Tag

UNOPS

Browsing

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) y la industria farmacéutica nacional, reiteraron este martes el compromiso para resolver la escasez de medicamentos en el país.

En un comunicado, los tres órganos expresaron el compromiso común para implementar acciones puntuales «que permitan continuar de manera favorable con el abasto de medicamentos y material de curación para atender a la población mexicana».

Recordaron que desde que se inició el proceso de compra consolidada de medicamentos para el período de 2021-2024, en julio de 2020, se han llevado a cabo mesas de trabajo para tratar temas relacionados con los avances de las compras.

Además resaltaron que desde principios de este año se han presentado avances sobre las entregas correspondientes a la compra para 2021, además de los resultados de las mesas de trabajo y los puntos clave que se fortalecerán en las bases de compra para 2022.

Destacaron la importancia de las mesas de trabajo a fin de alinear aspectos operativos y continuar facilitando el abasto; y señalaron que estas mesas se enfocan principalmente en la logística de las entregas, la gestión de contratos y el aseguramiento de la calidad.

Finalmente, afirmaron que los representantes de la industria farmacéutica han reconocido que estos espacios de diálogo son «fundamentales» para seguir contribuyendo de manera conjunta a que millones de mexicanos y mexicanas cuenten con sus medicamentos oportunamente.

Y es que esta mañana, durante la conferencia de prensa matutina del presidente, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, indicó que, al corte de este lunes, en este año se han adquirido más de 400 millones de piezas de medicamentos.

Dijo que hasta este 13 de septiembre fueron entregadas a las instituciones del sector salud 101.7 millones de piezas de medicamentos e insumos y confirmó que se recibieron 138 mil 892 piezas de medicamentos oncológicos que serán distribuidos a los estados de Baja California, Oaxaca, Sinaloa, Tabasco y Tlaxcala, para atender la demanda extra que reportaron estas entidades

Señaló que las compras se hacen conforme a la demanda y la opinión de los expertos, y «no conforme a lo que quieren vender las farmacéuticas».

Recordemos que la crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la forma de comprar las medicinas impuestos por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El gobierno federal afirmó este martes que ha resuelto el desabasto de medicamentos tras invertir 76,969 millones de pesos en licitaciones propias y con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

“Esta es una muy buena noticia porque se rompió, se quebró, el sistema de corrupción que se había establecido y que impedía contar con medicamentos de buena calidad. Además del abasto, esto ha significado también ahorros importantísimos», afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, informó de la compra de un total de 1,842 claves, que representan más de 2.62 millones de piezas, un avance del 93.5 % del volumen requerido.

De estos, detalló el secretario, 1,038 claves y 895 millones de piezas corresponden a las licitaciones de la UNOPS, organismo al que han pagado más de 2,262 millones de dólares hasta ahora.

“Con esto podemos garantizar el que no falten los medicamentos y es un derecho el que se puedan tener medicamentos gratuitos para todos”, insistió López Obrador.

El desabastecimiento de medicinas en el sector público ha sido una de las principales críticas al actual gobierno tras agudizarse en 2019 por los recortes presupuestarios y los cambios en la forma de comprarlos impuestos por López Obrador.

Por la crisis han surgido agrupaciones de padres de niños con cáncer y otras enfermedades, como pacientes de VIH, que se han manifestado para presionar al gobierno.

Apenas este lunes, asociaciones de familias de niños con cáncer de todo el país anunciaron una protesta para el próximo 24 de julio en Ciudad de México.

Pero el mandatario ha culpado a intereses privados y a sus «adversarios» de avivar las protestas por oponerse a las reformas para comprar medicamentos en el extranjero que permitieron firmar el acuerdo con la UNOPS en julio de 2020.

“Era un negocio de una minoría rapaz, políticos, dueños de medios de información y gente muy ambiciosa que eran capaces hasta de medrar con el dolor humano, entonces fue realmente un triunfo”, reiteró López Obrador este martes.

El secretario Alcocer respaldó los argumentos de López Obrador al señalar que el interés por los medicamentos oncológicos es «válido desde luego, pero exagerado y utilizado por otros fines».

El titular de Salud detalló que han comprado 132 claves y 6.9 millones de piezas con la UNOPS de medicamentos oncológicos por más de 11,795 millones de pesos, mientras que otras 27 claves las consiguieron con esfuerzos diplomáticos.

«Es importante, es de los medicamentos oncológicos más difíciles de conseguir, no desde ahora, sino de décadas para acá, particularmente desde luego los que se utilizan para los niños con cáncer”, manifestó.

La farmacéutica alemana Bayer impugnó la reforma que permite a México comprar medicamentos en el extranjero con licitaciones de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS).

