Tag

REFUERZO

Browsing

El gobierno de la Ciudad de México informó este viernes que será la próxima semana, a partir del martes 18 y hasta el miércoles 26, que se aplique la dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 a personas de 50 a 59 años, residentes de las 16 Alcaldías.El director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), Eduardo Clark García, informó que será una jornada de vacunación de siete días en la que se estima que sean vacunados con su dosis de refuerzo un millón 50 mil personas de 50 a 59 años que ya cuentan con su esquema completo.“Estimamos entonces para el día 26 de enero tener al 43 por ciento de todos los adultos, al 43 por ciento de 7.1 millones de adultos de la Ciudad de México, ya con el refuerzo también conocido como la tercera dosis”, señaló el funcionario.La aplicación de la dosis de refuerzo para adultos de 50 a 59 años de las 16 Alcaldías de la capital se realizará conforme a la letra inicial de su primer apellido y recibirán la vacuna de AstraZeneca, sin importar qué vacuna hayan recibido anteriormente. Se enfatizó que para recibir la dosis de refuerzo, se tuvo que haber completado el esquema de vacunación hace más de seis meses, es decir, antes del 26 de julio de 2021.Se habilitarán 10 sedes para atender a las 16 alcaldías; se indicó que además del grupo de edad en cuestión, también se estará recibiendo a personas rezagadas de 60 y más años que no hayan podido acudir a recibir su dosis de refuerzo.El titular de Gobierno Digital de la ADIP adelantó que, tras concluir la vacunación de refuerzo a los adultos de 50 a 59 años se tiene previsto comenzar inmediatamente con el grupo de edad de 40 a 49 años; los detalles de los días y sedes se informarán el próximo viernes 21 de enero.

Las autoridades informaron que el número de hospitalizados en la Zona Metropolitana del Valle de México por COVID-19 o sospecha del mismo se encuentra en mil 493, de las cuales mil 259 son camas generales y 234 son camas que requieren intubación mecánica.«Queremos, aquí, recalcar que esto es algo que no había pasado en, prácticamente, toda la pandemia, la diferencia entre las curvas que tenemos de hospitalizados generales, que muestran, de acuerdo a lo que hemos platicado con distintos hospitales, hoy que tuvimos una reunión sectorial con todos los sectores de Salud públicos, características distintas de gravedad a lo que veíamos el año pasado; afortunadamente un menor número de las personas hospitalizadas en esta etapa está mostrando síntomas severos dentro del criterio de hospitalización, y es algo que vale la pena anotar», dijo el funcionario.En el caso concreto de la Ciudad de México, hay mil 239 hospitalizados, de los cuales mil 031 son hospitalizados general y 208 hospitalizados que requieren ventilador.

Se indicó que se tiene el registro de cerca de 7 mil contagios, en promedio, en la última semana, con días que ya se acercan entre los 8 mil a los 9 mil contagios reportados. Por ello calificaron como «notable el incremento con mayor velocidad de lo que vimos en la tercera y segunda ola, en términos de positivos identificados».

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmaron este martes que la solo repetición de vacunas de refuerzo será insuficiente para evitar la aparición de variantes de nuevo coronavirus e instaron a mejorar las vacunas para frenar la transmisión de la enfermedad.

«Una estrategia de vacunación basada en dosis de refuerzo reiteradas» de las primeras vacunas «tiene pocas posibilidades de ser apropiada o viable», indicó en un comunicado el Grupo Técnico Asesor (GTA) de la OMS sobre la composición de las vacunas contra el nuevo coronavirus.

«Se necesitan y deben desarrollarse vacunas contra el COVID-19 con fuerte impacto en la prevención y la transmisión, además de la prevención de casos severos y de muertes», expresó el grupo.

A la espera de que esas vacunas estén disponibles, y a medida que el virus SRAS-CoV-2 vaya evolucionando, quizá haga falta actualizar la composición de las vacunas anticovid actuales, para asegurarse de que continúan aportando los niveles de protección recomendados por la OMS contra la infección y la enfermedad causada por las variantes, consideró el grupo de expertos.

Unas seis semanas después de que la variante Ómicron fuera identificada en Sudáfrica, los datos de varios países coinciden en dos puntos: Ómicron, que entra en la categoría de variantes preocupantes de la OMS, se transmite mucho más rápido que la variante Delta, anteriormente dominante y, globalmente, parece comportar formas menos graves de la enfermedad.

