Tag

monopolio

Browsing

El aspirante a la Presidencia de la República, el panista Ricardo Anaya, aseguró que la iniciativa de reforma a la industria eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envío al Congreso, y que podría estarse votando mañana en la Cámara de Diputados, un «gravísimo error» que perjudicará a los mexicanos directamente.

En un video publicado en sus redes sociales, indicó que hoy en día la energía más barata y más limpia es la que se genera con los rayos del sol, con el viento o con plantas de ciclo combinado; explicó que actualmente la CFE, por ley, tiene que comprar la electricidad más barata para poderla vender a los usuarios domésticos, a los negocios o a las fábricas, lo cual es bueno por el costo que tiene, pero también al ser la más limpia.

.

El excandidato presidencial denunció que la iniciativa de AMLO va contra lo que hoy en día existe, y lo que promueve es generar energía sucia y cara.

Desde la refinería y termoeléctrica de Tula, Hidalgo, el panista indicó que en la refinería se transforma el petróleo en gasolina, quedando un desperdicio llamado combustóleo, del cual el gobierno tiene tanto que ya no saben qué hacer con él, pues ya no tiene donde almacenarlo, y venderlo no es buen negocio como ocurría años atrás.

Indicó que la «brillante idea» del gobierno federal fue apostar por quemar todo el combustóleo que hay, y por eso la reforma que propusieron, pues bajo la ley actual no pueden quemar todo el combustóleo de Pemex porque están obligados a dar preferencia a la energía más barata.

«Es un disparate que te va a afectar por dos razones; primero porque van a contaminar el aire que respiras (…), y segundo, también te va a afectar porque cuesta cinco veces más caro generar la electricidad quemando combustóleo; o una de dos: o te suene la luz o usan los impuestos para subsidiar, lo cual implica que haya menos dinero para servicios como agua, calles, caminos, hospitales, medicinas, becas… de algún lado tienen que tomar ese dinero», denunció Anaya Cortés

Sostuvo que la iniciativa de reforma de AMLO significará retroceder décadas, pues México se quedará con lo peor: con el combustóleo que contamina, con las plantas viejas y con la energía cara. Incluso dijo que los apagones que se vivieron en los últimos días en el país no van ser» nada comparado con lo que puede venir».

Sobre la iniciativa de AMLO, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) denunció que la propuesta tiene el potencial de convertir al modelo de la industria eléctrica en un monopolio y de destruir el mecanismo de despacho de energía de las centrales eléctricas que hoy opera el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) de manera independiente y que permite que haya competencia entre generadores y, por ende, mejores precios. Advirtió que de aprobarse la iniciativa subirá el costo de la energía eléctrica. L

Afirmó que usar combustibles ineficientes y contaminantes como los que privilegia la reforma, implicará mayores tarifas para los usuarios. Coincidió con Anaya en que el despacho a la energía termoeléctrica producida por la CFE tiene un costo de generación 5 veces mayor a la generación de energía solar o eólica por parte de empresas privadas.

Alertó que con la reforma, la energía solar o eólica sería la tercera en ser despachada, y si el costo no se transfiere de forma directa a los usuarios, se hará de forma indirecta mediante subsidios que serán cubiertos con el pago de impuestos de todos los mexicanos, además que las finanzas de la CFE se verán perjudicadas.

«Uno de los efectos más perniciosos identificados es que detiene la inversión y desalienta la llegada de nuevos proyectos al país, por ende, dejarán de crearse nuevas fuentes de empleo (…) La conclusión es que el gobierno no puede solo, requiere de la colaboración de la inversión privada», dijo la Confederación.

Dijo que sería un despropósito impulsar una reforma que detone litigios y que será impugnada legalmente desde el primer día porque se incumplirían o desconocerían compromisos que el gobierno actual suscribió a través del T-MEC y otros tratados.

La secretaria de Goberación, Olga Sánchez Cordero, negó este jueves el regreso de un monopolio del Estado con la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) al Congreso, para privilegiar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“No se está promoviendo el monopolio, no es un monopolio porque está precisamente la iniciativa privada y las empresas privadas dentro de este sector ya están”, manifestó Sánchez Cordero en la rueda de prensa diaria de Palacio Nacional.

La secretaria se refirió a la propuesta que el presidente envió el lunes pasado al Congreso para que el despacho eléctrico priorice a las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la CFE sobre los generadores privados de renovables y por último las de ciclo combinado.

La iniciativa preferente, que debe discutirse en 30 días, también obligará a revisar los contratos ya otorgados, eliminar las subastas eléctricas y restringir el autoabastecimiento.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) llamó a esta reforma una «expropiación indirecta» mientras que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió de una «industria eléctrica monopolizada», algo que rechazó la secretaria.

“No es monopolio, es rectoría del Estado y en este momento la rectoría del Estado el presidente ha decidido que sea a través de la CFE y que esta empresa del Estado nos proporciona a los mexicanos la estabilidad, la continuidad y la confiabilidad en el sistema eléctrico», argumentó.

Las declaraciones de la secretaria se producen un día después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarara inconstitucionales más de 20 disposiciones de la política que la Secretaría de Energía (Sener) emitió el año pasado con lineamientos similares a los de la iniciativa.

Sánchez Cordero, quien fue ministra de la Corte, rechazó que esto afecte el avance de la reforma en el Congreso.

«Se resolvió sobre la constitucionalidad de un acuerdo, que es muy distinto a una ley porque la ley pasa por todo un proceso legislativo y el acuerdo es el del señor presidente de la República, entonces yo creo que tenemos los suficientes asideros convencionales y constitucionales para avanzar», dijo.

La titular de la Secretaría de Gobernación también rechazó que la reforma afecte a los acuerdos comerciales, en particular al nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“En el T-MEC se estableció con toda precisión la soberanía energética, el respeto a la soberanía energética de nuestro país y este es un asidero convencional muy importante, algunos se cuestionaban sobre el T-MEC, si violentaba o no”, remató.