Tag

t-mec

Browsing

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, no viajará el miércoles a Washington para reunirse con sus homólogos de Estados Unidos y México, quienes han confirmado celebrarán la entrada en vigor del acuerdo comercial, el T-MEC.

En un comunicado dado a conocer este lunes, la oficina del primer ministro canadiense señaló que Trudeau permanecerá está semana en Canadá para mantener «reuniones ministeriales previamente establecidas» así como sesiones parlamentarias.

«Deseamos a los Estados Unidos y México éxito en la reunión del miércoles», señaló la oficina de Trudeau que añadió que la entrada en vigor del T-MEC es bueno para los tres países. «Ayudará a asegurar que Norteamérica emerge con más fuerza de la pandemia de Covid-19».

Y es que pese a la entrada en vigor del T-MEC, Canadá teme que Estados Unidos vuelva a imponer en las próximas semanas aranceles a las importaciones de aluminio canadiense, uno de los problemas que prolongaron la última etapa de las negociaciones del T-MEC.

La última vez que Washington impuso aranceles al aluminio canadiense, en mayo de 2018, Canadá tomó represalias por valor de miles de millones de dólares contra productos estadounidenses y ralentizó la negociación del nuevo tratado comercial.

Fue hasta que EUA eliminó los aranceles, en mayo de 2019, que Trudeau declaró que Canadá estaba lista para ratificar T-MEC, lo cual se produjo finalmente en marzo de este año.

Los aranceles contra el aluminio canadiense también causaron un grave conflicto entre Trump y Trudeau durante la cumbre del G7 celebrada en junio de 2018 cuando el primer ministro canadiense declaró que consideraba «insultantes» los aranceles impuestos por Washington.

Trump contestó retirando su firma del comunicado final de la cumbre e insultando a Trudeau, al que acusó de «débil» y «sumiso».

Así, la reunión que se llevará a cabo en Washington el próximo jueves, que inicialmente se había planteado como trilateral, solo se llevará a cabo entre los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump, y México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Al respecto, esta mañana en su conferencia de prensa, AMLO ya había adelantado que Trudeau no asistiría a la reunión en Estados Unidos.

«Nosotros hicimos la invitación a Canadá pero decidieron no estar»; Trudeau «no puede asistir a este encuentro del miércoles», añadió; sin embargo, hasta ese momento no había una confirmación oficial por parte del gobierno canadiense.

Más tarde, López Obrador compartió en redes sociales que sostuvo una llamada con el primer ministro, en la que le confirmó su decisión de no asistir a la reunión, aunque le reiteró su disposición de visitar nuestro país en cuanto las condiciones lo permitan.

«Tenemos muy buena relación», indicó AMLO en su tuit.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo este viernes que dudaba sobre viajar a Washington la próxima semana para participar en el encuentro que sostendrán Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para celebrar la entrada en vigor del T-MEC.

Trudeau dijo que no estaba seguro, pues su país enfrenta preocupaciones sobre posibles aranceles estadounidenses al aluminio canadiense.

«Todavía estamos en conversaciones con los estadounidenses sobre si habrá una cumbre trilateral la próxima semana», dijo Trudeau durante una conferencia de prensa. «Obviamente estamos preocupados por el tema de las tarifas del aluminio y el acero, que los estadounidenses plantearon recientemente».

A comienzos de esta semana, Trudeau había hablado de los rumores que apuntaban a que Trump podría volver a imponer aranceles al aluminio canadiense. Explicó que Estados Unidos no tenía suficiente capacidad de producción y que, por tanto, necesitaba aluminio canadiense para sus industrias automotriz y de alta tecnología.

La preocupación por la «situación sanitaria y la realidad del coronavirus que sigue afectando a nuestros tres países» es otro factor que influye en la decisión de ir o no a Washington, dijo Trudeau.

La propagación del coronavirus se ha disminuido de manera constante en Canadá durante las últimas ocho semanas, pero los nuevos casos están aumentando en muchos estados de Estados Unidos.

