Tag

niño

Browsing

La Fiscalía General del Estado de Coahuila (FGE) informó que las dos armas utilizadas por el menor de 11 años de edad en el tiroteo registrado el pasado viernes en el Colegio Cervantes de Torreón, pertenecían a su abuelo.

Al respecto, el fiscal general, Gerardo Márquez Guevara, puntualizó que las primeras indagaciones arrojan además que las dos pistolas que el menor empleó para disparar en nueve ocasiones contra una maestra y seis personas más, no contaban con permisos legales.

Esta información, agregó, la han obtenido luego de más de 20 entrevistas realizadas a testigos.

Asimismo, señaló que la Fiscalía aún no determina si abrirá una investigación sobre la responsabilidad de los abuelos en lo ocurrido, ya que ellos tenían la patria potestad del niño.

“Estamos esperando concluir en las próximas horas. El código prevé diversos tipos de conducta que son constitutivas de delito, pero tienen que ajustarse en los hechos a lo que prevé la ley», comentó Márquez Guevara.

Recordemos que el 10 de enero, un alumno se suicidó después de perpetrar un ataque con armas de fuego en el citado instituto, donde falleció una maestra y seis personas resultaron lesionadas, cinco alumnos de la institución y un maestro.

En Oaxaca, un niño de alrededor de 10 años de edad murió luego de caerle encima una portería sobre la cual se estaba columpiando.

El incidente ocurrió en San Agustín de las Juntas, en la explanada municipal. En el video se muestra al menor de edad junto con otro niño, jugando a colgarse del travesaño de la portería, de poca altura.

Al no encontrarse fija la estructura, esta les cae encima. El menor que perdió la vida cayó de cabeza, posiblemente sufriendo un severo impacto en el cuello, y el objeto metálico lo aplastó de la parte superior del cuerpo.

Hasta el momento se desconoce si había alguna autoridad presente en las inmediaciones del accidente, por haber ocurrido éste en la explanada municipal. Tampoco se sabe si los menores de edad estaban siendo supervisados por adultos.

Tras el accidente, se ve correr a una mujer a ayudar a los menores, pero poco puede hacer, porque el pequeño ya había fallecido.

Un niño de 12 años de edad perdió la vida al caer del autobús donde se encontraba vendiendo dulces para apoyar a su familia en Puebla.

Uriel «N» sufrió un traumatismo craneoencefálico severo y a pesar de la pronta intervención de los paramédicos, nada pudieron hacer para salvarle la vida.

El hecho tuvo lugar el pasado miércoles y de acuerdo con los reportes, el menor se resbaló al bajar por las escaleras y se golpeó la cabeza.

Los servicios de emergencia llegaron hasta la carretera federal Puebla-Tehuacán, a la altura de El Pronace, justo en el kilómetro 048+000 para atender al menor.

Conocidos del niño señalan que el menor dejó la escuela para dedicarse a vender dulces en los camiones y cobrar pasaje en la zona para ayudar con los gastos a su madre.

Tras asistir a la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, un grupo de niños desayunó con él donde escucharon sus propuestas para la infancia en el país.

Luego del evento, Daniel, de 11 años de edad y originario de Iguala, Guerrero, externó al periódico La Jornada su inquietud sobre la situación que observa en su ciudad.

El menor dijo que le pediría a López Obrador detener la violencia que afecta a la región en la que vive, la cual se ha vuelto cotidiana y le atemoriza.

“Que en México ya no haya tanta matanza como siempre ha habido. Que ya siempre en Iguala, donde vivo, aparecen muchos muertos a diario y a veces a mí me da miedo”, dijo el pequeño estudiante.

Daniel desayunó huevos y frijoles cortesía de la Presidencia y fue convocado al evento luego de hacer un examen de conocimientos en su escuela.

Llevaba en su bolsa un teléfono celular con el que se tomó una fotografía con Andrés Manuel López Obrador.

El niño formó parte de alrededor de dos centenares de infantes que llegaron desde Chiapas, Oaxaca, Guerrero y la Ciudad de México a convivir por más de dos horas con el mandatario federal.

En el encuentro con los niños, López Obrador comentó que para que continúen con sus estudios y no dejen la escuela, se entregarán 10 millones de becas.