Ahora bien, no se sabe si esa gravedad aparentemente menor se debe a las características de la variante o al hecho de que Ómicron esté afectando a poblaciones parcialmente inmunizadas, ya sea por la vacuna o por una infección anterior.

Además, Ómicron está avanzando de forma intensa en numerosos países y los contagios se están duplicando cada dos o tres días, algo que no había ocurrido con las variantes anteriores.

Las mutaciones de Ómicron parecen permitirle reducir la inmunidad por anticuerpos contra el virus, por lo que probablemente puede contagiar a una cantidad importante de vacunados y reinfectar a personas que ya habían superado la enfermedad.

Sin hacer un anuncio oficial, o que haya sido anunciado en la mañanera del presidente como ha sucedido en otros momentos, el gobierno federal habilitó este miércoles el portal para que que todas las personas mayores de 40 años puedan registrarse para obtener su dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19.

Recordemos que ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo en su conferencia matutina que una vez que finalizara la vacunación para los adultos mayores de 60 años, que son quienes reciben actualmente la dosis de refuerzo, y se concluyera la vacunación para el personal de salud y educativo, comenzaría la aplicación para los mayores de 50 años.

No obstante lo dicho por el presidente, el registro se habilitó para para mayores de 40 años. No hay fecha de cuándo iniciaría la aplicación. Por ahora se sabe que la aplicación de dosis de refuerzo para trabajadores de la educación comenzará el próximo sábado.

A lo largo de este miércoles, cuando la página permitió el registro para estos nuevos grupos poblaciones, se ha presentado intermitencia y no todos los usuarios han podido ingresar.

Para hacer el registro, es necesario contar con el CUPR y conoce la fecha en que se recibió la última dosis del esquema; recordemos que se aconseja esperar al menos 6 meses entre la última vacuna recibida para aplicar el refuerzo.  Se pregunta en que entidad y municipio o delegación en se va a acudir por el refuerzo y datos personales.

Será este sábado, 8 de enero, cuando inicie en 16 estados del país, la aplicación de la dosis de refuerzo de la vacuna contra COVID-19, informó este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y autoridades de salud del gobierno federal.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, precisó que la meta es inmunizar a 2.7 millones de trabajadores de la salud, con la vacuna Moderna pese a que su primera dosis fue de la china CanSino.

La vacunación con Moderna será posible gracias a las 2.77 millones de dosis de este laboratorio donadas por el gobierno de Estados Unidos a México.

Las autoridades detallaron que cinco días después del comienzo, la Brigada Correcaminos se trasladará a otras 16 entidades para así cubrir todo el país, debido a que la totalidad de vacunas se recibirán en dos embarques desde Estados Unidos.

López Obrador aseguró que la aplicación de las nuevas dosis no significará un motivo para suspender clases presenciales.

El mandatario también anunció que al término de la vacunación de refuerzo a este sector y a personas adultas mayores, a quienes ya se les aplica en todo el país, se continuará con personas de 50 a 59 años.

“Tenemos vacunas pagadas hasta el mes de julio. Todo lo que se requiere para el refuerzo. Solo con COVAX son 50 millones de dosis que ya pagamos (160 millones de dólares de adelanto). Para que la gente tenga tranquilidad; quien quiera vacunarse hay vacuna. No hay problema de falta de vacunas”, sostuvo el mandatario.

El presidente llamó a la ciudadanía a mantener cuidados para prevenir contagios de COVID-19, aunque dijo “que no nos infundan miedo”, en referencia a la variante Ómicron.

López Obrador reiteró que la nueva variante no ha derivado en un aumento en las hospitalizaciones y defunciones a pesar de ser más contagiosa que las anteriores. «La variante Ómicron es, en efecto, muy contagiosa pero afortunadamente no está demandando de hospitalización ni tenemos casos de incremento en fallecimientos. Que la gente sepa esto. También seguir cuidándonos, pero no alarmarnos, que no nos infundan, que no nos metan miedo. Nosotros estaremos informando cualquier situación”, enfatizó.

La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA) aprobó este lunes el uso de la vacuna de refuerzo contra la COVID-19 de Pfizer/BioNTech para los menores de entre 12 y 15 años, al considerar que los beneficios son mayores que los riesgos.