EUA suma 2.7 millones de contagios de Covid-19, mientras que México registra 238,511 y Canadá 106,782. En cuanto a muertes, EUA tiene cerca de 130 mil; México 29,189 y Canadá 8,721.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO)  afirmó este viernes que estaría dispuesto a hacerse la prueba de Covid-19 si La Casa Blanca lo exige como poderse reunir con Donald Trump el próximo miércoles.

Así, el republicano estaría logrando lo que ni el contagio de personas cercanas al tabasqueño provocó.

«Creo que está en el protocolo y vamos a cumplir todos los protocolos, como lo tenemos que hacer. Si hace falta sí, todavía no sabemos, pero si está en el protocolo desde luego que sí, o sea, no me niego», expresó el presidente en su rueda de prensa matutina.

Apenas el pasado 8 de junio, luego de que el titular del IMSS, Zoé Robledo diera positivo al coronavirus, AMLO rechazó someterse a la prueba.

“No me hago la prueba porque no tengo los síntomas, afortunadamente estoy bien, me cuido, se guarda la distancia», dijo AMLO.

El mandatario adelantó más detalles sobre su visita a Washington del próximo 8 y 9 de julio, que será su primer viaje al extranjero desde que asumió la Presidencia en diciembre de 2018.

Cuestionado sobre los temas que tratará con Trump, con quien tendrá una reunión de trabajo bilateral la tarde del miércoles, insistió en que lo principal es el arranque del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Aun así, admitió que «seguramente van a platicar sobre otros temas», al destacar que tanto Trump como él jugaban al béisbol cuando eran jóvenes.

Dijo que otro tema que se podría tocar es del tráfico de armas desde Estados Unidos y de «Rápido y Furioso», operativo de 2009 que consistió en introducir armas a México para rastrear a narcotraficantes y del que su gobierno pide esclarecer.

«Entonces podemos hablar del béisbol, podemos hablar de muchas cosas, de todo, sin confrontación porque es un encuentro político porque la política, entre otras cosas, se inventó para evitar la confrontación, la guerra, entonces es una relación amistosa y de trabajo», manifestó AMLO.

López Obrador descartó reunirse con grupos de migrantes en Estados Unidos pese a reconocer que recibió  invitaciones de ellos, de congresistas, de académicos y de empresarios mexicanos que radican en ese país.

El mandatario mexicano comentó que aún se revisa el formato del encuentro con Trump y que todavía falta de confirmar su asistencia el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la cual esperan tener hoy mismo.

Aunque La Casa Blanca ofreció pagarle el hospedaje en un hotel, López Obtador analiza quedarse con unos «amigos».

En línea con su política de austeridad, López Obrador viajará en vuelo comercial a Estados Unidos, acompañado del canciller Marcelo Ebrard, la secretaria de Economía, Graciela Márquez, y el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

«Ya compré los boletos para salir, ya en su momento se va a decir para que no le demos tanto tiempo a los que puedan ir a provocar, que no les hagamos el trabajo, que investiguen un poco y el que vaya pues ya sabemos que es conservador, opositor», sentenció.

Esta tarde, en rueda de prensa virtual, las principales agrupaciones del sector privado expresaron su satisfacción por la entrada en vigor del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que este miércoles reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los empresarios destacaron que el T-MEC afianza la posición de México, la séptima economía manufacturera del mundo, en un mercado de 492 millones de personas, un PIB de 25.9 billones de dólares y un intercambio comercial de 1.17 billones de dólares, casi el 16% global, según la Secretaría de Economía (SE).

Y aunque celebraron la entrada en vigor, advirtieron que los potenciales beneficios del T-MEC no se obtendrán de manera automática, dijo Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

En particular, identificaron retos en las reglas de origen del sector automotor y los paneles de resolución de controversias laborales.

Al detallar que México es ahora el primer proveedor internacional de alimentos de Estados Unidos, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, pidió al gobierno atender la amenaza de la estacionalidad en Estados Unidos, donde los agricultores pretenden bloquear la entrada de productos mexicanos por temporadas.

A diferencia de lo que ha denunciado la clase política, los empresarios aplaudieron el viaje que hará el presidente López Obrador la próxima semana a Washington, donde se encontrará con Donald Trump.

