Tag

Xi Jinping

Browsing

El presidente chino, Xi Jinping, felicitó este miércoles al demócrata Joe Biden por su victoria en las elecciones presidenciales estadounidenses, informó la prensa estatal.

Estados Unidos y China «deben comprometerse a no buscar conflictos ni confrontaciones, al respeto mutuo y a un espíritu de cooperación» para promover la «noble causa» de la paz mundial y el desarrollo, dijo Xi en su telegrama, citado por los medios.

También el vicepresidente chino Wang Qishan felicitó a la compañera de fórmula de Biden, Kamala Harris, por ser elegida como la próxima vicepresidenta de Estados Unidos.

El mensaje de Jinping llega después de que Pekín evitase dar este paso en los días posteriores a los comicios ante la polémica desatada por el presidente Donald Trump. El Ministerio de Exteriores chino evitó en un primer momento el
reconocimiento de Biden como presidente electo y la felicitación no llegó hasta el 13 de noviembre, diez días después de las elecciones.

El telegrama del presidente chino se da después de que la Administración General de Servicios estadounidense haya dado luz verde a la transición, pese a que Trump sigue sin reconocer una derrota y habla abiertamente de fraude en la votación.

Xi Jinping, al igual que los líderes de Corea del Norte (Kim Jong-un), de Brasil (Jair Bolsonaro), de Rusia (Vladimir Putin), y de México (Andrés Manuel López Obrador), eran de los pocos que no habían felicitado a Biden por su triunfo.

En el caso de nuestro país, AMLO ha insistido en que la postura del gobierno es la de esperar a que las autoridades encargadas del proceso electoral en Estados Unidos decidan sobre el ganador.

“Queremos actuar con prudencia. Esperemos que las autoridades resuelvan y entonces nos vamos a pronunciar y reconocer lo que se decida en instancias competentes en los Estados Unidos de América”, afirmó el mandatario en una de sus conferencias matutinas.

En el marco de la felicitación, se informó que Joe Biden ofrecerá un mensaje a la nación este miércoles sobre los desafíos que enfrenta el país de cara a la festividad del Día de Acción de Gracias, que este año estará marcada por un aumento de casos de coronavirus.

El discurso buscará dar ánimos a los estadounidenses y se concentrará en los sacrificios que están haciendo de cara a las festividades de final de año, dijo su despacho, en momentos en que funcionarios de todo el país han pedido a las personas que permanezcan en sus hogares y eviten grandes aglomeraciones que pueden propagar el COVID-19.

Biden, quien reveló el ayer a su equipo de política exterior y seguridad nacional, dando comienzo a la transición formal de poder en La Casa Blanca, ha prometido que su gobierno tendrá como prioridad la lucha contra la pandemia.

Durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), se destacó la importancia de un comercio «libre y abierto» para superar la crisis provocada por la pandemia del Covid-19.

De forma retoma, y desde Malasia, la cumbre se realizó este viernes con la presencia de los mandatarios Xi Jinping y Donald Trump.

«Reconocemos la importancia de un comercio e inversiones libres, abiertos, justos, no discriminatorios, transparentes y predecibles para impulsar la recuperación económica en un tiempo tan exigente», indica el comunicado acordado por los líderes de las 21 economías integrantes del APEC.

La cumbre había creado expectativas por las tensiones entre el presidente chino Xi Jinping y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que llamó la atención pues a diferencia del resto de los mandatarios conectados que utilizaron el fondo oficial de esta edición, que mostraba la residencia oficial del primer ministro de Malasia, Trump prefirió usar el fondo de la oficina donde se encontraba.

El de hoy ha sido uno de los pocos actos de Trump desde su derrota en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre ante el presidente electo, el demócrata Joe Biden.

Trump, que no había participado en la cumbre de APEC desde 2017, no ofreció ningún discurso público, mientras que Xi Jinping realizó la víspera una encendida defensa de la globalización y la apertura económica y garantizó que China no se desconectará de la economía global.

En su intervención en la cumbre de hoy, el líder chino hizo un llamamiento a las economías de Asia Pacífico a construir «un clima de negocios abierto, justo y no discriminatorio» en su defensa del multilateralismo y la apertura económica y aseguró que China «considerará activamente» unirse al Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP).

