Tag

región

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) indicó que pedirá este medio día a funcionarios estadounidenses que Washington «inicie una nueva política» en la región en la Cumbre de las Américas, ante la polémica por la presunta exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

«La Cumbre podría ayudar a iniciar una política nueva y le tengo confianza al presidente (Joe) Biden, creo que él podría dar este paso y hacer atrás toda esa política anacrónica, injusta, de subordinación, de falta de respeto a la independencia, a la soberanía de los pueblos», dijo AMLO.

El mandatario adelantó que hablará de ello este miércoles con el exsenador Christopher Dodd, designado por La Casa Blanca como asesor especial de la Cumbre de las Américas que se realizará en junio en Los Ángeles, California.

La reunión estaba pensada para ser de forma presencial, pero de último momento se cambió híbrida, pues mientras el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, y el canciller, Marcelo Ebrard, estarán de forma presencial, Christopher Dodd se conectará de forma virtual debido a que dio positivo a COVID-19.

El encuentro ha generado altas expectativa porque López Obrador ha amagado que no irá a la Cumbre, si Estados Unidos no invita a Cuba, Nicaragua y Venezuela, una postura que han secundado Bolivia y las naciones de la Comunidad del Caribe (Caricom).

«Tengo ese sueño de que en Los Ángeles nos unamos todos, y comparten ese punto de vista, porque no es solo nuestro, otros pueblos, otros gobiernos, y repito, creo que el presidente que podría iniciar esta nueva etapa, convertirse en el conductor de esta nueva política en América, es el presidente Biden», dijo López Obrador.

El mandatario insistió en que es momento de inaugurar una etapa nueva en América, sin «hegemonía, injerencismo, ni imposiciones”.

«Es necesario un cambio en la política exterior del mundo. Ya no es posible seguir, en el caso de América, con la Doctrina Monroe, ni con la consigna de que ‘América para los americanos’, ni mantener las pugnas que se originaron durante la Guerra Fría», añadió López Obrador.

El presidente rechazó las críticas sobre la polémica regional que ha causado su postura y los presuntos roces con el gobierno de Estados Unidos, principal socio comercial de México.

“No es un afán de confrontar, es llamar la atención de que podemos, es el momento, de buscar una reconciliación. Además, cada pueblo tiene su idiosincrasia, somos independientes”, remató.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este viernes en su llamado a la «unidad» entre los países de América, y se dijo confiado en que su homólogo estadounidense, Joe Biden, invite a todos los países a la Cumbre de las Américas que se celebrará en Los Ángeles ante la polémica por la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

«Todavía espero que haya una respuesta favorable para que todos participemos, el que no quiera ir está en su derecho pero espero que nadie excluya a nadie», dijo el mandatario, quien insistió en que él no acudirá a la cumbre si se excluyen países aunque sí enviaría a un grupo en representación de México.

López Obrador consideró que es imprescindible que se aumente el diálogo entre los países de la región porque, dijo, solamente así se podría aprovechar el «potencial económico».

«Por falta de unidad no hemos hecho valer la fuerza económica comercial que tiene América en consideración a otras regiones del mundo», compartió.

López Obrador se refirió a la polémica que desató el pasado día 10, cuando advirtió que no asistirá a la Cumbre de las Américas, que se realizará en Los Ángeles el próximo 6 de junio, y que fue tomado por diversos analistas como un boicot al evento que presidente EUA, pues diversos mandatarios se unieron a AMLO en su postura.

El mandatario aclaró que «no hay problemas» con Biden por haberse expresado sobre el tema. «Simplemente somos distintos porque las historias de nuestros pueblos son distintas», dijo.

Y pidió de nuevo a Biden que respete la soberanía de cada país para así poder llegar a un «verdadero cambio» en la región encaminado a que se termine «la política hegemónica en América y en el mundo».

López Obrador sostuvo que si se invita a todos los países de la región a la Cumbre de las Américas, «va a inaugurarse una etapa nueva en las relaciones en América y se le va a deber al presidente Biden», además de que dijo, todos los mandatarios sabrán reconocerle esa elección al demócrata.

El líder de la izquierda chilena, Gabriel Boric, fue investido este viernes como nuevo presidente de la República en una solemne ceremonia en el Congreso, a la que acudió un nutrido grupo de jefes de Estado y representantes de gobierno de todo el mundo.

«Ante el pueblo y los pueblos de Chile, sí, prometo», dijo el exlíder estudiantil cuando asumió el cargo en un inédito guiño a los pueblos originarios, que representan el 13% de la población del país.

Con apenas 36 años, Boric se convirtió este viernes en el mandatario más joven de la historia chilena y el primero que no forma parte de los dos bloques que han gobernado el país desde el retorno a la democracia en 1990.

El nuevo presidente del Senado, el socialista Álvaro Elizalde, le impuso la banda presidencial a un Boric que se dejó ver sin corbata, visiblemente emocionado y que acudió a la investidura acompañado por su pareja, Irina Karamanos, tras desayunar horas antes con dirigentes sociales.

«Vamos a dar lo mejor de nosotros mismos para estar a la altura de los desafíos que tenemos», dijo el mandatario en unas breves declaraciones a los medios a su salida del Senado.

