Tag

Putin

Browsing

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, felicitó al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, después de que el Colegio Electoral ratificara su triunfo en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre.

«El presidente de Rusia, Vladimir Putin, envió un telegrama de felicitación a Joseph Biden con motivo de su victoria en las elecciones a la Presidencia de Estados Unidos», informó la Presidencia de Rusia, en un comunicado difundido en ruso y en inglés.

Putin señaló que la cooperación basada en la igualdad y el respeto mutuo va en beneficio de los intereses de Rusia y de Estados Unidos y de la comunidad internacional.

«Rusia y Estados Unidos, dos naciones con una gran responsabilidad por la seguridad y la estabilidad global, pueden contribuir, pese a sus discrepancias, a la solución de muchos problemas y desafíos que afronta actualmente el mundo», se destacó en el menaje-

«Por mi parte, estoy listo para la interacción y los contactos con usted», añadió el presidente de Rusia.

Recordemos que Putin no felicitó a Joe Biden después de que las proyecciones de los medios estadounidenses dieran al demócrata como vencedor de las elecciones. A diferencia de otros líderes internacionales, el mandatario ruso decidió esperar hasta el día en que el Colegio Electoral de Estados Unidos otorgara oficialmente a Biden más de 300 de los 270 votos necesarios para lograr la victoria.

Al igual que Putin, otro líder mundial que no había felicitado a Biden, el presiente polaco Andrzej Duda, envió su felicitación al demócrata. En una carta, Duda le desea a Biden «un período presidencial muy exitoso».

Duda es parte de una coalición gobernante de derecha acusada por la Unión Europea de prácticas antidemocráticas. Fue un estrecho aliado de Trump e incluso cierta vez sugirió bautizar una base militar «Fuerte Trump». Duda fue respaldado por Trump durante su campaña reeleccionista e invitado a La Casa Blanca la noche antes de las elecciones.

Quien también se unió a las felicitaciones fue el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, quien a través de sus redes sociales se dijo dispuesto a trabajar con el futuro gobierno que encabezará el demócrata.

«Saludos al presidente Joe Biden, con mis mejores deseos y la esperanza de que Estados Unidos siga siendo ‘la tierra de los libres y el hogar de los valientes'».

Confió en seguir construyendo una alianza Brasil-Estados Unidos, en defensa de la soberanía, democracia y libertad en todo el mundo, así como en la integración económico-comercial en beneficio de ambos países.

El portavoz de la Presidencia de Rusia, Dimitri Peskov, aseguró este jueves que el presidente del país, Vladimir Putin, felicitará «a su debido tiempo» al candidato demócrata, Joe Biden, por su victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos del pasado 3 de noviembre.

Al más puro estilo AMLO, quien ayer se expresó en los mismos términos, el portavoz ruso añadió que se esperará a que el recuento de votos termine, pues indicó que todavía se lleva a cabo en varios estados de EUA.

«El presidente felicitará al presidente electo de EEUU a su debido tiempo, justo después de que se haga el balance de las elecciones», contestó Peskov a un periodista que le preguntó si el silencio de Putin ante la victoria de Biden podría interpretarse como que no reconoce su triunfo en las urnas y que espera que Donald Trump consiga revertir los resultados en los tribunales.

«Es una interpretación absolutamente incorrecta», añadió el portavoz presidencial ruso, que ha hecho hincapié en que los resultados oficiales de los comicios presidenciales todavía no se han publicado y en que Biden se considera presidente electo únicamente por las proyecciones de los medios estadounidenses.

Preguntado sobre si influirá en Putin el hecho de que numerosos dirigentes internacionales, incluido el presidente de China, ya han felicitado a Biden, Peskov ha dicho que no será así. «No en absoluto».

En cuanto al futuro de las relaciones con Estados Unidos tras la llegada de Biden a La Casa Blanca, Peskov dijo que prefería no hacer pronósticos. «Últimamente nuestros colegas estadounidenses han sido mucho menos previsibles que antes, así que no vamos a pronosticar nada en nuestras relaciones bilaterales», remató.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió en que el gobierno mexicano no está de acuerdo con las muestras de felicitación por anticipado, por lo que esperarán a que termine el proceso electoral en Estados Unidos, para que México se posicione y felicite a Biden.

