Tag

paz

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó esta mañana su propuesta de hacer una tregua de paz, que invite a todos los países del mundo a dejar los conflictos bélicos para que, al menos durante cinco años, los gobiernos puedan enfrentar la crisis que inició con la pandemia de COVID-19 y que se agudizó con la guerra entre Rusia y Ucrania.

“Hay que parar la guerra mediante un acuerdo de pacificación de Rusia y Ucrania y, al mismo tiempo, llegar a un acuerdo entre las naciones, sobre todo un acuerdo que suscriba principalmente Rusia, China y Estados Unidos para que (…) nos podamos dedicar a enfrentar la crisis que afecta a miles de millones de seres humanos que pierden la vida, son desplazados, son afectados por crisis económicas porque se afecta el suministro de alimentos porque se detiene el comercio, la creación de empleos, se empobrece más al pueblo”, explicó el mandatario al ser consultado sobre el tema.

López Obrador reconoció, pese al discurso ambiguo que ha manejado en las últimas semanas, que la guerra de Rusia y Ucrania si afecta a todos, incluido México, pues hay personas que están siendo afectadas por la guerra, se pierden vidas, hay desplazados, se afecta el suministro de alimentos, se detiene el comercio y la creación de empleos.

Al preguntarle si la propuesta la enviará a la ONU o si ya habló con el representante de México ante Naciones Unidas, Juan Ramón de la Fuente, el presidente señaló que lo que le falta es sugerir quién podría liderar los «esfuerzos de paz».

“Siento que corresponde Naciones Unidas y el secretario general (António Guterres) debe de participar. Yo propondría a tres personas con este propósito: al presidente de la India, Narendra Damodardas Modi, mejor aceptado en su pueblo y entiendo que lleva buenas relaciones con China y con Rusia y también con Estados Unidos; el tercer personaje que propondría, sería el papa Francisco», sostuvo López Obrador.

Finalmente, dijo, que todos los gobiernos del mundo deben dedicarse a atender las necesidades de sus pueblos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llamó a los banqueros a que aprovechen la estabilidad macroeconómica del país para seguir invirtiendo y apostando por el desarrollo nacional,  esto previo a la celebración esta semana de la Convención Bancaria en Acapulco.

«No dejen de aprovechar para impulsar el desarrollo del país la circunstancia actual de estabilidad macroeconómica y de confianza para las inversiones, tanto nacionales como para la inversión extranjera», dijo el mandatario al ser consultado sobre cuál sería el mensaje que les daría a los banqueros.

Indicó que sin «retórica» o «demagogia» ahora se ha logrado una moneda estable y no ha habido aumento fuera de lo normal de la deuda.

Además, sostuvo que el país, cuya economía cayó un 8.2% en 2020 y creció un 4.8% en 2021, se recuperó «pronto» después de la pandemia, y ahora está «creciendo». Reiteró que México está considerado como uno de los mejores países para recibir inversión extranjera en los tiempos actuales.

«Hay gobernabilidad, hay paz, hay tranquilidad. Estamos ya enfrentando el problema de los homicidios, con buenos resultados», dijo el presidente, que habló de condiciones «inmejorables» para la inversión.

«La actividad bancaria ha tenido buenos resultados, han obtenido buenas ganancias, lo mismo la bolsa de valores», agregó el mandatario, que una vez más aplaudió el récord de remesas que llegan a México desde Estados Unidos. «No se han hecho modificaciones para reducir por decreto los márgenes de utilidad, o de intermediación, o el cobro de comisiones», apuntó.

Sobre la venta de Banamex por parte de Citigroup, el mandatario reafirmó que quieren que sean mexicanos los que adquieran el banco; que tengan solvencia económica para proteger a los ahorradores; que estén dispuestos a mantener todo el acervo cultural del banco en nuestro país y que no se vaya al extranjero. Mencionó estas como «condiciones básicas» para la compraventa del banco.

