Tag

periodista

Browsing

Sujetos armados atacaron al periodista Rubén Darío Cruz y a los dos escoltas que tiene asignados dentro del Mecanismo de Protección a Periodistas del Gobierno, cuando salían del periódico donde trabaja en Cancún, Quintana Roo.

En entrevista con la agencia Efe, Cruz explicó que al salir del diario, donde cubre la fuente policiaca, se acercó un joven a la puerta para alertarle sobre un vehículo sospechoso, por lo que los escoltas optaron por trasladar al reportero a su casa por vías alternas.

«Salimos a toda prisa y nos encontramos el coche negro que nos seguía y doblaba hacia donde nosotros íbamos, pensamos que lo habíamos perdido, pero nos volvió a salir al paso», relató el comunicador. «Le dimos distancia al coche y doblamos por otra calle y de pronto lo teníamos de frente y ya estaban los tipos abajo del coche, uno se acercaba a nosotros con el arma en la mano», agregó.

El automóvil donde viajaba el periodista recibió un impacto de bala en el parabrisas del lado del copiloto.

«Fue uno de los escoltas quien dispara al ver que ese tipo se acerca con la pistola en la mano, dispara y es el impacto de salida que tiene el carro, eso fue lo que en realidad sucedió», relató el periodista.

Tras el ataque, los escoltas buscaron refugio en la cárcel de Cancún, que se ubica a unas calles y donde se encontraban varias patrullas.

Cruz está en el Mecanismo Federal de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas desde hace más de dos años tras amenazas y un intento de secuestro en Veracruz.

Junto con su familia se trasladó a Cancún, pero al poco tiempo de llegar se registró una serie de disparos al aire frente a su casa.

«Estaba tan feliz de que ya iba a poder andar solo con mi esposa en la calle, yo me quería liberar ya de esto, esto no es vida, estar así sinceramente no es vida», expuso el reportero.

«Es lamentable porque no sé si fue una acción fortuita, no sé si fue algo tramado, no te puedo decir, pero el destino nos hizo coincidir con estos canijos tres veces», concluyó.

La Fiscalía General de Quintana Roo anunció en sus redes sociales que inició una carpeta de investigación por la agresión.

Los hechos ocurren mientras México se posicionó como el «país en paz» más peligroso para la prensa, al concentrar 20% de los asesinatos de periodistas del mundo en 2022, con 13, según la organización Reporteros Sin Fronteras.

Sin embargo, otras asociaciones como la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) contabilizan cerca de 20 asesinatos de comunicadores en el país.

Foto: Twitter @RSF_esp

Autoridades detuvieron la noche de ayer, en el estado de Michoacán,, al presunto sicario y autor material del ataque al periodista Ciro Gómez Leyva, perpetrado el pasado 15 de diciembre en la Ciudad de México.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, confirmó en redes sociales que la detención se realizó en el estado de Michoacán.

El ahora detenido fue identificado como Héctor Eduardo «N»., de 32 años, quien fue capturado en el municipio de Tangancícuaro, en medio de un operativo en el que participó el Ejército, la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina, las Fiscalías de la Ciudad de México y de Michoacán.

El presunto sicario fue arrestado con base a una orden de aprehensión, por lo que la misma noche de ayer fue trasladado mediante un fuerte dispositivo a la capital.

El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, informó que su administración ha dado facilidades a las autoridades de la Ciudad de México para continuar las investigaciones por el ataque contra Gómez Leyva. El fiscal de la entidad confirmó la arresto.

En tanto, Claudia Sheinbaum afirmó que el detenido es la persona que viajaba como copiloto en la motocicleta que siguió al periodista y desde la cual dispararon contra él e impactaron el vehículo en el que viajaba la noche del 15 de diciembre antes de llegar a su casa en el sur de la Ciudad.

«Detuvieron en Michoacán al presunto responsable de disparar en contra de Ciro Gómez Leyva. Se trata de la persona que iba de copiloto en la moto el día del atentado. Nuestro compromiso es acabar con la impunidad», añadió Sheinbaum en un mensaje en Twitter.

Esta detención se produce luego de que en la madrugada del pasado 11 de enero, autoridades capitalinas detuvieron a 11 personas en 12 cateos llevamos a cabo de manera simultanea en diversos inmuebles de la Ciudad de México.

Ayer, el secretario de seguridad, Omar García Harfuch, confirmó la captura de otros cuatro implicados en el caso. En total suman 16 detenidos relacionados con el ataque al periodista.

El atentado ha causado polémica en México por tratarse de uno de los comunicadores más reconocidos del país y por la cobertura crítica que hace al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El Gobierno de Ciudad de México anunció esta mañana la detención de 10 personas relacionadas con el atentado contra el periodista Ciro Gómez Leyva, quien fue atacado a tiros en diciembre pasado del cual salió ileso.

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, reveló que las detenciones se lograron luego de una serie de cateos a cargo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Ciudad de México (SSC) y de la Fiscalía capitalina con la cooperación del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

«Como parte de la investigación del ataque contra el periodista @CiroGomezL, la madrugada de hoy @SSC_CDMX y @FiscalíaCDMX, con apoyo de #CNI, efectuaron 12 cateos simultáneos, hay 10 detenidos», notificó la mandataria capitalina en Twitter.