López Obrador argumento que era un asunto que tenía que ver con la política exterior de México, que se ajusta a lo que establece la Constitución, el artículo 89 de la Constitución: la no intervención y la autodeterminación de los pueblos,

AMLO pidió no «adelantar tiempos», al tiempo que aseguró que México no tiene problemas con ningún gobierno extranjero ni con ningún partido del extranjero, y que lo único que buscan es apegarse a la política de principios que se abandonó durante mucho tiempo en materia de relaciones internacionales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó este lunes tener alguna diferencia con el virtual ganador de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, Joe Biden, y reiteró que esperará a que las autoridades de ese país se pronuncien de forma definitiva sobre los comicios para felicitarlo.

«La postura del Gobierno que represento es la de esperar a que las autoridades de Estados Unidos encargadas del proceso electoral decidan sobre el ganador de la presidencia», dijo López Obrador.

AMLO dijo que no está a favor de ningún partido en Estados Unidos, y aunque aseguró que su gobierno tiene buena relación con el presidente Donald Trump, enfatizó que no tiene ninguna diferencia con Biden o con el Partido Demócrata. Insistió que a Biden «incluso lo conocí hace ocho o 10 años»

Así, el mandatario se mantiene en lo expresado desde el pasado fin de semana, en que indicó que esperará a que se resuelvan los «asuntos legales» de las elecciones presidenciales de Estados Unidos para fijar su postura sobre el resultado de los comicios.

«No queremos ser imprudentes, no queremos actuar a la ligera y queremos ser respetuosos de la autodeterminación de los pueblos», señaló AMLO en una conferencia de prensa que ofreció desde Tabasco.

López Obrador reconoció el trato que el actual presidente estadounidense ha dado a México. «El presidente Trump ha sido muy respetuoso con nosotros y hemos logrado muy buenos acuerdos y le agradecemos porque no ha sido injerencista y nos ha respetado», aseguró.

AMLO explicó que quiere evitar repetir lo que él vivió como contendiente presidencial. Recordó que en las elecciones que le dieron el triunfo al expresidente Felipe Calderón varios mandatarios mundiales felicitaron a su entonces rival cuando «todavía no había un cómputo legal».

Sobre el tema, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que prevé una «etapa con enorme potencial» entre Estados Unidos y México.

«Lo que vemos venir es una etapa con enorme potencial (…) por lo que escuché del discurso de Joe Biden, es evidente que vamos a tener una política de cooperación mundial y con México», dijo Ebrard en una conferencia de prensa.

El funcionario reconoció que la relación de México y Estados Unidos «es estratégica y hay que cuidarla mucho, y el presidente ha sido lo suficientemente razonable y cuidadoso para que esa relación se de».

Las declaraciones de Ebrard se dieron en medio de reclamos de políticos mexicanos de oposición al presidente por su tardanza en el reconocimiento a Biden.

En el mismo sentido que López Obrador se pronunció el presidente ruso, Vladímir Putin, quien dijo que felicitará al presidente electo de Estados Unidos en cuanto estén los resultados oficiales de las elecciones presidenciales estadounidenses.

«Quiero decir lo siguiente: consideramos adecuado esperar la información oficial de las elecciones», dijo el portavoz de Putin, Dmitri Peskov, en una rueda de prensa.

El portavoz del Kremlin recordó que el presidente ruso «ha dicho en reiteradas ocasiones que respetará cualquier elección del pueblo estadounidense y estará dispuesto a trabajar con cualquier presidente de Estados Unidos».

Peskov recalcó que, en cualquier caso, las autoridades rusas esperan establecer un diálogo con el próximo presidente de EUA y «acordar conjuntamente las vías para normalizar las relaciones bilaterales», que se encuentran en un momento muy bajo.

«Especialmente porque una parte significativa de estas relaciones bilaterales, en particular la estabilidad estratégica y seguridad, atañen no solo a nuestros dos pueblos sino, de facto, a todos los pueblos del mundo», añadió el portavoz del Kremlin, en referencia al control de armas nucleares.

El único acuerdo de reducción de armas nucleares en vigor entre las dos potencias, el START 3 o Nuevo START, expirará el próximo 5 de febrero, sin que de momento ambos países hayan podido acordar una extensión del mismo.

Al abordar la relación entre México y Estados Unidos a raíz de la detención del general Salvador Cienfuegos, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre cómo sería la relación entre ambos países si el candidato demócrata gana la elección del próximo martes.

¿Gane quien gane (la elección) la relación será buena con Estados Unidos?, se le preguntó al mandatario, a lo que indicó que México tiene una muy buena relación con el gobierno de Estados Unidos, e hizo énfasis en que con el gobierno del presidente Donald Trump son «muy buenas».

Al preguntarse cómo sería la relación si ganara Biden, AMLO respondió «el que llegara, si no fuese el presidente Trump, tampoco habría ningún problema».