Posteriormente, se subió a un Ford Galaxie descapotable, conducido por una agente de Carabineros, en otra señal inequívoca de que el feminismo será un eje central de su gobierno, el primero del continente con más mujeres que hombres.

En el auto le acompañaba además la nueva ministra del Interior, Izkia Siches, la primera mujer en la historia chilena en ocupar esta posición.

El gobernante se bajó del auto tras recorrer unos metros para saludar a la gente que le esperaba fuera del perímetro de seguridad y partió para Viña del Mar, donde sostuvo un almuerzo con las delegaciones internacionales que le acompañaron.

Tras el almuerzo, partió a Santiago, donde recorrió algunas calles hasta llegar a La Moneda, sede del Ejecutivo, para pronunciar su primer discurso oficial como presidente.

«Es un cambio de mando ciudadano, un día histórico. Estamos en medio de un proceso constituyente y (este es) un gobierno que plantea transformaciones profundas, paso a paso, pero profundas», subrayó la nueva vocera del gobierno, Camila Vallejo.

Defensor del proceso constituyente en el que está inmerso el país para enterrar la actual Constitución, heredada de la dictadura y de corte neoliberal, Boric ha prometido una profunda agenda de reformas para construir un modelo parecido al europeo.

A la toma de posesión acudieron los presidentes de Perú, Ecuador, Uruguay, Argentina, República Dominicana, Paraguay y Bolivia, mientras que Estados Unidos, en plena guerra de Ucrania, envió a su encargada para las pequeñas y medianas empresas,

«Chile es un país tradicionalmente hermano de buenas relaciones con Ecuador desde siempre y teníamos que estar presentes para felicitar al presidente Boric y desearle mucho éxito en su gestión», indicó el mandatario ecuatoriano, Guillermo Lasso.

En representación de España, acudió el rey Felipe VI, acompañado de la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, quien aseguró que con la llegada de Boric «la historia se reconcilia con Chile y abre las puertas a un nuevo futuro».

En representación de México acudió Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente López Obrador.

Además de las delegaciones internacionales, Boric extendió invitaciones personales a un puñado de personalidades nacionales e internacionales, entre las que se estaba Gustavo Gatica, el joven que se quedó ciego en la ola de protestas de 2019 y se convirtió en todo un símbolo de la violencia policial.

También acudió a la ceremonia la escritora nicaragüense Gioconda Belli, una de las principales opositoras al régimen de Daniel Ortega.

Por su parte el presidente de Argentina, Alberto Fernández, afirmó que Gabriel Boric supone «un gran impulso» para América Latina.

«Tengo las mejores expectativas (sobre el gobierno de Boric). Para América Latina es un gran impulso porque es un presidente que piensa en la región y eso nos pone muy contentos», dijo Fernández tras la ceremonia de cambio de mando en el Senado.

Que haya un presidente de 36 años, agregó, es un gran desafío y un gran mérito de Chile, que haya confiado en esa juventud».

En tanto el presidente de Bolivia, Luis Alberto Arce, aseguró este viernes que el ascenso de Boric a la primera magistratura de Chile permitirá «fortalecer» los lazos entre ambos países.

Con un abrazo y breve intercambio de palabras, el jefe de Estado boliviano felicitó a su par chileno en el Congreso Nacional.

Boric relevó al derechista Sebastián Piñera al mando del país e inició su periodo presidencial de cuatro años.

La economía de América Latina y el Caribe puede tardar más de cinco años en recuperar los niveles previos a la pandemia, que ha aumentado sustancialmente la pobreza y ha dejado una cada vez más precaria la situación de la clase media, advirtió este jueves el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El director interino del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Nigel Chalk, dio a conocer las perspectivas regionales, que situó en 6.3% el crecimiento de la región para este año y en 3% para 2022.

«Creemos que tomará un tiempo, quizá ni siquiera dentro de nuestro horizonte de proyecciones de cinco años para que el Producto Interno Bruto de la región vuelva a donde estaba antes de la pandemia», afirmó Chalk.

El economista recomendó a los países que se preparen para que esta recuperación no sea un camino lineal y anticipen «un camino largo y sinuoso».

Y es que recordemos que con la llegada de la pandemia de COVID-19, Latinoamérica vio desplomarse su actividad económica el pasado año con una contracción del 7%, muy superior a la media global, que fue de una caída del 3.1%.

El FMI prevé que el PBI de México crezca un 5.7% en 2021 y un 4.9% en 2022; el de Argentina un 7.5% y 2.5% respectivamente, y el de Brasil un 5.2% y un 1.5%.

Entre los países con más crecimiento para este año aparecen Panamá, con un 12%; Chile, con 11%, y Paraguay, con 10%.

Chalk advirtió, en concreto, del sustancial incremento de la pobreza y la cada vez más precaria situación de la clase media en la región como grandes lastres para el avance económico. Los principales riesgos son el surgimiento de variantes de COVID-19 más «contagiosas y letales», el endurecimiento de las condiciones financieras globales y «el malestar social» al aproximarse un año con un ocupado calendario electoral.