Aunque la funcionaria no ofreció más detalles, en estos momentos se lleva a cabo una conferencia de prensa donde se amplía la información.

Recordemos que el pasado 16 de diciembre, Gómez Leyva denunció en un primer momento, vía redes sociales, que dos personas le dispararon con la «clara intención» de asesinarlo.

«A las 11:10 pm, a 200 metros de mi casa, dos personas en una motocicleta me dispararon, al parecer con la clara intención de matarme. Me salvó el blindaje de mi camioneta que yo manejaba y he enterado del asunto a las autoridades», relató el comunicador en Twitter.

El atentado ha causado polémica en México por tratarse de uno de los comunicadores más reconocidos del país y por la cobertura crítica que realiza al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien un día después de lo sucedido se solidarizó con el periodista y prometió que el crimen no quedaría impune.

«Reitero, no habrá impunidad», remató la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en su mensaje de Twitter.

La noche de ayer, el periodista Ciro Gómez Leyva fue atacado a tiros, cuando viajaba en su vehículo, según informó el propio comunicador en sus redes sociales.

«A las 11:10 pm a 200 metros de mi casa dos personas en una motocicleta me dispararon, al parecer con la clara intención de matarme», informó el periodista desde su cuenta de Twitter.

«Me salvó el blindaje de mi camioneta que yo manejaba y he enterado del asunto a las autoridades», agregó Gómez Leyva, quien compartió imágenes de los impactos de bala en el parabrisas, una de las ventanillas y en la carrocería de su vehículo.

Más tarde indicó que hizo su declaración ante el Ministerio Público, y agradeció las muestras de solidaridad.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo en sus redes sociales que entró en contacto con el periodista tan pronto se reportó el hecho. «Nuestra solidaridad y apoyo», sostuvo Sheinbaum Pardo.

Precisó que se le brindó, a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), protección. Además, confirmó que se iniciaron las investigaciones correspondientes, con el apoyo de cámaras de C5.

En tanto, el titular de la SSC, Omar García Harfuch, aseguró que se va a detener a los responsables, y reiteró a Ciro Gómez Leyva, el respaldo de la Secretaría y del gobierno capitalino.

Esta mañana, en su programa de radio, indicó que, por lo que le dijo la autoridad, «me quiso matar anoche», sin embargo reiteró que lo salvó el blindaje de su automóvil.

Al respecto, esta mañana en su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador se solidarizó con Gómez Leyva, que dijo, fue víctima de un atentado.

Celebró que no hubo consecuencias fatales, reconociendo que el tema pudiera haber desatado «inestabilidad política».

«Es un periodista, un ser humano, pero además es un dirigente de opinión pública; y un daño a una personalidad como Ciro genera mucha inestabilidad política. Desde luego lo principal es que nadie debe ser molestado, afectado dañado y a nadie se le debe agredir y mucho menos quitarle la vida que es lo más sagrado, la vida humana», dijo AMLO.

El mandatario precisó que la indagatoria de lo sucedido se encuentra en curso, y reveló que las autoridades encargadas ya tiene un «avance». Detalló que ya se tiene  la identificación de una moto que se usaron las personas que atacaron al periodista.

«Vamos a darle seguimiento este asunto. Lo más importante es expresar nuestra solidaridad y decirle a Ciro que no está solo», añadió.

López Obrador dijo que la solidaridad con el periodista lo hacía «por convicción» pese a las diferencias que, señaló son notorias y de dominio público, hay entre los dos.

Y es que el periodista ha sido un fuerte crítico del gobierno de López Obrador, quien suele incluirlo en sus críticas a los medios y los periodistas.

Apenas el miércoles pasado, López Obrador afirmó durante su conferencia que escuchar a Gómez Leyva y a otros periodistas adversos a su gestión es «hasta dañino para la salud».

«Imagínense si nada más escucha uno a Ciro Gómez Leyva (…) hasta le puede salir a uno un tumor en el cerebro», dijo entre risas el presidente.

El ataque contra Gómez Leyva ocurre durante uno de los años más letales para los reporteros en México, con 13 de ellos asesinados en lo que va del año, según datos del gobierno, aunque organizaciones civiles manejan un número más elevado.

México es considerado el más peligrosos del mundo para ejercer la profesión, según un informe de la organización de defensa de periodistas Reporteros Sin Fronteras (RSF), que se publicó esta semana.

La causa de la muerte del periodista estadounidense Grant Wahl, que ocurrió el viernes pasado durante la cobertura del Mundial de Qatar 2022, fue la ruptura de un aneurisma de aorta, confirmó este miércoles su esposa, Celine Gounder.

«Se le hizo una autopsia aquí, en Nueva York, a cargo de la oficina forense de la Ciudad de Nueva York y mostró que (Wahl) tenía un aneurisma de aorta que se abrió», indicó Gounder, una especialista en enfermedades contagiosas y colaboradora médica de la cadena CBS.

Gounder dijo en entrevista a ese canal que el viernes comenzó a recibir mensajes por las redes sociales y correo electrónico y se dio cuenta de que «claramente algo estaba mal».

Los mensajes le informaron que su esposo había sufrido un colapso y fue llevado al hospital después de unos 20 minutos de reanimación cardiopulmonar.

«Yo seguía preguntando: ¿tiene pulso, tiene pulso? Si hubiese tenido pulso cuando salió del estadio eso hubiera sido una buena señal. Pero nadie me respondía lo que yo preguntaba», relató.

