Tag

oferta

Browsing

Una empresa ubicada en Monterrey, Nuevo León, busca crear la primera banca híbrida en México y para ello ha ofrecido 16,000 millones de dólares en criptomonedas por la entidad financiera Banamex

El martes, la firma Citigroup, que en 2001 compró el banco, reveló que dejará la banca de consumo y banca empresarial de CitiBanamex, como parte de su nueva visión estratégica.

A raíz del anuncio, y mediante un comunicado, la firma Isatek manifestó a través de su director ejecutivo, Alfonso Jiménez Pérez, su interés por adquirir los activos de Banamex y lanzó la primera oferta formal, por 16,000 millones de dólares de su criptomoneda Amero, para crear la primera entidad bancaria híbrida en México.

El empresario señaló que están atentos para conocer «a cuánto ascendería el monto para la compra, en criptomonedas, de la institución financiera», cuyos activos en venta incluyen sus sucursales, Afore, aseguradora, negocio de tarjetas de débito y crédito, así como patrimonio cultural.

Señaló que en los círculos financieros hay versiones de ofertas por Banamex, entre 13,000 y 14,000 millones de dólares, por lo que «Isatek levanta la mano con la primera oferta por 16,000 millones de dólares en criptomonedas». Según analistas privados, el negocio de Banamex alcanzaría hasta 15,000 millones de dólares al ser el quinto jugador más grande del mercado financiero del país..

Jiménez Pérez dijo que con la transacción trata de «ampliar la incursión en el mercado financiero de Isatek, impulsora de Amero, la criptomoneda mexicana respaldada por bienes inmuebles por un monto de 60 billones de dólares».

Recordó que ahora que el Banco de México (Banxico) va a crear su propia criptomoneda, Isatek quiere «incursionar en la banca híbrida» y agregó que «a nivel mundial las bancas híbridas se están formando y los bancos tradicionales ahora están metidos en criptomonedas».

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se mostró a favor de «regresar Banamex a México» después de que el estadounidense Citigroup anunció que cerrará sus operaciones de banca minorista en el país. El mandatario «celebró» que el empresario Ricardo Salinas Pliego, dueño de Banco Azteca, «haya manifestado su interés de comprarlo».

Consideró que «lo mismo podría pensarse» de Carlos Slim de Inbursa, de Carlos Hank González de Banorte y de José Javier Garza Calderón y un grupo de inversores de Nuevo León.

El gobierno federal informó este lunes que tiene una sólida oferta de compra de 120 millones de dólares para el  avión presidencial, que está en venta desde la llegada al poder del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

«En cuanto al avión presidencial, recibimos una oferta en abril, que está en curso, por 120 millones de dólares, que es
aproximadamente 2,697 millones de pesos», explicó en conferencia de prensa el titular del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Jorge Mendoza.

El funcionario detalló que la oferta es «en efectivo» y que una «parte» de lo ingresado estaría destinada a la compra de equipo médico para afrontar la crisis del coronavirus.

«Por confidencialidad en este punto del proceso, no podemos dar mayores detalles», expresó Mendoza, a quien López Obrador encargó la tarea de vender las aeronaves del gobierno dedicadas al traslado de altos funcionarios.

Según las autoridades, están pendientes algunas inspecciones técnicas para la venta de la aeronave y, en caso de que no se cerrara la transacción, hay otras dos ofertas sobre la mesa.

El titular de Banobras explicó que también hay una oferta por la segunda aeronave más lujosa del gobierno, un Gulfstream G-550, por el cual ya se recibió un depósito de 2.5 millones de dólares, aunque no dio más detalles.

Por su parte, el director general de la Lotería Nacional, Ernesto Prieto, informó que ya se retomó la rifa de un valor equivalente al avión presidencial, que había sido detenida por la pandemia.

