Tag

TENISTA

Browsing

Novak Djokovic aseguró que pese a una larga inactividad y todo el estrés causado por su detención y deportación de Australia, por no cumplir con las directrices de vacunación contra el COVID-19, se siente a «tope» para regresar a las canchas.

El serbio se expresó entusiasta al ofrecer una rueda de prensa previo al torneo de Dubái, el primero que disputa desde el caso en Australia que le impidió competir en el primer Grand Slam del año tras no haberse vacunado.

«No ha sido nada difícil volver a tomar una raqueta, entrenar y ponerme a jugar», dijo el número uno del mundo. «Estoy en la mejor forma posible».

La presencia de Djokovic brinda mayor atención de la usual al certamen que se disputa en un complejo situado cerca del aeropuerto internacional de Dubái. Los organizadores impidieron la presencia de la mayoría de fotógrafos y camarógrafos en la rueda de prensa de Djokovic, sin dar explicaciones. El personal de seguridad también cuestionó a los reporteros que trataban de verlo entrenar. Las restricciones, reconocieron los agentes, no aplicaron para los otros jugadores.

Y es que la cancelación de la visa de Djokovic, previo al arranque del Abierto de Australia, generó polémica mundial al debatirse las restricciones y otros protocolos en medio de la pandemia.

«Fueron muchas emociones tras volver de Australia», dijo. «Fue extraño. Estaba decepcionado, triste sobre cómo se manejó todo y por la forma en la que tuve que salir del país».

La insistencia de Djokovic de no vacunarse de momento contra el coronavirus podría impedirle competir en las próximas citas de Grand Slam, incluyendo los Abiertos de Francia y Estados Unidos. Djokovic reiteró que ese es un costo que está dispuesto a asumir.

«Sea el que el sea el torneo que me permita jugar, yo iré a a ese país y disputaré ese torneo», dijo al reconocer que su acceso a los torneos dependerá de las restricciones sanitarias de la localidad anfitriona. «Realmente no puede escoger. Será una cuestión de los lugares en los que permitan jugar».

Recordemos que las autoridades de Dubái no requieren que los visitantes estén vacunados contra el COVID-19 para ingresar al país.

Con Djokovic ausente, Rafael Nadal se coronó en Melbourne para convertirse en el hombre con más títulos de Grand Slam en la historia. Llegó a los 21, uno más que Djokovic y Roger Federer. Sin embargo, el tenista español expresó su deseo de que el serbio Novak Djokovic pueda volver pronto a jugar tenis.

«Se vacune o no se vacune, que Novak pueda volver a jugar», dijo Nadal este domingo en conferencia de prensa previa al inicio de su participación en el Abierto mexicano, que se juega del 21 al 26 de febrero en Acapulco.

‘Rafa’ comentó que la decisión de Djokovic de no recibir la vacuna tendrá una repercusión en su trayectoria individual y rechazó que haya un impacto en la competencia por los torneos de Grand Slams que han sostenidos ellos dos y el suizo Roger Federer en los últimos años.

La tenista china Peng Shuai insistió este lunes en que todo lo sucedido a raíz de una publicación suya en redes sociales el año pasado fue «un gran malentendido» y que «nunca» desapareció ni «nunca» llegó a decir que fue agredida sexualmente por un exfuncionario del gogierno.

La veterana jugadora desapareció de la vida pública el pasado mes de noviembre después de confesar en la red social Weibo que sufrió abuso sexual de parte del exviceprimer ministro chino, Zhang Gaoli.

Desde entonces, se le ha visto varias veces, incluido en una entrevista televisiva, pero sigue habiendo incertidumbre respecto a lo que pasó y a su situación, pese a que ella misma aclaró que su publicación había sido un malentendido y que seguía en Pekín sin ningún tipo de problema o presión.

«¿Qué pasó? Ya respondí esta pregunta durante una entrevista en Shanghai, así como en un ‘email’ dirigido a la WTA y en otros muchos otros correos electrónicos. Esta publicación ha dado lugar a un gran malentendido en el mundo exterior y espero que su significado ya no se distorsione ni que añadamos más publicidad a esto», replicó Shuai en una entrevista con el diario ‘L’Equipe’.