El CPTPP, también conocido por sus siglas TPP11, entró en vigor en diciembre de 2018 y está integrado por once naciones, entre ellas Japón, la tercera economía mundial, Chile, México y Perú. Es una versión actualizada del TPP, firmado en 4 de febrero de 2016 pero que entró en crisis a raíz de la decisión del presidente Donald Trump de retirar a su país de esa iniciativa en 2017.

El primer ministro de Malasia, Muhyuddin Yassin, dijo durante la rueda de prensa posterior a la cumbre que la guerra comercial entre China y EUA ha quedado» eclipsada» por la pandemia y defendió una mayor integración económica en la región.

Es la primera vez en tres años que el APEC acuerda una declaración, ya que en la cumbre de Chile hace un año fue cancelada por las protestas antigubernamentales y en la de Papúa Guinea, en 2018, el enfrentamiento entre China y EUA impidieron un comunicado conjunto por primera vez en la historia del foro.

Las economías que integran el APEC son Australia, Brunéi Darussalam, Canadá, Chile, China, Hong Kong, China, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, Taiwán, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam.

El presidente Donald Trump afirmó este martes que la «gran» relación que tenía con su homólogo chino, Xi Jinping, ha cambiado en medio de la crisis desatada por la pandemia del coronavirus, de la que responsabiliza a Pekín por no haber controlado el brote en su inicio.

«Solía tener una muy buena relación con él. Tenía una gran relación con el presidente Xi. Le aprecio, pero ya no siento lo mismo ahora», dijo Trump en una entrevista con Fox Sports radio.

El mandatario aseguró que el cambio en la relación con Xi se debe la crisis de la Covid-19, cuyo brote original se ubicó en la ciudad china de Wuhan y que ha provocado más de 160,000 fallecidos en Estados Unidos.

«Ciertamente mis sentimientos son diferentes. Tenía una muy, muy buena relación, y no he hablado con él desde hace tiempo», agregó.

Las relaciones entre Washington y Pekín se encuentran en uno de sus momentos más tensos de las últimas décadas.

La pasada semana Estados Unidos trasladó al ámbito político y militar su estrategia de presión hacia China, con sanciones a la líder hongkonesa, Carrie Lam, y avisos sobre movimientos navales chinos cerca de Taiwán.

Poco después, Pekín anunciaba sanciones a once funcionarios estadounidenses, entre ellos los senadores Marco Rubio y Ted Cruz, por inmiscuirse en los asuntos de Hong Kong después de que Washington hubiese tomado medidas similares el pasado viernes contra otros tantos altos cargos de este territorio autónomo chino.

Todo ello, después de que Trump amenazase con prohibir las populares aplicaciones TikTok y WeChat, de capital chino y declaradas un peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Trump, quien buscará la reelección en noviembre frente al virtual candidato demócrata, Joe Biden, ha criticado desde su llegada a La Casa Blanca a China por aprovecharse comercialmente de EUA y negoció un acuerdo comercial con el gigante asiático cuyo cumplimiento se ha visto alterado por la crisis económica desatada.

Sin embargo, China continúa comprando bienes estadounidenses y particularmente materias primas bajo el acuerdo comercial de Fase 1, pese al aumento de las tensiones sobre Hong Kong y otros temas, dijo este martes el asesor económico de La Casa Blanca, Larry Kudlow.

Consultado si los deteriorados lazos en otros frentes entre las dos mayores economías del mundo podrían provocar que el tratado comercial sea desechado, Kudlow afirmó, «No, no». «La única área en la que estamos comprometidos es en comercio», aseguró a periodistas.

Funcionarios de alto rango de ambos países se reunirán en una videoconferencia «de rutina» el sábado para evaluar la implementación del acuerdo Fase 1 seis meses después de que el tratado desactivó una guerra comercial que perjudicó a ambas naciones y a la economía mundial.

El presidente chino Xi Jinping, sorprendió esta martes al visitar Wuhan, epicentro del nuevo Covid-19. Ahí el presidente afirmó que el coronavirus está «prácticamente contenido» en la ciudad y su provincia, Hubei.

«Los primeros resultados fueron obtenidos estabilizando la situación y cambiando la tendencia en Wuhan y en Hubei», donde 56 millones de habitantes están en cuarentena desde finales de enero, declaró Xi según la prensa local.

La visita de Xi Jinping coincide con el anuncio de nuevas cifras del ministerio de Sanidad, con solo 19 casos nuevos en las últimas 24 horas. Se trata de una caída espectacular en relación a los centenares de contaminaciones diarias durante el mes de febrero y una muestra que las drásticas medidas adoptadas por China están dando resultado.