Información del Poder Judicial disponible este miércoles reveló que el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en Ciudad de México admitió la demanda de amparo de Bayer contra la reforma a la Ley de Adquisiciones.

«Se admite a trámite la demanda de amparo. Incidente de suspensión: conforme a lo dispuesto por los artículos 115 y 128, fracción I, de la Ley de Amparo, este órgano jurisdiccional ordena la apertura del incidente de suspensión», india el fallo con fecha del 18 de junio.

Bayer se mostró inconforme con la reforma promulgada en agosto pasado a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que autoriza al gobierno a adquirir bienes y servicios de salud con organismos intergubernamentales internacionales.

La reforma ha desatado polémica porque el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha justificado su necesidad para resolver el desabastecimiento de medicamentos, en particular de enfermedades como cáncer y VIH, que afronta el sector salud desde el inicio de su sexenio, a finales de 2018.

El mandatario ha denunciado un «sabotaje» de sus adversarios porque él ha combatido la «corrupción» en las compras, al señalar que en el sexenio pasado solo 10 empresas, «ligadas a políticos», concentraban casi 80% de los contratos.

El gobierno de la 4T reveló en su último informe, el 27 de mayo pasado, que ha pagado 43,000 millones de pesos a la UNOPS para comprar 730 claves de medicamentos con una licitación en la que hubo 171 empresas participantes y 144 ganadoras.

Bayer, al igual que otras compañías, han pedido al Poder Judicial declarar inconstitucional la reforma al considerar que viola la competitividad y afecta a los consumidores.

Sin embargo, el juzgado que admitió la demanda rechazó conceder por ahora una suspensión provisional de la ley, al argumentar que el orden público y el interés social prevalecen en relación al interés particular. «Procede negar la suspensión solicitada, dado que el objetivo de la medida cautelar es paralizar y detener la acción de la autoridad responsable mientras se tramita el amparo», indica la resolución.

Antes, el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa en Ciudad de México avaló en abril las compras de medicamentos en la UNOPS, pero solo en situaciones «excepcionales», aunque este fallo está a revisión.

El Juzgado Cuarto fijó para el 28 de junio la audiencia incidental y para 4 de agosto la audiencia constitucional.

Sobre la falta de medicamentos,  la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm) aseguró que el ingreso intermitente de sales de principio activo ha ocasionado el desabasto «momentáneo» de algunos medicamentos en nuestro país.

Juvenal Becerra Orozco, presidente de la Unefarm, señaló que la pandemia por COVID-19 ha transformado las dinámicas del mercado, lo cual ha derivado en que el 8% de los insumos ha ocasionado desabastos interminetentes. «El 95% de las sales de principio activo son importadas del exterior, de naciones como la India llegan el 40% de estas sales y al haber una interrupción permea en la producción nacional», dijo.

Agregó que la industria nacional tiene amplios estándares internacionales, lo que se refleja en una producción interna de alrededor de 5,700 millones piezas anuales de medicamentos fabricados en el país.

Aseveró que para hacer frente a los desabastos, la industria ha trabajado en conjunto con laboratorios, distribuidoras y farmacias para realizar monitoreos y determinar dónde faltan medicamentos con el objetivo de reabastecer el inventario gradualmente.

El gobierno federal informó este jueves que al día de hoy ha pagado 43,000 millones de pesos a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para resolver el desabastecimiento de medicamentos.

«Ahora ya tenemos este mecanismo con la ONU, se están comprando todos los medicamentos, ya están llegando, no van a faltar y estamos ahorrando, de manera certificada podemos decir que hay un ahorro del 20%», afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Y es que el desabastecimiento de medicinas en el sector público ha sido una de las principales críticas al actual gobierno tras agudizarse en 2019 por los recortes presupuestarios y los cambios en la forma de comprarlos impuestos por López Obrador. Especialmente los reclamos se agudizaron por parte de los padres de niños con cáncer, además de grupos de personas con VIH.

El mandatario ha culpado a intereses privados y a sus «adversarios» de avivar las protestas por oponerse a las reformas para comprar medicamentos en el extranjero que permitieron firmar el acuerdo con la UNOPS en julio de 2020.

“Padecimos de campañas, de desprestigio, campañas muy dolorosas, porque se argumentaba de que los niños con cáncer no tenían medicamentos cuando los que abastecían esos medicamentos eran parte de este grupo y lo que estaban buscando era desacreditarnos”, recriminó el presidente.

Dijo que concretar estas compras costó trabajo porque había muchos intereses en la compra de los medicamentos y de equipos médicos. Afirmó que «era un jugoso negocio como otros”.