López Obrador indicó que prefería no hablar por ahora más de la relación con Estados Unidos, sobre todo en los casos sensibles entre ambos países como la investigación en torno al extitular de la Sedena, pues se podrían malinterpretar en el marco de las elecciones en el país vecino.

«Hay elecciones en Estados Unidos el martes y tenemos que actuar con prudencia para que no se utilicen nuestras posturas con ese propósito, porque el manejo de información con propósitos políticos electorales se da en todo el mundo».

El canciller Marcelo Ebrard también se refirió al tema y dijo que hasta ahora se ha mantenido una muy buena relación con el gobierno de Estados Unidos, la cual desean preservar ya que es conveniente para el país y para los mexicanos.

En el mismo sentido, el presidente Vladímir Putin aseguró este jueves que Rusia trabajará con el candidato que gane las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre, aunque dijo que prefería no profundizar para no ser acusado de querer interferir en el proceso electoral.

«Aceptaremos cualquier decisión de los estadounidenses y trabajaremos con cualquier administración» que sea resultado de la decisión en las urnas, señaló Putin en una conferencia del banco VTB «Rusia llama».

Putin recalcó que la política estadounidense es muy importante en el mundo y que Estados Unidos es una superpotencia y una gigante económico cuyas decisiones tienen impacto a nivel global.

El presidente ruso Vladimir Putin aseguró este jueves que no habrá confinamiento nacional en Rusia a pesar del aumento drástico de casos de coronavirus registrado durante las últimas semanas.

«Sabemos perfectamente lo que hay que hacer y por eso no vamos a instaurar medidas de restricción total como, por ejemplo, un  confinamiento nacional que detendría la economía y las actividades comerciales», declaró Putin en un evento virtual.

Indicó que a pesar de la difícil situación epidemiológica, el país está mejor preparado para trabajar en las condiciones que plantea la epidemia.

Para Putin, si hiciera falta se podrían tomar medidas «precisas y justificadas» de forma puntual en regiones o ciudades para proteger al máximo la seguridad de las personas, manteniendo la actividad de las empresas.

Recordemos que Rusia sufre estas ultimas semanas el recrudecimiento de la epidemia de coronavirus, con 17,717 casos nuevos de coronavirus y 366 fallecidos en las últimas 24 horas, una cifra récord.

El país se sitúa como el cuarto del mundo por número de casos registrados, con un total de un millón 581,693 contagiados y 27,301 muertos.

Vladímir Putin aprovechó para asegurar que las dos vacunas contra el Covid-19, Sputnik V y EpiVacCorona, son «seguras y eficaces», y expresó su deseo de que la vacunación masiva de la población rusa pueda comenzar ya a finales de año.

«Estas (vacunas rusas) son productos buenos. Lo más importante es que son seguras y eficaces. Ambos requisitos se cumplen», afirmó Putin.

La vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro de investigaciones epidemiológicas y microbiología Gamaleya, fue registrada el pasado 11 de agosto en Rusia y se encuentra en la fase III de los ensayos clínicos. La EpiVacCorona, del Centro Estatal de Investigación de Virología y Biotecnología Véktor, fue inscrita a su vez el pasado día 14 y acaba de iniciar su producción y empezó a mediados de mes la última fase de las pruebas.

El mandatario admitió no obstante que la falta de equipamiento está obstaculizando la producción masiva de las vacunas rusas.

Paralelo a las declaraciones de Putin, se informó que Rusia suspendió temporalmente la vacunación de nuevos voluntarios en sus ensayos, debido a la alta demanda y la escasez de dosis.

«Está relacionado con el hecho de que hay una demanda colosal de la vacuna y no se está produciendo lo suficiente para mantenerse al día», dijo el representante de Crocus Medical, la organización de investigación que está ayudando a realizar el ensayo en Moscú junto con el Ministerio de Salud de Rusia.

De acuerdo a la información provisional, las vacunaciones se reanudarán alrededor del 10 de noviembre, agregó.

Rusia registró su segunda vacuna contra el coronavirus, anunció este miércoles el presidente Vladimir Putin, justo cuando el número de infecciones diarias bate un nuevo récord.

El laboratorio Vektor en Siberia, «ha registrado la segunda vacuna contra el coronavirus hoy, llamada EpiVacCorona», dijo Putin en una reunión ministerial en videoconferencia.

La vacuna tiene un «nivel de seguridad suficientemente alto», declaró la viceprimera ministra rusa encargada de la salud, Tatiana Gólikova. La vacuna pasará ahora a la fase final de los ensayos, que implicará a 40,000 voluntarios.