Tim Scanlan, agente de Wahl, había dicho que el periodista «aparentemente sufrió algún tipo de malestar agudo en la sala de prensa» del estadio durante el partido por cuartos de final entre Argentina y Holanda.

Wahl, de 49 años, recibió asistencia médica inmediata en el sitio, y ese cuidado continuó durante su traslado en ambulancia al Hospital General Hamad.

Wahl dijo en su podcast, «Fútbol con Grant Wahl», dos días antes de colapsar que tenía bronquitis y fue a la clínica médica dos veces. Había dicho en el podcast que no había vuelto al «100 por ciento», pero que se sentía mejor.

Eric Wahl, hermano del periodista, dijo tras la muerte que Grant Wahl había recibido amenazas de muerte y sugirió que fue asesinado, pero luego se desdijo de sus palabras.

Wahl estuvo en el ojo del huracán debido a que previo al partido de Estados Unidos ante Gales intentó entrar al Estadio usando una playera con un arcoíris (símbolo de la comunidad LGBT+) lo que ocasionó que fuera retenido en la entrada.

El periodista relató que un guardia le arrebató el celular y le exigió que dejara de grabar.

«Un guardia de seguridad me dijo que mi camiseta era ‘política’ y no estaba permitida. Otro se negó repetidamente a devolverme el teléfono. Otro guardia me gritó mientras estaba encima de mí, ya estaba sentado en una silla, que tenía que quitarme la camiseta», relató.

El periodista fue liberado después de estar 25 minutos detenido y recibió disculpas por parte de la FIFA.

Otros dos periodistas han fallecido durante el campeonato de fútbol que se inauguró el 20 de noviembre y concluirá el domingo próximo: el estadounidense Roger Pearce, de 65 años, y el fotógrafo catari Khalid al-Misslam.

Pearce, director técnico de ITV, murió repentinamente durante la noche del 21 de noviembre cuando estaba en su habitación de hotel, según informó esta semana ITV.

Khalid al-Misslam, que trabajaba para la cadena deportiva local de televisión Al Kass murió repentinamente el domingo, pero no se han dado detalles sobre la causa de su fallecimiento.

El periodista Pedro Pablo Kumul fue asesinado a balazos el lunes en Xalapa, Veracruz, informó este martes el medio para el que trabajaba.

Kumul es el decimonoveno comunicador asesinado en nuestro país en lo que va de año, según cifras de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), aunque dicha cifra difiere de las muertes que reconoce el gobierno federal.

El periodista era reportero y locutor de AX Noticias, medio en redes sociales que informó este martes de su asesinato a través de un comunicado y que exigió al gobernador del estado, Cuitláhuac García, investigar el crimen para dar con los responsables.

«Lamentamos el terrible suceso que aconteció esta tarde en la localidad del Castillo donde perdió la vida nuestro amigo, locutor y reportero de este medio de comunicación, AX Noticias, y de Es Amor 104.5 HD», informó el medio en su mensaje.

El crimen tuvo lugar la tarde de ayer en la localidad de El Castillo cuando, según informaron medios locales, le dispararon en varias ocasiones mientras conducía el taxi en el que también trabajaba, el cual acabó estrellado contra un poste de luz y donde fue hallado sin vida.

En el momento de los hechos, Kumul iba acompañado por su pareja sentimental, quien se salvó del ataque.

Los presuntos asesinos, según los mismos medios, huyeron del lugar antes de que llegaran los miembros de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Fuerza Civil y Fuerzas Federales.

«En AX Multimedios nos unimos en oración y acompañamos con mucho amor y respeto a la familia de nuestro compañero», añadió el medio de comunicación en el que trabajaba el periodista.

De acuerdo con el conteo de la Sociedad Interamericana de Prensa, son ya 19 los periodistas y trabajadores de medios asesinados en México en 2022. Con este último, son 155 los comunicadores asesinados en posible relación con su labor periodística en el país desde 2000, según la organización Artículo 19.

El periodista Fredid Román fue asesinado la tarde de ayer en Chilpancingo, Guerrero, con lo que suman 15 comunicadores muertos en lo que va del 2022 en nuestro país.

Román fue atacado a balazos cuando estaba dentro de su automóvil en la colonia Progreso, de Chilpancingo, capital del estado.

De acuerdo con reportes de la Policía Estatal, Fredid Román quedó herido al interior del vehículo. Sin embargo, cuando llegaron paramédicos de la Cruz Roja, el periodista ya había fallecido por los impactos de bala recibidos en distintas partes del cuerpo.

«Personal ministerial y de los servicios periciales se trasladaron al lugar de los hechos para llevar a cabo los actos de investigación correspondientes que permitan obtener los datos de prueba necesarios para esclarecer los hechos», informó la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guerrero.

Además, las autoridades confirmaron que se dio inicio a una carpeta de investigación por el delito de «homicidio por arma de fuego, en contra de quienes resulten responsables, en agravio de Fredid ‘N'».

Actualmente Román redactaba la columna La Realidad Escrita con circulación en medios locales. Anteriormente fue fundador del extinto diario impreso La Realidad; también dirigió Expresión Popular y colaboró en distintos medios de comunicación en el estado.