Se señaló que los progresos económicos dependerán, en gran medida, del ritmo de vacunación. Cerca del 41 % de la población está vacunada en América Latina y el Caribe, pero con grandes disparidades, ya que hay países que todavía no han llegado a inmunizar al 20%, mientras que otros cuentan con más del 70% de su población protegida, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Otra de las grandes amenazas para la región latinoamericana es el aumento de los precios, vinculado a las interrupciones de la cadena de suministro y a los incrementos globales del costo de los bienes, que impulsan al alza los precios al consumidor.

De acuerdo con las estimaciones del FMI, Latinoamérica tendrá una inflación del 9.3% en 2021, lo que significa que será la región con mayor aumento de precios del mundo, y en 2022 se moderará levemente, hasta el 7.8%, una cifra aún elevada.

La recuperación económica de América Latina y el Caribe se acelerará a una tasa del 6.3% en 2021, impulsada por el rebote en México y Brasil, aunque las secuelas de la pandemia tardarán en desaparecer, indicó este miércoles el Banco Mundial (BM).

Recordemos que hace cuatro meses, el organismo había anticipado un crecimiento para este año del 5.2%.

En su nuevo informe sobre la economía de la región, el BM advirtió de que la estimación del 6.3% para este año, impulsado por la aceleración de la vacunación contra la COVID-19, no logrará revertir del todo la contracción de 6.7% que tuvo lugar el año pasado.

Las dos grandes economías regionales mostrarán un sólida expansión, pero lo harán por debajo de la media: Brasil crecerá un 5.5% este año, por encima del 4.5% previsto en junio; y nuestro país lo hará en 5.7%, mejorando así el 5% anticipado cuatro meses atrás.

Asimismo, el Banco Mundial explicó que las previsiones de crecimiento para los próximos dos años en Brasil y México caerán por debajo del 3%, lo que supondría un regreso a las tasas de crecimiento bajas de la década de 2010.

En su informe, el BM asegura que «la crisis de COVID-19 se sumó a otra `década perdida’ de bajo crecimiento, lo que sugiere problemas estructurales más profundos».

Antes del COVID-19 Latinoamérica venía ya con una trayectoria hacia el estancamiento: entre 2014 y 2019 creció a una tasa promedio del 0.3%, menor al promedio del 0.9% registrado en los años de la Primera Guerra Mundial, y al del 1.3% de la Gran Depresión, de acuerdo con CEPAL.

En 2019 el crecimiento fue de sólo un 0.8% y cayó a un 6.7% en 2020, según el BM.

A nivel país, el BM prevé que la economía de Perú, una de las más castigadas en 2020 con una contracción del 11.1%, será la que más crezca en 2021 en Latinoamérica, un 11.3%, aunque podría contraerse nuevamente a una tasa del 3.2% en 2022. Chile, cuyo PBI retrocedió un 5.8% en 2020, podría crecer un 10.6% en 2021 y un 2.4% en 2022; y Panamá, cuya actividad se contrajo un 17.9% en 2020, crecería un 9.9% en 2021 y un 7.5% en 2022.

El reporte, titulado «Recobrar el crecimiento: Reconstruyendo economías dinámicas pos-COVID con restricciones presupuestarias», advierte además de los numerosos obstáculos que encara la región.

Entre ellos, destaca que «la persistencia» de las presiones inflacionarias a nivel mundial podría derivar en tasas de interés más elevadas y reducir la demanda, y que los crecientes niveles de déficit público y endeudamiento limitan el potencial de cualquier intervención pública futura.

«Ahora más que nunca, es necesario recuperar un crecimiento dinámico, inclusivo y sostenible para reparar tanto el legado de la pandemia como necesidades sociales persistentes», consideró el banco en su informe.

El banco asegura que la región debe implementar «de manera urgente reformas muy postergadas aunque viables» en los sectores de la infraestructura, salud, educación, política energética e innovación, y además encarar los desafíos del cambio climático.

Hace menos de un mes fue un escándalo que el líder de la bancada del PAN en el senado, acompañado de otros de sus colegas se reunieran con Santiago Abascal, el líder de VOX, el partido de ultraderecha de España. El crítico número uno de ese encuentro fue el presidente Andrés Manuel López Obrador quien, ni tarde ni perezoso, fijó su postura desde la tribuna de la mañanera para decir que “vinieron unos extremistas de España, el Vox que se unieron con el PAN porque son lo mismo, nada más que simulaban, los del PAN, de que eran demócratas y no, son conservadores y ultraconservadores casi fascistas”.

Agregó López Obrador que «Hubo un besamanos, una vergüenza, llegaron todos los senadores (del PAN), creo que 16, al besamanos».

Muy mal esa reunión de Panistas. Ni duda cabe que no han entendido nada sobre en donde está la batalla electoral para ganar votos y pensar que puedan regresar algún día al poder. Está en el centro, no en los extremos.

Sin embargo, tomando en cuenta que ésta es la visión del presidente López Obrador, que enaltece la máxima de “dime con quien andas y te diré quien eres” ¿qué podemos decir de su apapacho al dictador de Cuba, Miguel Diaz-Canel; al de Venezuela, Nicolás Maduro; al canciller de Nicaragua que venía en representación de Daniel Ortega?