Llama la atención que el laboratorio Vektor, en la región de Novosibirsk, realizó investigaciones secretas sobre las armas biológicas durante el período soviético y contiene muestras de diversos virus, que van desde la viruela hasta el ébola.

Recordemos que Rusia registró en agosto pasado su primera vacuna contra el nuevo coronavirus, desarrollada por el centro de investigación moscovita Gamaleia con el ministerio de Defensa ruso.

La primera vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, en referencia al satélite soviético, fue percibida con escepticismo en el mundo, sobre todo porque no había llegado a la fase final de los ensayos en el momento de su anuncio por parte de las autoridades.

Sin embargo, una gran parte de la élite política rusa afirma que fue vacunada con la Sputnik V, y Vladimir Putin citó el ejemplo de una de sus hijas. El gobierno espera desplegarla masivamente en el país antes de fin de año.

Rusia experimenta un importante resurgimiento de la epidemia en las últimas semanas, con 14,231 nuevos casos en las últimas 24 horas según un informe presentado hoy, un récord desde el inicio de la crisis del nuevo coronavirus. Ayer el país registró un récord de muertes, con 244 en 24 horas.

Vektor concluyó el pasado 30 de septiembre las fases I y II de los ensayos clínicos con la vacuna, que ha demostrado ser segura. Así, el presidente ha trasladado sus felicitaciones al equipo de investigadores que ha logrado desarrollarla.

«Ha sido una misión muy importante que ustedes cumplieron con éxito. Un enorme agradecimiento por su labor, su talento y su dedicación», añadió Putin.

Putin llamó a incrementar la producción de las dos vacunas y cubrir en primer lugar la demanda del mercado interno. «Debemos aumentar la producción tanto de nuestra primera vacuna como de la segunda, ante todo para satisfacer la demanda del mercado nacional. Las dos vacunas tienen que estar disponibles en todas las farmacias del país».

El presidente adelantó que la nueva vacuna ha sido suministrada a la responsable de la oficina de protección al  consumidor y bienestar humano, Anna Popova, y la viceprimera ministra, Tatiana Gólikova.

Vladimir Putin propuso este viernes a Estados Unidos intercambiar promesas de «no injerencia» electoral y cooperar en materia de tecnologías para promover un pacto de no agresión en ese sector, de cara a la elección presidencial estadounidense.

Esta propuesta se produce además cuando las autoridades rusas están acusadas de haber envenenado a fines de agosto pasado al principal opositor al Kremlin, Alexei Navalni, mediante un agente neurotóxico. Moscú rechaza estas acusaciones.

En una declaración publicada por el Kremlin, el presidente ruso propone a Washington, «intercambiar garantías mutuas de no injerencia, incluyendo los procesos electorales», ponerse de acuerdo en un «conjunto de medidas prácticas» y un pacto mundial contra las agresiones que utilizan «tecnologías de la información y comunicación».

«Uno de los mayores desafíos estratégicos del mundo contemporáneo es el riesgo de una confrontación a escala en el sector digital. Una responsabilidad particular para evitarla incumbe a los actores clave de la seguridad mundial en el área de la información», escribe Putin.

«Al dirigirme a todos los países, inclusive a Estados Unidos propongo llegar a un acuerdo sobre un compromiso político de los Estados de no lanzar la primera ofensiva usando tecnologías de la información y de la comunicación».

El texto de la declaración fue leída en la televisión por el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, mientras Putin asistía a las maniobras militares «Cáucaso-2020» en el sur del país.

«No seamos rehenes de nuestros desacuerdos políticos» expresó Putin en el texto leído.

Y es que Rusia es acusada desde hace años de utilizar piratas informáticos y fábricas de troles en internet y de preparar informaciones falsas virales para influenciar en los procesos electorales. En particular se sospecha que apoyó en secreto en 2016 la candidatura de Donald Trump, favoreciendo su victoria.

El Kremlin es sospechoso de buscar la manera de influir también en la actual campaña presidencial estadounidense.

Francia acusó asimismo a Rusia de haber intentado desestablizar la candidatura del actual presidente Emmanuel Macron, mientras que en Reino Unido Moscú ha sido acusado de interferencias en favor del Brexit.

Varios ciudadanos y entidades rusas han sido sancionados por Estados Unidos en los últimos años, debido a sus intentos de injerencia, vinculados con los servicios secretos (FSB) rusos.

También se han movilizado los gigantes de la tecnología. Facebook, Twitter, Google y Microsoft multiplican los anuncios sobre ciberataques desbaratados y operaciones de propaganda desmanteladas, orquestadas desde el extranjero, especialmente de Rusia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, fue propuesto para el Premio Nobel de la Paz de 2021, galardón al que también aspira el mandatario estadounidense, Donald Trump, anunció hoy el escritor Serguéi Komkov.