Publicó su último artículo horas antes de ser asesinado, en el hablaba sobre el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa secuestrados, torturados y asesinados la noche del 27 de septiembre de 2014 en Iguala, también en el estado de Guerrero.

En su artículo ‘Crimen de Estado’ criticaba la decisión de exculpar al que fuera presidente, Enrique Peña Peña Nieto, y al que era ministro de Defensa, Salvador Cienfuegos, «jefes político y militar» de Jesús Murillo Karam, encargado de aquel caso y que fue detenido tras la investigación de una comisión sobre aquello.

La Fiscalía de Guerrero señaló que una de las líneas de investigación que se siguen podría estar relacionada con el asesinato del hijo de Fredid Román, ocurrido en Ocotito, Chilpancingo, el pasado 1 de julio, más no por su ejercicio periodístico.

La asociación Club de Periodistas de Guerrero manifestó en un escrito que, si bien su colega no tocaba temas de violencia, en días pasados acudió a la FGE a exigir justicia por el asesinato de uno de sus familiares.

«A la Fiscalía General de Guerrero le exigimos pronta investigación del homicidio así como de una presunta filtración de la exigencia de justicia que hizo nuestro compañero ante ese órgano de procuración de justicia», dice el documento.

En tanto, la FGE de Guerrero sostuvo que «efectúa trabajos de investigación y seguimiento para el esclarecimiento de los hechos, a fin de que se aplique la ley a los responsables de diversos delitos».

Con el asesinato de Fredid Román suman 16 periodistas asesinados en Guerrero del año 2000 a la fecha, y es el segundo asesinado en el actual gobierno estatal.

Recientemente, el representante adjunto en México de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) advirtió que “el número de asesinatos de periodistas que se registra en México es motivo de preocupación”.

Según cifras de la organización Artículo 19, desde el 2000 al menos 154 comunicadores han sido asesinados en México en posible relación con su labor periodística. Mientras que en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se han contabilizado alrededor de 2,000 agresiones contra la prensa, incluyendo 40 asesinatos, 15 en lo que va de este año.

Al respecto, esta mañana durante su conferencia en Palacio Nacional, el presidente se refirió al asesinado como un «lamentable caso» y dijo que ya se está atendiendo.

Envío un abrazo a los familiares y amigos de Fredid Román, y expresó su tristeza por el crimen.

«Ya estamos trabajando, hoy en la mañana lo tratamos durante la reunión de seguridad, y pasado mañana ya les tenemos informe, lo mismo de otros casos, o sea que se está avanzando», remató.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó este viernes el crimen del periodista Juan Arjón López, asesinado en la ciudad de San Luis Río Colorado, Sonora.

“La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condena y llama a esclarecer el asesinato del periodista Juan Arjón López en Sonora”, dijo el organismo en un comunicado.

El martes, el cuerpo de Arjón López, titular del programa “A qué le temes”, fue encontrado sin vida, a una semana de que fuera visto por última vez. Fue localizado a unos kilómetros de la frontera con Arizona, Estados Unidos.

ONU-DH recordó que el reportero divulgaba, entre otros temas, denuncias ciudadanas de la zona de San Luis Río Colorado, así como reportes de hechos policiacos y, adicionalmente, trabajaba en un restaurante de su localidad.

Señaló que de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de Sonora, la causa de muerte de Arjón López indicaría que podría tratarse de un homicidio por traumatismo craneoencefálico, además de presentar otras marcas de golpes violentos en su cuerpo.

El crimen del reportero independiente se convirtió en el decimocuarto asesinato que ocurre en el país contra periodistas en lo que va de 2022, aunque el gobierno federal reconoce 12, de los que ayer informó hay 29 detenidos o buscados, de los cuales 21 ya han sido vinculados a proceso.

“El número de asesinatos de periodistas que se registra en México es motivo de preocupación”, comentó Jesús Peña Palacios, representante adjunto en México de la ONU-DH.

Peña Palacios refirió que una de las medidas más eficientes contra la reiteración de los homicidios y agresiones “es la lucha contra la impunidad, es decir, llevar a los autores tanto materiales como intelectuales ante la justicia”, añadió.

La ONU-DH, que expresó sus condolencias y solidaridad con los familiares del reportero, instó a que no se descarte la labor periodística de Arjón López como una de las líneas de la investigación, “recordando que los antecedentes personales de la víctima no anulan los riesgos específicos que enfrentan las y los periodistas”.

Según cifras de la organización Artículo 19, desde 2000, al menos 154 comunicadores han sido asesinados en México en posible relación con su labor periodística. Desde que el presidente López Obrador llegó al poder se han contabilizado alrededor de 2,000 agresiones contra la prensa en el país, incluyendo 39 asesinatos.

Este miércoles se reportó el asesinato del periodista Ernesto Méndez, director del medio Tu Voz, quien fue asesinado en San Luis de la Paz, Guanajuato.

De acuerdo con las primeras versiones, el periodista se encontraba en un bar, propiedad de su familia, cuando un grupo armado llegó al lugar y abrió fuego. No fue la única persona que perdió la vida; en total se reporta la muerte de cuatro de los presentes, mientras que dos más resultaron heridos.

El Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas y Artículo 19 informaron sobre el asesinato, aunque señalaron que tiene conocimiento que el periodista tenía antecedentes de amenazas.