«La visita del presidente López Obrador con Trump va a generar cosas buenas, nosotros estamos muy optimistas en que se generen más condiciones (para la inversión)», afirmó Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Fue en ese punto donde el presidente del CNA lamentó que el sector privado no ha sido requerido para acompañar al presidente en el viaje a Estados Unidos.

Indicó que aunque hay un distanciamiento, los empresarios reiteran su apoyo al mandatario. “Vemos a un Presidente distante de la iniciativa privada, queremos trabajar en equipo, queremos sumar sobre todo ante el mas grande reto de México moderno”.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió el T-MEC «no es una varita mágica» para la inversión porque el Gobierno mexicano debe garantizar la certidumbre.

«Esperemos que esto nos venga a ayudar a la tremenda crisis económica que estamos viviendo, pero queremos también ser insistentes, como lo hemos hecho en todas nuestras participaciones el día de ayer y el día de hoy, de que esto no es una varita mágica», declaró Carlos Salazar, presidente del CCE.

Finalmente, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, coincidió con la importancia del encuentro, pero pidió cuidado al presidente.

«Habrá que ser cuidadosos de la agenda, de los acuerdos, qué trae de regreso al país el presidente López Obrador en materia de certidumbre, en materia de apoyo al combate al narcotráfico, en materia migratoria, pero que no quede duda: es fundamental que el jefe del Estado mexicano viaje», apuntó.

Una decena de legisladores de la Liga de Congresistas Hispanos denunciaron en Washington la «politización» de las relaciones entre Estados Unidos y México y urgieron al presidente Donald Trump a cancelar su encuentro con Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Y es que recordemos que López Obrador viajará a Washington el 8 y 9 de julio para reunirse con Trump con motivo de la entrada en vigor del nuevo tratado comercial de América del Norte, el T-MEC.

Los congresistas demócratas denunciaron en una carta para Trump que el mandatario reciba a AMLO en un momento en que el Congreso no está en sesión y señalaron que es «un intento flagrante de politizar» el vínculo con México.

«Lo instamos encarecidamente a que reconsidere esta reunión y la cancele», dijeron los congresistas en un momento en que ambos países viven una aguda crisis por el coronavirus y Estados Unidos es el lugar del mundo más golpeado por la pandemia, con más de 127,000 fallecidos.

López Obrador, que no ha viajado al extranjero desde que asumió el poder, efectuará este viaje pese a que el primer ministro de Canadá, el tercer país firmante del T-MEC-, Justin Trudeau, no acudirá al encuentro.

Los congresistas pidieron, además, un plan para terminar con los Protocolos de Protección al Migrante (MPP), un programa por el que los migrantes que buscan refugio en Estados Unidos deben esperar en territorio mexicano el trámite de sus solicitudes.

Los legisladores señalaron que este acuerdo ha dejado varados a 60,000 demandantes de asilo, violando la ley internacional y colocando en una situación de vulnerabilidad a los migrantes.

Entre los firmantes de la carta están el presidente de la Liga de Congresistas Hispanos, Joaquin Castro, así como las representantes Verónica Escobar y Alexandria Ocasio-Cortez.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reunirá con su homólogo estadounidense, Donald Trump, el próximo 8 de julio, en una visita de trabajo que el mandatario mexicano realizará por Washington.

Así lo confirmó este miércoles el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrar, quien reiteró que ayer recibió la invitación formal por parte de La Casa Blanca.

La visita que AMLO realizará a Estados Unidos incluirá el encuentro con Trump, y un encuentro trilateral el 9 de julio por la entrada en vigor del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

«La esencia de esta visita responde a lo que hoy estamos presenciando que es la entrada en vigor de este tratado, hay desde luego muchos temas, con Estados Unidos siempre los habrá y también con Canadá», dijo Ebrard al participar en la mañanera.

El canciller expuso que López Obrador y Trump tendrán «conversaciones sobre varios temas» el próximo miércoles, mientras que la mañana del día siguiente será «lo que tiene que ver con una agenda trilateral».