«Nuestro aspirante es el número uno. La propuesta fue enviada el 9 de septiembre y el 10 ya había sido recibida por el comité Nobel en Oslo», dijo Komkov en una rueda de prensa en la agencia Rosbalt.

Komkov, director de la revista «President», explicó que sólo después de su propuesta un parlamentario noruego propuso conceder el premio a Trump por su apoyo al acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

En cuanto al motivo de su iniciativa, el escritor, que es apoderado del jefe del Kremlin, explicó que es apoyada por las principales personalidades de la cultura rusa y la ciencia rusas.

«Como dirigente de uno de los principales países del mundo, él hace el máximo esfuerzo en mantener la paz y la tranquilidad no sólo en el territorio de su propio país, sino que contribuye activamente al arreglo pacífico de los conflictos que surgen en el planeta», señala la carta enviada por Komkov.

En los motivos de la candidatura destaca que durante la pandemia de la COVID-19, Putin ordenó el envío de ayuda humanitaria a casi una treintena de países, incluidos EUA, China, Venezuela, Italia e Irán.

Además, precisa que Putin demostró su apego a los valores humanitarios y religiosos al incluir la palabra «Dios» en la Constitución rusa, enmienda que fue aprobada por los rusos en referéndum el pasado 1 de julio.

Al respecto, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que si Putin recibe el Nobel, «fantástico», pero si no se produce, «no pasa nada».

Putin ya fue propuesto al premio Nobel de la Paz en 2014 por presentar un plan para desmantelar el arsenal químico sirio y evitar así una intervención militar occidental.

Entonces, los activistas de derechos humanos rusos rechazaron categóricamente esa posibilidad, aduciendo que Putin había comenzado su Presidencia en 2000 con la segunda guerra chechena.

Hasta ahora, sólo dos rusos han obtenido el Nobel de la Paz, el científico y disidente Andréi Sájarov, y el último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, quien tendría derecho a promover la candidatura de Putin, pero difícilmente lo hará, ya que ha criticado su gestión, entre otras cosas, por la involución democrática vivida por Rusia en los últimos años.

El gobierno federal manifestó su interés de sumar a México en las pruebas clínicas de la vacuna rusa Sputnik V contra el Covid-19.

El secretario de Relaciones Exteriores,  Marcelo Ebrard, fue el encargado de anunciar el interés de México, durante una reunión con el embajador de Rusia, Víctor K. Koronelli, a quien reiteró su interés por aplicar la fase 3 en nuestro país y así contar con la vacuna rusa «a la brevedad posible».

La Sputnik V es una vacuna desarrollada por el Centro Nacional Gamaleya de Investigación en Epidemiología y Microbiología que está actualmente iniciando en Rusia sus pruebas Fase 3 en 40,000 personas. En este ensayo clínico participan también voluntarios de otros países.

De acuerdo con un informe de la cancillería, esta fase de ensayos clínicos resultará determinante para conocer la eficacia de la vacuna y, en su caso, conseguir el registro para su comercialización en diversos países del mundo.

«Los ensayos clínicos de esta fase pueden tomar alrededor de tres meses dependiendo del protocolo a utilizar, que sería determinado por las autoridades del sector salud», destacó la SRE.

En adición, Ebrard recordó la voluntad del gobierno de México de mantener la cooperación internacional para hacer frente a la pandemia y lograr la producción y distribución de la vacuna «lo más pronto posible».

Al respecto, recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) declaró a inicios de semana que él sería el primero en aplicarse la vacuna que desarrolló Rusia contra el nuevo coronavirus, si es que se confirmaba su eficacia.

Por su parte la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que no ha recibido suficiente información sobre la vacuna rusa para evaluarla y que los planes para producirla no deben llevarse a cabo hasta que se completen las fases II y III de los ensayos para garantizar su seguridad y eficacia. El presidente ruso, Vladimir Putin, ha asegurado que es segura la vacuna.

La semana pasada, México y Argentina anunciaron un acuerdo con farmacéuticas de ambas naciones para producir de forma conjunta la vacuna que desarrollan la compañía AstraZeneca y la Universidad de Oxford, cuya producción comenzaría en el primer trimestre de 2021.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció este martes que su país ha ganado la carrera mundial por registrar la primera vacuna contra el Covid-19; aseguró que la vacuna es segura y genera inmunidad «estable» ante el nuevo coronavirus.