Artículo 19 pidió a FEADLE de la Fiscalía General de la República (FGR) atraer el caso y considerar su labor informativa como móvil del crimen.

También hizo un llamado al Mecanismo de protección de personas defensoras y periodistas a contactar a familiares y colega de Ernesto a fin de otorgar las medidas de protección necesarias.

“Exigimos al Estado Mexicano actuar de manera urgente para frenar este fenómeno (asesinatos de periodistas) y nos unimos al dolor de la familia, amigxs y colegas de Ernesto.

Ernesto Méndez fue colaborador del medio Zona Franca y El Correo. Su muerte sumaría 13 periodistas asesinados en lo que va del año, aunque el gobierno federal solo reconoce 10.

Apenas ayer, la Sociedad Interamericana de Prensa, entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas, otorgó el Gran Premio a la Libertad de Prensa in memoriam a 13 periodistas mexicanos asesinados desde octubre pasado hasta la fecha.

Los 13 periodistas asesinados en México, a quienes se les confirió el Gran Premio a la Libertad de Prensa son: Sheila Johana García Olivera y Yessenia Mollinedo Falconi, asesinadas en mayo en Veracruz; Luis Enrique Ramírez, muerto en Sonora en mayo; Armando Linares, fallecido en marzo en Michoacán; Juan Carlos Muñiz, asesinado en marzo en Zacatecas; Heber López Vásquez, muerto en febrero en Oaxaca; Lourdes Maldonado y Margarito Martínez, asesinados en Baja California en enero; José Luis Gamboa, fallecido en enero en Veracruz; Alfredo Cardoso Echeverría y Fredy López Arévalo, asesinados en octubre del 2021 en Guerrero y Chiapas respectivamente.

Además, se reconoció a Roberto Toledo y Jorge Camero, asesinados en enero y marzo de este año en Sonora y Michoacán respectivamente, aunque sus crímenes no son reconocidos por el gobierno en relación con su profesión.

La otra muerte que no fue reconocida por SIP pero que sucedió este año es la de Antonio de la Cruz, quien fue asesinado a finales de junio en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

El periodista Antonio de la Cruz fue asesinado este miércoles en las inmediaciones de su domicilio, en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Los primeros reportes señalan que De la Cruz fue atacado en el fraccionamiento Puerta de Tamatán, resultado heridas también su esposa y su hija.

El grupo editorial Expreso-La Razón, de donde Antonio de la Cruz era colaborador, exigió a las autoridades hacer justicia, y que el crimen no sea otro más que quede impune.

Por su parte el diputado local de Movimiento Ciudadano, Gustavo Cárdenas, afirmó en un breve encuentro con los medios que los principales sospechosos del asesinato «son los del gobierno del estado».

«Es un lamentable que estos cabrones del gobierno hayan asesinado a un hombre de bien (…) comprobado lo tengo», dijo al exigir al Fiscal del Estado que se haga justicia.

Indicó que Antonio denunciaba los actos de corrupción del gobierno estatal actual, aunque negó que haya recibido amenazas de muerte previamente.

Con la muerte de Antonio de la Cruz, suman 12 los periodistas asesinados en lo que va del año. Se contabiliza la muerte de otros comunicadores en lo que va de 2022:

  • José Luis Gamboa Arenas, de Veracruz.
  • Margarito Esquivel Martínez y Lourdes Maldonado, de Baja California.
  • Roberto Toledo y Armando Linares, de Michoacán.
  • Heber López, de Oaxaca.
  • Jorge Luis Camero Zazueta, en Sonora
  • Juan Carlos Muñiz, en Zacatecas
  • Luis Enrique Ramírez Ramos, Sinaloa
  • Yessenia Mollinedo Falconi y Sheila Johana García Olivera, de Veracruz.

Sin embargo, para el gobierno federal, la cifra de comunicadores asesinados en relación a su labor se reduce a nueve.

Otro periodista fue encontrado sin vida ayer en Sinaloa, convirtiéndose en el noveno comunicador asesinado en el país en lo que va del año.

La Fiscalía de Sinaloa informó que el cuerpo de Luis Enrique Ramírez Ramos fue hallado en un camino de tierra cerca de Culiacán.

Luis Enrique Ramírez era columnista del diario El Debate, pero a lo largo de su carrera trabajó en diferentes medios de comunicación de Sinaloa como el Noroeste y Milenio, entre otros y en el año 2011 el periodista tuvo que salir de Culiacán luego de que asesinaran a un colega.

Durante ese lapso dejó el estado y se acogió al Mecanismo de Protección a Periodistas del Gobierno federal debido a que su caso fue considerado como persecución política pero volvió a Sinaloa en 2012 y fundó el diario digital Fuentes Fidedignas.

El sitio de noticias para el que trabajaba Ramírez Ramos, «Fuentes Fidedignas», informó que había sido secuestrado cerca de su casa.

Ramírez Ramos aparece como «director fundador» en el directorio del sitio web, que ha reportado relativamente poco sobre la violencia a manos de cárteles del narcotráfico en la entidad. Sin embargo, Fuentes Fidedignas sí reporta sobre disputas políticas locales, que compañeros del gremio apuntan como un tema riesgoso para los periodistas en México.

El Comité para la Protección de los Periodistas lamentó el asesinato y llamó «urgentemente a las autoridades a investigar los hechos».

