Tag

OCTAVIO ROMERO

Browsing

En el video que subió el lunes a redes sociales el presidente López Obrador anunciando que Pemex había comprado a Shell el 50% de las acciones de la refinería de Deer Park, en Texas, fue un triunfo político del director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, sobre la Secretaria de Energía, Rocío Nahle.

Al hacer el anuncio el presidente dijo con emoción que el 50% de la refinería se estará comprando por $600 millones de dólares y se podrán refinar 340 mil barriles al día. La construcción de la refinería de Dos Bocas, cuya principal promotora es Nahle, va a costar entre 9 y 12 mil millones de dólares y se refinará la misma cantidad de barriles si es que se logra terminar algún día. Con esto, Romero le demostró al presidente que por un costo mucho menor a la construcción de Dos Bocas se puede refinar la misma cantidad de barriles.

Ahora, aunque Romero le ganó a Nahle esta partida política, el anuncio demuestra una enorme ignorancia del gobierno de López Obrador en materia energética. ¿Por qué es para el presidente digno de presumir que se está tirando tanto dinero a la basura en Dos Bocas?

El anuncio es también una trampa con una enorme mentira. Según dice AMLO en su video, para el año 2023 vamos a lograr la autosuficiencia energética gracias a esta compra; la construcción de Dos Bocas y la modernización de las seis refinerías existentes. Pues ahí AMLO está asumiendo, primero, que las refinerías van a estar operando al 100 por ciento de su capacidad, cosa que no sucede. Segundo, que Dos Bocas va a estar lista en menos de dos años cuando actualmente lleva un avance del 15%. También está haciendo un cambio importante en la definición de soberanía energética. Si la gasolina que se compra a una refinería en Texas, aunque sea propiedad de México, se considera parte de la producción nacional de gasolinas ¿por qué no mejor opta Pemex por comprar otras refinerías en Estados Unidos en lugar de construir Dos Bocas? Sale más barato.

Todo esto es asumiendo que Pemex logrará la misma eficiencia en Deer Park que actualmente logra Shell. Al comprar Pemex el 100 por ciento de Deer Park, la operación de la refinería dejará de estar en manos de Shell y recaerá en Pemex. La regulación de las refinerías en Estados Unidos es muy diferente a la que existe en México. Allá Pemex tendrá que competir con las demás petroleras como un jugador más, no como el consentido que es en México.

Este anuncio muestra además que el presidente sigue empecinado en llegar a una fiesta que ya se está acabando. Basta ver la votación que se dará hoy en ExxonMobil. Esta es la más grande de las petroleras occidentales y también la más reacia a la transformación hacia energías renovables y limpias. El actual director de ExxonMobil, Darren Woods, se enfrentará hoy a una brutal junta de consejo en la cual fondos de inversión están exigiendo que el consejo se integre por cuatro personas que lleven a la empresa hacia la transición a energías renovables y limpias porque saben que ahí está el futuro.

Lo mismo saben en Shell. Este mes, los accionistas de la empresa aprobaron el plan para ser una empresa de cero emisiones, incluyendo a los usuarios finales de sus productos, para el año 2050. Recibir dinero y deshacerse de la refinería, que es de las áreas que menos ayudan a esta meta, es un doble hit para Shell.

Romero le ganó a Nahle pero México sale perdiendo porque esta realidad de transformación energética está lejos de permear en el ideario del presidente López Obrador.

 

Columna completa en El Universal

Luego recorrer las instalaciones de la refinería de Salamanca, con lo que terminó las visitas de supervisión a las seis refinerías de Pemex, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presentó el Plan Nacional de Refinación.

Informó que ya está aprobado un presupuesto de 2 mil millones de pesos para rehabilitación del complejo de Salamanca y aseguró que en 2020 tendrá más recursos con el objetivo de aumentar su producción.

Con esta estrategia, dijo, a partir de 2022 la empresa productiva contribuirá al crecimiento del país una vez que se convierta en una empresa fortalecida y logre la autosuficiencia.

Llamó a todos los mexicanos a que ayuden a qe todos en el país se sientan muy orgullosos de levantar la industria petrolera y de sacar adelante a nuestro país. «Va a ser un timbre de orgullo el día de mañana poder contar esto a nuestros hijos, a nuestros nietos. Yo les invito a participar en este desafío, en este reto. Y vamos a lograr el propósito con la participación de todas, de todos ustedes».

En ese sentido, respondió a las críticas y señalamientos que se han hecho sobre la relación que hay entre dos de sus colaborares: Rocío Nahle y Octavio Romero Oropeza, titulares de la Secretaría de Energía y de Petróleos Mexicanos, respectivamente.

Enfatizó que los dos colabores son «de primera», que se están organizado de manera correcta pese a que son dos instituciones distintas, una más de carácter normativa (Energía) y otra que tiene que ver con la operación (Pemex).

«Hay mucha coordinación y hay una división, en los hechos, del trabajo (…) no hay celos, no hay sentimientos, están trabajando juntos. Y por eso hay ya muy buenos resultados», señaló el presidente.

AMLO finalizó indicando que a Octavio Romero le ha encomendado la extracción del petróleo, la producción del petróleo; y a Rocío Nahle le ha encargando que además de lo normativo de la Secretaría, le ayude en todo lo que tiene que ver con la refinación.