Dijo que es fundamental que los interesados en Banamex no tengan «adeudos fiscales» y que paguen el «impuesto» que va a significar la transacción.

La 85 Convención Bancaria se celebra este jueves y viernes en Acapulco, Guerrero, para evaluar la situación de la banca en el país y en la región. Contará en la ceremonia inaugural con un mensaje del presidente López Obrador.

El presidente estadounidense, Joe Biden, habló este viernes con su homólogo chino, Xi Jinping, quien indicó que los conflictos y enfrentamientos como los que se están produciendo en Ucrania no benefician a nadie, según reportaron los medios estatales de China.

Las relaciones de Estado a Estado no pueden avanzar a una fase de confrontación, y los conflictos y enfrentamientos no benefician a nadie, dijo Xi a Biden en una videollamada. «La crisis de Ucrania es algo que no queremos ver», sostuvo el líder chino.

Xi dijo que China y Estados Unidos deben guiar las relaciones bilaterales por el buen camino y que ambas partes deben también asumir responsabilidades internacionales y hacer esfuerzos por la paz mundial.

La comunicación entre Biden y Xi, dos figuras clave para el curso de una guerra al otro lado del mundo, se da en momentos en que La Casa Blanca trata de impedir que Beijing provea ayuda militar o económica para la invasión de Rusia a Ucrania.

«Como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y como las dos principales economías mundiales, nos incumbe no sólo llevar las relaciones chino-estadounidenses por el buen camino, sino asumir nuestras responsabilidades internacionales y trabajar para la paz y la tranquilidad en el mundo», dijo Xi según citó la cadena CCTV.

La reunión, la cuarta desde que el demócrata de 79 años asumió la presidencia de Estados Unidos, comenzó a las 09:03 hora local, según La Casa Blanca. Biden tomó el enlace desde la «Situation Room», una sala ultrasegura de la Casa Blanca desde donde Estados Unidos lleva a cabo las operaciones más arriesgadas y las negociaciones más difíciles.

La Casa Blanca informó que durante la conversación, Biden describió las implicaciones y consecuencias si China brinda apoyo material a Rusia mientras realiza ataques brutales contra ciudades y civiles ucranianos.

«El Presidente subrayó su apoyo a una solución diplomática a la crisis», enfatizó el gobierno estadounidenses.

Además, Biden reiteró que la política de Estados Unidos sobre Taiwán no ha cambiado y enfatizó que Estados Unidos continúa oponiéndose a cualquier cambio unilateral en el statu de dicho territorio.

Desde el comienzo de la invasión rusa el 24 de febrero, el régimen comunista chino, que mantiene una estrecha relación con Rusia, con la que comparte una profunda hostilidad hacia Estados Unidos, se ha abstenido de pedir al presidente ruso, Vladimir Putin, que retire sus tropas de Ucrania.

Pero la «amistad sin límite» profesada por Pekín y Moscú está en entredicho por la guerra, y el gobierno del presidente Xi Jinping parece sorprendido por la resistencia ucraniana y la dureza de las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados para aislar a Rusia de los intercambios económicos y financieros mundiales.

El Nobel de la Paz reconoció este viernes por primera vez la libertad de expresión e información con un premio a dos periodistas, la filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov.

Ressa y Muratov fueron premiados «por sus esfuerzos para defender la libertad de expresión, condición previa para la democracia y la paz duradera», señaló el Comité del Nobel, que elogió su lucha y advirtió de las crecientes circunstancias adversas que afrentan la democracia y la libertad de prensa en el mundo.

El premio refleja Jla necesidad de un periodismo «libre, independiente y basado en hechos» que sirva para proteger derechos fundamentales contra el abuso de poder, las mentiras y la propaganda de guerra.

«La libertad de expresión es la mejor defensa de una sociedad contra la guerra y los conflictos. No hay democracia sin libertad de expresión», afirmó en rueda de prensa la presidenta del comité, Berit Reiss-Andersen, quien resaltó que el premio no va a resolver los problemas de la libertad de expresión, pero se mostró esperanzada de que dirija el foco a la importancia del periodismo y lo peligroso que es ejercer ese derecho.