AMLO ha informado que el viaje lo realizará en un vuelo comercial, y que desde México únicamente lo acompañarán el canciller, el jefe de la oficina de Presidencia, Alfonso Romo, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

Ante las críticas que se han hecho a la visita, al considerar que Trump estaría aprovechando el encuentro para apuntalar su campaña de reelección, Marcelo Ebrard argumentó que el viaje es necesario para mandar una señal a los inversionistas por la entrada en vigor del T-MEC.

«¿Es una visita para qué? Primero, porque tenemos que subrayar para todas y todos, inversionistas, instituciones financieras, pero también para el ámbito internacional en general, que hay un compromiso en Norteamérica para fortalecer el comercio», expresó.

El funcionario calificó como un triunfo diplomático el inicio del T-MEC, que hace dos años se «pensaba que era imposible».

López Obrador confió en que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, acepte sumarse al encuentro y viaje a Washington; aunque dijo que será el gobierno canadiense quien de a conocer sus propios planes.

Latinoamérica y el Caribe serán la región con una menor recuperación en 2021, de apenas el 3.7 %, tras una contracción récord en 2020 por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, advirtió este viernes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Se trata del pronóstico de crecimiento más bajo regional del mundo para 2021, después del hundimiento del 9.4% anticipado para este año.

«Latinoamérica ya era la que venía creciendo a una tasa más moderada», explicó Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental, al presentar el informe regional.

Por ello, y dados los problemas «estructurales» de la región, como la falta de productividad, la baja inversión y problemas de regulación, la región seguirá estando a la cola el próximo año.

Latinoamérica concentra ya cerca del 25% de los casos de contagios confirmados Covid-19 en todo el mundo.

«La pandemia todavía se está expandiendo con rapidez, lo que indica que se necesitará que las medidas de distanciamiento social se mantengan en vigor por un mayor tiempo, lo que deprimirá la actividad económica en la segunda mitad de 2020 y dejará aún más cicatrices», agregó el economista.

Recordemos que el miércoles pasado, el FMI ajustó sus perspectivas para el conjunto regional de América Latina y el Caribe al pronosticar que su actividad económica se desplomará un 9.4% este año por el impacto de la pandemia del coronavirus. Indicó que las dos economías más grandes, Brasil y México, se contraigan un 9.1% y 10.5% respectivamente en 2020.

Werner aprovechó para recomendar cautela a los países de América Latina a la hora de reabrir sus economías y dejar a la ciencia y a los datos guiar el proceso de  reapertura de la región.

Respecto a las prioridades en las políticas de las autoridades, el  director explicó que la prioridad inmediata de los gobiernos consiste  en proteger las vidas de las personas. Dado el espacio fiscal  limitado de los países, Werner indica que los países deberán repensar los gastos e incrementar la eficiencia de los mismos a través de  «maneras creativas» para alcanzar a diferentes segmentos de la sociedad, especialmente en aquellos sitios en los que los niveles de informalidad son altos.

En cuanto a la política monetaria, el FMI aconsejó que los bancos centrales mantengan una política expansiva, dada la perspectiva de inflación moderada, las brechas en la producción y las altas tasas de desempleo. Así, el recorte en los tipos de interés y otras medidas proyectadas para mercados específicas deberían ser consideradas hasta donde sea posible para apoyar la actividad económica y asegurar el apropiado funcionamiento de los mercados financieros.

En ese sentido, apuntó que el Banco de México (Banxico) todavía tiene espacio suficiente para  seguir recortando los tipos de interés, los cuales se ubican  actualmente en el 5% después de haber sufrido cinco recortes consecutivos en lo que va del año.

Por otro lado, Werner ha asegurado que la relocalización de las cadenas de valor y los suministros tras la pandemia de Covid-19, que  comenzó en Asia y produjo una disrupción en dichas cadenas al localizarse buena parte de ellas en el continente, beneficiará a México por la búsqueda de la proximidad, sobre todo en el caso de compañías estadounidenses.

Apuntó la entrada en vigor del acuerdo de libre comercio entre  Estados Unidos, Canadá y México (T-MEC), el cual dijo, se prevé favorezca la inversión en el país.

«La combinación de la entrada en vigor del T-MEC claramente debería beneficiar a México y que (las cadenas de producción) se reubiquen de otras latitudes a territorio mexicano es un fenómeno que va a ocurrir», dijo  Werner.

