Tag

OMC

Browsing

Los miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) no lograron ponerse de acuerdo para nombrar a un director general interino antes de nombrar al sucesor del brasileño Roberto Azevedo, indicó este viernes la organización.

«No hay consenso», dijo el portavoz de la OMC, Keith Rockwell, y añadió que el director saliente de la organización estaba «decepcionado».

Los miembros de la institución debían designar como interino a uno de los cuatro directores adjuntos de la organización, pero según una fuente diplomática, Estados Unidos exigía el nombramiento del director adjunto de nacionalidad estadounidense, Alan Wolff.

Rockwell, que rechazó «especular» sobre las causas de este fracaso, admitió que «la cuestión de la nacionalidad» era uno de los factores planteados, así como la «experiencia».

«El comercio es uno asunto altamente político», declaró, a la vez que insistió en el hecho de que la ausencia de director interino no es importante.

El proceso de designación del sucesor de Azevedo , con ocho candidatos aspirando al puesto, comenzará en septiembre y puede prolongarse hasta noviembre.

Roberto Azevedo anunció a mediados de mayo que dejaría sus funciones a finales de agosto, un año antes del final de su mandato, alegando «razones familiares».

Sobre el proceso de elección de su nuevo director, la OMC indicó que durante julio y agosto, los ocho aspirantes participan en la etapa de campaña, donde buscan «darse a conocer» entre los miembros; posteriormente, comenzará la fase final del proceso. 

Durante dicha fase, el Consejo General buscará reducir el número de candidatos a través de consultas entre los miembros de la Organización, donde se busca reducir, de ocho a cinco aspirantes, y posteriormente a dos para la ronda final.

A cada delegación (país) se le pedirá indique los candidatos por lo que estarían optando, pudiendo mencionar hasta cuatro opciones en la primera ronda y dos en la segunda ronda.

La información obtenida durante dichas consultas será tratada con «la más estricta confidencialidad» y las preferencias de los miembros no serían reveladas al resto. El objetivo, dijo la OMC, es reducir el campo identificando a los candidatos con menos probabilidades de lograr un consenso, para así definir finalmente a quién reemplazará a Azevedo.

Uno de los aspirantes a la dirección de la OMS, es el mexicano Jesús Seade, quien a través de sus redes sociales ha dado cuenta de las reuniones y acercamientos que ha sostenido con las distintas delegaciones de la OMC.

Los ocho candidatos a dirigir la Organización Mundial del Comercio (OMC) empiezan este miércoles a exponer sus proyectos ante los 164 miembros de la institución.

Los aspirantes, entre ellos la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, el británico Liam Fox y el mexicano Jesús Seade, tendrán hasta el 7 de septiembre para convencer a los estados miembros de que son el mejor sucesor del brasileño Roberto Azevedo.

El primer aspirante en comparecer fue Seade, quien sostuvo que la OMC se encuentra hundida en una crisis, por lo que es necesario sacarla del “hoyo” en que está.

Tras reunirse con los miembros del Consejo General de la OMC, en conferencia de prensa ofreció su experiencia en regiones y círculos políticos de todo el mundo, lo que aseguró, le puede ayudar a marcar la «decisiva diferencia necesaria para que la OMC gane un ímpetu perdido en los últimos años».

Sobre el respaldo a su candidatura, Seade indicó que le apoyo político que se necesita es para la OMC, más no para algún candidato en particular. Dijo que hace falta ‘apoyo político’ para resolver los problemas que enfrenta el organismo.

Respecto a los otros siete aspirantes con quienes disputa la dirección de la OMC, Seade dijo que no se ha detenido en hacer comparaciones, pues es algo que no le interesa; afirmó que para poder llegar a la dirección, es «fundamental tener nivel político, capacidad de hablar con ministros y negociadores, capacidad de moverse en estos terrenos con soltura y con autoridad y al mismo tiempo tener profundidad en el tema comercial”.

Al asegurar que la OMC se encuentra en una crisis, Seade indicó que que si pudiera adelantar la elección del nuevo director para este fin de semana, sería mejor, pues la decisión tiene que tomarse a la brevedad para comenzar a trabajar y darle un nuevo rumbo a la Organización.