Xi Jinping, quien portó un cubrebocas, llegó el martes por la mañana a Wuhan y luego visitó el hospital de Huoshenshan, el que fue construido en solo diez días para hacer frente a la epidemia. Según las imágenes de Xinhua, Xi habló con enfermos y personal médico por videoconferencia.

También visito un barrio residencial de Wuhan para hablar con habitantes en cuarentena y con agentes encargados de aplicar medidas de prevención.

«No hay que rebajar el esfuerzo», aseguró el mandatario en su visita, añadiendo que la propagación del Covid-19 está «prácticamente contenida».

Sin embargo, la visita de Xi desató críticas en internet. Le acusaron de que no haber visitado el epicentro del coronavirus en el puntó más álgido; pero ahora que la situación va mejorando, acude acompañado de los medios.

Recordemos que el nuevo coronavirus apareció en diciembre en Wuhan, antes de propagarse a la provincia de Hubei, y luego al resto del país y al mundo.

China tomó en enero medidas drásticas. La mayoría de ciudades de Hubei quedaron aisladas y en el resto del país millones de personas fueron puestas en cuarentena preventiva. Ahora, las autoridades anunciaron que las personas no contaminadas y que no hayan estado en contacto con enfermos podrían ahora viajar dentro de la provincia.

En contrate, sesenta millones de italianos recibieron este martes la consigna de quedarse en sus casas, una medida sin precedente para intentar frenar el avance del nuevo coronavirus.

«Todos a casa, todo cerrado», eran los títulos de la prensa italiana este martes, con los que se resumía el decreto firmado por el jefe de gobierno Giuseppe Conte, que decidió extender a todo el país las medidas que ya habían confinado desde el domingo a la población del norte de la península.

«Voy a firmar un decreto que puede resumirse así: ‘Me quedo en casa’ (…) toda Italia será una zona protegida», dijo el jefe de gobierno. Pidió a todos los italianos «evitar los desplazamientos» salvo para ir a trabajar, comprar víveres o recibir cuidados médicos.

Adicional, todas las reuniones multitudinarias de personas quedan también prohibidas.

Italia se convierte así en el primer país del mundo en extender a todo su territorio medidas drásticas para intentar contener la epidemia que ya se ha cobrado 463 vidas y ha contagiado a unas 9,000 personas.

Millones de personas en China regresaron este lunes al trabajo después de unas vacaciones que el gobierno decidió extender con el propósito de frenar la propagación del coronavirus, que ha causado más de 900 muertos en el país.

La situación obligó al presidente Xi Jinping a mostrarse por primera vez en público con una máscara (cubrebocas).

Y es que de acuerdo al último balance oficial, al menos 40,000 personas en China continental han sido infectadas por el virus, que se cree que surgió a finales de 2019 en un mercado de la capital de la provincia de Hubei, Wuhan.

Esta mañana, por primera vez, el presidente chino Xi Jinping apareció en público con una máscara de protección y dejándose tomar la temperatura, como hacen a diario millones de chinos.

Y aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que hay señales de que la epidemia se está estabilizando, su director general advirtió que puede haber más casos en el extranjero de personas que nunca han viajado a China.

«Es posible que solo estemos viendo la punta del iceberg», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Un equipo de expertos internacionales de la OMS, dirigido por Bruce Aylward, un veterano de emergencias sanitarias, partió el domingo por la noche a China.

En un intento por contener el virus, las ciudades de Hubei están confinadas y se cortaron las vías de transporte en el país para detener el movimiento de cientos de millones de personas que generalmente visitan a sus familiares durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Oficialmente estas vacaciones se prolongaron solo tres días, pero muchas ciudades y provincias las alargaron hasta el 10 de febrero.

Estas medidas sin precedentes han convertido las ciudades en pueblos fantasmas. Pero algunas señales indican este lunes que el país vuelve a un amago de normalidad.

En las carreteras de Pekín y Shanghái hay bastante más tráfico que en los últimos días, aunque muchas tiendas siguen cerradas. La ciudad de Guangzhou (sur) informó que el transporte público se reanudará a partir del lunes.

El número de fallecidos por el nuevo coronavirus ha sobrepasado las muertes en todo el mundo por la epidemia de SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) de 2002-2003, cuando se acusó a China de encubrir los casos, y que dejó 774 muertos en todo el mundo.