Sin embargo, advirtió que el T-MEC no va a compensar en los próximos dos años la pérdida de confianza e incertidumbre que está afectando la inversión en nuestro país.

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, dijo este jueves que cambiar las reglas en el sector energético en el país pueden tener efectos negativos para la inversión, pues los inversionistas buscan certidumbre.

Las declaraciones del embajador se producen a menos de una semana de que entre en vigor el nuevo tratado de libre comercio de América del Norte, el T-MEC.

Al participar en un foro virtual organizado por la CONCAMIN, que algunas de las acciones del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de los últimos meses han dado paso a la incertidumbre sobre su promesa de respetar las leyes que se hicieron en el pasado, esto al referirse al sector energético.

«(El Gobierno) tiene el derecho de establecer o cambiar sus políticas económicas o sociales domésticas, pero también, a la vez, hay que reconocer que estos cambios puedan tener efectos muy negativos en cuanto a la inversión doméstica y extranjera», afirmó el diplomático.

Y es que recordemos que el Cenace frenó la apertura de nuevas plantas de energía renovable, misma que fue impugnada y hasta ahora no ha surtido efecto, mientras que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó una fuerte alza a las tarifas que deberán pagar empresas generadoras a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) por la transmisión de energía.

Adicional, a mediados de junio la mayor organización petrolera de Estados Unidos, el API, denunció en una carta la existencia de prácticas de discriminación contra inversionistas estadounidenses de crudo y gas por parte del gobierno mexicano que, dijo, violan el T-MEC.

«Para mí algunas de la acciones de estos últimos meses, sobre todo en el sector energético, han creado incertidumbre sobre esa promesa del Gobierno de respetar lo que se hizo en el pasado y de no cambiar las reglas del juego», aseveró Landau, por lo que afirmó no saber si están dadas las condiciones para invertir en México.

Al respecto, este jueves se dio a conocer otra carta mas, ahora de la American Fuel and Petrochemical Manufacturers (AFPM) que agrupa a casi todas las refinerías y petroquímicas de Estados Unidos, en la que denunció que varias acciones tomadas por el gobierno mexicano van en contra del T-MEC.

“El gobierno mexicano ha tomado múltiples medidas para restringir las inversiones actuales y futuras de Estados Unidos en el mercado energético mexicano. Estos incluyen retrasar los permisos para desarrollar infraestructura, cancelar los permisos de importación, crear vacíos y exenciones en las regulaciones que favorecen a las empresas estatales como Petróleos Mexicanos (Pemex)”, refirió la AFPM en la carta que envió al presidente Donald Trump, a Robert Lighthizer, representante comercial de EUA, y a Mike Pompeo, secretario de Estado.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó esta mañana que es «muy probable» que se reúna «pronto» con su homólogo estadounidense, Donald Trump, en Washington con motivo de la entrada en vigor del acuerdo comercial con Canadá, el T-MEC.

«Es muy probable que vaya a Washington y me reúna con el presidente Trump, y va a ser pronto», dijo AMLO en su conferencia matutina, un día después de que Trump anunciara que recibirá a López Obrador en La Casa Blanca.

El mandatario mexicano dijo que están trabajando para «definir el encuentro» al que dijo, le gustaría que participara el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para escenificar la puesta en marcha del tratado comercial.

«Como va a ser en Washington, estamos esperando que se haga la invitación desde el Gobierno de Estados Unidos al Gobierno de Canadá. De todas maneras, nosotros vamos a asistir porque nos importa mucho el que podamos participar en el inicio de este acuerdo», añadió AMLO.

López Obrador descartó que la reunión se lleva a cabo el 1 de julio, día en el que entra en vigor el T-MEC, pues coincide con los dos años que se cumplen de haber ganado la presidencia en 2018. Dijo que se prevé sea «inmediatamente después».

Además de celebrar el inicio del T-MEC, el tabasqueño quiere estar en Washington para agradecer al Gobierno de Estados Unidos y al presidente Trump el apoyo que hemos recibido para enfrentar la pandemia de Covid-19, pues dijo, «ayudaron a conseguir ventiladores».