La jugadora recalcó que nunca dijo que alguien la agrediera sexualmente y que nunca desapareció. «Todo el mundo podía verme. Es sólo que mucha gente, como mis amigos o la gente del COI, me enviaron mensajes y fue bastante imposible responder a tantos, pero con mis amigos cercanos siempre me mantuve en estrecho contacto y también estuve en contacto con la WTA», remarcó.

Sobre la razón por la que desapareciera su publicación en la red social Weibo, donde en un inicio hizo su denuncia, la tenista dijo que «la borré ¿Por qué? Porque era lo que quería hacer».

Shuai reflexionó que sus «problemas sentimentales» y su «vida privada» no deben estar «envueltos en deportes y política».

La deportista aseguró que «antes» de ver el comunicado sobre su situación en el web oficial del circuito «sólo» había recibido un correo electrónico del «departamento de ayuda psicológica» del organismo. «Nadie se comunicó conmigo y cuando me enteré de la declaración de la WTA, recibí un segundo ‘email’ que nuevamente provenía del departamento de ayuda psicológica, así como un SMS», subrayó.

Shuai dio las gracias a todas las personas que se preocuparon por ella. «Pero no pensé que habría tanta preocupación y me gustaría saber: ¿por qué tanta preocupación?», recalcó, afirmando que es una chica y una tenista completamente normal y que tampoco tenía ningún impedimento para salir de China. «Antes, si viajaba al extranjero, era para competir o para tratarme la rodilla», explicó.

El pasado sábado, aprovechando la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, pudo tener la cena que tenía pendiente con el presidente del COI, Thomas Bach, donde pudieron «conversar mucho e intercambiar opiniones gratamente», aunque todo giró a sus planes de futuro a nivel deportivo.

Novak Djokovic llegó este lunes a Serbia, país natal del tenista, tras ser deportado de Australia por no haberse vacunado contra el COVID-19. La decisión de las autoridades australianas acabó con las esperanzas del tenista de defender su título del Abierto de Australia.

Su salida de Australia cerró al menos el primer capítulo de una novela que ha resonado en el mundo de los deportes de élite, la política australiana de pandemia y el polarizado debate sobre las vacunas contra el COVID-19.

Pero mientras se cerraba ese episodio comenzaba otro, entre dudas sobre si podría competir en el siguiente major del calendario, el Abierto de Francia.

El avión en el que viajaba el tenista masculino mejor clasificado del mundo llegó el lunes a la capital serbia, Belgrado, donde se esperaba que recibiera una bienvenida de héroe. Sus abogados habían alegado ayer en una corte australiana que se le debería permitir quedarse en el país y competir en el torneo debido a una exención médica porque dio positivo en coronavirus el mes pasado.

Djokovic ha ganado nueve títulos del Abierto de Australia, incluidos tres seguidos, y un total de 20 trofeos del Grand Slam. Eso le deja igualado con sus rivales Roger Federer y Rafael Nadal como los más premiados del tenis masculino. Federer se está recuperando de una lesión y Nadal es el único excampeón del Abierto de Australia que participa en la edición que inició este lunes en Melbourne.

La visa de Djokovic fue cancelada primero el 6 de enero luego de que un funcionario de aduana determinó que no calificaba para una exención médica bajo las reglas para visitantes no vacunados de Australia. Recibió una exención por parte del torneo debido a que padeció coronavirus en los últimos seis meses.

Ganó una apelación para quedarse en el torneo, pero el ministro de Inmigración le revocó la visa nuevamente. Tres jueces federales decidieron por unanimidad el domingo confirmar el derecho del ministro de inmigración a cancelar la visa de Djokovic.

Estar vacunado contra el COVID-19 era un requisito para cualquiera que acuda al Abierto de Australia, ya sea jugador, sus entrenadores o cualquier persona que ingrese al complejo en el que se lleva a cabo el torneo. Más del 95% de los jugadores que se ubican entre los mejores 100 de la gira masculina y femenina están inmunizados.

El intento de Djokovic de recibir una exención por no estar vacunado generó molestia en Australia, donde se han impuesto estrictas medidas de confinamiento en ciudades y restricciones de viaje para controlar la propagación del COVID-19 desde que inició la pandemia.