Francisco Chiquete, reportero de Culiacán, dijo que Ramírez Ramos era un periodista muy profesional y capaz, y señaló que desde 2015 había expresado temores sobre represalias por su trabajo. Sin embargo, Chiquete comentó que no estaba al tanto de que su colega enfrentara alguna amenaza reciente.

Muchos asesinatos de periodistas en los últimos años en México han sido atribuidos a los cárteles de la droga, y los periodistas de las ciudades más violentas del país, como Culiacán, a menudo evitan los temas de narcotráfico por su propia seguridad.

En una entrevista de 2015 con la estación de radio MVS luego del asesinato del reportero Humberto Millán, Ramírez Ramos dijo que él no escribía sobre narcos, ni bien ni mal, pero que Millán tampoco lo hacía y eso no fue suficiente para que siguiera vivo.

La fiscal de Sinaloa, Sara Bruna Quiñonez, confirmó la muerte del comunicador a través de sus cuentas oficiales de las redes sociales y detalló que el cuerpo fue localizado en un camino de terracería por la carretera «El Ranchito».

«Nuestras sinceras condolencias a su familia y nuestro compromiso de trabajar en esclarecer este hecho», agregó en su cuenta de Twitter.

El Congreso del Estado de Sinaloa condenó el crimen del periodista y exigió en redes sociales a las autoridades correspondientes «un pronto esclarecimiento y se castigue al o a las personas responsables. Nos solidarizamos con su familia y gremio periodístico».

«ARTÍCULO 19 lamenta y condena la desaparición y posterior asesinato del columnista del diario El Debate y fundador del diario digital Fuentes Fidedignas, Luis Enrique Ramírez, en Culiacán, Sinaloa, e informa que documenta los hechos», posteó por su parte la organización, que pidió a la Fiscalía de Sinaloa esclarecer el asesinato.

Autoridades de Michoacán ofrecen una recompensa de 100,000 pesos a quien proporcione información que permita la captura de dos presuntos sicarios, involucrados en el asesinato del periodista Armando Linares López.

Adrián López Solís, fiscal general en Michoacán, informó que la Fiscalía estatal solicitará en las próximas horas la colaboración de la Interpol, ante la posibilidad de que ambos prófugos hayan abandonado o intenten huir de México.

El fiscal reveló que los dos presuntos asesinos fueron identificados como Carlos Gerardo Sánchez Mendoza y Magdiel Urbina Chimal, de 21 y 39 años de edad respectivamente, en contra de quienes ya existen órdenes de arresto por el delito de homicidio calificado.

“Estamos solicitando, de manera oficial, la colaboración de las autoridades homólogas en el país para la difusión de la cédula (de búsqueda), y se hará lo propio ante la Dirección General de Asuntos Policiales Nacionales e Interpol, para la emisión de la ficha roja, con el fin de la búsqueda, localización y detención de estos sujetos”, dijo el fiscal de Michoacán en conferencia de prensa.

Armando Linares, director del portal de noticias Monitor Michoacán, con sede en Zitácuaro, fue asesinado a tiros el pasado 15 de marzo, a las afueras de su casa.

Su muerte ocurrió luego de que el 31 de enero, Armando Linares alzara la voz por el asesinato de Roberto Toledo, reportero y colaborador de Monitor Michoacán. Las investigaciones por el crimen de Roberto Toledo permanecen sin avances.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) condenó esta mañana el asesinato del periodista Armando Linares en Michoacán, y aseguró que no habrá impunidad en el caso.

«Lamento muchísimo lo del asesinato del periodista de Zitácuaro de ayer. Ya estamos haciendo la investigación, se les va a informar», dijo el mandatario desde Palacio Nacional; adelantó que mañana, durante el informe de seguridad, se abordará el crimen.

Hace un mes y medio, un compañero de Armando Linares del mismo medio de comunicación, Roberto Toledo, también fue asesinado.

«Dos cosas les adelanto. Una que no son crímenes de Estado. Nunca jamás nosotros vamos a mandar a matar a nadie. Ya no es el tiempo del ‘mátalos en caliente’ y segundo, cero impunidad», añadió López Obrador.

Como se ha vuelto costumbre, el presidente recordó acciones del pasado; dijo que cuando se desató la violencia con el presidente Felipe Calderón no había sistemas de protección a periodistas ni tampoco se clasificaban como feminicidios los asesinatos de mujeres. «Imperaba la impunidad», acusó.

«Ahora estamos aplicados en proteger a los ciudadanos, proteger a los defensores de derechos humanos, proteger a los periodistas. Y repito, el Estado no reprime, no asesina. Y tampoco se permite la impunidad. (…) Mi abrazo para los familiares y amigos de este periodista asesinado», remarcó.

«Insisto, no hay en ninguno de estos asesinatos elementos para señalar como responsables a servidores públicos. Esto es muy importante, porque si no los del Parlamento Europeo, que defienden intereses de empresas corruptas, utilizan estos lamentables casos para golpear a nuestro Gobierno, como lo hacen los periodistas mercenarios», retomó el mandatario.

López Obrador adelantó que en la información que tienen, se sabe que a los periodistas los mataron «bandas de delincuentes», que surgieron «en el periodo neoliberal».

«En ese lamentable caso, de tres periodistas de ese portal de noticias, dos tenían protección, porque el finado no aceptó la protección. Desde luego esto no justifica nada, pero se tiene que conocer toda la verdad y tenemos que ser muy puntuales», añadió.