«Los beneficios de una dosis de refuerzo de Pfizer/BioNTech para proveer protección continuada contra la covid-19 y las posibles consecuencias asociadas de hospitalización y muerte son superiores a los riesgos potenciales en individuos de entre 12 y 15 años», indicó la FDA en un comunicado.

Además, el ente gubernamental también acortó el tiempo mínimo que debe pasar entre la pauta completa de la vacuna de Pfizer y la dosis de refuerzo, que ahora será de sólo cinco meses, y aprobó el uso de la dosis de refuerzo en algunos niños de entre 5 y 11 años con deficiencias en el sistema inmunitario.

«Con la actual oleada de la variante ómicron, resulta determinante que continuemos tomando medidas preventivas efectivas y que salvan vidas como la vacunación y las dosis de refuerzo, el uso de mascarillas y el distanciamiento social», indicó la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

Recordemos que los mayores de 18 años ya reciben en EUA la dosis de refuerzo de las vacunas disponibles desde hace semanas, mientras que los niños y niñas de entre 5 y 11 años comenzaron a recibir sus primeras inyecciones en noviembre pasado.

La autorización llega cuando Estados Unidos vive un récord de contagios de COVID-19 con la llegada de la variante Ómicron, con cerca de 400,000 al día en la última semana; además se produce cuando los menores se disponen a volver a clases después de las vacaciones de fin de año.

Las hospitalizaciones también aumentan pero por el momento se mantienen por debajo del pico registrado hace un año. Suben asimismo los ingresos de niños con COVID-19.

La decisión todavía tiene que ser respaldada por los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), aunque la FDA afirma basarse en datos de Israel, donde miles de niños y adolescentes de entre 12 y 15 años ya han recibido la dosis de refuerzo.

Un modelo clínico difundido este viernes sugiere que la eficacia de las vacunas de refuerzo contra el COVID-19 provocada por Ómicron baja respecto a la variante Delta, aunque aún ofrecen una protección alta ante la enfermedad.

Los investigadores del Imperial College de Londres también analizaron en otro trabajo el riesgo de reinfección con Ómicron y detectaron que es 5.4 veces mayor que con Delta, lo que sugiere que la protección que ofrece una infección anterior ante la nueva variante podría ser menor del 19%.

Respecto a las dosis adicionales, el citado modelo clínico estima que después de dos dosis y la de refuerzo hay una reducción de 4.5 veces en los niveles de anticuerpos neutralizantes contra Ómicron respecto a Delta.

Para este trabajo, analizaron tres escenarios y en el peor, supusieron que la eficacia de las vacunas decae al mismo ritmo después del refuerzo que tras las dos dosis.

En este contexto, detectaron que la efectividad de los preparados para evitar hospitalizaciones dos meses después de administrarse el refuerzo pueden caer desde el 96.85% que ofrece ante Delta hasta el 80.1% para Ómicron.

Los investigadores indican que estos porcentajes se traducen en un «alto grado de protección individual», pero advierten de que la nueva variante provocará probablemente un gran número de infecciones y `puede afectar gravemente a la capacidad de los sistema sanitarios en todo el mundo.

«Mientras el grado de decadencia (de la eficacia) contra la enfermedad grave, que obliga a la hospitalización, es menor que contra la leve, incluso pequeñas reducciones en la protección pueden provocar aumentos significativos en ingresos hospitalarios y fallecimientos, sobre todo en grupos de alto riesgo», señalaron los responsables del estudio.

También precisaron que aunque estos resultados aún están rodeados de incertidumbre, dada la reciente aparición de Ómicron, apuntan a que será necesario desarrollar vacunas específicas para esta variante y/o dosis de refuerzo para «restaurar la protección».

No obstante, destacan que existen ahora «más evidencias» sobre cómo Ómicron puede «evadir de manera muy sustancial» la «inmunidad que otorgan tanto las infecciones previas como las vacunas».

El gobierno de la Ciudad de México informó este viernes que la capital del país permanecerá por lo menos una semana más en Semáforo Verde, esto debido a que hoy no hay oportunidad de cambio en los lineamientos oficiales del Gobierno federal.