Según lo expuesto por el secretario de Salud, Jorge Alcocer, hasta ahora el gobierno federal ha comprado 730 claves con una licitación en la que hubo 171 empresas participantes y 144 ganadoras. Los fármacos, detalló, son para tratamientos oncológicos, de cardiología, VIH, neurología, hemotología, neumología y otros de alto consumo y especialidad.

Alejandro Antonio Calderón Alipi, coordinador nacional de Abastecimiento y Distribución de Medicamentos e Insumos del INSABI, aseguró que México ya se encuentra recibiendo medicamentos contra el cáncer. “Ya los medicamentos están llegando al país. El día de ayer nos enviaron las fotos de los embarques que ya están saliendo a México con todos los medicamentos que sirven para hacer las quimioterapias de los niños”, aseguró el funcionario.

Calderón Alipi precisó que estos medicamentos se adquirieron en países como Corea del Sur, Argentina, Cuba y Alemania, por lo que ya no se dependerá de un solo país como sucedía antes.

Jorge Alcocer precisó que lo pagado hasta ahora constituye el 76.6% de la operación total con la UNOPS y que ha permitido un ahorro de 11,880 millones de pesos comparado con los esquemas de adquisición anteriores.

“México no compraba los mejores medicamentos que ofrece el mundo, para los gobiernos neoliberales la globalización llegaba hasta donde sus intereses lo permitían”, sostuvo el secretario.

Alcocer indicó que en el sexenio de Enrique Peña Nieto se destinaron 303,076 millones de pesos en compra de medicamentos, pero solo 10 empresas concentraban un 79.6% del gasto. La mayoría de las compañías contratadas, señaló, eran distribuidoras o intermediarios que no se dedicaban a la producción.

En este contexto, México subió al segundo lugar en gasto de bolsillo per cápita destinado a medicamentos dentro de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), solo por debajo de Brasil.

“La salud se veía como una mercancía y los medicamentos como un medio para enriquecer a unos cuantos, una historia de intereses y de corrupción que enfermó al sistema de salud en México”, añadió Alcocer.

El consorcio liderado por Alstom Transport México y Bombardier Transportation México se adjudicó el contrato para la adquisición de material rodante y sistemas ferroviarios del Tren Maya y la construcción de 42 trenes, con un monto de 36,600 millones de pesos.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), organismo encargado de la obra, apuntó que, derivado de la evaluación correspondiente, la proposición liderada por Bombardier Transportation México «resultó la oferta con mayor puntuación entre los licitantes».

Además, representa una propuesta menor por 890 millones de pesos respecto a la propuesta económica de la segunda oferta recibida del grupo integrado por las firmas CAF México y Rubau México.

La dependencia resaltó que el grupo encabezado por Bombardier equipará al Tren Maya, considerando diseño, fabricación, entrega, prueba y puesta en marcha de 42 trenes. Además estará a cargo del diseño, fabricación, equipamiento, prueba y puesta en funcionamiento de sistemas ferroviarios necesarios para la debida operación del tren; así como también el diseño, construcción y puesta en servicio de infraestructura para su equipamiento, tales como puestos de control (central y zonales), entre otros puntos importantes.

Fonatur señaló que las primeras pruebas de los equipos adquiridos previo a la operación del sistema Tren Maya «se llevarán a cabo durante el años 2023, en cumplimiento con el calendario que rige el desarrollo del proyecto».

Asimismo, destacó que el procedimiento de contratación ha sido desarrollado bajo el acompañamiento de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y el testigo social designado por la Secretaría de la Función Pública de México.

Sin embargo, llama la atención que en un oficio enviado el 12 de mayo por parte de la UNOPS a Fonatur, correspondiente a la evaluación independiente que realizaron a la licitación de material rodante y sistemas ferroviarios para el Tren Maya, la oficina de la ONU informó que la ahora oferta ganadora «no cumplía» con lo requerido en las bases de la convocatoria, específicamente en el punto 4.2 y 4.3 de la misma.

«No presenta CONVENIO de proposición conjunta que se debe cumplimentar como requisito en Anexo 2 numeral 2.3 y en correlación con lo aplicable y dispuesto en la Convocatoria (Base 4.2 y 4.3); lo anterior con fundamento 34 LAASSP y 44 del RLAASSP», alertó la UNOPS en su momento.

Específicamente la oferta de Bombardier faltó con la descripción de las partes objeto del contrato que corresponderá cumplir a cada persona integrante, así como la manera en que se exigirá el cumplimiento de las obligaciones.