Luego de las declaraciones del mandatario, el canciller Marcelo Ebrard, utilizó sus redes sociales para precisar sobre el encuentro.

«El Gobierno de México ha propuesto que con motivo de la entrada en vigor del TMEC (1o de julio) pueda darse
encuentro con los mandatarios de EE.UU. y Canadá para iniciar una nueva etapa trilateral de bienestar y crecimiento económico».

Agregó que, desde la Secretaría de Relaciones Exteriores estará «informando fechas y programa».

Estados Unidos evalúa presentar una queja a México por la falta de aprobación de productos biotecnológicos estadounidenses una vez que entre en vigor el T-MEC.

El representante comercial estadounidense (USTR), Robert Lighthizer, dijo en una audiencia en el Congreso que Estados Unidos se asegurará de hacer cumplir lo negociado en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Al comparecer ante el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja, Lighthizer dijo que la administración Trump considera «un gran problema» la omisión de México de adoptar productos biotecnológicos estadounidenses.

«La realidad es que México no ha aprobado ningún producto biotecnológico en los últimos casi dos años. Nuestra opinión es que eso no está bien», afirmó.

Lighthizer dijo que por eso Estados Unidos prevé iniciar «consultas formales» con miras a presentar «una queja de Estado a Estado» bajo el sistema de solución de controversias del T-MEC.

«Es un problema serio y parece casi un problema filosófico con el nuevo gobierno» de Andrés Manuel López Obrador, añadió.

Según la oficina del USTR, los estándares sin precedentes para la biotecnología agrícola» son un «logro clave» del T-MEC.

Lighthizer también se refirió a posibles incumplimientos por parte de México de las cláusulas laborales del acuerdo.

«Puedo asegurarle al Comité que cuando entre en vigencia, tomaremos medidas temprano, y a menudo, cuando haya problemas», aseveró Lighthizer sobre el tema laboral, uno de los más espinosos en la negociación del nuevo acuerdo comercial.

Dos sindicatos estadounidenses manifestaron su preocupación por las violaciones a los derechos de los trabajadores en México, y pidieron a las autoridades de nuestro país que liberen a la abogada laboral Susana Prieto, arrestada hace una semana.

El posicionamiento de los sindicatos llega en momentos en que está por entrar en vigencia el nuevo acuerdo comercial que ambos países tienen con Canadá, el T-MEC.

Prieto, quien el año pasado ayudó a organizar inéditas huelgas en decenas de fábricas en la ciudad de Matamoros, en la frontera norte del país, fue acusada de amenazas, incitación a disturbios, coerción y crímenes contra servidores públicos. La abogada ha negado los cargos.

Con el T-MEC, los sindicatos estadounidenses están preocupados porque la detención podría socavar el compromiso mexicano de proteger los derechos de los trabajadores, un objetivo central del pacto comercial.

Prieto podría permanecer en la cárcel hasta fines de julio mientras se investiga el caso, dijo la oficina del fiscal general de Tamaulipas tras su arresto el 8 de junio pasado en Matamoros. Un juez estatal rechazó las solicitudes de la abogada para ser liberada mientras el caso está pendiente.

«Esto claramente es intencional y sin duda tendrá un efecto escalofriante en los trabajadores que se ven obligados a tomar una decisión de vida o muerte cada día antes de ir a trabajar en condiciones peligrosas», dijo el martes el portavoz del sindicato unido de trabajadores del automóvil, Brian Rothenberg.

«Representa un desafío muy real para el gobierno mexicano implementar las reformas acordadas por Estados Unidos y México bajo el T-MEC», añadió en un comunicado.

Richard Trumka, presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), la mayor coalición de sindicatos de Estados Unidos, calificó las denuncias como «falsas».

«Nos estamos acercando a la implementación de los acuerdos laborales del T-MEC, y México debe cumplir con su compromiso de respetar los derechos fundamentales de los trabajadores», dijo Trumka en un comunicado.

El viernes pasado, en su conferencia de prensa diaria, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que seguía de cerca el asunto, pero que solo los funcionarios estatales podían manejar el caso.