La vacuna fue nombrada como popularmente como ‘Sputnik V’, en homenaje al satélite soviético; aunque el ministerio de Sanidad indicó que la vacuna había sido registrada oficialmente con el nombre de Gam-COVID-Vac.

«Esta mañana se ha registrado, por primera vez en el mundo, una vacuna contra el nuevo coronavirus», dijo el jefe del Kremlin en una reunión con el Gabinete de Ministros, transmitida por la televisión rusa.

El mandatario indicó que tiene conocimiento de que la vacuna rusa registrada hoy en el Ministerio de Sanidad de Rusia es «suficientemente eficaz, crea una inmunidad estable», y subrayó, «ha superado todas la verificaciones necesarias».

Putin reveló que sabe de ello de muy buena fuente, porque una de sus hijas participó en los ensayos clínicos de la vacuna, elaborada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

«Sé que esta vacuna se elaboró con vectores de adenovirus humano (…) y actúa con más precisión, genera un anticuerpo estable e inmunidad celular. Lo sé muy bien, porque una de mis hijas se inoculó la vacuna», precisó.

El mandatario indicó que después de la primera inyección la temperatura corporal de su hijas subió hasta los 38 grados y al día siguiente disminuyó hasta 37 con alguna décimas.

«Eso fue todo. Después de la segunda inyección, la segunda vacuna, también le subió un poco la temperatura, pero luego se normalizó. Se siente bien y el nivel de anticuerpos es elevado», agregó.

Según Putin, muchas de la personas que fueron vacunadas con el preparado del Centro Gamaleya no tuvieron ningún tipo de reacción, incluido aumento de temperatura.

Sin embargo, el director del Centro Gamaleya, Alexandr Ginzburg, declaró que no sabía que una de las hijas del presidente ruso había sido vacunada.

«Seguramente era una voluntaria. No miro las identificaciones. No conozco a todos los voluntarios. Me entero por usted», comentó el científico a la agencia Interfax.

Según lo informado, la inmunidad se conserva hasta dos años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió con cautela la noticia de que Rusia ha registrado la primera vacuna del mundo contra el Covid-19, al señalar que ésta, como el resto de las que se desarrollan, deberá seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

«Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad», señaló en rueda de prensa el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, quien añadió que la organización está en contacto con las autoridades rusas y de otros países para analizar los progresos de las distintas investigaciones de vacunas.

El presidente ruso Vladimir Putin dijo este miércoles que se postergará el voto por su reforma constitucional a raíz de la pandemia de coronavirus, y declaró asueto laboral la semana próxima para frenar la expansión del virus.

«Creo que la votación tiene que ser postergada», afirmó Putin en referencia al plebiscito previsto para el 22 de abril en un poco frecuente discurso retransmitido por la televisión.

Frente al covid-19, «lo más seguro actualmente es estar en casa», afirmó.

Putin anunció que los rusos no trabajarán la semana que viene, hasta el 5 de abril, para «desacelerar» la propagación del Covid-19.

La reforma constitucional apunta a permitirle a Putin volver a presentarse en la elección presidencial de 2024. Y aunque se tomó dicha decisión, el presidente no decretó el confinamiento total como se está haciendo en muchos países.

Los comercios y la administración pública permanecerán abiertos.

«No se fíen al azar. Esto puede afectar todo el mundo, lo que ocurre en otros países puede ser nuestro futuro cercano», afirmó Putin.

Putin también anunció una serie de medidas económicas para las empresas y los trabajadores, afirmando que la «economía rusa está bajo fuerte presión debido a las consecuencias de la epidemia».

En particular, el presidente decretó la renovación automática de todas las ayudas sociales durante seis meses, un aumento del seguro de paro y una pausa en los rembolsos de los préstamos contraídos por los particulares.

Para las empresa, Putin anunció un aplazamiento de seis meses para el pago de los impuestos.

«Todas las medidas que se adoptan y adoptarán funcionarán, tendrán resultados, si nos mostramos unidos y comprensivos ante la actual situación», dijo Putin al hacer un llamado a la «solidaridad».

El número de casos declarados oficialmente en Rusia no ha dejado de aumentar, aunque es bajo con respecto a Europa occidental. El país reporta 658 casos confirmados de Covid-19.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, apoyó la propuesta de celebrar una consulta popular sobre su reforma constitucional el próximo 22 de abril, declaró hoy el diputado Pável Krashenínnikov.

«Vladímir Putin acaba de expresar su conformidad, por lo cual partimos de esto», dijo a la prensa el también copresidente del grupo de trabajo para las enmiendas a la Constitución rusa.