En ese sentido, afirmó que la OMC no necesita un director que sea ausente, sino uno que sea participativo y pueda entrar de lleno a las discusiones.

En los próximos días los otros candidatos, tres africanos, dos asiáticos y dos europeos, expondrán de la misma forma su candidatura en una reunión privada.

En plena crisis económica provocada por la pandema del coronavirus, el futuro responsable de la OMC tendrá que preparar la conferencia ministerial de 2021 y resolver el conflicto con Estados Unidos, entre otras cuestiones.

Washington amenazó con abandonar la OMC, que considera que hay que reformar, y desde diciembre paraliza el tribunal de apelación del Órgano de Solución de Conflictos (ORD) de la OMC.

En este contexto, Roberto Azevedo anunció su renuncia en mayo y abandonará el cargo en agosto, un año antes del final de su mandato, alegando «razones personales».

A partir del 8 de septiembre los candidatos serán eliminados paulatinamente en un proceso que puede durar unos dos meses.

Siete candidatos, entre ellos Jesús Seade, aspiran a dirigir la Organización Mundial de Comercio (OMC), una institución que se enfrenta a enormes desafíos en plena crisis económica mundial, resultado de la pandemia de Covid-19.

A pocas horas de que venza el límite para registrar candidaturas, el ex ministro británico de Comercio Exterior, Liam Fox, se sumó a la disputa,  apoyado por el primer ministro británico Boris Johnson.

Además de Seade Kuri y Fox, un egipcio, una nigeriana, un moldavo, una keniana y una surcoreana aspiran a suceder al brasileño Roberto Azevedo, que dimitió el pasado 14 de mayo, antes del final de su mandato alegando razones «familiares», lo que obligó a los 164 miembros a buscar un sucesor en tres meses, en lugar de los nueve en que nornalmente realiza la sucesión.

En plena crisis económica mundial causado por la pandemia de Covid-19, varios desafíos esperan al próximo director o directora de la OMC: preparar la conferencia ministerial de 2021, sacar a la organización de su estancamiento y tratar de impulsar el diálogo con Estados Unidos.

Washington ha amenazado con irse de la OMC, organización a la que califica de «desperdicio» y paraliza desde diciembre el tribunal de apelaciones del órgano de solución de conflictos de la OMC, encargado de los diferendos comerciales internacionales.

Estados Unidos, que considera que recibe un trato «desigual» del encargado del comercio mundial, reclama su refundación y la retirada de China de la lista de países en desarrollo.

El procedimiento para la designación del jefe de la OMC no es una elección sino un mecanismo de consenso que funciona por eliminación. Aunque como último recurso es posible someter la elección a votación, nunca se ha utilizado.

En pleno recrudecimiento de las tensiones internacionales entre Estados Unidos y China, la tarea no se prevé mucho más fácil este año. Sin consenso, uno de los vicedirectores de la OMC asumirá las riendas temporalmente.

El continente africano, que nunca ha tenido un director de la OMC, espera que ahora sea su turno, aunque no existe una regla en este sentido. Aunque los africanos no han logrado proponer un candidato único.

La Unión Africana, sorprendida por la salida precipitada de Roberto Azevedo, había retenido tres nombres, pero solo el egipcio Hamid Mamdouh, de 67 años, antiguo funcionario de la OMC que también tiene nacionalidad suiza, ha presentado su candidatura.

Nigeria ha propuesto a Ngozi Okonjo Iweala, una decisión que es objeto de un diferendo jurídico con la Unión Africana. Pese a esta discrepancia, «la candidata de Nigeria gana terreno en África», dijo una fuente diplomática.  Okonjo, antigua ministra de Finanzas y de Relaciones Exteriores y presidenta de la Alianza Mundial para las Vacunas y la Vacunación (Gavi), asegura que cuenta con un «apoyo enorme».

Junto a Okonjo-Iweala se presentan otras dos mujeres: la ministra de Comercio de Corea del Sur, Yoo Myung-hee, de 53 años, y la ministra de Deporte de Kenia, Amina Mohamed, de 58 años, que ya fue candidata frente a Azevedo en 2013.

