negociado en febrero un acuerdo con Merkel que debía ser aprobado por las bases del partido.

 

Con el nuevo acuerdo alcanzado, Merkel quien lleva en el poder desde 2005, podrá ser formalmente reelegida canciller el próximo 14 de marzo.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

El partido conservador de la canciller alemana Angela Merkel, habrían ganado las elecciones generales de que se vivieron este domingo en su país con el 32.5% de los votos, según una encuesta de salida de la emisora pública ARD.

 

El actual aliado de la coalición de Merkel, los socialdemócratas de centroizquierda liderados por Martin Schulz, obtuvo el segundo lugar con un 20% de los sufragios. La alternativa de extrema derecha para Alemania terminó en tercer lugar con un 13.5% y entrará en el parlamento por primera vez, según la encuesta del encuestador Infratest Dimap.

 

Los demócratas liberales liberales obtuvieron un 10.5%, los Verdes 9.5% y la extrema izquierda de Die Linke se habrían quedado con el 9.0%. Todas las demás partes no lograron superar el requerimiento del 5% necesario para hacerse de algún escaño en el parlamento.

 

 

 

Con información de Politico / Foto: Archivo APO

El gobierno de Estados Unidos informó que previo a su encuentro en la cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo una llamada telefónica con la Canciller alemana, Angela Merkel.

 

«En una extensa discusión, los líderes trataron sobre asuntos climáticos, la Iniciativa de Financiación Empresarial para la Mujer, y el comercio, incluyendo la sobrecapacidad mundial de acero», informó la Casa Blanca a través de un comunicado de prensa.

 

Recordemos que el portavoz del Gobierno alemán, señaló que la reunión entre Merkel y Trump «probablemente tenga lugar la tarde del jueves», que sería previo al arranque de la cumbre que se tiene programada arranque el viernes 7 de julio.

 

Merkel había asegurado que las conversaciones sobre cambio climático y comercio en la cumbre, resultarían «muy difíciles». «Quien crea que los problemas de este mundo se pueden resolver con aislacionismo y proteccionismo está cometiendo un tremendo error», indicó la canciller.

 

Con información de Reforma / Foto: Archivo APO