Asimismo, el presidente afirmó que su gobierno hace todos los esfuerzos por garantizar el bienestar de las familias, así como para que la educación no sea una privilegio sino un derecho del que gocen todos los niños.

El expresidente Felipe Calderón felicitó a elementos de la Policía Federal después de que auxiliaron a un menor que fue olvidado por su familia en una tienda Oxxo.

Sin embargo, aprovechó para recalcar los recortes que la corporación ha sufrido desde el inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Calderón usó el caso del menor para ironizar y enviar una indirecta al mandatario. El expanista dijo que los familiares del niño: “en lugar de asumir su responsabilidad, culpan a otros ¿dónde se ha visto eso?”.

A través de su cuenta de Twitter, Calderón publicó: “bien por la @PoliciaFedMx, aunque les quitaron prestaciones como bono de riesgo, ahorro para el retiro, seguro médico, y les deben viáticos».

Y agregó: «El señor en bermudas, que parece olvidó al niño, regaña a mujer. En lugar de asumir su responsabilidad, culpa a otros. ¿dónde he visto eso?”, en una clara indirecta hacia el presidente López Obrador.

 

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) informó sobre el caso de una familia que olvidó a uno de sus integrantes más pequeños cuando realizaban un viaje con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

De acuerdo con lo informado por la agencia de noticias, Quadratín, los hechos ocurrieron en el estado de Chiapas, cuando el menor de apenas 8 años de edad, fue encontrado solo y llorando afuera de una tienda ubicada en un tramo carretero de la entidad referida.

Asimismo, se expone que fueron elementos de la Policía Federal que relizaban labores de patrullaje sobre la carretera (186) Villahermosa-Francisco Escárcega, a la altura del entronque a Macuspana quienes dieron con el niño que les solicitó apoyo para localizar a su familia, ya que los vehículos en los que viajaba se habían ido.

Ante dicha situación, los uniformados procedieron a desplegar un operativo de búsqueda y localización de las unidades, hasta darles alcance 15 kilómetros más adelante cuando se dirigían a la ciudad de Villahermosa, donde les fue entregado el niño de ocho años y se les recomendó no perder de vista a ninguno de los menores por cuestiones de seguridad.

Sobre el incidente, circula en redes sociales un video en el que se muestra el momento en el que los oficiales de policía dan con los vehículos en los que se transportaba la familia y entregan al niño, quien instantes antes entre llantos, les pedía a los policías que no le gritaran a sus padres.

De la misma forma, el pequeño señaló que fue mientras se encontraba al interior de una tienda de conveniencia para comprar una bebida que perdió de vista a su mamá.

Con la llegada de Jair Bolsonsaro a la presidencia de Brasil, también han llegado nuevos colaboradores y titulares a los Ministerios de gobierno; y es la nueva titular del Ministerio de la Mujer, Familia y Derechos Humanos quien ha tomado relevancia por sus recientes declaraciones.

La tarde de ayer, Damares Alves asumió la titularidad del Ministerio, y al referirse a los presentes que la acompañaban, afirmó que comenzaba una nueva era en el país respecto a los temas que le tocarían supervisar.

“Atención, atención. Comienza una nueva era. Los niños visten de azul, las niñas de rosa”, indicó la nueva funcionaria, minutos después de asumir el cargo. Sus palabras fueron aplaudidas por los presentes.

Las declaraciones de la colaboradora de Bolsonaro rápidamente se viralizaron en las redes sociales, causando un gran rechazo al grado de iniciarse una campaña que utilizó el hashtag #MeninosVestemRosa (los niños visten de rosa).

Líderes políticos, sociales, activistas de derechos humanos, así como diversos líderes de opinión, condenaron las declaraciones de Alves. Al respecto, la funcionaria salió en su defensa y explicó que “hice una metáfora contra la ideología de género, pero los niños y las niñas pueden vestir de azul, rosa, con colores, en fin, como mejor les parezca”.

Y aunque intentó explicar sus declaraciones y hacer frente a las críticas, dejó clara su postura al sostener que si bien «el Estado es laico (…) esta ministra es terriblemente cristiana”. Alves es una pastora evangélica de la Iglesia Cristiana Cuadrangular.