A sus 73 años, Jesús Seade, que también tiene nacionalidad libanesa, es el candidato de mayor edad. Exdirector adjunto de la OMC, ha desempeñado puestos de responsabilidad en el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Moldavia presentó por su parte la candidatura de su antiguo ministro de Relaciones Exteriores, Tudor Ulianovschi, que con 37 años es el aspirante más joven.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este viernes que intercedió ante uno de los fondos de inversión que poseen la deuda argentina, BlackRock, a petición del mandatario de Argentina.

«Me habló el presidente de Argentina Alberto Fernández, que sabía que yo tenía buena relación con Larry Fink, que ellos estaban buscando una negociación de su deuda», reveló esta mañana en su conferencia de prensa.

López Obrador indicó que su homólogo argentino lo busco, pues sabe que mantenía «una buena relación» con el ejecutivo.

Señaló que ayudó a buscar una salida en el manejo de la deuda de Argentina con los fondos de inversión. «Yo le hablé a Larry Fink, él es una buena persona, el presidente de Argentina excepcional», añadió el mandatario.

Recordemos que Argentina extendió nuevamente este viernes el plazo para buscar un acuerdo con su acreedores para un canje de unos 66,000 millones de dólares en bonos emitidos bajo legislación extranjera, en una negociación que se extiende ya por casi dos meses.

En mayo pasado, Argentina cayó en default por segunda vez en lo que va del siglo tras incumplir con el pago de 500 millones de dólares en intereses de bonos sujetos al canje.

Tras ventilarse la intervención de López Obrador en la negociación entre el gobierno de Argentina y BlackRock, el presidente Alberto Fernández hizo público su apoyo a la candidatura que México presentó para la dirección de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Fernández indicó que Argentina apoya la postulación de Jesús Seade, pues confía en que con dicha propuesta «una mirada latinoamericana llegará a la conducción de la OMC».

Jesús Seade ayudó a fundar la OMC, con sede en Ginebra, a principios de la década de 1990; ahora quiere regresar a la Organización como su nuevo titular.

El funcionario fue anunciado este lunes por parte del gobierno mexicano como el candidato para reemplazar a Roberto Azevedo.

El también representante en Jefe en el último tramo de la negociación del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Candá, T-MEC, ha advertido que «después de 25 años de inacción en el desarrollo de las reglas, hemos perdido el camino”.

En entrevista con Reuters aseguró que hay enormes oportunidades de modernizar el sistema de comercio global que rige la OMC.

Indicó que las normas actuales no reflejan la realidad de las cadenas de suministro mundiales, el cambio tecnológico, el surgimiento de Asia como potencia en ese ámbito o las cuestiones laborales y ambientales claves para los acuerdos comerciales modernos.

“No se puede negar que la OMC necesita cambiar, necesita volver a las negociaciones”, aseguró Seade. Calificó a la OMC como un organismo internacional vital para recomponer las relaciones comerciales a nivel mundial, el cual atraviesa profunda crisis.

Señaló que México tiene un compromiso histórico con el multilateralismo, con la OMC, y con el comercio abierto. En particular, dijo que su vocación multilateral ha sido de siempre. Recordó que tuvo el honor de ser embajador en el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) y activo negociador; también fungió como director general adjunto del acuerdo en plena crisis; también ayudó a fundar la OMC y director general adjunto de ella en sus inicios.

El hasta ahora funcionario mexicano señaló que a corto plazo, la OMC debería ayudar a reactivar la economía mundial después del coronavirus; mientras que a mediano plazo, podría trabajar en fórmulas para hacer un “libro de buenas prácticas” que guíe esas respuestas en el futuro.

Sostuvo que fortalecer la OMC es un reto mundial imperativo. «Su función negociadora, siempre su alma, está empantanada. Y su cuidado de las reglas, en seria crisis. El sistema multilateral, base de la prosperidad del comercio mundial desde los años 40, enfrenta su mayor reto en siete décadas».

Roberto Azevedo, actual director general de la OMC, dijo el mes pasado que dejará su cargo a fines de agosto, un año antes de lo previsto. Su sucesor enfrentará tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, así como el creciente proteccionismo exacerbado por la pandemia del COVID-19.