Reiteró que el sorteo se llevará a cabo el 15 de septiembre, mientras que ya se han vendido 22.58% de los billetes de la rifa, que repartirá 100 premios con un valor total de 2,000 millones de pesos.

«La rifa continúa adelante para obtener fondos que tienen que ver con el avión presidencial y van a ser utilizados para la compra de equipo médico», detalló por su parte el presidente López Obrador.

La venta del avión presidencial es una de las principales promesas de campaña de López Obrador, quien desde que asumió el poder viaja en vuelos comerciales a sus giras pues asegura que el Boeing 787 representa un lujo excesivo de sus predecesores que va en contra de su política de austeridad.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) retomó el tema de la oferta de compra que existe por el avión presidencial, según el cual dijo ahora, el posible comprador pagará con dinero y con la entrega de equipos médicos para hospitales públicos.

«El trato va a consistir en, de acuerdo al avalúo, pagarían la mitad en efectivo y la otra mitad en equipos médicos, que vigilaría la ONU en cuanto a la calidad y al precio», explicó el presidente desde Cancún.

López Obrador dio a conocer a inicios de mayo que había un posible comprador interesado en el avión presidencial, valorado en unos 130 millones de dólares.

El mandatario dio un plazo de unos 20 días para saber si concreta la operación con este comprador, ya que los interesados pidieron un mes para valorar la adquisición.

Según el mandatario, la aeronave, un Boeing 787, ya «ha terminado el mantenimiento y podría regresar a México», pero sigue en suelo estadounidense a la espera de que se resuelva esta transacción.

Afirmó que todas las gestiones no alteran la rifa prevista en nombre de este avión presidencial, donde se sortearán 100 premios de 20 millones de pesos.

«Ya hay una cantidad considerable de boletos vendidos. Y no cambia la fecha del sorteo, va a ser el 15 de  septiembre», aseguró López Obrador.

Lo obtenido con las ganancias de ese sorteo, para el que se pusieron a la venta 6 millones de boletos de la Lotería Nacional, a un costo de 500 pesos cada uno, también se destinará a comprar equipos de salud.

«Vamos a seguir invirtiendo en salud, es una de las lecciones que nos deja esta pandemia», sostuvo esta mañana el presidente.

Gustavo Jiménez-Pons, presidente de GBS Enterprises, decidió retirar su oferta de 125 millones de dólares para adquirir el avión presidencial «José María Morelos y Pavón», al acusar que el presidente entrante, Andrés Manuel López Obrador, no es serio en su planteamiento de deshacerse de la aeronave y en realidad buscará conservarla.

En entrevista con Radio Fórmula, Jiménez-Pons dijo que luego de al menos tres intentos de sostener una reunión formal con el equipo de transición para abordar los detalles de su oferta, fue su decisión hacerse a un lado de la puja por el Boeing 787-8 y acusó una simulación por parte del todavía presidente electo.

«Finalmente creo que llegamos al punto en el que considero que fue una ocurrencia de campaña. No se va a vender. Estoy seguro que va a hacer una consulta y el resultado va a ser que lo utilice junto al resto de las aeronaves del gobierno».

El representante de GBS Enterprises dijo que aún y cuando AMLO no asume de manera formal la Presidencia de la República, el periodo de transición ha servido para que tome diversas decisiones de gobierno, como las consultas sobre el Tren Maya y el NAIM, por lo que descartó que ese sea un argumento para no atender de manera formal las propuestas de compra.

En cuanto al precio de mercado de la aeronave, Jiménez-Pons dijo que éste no debe superar los 80 millones de dólares, pues en su valoración inicial, de alrededor de 125 millones de dólares, no había tomado en cuenta algunos detalles del modelo y antigüedad.

La oferta ahora retirada fue la primera en llegar a las puertas de la casa de transición de López Obrador el pasado 23 de agosto. El futuro mandatario ha insistido en que no se subirá al «José María Morelos y Pavón» y que todos sus viajes los hará como pasajero de vuelos comerciales.