Señalaron que habrá que esperar a la próxima semana para ver el puntaje que se le asigna a la Ciudad de México y con ello saber el color del semáforo en que permanecerá para cerrar el año, aunque señalaron que de acuerdo a cifras propias, se sigue en «números bastante bajos»; informaron que el puntaje intermedio que recibieron el día de ayer fue de 4 puntos de 40.

En cuanto a las personas hospitalizadas en el Valle de México se indicó que se sigue con una ligera tendencia a la baja en la última semana, pues se han reducido 19 espacios respecto al mismo día de la semana previa. Al día de hoy hay 487 hospitalizados, hace una semana eran 506.

Eduardo Clark, Director General de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), precisó que si bien ya no se están viendo las mejorías que se registraron después del pico de la tercera ola, lo importante es que en el caso de hospitalizados no hay ningún tipo de repunte.Es el mismo caso para la Ciudad de México, donde en la última semana hubo una reducción de 23, para un total de 358 hospitalizados en la Ciudad de México, tanto en hospitales públicos y privados, por COVID o sospecha del mismo.

Sobre los casos activos de COVID-19, se indicó que se mantiene una tendencia a la baja, además que tampoco se ha visto ningún tipo de repunte en los casos, al corte de los primeros días de diciembre.Sin embargo, informaron que donde se registra un «ligerísimo ascenso», aunque se mantiene números muy bajos, es en la positividad. «Estamos en 2.5 por ciento en los últimos siete días, el mínimo histórico ha sido de 2.1», dijo el funcionario.«Seguimos en el Semáforo Verde, seguimos con una ligerísima tendencia a la baja en todos los indicadores que monitoreamos, no estamos viendo, todavía, ningún tipo de repunte ni en positivos, casos activos, ingresos hospitalarios, defunciones hospitalarias u ocupación hospitalaria; pero sí vale la pena que la gente conozca que no estamos viendo las mejorías tan claras que llegamos a tener durante varios meses», sostuvo Eduardo Clark.Sobre el Plan Nacional de Vacunación, se anunció que para la próxima semana solo se laborará los tres primeros días, pues a partir del jueves habrá un descanso dadas las fechas. Aún así, informaron que entre el lunes 20 y el miércoles 22 se buscará vacunar a 179 mil adultos de 60 y más años con su dosis de refuerzo a los residentes de tres alcaldías: Álvaro Obregón, Cuauhtémoc y Milpa Alta.El funcionario añadió que se tiene una proyección de que para el próximo 22 de diciembre, en términos de las alcaldías cubiertas, de las 16 alcaldías se van a tener cubiertas 11 con dosis de refuerzo para los adultos mayores. Solo faltarían Benito Juárez, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa y Venustiano Carranza.

La aplicación de dosis iniciales de vacunas COVID-19 para grupos desprotegidos en todo el mundo debería seguir siendo una prioridad principal antes de ofrecer vacunas de refuerzo, dijo este martes el director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan.

«La gente siempre pregunta si deberíamos recibir una vacunación primaria o refuerzos, la realidad es que deberíamos hacer ambas cosas. Deberíamos centrarnos en vacunar a los que no están vacunados lo antes posible y luego poder darles dosis de refuerzo a grupos vulnerables», dijo Ryan en un evento en línea.

Con eso, reclamó a los países que ya administran vacunas de refuerzo sin haber completado la vacunación de toda su población, o a aquellos países que aplican dosis de refuerzo mientras otras naciones no cuentan con las vacunas necesarias para proteger a su población.

Ryan dijo que lo más probable es que Ómicron reemplace a Delta como la variante globalmente dominante con el tiempo y que los gobiernos deben volver a centrarse en las medidas de protección básicas, como el uso de mascarillas y asegurarse de que sus hospitales estén listos.

Incluso si Ómicron resulta ser una enfermedad más leve en un paciente individual, no hay duda de que el rápido aumento de la fuerza de la infección generará más hospitalizaciones en las próximas semanas solo por el peso de las cifras, señaló.

«Todos y cada uno de los sistemas de salud deben prepararse», dijo Ryan. «Probablemente veremos una ola Ómicron muy grande. Necesitamos proteger los sistemas de salud, necesitamos proteger a los que amamos. No es ciencia espacial, todos saben cómo hacerlo».

La OMS advirtió que Ómicron avanza «a una velocidad nunca antes vista», ya que se han detectado casos de esta variante en 77 países, aunque alertó que «está presente en más países pero aún no se ha detectado».