Luego de las declaraciones de AMLO, un periodista pidió que se «ahorrara» las condolencias, pues dijo, había mucha indignación entre el gremio periodístico de la entidad. El reportero habló de «emergencia nacional» y pidió una campaña de «prevención», más allá del mecanismo existente.

Al respecto, periodistas de Michoacán, exigieron al presidente seriedad para tratar el asesinato de Armando Linares.

A través de un posicionamiento en redes sociales, más de 140 reporteros, fotógrafos y camarógrafos adheridos al colectivo #NiUnoMásMichoacán, acusaron que la administración de López Obrador, el gobierno de Michoacán y la Fiscalía General del Estado (FGE), ignoraron las amenazas que denunció Armando Linares López el pasado 31 de enero, cuando sicarios también asesinaron a balazos a su compañero reportero Roberto Toledo, en un despacho jurídico del municipio de Zitácuaro.

«Este martes el compañero Armando Linares López, director de Monitor Michoacán, fue asesinado en su hogar en Zitácuaro, frente a sus hijos. Armando denunció públicamente en diferentes momentos amenazas en su contra y de personal de Monitor Michoacán», apuntó el colectivo en su mensaje.

Recordó que el 31 de enero, Roberto Toledo Barrera, quien laboraba en Monitor Michoacán fue también cobardemente asesinado. «Tras el asesinato de Roberto fuimos testigos de la actuación institucional del gobierno Federal y el Estatal para desestimar las amenazas contra los compañeros de Monitor Michoacán».

Armando Linares López fue asesinado a balazos este martes frente a su familia, en el interior de su hogar ubicado en la colonia Carabanchel de Zitácuaro, colindante con el Estado de México.

Según la organización Reporteros Sin Fronteras, desde el inicio de año hasta la fecha en México hay ocho periodistas asesinados por su labor, incluida la de Linares.

El gobierno de Michoacán, que encabeza el morenista Alfredo Ramírez Bedolla, anunció que colaborará con las investigaciones que ha iniciado la Fiscalía, en torno al asesinato de Armando Linares.

Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Adrián López Solís, no reporta avances en las investigaciones por el asesinato de Armando Linares y su compañero reportero Roberto Toledo.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, expresó este martes la preocupación de la Alianza por que Rusia pueda orquestar una operación falsa que incluya la utilización de armas químicas en Ucrania, a la que ha acusado previamente de albergar ese tipo de armamento.

“Estamos preocupados por que Moscú pueda montar una operación de falsa bandera que posiblemente incluya armas químicas”, indicó Stoltenberg en una rueda de prensa previa a la reunión de ministros aliados de Defensa del miércoles, al tiempo que alertó de las “absurdas denuncias” de Moscú sobre «laboratorios bioquímicos y armas químicas en Ucrania”.

Preguntado si este escenario provocaría la intervención de la OTAN en el conflicto ucraniano, el político noruego ha rehuido esta opción limitándose a decir que Rusia «pagará un alto precio» si emplea este tipo de armas. «No voy a especular sobre una respuesta militar de la OTAN», subrayó.

Sobre la OTAN, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenskyy, dijo este martes que su país tiene que aceptar que no se convertirá en un miembro de la OTAN, una de las principales razones usadas por Rusia para justificar su invasión.

«Ucrania no es un miembro de la OTAN. Lo entendemos. Durante años hemos escuchado que las puertas estaban abiertas, pero también hemos escuchado que no podríamos unirnos. Esa es la verdad y hay que reconocerla», dijo el presidente en una videoconferencia con responsables militares.

Por su parte la Asociación Nuclear Mundial (WNA) urgió la necesidad de un acuerdo entre Rusia y Ucrania para que las centrales nucleares, así como otras instalaciones críticas afectadas por la guerra «salgan fuera de este conflicto bélico inventado por los rusos».

La directora general de la WNA, Sama Bilbao, señaló que al día de hoy, la situación de los 15 reactores nucleares que operan en Ucrania es estable, dentro de lo que significa estar en guerra, y explicó que en temas de seguridad todas las plantas hacen varias veces al año test con participación de servicios locales, regionales y nacionales para tener siempre un plan de emergencia listo.

Las centrales nucleares en Europa, en el peor de los escenarios posibles, están diseñadas para «aguantar el ataque e impacto de un misil», dependiendo de la magnitud explosiva, señaló Salma Bilbao.

Y es que se informó que militares rusos controlan las centrales nucleares de Chernóbil y Zaporiyia junto con guardias y personal ucranianos.

Alexey Polishchuk, director del Segundo Departamento del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia,  dijo además que las dos centrales habían vuelto a operar con normalidad, y que los niveles de radiación eran también normales, «lo cual está confirmado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)».

Mientras las preocupaciones por los efectos secundarios de la guerra crecen, las tropas rusas mantienen e intensifican sus  ataques, y ahora alcanzaron un vecindario residencial en Kiev y provocan un gran incendio y una frenética operación de rescate en un edificio de departamentos de 15 pisos. Al menos una persona falleció y otras siguen atrapadas en el interior.

El Ejército ucraniano explicó en un comunicado que los ataques eran de artillería y que alcanzaron el distrito de Svyatoshynskyi, en el oeste de la capital ucraniana, cerca del suburbio de Irpín, que ha sido testigo de algunas de las peores batallas de la guerra.