Mientras el tenista viajaba a su país natal circulaban dudas sobre si podría disputar el siguiente torneo del Grand Slam. Un parlamentario francés señaló que una nueva ley que excluirá a las personas sin vacunar de recintos deportivos, restaurantes y otros espacios públicos se aplicará a cualquiera que quiera jugar en Roland Garros. Los comentarios del lunes de Christophe Castaner y un tuit de la ministra francesa de Deportes el domingo por la noche apuntaban a un cambio de planes respecto al proyecto inicial de crear una «burbuja» en torno al Abierto de Francia, previsto para finales de mayo y principios de junio.

Sin embargo, eso no es lo único que enfrenta Djokovic; la marca de ropa Lacoste, patrocinador principal del número uno del tenis, le pedirá cuentas por la polémica de los últimos días en Australia.

«En cuanto sea posible contactaremos con Novak Djokovic para revisar los acontecimientos que han marcado su presencia en Australia», indicó en un comunicado la casa del cocodrilo, que el serbio luce en su pecho desde que en 2017 firmó un multimillonario contrato y abandonó la japonesa Uniclo.

Lacoste es el primero de los patrocinadores de Djokovic que muestra su descontento con la actitud del tenista, cuya negativa a vacunarse le ha impedido defender su título en el Abierto de Australia, donde aspiraba a lograr su 21 Grand Slam.

La marca francesa agradece sus esfuerzos a los organizadores del torneo para «asegurar su celebración en buenas condiciones para los jugadores, cuerpo técnico y espectadores».

El resto de los patrocinadores de Djokovic, por ahora, no se han pronunciado sobre esta polémica.

El gobierno de Australia canceló este viernes por segunda vez el visado del número uno del tenis mundial, el serbio Novak Djokovic, que será detenido el sábado a la espera de que se celebre este fin de semana una audiencia judicial en la que intentará evitar su deportación.

Tras varios días estudiando el caso, el ministro de Inmigración, Alex Hawke, decidió hoy volver a cancelar el visado de Djokovic con la intención de expulsarlo del país, lo que también podría implicar la prohibición de volver durante tres años a Australia.

«Hoy he ejercido mi poder bajo la sección 133C(3) de la Ley de Inmigración para cancelar el visado del Sr. Novak Djokovic basado en razones sanitarias y del mantenimiento del orden por ser de interés público», señaló el ministro en un escueto comunicado al remarcar que sopesó «cuidadosamente» la información proporcionada por las partes.

El primer ministro australiano, Scot Morrison, defendió hoy la segunda cancelación del visado de Djokovic, al destacar los sacrificios realizados por los australianos durante la pandemia en el país, que ha sido uno de los más estrictos a la hora de aplicar restricciones.

«Los australianos han hecho muchos sacrificios durante esta pandemia, y esperan con razón que el resultado de esos sacrificios sea protegido», dijo el mandatario.

Tras la anulación, un juez ordenó en una audiencia de emergencia que Djokovic no sea deportado «de manera inmediata» hasta que la justicia revise el domingo la decisión tomada por el ministro de Inmigración, que será impugnada por los abogados del tenista.

El juez Anthony Kelly también determinó que Djokovic permanezca en libertad hasta las 8 de la mañana del sábado cuando acuda a una cita con los funcionarios de inmigración en la ciudad de Melbourne, en donde será detenido. Sin embargo, dos agentes de aduanas trasladarán después a Djokovic hasta el lugar donde pueda reunirse con sus abogados para preparar el caso.

La audiencia se celebrará en el Tribunal Federal, una instancia superior, y se espera que comience y acabe el domingo, un día antes del inicio del Abierto de Australia, que se celebra entre el 17 y el 30 de enero en la ciudad de Melbourne.

Recordemos que Djokovic viajó el 5 de enero a Melbourne desde España con una exención médica para no estar vacunado al haber estado contagiado de COVID-19 recientemente, aunque a su llegada las autoridades de Inmigración le cancelaron el visado y lo detuvieron. El pasado lunes, un tribunal presidido también por el juez Kelly ordenó la liberación del tenista tras entender que no se le había tratado con «equidad».