El director general de la OMS, Tedros Adhanom, mostró su preocupación porque la sociedad considere a Ómicron «como algo leve» y ha matizado que, aunque es cierto su carácter leve, su rápida propagación «podría afectar nuevamente a los sistemas de salud», por lo que ha reafirmado que «las vacunas por sí solas no harán desaparecer la pandemia».

Las declaraciones de la OMS coinciden con la publicación de un estudio que señala que dos dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech han brindado un 70% de protección contra la hospitalización en Sudáfrica en las últimas semanas, lo que sugiere una eficacia más débil contra la nueva variante de ómicron.

Estas conclusiones, que son preliminares, se basan en 78,000 casos positivos atribuidos a la variante Ómicron de un total de 210,000 casos registrados y analizados por la aseguradora privada Discovery y el Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica (SAMRC).

Del total de esas infecciones, un 41% se registraron en personas vacunadas con la doble dosis de Pfizer.

Los datos recopilados apuntan a que la efectividad de esa pauta de inoculación cayó del 80% mostrado antes a la variante Delta, a un 33% contra Ómicron. Asimismo, la diferencia de protección contra la enfermedad grave y la necesidad de hospitalización entre los vacunados y no vacunados disminuyó del 93% a un 70%.

«Los datos indican que la gravedad de ómicron es un 29 % más baja que en la primera ola de infecciones de covid-19 en Sudáfrica», señala también este primer gran estudio realizado con datos reales atribuidos al impacto de esta nueva variante.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado este viernes sobre la posibilidad de aplicar una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 a los maestros del país, luego de que les aplicaran la vacuna CanSino y, según los últimos estudios, esta podría estar perdiendo efectividad.

Al respecto, el presidente explicó que las dosis de refuerzo ya se comenzaron a aplicar en el país, y ahora se está vacunando a los adultos mayores de 60 años, y luego se ampliará a los maestros. Incluso adelantó que la dosis de refuerzo será «universal».

«Va haber vacuna de refuerzo en todos los casos y tenemos las vacunas suficientes, porque también eso es importante informar. Hemos destinado alrededor de 40 mil millones de pesos a la adquisición de vacunas, ocupamos el lugar siete en el mundo en disponibilidad de vacunas, afortunadamente», sostuvo el mandatario.

Con lo dicho por AMLO, toda la población recibirá su dosis de refuerzo, y lo hará de acuerdo a las etapas que se tuvieron para la aplicación de las primeras dosis.

El presidente dijo que ahora el prioridad es que todas las personas se vacunen, por lo que ahorita además de los refuerzos a mayores de 60 años, es atender a los rezagados, especialmente en todas las zonas en las que aún no ha llegado la vacuna o se han tardado en arribar, en estados como Chiapas, Oaxaca, Guerrero.

«Está demostrado es de que lo que protege es la vacuna y que tenemos que buscar que todos se vacunen, que no se quede nadie sin vacunarse. Está probado que los que lamentablemente se están hospitalizando y fallecen es porque no están vacunados, un porcentaje considerable. Entonces, los rezagados, los que lo están pensando, que ya no lo sigan pensando, que se vacunen porque hay que protegernos», remató el presidente.

El gobierno federal anunció que este martes arranca a nivel nacional la aplicación de la dosis de refuerzo contra el COVID-19 a todos los adultos mayores de 60 años, a quienes se les aplicará AstraZeneca independientemente del tipo de vacuna que hayan recibido en las dosis iniciales.

«Las personas de 60 años y más serán revacunadas con una dosis adicional, no es un segundo esquema es solo una dosis adicional. Lo que utilizaremos es la vacuna de AstraZeneca para todos los casos», detalló el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente, el funcionario anunció que el programa de dosis de refuerzo arranca hoy en seis de los 32 estados del país: Ciudad de México, Chiapas, Jalisco, Oaxaca, Sinaloa y Yucatán.

López-Gatell avisó que para recibir la dosis de refuerzo tienen que haber pasado al menos seis meses de la última vacuna, un requisito que cumplen casi todos los mayores de 60 años del país, según dijo.

El encargado de la estrategia de vacunación defendió que la dosis adicional «puede ser con otras vacunas» a las ya recibidas, por eso se aplicará a todos una dosis de AstraZeneca sin importar que su esquema fuera con Pfizer, CanSino, Sputnik V, Sinovac, Moderna o Johnson & Johnson.