El fiscal general de Tamaulipas, Irving Barrios, dijo que los cargos se derivaron de una queja de una junta laboral en Matamoros sobre una protesta de unos 400 trabajadores frente a sus puertas en marzo pasado. El grupo fue acusado de ser violento y amenazar a los empleados del gobierno.

Foto: Twitter @aztecas_215

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sostuvo está tarde una llamada telefónica con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

La conversación entre los líderes habría tenido una duración de poco más de treinta minutos.

De acuerdo a lo informado por la presidencia, en la llamada conversaron sobre la próxima entrada en vigor del T-MEC, la pandemia del Covid-19, y la relación entre ambos países.

Además, el primer ministro expresó sus condolencias por el fallecimiento de dos mexicanos en territorio canadiense a causa de la pandemia del coronavirus.

“Son muy buenas las relaciones con Canadá; de las mejores que tenemos en términos de amistad, comerciales y económicos. Muy gentil, agradable y respetuoso el primer ministro de Canadá”, expresó AMLO a través de un videomensaje publicado en sus redes al término de la llamada.

El canciller Marcelo Ebrard, quién acompañó al presidente durante la llamada, reconoció que hay causas en común entre ambas naciones, y señaló que el Tratado de Libre Comercio es una nueva etapa en la relación entre ambos países.

Desde Veracruz, donde se encuentra por la gira que realiza, López Obrador adelantó que en los próximos días dará a conocer una noticia relacionada con el respeto y reconocimiento que los mexicanos tienen en el mundo derivado de la tradición de la buena política exterior del país.

La mayor organización petrolera de Estados Unidos, el API, denunció prácticas de discriminación contra inversionistas estadounidenses de crudo y gas por parte del gobierno de México, mismas que violan el tratado comercial que ambos países sostienen junto a Canadá.

En una carta fechada el 11 de junio y dirigida a funcionarios de alto nivel de Washington, incluyendo el secretario de Estado, Mikel Pompeo, el Instituto Americano del Petróleo (API), dijo que los empresarios estadounidenses enfrentan una serie de dificultades para operar en el país latinoamericano.

El organismo señaló que los obstáculos son «cada vez mayores» para obtener permisos para estaciones de servicio, terminales de almacenamiento y de gas natural licuado, así como importación de combustibles.

«Estos ejemplos son acciones de discriminación contra empresas miembros de API que probablemente contravengan los compromisos de México con la protección de inversiones», dijo el API refiriéndose al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLAN) y del nuevo acuerdo comercial que lo sustituirá el próximo 1 de julio, el T-MEC.

El API exhortó a los funcionarios en la carta a recurrir a canales diplomáticos para comprometer al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su gobierno a que «trate a los inversores y exportadores estadounidenses de manera justa».

Recordemos que lópez Obrador ha dicho en reiteradas ocasiones que desea darles un nuevo impulso a Pemex y CFE, que asegura, quedaron en desventaja frente a empresas privadas y extranjeras tras la reforma energética del sexenio anterior.

Según relata la agencia Reuters, el SAT está retrasando autorizaciones para descargar y distribuir combustible, argumentando cargamentos no declarados o problemas con la calidad de la gasolina, el diésel y la turbosina.

El gobierno mexicano, que ha cancelado subastas de contratos para exploración y extracción de hidrocarburos, se ha enfrentado en las últimas semanas a inversionistas enojados por cambios en las reglas del sector eléctrico, que algunos consideran que también violan acuerdos comerciales.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo esta mañana que se analiza junto a Estados Unidos cuál es la mejor fecha para reactivar algunas industrias en el país.

“Lo estamos valorando, lo estamos tomando en consideración y se va a buscar el mejor momento, es cosa de concebir equilibrios entre lo sanitario y lo económico y sí se puede», dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

El mandatario señaló que por el momento ninguna de las industrias que tienen cadenas de producción pueden abrirse por los efectos de la pandemia de COVID-19.

No obstante, confió que el próximo 1 de julio que entre en operación el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, y con ello se dé pie a la reactivación económica.

“Hay integración, entonces se está trabajando de manera conjunta, ellos todavía no pueden abrir, tienen dificultades, están padeciendo de la pandemia y de nuevo expresamos nuestra solidaridad y condolencias, añadió López Obrador.