Las fuerzas rusas han intensificado también los ataques nocturnos sobre los suburbios occidentales de Irpín, Hostomel y Bucha, dijo el máximo responsable de la región de Kiev, Oleksiy Kuleba, en la televisión ucraniana.

Por otra parte, las tropas de Moscú han reanudado sus esfuerzos para tomar la importante ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur, y lanzaron nuevos ataques de artillería sobre el centro de Járkiv, en el este, explicó el Estado Mayor del Ejército ucraniano en Facebook.

También se informó que la mujer que irrumpió en medio del informativo de una televisora rusa pro-Kremlin con una pancarta contra la guerra en Ucrania podría ser condenada a hasta 15 años de cárcel, dijo su abogado el martes.

«Calculo que mi cliente, Marina Ovsiannikova, corre el riesgo de ser objeto de un juicio penal y no administrativo, en virtud de una nueva ley que prevé hasta 15 años de cárcel», dijo Daniil Berman. «Hay muchas posibilidades de que las autoridades decidan dar ejemplo para que otros detractores se callen», agregó.

Ovsiannikova es empleada de la televisión Pervy Kanal, muy cercana al poder ruso. El lunes por la noche irrumpió en medio del informativo y se situó detrás de la presentadora con una pancarta en la que se leía: «No a la guerra, no crean la propaganda. Aquí les están mintiendo».

Y es que las autoridades rusas aprobaron hace unos días una ley que castiga con hasta 15 años de cárcel la publicación de «informaciones calumniosas» sobre el ejército ruso. Marina Ovsiannikova, madre de dos niños pequeños, podría verse incluida en esta ley, según su abogado.

Al respecto, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció que ofrecerá asilo a la periodista.

Macron aseguró la puesta en marcha de contactos diplomáticos para dotar de algún tipo de «protección» a Ovsiannikova, poco después de que el Kremlin describiese como «vandalismo» la protesta que llevo a cabo la periodista ante las cámaras del Canal 1.

Moscú también informó este martes que había incluido al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, al secretario de Estado, Antony Blinken, y a otros funcionarios de alto rango de Washington en una «lista de exclusión» que les prohíbe entrar en el país.

Sus nombres, junto con el del secretario de Defensa, Lloyd Austin, el jefe de la CIA, William Burns, el consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, y otros, fueron incluidos en una lista de 13 personas a las que se les prohibió la entrada a Rusia en respuesta a las sanciones impuestas por Washington a funcionarios rusos.

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton también aparece en la lista.

Pero el Ministerio de Asuntos Exteriores dijo que mantenía relaciones oficiales con Washington y que, si era necesario, se aseguraría de que los contactos de alto nivel con las personas de la lista pudieran tener lugar.

El periodista y funcionario público Jorge Luis Camero Zazueta, conocido como El Choche, fue asesinado a balazos en el municipio de Empalme, Sonora, informó este viernes la Fiscalía General de Justicia (FGJ) del estado.

«Nuevo asesinato de periodista en México. Matan a Jorge Camero en el estado de Sonora. Reporteros Sin Fronteras (RSF) está documentando los hechos y pide una investigación ejemplar a la Fiscalía de Sonora», dijo RSF en Twitter.

Según explicó la Fiscalía de Sonora, la agresión se registró el jueves en la noche en la colonia Libertad, en Empalme.

«Privaron de la vida con proyectiles de arma de fuego a Jorge Luis Camero Zazueta ‘El Choche'», y el caso ya es investigado en coordinación con integrantes de la mesa de seguridad», informó la Fiscalía de Sonora.

Según la Fiscalía estatal, Camero, que fue asesinado de ocho balazos en el interior de un gimnasio, trabajaba también en el Ayuntamiento de Empalme pero había pedido una licencia de descanso el pasado 9 de febrero, «cuando en un vídeo que circuló en redes sociales fue objeto de señalamientos y de participar en una estructura criminal».

Por ello, explicó la Fiscalía estatal, el asesinado «era sujeto a una investigación en una carpeta por el delito de homicidio».

«Se le menciona como quien tenía un portal en Facebook denominado El Informativo, que fue creado en mayo de 2018, sin que hasta el momento se haya podido confirmar», detalló la Fiscalía estatal.

De confirmarse que el asesinato del reportero y funcionario público se debió a su labor periodística, Camero sería el sexto comunicador asesinado en México en lo que va de año.

«Esta noche asesinan al editor del sitio web El Informativo de Sonora, Jorge ‘el Choche’ Camero. Actualmente era secretario particular del alcalde en Empalme, Luis Fuentes Aguilar. Sin embargo, ejercía dando su opinión y línea editorial desde su portal informativo», denunció en Twitter la ONG Periodistas Desplazados y Agredidos.

Desde el año 2000 hasta la fecha, la organización Artículo 19 ha documentado 150 asesinatos de periodistas en México, en posible relación con su labor profesional. De estos, 47 se registraron durante el mandato del presidente Enrique Peña Nieto y al menos 30 en el actual administración.

Este crimen se produce en la misma semana en que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, expresó en Twitter su preocupación por la violencia contra la prensa en México, lo cual fue cuestionado por López Obrador, quien señaló que el funcionario estadounidense estaba «mal informado».