Descartó por ahora «refuerzos en forma generalizada» a toda la población. «Los refuerzos deben enfocarse en los grupos de población más vulnerables, por ejemplo personas adultas mayores o que padecen enfermedades inmunodepresoras», afirmó.

Luego de que se detallara la nueva fase de la estrategia, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recibió su dosis de refuerzo de AstraZeneca, con lo que se manera oficial arrancó la jornada. Además, se procedió a vacunar a algunos miembros del gabinete que estaban presentes en la conferencia y que cumplían con los requisitos. entre los que destacó la titular de la Secretaría de Seguridad, el titular de Salud, el secretario de Marina y el titular de la Guardia Nacional.

Por su parte el gobierno de la Ciudad de México informó que inició este martes la aplicación de la vacuna de refuerzo, jornada que se extenderá hasta el próximo domingo 12 de diciembre.Fue el director general de Gobierno Digital de la Agencia de Innovación Pública (ADIP), Eduardo Clark quien explicó que se tiene estimado aplicar 59 mil 922 dosis de AstraZeneca durante los seis días de la jornada de inmunización. La aplicación será para las personas de 60 y más años, pertenecientes a la alcaldía Tlalpan.

«De parte del gobierno de la Ciudad y también de parte del Plan Nacional de Vacunación, y todos los que integramos este esfuerzo, estamos convencidos de la importancia de este refuerzo y en particular, debido a la entrada de la temporada invernal y por eso, llamamos a que todas las personas que están siendo citadas a su refuerzo puedan acudir», dijo el funcionario.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció este jueves que la aplicación de las dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 arrancará este mismo mes y aseguró que el país cuenta con vacunas «suficientes» para suministrar las dosis que sean necesarias.

«Yo creo que va a ser ya en este mes porque queremos aplicar la dosis de refuerzo porque vienen los tiempos de frío, el invierno, que afecta mucho», explicó el mandatario en su conferencia matutina.

Recordemos que el gobierno federal dio por concluida en octubre su meta de vacunar a todos los adultos mayores de 18 años, aunque recientemente arrancó la campaña de vacunación de adolescentes de 15 a 17 años, pero hasta ahora no se había planteado la aplicación de dosis de refuerzo.

La semana pasada, el presidente explicó que se estudiaba la aplicación de dosis de refuerzo para adultos mayores y para maestros.

«Lo importante es señalar que tenemos vacunas suficientes», explicó el mandatario, quien aprovechó para agradecer a Estados Unidos por haber donado a México cerca de 10 millones de vacunas durante los últimos meses.

López Obrador aseguró que México está entre los 10 países «con más vacunas administradas». De los 126 millones de habitantes, 77 millones de personas tienen al menos una dosis  solo 65 millones han completado su esquema de vacunación.

Ante la expansión de la nueva variable Ómicron detectada por primera vez en Sudáfrica, las autoridades han descartado restricciones y cierres de fronteras, pues consideran que las vacunas siguen siendo efectivas.

López Obrador dijo esta mañana que «lo de las variantes va a seguir pasando» y criticó que el cierre de vuelos de África por parte de algunos países.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que se se alista todo para aplicar «lo más pronto» posible una dosis de refuerzo de la vacuna contra COVID-19 a todos los  adultos mayores y maestros del país.

«No se ha anunciado porque hubo mucha alarma con la nueva variante. Quisimos actuar con prudencia para no influir miedo, pero sí es parte del plan que se tiene, lo más pronto», dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

El mandatario recordó que ya comenzó la inmunización de adolescentes y dijo que habrá un refuerzo para adultos mayores y también para los maestros que recibieron la vacuna chino de CanSino, que solo requiere de una dosis.

«Se van a reforzar algunas vacunas que de acuerdo a las investigaciones necesitan ese refuerzo. No va a tardar mucho», afirmó.

Ante la extensión de la nueva variante del coronavirus Ómicron, detectada en Sudáfrica, el gobierno descartó cerrar fronteras y aumentar nuevas restricciones. López Obrador aseguró que en México «ni hubo ni habrá toque de queda».