Incluso, UNOPS señaló en el oficio firmado por Damián Rodríguez, gente de proyecto, que ante la omisión de presentar el CONVENIO referido en las bases, la oferta caía en el supuesto de la causal del desechamiento establecida en la Base 8.1 inciso a) fracción vi.

Al dar a conocer el resultado de la licitación, no se aclaró qué sucedió con la recomendación emitida por la UNOPS y si se solventaron las omisiones.

Recordemos que el Tren Maya es un proyecto prioritario del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que tiene una inversión de 6,294 millones de dólares para cerca de 1.554 kilómetros en cincos estados del sureste: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

La Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) reporto al gobierno de López Obrador un lote de 5.5 millones de medicamentos y materiales de curación.

«Como parte del acuerdo para la compra consolidada de medicamentos y material de curación se informa que durante los primeros días de abril se hizo la entrega de 5.5 millones de piezas de medicinas e insumos de curación priorizados», indicó la ONU.

De acuerdo a la oficina de la ONU en México, el acuerdo para adquirir medicamentos entre el gobierno de México y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha reportado ya un ahorro de 118.7 millones de dólares al estado.

Recordó que desde enero pasado, la Unops inició las entregas de medicamentos y materiales de curación y cada semana, los operadores logísticos contratados por el gobierno federal han recibido insumos para su distribución en las instituciones de salud pública.

«Entre los que se encuentran fármacos para tratamiento de enfermedades oncológicas, hematológicas e infecciosas», señaló.

El ahorro que hasta ahora ha habido, indicó la oficina, se debe a la compra consolidada de medicamentos, tomando como base los precios referenciales pagados por el comprador público el año pasado. Se indicó que se han adjudicado contratos por un valor total superior a 877 millones de dólares para más de 210 claves de medicamentos.

La ONU dijo que aplicando los principios de la gestión pública justa y equitativa se maximiza la transparencia, la competencia abierta, el mejor precio y calidad de medicamentos y materiales de curación para beneficiar a la población en México.

Tal como lo adelantó ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabezó esta mañana la firma de un convenio con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para la adquisición de medicamentos, vacunas y equipos médicos.

AMLO informó que mediante el acuerdo y con el acompañamiento de la oficina de la ONU, se obtendrán obtener «todas las medicinas, de buena calidad a bajo precios y sin corrupción en todos los países del mundo».

El mandatario aseguró que con el convenio se podrán resolver los problemas de fondo en el abasto de medicamentos en el país, pues dijo, en los últimos años han faltado medicamentos en diversas regiones, e incluso se ha llegado a distribuir algunos adulterados que han causado la muerte de mexicanos.

AMLO enfatizó que «existen pruebas de que ha imperado la corrupción en todo lo que tiene que ver con la compra de medicamentos, a esos extremos se ha llegado, se robaban hasta el dinero de las medicinas».

Reiteró que el acuerdo va acompañado de la creación de la empresa distribuidora del Gobierno que se encargará de transportar y llevar medicamentos, vacunas y equipo médicos a todo el país.

El presidente volvió a acusar que antes había un monopolio y corrupción en la compra de medicamentos.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard señaló que mediante el acuerdo, México se beneficia de una cooperación técnica enfocada en optimizar el proceso de adquisición de insumos médicos. «Es la primera vez en la historia del país que hay una licitación por encargo. La ONU busca, valora, adquiere y entrega», apuntó Ebrard.

Dijo que la firma del convenio representa un cambio de raíz, que ayuda a romper la inercia de los oligopolios acostumbrados a imponer todo tipo sobreprecios y abusos.

Estimó que son 3,643 claves (medicamentos) los que se necesitan en el país, de los cuales, se busca que cerca de 2 mil se incluyan en la compra; es probablemente, enfatizó Ebrard, la licitación más grande en manos de la ONU de un solo país.

Indicó que se contemplan compras por un total de 6,800 millones de dólares, y añadió que la ONU vigilará que los procesos de licitación sean transparentes y los insumos que se adquieran sean de alta calidad.

En su turno, el representante de la UNOPS en México, Fernando Cotrim, dijo que las licitaciones serán públicas e internacionales, por lo que garantizó que habrá igualdad de condiciones para el mercado nacional e internacional, además de que se vigilarán los requerimientos de participación y los criterios de elegibilidad.

Finalmente, el representante de la OPS/OMS en México, Cristian Morales, comentó que el acuerdo garantiza el acceso a medicamentos, vacunas e insumos de calidad y a precios competitivos, así como que permite que el sistema de salud de México avance hacia la modernidad, a la cobertura universal de salud y al acceso efectivo a servicios integrales oportunos y de calidad.