Hasta ahora se tiene el registro de 908 muertos en China continental.

Primero fue el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, a quien nadie recibió a su llegada… Ahora, el Presidente Chino, Xi Jinping, fue confundido por la banda militar encargada de recibir a los jefes de Estado que participan en la cumbre del G20 que se realiza en Argentina.

Y es que, al llegar el avión con la delegación asiática a Argentina, la banda confundió a un funcionario de la comitiva con el Mandatario chino.

Cuando el funcionario descendía de la escalinata del avión comenzó la música, al tiempo que se escucha una voz anunciar que es el mandatario chino. Al percatarse de que no se trataba de Xi Jinping, la música fue cortada abruptamente.

Por si eso fuera poco, luego del error, uno de los periodistas ubicados en el lugar que cubría el evento para la televisión local aseguró es que “es difícil reconocerlos” (a los chinos).

El líder norcoreano Kim Jong Un se reunió con el presidente chino Xi Jinping durante una visita que efectuó a Pekín desde el pasado domingo hasta este miércoles, anunció la agencia oficial de noticias china Xinhua.

 

«Mantuve conversaciones exitosas con el presidente Xi Jinping sobre las relaciones entre los dos partidos y los dos países, nuestras respectivas situaciones internas, el mantenimiento de la paz y la estabilidad en la península coreana y otros asuntos», declaró Kim Jong Un durante el banquete que le ofreció el presidente chino a él y a su esposa, Ri Sol Ju.

 

El líder norcoreano, Kim Jong dijo que Pyongyang está comprometido con la desnuclearización. «Nuestra postura es consistente en estar comprometidos con la desnuclearización en la península, de acuerdo con la voluntad del fallecido presidente Kim Il Sung y el difunto Secretario General Kim Jong Il», a la vez que sostuvo que está dispuesto a  dialogar con Estados Unidos.

 

De acuerdo a la agencia KCNA, Kim Jong Un le dijo al presidente chino Xi Jinping que el hecho de que Pekín fuera el destino de su primer viaje al extranjero desde que asumió el poder era un deber solemne.

 

Con información de AFP /Foto: Twitter @CNNPolitics

La Asamblea Nacional Popular de China puso fin este domingo el límite impuesto hasta ahora a los mandatos presidenciales, dejando vía libre para que el presidente Xi Jinping imponga su visión a largo plazo de una superpotencia mundial sometida al Partido Comunista.

 

Xi Jinping, de 64 años, se convierte en el presidente chino con mayor poder desde hace al menos un cuarto de siglo y podrá permanecer a las riendas del gigante asiático más allá del término previsto de 2023.

 

Un total de 2.958 de los casi 3.000 delegados de la Asamblea Nacional Popular (ANP) aprobaron sin sorpresas la medida como parte de un paquete de reformas constitucionales. Sólo hubo dos votos en contra y tres abstenciones.

 

Hasta ahora los mandatos presidenciales estaban limitados a dos periodos de cinco años. Para modificar esta regla se necesitaba una mayoría de dos tercios. La enmienda introduce también en la Constitución «el Pensamiento Xi Jinping» y, en su artículo primero, «el rol dirigente» del Partido Comunista Chino (PCC).

 

Esta disposición puede dejar entrever un recrudecimiento de la represión contra los opositores al régimen, que podrían ser acusados de ataque a la Constitución simplemente por criticar el control del PCC.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

Luego de que el Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) propusiera eliminar de la Constitución del país la expresión que indica que el presidente y el vicepresidente de la República Popular China deben cumplir no más de dos mandatos consecutivos, Estados Unidos dijo que esa decisión compete únicamente a Pekín.

 

Tras conocerse la propuesta, diversos actores internacionales cuestionaron la medida, pues con ella se abre el camino para que el actual jefe de Estado,  Xi Jinping, se mantenga en el cargo hasta después de 2023, año en que en teoría debería dejar el cargo.

 

El PCC detalló que el límite de dos mandatos se decidió para garantizar una cierta estabilidad, por lo que si Xi sigue más allá de los 10 años, la élite política y los ciudadanos chinos estarán mucho más pendientes de lo que haga.

Sin embargo la preocupación deriva de que este nuevo proyecto de reforma constitucional, contraviene con la noción de «gobernanza colectiva» impuesta por el exdirigente Deng Xiaoping en los años 1980, para evitar que un líder se perpetúe en el poder como ocurrió con el fundador del régimen Mao Zedong.