El presidente explicó que lo que está pasando con la nueva variante es debido a que no llegaron las vacunas a África. «No es que sea terrible la nueva variante, es que se abandonó a los pobres, como suele pasar», criticó el mandatario.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dio por hecho que Ómicron llegará a México y al resto de países del mundo pero consideró que la efectividad de las vacunas «sigue siendo vigente».

«Las cancelaciones de viajes, cierres de fronteras no tienen ningún sustento científico, las medidas efectistas, no van a detener la propagación de esta ni ninguna otra variante, podemos garantizar que Ómicron será una variante predominante en el mundo», apuntó López-Gatell.

Añadió que Ómicron no ha demostrado ser más virulenta, ni más transmisible, además de que no se ha demostrado que sea más grave; apuntó que así como las vacunas siguen siendo efectivas, las pruebas PCR siguen detectando esta variante. Pidió no «distorsionar la información».

Un comité asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recomendó este viernes de manera unánime una dosis de refuerzo de las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer y de Moderna para todos los adultos del país.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP), un órgano independiente de los CDC, votó por once votos a favor y ninguno en contra a favor de esta recomendación.

La decisión tendrá que ser firmada ahora por la directora de los CDC, Rochelle Walensky, para que se haga efectiva de forma definitiva.

De esta manera, es posible que en las próximas horas todos los mayores de 18 años tengan acceso a la vacuna de refuerzo en Estados Unidos, aunque ACIP hizo especial hincapié en que todos los mayores de 50 deberían recibir la tercera dosis.

Dentro del proceso de aprobación de vacunas, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) había autorizado previamente este viernes para uso de emergencia la dosis de refuerzo de Pfizer y Moderna para los mayores de 18 años.

Hasta ahora, las autoridades sanitarias de Estados Unidos habían aprobado el uso de esta tercera dosis para las personas mayores de 65 años, así como los adultos con problemas médicos o elevado riesgo de contraer la enfermedad.

A la espera de la decisión federal, varios estados del país habían permitido ya desde hace semanas la administración de estas dosis de refuerzo para la población adulta.

Recordemos que Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia de covid-19 con más de 768.000 fallecidos desde el marzo de 2020.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos autorizó este viernes las dosis de refuerzo de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna contra la COVID-19 para todos los adultos del país.

La autorización para uso de emergencia de esta tercera dosis en la población mayor de 18 años solo necesita ahora la luz verde de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para que estén disponibles de manera general.

Hasta ahora, las autoridades sanitarias de Estados Unidos habían aprobado el uso de esta tercera dosis para las personas mayores de 65 años, así como los adultos con problemas médicos o elevado riesgo de contraer la enfermedad.

Recordemos que el panel independiente que asesora a la FDA inicialmente votó en contra de tener refuerzos disponibles para todos, exigiendo criterios más estrechos para su suministro.

En su momento, Pfizer dijo que la eficacia de la vacuna contra la enfermedad sintomática se restauró al 95.6% cuando se administró un refuerzo en el marco de una prueba en la que participaron 10,000 personas mayores de 16 años.

Para reforzar sus argumentos, la farmacéutica puso el ejemplo de Israel, que luchó contra la aparición de la variante Delta con una campaña de refuerzo a nivel nacional.

Además, esta semana las autoridades sanitarias de Reino Unido publicaron un informe sobre personas mayores de 50 años que refiere la eficacia de la vacuna después de un refuerzo aumentó más allá del nivel de protección en las dos primeras dosis en su punto máximo.

Si bien las personas que se infectan mientras están completamente vacunadas tienen muchas menos probabilidades de enfermarse lo suficiente como para ir de gravedad al hospital o morir, nuevos datos de Minnesota muestran que «las muertes entre los vacunados no son cero».

Actualmente, son de alrededor de uno por cada 100,000 por semana, en comparación con alrededor de 14 por cada 100,000 entre los no vacunados. Las personas con mayor riesgo de morir por COVID-19 después de la vacunación son las personas de edad avanzada e inmunodeprimidas, como las personas con cáncer o trasplantes de órganos.

Las autoridades sanitarias estadounidenses recuerdan que actualmente, la gran mayoría de los casos hospitalizados y las muertes son de personas no vacunadas.

La semana pasada, el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, condenó el hecho de que los países ricos están suministrando diariamente seis veces más dosis de vacunas que las dosis primarias aplicadas en los países de bajos ingresos.