México propuso a Jesús Seade, quien acompañó la renegociación del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá(T-MEC), y posteriormente se encargó de los últimos cambios, como candidato a dirigir la Organización Mundial del Comercio (OMC).

«El 8 de junio de 2020, el México presentó la candidatura del Sr. Jesús Seade para el puesto de Director General de la OMC, en sucesión del actual Director General, el Sr. Roberto Azevêdo, que ha anunciado que dejará el cargo el 31 de agosto de 2020», dio a conocer la organización.

A su vez, el canciller mexicano Marcelo Ebrard confirmó la postulación de Seade en reconocimiento a su trayectoria en favor del comercio internacional y su destacada labor en las negociaciones del T-MEC que entra en vigor el 1 de julio de este año.

La posición en la OMC quedará vacante a finales de agosto después de que su titular Roberto Azevedo, de Brasil, dijo que dejaría al cargo.

La salida anticipada de Roberto Azevedo pone a la entidad en una situación delicada, ya que los países tendrán sólo tres meses para elegir a su sucesor, cuando dicho proceso normalmente es de nueve meses; además, el cambio se enmarcará en la pandemia por Covid-19 que enfrenta el mundo.

Quienes estén interesados en presidir la OMC, podrán presentar sus solicitudes a partir de hoy, y hasta el 8 de julio próximo. Posteriormente, serán invitados a reunirse con los 164 miembros de la OMC.

Si en los tres meses que ahora durará el proceso no se logra definir a un sucesor, uno de los subdirectores del organismo asumirá como director general interino.

El procedimiento para designar al jefe de la OMC no es precisamente una elección, sino un mecanismo de consenso que funciona por eliminación. La votación sólo es posible como último recurso, de no haber acuerdo.

El proceso de selección es supervisado por una «troika», integrada por el presidente del Consejo General (órgano supremo de decisión, que reúne a los miembros de la OMC), el presidente del órgano de solución de diferencias y el presidente del órgano de examen de políticas comerciales.

El presidente del Consejo General, en este caso el embajador de Nueva Zelanda, David Walker, será el encargado de recibir a los representantes de los Estados para consultarles sobre sus preferencias e intentar determinar cuál candidato tiene más probabilidades de alcanzar un consenso.

No hay un principio de rotación geográfica, pero el reglamento prevé que si en la selección final los países tienen que elegir entre candidatos con méritos similares, deberán tener en cuenta «la conveniencia de reflejar la diversidad de los miembros de la OMC en las nominaciones sucesivas al cargo de director general».

Tras cada etapa de consultas, la «troika» elimina sucesivamente a los candidatos con menos adhesiones. Al finalizar la fase del proceso de consultas, ésta presenta a los embajadores al candidato con mayores posibilidades de lograr un consenso y recomienda su nominación.

La selección, en 2013, de Roberto Azevedo, quien sucedió al francés Pascal Lamy, se realizó en tres etapas de eliminaciones sucesivas. En 1999, los países miembros no lograron un acuerdo y el mandato fue dividido en dos ejercicios, de tres años cada uno, para los dos candidatos preferidos.

El nuevo coronavirus, el Covid-19, ha provocado al menos 88,338 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre pasado, según el más reciente corte del conteo que hace la Universidad Johns Hopkins.

Desde el comienzo de la epidemia se contabilizaron más de 1,511,104 casos de contagio en 192 países o territorios.

Las autoridades sanitarias globales consideran que hasta ahora, al menos 275,500 personas se curaron de la enfermedad.

La cantidad de muertos en Italia, que registró su primer deceso vinculado al virus a fines de febrero, asciende a 17,669. El país registró 139,422 contagios. Las autoridades italianas consideran que 24,392 personas sanaron.

Después de Italia, los países más afectados son España con 14,792 muertos y 148,220 casos, Estados Unidos con 14,695 muertos (429,052 casos), Francia con 10,869 muertos (113,959 casos) y Reino Unido con 7,097 muertos (61,474 casos).