Los galardonados figuraban desde hace años en la lista de aspirantes al Nobel, aunque si bien las apuestas señalaban a un premio a la libertad de prensa, aparecían como candidatos mejor situados organizaciones como Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Comité para la protección de periodistas (CPJ).

El Nobel de la Paz es el único que se otorga y entrega fuera de Suecia, en Oslo, por deseo expreso del creador de los premios, el magnate sueco Alfred Nobel (1833-1896), ya que en su época Noruega formaba parte del Reino de Suecia.

En tanto, el Instituto Internacional de la Prensa (IPI), una red mundial de editores y propietarios de medios de comunicación, celebró este viernes la concesión del Premio Nobel de la Paz 2021 a la periodista filipina María Resma y el ruso Dmitri Muratov.

En un comunicado, el IPI destacó la labor «fundamental» de ambos para garantizar la «prosperidad de la humanidad».

«Maria Ressa y Dmitri Muratov son ejemplos de esta profesión. Son, además, historias en sí mismas de las luchas a las que se enfrentan los periodistas cada día», dijo la presidenta del consejo ejecutivo del IPI, Khadija Patel.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo esta mañana un llamado a que, ante la conclusión de las campañas electorales, y tomando en cuenta la veda que hay, esta semana no sean abordadas cuestiones políticas-electorales en sus conferencias matutinas.

«No lo hemos hecho, pero que no caigamos en la tentación porque, como es natural, no es nada extraordinario, no es nada extraño, en esta semana hay muchas pasiones desbordadas, hay nerviosismo y tenemos que actuar con mucha responsabilidad y con serenidad. Entonces, que no nos metamos a eso, que ojalá y no me pregunten sobre este tema, que no se mencione a personas, que no se utilice esta plataforma (…) Vamos a esperarnos, ya el lunes es todo», pidió AMLO.

Dijo que se debe hacer valer el compromiso que tienen las autoridades, el acuerdo que se firmó con los gobernadores para que se respete la voluntad de los ciudadanos y que no haya fraude electoral.

Llamó a que no se utilice el dinero del presupuesto para favorecer a ningún partido, a ningún candidato; que no se utilice dinero de procedencia ilícita para favorecer a candidatos o partidos; que no se compren votos, que no se repartan despensas, y que se deje de hostigar a la gente. «Que el pueblo de manera libre decida de acuerdo a lo que le dicte su conciencia».

«Nada de acarreos, nada de ‘ratón loco’, nada de que voten los finados, nada de relleno de urnas, nada de falsificación de actas, nada de tomas de casillas, nada de violencia; en especial, que las elecciones trascurran en paz, que no se caiga en ninguna provocación», añadió López Obrador.

Previo a los comicios del 6 de junio el mandatario llamó a que la jornada electoral se desarrolle de manera pacífica, en la legalidad y sin coerción hacia las y los votantes.

Sostuvo que el objetivo es hacer de la democracia un hábito y posicionar al país como un ejemplo internacional de este principio.

“Podemos hacerlo, hay condiciones inmejorables porque, como nunca, hay una ciudadanía responsable, consciente, ya no hay ciudadanos imaginarios, ya no hay quien se deje acarrear. Son pocos los que todavía son susceptibles de manipulación. La mayoría de la gente está muy despierta, muy consciente y podemos hacer la hazaña de establecer la democracia”, subrayó.

El Nobel de la Paz premió este viernes al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU por sus esfuerzos para luchar contra el hambre, prevenir su uso como arma de guerra y contribuir a mejorar las condiciones para la concordia en áreas en conflicto.

El PMA es la mayor organización humanitaria que se ocupa de la cuestión del hambre y de la seguridad alimenticia; el año pasado ayudó a cerca de 100 millones de personas en 88 países.