«Sería realmente lamentable si hacemos todo este arduo trabajo de vacunación y luego nos encontramos retrocediendo una vez más, debido a una variante emergente en alguna otra parte del mundo», sentenció Gounder.

Un panel asesor de Estados Unidos discutirá este viernes la posibilidad de ampliar la elegibilidad para la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 a todos los adultos.

Algunas ciudades y estados ya permiten que todos los adultos reciban la dosis de refuerzo de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por Pfizer, pero aún no es una política oficial federal. Durante la última semana, California, Nuevo México, Arkansas, Virginia Occidental y Colorado ampliaron la elegibilidad para incluir a todos los adultos. La ciudad de Nueva York adoptó una medida similar.

La semana pasada, Pfizer pidió a los reguladores estadounidenses que permitieran que las dosis de refuerzo de su vacuna contra COVID-19 sean administradas a cualquier persona mayor de 18 años. Se tiene previsto que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) apruebe la solicitud de Pfizer antes de que el panel asesor se reúna esta semana.

El último paso, la recomendación oficial de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), podría producirse poco después de la reunión.

La medida ampliaría considerablemente la elegibilidad. Actualmente, las dosis de refuerzo son recomendadas para personas que recibieron su segunda dosis de Pfizer o de Moderna hace al menos seis meses, si son mayores de 65 años o si corren un mayor riesgo de presentar síntomas graves de COVID-19 debido a problemas de salud preexistentes o por su trabajo o condiciones de vida.

Los refuerzos también son recomendados para la gente que recibió la vacuna de dosis única de Johnson & Johnson hace al menos dos meses.

Las autoridades han dicho que aunque las tres vacunas utilizadas en Estados Unidos siguen ofreciendo una fuerte protección contra los síntomas graves del COVID-19 y la muerte, la efectividad de la vacuna ante una infección leve puede disminuir con el paso del tiempo.

Pfizer ha presentado resultados preliminares de un estudio sobre la dosis de refuerzo que incluyó a 10,000 personas para sustentar su argumento de que es momento de ampliar la campaña de refuerzos. El estudio encontró que una dosis de refuerzo podría restablecer la protección contra la infección sintomática en un 95%, incluso cuando la propagación variante Delta estaba aumentando. Los efectos secundarios eran parecidos a los que se observaron con las primeras dos dosis de la vacuna de la farmacéutica.

Las autoridades reguladoras de Estados Unidos aprobaron este miércoles extender los refuerzos contra el COVID-19 a quienes recibieron la vacuna de Moderna o de Johnson & Johnson, y dijeron que cualquier persona que sea elegible para una dosis adicional puede recibirla de una marca distinta a la que se le administró en un principio.

Las decisiones de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) representan un gran paso para ampliar la campaña de refuerzos en Estados Unidos, la cual comenzó con dosis adicionales de la vacuna de Pfizer el mes pasado.

Sin embargo, antes de que más personas se puedan recibir la dosis adicional, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) consultarán con un panel de expertos mañana jueves antes de concluir las recomendaciones oficiales sobre quién debería recibir refuerzos y cuándo.

Las medidas más recientes ampliarían en decenas de millones el número de estadounidenses elegibles para refuerzos y permitirían formalmente la combinación de vacunas, haciendo que sea más fácil recibir otra dosis, en especial para la gente que sufrió efectos secundarios con una marca en particular pero igualmente desea contar con la protección que se ha demostrado que brindan las vacunas.

Específicamente, la FDA autorizó una tercera inyección de Moderna para adultos mayores y otras personas que corren alto riesgo de contagio de COVID-19 debido a sus problemas de salud, su empleo o las condiciones en las que viven, la cual se administraría seis meses después de su última inyección. Habrá un cambio importante: El refuerzo de Moderna será de la mitad de la dosis utilizada en las dos primeras, basándose en datos de la compañía de que esa cantidad es más que suficiente para incrementar de nuevo la inmunidad.

En cuanto a la vacuna de J&J de una sola dosis, la FDA dijo que todos los que la recibieron, sin importar su edad, deberían aplicarse una segunda dosis al menos dos meses después de la vacunación inicial.

Las decisiones de la FDA difieren debido a que las vacunas se fabrican de manera distinta, y con diferentes calendarios de dosificación, y la inoculación de J&J ha mostrado de manera consistente un menor nivel de efectividad que las vacunas de dos dosis de Moderna y Pfizer.