Sin embargo, el miércoles, Djokovic admitió que sus representantes cometieron «errores humanos» en su declaración para entrar a Australia, ya que se indicó que no había viajado en los últimos 14 días previos, pero lo cierto es que se había desplazado de Serbia a España.

Además, reconoció un «error de juicio» tras haber acudido a una entrevista con el medio francés L’Equipe el 18 de diciembre en Belgrado, a pesar de saber que tenía la covid-19.

El Ministerio del Exterior de China insistió este viernes en que el gobierno no está al tanto de la polémica que rodea a la tenista Peng Shuai, quien desapareció después de acusar a un exfuncionario de alto rango de haber abusado sexualmente de ella.

Este tema «no es una cuestión diplomática y no estoy al tanto de la situación», señaló el vocero del Ministerio, Zhao Lijian, a reporteros. No es la primera vez que el ministro asegura desconocer el asunto, desde que Peng hizo la acusación hace dos semanas.

La desaparición de Peng, de 35 años, exnúmero uno del mundo en dobles que conquistó títulos en Wimbledon en 2013 y en Roland Garros un año más tarde, toma relevancia debido a que Beijing se prepara para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno a partir del 4 de febrero.

Liz Throssell, una portavoz de la agencia de Naciones Unidas por los derechos humanos en Ginebra, dijo este viernes que hacía un exhorto a una investigación con plena transparencia sobre su acusación de agresión sexual. «Y yo pienso que diríamos que así debería ser en todas las acusaciones de agresión sexual. Es importante en realidad garantizar la rendición de cuentas, garantizar la justicia para las víctimas», señaló.

El Comité Olímpico Internacional (COI) se negó a hacer comentarios el viernes, argumentando que «la experiencia muestra que la diplomacia silenciosa ofrece la mejor oportunidad para encontrar una solución para asuntos de tal naturaleza. Esto explica por qué el COI no comentará nada más en esta etapa».

En una larga publicación en redes sociales el 2 de noviembre, la tenista contó que Zhang Gaoli, ex viceprimer ministro y miembro del poderoso Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista, la obligó a mantener relaciones sexuales a pesar de sus repetidas negativas hace tres años.

El texto fue eliminado de su cuenta verificada en Weibo, la plataforma de redes sociales más importante de China, pero las capturas de pantalla de la denuncia siguen circulando en internet por todo el mundo.

Por su parte, Steve Simon, presidente y director general de la gira profesional de tenis femenino (WTA), cuestionó la autenticidad de lo que, según la prensa china, era un correo electrónico dirigido a él en que la deportista decía sentirse a salvo y afirmaba que la acusación de agresión sexual no era cierta. La nota fue tuiteada el jueves por CGTN, la rama internacional de la televisora estatal china CCTV.

El golfista Tiger Woods resultó herido de gravedad este martes en un accidente de tránsito cerca de Los Ángeles, California, del que se desconocen hasta ahora los detalles de la lesión.

Según informó el Departamento del Sheriff del condado, aproximadamente a las 07:12 horas local, el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles respondió a una «colisión de tráfico de un solo vehículo en Rancho Palos Verdes».

La autoridad indicó que el vehículo sufrió «daños importantes». De acuerdo a esa fuente, «el conductor y el único ocupante fue identificado como el golfista Eldrick ‘Tiger’ Woods».

Se añadió que Woods fue rescatado del accidente con las ‘mandíbulas de vida’ (herramientas hidráulicas de rescate) por los bomberos y paramédicos del condado de Los Ángeles, y luego trasladado a un hospital local en ambulancia por sus heridas.

Varios medios locales se refirieron a la condición de Woods como «crítica», aunque no hay una comunicación oficial que respalde eso hasta el momento.

Woods, de 45 años, estaba en la zona para disputar el torneo anual de golf Genesis Invitational en el Riviera Country Club en Pacific Palisades, cerca de Santa Mónica, en Los Ángeles, según la revista TMZ.

Woods es uno de los golfistas más exitosos de todos los tiempos, con un récord de 683 semanas en la posición número uno del mundo, más recientemente desde marzo de 2013 hasta mayo de 2014.

El golfista, nacido en Cypress, California, ha ganado el Masters de Augusta en cinco ocasiones; tres el Abierto de Estados Unidos; y otras tres el Abierto Británico, entre otros títulos de su palmarés.