Para ambos países pidió misericordia. Para Cuba, el fin del embargo estadounidense; para Venezuela, el retiro de las sanciones económicas. ¿Es entonces esto un fuera máscaras de Andrés Manuel López Obrador? ¿Cabe la posibilidad de parafrasearlo y decir: López Obrador es lo mismo que Diaz-Canel, Maduro y Ortega, nada más que simula que es un demócrata y no, es un dictador y un violador de los derechos humanos y la libertad de expresión?

Si nos apegamos a cómo se refirió López Obrador al encuentro de algunos panistas con VOX, la respuesta es si. Para un hombre que siempre ha dicho que las relaciones exteriores e internacionales no le interesan, lo que vimos desde el 16 de septiembre cuando le dio a Diaz-Canel el trato que ningún otro Jefe de Estado del extranjero había tenido antes, salvo el que tuvo el francés Charles De Gaulle en 1964, y continuó a lo largo de la cumbre de la CELAC muestra que a López Obrador sí le interesan los temas internacionales y nos dejan verlo de cuerpo entero con quién se entiende y con quién no.

La alternativa es que todo esto fue una estrategia del presidente de México para distraer del desastroso manejo de la crisis migratoria. Fue increíble que en la CELAC se hablará de todo, hasta de una Agencia Espacial de la región, sin que se mencionara el tema migratorio.

Bueno, hasta propuso el presidente que la CELAC conforme una especie de Comunidad Europea en América Latina. ¡Vaya idea viniendo de alguien que constantemente habla de defender la soberanía mexicana! La Comunidad Europea es precisamente la cesión de soberanía económica, laboral y de fronteras.

Apostilla: López Obrador le envió una carta al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para decirle cómo resolver la crisis migrante que aqueja tanto a su país como a México. Le pidió que aporten los fondos para replicar Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro en los países de Centroamérica. Me imagino que cuando leyó la carta Biden ha de haber dicho “Caray, ¡¿Cómo no se nos había ocurrido esto antes?!…el presidente López Obrador es un genio.” Aunque unos minutos después habría calculado lo que todos sus antecesores. Que dar dinero a los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador sólo enriquece a la clase política de esos países sin lograr cambios favorables para sus ciudadanos. Además, ¿Cómo podría La Casa Blanca justificar, por ejemplo, darle recursos a un Bukele que se auto describe como el dictador más cool del mundo mundial en su perfil de twitter?

Columna completa El Universal

La próxima reunión de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que tendrá lugar este sábado en nuestro país, profundizará en la lucha conjunta contra la pandemia y tendrá a la Organización de los Estados Americanos (OEA) en la mira.

El canciller Marcelo Ebrard explicó este martes que los países de la región dialogarán al más alto nivel en un acto encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Indicó que estos jefes de Estado y representantes de gobierno viajarán al país por dos motivos, tanto el bicentenario de independencia de México como la propia reunión de la CELAC, del que México ostenta la presidencia temporal.

«Hace mucho que no se reunían las y los presidentes, primeros ministros y altos funcionario que ahora ha convocado el presidente de la República», subrayó Ebrard.

En la VI Cumbre de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de la CELAC hay 31 países que han confirmado su participación, la mayoría a nivel de jefe de estado y/o gobierno, según informó en días recientes la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

«Representarán a sus países 17 mandatarios, 2 vicepresidentes, 9 cancilleres y otras autoridades de primer nivel», explicó en Twitter el subsecretario para América Latina y el Caribe de México, Maximiliano Reyes.

Por el momento, Alberto Fernández (Argentina), Guillermo Lasso (Ecuador), Carlos Alvarado (Costa Rica), y Luis Lacalle (Uruguay), están entre los mandatarios que han confirmado su presencia en México, puntualizó Cancillería. También se espera la presencia de Pedro Castillo, presidente de Perú.

Ebrard subrayó esta mañana que, bajo la presidencia «pro tempore» de México, hay logros en la lucha contra la COVID-19 en la región. Entre ellos, indicó, está la producción y envasado de vacunas con el acuerdo México-Argentina, con apoyo de la Fundación Slim, del fármaco de AstraZeneca.

Y también el apoyo de 13 proyectos de investigación de vacunas CELAC, en países como Argentina, Brasil, Chile y México. Asimismo, subrayó que México donó ventiladores y 1.3 millones de dosis de vacunas.

Finalmente, enfatizó la importancia de la coordinación regional para las reuniones de la red de especialistas de la Organización Panamericana de Salud (OPS), la red de virólogos de la CELAC y el plan regional de vacunas y medicamentos de Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Esto «se va a presentar el sábado, brevemente, porque tenemos nuestro plan para producir vacunas para América Latina», puntualizó.

Recordemos que a finales de julio tuvo lugar en la Ciudad de México la reunión de cancilleres de la CELAC, donde se firmó el convenio constitutivo de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE), y ahora en esta nueva cumbre se espera que se lleve a cabo la fundación del organismo como tal.

Previó a la reunión de cancilleres de julio, López Obrador pidió crear en la región «algo similar» a la Unión Europea (UE) y sustituir a la OEA, propuesta que generó un gran debate. El pasado 28 de agosto, Ebrard ya adelantó que este tema se tratará en la cumbre de jefes de Estado, donde el Gobierno mexicano aprovechará su «excelente diálogo» con Estados Unidos para «facilitar que se pueda llegar a este acuerdo para otra arquitectura política en las Américas».