El Comité Nobel noruego resaltó que el año pasado 135 millones de personas sufrieron hambre severa, el número más alto «en muchos años», y que el PMA ha mostrado una «impresionante habilidad» para aumentar sus esfuerzos durante la pandemia de coronavirus, que ha empeorado la situación en países con conflictos armados como Yemen, Nigeria y Sudán del Sur.

«El mundo está en peligro de vivir una crisis de hambre de proporciones inconcebibles si el PMA y otras organizaciones de ayuda alimentaria no reciben el apoyo financiero que han pedido», señaló el comité en su motivación del premio.

En una rueda de prensa posterior, la presidenta del comité, Berit Reiss-Andersen, resaltó que la pandemia y los retos planteados por esta «refuerzan» la necesidad del premio al PAM, que espera ayude a aumentar la atención sobre la necesidad de que todos los países con capacidad para hacerlo contribuyan a solucionar el problema del hambre.

Resaltaron que el «rol clave» jugado por el PMA en cooperación multilateral para convertir la seguridad alimenticia en instrumento de paz, su papel para movilizar a los estados a no usar el hambre como arma de guerra y conflicto y su contribución diaria a la fraternidad entre naciones se ajusta a los criterios marcados un siglo atrás por el magnate sueco Alfred Nobel, creador de los premios, resalta el fallo.

«En su condición de mayor agencia especializada de la ONU, el PMA es una versión moderna de los congresos de paz que el Nobel pretende promover», asegura el comité.

La elección del PMA no despertó controversia en Noruega y generó reacciones mayoritariamente positivas hacia un premio para el que sonaban en las quinielas previas la Organización Mundial de la Salud (OMS), la activista medioambiental sueca Greta Thunberg y organizaciones de defensa de la libertad de prensa.

Es la séptima vez que el Nobel de la Paz premia a alguna agencia de la ONU, a la propia organización matriz o a alguno de sus secretarios: la última vez había sido en 2001, cuando las Naciones Unidas y su entonces líder, Kofi Annan, recibieron el galardón «por su trabajo por un mundo mejor organizado y más pacífico».

Con el galardón, el PMA recibirá los 10 millones de coronas suecas (1.1 millones de dólares) con que está dotado el premio de la Paz, al igual que el resto de los Nobel.

El de la Paz es el único de los seis galardones que se otorga y se entrega fuera de Suecia, en Oslo, por deseo expreso de Alfred Nobel, ya que en su época Noruega formaba parte del reino sueco.

La ronda de ganadores de los Nobel, que este año se anuncian y serán entregados en diciembre en formato reducido por la pandemia, se cerrará el próximo lunes con el de Economía.

El presidente ruso, Vladímir Putin, fue propuesto para el Premio Nobel de la Paz de 2021, galardón al que también aspira el mandatario estadounidense, Donald Trump, anunció hoy el escritor Serguéi Komkov.

«Nuestro aspirante es el número uno. La propuesta fue enviada el 9 de septiembre y el 10 ya había sido recibida por el comité Nobel en Oslo», dijo Komkov en una rueda de prensa en la agencia Rosbalt.

Komkov, director de la revista «President», explicó que sólo después de su propuesta un parlamentario noruego propuso conceder el premio a Trump por su apoyo al acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

En cuanto al motivo de su iniciativa, el escritor, que es apoderado del jefe del Kremlin, explicó que es apoyada por las principales personalidades de la cultura rusa y la ciencia rusas.

«Como dirigente de uno de los principales países del mundo, él hace el máximo esfuerzo en mantener la paz y la tranquilidad no sólo en el territorio de su propio país, sino que contribuye activamente al arreglo pacífico de los conflictos que surgen en el planeta», señala la carta enviada por Komkov.

En los motivos de la candidatura destaca que durante la pandemia de la COVID-19, Putin ordenó el envío de ayuda humanitaria a casi una treintena de países, incluidos EUA, China, Venezuela, Italia e Irán.