Recordemos que el pasado viernes, el gobierno de Estados Unidos notificó a su Congreso el cumplimiento de los gobiernos de México y Canadá de todos los procedimientos internos requeridos por ellos para la entrada en vigor del T-MEC.

«Concluyen los requisitos necesarios entre los tres países para que el T-MEC entre en vigor, tal y como lo establece el párrafo 2 del Protocolo por el que se sustituye el Tratado de Libre Comercio de América del Norte por el T-MEC, el primer día del tercer mes siguiente a la última notificación recibida, que corresponderá al 1º de julio de 2020», indicó la Secretaría de Economía.

La dependencia señaló que la entrada en vigor del T-MEC impulsará la recuperación económica de nuestro país y de la región de América del Norte posterior a la emergencia sanitaria derivada del Covid-19. Asimismo, además de que brindará certeza legal en beneficio del desarrollo de las poblaciones de los tres países.

La Cámara baja del Parlamento de Canadá aprobó este viernes el nuevo acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) que ahora pasará al Senado, justo antes de suspender su trabajo hasta el 20 de abril debido a la pandemia de coronavirus.

El Senado canadiense debía igualmente ratificar el tratado trilateral, declaró Pablo Rodríguez, líder del gobierno en la Cámara baja.

Minutos más tarde, el T-MEC fue ratificado en el Senado. Se tendrá que notificará a los tres países para que entre en vigor el primer día del tercer mes posterior a ello.

Canadá es único de los firmantes del tratado que aún no lo ha ratificado.

El nuevo tratado comercial fue ratificado por México el 10 de diciembre y promulgado por el presidente estadounidense Donald Trump el 29 de febrero.

El T-MEC sostiene ser una versión modernizada del tratado de libre comercio TLCAN que los tres países de América del Norte alcanzaron en 1994.

Trump impuso una renegociación en agosto de 2017 calificándolo como el «pero acuerdo comercial de la historia» de Estados Unidos, y responsable de destruir trabajo en su país por causa de la deslocalización laboral en busca de mano de obra barata en México.

 

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, señaló este jueves al coronavirus como uno de los motivos de riesgo por los que decidieron reducir las perspectivas de crecimiento del país en 2020.

«Claramente, el brote del coronavirus ha sido muy importante en las últimas semanas», dijo el gobernador al enumerar los riesgos que están generando incertidumbre en los mercados y que llevaron al Banco a reducir las expectativas de crecimiento para México de un rango de entre 0.8% y 1.8% a uno de entre 0.5% y 1.5%.

Aunque todavía no se han detectado infectados por el virus en México, Díaz de León previó «una economía global más débil asociada con el brote de coronavirus».

El gobernador del Banxico recordó que la crisis por el virus AH1N1 en 2009 tuvo «efectos muy severos para la economía mexicana».

Además del brote del coronavirus de Wuhan, causante de la enfermedad COVID-19, el gobernador señaló como factor de incertidumbre la posibilidad de que a mediados de 2020 repunten las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Mientras que vio con buenos ojos la entrada en vigor del tratado comercial T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá, el cual ofrecerá «grandes oportunidades» para la economía mexicana. El producto interior bruto de México (PIB) cayó un 0.1% en 2019 respecto al año anterior por la contracción de la actividad industrial.

De acuerdo con la minuta de la reunión más reciente de política monetaria del Banxico, algunos integrantes de la  Junta de Gobierno consideraron que también podría jugar a favor del país el próximo plan de inversión en el sector energético.

Otro factor a favor es la disipación de los choques transitorios que afectaron a las exportaciones y a la producción manufacturera.

La entidad precisó que se anticipa también un gasto público más eficiente, tras el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrado (AMLO).

Según la minuta del aviso de política monetaria de la reunión del pasado 13 de febrero, una mayoría de los miembros consideró que la actividad económica «se encuentra sujeta a riesgos tanto externos como internos».

Todos los integrantes de la Junta de Gobierno coincidieron en que la actividad económica en México se ha mantenido estancada por varios trimestres. La mayoría destacó la debilidad en los componentes de la demanda agregada, resaltando la atonía de la inversión.