En su conferencia de prensa diaria, la Vocera de La Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, consideró que la permanencia en el poder del presidente chino es parte de la política interior de Pekín. Indicó que «el presidente (Donald Trump) ha hablado sobre los límites de los mandatos, y es algo que él apoya aquí en Estados Unidos, pero esa es una decisión que compete a China», remató.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

Donald Trump realiza una visita a China, en donde Xi Jinping ha sabido cómo llegarle al estadounidense: un recibimiento como un jefe de estado plus, con una agenda llega de actividades que han dejado a Trump boquiabierto..

 

Xi Jinping entiende que al darle una estancia con bombo y platillo, Trump no querrá tocar temas espinosos entre ambas naciones: el comercial y la posición de China ante la situación con Corea del Norte.

No te pierdas este análisis en voz de Ana Paula Ordorica.

 

 

 

El presidente Xi Jinping obtuvo este miércoles la confirmación del Partido Comunista Chino (PCC) como su líder para un segundo mandato de cinco años.

El partido lo eligió como secretario general en una votación que también confirmó al primer ministro Li Keqiang, al frente del comité central que tiene otros cinco miembros.

Con esto, Jinping presentó a los cinco nuevos miembros del Comité Permanente del Politburó de la formación, un
órgano que constituye la cúpula del liderazgo del partido y del país.

Además de Xi y del primer ministro, Li Keqiang, que se mantienen en el órgano, los nuevos miembros son Li Zhanshu, Wang Yang, Wang Huning, Zhao Leji y Han Zheng, según los presentó el presidente a la prensa en un acto en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín.

Los otros cinco miembros se jubilaron por motivos de edad, entre ellos el poderoso Wang Qishan, responsable de la poderosa Comisión Central de Supervisión de la Disciplina, que ha encabezado la amplia campaña contra la corrupción.

 

Con información de EFE / Foto: Archivo APO

El presidente de Rusia, Vladimir Putin calificó de «contraproducente y peligroso» el lanzamiento de un nuevo misil norcoreano pero a su vez pidió que se deje de «intimidar a Corea del Norte» y abogó por una solución pacífica.

 

Putin aseguró en conferencia de prensa durante su visita en China que está en contra de la ampliación del club de potencias nucleares, incluido el de Corea del Norte y consideró este disparo contraproducente, perjudicial y peligroso.

Sin embargo, el mandatario ruso dijo que  «hay que dejar de intimidar a Corea del Norte y encontrar una solución pacífica para resolver este problema».

 

Corea del Norte disparó este fin de semana un misil balístico que recorrió unos 700 kilómetros antes de hundirse en el mar de Japón. Tras el lanzamiento, Putin y su homólogo chino, Xi Jinping, mostraron su «preocupación» respecto al «aumento de las tensiones».

 

 

Con información de Agencias / Foto: 

El presidente de China, Xi Jinping, presentó hoy  su gran plan económico para el mundo en la cumbre internacional  «One Belt, One Road» (literalmente Un cinturón, un camino), un proyecto que  también es conocido como Iniciativa del Cinturón y/o el plan de la Ruta de la Seda.

China ofrecerá ayuda con un valor de 60 mil millones de yuanes (8,700 millones de dólares) en los próximos tres años a los países en vías de desarrollo y organizaciones internacionales que participen en el plan de la Ruta de la Seda.

El país asiático proporcionará ayuda alimentaria de emergencia con un valor de 2 mil millones de yuanes a los países en vías de desarrollo que participen en el plan de la Ruta de la Seda y hará una contribución adicional de mil millones de dólares al Fondo de Ayuda para la Cooperación Sur-Sur, explicó Xi Jinping.

También se pondrá en marcha 100 proyectos de «hogares felices», 100 de alivio de la pobreza y otros 100 de atención sanitaria y rehabilitación en países que participen en dicha iniciativa.

Además se ofrecerán mil millones de dólares a las organizaciones internacionales pertinentes para implementar proyectos de cooperación que beneficien a los países de la iniciativa, informó la agencia china de noticias Xinhua.

Xi Jinping  describió los planes de China sobre forjar un nuevo orden económico mundial aprovechando la milenaria tradición de la Ruta de la Seda con la presencia de  28 jefes de Estado y altos funcionarios de más de 60 naciones  y tiene como objetivo construir una red de comercio e infraestructuras que conecte Asia con Europa y África a lo largo de las antiguas rutas comerciales.