En ese sentido, AMLO dijo esta mañana que «van a ser muy importantes los resolutivos. Si se logra un acuerdo conjunto de todos los países que participen, va a ser algo muy importantes para nuestra América, porque la CELAC es América Latina y el Caribe».

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó este martes sus previsiones de crecimiento para Latinoamérica y el Caribe para este 2021 al 5.8%, una importante mejora con respecto a lo que calculaba en abril, impulsado en buena medida a los datos positivos en Brasil y México.

En una actualización de su informe de Perspectivas Económicas Globales, el FMI aumentó en 1.2 puntos porcentuales su anterior previsión para la región, mientras que mantiene sin cambios, en el 6%, el crecimiento para el conjunto del mundo.

La mejoría durante el presente ejercicio va de la mano de unas expectativas muy reforzadas en las dos mayores economías latinoamericanas, Brasil y México, para quienes prevé un crecimiento en 2021 del 5.3% y del 6.3%, respectivamente.

En abril, cuando había publicado un informe más amplio, el FMI sólo pronosticaba un crecimiento del 3.7% para Brasil y del 5% para México.

El fondo aprecia que en ambos países los resultados del primer trimestre fueron mejores de lo esperado, a lo que añade, en el caso de nuestro país, el efecto positivo de las mejores perspectivas de Estados Unidos, mientras que en Brasil destaca la mejora de su comercio.

Esa tendencia contrasta con la que el FMI ve en otras economías emergentes como China, la India o Arabia Saudí, donde empeoran las expectativas para este año.

El FMI también revisó ligeramente al alza sus previsiones de crecimiento en Latinoamérica y el Caribe para 2022, con una mejora de una décima, hasta el 3.2%.

El organismo internacional espera que la economía de nuestro país salga reforzada el próximo año, con un crecimiento del 4.2%, 1.2 puntos más de lo que preveía el pasado abril, beneficiada por una recuperación muy vigorosa en Estados Unidos.

Por el contrario, rebaja en siete décimas su previsión para Brasil en 2022 y espera que el Producto Interno Bruto (PIB) del país gane un 1.9%. La revisión publicada hoy por el FMI no ofrece datos desglosados de otros países latinoamericanos.

Adicional, el FMI mantuvo su previsión de un crecimiento del 6% de la economía mundial este año y revisó al alza la estimación para Estados Unidos y otras economías ricas, aunque bajó sus cálculos para varios países en desarrollo que aún sufren las consecuencias de la pandemia.

La divergencia se basa mayormente en el nivel de acceso a vacunas contra el COVID-19 y a los respaldos fiscales de las economías avanzadas, en tanto que los mercados emergentes tienen dificultades en ambos frentes.

«Cerca del 40% de la población en economías avanzadas ha sido totalmente vacunada, en comparación con el 11% en las naciones emergentes y una fracción muy pequeña en los países en desarrollo de bajos ingresos», dijo Gita Gopinath, economista jefa del FMI, en el comunicado que acompañó el reporte.

Precisó que las tasas de vacunación más veloces de lo esperado y el retorno a la normalidad generaron ajustes al alza, mientras que el escaso acceso a la inmunización y nuevas olas de COVID en algunas naciones, especialmente en India, causaron recortes en las estimaciones de crecimiento.

En el caso de Estados Unidos, el FMI espera que se expanda un 7% en 2021 y 4.9% en el 2022, un alza de 0.6 puntos y 1.4 puntos porcentuales, respectivamente, respecto a las previsiones emitidas en abril.

Por el contrario, el Fondo redujo su estimación de crecimiento en 2021 para la India, que ha afrontado violentas olas de infecciones de coronavirus este año, en tres puntos porcentuales, a 9.5%. También recortó el panorama de expansión del PIB de China en 0.3 puntos porcentuales, al tomar en cuenta una desaceleración de la inversión pública y del apoyo fiscal.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) elevó este jueves su previsión de crecimiento en 2021 para la región del 4.1% estimado en abril pasado al 5.2%.

Esta cifra refleja un rebote desde la profunda contracción de 6.8% registrada en 2020 como consecuencia de los efectos adversos producidos por la pandemia de COVID-19.

«Esta expansión no alcanzará para asegurar un crecimiento sostenido ya que los impactos sociales de la crisis y los problemas estructurales de la región se han agudizado y se prolongarán durante la etapa de recuperación», alertó el organismo dependiente de Naciones Unidas.

Para 2022, la Cepal proyecta una tasa de crecimiento regional del 2.9%, «lo que implica una desaceleración», indicó en el documento «La paradoja de la recuperación en América Latina y el Caribe. Crecimiento con persistentes problemas estructurales: desigualdad, pobreza, poca inversión y baja productividad».

Los países que más van a crecer este año son Panamá (12%), Perú (9.5 ), Chile (8%), República Dominicana (7.1%), Argentina (6.3%), México (5.8%), Colombia (5.4%) y Bolivia (5.1%).

Le seguirían El Salvador (5%), Honduras (5%), Guatemala (4.6%), Brasil (4.5%) Uruguay (4.1%), las islas del Caribe (4.1%), Paraguay (3.8%), Costa Rica (3.2%) y Ecuador (3%).