Además, precisa que Putin demostró su apego a los valores humanitarios y religiosos al incluir la palabra «Dios» en la Constitución rusa, enmienda que fue aprobada por los rusos en referéndum el pasado 1 de julio.

Al respecto, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que si Putin recibe el Nobel, «fantástico», pero si no se produce, «no pasa nada».

Putin ya fue propuesto al premio Nobel de la Paz en 2014 por presentar un plan para desmantelar el arsenal químico sirio y evitar así una intervención militar occidental.

Entonces, los activistas de derechos humanos rusos rechazaron categóricamente esa posibilidad, aduciendo que Putin había comenzado su Presidencia en 2000 con la segunda guerra chechena.

Hasta ahora, sólo dos rusos han obtenido el Nobel de la Paz, el científico y disidente Andréi Sájarov, y el último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, quien tendría derecho a promover la candidatura de Putin, pero difícilmente lo hará, ya que ha criticado su gestión, entre otras cosas, por la involución democrática vivida por Rusia en los últimos años.

Un legislador noruego de ultraderecha anunció este miércoles que postuló al presidente Donald Trump para el premio Nobel de la Paz 2021, por sus gestiones en Medio Oriente.

Christian Tybring-Gjedde, legislador por el Partido Progreso, dijo que se debe reconocer a Trump por su trabajo «en pro» de un acuerdo de paz entre Emiratos Árabes Unidos e Israel que abre el camino posiblemente hacia la paz en Medio Oriente.

«No importa cómo actúa en su país y lo que dice en las conferencias de prensa, Trump decididamente tiene una posibilidad de obtener el Premio Nobel de la Paz», dijo Tybring-Gjedde. «Donald Trump cumple con los criterios» para el premio, añadió.

Tybring-Gjedde y otro legislador noruego postularon a Trump para el premio en 2018 debido a sus esfuerzos para reconciliar las dos Coreas.

Cualquier legislador nacional puede postular un candidato al Premio Nobel de la Paz.

El estudio de los candidatos y la elección del ganador se realiza en Noruega, a diferencia de los otros premios Nobel, otorgados en Suecia.

Las postulaciones deben llegar al Comité Nobel noruego antes del 1 de febrero.

El comité noruego no hace declaraciones públicas sobre los postulados. Bajo sus normas, la información debe permanecer secreta durante 50 años.

«Cabe esperar que el Comité Nobel pueda tener en cuenta lo realizado por Trump internacionalmente y que no tropiece contra los prejuicios arraigados contra el presidente de Estados Unidos», dijo Tybring-Gjedde en un mensaje por Facebook.

Israel y los Emiratos Árabes Unidos llegaron este jueves a un acuerdo de paz histórico que conducirá a la plena normalización de las relaciones diplomáticas entre las dos naciones de Oriente Medio en un pacto que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ayudó a negociar.

Según lo informado, el compromiso es que Israel suspenda la aplicación de la soberanía a las áreas de Cisjordania que ha estado discutiendo anexar.

El acuerdo de paz fue el producto de largas discusiones entre Israel, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos que se aceleraron recientemente, dijeron representantes de La Casa Blanca.

La iniciativa fue sellada en una llamada telefónica el jueves entre Trump, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el jeque Mohammed Bin Zayed, príncipe heredero de Abu Dabi.

«¡Un gran avance hoy! Acuerdo de Paz Histórico entre nuestros dos GRANDES amigos, Israel y los Emiratos Árabes Unidos», escribió Trump en Twitter.

Trump dijo que las discusiones entre los dos líderes habían sido a veces tensas y añadió estar discutiendo acuerdos similares con otros países de la región. En las próximas semanas se celebrará en La Casa Blanca una ceremonia de firma que incluirá a las delegaciones de Israel y los Emiratos Árabes Unidos, añadió Trump.

Las autoridades describieron el pacto, que se conocerá como el Acuerdo de Abraham, como el primero de su estilo desde que Israel y Jordania firmaron un tratado de paz en 1994. También le da a Trump un éxito en política exterior con la vista puesta en la reelección el 3 de noviembre.