En el plan de la Ruta de la Seda, todo el mundo es bienvenido a unirse, por lo que aseguran que será un camino para la paz y la prosperidad para el mundo, de acuerdo con la iniciativa china que incluye en total 124,000 millones de dólares en diferentes iniciativas.

 

Con información de CNN y El Economista /Foto: Especial

 

El presidente ruso, Vladímir Putin, sorprendió este domingo al tocar el  piano en la residencia de su homólogo chino, Xi Jinping.

Putin de 64 años, quien fuera ex agente de la KBG, interpretó  dos canciones populares rusas mientras esperaba al presidente de China: ‘Una ciudad del río Neva’, canción dedicada a su ciudad natal, Leningrado (actual San Petersburgo), y luego interpretó  ‘Las ventanas de Moscú’; sin embargo, no es la primera vez que el líder ruso toca el piano, pues en San Petersburgo se presentó durante un concierto de caridad en 2010.

El presidente ruso llegó a la reunión bilateral con su homólogo chino para su intervención en el foro internacional ‘Una Franja, una Ruta’, que se celebra en Pekín este 14 y 15 de mayo, con la participación de más de 130 países y líderes mundiales.

El foro es impulsado por China y retoma las antiguas rutas del comercio de la seda por mar y tierra, para transformarlas en una red transnacional que conecte Asia con Europa y África y apuesta por promover el desarrollo común entre todos los países involucrados.

 

Con información de RT y Daily Mail /Foto: RT

El presidente estadounidense, Donald Trump, realizó este lunes conversaciones telefónicas con el presidente chino Xi Jinping y con el primer ministro japonés, Shinzo Abe sobre la situación de la península de Corea.

 

El presidente chino reiteró a su colega estadounidense la resolución de China de lograr la desnuclearización y la estabilidad en la península a través de conversaciones pacíficas, reportó la agencia de noticias Xinhua.

 

Xi aseguró que  China se opone firmemente a cualquier acción que viole las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y confía en que las partes involucradas ejerzan contención y eviten dar pasos que agraven la tensión en la península.

 

«Hemos mejorado nuestro entendimiento y he establecido unas buenas relaciones de trabajo (con Trump)»,  indicó el mandatario del gigante asiático.

 

Por su parte, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, aseguró que el presidente estadounidense ha indicado que «todas las opciones están sobre la mesa», reportó la cadena de televisión japonesa NHK.

 

El mandatario japonés comentó frente a un grupo de periodistas, después de haber terminado la tercera conversación de este tipo con Donald Trump en solo un mes, que los programas balístico y nuclear de Pyongyang son «una gran amenaza de seguridad» para Japón y para la totalidad de la comunidad internacional.

 

Ambas llamadas a Xi y Abe fueron pre-programadas y solicitadas por Estados Unidos. Y se producen luego que Pyongyang afirmó ayer que estaba dispuesto a hundir un portaaviones estadounidense para demostrar su destreza militar.

 

En la conversación telefónica, ambos mandatarios se comprometieron a mantener un contacto estrecho a través de varias vías para intercambiar perspectivas sobre los principales asuntos de preocupación común.

 

 

Con información de El Economista/ Foto: Especial

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que está dispuesto a enfrentar las amenazas de Corea del Norte, aún sin la ayuda del gobierno Chino.

 

En entrevista con el  Financial Times, el mandatario dijo que si China no va a resolver (el problema de) Corea del Norte , nosotros lo haremos. Eso es todo lo que voy a decir”. Al ser cuestionado si podría resolver la amenaza de Kim Jong-un sin la ayuda de China, él respondió “totalmente.

 

«Tengo un gran respeto por China. No me sorprendería en absoluto si hiciéramos algo que fuera muy dramático y bueno para ambos países, y eso espero», aseguró Trump al ser preguntado en la entrevista por si espera llegar a algún «acuerdo» con Xi.

 

Trump mantendrá este jueves y viernes su primer encuentro con su homólogo chino, Xi Jinping, a quien recibirá en su mansión de Mar-a-Lago en Florida, donde hablará sobre Corea del Norte, tomando como incentivo el comercio.

 

«Diremos a China que no podemos seguir negociando si tenemos un acuerdo injusto como el de ahora. Este es un acuerdo injusto», sostuvo Trump.

 

 

Con información de Agencias /Foto: Twitter