Mientras que los que tendrán un peor desempeño este año son Cuba (2.2%), Nicaragua (2%), Haití (0.1%) y Venezuela (-4%).

«La tasa de crecimiento actual no es sostenible y existe un riesgo de retorno a trayectorias mediocres, con insuficiente inversión y empleo, y mayor deterioro ambiental», advirtió el organismo.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, urgió a los gobiernos a mantener las políticas de transferencias de emergencia para fortalecer una reactivación que sea sostenible en el tiempo, más justa, igualitaria y amigable con el medio ambiente.

Se apuntó que al 30 de junio, la región acumulaba más de un millón 260 mil 000 muertos a causa del COVID-19 (32% del total mundial), a pesar de que su población representa el 8.4% a nivel global, y presenta grandes brechas en la vacunación respecto a los países desarrollados.

En ese sentido, detallaron que en América Latina y el Caribe (30 países) el porcentaje de la población total con esquema de vacunación completo llega a solo 13.6%, mientras que en la Unión Europea es de 34.9% y en América del Norte 46.3%.

Al participar en la reunión virtual “Desarrollo Tecnológico de vacunas CELAC contra COVID-19” organizada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reconoció que existen dificultades para conseguir las vacunas contra COVID-19.

«De verdad, nuestra preocupación primordial ha sido, y así lo planteamos en el G-20, en las resoluciones de la Asamblea de la ONU, en el Consejo de Seguridad de la ONU y en cuanto foro hemos podido, de señalar que es urgente actuar para reducir la enorme, la inmensa brecha que hay en el acceso a las vacunas y para reducir las dificultades que estamos enfrentando para conseguirlas, para obtenerla y para inmunizar a nuestra población”, dijo Ebrard en su intervención.

El canciller destacó que actualmente se desarrollen cuatro proyectos de vacunas, mediante sus ensayos clínicos, pues dijo, México dará preferencia a las vacunas que se desarrollen exitosamente en la región para los siguientes ciclos de vacunación.

Ebrard Casaubón indicó que el desarrollo de fármacos en la región ayudará a reducir drásticamente la dependencia del exterior en los próximos meses, “lo cual nos alegra mucho y es un motivo de entusiasmo, de esperanza, de expectativa, porque demuestra que sí podemos”, aseguró.

«Hoy ponemos manos a la obra con pasar revista a estos ensayos clínicos o pre-clínicos, y también para hacer compromisos, yo les diría que México está en la posición y hace el compromiso el día de hoy por mi conducto, de que habrá, desde nuestro punto de vista, preferencia para las vacunas que se desarrollen exitosamente en América Latina y el Caribe».

En el evento también participó la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, quien señaló que su oficina se encuentra realizando el Plan Integral para la Autosuficiencia Sanitaria, específicamente enfocado en el fortalecimiento de capacidades de producción y distribución de vacunas y medicamentos en la región de la CELAC.

Se destalló que las instituciones que presentaron sus iniciativas de vacunas fueron: la Universidad de San Martín, de Argentina; el Instituto Butantan y la Fundación Oswaldo Cruz, de Brasil; la Universidad Católica de Chile; Biocubafarma, de Cuba; y AVIMEX, la UNAM y el IPN, de México.

En más temas de la cancillería y el trabajo que realiza en torno a las vacunas, se informó que el canciller cumplirá una visita de trabajo a la ciudad de Moscú, capital de Rusia, del 24 al 28 de abril.

Durante su visita a Moscú, Ebrard se reunirá con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, quien visitó la Ciudad de México en febrero de 2020, y con quien analizará los mecanismos para fortalecer las relaciones entre ambos países y evaluarán las acciones emprendidas durante la pandemia e identificarán prioridades para la etapa de recuperación.

Además, Ebrard se reunirá también con las autoridades e instituciones rusas involucradas en el desarrollo, producción y distribución de la vacuna Sputnik V, y visitará el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, que lidera este proyecto.

Recordemos que fue el pasado 6 de abril, cuando se dio a conocer que Ebrard viajaría a Rusia, China, India y Estados Unidos para garantizar que se cumplan los acuerdos que tiene México con esas naciones sobre las vacunas contra el COVID-19.

Casi 63 millones de personas han sido vacunadas en las Américas y el Caribe en los últimos dos meses, mientras que la semana pasada las cifras de fallecidos y de contagiados han bajado un 10% en la región, informó este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

«Dos meses después de que se aplicara la primera vacuna, casi 63 millones de personas han sido vacunadas contra la covid-19 en todas las Américas y en el Caribe, lo cual significa que hay más personas protegidas cada día», declaró la directora de la OPS, Carissa Etienne, en una conferencia de prensa virtual.

Según la funcionaria, «la mayoría de los vacunados son de los países del norte».

Y aunque dijo que las cifras son alentadoras, reconoció que no son suficiente, pues para beneficiarse de la inmunidad colectiva de las vacunas, la llamada inmunidad del rebaño, la cobertura debe ser muy alta.

La directora de la OPS estimó que más de 700 millones de personas en las Américas tendrían que ser vacunadas contra el Covid-19 para garantizar una cobertura del 70%.