Foto: Twitter

Un nuevo caso de un menor fallecido en la frontera entre Estados Unidos y México se da a conocer; en esta ocasión se trata de un niño migrante guatemalteco de ocho años.

Según informaron las autoridades, el menor fue detenido junto a su padre por la patrulla fronteriza de Estados Unidos tras cruzar ilegalmente desde México el pasado 18 de diciembre; su muerte se produjo este martes 25 de diciembre.

«Un niño de ocho años de nacionalidad guatemalteca que había sido detenido por el servicio de vigilancia de fronteras de Estados Unidos murió poco después de la medianoche, el 25 de diciembre, en el Centro Médico regional de Gerald Champion, en Alamogordo, Nuevo México», reveló la agencia AFP con informes de la Oficina de Inmigración y Protección Fronteriza (CBP).

Fuentes familiarizadas con el caso, revelaron que durante este lunes 24, los agentes observaron al niño enfermo, por lo que fue trasladado al hospital junto con su padre. Al ser revisado, el menor fue diagnosticado con un resfrío común, aunque antes de salir del hospital se percataron que tenía fiebre.

«El niño fue mantenido en observación durante 90 minutos y después dado de alta del hospital a mitad de la tarde del 24 de diciembre con una prescripción de amoxicilina y de ibuprofeno», indicaron las autoridades; sin embargo, por la noche el cuadro evolucionó y comenzó con nauseas y vómitos, por lo que fue trasladado nuevamente al centro médico, donde finalmente murió poco después de la medianoche.

Las autoridades estadounidenses señalaron que se desconocen las causas de la muerte y prometieron que se realizará un «examen independiente y en profundidad de las circunstancias» del deceso.

 

El precandidato presidencial de la coalición «Por México al Frente», Ricardo Anaya, difundió un video en el que aparece con el famoso niño del spot de Movimiento Ciudadano, Yuawi López, con quien interpreta la canción por la que se diera a conocer y que ha sido viralizada en las redes sociales.

 

 

 

Mientras el menor interpreta la canción, el ex dirigente panista toca la guitarra y aplaude ante la invitación de Yuawi.

 

Y aunque el video forma parte de los spots de Movimiento Naranja, debido a la aceptación y popularidad de la canción, el equipo de la coalición decidió sumar a Anaya en otro sus ya clásicos palomazos, pues recordemos que han sido varias las veces que el precandidato ha tocado instrumentos a lo largo de la precampaña.

 

Entre sus colaboraciones musicales se encuentra la que hizo con el  ex candidato del PRD al gobierno del Estado de México, Juan Zepeda, cantando la canción ADO de El Tri, así como La Bamba en su versión jarocha cuando visitó Veracruz, o recientemente la canción que tocó en la Sierra Tarahumara.

La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) declaró la improcedencia de las medidas cautelares solicitadas por Morena en contra de los promocionales “Huicholito” (radio y televisión) y “Movimiento Naranja Versión Karaoke” (televisión), pautados en el estado de Jalisco y en la pauta federal, respectivamente, por el partido Movimiento Ciudadano.

 

La medida también abarcó un video con el mismo contenido alojado en YouTube, que de acuerdo a Morena, podrían vulnerar el interés superior de la infancia, al aparecer en ellos un menor de edad.

 

Respecto al promocional “Huicholito” y “Movimiento Naranja Versión Karaoke”, se precisó que el partido Movimiento Ciudadano presentó escrito firmado por la madre y el padre del infante, en el que manifiestan su conformidad para que la imagen de su hijo pueda ser captada y difundida en medios audiovisuales, internet y medios impresos, en específico respecto del spot de Movimiento Naranja.

 

De igual manera, Movimiento Ciudadano entregó la manifestación de puño y letra del niño, en el sentido de querer participar en la propaganda mencionada.

 

Sobre el video en la plataforma de YouTube en internet, se indicó que se trata del mismo contenido de los promocionales pautados, por lo que no existen elementos para suponer que se trata de propaganda contratada o pagada, por lo que gozan de una protección reforzada de la libertad de expresión y de información.