Netanyahu, en su primera reacción sobre el acuerdo, dijo en Twitter que es «un día histórico para el estado de Israel».

El príncipe heredero de Abu Dabi también se expresó en Twitter diciendo se había llegado a un acuerdo y que detendría una mayor anexión israelí de los territorios palestinos.

Representantes de La Casa Blanca dijeron que el asesor principal de Trump, Jared Kushner, el embajador estadounidense en Israel, David Friedman, y el enviado de Oriente Medio, Avi Berkowitz, estuvieron profundamente involucrados en la negociación, así como el secretario de Estado, Mike Pompeo y el asesor de seguridad nacional, Robert O’Brien.

El acuerdo prevé dar a los musulmanes un mayor acceso a la mezquita de Al-Aqsa en la Ciudad Vieja de Jerusalén, permitiéndoles volar de Abu Dabi a Tel Aviv, dijeron las autoridades.

La declaración conjunta dijo también que Emiratos Árabes Unidos e Israel ampliarán y acelerarán inmediatamente la cooperación en relación con el tratamiento y el desarrollo de una vacuna para el nuevo coronavirus.

Sin embargo, Hanan Ahsrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP),
reprochó hoy a Emiratos Árabes Unidos el acuerdo diplomático, y consideró que «no hace ningún favor» a los palestinos.

«Los EAU han sacado a la luz sus tratos secretos-normalización con Israel. Por favor, no nos hagan un favor. No somos la hoja de parra de nadie», publicó Ashrawi en su cuenta de Twitter en referencia a la condición del acuerdo por el que Israel suspende la anexión de territorio palestino ocupado.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró el consenso logrado finalmente con el tratado comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), un convenio de «grandes dimensiones» que detonará la economía en Norteamérica.

«Estamos hablando de un acuerdo económico, comercial, de grandes dimensiones. Es un acuerdo que nos ayuda a impulsar el crecimiento económico de nuestras naciones», dijo López Obrador desde Palacio Nacional tras la firma del T-MEC que incluye las modificaciones acordadas entre La Casa Blanca y los legisladores estadounidenses del Partido Demócrata.

El presidente calificó como este martes un día «importante» para las tres naciones, tras lo que dijo, fueron difíciles negociaciones.

AMLO valoró positivamente el T-MEC porque «sin duda significa mayor inversión para Canadá, Estados Unidos y México, y se trata de atraer más inversión para América del Norte, para esta región del mundo».

Aseguró que cuando hay inversión, hay crecimiento y ello lleva al bienestar y, en última instancia, a la «paz y la tranquilidad».

Sobre el acuerdo, dijo que mejorará las condiciones laborales de los trabajadores de los tres países, y resaltó que si bien es un acuerdo económico, comercial, al mismo tiempo es respetuoso de las soberanías de los tres países.

Aseveró que gracias al acuerdo también se fortalece la cooperación para el desarrollo y permite enfrentar «mejor» problemas como el fenómeno migratorio. «Tenemos este acuerdo de América del Norte sin dar la espalda a nuestra América. Y esto es muy importante, es un asunto de relaciones económicas y comerciales, pero también de geopolítica , de fortalecer nuestro continente americano», dijo.

Agradeció a quienes han hecho posible que las negociaciones lleguen a buen puerto.  Tuvo especialmente buenas palabras para Jesús Seade, jefe negociador y subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), de quien dijo tener gran «confianza» para llevar esta «difícil» negociación.

Sobre Robert Lighthizer, el mandatario mexicano señaló que que es un profesional en las negociación de este tipo de acuerdos y de tratados. También agradeció a Chrystia Freeland, viceprimera ministra de Canadá, por su confianza para lograr este acuerdo.

AMLO agradeció también al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, con quien dijo ha mantenido una relación cordial, de cooperación, respetuosa. Aprovechó para reconocer el trato respetuoso que recibimos del presidente Donald Trump.