Etienne aprovechó para informar que durante la última semana, más de 1.2 millones de personas en las Américas se infectaron de Covid-19 y 39,000 murieron a causa del virus.

«Y si bien estas cifras son abrumadoras, representan una disminución del 10% comparado con las semanas anteriores. Esto demuestra que las intervenciones de salud pública están ayudando a mantener el virus bajo control», señaló.

El 2020 no fue un buen año para el comercio exterior en América Latina y el Caribe a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus. La región registró los peores índices de comercio desde la crisis económica global de hace algo más de una década, informó este viernes la CEPAL.

En su informe anual «Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2020», el organismo de las Naciones Unidas estimó que las exportaciones regionales cayeron el año pasado un 13%, mientras que las importaciones se redujeron en un 20%, respecto al año anterior.

Sin embargo la contracción de las exportaciones es menor a la proyectada por el organismo en agosto, cuando otro informe de la institución anticipaba una caída del 23%.La CEPAL señaló que «en ese momento aún no se evidenciaba el repunte de la demanda en los principales socios de la región, especialmente China».

Centroamérica exhibió la menor caída de sus exportaciones, con un 2% debido al comercio de productos esenciales como agroalimentarios y farmacéuticos, que suponen un 25% de las exportaciones de esa zona. América del Sur y México presentaron una contracción similar de un 13% y el Caribe un 16%.

«El COVID está magnificando la debilidad y la caída del comercio de bienes, con excepción de alimentos y medicamentos», lo que en el primer caso favorece a la región, apuntó durante la presentación del informe la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena.

La CEPAL se mostró cautelosa en sus proyecciones respecto al comportamiento del comercio regional en 2021. Estima que las exportaciones podrían crecer entre un 10% y un 15%, aunque advierte que la nueva ola de contagios detectada a fines de 2020 y el lento avance de la vacunación podrían afectar dichas perspectivas.

El comercio exterior ha dejado de ser un motor de crecimiento de las economías desde la crisis económica global de 2008 y 2009, recordó Bárcena.

El COVID interrumpió la producción y el consumo en todo el mundo, deprimiendo la demanda global, señaló. «El impacto en América Latina y el Caribe del COVID ha sido una fuerte caída del comercio» que ha profundizado la fragmentación regional, que ya venía de antes, añadió.

Según el informe, la pandemia también ha intensificado tendencias ya presentes en el comercio mundial, como las tensiones comerciales y tecnológicas entre Estados Unidos y China; el debilitamiento de la cooperación multilateral; la digitalización de la producción y del comercio, el proteccionismo y el creciente nacionalismo económico.

Latinoamérica y el Caribe se convirtió este viernes en la región del mundo con más fallecidos por covid-19, al sumar 213.120 decesos y superar el número de muertos registrado en Europa.

Con 213,120 muertos por el nuevo coronavirus, América Latina sobrepasó los 212,660 decesos acumulados en Europa.

El 44% de las muertes por Covid-19 ocurridas en el mundo en los últimos siete días se registraron en la región, cerca de 18,300 de un total de 41,500.

La región también es la que registra mayor cantidad de contagios de coronavirus, con 5.3 millones, buena parte de ellas en Brasil.

El gigante sudamericano, con 2.9 millones de casos de Covid-19 y casi 98,500 muertes en una población de 212 millones de habitantes, es el segundo país del mundo más afectado en términos absolutos, solo por detrás de Estados Unidos.

En tanto, nuestro país con 128.8 millones de habitantes, superó ayer las 50.000 defunciones y alcanzó los 462,690 casos de Covid-19

Este martes, durante una sesión informativa sobre el avance de la pandemia de Covid-19 en la región de las Américas, Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) fue cuestionado sobre la descoordinación que existe en México, entre el gobierno federal y los estatales en cuanto al manejo de la pandemia.

Jarbas Barbosa indicó que es necesaria una buena coordinación entre todo los niveles de gobierno en México, y en todos los países, pues al estar enfrentando un gran desafío de salud pública como lo es la epidemia del Covid-19, es necesario que la población tenga información clara y veráz.

El subdirector añadió que ante la inquietud de la población, es importante que las autoridades, de todos los niveles, transmitan un mensaje único y coordinado.

En la misma sesión, la directora de la OPS, Carissa Etienne, alertó que el 60% de los nuevos contagios por Covid-19 y el 64% de las muertes asociadas al virus en todo el mundo durante la semana pasada, se registraron en el continente americano.

Al «13 de julio se habían alcanzado los 6.8 millones de casos y 288,000 muertes en toda la región, lo que equivale a aproximadamente la mitad de todos los casos y muertes reportados en todo el mundo».

Etienne apuntó además que el número de personas que mueren por la Covid-19 sigue a la alza en América; particularmente en Brasil, México y Estados Unidos, países que reportaron el 77% de todas las muertes en el continente durante la última semana, y que actualmente experimentan algunos de los brotes más mortales del mundo.

En este sentido, Marcos Espinal, director del departamento de Enfermedades Transmisibles, anunció que América Latina ya ha sobrepasado a América del Norte como la segunda región en cuanto a tasa de mortalidad por coronavirus en el mundo, pues solamente está por detrás de Europa.