 

JESÚS SILVA-HERZOG MÁRQUEZ

REFORMA

El reportaje de la revista Time es un buen retrato del niño que ocupa la Casa Blanca. Donald Trump recibe a los reporteros del semanario y les enseña los rincones de su nueva residencia. Un día antes que decida remover al director del FBI, los lleva a la oficina oval, a las salas de juntas, a su comedor. En una de las habitaciones ha instalado una enorme televisión y quiere mostrarles imágenes que, a su juicio, son importantísimas. Toma el control remoto y busca un segmento que muestra a los demócratas en el Senado en su grabadora de video. Le maravilla el TiVo. «Este es uno de los grandes inventos de la humanidad», dice. Lo que les enseña es una sesión en la que sus opositores balbucean. El Presidente interviene: «Míralos cómo empiezan a ahogarse como perros». Divertido, les adelanta: miren lo que viene. «Están desesperados para tomar un respiro». El presidente de Estados Unidos invita a un grupo de periodistas para burlarse de sus opositores. Como lo haría un niño que ha capturado una escena bochornosa de un compañero de salón, se divierte. Miren: se está ahogando. Y la gente de atrás, boquiabierta. El niño hace del escarnio el vínculo con los otros. La mofa es su recurso de conexión emocional.

El Presidente está feliz con sus juguetes nuevos. Les muestra los salones que ha redecorado con su espantosa devoción por los brillos y los dorados. Les enseña un teléfono que encripta la voz. Se relata en la revista otra escena que parece también reveladora. Los periodistas cenan con el Presidente y el vicepresidente. Mientras Trump habla de sus grandes logros, los reporteros se percatan de que los meseros tratan de manera distinta al jefe. No es que cuiden su dieta con alimentos especiales. Las porciones son distintas. Al niño septuagenario le sirven el doble que a los demás. El niño de la casa tiene derecho al doble de pastel. Cuando llega el postre recibe dos bolas de helado de vainilla. El resto, una.

El niño que gobierna a Estados Unidos ha desatado ya una crisis política que no es exagerado decir que pone en riesgo a la democracia norteamericana. Desde la asunción del poder, el malcriado ha golpeado cada uno de los pilares de la convivencia democrática. Los golpea por el placer de escuchar el ruido que hacen las cosas al romperse. Las aberraciones son hábitos de quien siempre ha hecho lo que le da la gana. A los medios no solamente los ha llamado «enemigos del pueblo», sino que ha amenazado con perseguir legalmente a sus críticos. Ha agredido a los jueces que han echado abajo sus decretos inconstitucionales. Y todos los días libra una batalla contra la verdad. Donald Trump miente tanto como se elogia. Falsedad y narcisismo son las dos constantes de su discurso.

La crisis que se ha abierto en esta semana es seria. James Clapper, antiguo director Nacional de Inteligencia, ha dicho que las instituciones democráticas de Estados Unidos sufren el ataque del presidente de la República. La decisión de remover al director del FBI constituye un claro abuso de poder. No es una maquinación estratégicamente diseñada. Es un impulso, otro más de sus arrebatos. Y no es que el Presidente carezca de facultades para despedirlo. El Presidente puede hacerlo, pero tomar ahora esa decisión, cuando el FBI investiga la intervención rusa en la elección, implica una obstrucción de la justicia. Quien es investigado, remueve al investigador. Tan torpemente se ha ejecutado esa decisión, que la coartada con la que se pretendía encubrir quedó exhibida por la incontinencia del niño Presidente. En la entrevista que concedió unas horas después del despido, soltó la sopa: lo corrí porque me molestaba su investigación. Una candorosa admisión de abuso provocada por la necesidad de afirmar que su voluntad no necesita consejo. Y tras la confesión, la amenaza. El Presidente, de la manera más pública, pretende intimidar a quien seguramente rendirá testimonio sobre el caso.

El sistema presidencial norteamericano procura la estabilidad del cuatrienio. El presidente Trump, sin embargo, juega con fuego. Su suerte depende de los republicanos. Hasta ahora han optado por la complicidad. En la medida en que la impopularidad del Presidente crezca y que su base de apoyo se erosione, ese apoyo podrá diluirse también. El niño iracundo puede romper su sonaja.