El legislador añadió que esta votación se celebrará el 22 de abril, día que será declarado no laborable, y se vinculará a los festivos previstos por el Código Laboral.

Esta fecha se viene manejando desde el 11 de febrero pasado, cuando fuentes del grupo de trabajo que estudia las enmiendas a la Constitución propuestas por Putin el pasado 15 de enero en su discurso sobre el estado de la nación informaron de que «efectivamente» la votación podría celebrarse el 22 de abril, miércoles.

En el pasado se habló también del 12 de abril, día en que Yuri Gagarin, el primer cosmonauta de la historia, dio la vuelta a la Tierra; del 19 de abril, en que se celebra la Pascua ortodoxa, y del 26, en que se recuerda la catástrofe nuclear de la central de Chernóbil.

En todo caso, la idea es que los rusos acudan a votar antes del 9 de mayo, cuando se celebrará el 75º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi.

En principio, habría que aprobar una ley especial para convocar la consulta popular en día de semana.

Tras hacerse pública la propuesta de celebrar la consulta popular el 22 de abril, el día en que se cumplirán 150 años desde el nacimiento del fundador de la Unión Soviética, Vladímir Lenin (1870), los comunistas expresaron su rechazo a esta elección.

El líder de los comunistas rusos, Guennadi Ziugánov, aseveró que hay otras fechas para esta consulta y «no hay que correr con la aprobación de la Constitución».

Putin es el principal impulsor de esta reforma. Entre las propuestas figura limitar el número de mandatos presidenciales y revisar el actual equilibrio de poderes, para que el Gobierno sea nombrado por el Parlamento y no por el jefe de Estado.

Putin ha rechazado que vaya a aspirar a un nuevo mandato en el  Kremlin, pero no ha descartado por ahora seguir en la vida política  rusa. A finales de diciembre de 2019 cumplió 20 años en el poder, en  su mayoría como presidente salvo un paréntesis de cuatro años en los que, por ley, se vio forzado a seguir como primer ministro.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó este martes que su reciente propuesta de revisión constitucional no tiene como finalidad «prolongar su poder» luego de que concluya su mandato en 2024.

«Las enmiendas que propuse son simplemente dictadas por la vida (…) He adquirido la certeza al ejercer mis funciones de presidente y de jefe de gobierno que algunas cosas no funcionan como deberían», declaró Putin.

En una reunión con representantes de la sociedad civil transmitida por la televisión, Putin negó que busque prolongar su permanencia en el poder como han acusado sus detractores.

«¿Deberíamos prolongar el poder del actual presidente? Pienso que no», agregó Putin, quien no puede volver a presentarse en 2024 a la presidencia, pues alcanzó el límite constitucional de dos mandatos consecutivos.

Putin sorprendió en enero al proponer una serie de cambios que transfieren al Parlamento prerrogativas como la designación del primer ministro, refuerza poderes del presidente y el papel del Consejo de Estado, hasta ahora un órgano consultativo.

Al respecto, los diputados rusos aprobaron el jueves por unanimidad y en primera lectura todas las enmiendas constitucionales. El presidente dijo el martes que espera que el texto sea adoptado definitivamente de aquí a poco más de tres meses.

Las reformas deben ser sometidas a votación de los rusos, pero no ha sido anunciado ni en qué forma ni cuando.

Para muchos analistas, Putin organiza con esta reforma el período posterior a 2024, cuando termine su mandato, dejándose un máximo de puertas abiertas para preservar su influencia en el país que dirige, como presidente o primer ministro, desde hace 20 años.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró este jueves al presidente ruso Vladimir Putin que el polémico plan presentado el martes por Donald Trump era «una oportunidad única» de resolver el conflicto israelo-palestino.

Putin, que recibió a Netanyahu en el Kremlin, no hizo comentarios al inicio de esta reunión.

«Usted es el primer dirigente con el que hablo del ‘acuerdo del siglo’ de Donald Trump (…) Pienso que hay ahí quizás una oportunidad única y quiero hablar con usted de esto y escuchar también su opinión», dijo Netanyahu.

Rusia no comentó en detalle hasta el momento la propuesta de Trump, pero sí destacó que le parecía que entraba en contradicción con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Moscú también instó al diálogo directo entre israelíes y palestinos para lograr «un compromiso mutuo aceptable».

Este plan hace muchas concesiones a Israel, sobre todo reconoce el derecho israelí de anexar colonias en Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, concretamente en el estratégico y fértil valle del Jordán.

Los diputados rusos confirmaron este jueves por una abrumadora mayoría como nuevo primer ministro a Mijail Mishustin, quien dijo que era prioritario recuperar «la confianza entre las autoridades y las empresas».