China, donde la epidemia estalló a finales de diciembre, tiene un total de 82,089 personas contagiadas, de las que 3,337 murieron y 77,279 sanaron totalmente.

La Organización Mundial del Comercio (OMC), informó esta miércoles que el descenso que las transacciones comerciales registren a raíz de la pandemia del Covid-19, probablemente sea mayor que el desplome del comercio registrado a raíz de la crisis financiera mundial de 2008-2009.

«Esta crisis es ante todo una crisis sanitaria, que ha obligado a los Gobiernos a adoptar medidas sin precedentes para proteger la vida de la gente», dijo el Director General de la OMC, Roberto Azevêdo. «El inevitable descenso del comercio y de la producción tendrá dolorosas consecuencias para los hogares y las empresas, aparte del sufrimiento humano causado por la propia enfermedad.»

El dirigente indicó que el objetivo inmediato es controlar la pandemia y mitigar los daños económicos a las personas, las empresas y los países. Para ello, dijo, los encargados de la formulación de las políticas deben empezar a planificar la etapa posterior a la pandemia.

En un informe que se presentó, la OMC indica que el comercio mundial de mercancías experimentará un descenso de entre el 13% y el 32% en 2020 debido a la pandemia.

Señala que se prevé una recuperación del comercio en 2021, misma que dependerá de la duración del brote y de la eficacia de las respuestas en materia de política.

Añadió que casi todas las regiones sufrirán en 2020 disminuciones de dos dígitos del volumen del comercio, y las exportaciones se verán especialmente afectadas en América del Norte y Asia, y dijo que es probable que la caída del comercio sea más pronunciada en sectores caracterizados por la complejidad de las cadenas de valor, sobre todo en el caso de los productos electrónicos y de la industria del automóvil.

Precisó que el comercio de servicios bien podría ser el más directamente afectado por la emergencia sanitaria debido a la imposición de restricciones al transporte y los viajes.

Fue en ese punto donde Azevêdo señaló que el volumen del comercio de mercancías ya venía registrando una desaceleración del 0.1% en 2019, ocasionada por las tensiones comerciales y la ralentización del crecimiento económico.

«Las cifras son feas, no hay cómo negarlo. Con todo, una recuperación rápida y vigorosa es posible. Las decisiones que se adopten hoy determinarán la configuración futura de las perspectivas de recuperación y crecimiento mundiales. El comercio será un componente importante en este sentido, junto con la política fiscal y monetaria. Para reactivar las inversiones que necesitaremos será fundamental que los mercados se mantengan abiertos y sean previsibles, y fomentar un entorno empresarial más favorable en general. Si los países colaboran, veremos una recuperación mucho más rápida que si cada uno actúa por su cuenta», sostuvo el director de la OMC.

Este martes, el presidente estadounidense Donald Trump dijó que si su estructura y las condiciones generales de intercambio no mejoran, si país abandonaría la Organización Mundial de Comercio.

Durante un evento en una planta de Shell en Pensilvania, el presidente Trump aseguró: “Nos iremos si es necesario, sabemos que nos han estado engañando por años y no volverá a pasar”.

Esta no es la primera ocasión que el republicano amenaza con abandonar la organización internacional que consideró, durante su campaña electoral, «obsoleta».

Durante mucho tiempo, la administración Trump ha acusado durante mucho tiempo a la OMC y a algunos de sus miembros, como China, de abusar de este estatus de país en desarrollo, lo que permite, entre otras cosas, retrasar la aplicación de ciertos acuerdos o proteger ciertos sectores sin exponerse a la ira de los miembros de la organización.

Ángel Villalobos Rodríguez fue elegido por el presidente Andrés Manuel López Obrador como el representante permanente de México ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), cargo en el que sustituirá a Roberto Zapata.

En un comunicado de las secretarías de Economía y Relaciones Exteriores dado a conocer este viernes, se precisa que su nombramiento debe ser ratificado por el Senado.

Villalobos Rodríguez se desempeñó como subsecretario de Negociaciones Comerciales Internacionales en la Secretaría de Economía. Hasta el momento, es director general de Comercio Internacional de Servicios e Inversión en la misma dependencia federal. Anteriormente, fue cónsul general de México en Vancouver, Canadá.