«Algunos pensaban que iba a ser imposible llegar a este acuerdo, no sólo a este acuerdo, que no nos íbamos a entender en nada, que nos íbamos a pelear, que nos íbamos a confrontar y miren lo que son las cosas. Hemos podido entendernos, y muy bien, porque hay respeto mutuo; y en ambos casos consideramos que lo mejor de todo es el diálogo, la negociación, el acuerdo, la política, que se inventó precisamente para evitar la guerra y evitar la confrontación», finalizó López Obrador.

Esta mañana, la jefa de goberno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ofreció una conferencia de prensa en la que habló sobre la movilización que se espera el día de mañana como parte de la conmemoración 51 de la represión al movimiento estudiantil de 1968.

«Hemos participado en distintas ocasiones en esta movilización porque siempre luchamos en contra de un régimen autoritario y represivo y hacemos un llamado para que la movilización del día de mañana sea una movilización pacífica», dijo la mandataria local.

Recordó que una de sus primeras acciones al asumir la administración capitalina, atendió una de las demandas del movimiento estudiantil: la desapareciera el cuerpo de granaderos. Indicó que la Secretaría de Seguridad Ciudadana está para proteger a la ciudadanía y no para reprimir ningún movimiento social.

Adelantó que para la movilización de mañana, su administración será «muy responsable». Detalló que han estado en comunicación con distintos grupos organizadores, quienes se han unido al llamado de que sea una movilización pacífica.

Aclaró que debido a los hechos que se han presentado en las últimas movilizaciones, y a que en años recientes algunos grupos han intentado generar violencia y agresiones, se ha optado por llevar a cabo diversas acciones.

Mencionó que la primera será el implementar un «cerco de paz”, es decir, un cinturón de paz de funcionarios públicos y ciudadanos que ayudarán a resguardar toda la movilización. Adicional, alejado de la manifestación,se contará con presencia policial para atender situaciones de violencia; detalló que será principalmente de mujeres policías.

Sheinbaum Pardo indicó que se está en plena coordinación con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, quien tiene sus  propios protocolos para atender movilizaciones en la capital. En ese sentido dijo, no va a haber represión, pero tampoco serán permisivos de acciones de agresión.

En ese sentido, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la CDMX, Nashieli Ramírez, indicó que su participación consistirá en acompañar la movilización como observadores y documentando qué pasa en ella.

En este caso vamos a tener dos ombudsmóvil, uno en la vanguardia y otro en la retaguardia. Vamos a tener alrededor de seis equipos que se manejan en diferentes tramos de la marcha -de los dos lados-, cubriendo los dos lados haciendo estas acciones que nos competen y las vamos a hacer con un equipo reforzado para el día de mañana.

Dijo que también participarán en el cinturón de paz que se implementará. En total participarán 12 mil servidores públicos y 25 altos directivos de la Comisión.

«Nosotros coincidimos con la postura del Gobierno de la Ciudad en torno a que no podemos en una marcha que es para conmemorar la represión, de que nunca más se repita, el tener de bote pronto posiciones que se acerquen a eso; y por lo tanto consideramos que este es un proceso además de aprendizaje», dijo Ramírez.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, acudirá a la Cumbre Mundial por los Premios Nobel de la Paz en Mérida, Yucatán, para la cena que se ofrecerá a los galardonados.

Así lo adelantó el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, quien explicó que AMLO ya le confirmó su asistencia a este encuentro internacional que se llevará a cabo el próximo 19 de septiembre.

De acuerdo con El Heraldo de México, López Obrador no inaugurará la Cumbre, será el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard quien lo haga en el Centro Internacional de Congresos.

Según indicó Vila, este es el evento más importante en la historia del estado, porque 30 ganadores del Premio Nobel de la Paz asistirán, y nunca han estado tantas personas: “de este nivel en México”.