Mishustin recibió 383 votos a favor, ninguno en contra y 41 abstenciones. «La decisión está tomada» dijo el presidente de la Duma rusa, Viatcheslav Volodin tras la votación.

«Es necesario estimular el crecimiento de las inversiones y recuperar la confianza entre las autoridades y las empresas» para reactivar la economía rusa, dijo Mishustin ante los legisladores poco antes de la votacion.

Mishustin, quien venía desempeñándose como jefe de la oficina recaudadora de impuestos, aseguró que tal como lo indicó Vladímir Putin, los cambios que se han propuesto son necesarios, pues la gente ya debería estar sintiendo mejorías reales.

También dijo a los diputados que el gobierno tenía una gran cantidad de trabajo por delante y estaría abierto a críticas constructivas.

Recordemos que ayer, Dmitry Medvedev, dijo que dejaría el cargo de Primer Ministro para darle espacio a Putin a fin de llevar a cabo los cambios. Y aunque no era a quien los medios y especialistas perfilaban, Putin sorprendió al pedir considerar la candidatura a Mishustin.

«El presidente Vladímir Putin mantuvo una reunión de trabajo con Mijaíl Mishustin y le propuso ocupar el cargo del primer ministro; tras obtener su consentimiento, presentó la candidatura de Mishustin para el puesto del primer ministro a la Duma de Estado», comunicó el servicio de prensa gubernamental la tarde de ayer.

Foto: Twitter

Vladimir Putin propuso este miércoles una votación en Rusia sobre profundos cambios constitucionales que darían mayor poder al Parlamento y al primer ministro ruso en detrimento del presidente, una medida que podría permitirle mantenerse en el poder tras abandonar el Kremlin.

Ante el anuncio de Putin, el gabinete presentó su renuncia. El primer ministro, Dmitry Medvedev, dijo que dejaría el cargo para darle espacio a Putin a fin de llevar a cabo los cambios.

Medvedev, un viejo aliado de Putin y expresidente, anunció su renuncia en la televisión estatal sentado junto al mandatario, quien le agradeció su trabajo.

La atención ahora se dirige a quién se convierte en el próximo primer ministro. Entre los posibles candidatos aparecía el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin.

Sin embargo, Putin sorprendió al proponer considerar la candidatura del actual jefe del Servicio Federal de Impuestos ruso (FNS), Mijaíl Mishustin, para el puesto de primer ministro.

«El presidente Vladímir Putin mantuvo una reunión de trabajo con Mijaíl Mishustin y le propuso ocupar el cargo del primer ministro; tras obtener su consentimiento, presentó la candidatura de Mishustin para el puesto del primer ministro a la Duma de Estado», comunicó el servicio de prensa gubernamental.

El propuesto por Putin tiene un pasado corporativo pues anteriormente fue director del Catastro Federal, en la Agencia Federal de Zonas Económicas Especiales dentro del Ministerio de Desarrollo Económico. Quien fuera jefe del FNS desde 2010, ahora deberá ser refrendado por la Duma, cámara baja rusa.

Putin, de 67 años y quien ha sido mandatario o primer ministro desde 1999, renunciará en 2024 cuando finalice su cuarto periodo presidencial. Todavía no ha dicho qué planea hacer cuando expire su mandato, pero según la actual Constitución, que prohíbe a cualquiera cumplir más de dos mandatos presidenciales sucesivos, Putin tiene prohibido volver a presentarse de inmediato.

Putin dijo a la élite política del país, en su discurso anual sobre el estado de la nación, que está a favor de cambiar la Constitución para entregar a la Duma, la cámara Baja del Parlamento, el poder de elegir al primer ministro de Rusia y otros cargos clave.

«Por supuesto, estos son cambios muy serios al sistema político», dijo Putin, quien agregó que cree que el Parlamento y la sociedad civil están listos para los cambios. «Aumentaría el papel y la importancia del Parlamento del país (…) y la independencia y responsabilidad del primer ministro».

Los críticos han acusado a Putin durante mucho tiempo de planear quedarse en algún puesto para ejercer el poder después de que renuncie. Putin sigue siendo popular entre muchos rusos que lo ven como una fuente de estabilidad, incluso pese a que otros se quejan de que ha estado al mando demasiado tiempo.

Los críticos han sugerido que está considerando varias opciones para permanecer en el poder, incluso dar mayor peso al Parlamento par asumir como primer ministro después de 2024. Otra opción que a menudo se menciona es que encabece un Consejo de Estado, un organismo que Putin dijo el miércoles que debería recibir más poderes.