Además, representa a México en las reuniones de funcionarios de alto nivel del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reunió este jueves con el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevêdo.

Previamente en conferencia de prensa matutina, el mandatario explicó que la reunión se llevaría a cabo con el objetivo de intercambiar puntos de vista sobre libre comercio, y descartó que en la reunión se fuera a tocar el tema del comercio con Estados Unidos.

“Es una visita, vamos a decir, de cortesía para intercambiar puntos de vista sobre el libre comercio. Nosotros estamos a favor del libre comercio. No vamos a participar en ninguna guerra comercial, no nos interesa, no nos incumbe, no nos importa meternos en esos asuntos”, declaró.

Tras el encuentro, el mandatario afirmó que en este gobierno se cuidará el mercado interno, manteniendo respeto hacia la OMC y los acuerdos y tratados comerciales establecidos con otros países.

En el encuentro participaron la secretaria de Economía, Graciela Márquez, y la subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora Sánchez.

Posterior al encuentro, la titular de Economía y el director de la OMC ofrecieron una conferencia en la que Márquez Colín dijo que «es muy importante mantener separado» la discusión sobre asuntos migratorios y comerciales, esto luego de que el presidente Donald Trump amenazara con imponerle nuevos aranceles si no frena el flujo de migrantes y el tráfico de drogas.

«Es muy importante mantener separado los temas de migración y temas comerciales. Ciertamente el gobierno de Estados Unidos algunas veces mezcla los dos temas. Para nosotros es muy importante mantener en un carril la ratificación del tratado de libre comercio y en otro los temas que tienen que ver con migración», señaló.

Este viernes, Estados Unidos ganó una batalla legal por el etiquetado de atún ‘dolphin safe’ (libre de delfín) porque los jueces de apelaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) desestimaron el argumento de México de que las reglas de etiquetado estadounidenses infringían sus normas.

Más de 10 años después de que la disputa llegó por primera vez a la OMC, en octubre del 2008, la resolución puso fin al reclamo de México de que las normas de etiquetado de Estados Unidos penalizaban injustamente a su industria pesquera.

La ‘batalla del atún’ entre México y Estados Unidos comenzó desde la década de los 90, cuando Estados Unidos puso restricciones a las importaciones del alimento proveniente de México alegando daño a los delfines.

En las aguas orientales de la zona tropical del Océano Pacífico es frecuente que por debajo de los grupos de delfines que nadan en la superficie del mar se desplacen bancos de atún aleta amarilla. Cuando el atún se pesca con redes de cerco, los delfines quedan atrapados en ellas, y muchos de ellos mueren si no son liberados de las redes.

La Ley de Estados Unidos contiene medidas de protección a los delfines que deben cumplir tanto su flota pesquera como los países cuyos barcos pesquen atún aleta amarilla en esa parte del Océano Pacífico. Si un país exporta atún a los Estados Unidos y no puede demostrar a las autoridades estadounidenses que ha cumplido las normas de protección del delfín que establece la propia legislación estadounidense, el Gobierno dicta el embargo de todas las importaciones.

De visita por Ginebra, Suiza, el Subsecretario de Comercio Exterior del gobierno de México, Juan Carlos Baker, anunció que se preparan todas las opciones para responder a posibles aranceles de Estados Unidos a los vehículos.

Las declaraciones del funcionario mexicanos se dieron al término de una reunión que sostuvo con aliados para discutir la crisis comercial.

Baker afirmó a periodistas que estaba animado por lo que denominó conversaciones «incipientes» sobre reformar a la Organización Mundial de Comercio (OMC), y pidió que el proceso comience lo antes posible con una reunión ministerial en Davos en enero vista como un buen momento para realizar un balance del progreso.

Recordemos que desde semanas atrás, Baker ha manifestado que la industria automotriz mexicana se defenderá ante cualquier imposición de aranceles por parte de Estados Unidos. Incluso sostuvo que sin México y sin Canadá, la producción de 11.2 millones de vehículos en Estados Unidos sería sustantivamente menor a la producción de China y a la de la Unión Europea.