Entre las primeras invitadas a la cumbre llegó Shirin Ebadi, originaria de Irán, quien en 2003 recibió el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos en favor de la democracia y los derechos humanos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo un llamado este lunes a los gobernadores y representantes de los poderes Legislativo y Judicial a cerrar filas para atender las causas que originan la inseguridad y la violencia.

“Lo más importante es que actuemos unidos. Yo siempre voy a respetar a otros poderes, siempre voy a respetar la soberanía de los estados, la soberanía de los gobiernos municipales, el municipio es libre y cada quien en el ámbito de su competencia puede ayudar para que haya paz, que haya tranquilidad, que haya felicidad en nuestro país”, expresó.

Al participar en la XLIV Reunión Conjunta de Seguridad y Primera Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Protección Civil, el mandatario afirmó que, respetando las autonomías, se necesita de la suma de voluntades para avanzar en el problema que aqueja al país.

Reiteró que la política económica en favor de una minoría, el aumento de la corrupción y de la pobreza que se vivió en las pasadas administraciones originaron dichos fenómenos, por lo que el cambio de régimen plantea un nuevo camino que apuesta a generar bienestar a través de mejores condiciones de vida a los mexicanos.

Explicó que el Gobierno de México prioriza a los más necesitados, pobres y marginados “no en medidas coercitivas, el uso exclusivo de la fuerza; está demostrado que eso no funciona”.

Insistió en que se atenderán las causas, para evitar que los jóvenes caigan en conductas antisociales. Dijo que “la familia mexicana es la principal institución de seguridad social en el país” por lo que si se trabaja con las familias y jóvenes, se podrá ayudar a recuperar la paz y la tranquilidad.

Sobre la Guardia Nacional, AMLO dijo que fue un acierto su creación, sobre todo al considerar las recientes demostraciones de la Policía Federal, cuyos actos reafirmaron que esa corporación “no está a la altura de las circunstancias”.

Por el contrario, dijo, la Guardia Nacional es una institución de seguridad pública profesional, disciplinada y respetuosa de los derechos humanos.

Esta mañana, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le envió un mensaje a su homólogo estadounidense Donald Trump: «ya no queremos la Iniciativa Mérida», dijo.

“No queremos el Plan Mérida, no queremos helicópteros artillados, queremos que haya inversión porque eso es lo que nos va a ayudar a serenar al país”, dijo AMLO en su conferencia mañanera.

Cabe recordar que la intención de López Obrador es que los estadounidenses inviertan en su plan de Desarrollo Integral para Centroamérica y el Sureste de México.

Para impulsar el desarrollo se proponen medidas como la integración comercial, incentivar la inversión y cambiar el enfoque en temas de seguridad.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reaccionó a la presentación que el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hiciera sobre el Plan Nacional de Paz y Seguridad que se seguirá en el próximo gobierno.

Señaló que ven con agrado las propuestas que formuló el gobierno electo, que dijeron buscan una reorganización de las instituciones dedicadas a la seguridad, empezando por la conformación de la Secretaría de Seguridad, y sacando dichas tareas de la Secretaría de Gobernación.

“En ese sentido, celebramos que el nuevo gobierno cuente ya con un plan de enfoque integral y transversal cuyo objetivo final sea recuperar la paz social que hemos perdido en los últimos años”, indicó la Confederación a través de un comunicado.

Informó que en los próximos días la Comisión Nacional de Seguridad y Justicia de la Coparmex estará dando un seguimiento de análisis, retroalimentación y propuesta a las ocho líneas de acción que conforman el Plan de Seguridad y Paz.

Señaló que recuperar la paz es un tema prioritario y fundamental para el Estado que requiere de la participación de todos, incluido dijo, el gobierno en turno que hasta el último día de su administración.

Enfatizó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto tiene la obligación y responsabilidad de atender el “gravísimo problema”.

La Coparmex finalizó afirmando que los mexicanos necesitan que los cambios en la estrategia de seguridad empiecen ya, pues de la batalla contra el crimen y la inseguridad dependerá la estabilidad de la economía y la seguridad de todos los mexicanos.