El médico atribuyó este hecho a las altas tasas de desigualdad que se registran en la región, las debilidades de sus sistemas sanitarios y la fuerte presencia de una economía informal, que ha influido en la reapertura temprana de la actividad económica en algunos países.

Por otro lado, la OPS apuntó que es probable que no haya medicamentos o vacunas efectivas en los próximos meses para combatir la enfermedad, pero que sigue siendo fundamental trabajar para garantizar el acceso equitativo a estas herramientas cuando estén disponibles.

«La OPS se está coordinando con otros socios para garantizar que los países más vulnerables de la región vayan a recibir la vacuna contra la COVID-19 de una forma subsidiada con precios accesibles», precisó Etienne.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió este martes que junio será un mes crucial para la pandemia del coronavirus en Latinoamérica, una región que a pesar de haber tenido más tiempo para prepararse está sintiendo los efectos como casi ninguna otra.

«Vamos a tener COVID por algún tiempo más y junio es un mes crítico», expresó Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS. «La situación es que si bien Latinoamérica ha tenido más tiempo, el aplanamiento de la curva tomará más tiempo», añadió.

De acuerdo con la OPS, se han reportado más de 3.3 millones de casos en toda América, más que en ninguna otra región del mundo. En los países del continente, incluido Estados Unidos, se han registrado casi la mitad de todos los casos del nuevo coronavirus.

La Organización manifestó su preocupación por información que muestra que el virus está creciendo en nuevos lugares, lugares que anteriormente tenían una cantidad limitada de casos, entre los que mencionó a México, Panamá y Costa Rica, donde se está incrementando el contagio en la frontera con Nicaragua. También se dijo preocupada por la situación en Chile, Venezuela y Haití.

Cristian Morales, representante en México de la OPS, aseguró que la pandemia del coronavirus está avanzando en México hasta su máximo apogeo.

«Estamos aún con la epidemia avanzando hasta su máximo apogeo en lo que respecta a este primer brote de Covid-19», dijo Morales.

Jean-Marc Gabastou, asesor en Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que las protestas que se han dado en los últimos días en México en homenaje en al afroamericano George Floyd, quien murió bajo custodia policial en Estados Unidos, «pueden fomentar la reemergencia» del brote al romper la barrera de sana distancia.

México acumula 120,102 casos confirmados y al menos 14,053 decesos. De esos casos, Guerrero tiene 2,561 contagios pero su capacidad hospitalaria es menor a la de otros estados, y a fines del mes pasado atravesó un momento crítico cuando la ocupación de camas alcanzó más del 78%.

Guerrero es, de acuerdo con los reportes presentados por el gobierno federal, el estado con la menor tasa de contagios en las últimas dos semanas.

Sin embargo, el gobernador Héctor Astudillo anunció esta mañana que dio positivo al coronavirus. Astudillo, de 61 años, es el cuarto gobernador que contrae el virus. «Estamos en un momento difícil, yo mismo pensé que no me iba a tocar a mí, pero ya me tocó», dijo Astudillo en su cuenta oficial de Twitter. «Estoy bien, con algunos malestares, nada grave».

En América Latina se han registrado más de 1.3 millón de contagios y más de 67,100 muertos. A nivel mundial, el coronavirus ha infectado a más de 7 millones de personas y causado la muerte a más de 407,800 en todo el mundo, según el conteo de la la Universidad Johns Hopkins.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) propuso este martes la entrega de un ingreso básico de emergencia mensual de 143 dólares por seis meses a 215 millones de latinoamericanos pobres, los más afectados por la pandemia del coronavirus.

La extensión del virus llevará a un desplome de las economías regionales durante este año, con una caída promedio del PIB de 5.3%, lo que llevará a 28.7 millones de personas bajo la línea de pobreza, estima el organismo.

En este contexto, la Cepal, un organismo técnico de las Naciones Unidas, propuso la entrega inmediata del ingreso básico de emergencia (IBE), con la perspectiva de permanecer en el tiempo según la situación de cada país.

«Esto es especialmente relevante dado que la superación de la pandemia tomará tiempo y las sociedades deberán coexistir con el coronavirus, lo que dificultará la reactivación económica y productiva», dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, en rueda de prensa virtual.

Este ingreso de emergencia (IBE) equivale al costo per cápita para adquirir una canasta básica de alimentos y otras necesidades esenciales para la población en situación de pobreza en 2020, es decir, 215 millones de personas o el 34.7% de la población regional.

La medida implicaría un gasto adicional del 2.1% del PIB regional para abarcar a todas las personas que se encontrarán en situación de pobreza este año.

Según el reporte, los grupos especialmente vulnerables a la crisis socioeconómica derivada de la pandemia son las mujeres, y las personas de estratos de ingresos bajos y medios-bajos.

De acuerdo al organismo, los mayores aumentos de la pobreza extrema se darán en México, Nicaragua y Ecuador, mientras que la pobreza en general aumentará especialmente en Argentina, México, Ecuador y Brasil.

En América Latina el nuevo coronavirus ha provocado más de 20,000 muertes, más de la mitad de ellas en Brasil. México ha reportado 3,353 muertes seguido por Ecuador con 2,127.