“México es y ha sido por muchos años un aliado y socio económico de Estados Unidos. La asociación productiva entre nuestros países en el sector automotriz, actualmente bajo investigación, aporta un beneficio sustancial para EE.UU. y nos hace competitivos a nivel mundial”, indicó el funcionario mexicano.

 

Con información de Reuters / Foto: Twitter

Luego de que Estados Unidos solicitara a México, Canadá, la Unión Europea, China y Turquía el inicio de consultas en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la imposición de aranceles a determinados productos agroindustriales, de acero y de aluminio originarios en dicho país, México aseguró que defenderá las acciones emprendidas.

El Gobierno de México indicó que analizará la solicitud hecha por el Gobierno de Donald Trump, a fin de emitir una respuesta dentro de los siguientes 10 días y, en caso de que resulte procedente, establecer conjuntamente con el gobierno de EUA, la fecha para celebrar las consultas solicitadas por ese país.

Explicó que la medida aplicada por México fue en respuesta a los aranceles impuestos, de manera injustificada y bajo el argumento de seguridad nacional, por el gobierno de EUA a las importaciones mexicanas de acero y aluminio.

«Las compras que realiza EUA de acero y aluminio procedentes de México no representan una amenaza a la seguridad nacional de ese país. Por el contrario, la sólida relación comercial entre México y EUA ha generado un mercado regional integrado donde los productos de acero y aluminio contribuyen a la competitividad de la región en diversos sectores estratégicos, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico», indicó la dependencia a través de un comunicado.

La Secretaría de Economía reiteró el compromiso de continuar con la defensa de los intereses de la industria nacional respecto de las medidas unilaterales que son contrarias a los derechos y obligaciones pactados en el marco del derecho comercial internacional.

 

Las barreras comerciales impuestas por las principales economías del mundo podrían poner en peligro la recuperación económica global y sus efectos ya están empezando a quedar en evidencia, según dijo este miércoles la Organización Mundial del Comercio en un reporte sobre las restricciones comerciales dentro del G-20.

El reporte señala que los países del G-20 introdujeron 39 nuevas restricciones comerciales entre mediados de octubre del año pasado y mediados de mayo de este año, duplicando la tasa vista en el período previo, lo que afectó el comercio de hierro y acero, plásticos y vehículos.

«El marcado incremento de nuevas medidas restrictivas entre economías del G-20 debe ser una preocupación real para la comunidad internacional», dijo el director general de la OMC, Roberto Azevedo.

Además, agregó que fueron impuestas más restricciones en las semanas posteriores al fin del período revisado.

«Esta continua escalada plantea una grave amenaza para el crecimiento y la recuperación de todos los países, y estamos empezando a ver esto reflejado en algunos indicadores prospectivos», señaló, citado en un comunicado.

Azevedo no dio detalles, pero en mayo una medición del panorama trimestral de la OMC sugirió que el comercio crecerá más lentamente en el segundo trimestre con respecto al primero.

Este jueves, el Gobierno de México presentó ante la Organización Mundial del Comercio una denuncia contra Estados Unidos por la imposición de aranceles del 10% y del 25% a las importaciones de determinados productos de aluminio y acero, respectivamente.

En su denuncia, México pide celebrar consultas con Estados Unidos bajo el sistema de resolución de disputas de la OMC por los aranceles adicionales ordenados por la Administración de Donald Trump a los metales mexicanos.

En el documento de cuatro páginas entregado a la OMC, México afirma que la medida estadounidense, aplicada bajo el argumento de la seguridad nacional, contempla la posibilidad de ser “modificada en la forma de derechos aduaneros adicionales o contingente”.

”Claramente, el establecimiento de un impuesto adicional a la importación busca proteger a la industria estadounidense de los efectos económicos de las importaciones”, se lee en el documento.

En el escrito, México señala también que los aranceles son discriminatorios, puesto que “no se aplican de manera uniforme” a todos los países, y recuerda que otros miembros de la OMC como Argentina, Australia, Brasil y Corea del Sur están eximidos de los aranceles para al acero, y en el caso del aluminio, Argentina y Australia.

 

 

Con información de la Agencia EFE