Tag

TIGER WOODS

Browsing

El alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, indicó que el golfista Tiger Woods conducía a poco más de 135 kilómetros por hora, casi el doble del límite de velocidad permitida, cuando perdió el control de su camioneta a las afueras de Los Ángeles, y que lo dejó gravemente herido luego de chocar y salir del camino.

Las autoridades atribuyeron exclusivamente el percance, ocurrido el 23 de febrero, al exceso de velocidad y a que Woods perdió el control del volante.

«El factor primario causante de está colisión de tráfico fue el conducir a una velocidad peligrosa para las condiciones de la ruta y la incapacidad de poder solventar la curva de la calzada», dijo el alguacil en una rueda de prensa.

Woods conducía a 84 y 87 millas por hora (de 135 a 140 kilómetros por hora) en un tramo con un límite de velocidad de 45 mph (72 kph), detalló Villanueva.

El tramo de la carretera donde ocurrió el accidente es conocido por los múltiples accidentes que se han registrado, y debido a que conductores suelen excederse en el límite de velocidad existe una salida de emergencia para vehículos fuera de control, cerca del sitio donde Woods se estrelló.

El capitán James Powers, a cargo del cuartel de policía más cercano al sitio del percance, dijo que no se encontró evidencia de que el golfista intentara frenar, e incluso se cree que Woods inadvertidamente pisó el acelerador en vez del freno.

Señalaron que el golfista llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del impacto, y que las bolsas de aire de la camioneta funcionaron.

La policía dijo que Woods declaró a los agentes que no había ingerido fármacos o consumido alcohol antes del accidente. «Esas preguntas fueron hechas y recibieron respuesta», dijo Powers. Los detectives no buscaron una orden judicial para tomar muestras de sangre a Woods, con las que se hubiera determinado de forma concluyente si había consumido drogas y alcohol. Pero los investigadores sí obtuvieron una orden para revisar la grabadora de datos, conocida como «caja negra», de la camioneta.

Woods se encuentra en Florida, donde se recupera tras someterse a varias cirugías. El alguacil dijo que Woods dio permiso a las autoridades para divulgar los detalles del accidente.

En Twitter, Woods agradeció a las personas que llamaron el sistema de emergencias 911, y a los primeros rescatistas que lograron sacarlo del vehículo y lo trasladaron al hospital. «Seguiré concentrado en mi recuperación y en mi familia, doy las gracias a todos por el abrumador apoyo y aliento que he recibido durante este difícil momento», escribió Woods en un mensaje.

El golfista Tiger Woods resultó herido de gravedad este martes en un accidente de tránsito cerca de Los Ángeles, California, del que se desconocen hasta ahora los detalles de la lesión.

Según informó el Departamento del Sheriff del condado, aproximadamente a las 07:12 horas local, el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles respondió a una «colisión de tráfico de un solo vehículo en Rancho Palos Verdes».

La autoridad indicó que el vehículo sufrió «daños importantes». De acuerdo a esa fuente, «el conductor y el único ocupante fue identificado como el golfista Eldrick ‘Tiger’ Woods».

Se añadió que Woods fue rescatado del accidente con las ‘mandíbulas de vida’ (herramientas hidráulicas de rescate) por los bomberos y paramédicos del condado de Los Ángeles, y luego trasladado a un hospital local en ambulancia por sus heridas.

Varios medios locales se refirieron a la condición de Woods como «crítica», aunque no hay una comunicación oficial que respalde eso hasta el momento.

Woods, de 45 años, estaba en la zona para disputar el torneo anual de golf Genesis Invitational en el Riviera Country Club en Pacific Palisades, cerca de Santa Mónica, en Los Ángeles, según la revista TMZ.

Woods es uno de los golfistas más exitosos de todos los tiempos, con un récord de 683 semanas en la posición número uno del mundo, más recientemente desde marzo de 2013 hasta mayo de 2014.

El golfista, nacido en Cypress, California, ha ganado el Masters de Augusta en cinco ocasiones; tres el Abierto de Estados Unidos; y otras tres el Abierto Británico, entre otros títulos de su palmarés.